Le journal d’un Erasmus au Mans

Jeudi, 09 décembre 2010                                             CAEN

Nos levantamos para viajar a Caen. Esta ciudad de Normandía está a casi dos horas du Mans por tren.

Como siempre que visitamos una ciudad, lo primero que hacemos es ir a la oficina de turismo, para lo cual cogemos el metro, pues en una de sus paradas nos dejará muy cerca de nuestro punto de destino (nos arriesgamos no pagando).

A pesar de la gran nevada de ayer, parece que por aquí ha caído menos pues no hay hielo ni acumulada como sí ocurre au Mans, si bien es verdad que aquí hace más temperatura.

La oficina de turismo se encuentra cerca de los lugares más importantes de la ciudad como son la catedral, y sobre todo la fortaleza del castillo de Guillermo ‘el Conquistador’ si bien de restos originales quedan pocos. Si que se conserva parte de la muralla y podemos ver todo el gran foso que la constituía y recorrer toda la fortaleza a través de ella.

Dentro de dicha fortaleza, se encuentra el Museo de Bellas Artes y el Museo de Normandía, el cual es precioso y por el cual por medio de sus habitaciones puedes ir avanzando en el tiempo con un montón de piezas arqueológicas recuperadas para comprender la evolución histórica en esta región.

Después seguimos por la calle peatonal de Sