Archive for 29 octubre 2010

Los sindicatos y la huelga en Francia

29 octubre, 2010

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la revista digital SISTEMA, 29 de octubre de 2010

Este artículo critica la manera tendenciosa como los mayores medios de información en España han cubierto la agitación social en Francia. El artículo detalla como las reformas del sistema de pensiones público hechas por el gobierno Sarkozy, significan una reducción muy notable de las pensiones actuales y futuras, lo cual explica la protesta dirigida por los sindicatos franceses y la participación de los estudiantes en aquellas protestas.

Los medios de comunicación de mayor difusión en España (la mayoría de persuasión conservadora y neoliberal) están dando una información sesgada y errónea sobre las causas de la agitación social que está teniendo lugar en Francia. De la misma manera que cubrieron de una manera tendenciosa la Huelga General en España del 29 de septiembre de este año.

Los medios de comunicación presentan estas propuestas de una manera incompleta, con la intención de desacreditar a los sindicatos. Así, indican que la causa de tal protesta laboral es que el gobierno Sarkozy ha propuesto –y así acaba de aprobarse por el Senado- retrasar la edad de 60 a 62 años, lo cual parece una medida razonable considerando el alargamiento de la esperanza de vida y la excesiva generosidad que se le asume a la Seguridad Social francesa, que permite a la ciudadanía jubilarse a la temprana edad de 60 años. Todo esto es falso.

Veamos los datos y al autor de la propuesta de reforma del sistema de pensiones público, el Ministro de Trabajo del gobierno Sarkozy, el Sr. Eric Woerth. Este señor consiguió colocar a su esposa en la empresa de la mujer más rica de Francia, la Sra, Lilliane Bettencourt, propietaria de la empresa de cosméticos l’Oréal. Cuando esto ocurrió, el Sr. Woerth era el Ministro de Hacienda (y, como tal, dirigía la oficina de fraude fiscal). Se ha descubierto recientemente que la Sra. Lilliane Bettencourt ha sido durante mucho tiempo la mayor defraudadora fiscal de Francia, sospechándose que la esposa del que ahora es Ministro de Trabajo la fue asesorando. Esta es la catadura moral del reformador y del gobierno Sarkozy, que no ha despedido a tal señor.

En Francia, para conseguir la pensión completa, se tenía que trabajar y cotizar a la Seguridad Social durante 40 años. El gobierno Sarkozy ha propuesto, “para salvar el sistema de pensiones público y evitar que vaya a la bancarrota”, que en lugar de 40 años sean 43 años. Puesto que la ciudadanía se incorpora más tarde al mercado de trabajo (como consecuencia de haberse alargado el tiempo de educación y formación de la juventud), resulta que para que se pueda cobrar la pensión completa se tendrá que trabajar hasta una edad bastante avanzada, 67-70 años. Es más, la mayoría de los trabajadores, cotizantes a la Seguridad Social, no encuentran fácilmente trabajo a pleno empleo ininterrumpido durante estos cuarenta y tres años. Un porcentaje elevado (38%) cambia frecuentemente de puesto de trabajo, lo cual implica que, aún llegando a esta avanzada edad, muchos no puedan cobrar la pensión completa, con lo cual la propuesta del Sr. Woerth significa, en la práctica, una reducción muy notable de las pensiones.

Sólo los trabajadores de escasa cualificación, que requieran menos estudios (y que entren en el mercado de trabajo a los 18 años), podrán alcanzar pensiones completas a edad más temprana. Pero su longevidad (años de vida que tienen) es mucho menor (7 años) que la de rentas superiores, con lo cual necesitan retirarse antes para poder gozar de un periodo de jubilación comparable al de las rentas superiores. La decisión del gobierno Mitterrand en 1983 de permitir la jubilación a la edad temprana de 60 años estaba encaminada a facilitar este hecho. Por lo demás, el retiro a los 60 años (ahora a los 62 años) para aquellos que no han contribuido los 40 (ahora 43) años, supone una pensión reducida, dependiendo de los años de cotización.

Por otra parte, es lógico que aquellos a los que la medida de Sarkozy afectará más es a los que se incorporan más tarde al mercado de trabajo, como los estudiantes de ahora, que se incorporan al mercado de trabajo siete años más tarde que cuando se aprobó la ley con Mitterrand. La juventud de Francia es plenamente consciente de las dificultades de encontrar trabajo (y todavía más difícil encontrar un buen trabajo) causando, por cierto, que un elevado número de jóvenes vivan con sus familias hasta que tienen 30 años, con escaso o nulo trabajo. Sumen 43 años y verán que hasta los 73 muchos jóvenes no podrán recibir pensión completa. No es de extrañar que los jóvenes estudiantes se hayan sumado a la agitación social.

Lo que es importante señalar es que ninguna de estas medidas son necesarias para “salvar a la Seguridad Social”. Como varios economistas franceses (que deberían importarse a España) han señalado, el crecimiento de la productividad por trabajador compensa la reducción del número de trabajadores necesario para sostener a un pensionista. En 1983 había en Francia 4.4 trabajadores cotizantes a la Seguridad Social por cada pensionista. En 2010 había 3.5, lo cual, como también ocurre en España se utiliza para alarmar a la población, diciendo que este descenso de contribuyentes a las pensiones hace el sistema insostenible. Pero lo que los alarmistas no dicen es que el PIB de Francia durante este periodo 1983-2010 ha crecido nada menos que un 45% (en cantidad de monedas constantes, lo cual quiere decir que la renta del país ha aumentado un 45%). Francia tiene una de las fuerzas laborales más productivas del mundo (mayor que la alemana).

Pero, como en Alemania, la elevada productividad y el crecimiento de la productividad no ha ido a mejorar los salarios, sino a mejorar los beneficios del capital, y muy en especial del capital financiero. Ha sido este enorme crecimiento del sector financiero y de sus beneficios a costa de los salarios, la causa de la crisis actual, no sólo en Francia, sino en la mayoría de países de la OCDE, incluyendo España.

La solución, tanto a la crisis como al problema de las pensiones pasa, pues, por medidas distintas a las que se están tomando, medidas que, como siempre, perjudican a las clases populares a costa de la gente más pudiente. Lo que piden los sindicatos franceses es que se redistribuya el enorme crecimiento de las rentas (consecuencia del aumento de la productividad) que en lugar de beneficiar a los productores ha beneficiado a los especuladores y renta altas. Entre las medidas fiscales redistributivas debieran incluirse, como también han propuesto los sindicatos, la gravación de las transacciones financieras a corto plazo (la mayoría de las cuales son de carácter especulativo), con lo cual se conseguirían millones de euros para mejorar las pensiones (se calcula que un 1.8% del PIB).

Es absurdo que en la medida que la renta nacional vaya creciendo, se le diga a la ciudadanía que tienen que ajustarse los cinturones, trabajando más y durante más tiempo y cobrar menos y reducir sus pensiones. Este mensaje, que se está reproduciendo constantemente, es mera apología por el status quo que sistemáticamente favorece a las rentas del capital a costa de las rentas del trabajo.

Anuncios

El “descubrimiento” de América

28 octubre, 2010

Artículo de Vicenç Navarro en el diario PÚBLICO, 28 de octubre de 2010

Este artículo critica el silencio histórico y mediático que existe en España sobre el genocidio de las poblaciones indígenas del centro y sur de las Américas realizada por los conquistadores, cuyas hazañas han sido celebradas en las festividades del día de la Hispanidad, el 12 de octubre. Tal como ha hecho el Congreso de EEUU, las Cortes Españolas deberían pedir perdón a los pueblos indígenas por la masacre que realizaron en su supuesta acción civilizadora.

En el mes de octubre se han celebrado muchos actos en España en conmemoración del descubrimiento de América por Cristóbal Colón. El 12 de octubre de 1492, Colón llegó al continente al que más tarde se llamó América. Había dejado las Islas Canarias 33 días antes y al llegar al nuevo continente creyó haber alcanzado Asia, el continente deseado, que era inaccesible en aquel entonces desde el oeste de España. Se podía acceder a Asia a través del Medio Oriente, tal como había hecho Marco Polo 200 años antes. Pero Turquía había conquistado Constantinopla y el Mediterráneo del este, por lo que resultaba imposible llegar a Asia por tierra. Los portugueses habían abierto la vía para llegar a Asia por mar, bordeando África por el cabo de Buena Esperanza. Colón sabía que la Tierra era redonda y veía que la única manera de acceder a Asia era a través del entonces desconocido océano que se encontraba al oeste de la península.
La razón de su viaje era llegar a Asia para conseguir oro y esclavos. Y la existencia de oro en las islas que encontró parecía confirmar lo acertado de su viaje. Pero pronto descubrió que el oro no era tan abundante como esperaba, lo que hizo que se centrara en la búsqueda de esclavos, que fueron los indios arawak, quienes recibieron a Colón con los brazos abiertos hasta que descubrieron sus intenciones. Más tarde, los arawak se rebelaron y mataron a los españoles que Colón había dejado en un fuerte militar (Fuerte Navidad) cuando éste volvía a España para mostrar el oro y los esclavos con los que pensaba que los Reyes Católicos (siguiendo la promesa que le habían hecho) le darían el 10% de las riquezas traídas junto con el título de gobernador de las nuevas tierras y almirante de los Océanos.

Colón convenció a los Reyes Católicos de que había llegado a Asia, con lo cual consiguió 17 barcos y 1.200 hombres que constituyeron la primera oleada de invasores de aquel continente en una campaña de saqueo, robo y asesinatos, que supuso uno de los genocidios conocidos más horrorosos de la historia de la humanidad. No fue intención de los conquistadores matar a las poblaciones indias nativas, sino que su intención era convertirlos en esclavos. Pero la manera de conseguirlo supuso la muerte de millones de indígenas. Lo que hizo Colón con los indios arawaks, lo hizo Cortés con los aztecas más tarde en México y Pizarro con los incas en Perú. Tanto en México como en Perú los indios recibieron a los españoles con toda cordialidad (tal como habían hecho los arawak con Colón) hasta que se dieron cuenta de las intenciones de los conquistadores, que eran las de quitarles su tierra y sus riquezas y esclavizarlos. Y, como consecuencia de la superioridad de las armas de los españoles, lo consiguieron.

Tal como lo definió y documentó Bartolomé de las Casas, aquella conquista fue una auténtica masacre y genocidio de las poblaciones indígenas que existían en aquel continente. Sus datos han sido confirmados, uno por uno, por el profesor de Historia de la Universidad de Harvard, Samuel Eliot Morison, quien, en su libro Christopher Columbus, Mariner, escrito en 1954, utilizó por primera vez el término genocidio para definir aquella conquista.

El Congreso de EEUU ha pedido perdón, en nombre del Gobierno federal de EEUU, por el genocidio cometido en contra de los nativos indígenas del continente norteamericano. ¿Cuándo el Parlamento español pedirá perdón a los indígenas del centro y sur de América por el genocidio realizado contra sus pueblos? Dada la mala prensa que el Gobierno boliviano, presidido por el indígena Evo Morales, tiene en España, parece que las probabilidades de que ello ocurra son mínimas. Los herederos de los conquistadores continúan aferrados a su concepción civilizadora en aquel. Tal genocidio, por cierto, fue continuado por los sucesores de los conquistadores que, una vez independizados de sus progenitores, continuaron la eliminación de la población indígena. La situación, sin embargo, está cambiando, y una nota de extraordinario valor es el surgimiento de movimientos basados en esta población indígena que desea recuperar su identidad y sus recursos, siendo el caso de Bolivia el más llamativo, aunque no el único.

En España, las fuerzas progresistas y, muy en especial, las izquierdas, han mostrado siempre mayor sensibilidad hacia la responsabilidad que el Estado español tuvo en el genocidio realizado por el imperio español que las derechas, cuya concepción racista de la etnia española y su necesidad de purificarla ha sido una constante que ha justificado toda una serie de atrocidades frente a los grupos de la población sobre los que se imponían. De ahí que el día en que se celebraba el inicio de aquel genocidio (el 12 de octubre) se llamara el Día de la Raza, celebración que llegó al extremo durante el periodo fascista (1939-1975) que las derechas españolas ahora quieren ocultar, negando que tales hechos ocurrieron y denunciando una supuesta campaña de desprestigio llevada a cabo desde fuera de España por rojos, judíos y masones (y ahora le añaden anglosajones).

Sería un indicador de madurez democrática y dignidad ética que el Estado español y la Corona pidieran perdón a las poblaciones indígenas de aquel continente. En lugar de ello, el jefe del Estado, el monarca, sucesor de los conquistadores, tuvo la osadía de pedirle en público al presidente Chávez, presidente de un Estado latinoamericano, el venezolano, que se callara. Y los medios de mayor difusión de España incluso le aplaudieron. No es de extrañar que grandes sectores indígenas de América Latina quieran distanciarse de lo que aquí, en España, se llama “la madre patria”. A la luz de tanta ignorancia y arrogancia, desean quedarse “huérfanos”.

A ver si de una vez por todas

25 octubre, 2010

Fuente: http://www.publico.es

Labordeta, espíritu de izquierda

24 octubre, 2010

Este escrito de Joan Puigcercós, presidente de ERC, en el diario PÚBLICO, representa el lado más humano y cercano de un político que ha dejado huella entre nosotros de una forma memorable. Su “país en la mochila” es para recordar.

JOAN PUIGCERCÓS
Conocí personalmente a Labordeta en el Congreso de los Diputados. Éramos dos diputados noveles, unos novatos en las lides parlamentarias de Madrid, por mucho que atesoráramos ya una dilatada trayectoria política. Por supuesto, la suya mucho más generosa y pródiga en experiencias que la mía. José Antonio venía de muy atrás, de cuando ser de izquierdas se decía con aplomo, sin rastro de sonrojo. Además venía del antifranquismo militante mientras yo poco recuerdo de esos días en que Franco acabó sus tristes días en la cama de un hospital y siendo Jefe del Estado. Cuando Franco murió servidor cursaba 4º de EGB.

Ambos representábamos a nuestras respectivas formaciones políticas en solitario. Y pronto entablamos una relación franca no exenta de complicidad. Lo cuál no era difícil, este aragonés tenía una gran facilidad para conectar con la gente. No sólo era un buen comunicador, también una persona capaz de generar empatía al momento, con ese bigote prominente y característico que le daba un aire singular y distinguido. Labordeta, como buen antifranquista, como ejemplar luchador contra la Dictadura, tenía un gran fondo, memoria y generosidad, esas cualidades que echamos en falta hoy en día en tantos de esos hombres y mujeres que un día fueron antifranquistas y soñadores y que hoy ya no sueñan porque lo que antaño fue les queda ahora muy lejos.

Siempre me impresionó su relato sobre la Constitución Española y el Partido Socialista de Aragón, cómo el antifranquismo de izquierdas de Aragón, excepto el Partido Comunista, confluyó en el proceso de constitución del PSA aragonés, federado con diferentes partidos socialistas de ámbito ibérico, entre ellos sectores del actual PSC catalán o el PSG gallego de Xosé Manuel Beiras o el PSM de Mallorca entre otros. Esa era la verdadera izquierda aragonesa, con apego sincero a la causa ecologista que latía en sus corazones, vehementes partidarios de la protección del aragonés y el catalán en sus dominios lingüísticos, la izquierda que quería derrotar y desmontar la dictadura y crear un orden nuevo. Pero todas esas ilusiones y proyectos, según me contaba Labordeta, se dieron de bruces contra una cosa llamada Federación Aragonesa del PSOE. En su momento, la izquierda aragonesa puso todo su empeño en tratar de llegar a un acuerdo razonable. A la postre resultó imposible. La gente que representaba Labordeta jugaban con las mejores bazas políticas, históricas e incluso morales. Ellos eran los que habían acumulado un capital precioso con su trayectoria antifranquista, atesoraban un inmenso trabajo durante años y una experiencia sin igual, eran los que conocían el territorio y sus necesidades. Y por si todo eso no fueran suficiente, eran los que basaban su actuación política en una verdadera voluntad de cambio. Pero la Federación aragonesa del PSOE disponía de un líder con proyección como Felipe González y el ingente dinero de los alemanes que tomó partido desde un primer momento y de forma determinante. Las ayudas de esa socialdemocracia europea al PSOE hicieron mella no sólo en Aragón, también en los socialistas catalanes que lideraba Josep Pallach, otra víctima del vendaval que arrinconó a la izquierda plural.
Después de 1977, la maquinaria electoral del PSOE, pese a sus contados militantes aragoneses, arrasó, dejando en la cuneta el esfuerzo titánico y el sacrificio secular de la izquierda aragonesa, entre los que se contaban hombres de la talla de José Antonio Labordeta. Tuvieron que transcurrir muchos años para que esa izquierda volviera a levantar la cabeza y emergiese una pujante y entusiasmadora Chunta Aragonesista, heredera directa de aquel PSA al que el PSOE pasó por encima. Al final se hizo justicia, no siempre es así porqué tampoco siempre se cuenta con el empeño, carisma y voluntad de hombres como Labordeta. Y esa izquierda aragonesa sin hipotecas, esa que no esperaba consignas de Madrid sino que exigía a Madrid, tuvo representación en las Cortes.

Ese es el Labordeta que me plazco de haber conocido. Hay otros, por supuesto. Como ese Labordeta gran conocedor y amigo de Catalunya, que defendía el catalán en Aragón y en todo el dominio lingüístico, de Fraga a Maó y de Salses a Guardamar. Ese hombre que no siendo catalán conocía y amaba la cultura catalana. Ese Labordeta que no era independentista pero que respetaba a los independentistas catalanes. Pocos intelectuales de esta península compartida nos han conocido y a su vez nos han respetado y defendido tanto.

Otro Labordeta es el de la cultura popular. Su versión más conocida era la televisiva, cuando con boina, bastón y mochila anduvo a lo largo y ancho de la geografía ibérica. Bajo esa imagen a sabiendas rústica se ocultaba un sabio que se expresaba de forma llana y diáfana. Pero a su vez con un discurso consistente, tolerante pero sin concesiones.

Esos son los Labordeta que conocí. Los tres eran uno: el hombre de izquierdas, el amigo de los catalanes y el intelectual. Hubo otro que jamás pude ver en acción: el hombre de familia, pese a que en las largas conversaciones en el Grupo Mixto, aprovechando los resquicios y tiempos muertos de la política parlamentaria, tuve ocasión de intuir.

Labordeta hablaba sin parar de su familia, era un hombre que amaba y que se sentía querido, que respetaba y exigía respeto. A la postre, de todos esos labordetas, tal vez me quede con la imagen del que siempre en el fondo fue: un maestro, era su vocación, un maestro como muchos otros, que las circunstancias de su país y la sed de justicia social le llevaron por otros derroteros, recorriendo un camino que no había previsto andar. Y sin duda hizo camino y, como solía decir, a menudo valió la pena. Descansa en paz, José Antonio Labordeta, demócrata, hombre de izquierdas, de cultura, amigo de Catalunya y defensor apasionado de Aragón.

http://blogs.publico.es/otrasmiradas/79/labordeta-espiritu-de-izquierda/

Le journal d’un Erasmus au Mans

18 octubre, 2010

Mardi, 5 octobre 2010

Hacemos el seguro que nos cubrirá todo el año de viajes, otros 12 € invertidos au Mans. Vamos al banco a ver si están las tarjetas de crédito, pero el hombre que nos dijo que volviéramos hoy no se encuentra y no nos entienden al explicarles nuestra situación. Nos dicen que volvamos con algún amigo para que haga de intérprete. Nos dicen: – Vous parlez l’anglais? Yes. Pero ellos no saben hablar inglés y no nos entendemos.

Buscamos a nuestro coordinador de Le Mans. Su nombre es Dominique Avon. Es un hombre muy majo que se interesa por nuestro plan de estudio y sobre nuestra opinión de Le Mans, de la universidad… Comenzamos bien la reunión, pero conforme avanza se convierte en un caos debido a que cómo le explicamos que nos hemos cambiado de Licenciatura a Grado, que no necesitamos más créditos, que éstos son sólo de asignaturas optativas que era lo único que podíamos traer, además de tener matriculado el Trabajo de Fin de Grado en Ciudad Real… Conclusión: nos manda que se lo expliquemos a Ricardo Tejada, a ver si en castellano nos entiende, para que luego se lo traduzca.

Vamos a pagar la excursión a París pero no podemos debido esta vez a que la financiera no se encuentra en el lugar. Volveremos mañana.

Le mot du jour est: voyage, es decir, viaje. Esperamos viajar mucho este año si la financiera no se ha ido para siempre y podemos pagar otro día.

Le journal d’un Erasmus au Mans

17 octubre, 2010

Lundi, 4 octobre 2010

Hoy nos levantamos ‘con el pie derecho’, las amigas griegas han hecho la colada y la ropa está bien preparada, si bien es verdad que ha quedado un poco arrugada. Hacemos los papeles de la CAF y están todos. Pagamos el mes de la residencia (225,88 €) y vamos a apuntarnos a la excursión de París. No podemos porque nos falta el seguro que sólo abre por la tarde.

Comemos en el restaurante lo de siempre, una ensalada y un postre, y el plato de hoy es un arroz poco hecho y un filete de carne con una especie de tomate y queso dentro que resulta estar delicioso.

Asistimos por primera vez a clase de Historia propiamente dicha a la asignatura ‘Les Grecs et le Proche-Orient’; la clase comienza a las 14:00 h y se estructura de la siguiente manera: hasta las 16:00 h es la explicación teórica del profesor. Descansamos y hasta las 18:00 h, diferentes alumnos exponen en clase acerca del temario de la asignatura. En el intermedio hablamos con el profesor, no tenemos que exponer pero si nos invita a que nos quedemos a presenciar las exposiciones. Nos ha costado mucho coger el ritmo de la clase, esperemos que nos dejen unos buenos apuntes porque si no… Tras esta clase tenemos Campus soir de francés hasta las 20:00 h. Hacemos una descripción tanto física como de nuestro carácter.

Sigue lloviendo.

Le mot du jour: professeur, es decir, profesor/a, en honor al grandullón del primer profesor que hemos tenido en la clase de Historia de Le Mans.

Le journal d’un Erasmus au Mans

17 octubre, 2010

Dimanche, 3 octobre 2010

Hoy nos hemos levantado tarde debido a que ayer hubo salida nocturna. Hoy es el cumple de una compañera Erasmus gallega y tenemos partido de baloncesto de nuestro amigo Maxime. Mientras el llega para recogernos en su coche-furgón, preparamos la pancarta de apoyo y los trastos de hacer ruido.

La pancarta de apoyo es muy original, realizamos un juego de palabras entre Maxime y machine.

Asistimos al partido de nuestro amigo a un pueblo cercano a Le Mans que cuenta con un pequeño pabellón pero muy bien equipado. Nuestro amigo empieza el partido en el banquillo, pero esa no es razón para que nosotros no paremos de pedir su presencia en la cancha a gritos de Où est Maxime? (¿Dónde está Maxime?). El equipo en el que juega se llama Ascá y por lo que se ve, somos parte de sus poquitos ‘ultras’. Maxime aparece en la cancha pero no es suficiente para parar al equipo contrario a pesar de su buen juego en el poste bajo, bloqueando para facilitar las entradas de sus compañeros y de sus ocho puntos casi de seguidos. Parece que se ha crecido debido al apoyo de su nueva peña desde la grada. El equipo rival se dispara en el marcador y aunque el Ascá se acerca, el otro equipo está jugando con él.

Esta vez no ha podido ser, pero esperemos que en el próximo partido la ‘Peña Maxime’ consiga su primera victoria.

Regresamos a la residencia para felicitar a nuestra compañera. Nos encontramos con una alemana que va a darle un regalo. Nos apropiamos del regalo y le decimos que es de parte de todos, lo que nos hace quedar muy bien ante ella. La alemana nos dice que es un regalo que le habían hecho a ella y que no quería. Todos felices pero nos lleva a otra conclusión, a veces es mejor no regalar nada, una simple felicitación ya es muy ilusionante.

Sigue lloviendo y tenemos que aplazar el paseo que íbamos a realizar por el centro de la ciudad. Aprovechamos para conectar con el fútbol español. El Barça empata con el Mallorca y nos deja con sensaciones frustradas.

Para acabar el día, vamos a la lavandería a poner nuestra primera lavadora. Primero, no tenemos fichas para lavar, segundo, no se respetan los horarios de cada turno, tercero, las griegas se encargan de lavarnos la ropa y ponerla en la secadora, que buenas que son estas mujeres.

Sigue lloviendo.

Le mot du jour est: machine à laver, es decir, lavadora. En francés no hay palabra para definir este aparato, tenemos que recurrir a una ‘composición’ que es fácil de recordar.

À demain! (¡Hasta mañana!)

Journal d’un Erasmus au Mans

16 octubre, 2010

Samedi, 2 octobre 2010

Nos levantamos para ir a comprar al supermercado El Día. Está una parada en tranvía antes de la Plaza de la República, es decir, la plaza principal de la ciudad de Le Mans, si venimos desde l’université. De camino a éste, vemos que hoy es el día del mercado en la ciudad. Compramos uno de los diferentes quesos que hay en un puesto. Creemos entender que se trata de queso de oveja. La vendedora nos lo pone en un envase envuelto con papel. Tiene muy buena pinta.

Comemos una lasaña de dos euros para tres. Comida económica y fácil de hacer. Hacemos los planes para la tarde y la noche. No nos animamos a ir a la manifestación convocada contra el retraso de la jubilación de los 60 a los 62 años. Esta es la conciencia del español, quedarse en su casa y poner excusas por todos lados (está lloviendo, sigue todavía desde ayer). El tranvía permanecerá inactivo debido a la huelga desde las 14:00 hasta las 19:00 horas.

Sin embargo, queremos ir a una fiesta que se realiza en una discoteca a las afueras de la ciudad. Nuestro amigo Maxime tiene una contractura y no nos podrá llevar a la discoteca, así que habrá que quedarse por la ciudad. Por la tarde ha dejado de llover, es noticia.

Salimos por la noche los Erasmus españoles junto con Maxime, Hugo y un nuevo amigo Anthony. Estudia en Rennes y conoce muchos idiomas, ya que ha formado parte de un programa de trabajar cuidando niños y aprender un idioma en distintos países.

Hay mucha gente en la zona de las discotecas. Sólo por hablar español hacemos muchas amigas. Hay algún que otro coma etílico, varias peleas y coches que casi atropellan a gente… Lo normal, parece que estamos en España. Parece que toda la gente está de botellón, aunque no es como lo conocemos en España con los hielos y vasos sino directamente con una botella y en ella la mezcla. Vamos a las discotecas y encontramos a Locky, otra estudiante Erasmus que estuvo en Ciudad Real en el curso 2009-10. Nos cuenta que acaba de llegar de China, está muy contenta de vernos. Regresamos a la residencia encontrándonos por el camino con los ‘perfumados’ de turno.

Le mot du jour est: grève, es decir, huelga. Son numerosos los carteles que hay en la ciudad con el lema ‘Jusqu’à la victoire’, es decir, hasta la victoria.

Le journal d’un Erasmus au Mans

13 octubre, 2010

Vendredi, 1 octobre 2010

Hoy nos hemos levantado un poco tarde. Razones: no tenemos clase, la administración está cerrada los viernes, está lloviendo y necesitamos descansar de los bailes de ayer.

Tenemos una muy buena noticia. A algunos les había tardado más de una semana el tener internet en sus habitaciones. Nosotros en menos de un día ya lo tenemos. Pronto podré hablar con la familia.

Llueve todo el día au Mans por lo que decidimos comprarnos un barato paraguas por 2 €. Asistimos por primera vez a Evening on Campus, es decir, clases para mejorar el inglés. Nos toca presentarnos en una clase abarrotada de gente de diferentes lugares.

No es una lluvia fuerte y tampoco hace frío pero no para de llover en todo el día. Debatimos si salir hoy y la conclusión es no, pese a que el sí había contado también con bastantes apoyos todo hay que decirlo. Nos acostamos temprano, hoy no ha sido un día muy productivo.

Le mot du jour est: parapluie, es decir, paraguas. Para poder pedirlo en una tienda y así no mojarnos: je voudrais un parapluie, s’il vous plaît.

Journal d’un Erasmus au Mans

11 octubre, 2010

Jeudi, 30 septembre 2010

Bonjour! Nos levantamos con la ilusión del día universitario por excelencia. Compramos y nos hacemos socios del Club Carrefour. Su marca blanca posee grandes descuentos de los que vamos a hacer uso a lo largo del año. Todos los días anteriores que han venido a Carrefour han entrado con las mochilas. Una trabajadora nos escucha hablar español y nos indica que debemos dejar la mochila en un sitio habilitado para ello. Compramos los principales productos alimenticios (leche, galletas, fruta) y productos higiénicos. Son precios parecidos a los de España aunque bien es verdad que un poco más caros, sobre todo la fruta. Compramos también la tarta para nuestra compañera griega Anna que hoy hace los años. Cualquier tipo de bolsas, ya sea de plástico o de tela, las debemos pagar, tanto aquí como en cualquier otra tienda. Nos parece una buena medida (ejem ejem bolsas de Mercadona que inundan algunos territorios).

Regresamos a la residencia para dejar la compra y cogemos la mochila con los papeles que nos tocan hacer hoy y con la tarta para nuestra amiga. Comemos tarta y nos hacemos las fotos pertinentes que quedarán para el recuerdo.

Vamos al banco para hacer la cuenta corriente necesaria para recibir la ayuda que otorga el gobierno francés para el alojamiento conocida como CAF. La mujer nos dice que nunca había atendido a tantas personas a la vez como a nosotros. Es muy simpática y se interesa por nuestras estancias. Tras más de una hora en el Credit Agricole (CA), vamos a la ETN@, el lugar donde están los ordenadores con acceso a Internet, para entregar los papeles que nos den acceso a Internet en nuestra habitación de la residencia.

Antes de comer, recibimos la noticia de que queda aplazado el viaje planeado para el fin de semana ya que teníamos que alquilar los coches con más días de antelación de los previstos.

Vamos por la tarde a la tienda de Decathlon donde compramos unas deportivas, un bañador y un gorro para la piscina por 21 € todo.

Regresamos a la residencia y nos preparamos para la primera salida de jueves. Hoy tenemos fiesta / encuentro Erasmus en dos bares. Nos quedamos en la residencia tomando algo y nos ahorramos el dinero del primer bar. A las 23.30 salimos para reunirnos con la demás gente Erasmus. No hay mucha gente en el bar al principio, conforme avanza la noche se va llenando. Nos tomamos un par de cervezas al precio de 2,5 € cada una. Suena música inglesa sobre todo. El dj es Hugo (Greg Milano, nombre artístico), un amigo nuestro que es amigo de Maxime, el secretario de la organización Erasmus de Le Mans. Maxime estuvo el año pasado en Ciudad Real como estudiante Erasmus y mantenemos una gran relación con él. Nos encontramos con Alizée, otra estudiante Erasmus de Historia que el año pasado también estuvo en Ciudad Real. La noche va cayendo. Los franceses se quitan la camiseta en medio del baile. A las 03.45 cierran la discoteca. Volvemos a casa en coche con Hugo, nuestro dj favorito.

Le mot du jour est: déodorant, es decir, desodorante. Para que cuando queramos oler bien y lo pidamos en un supermercado podamos decir Où est le déodorant?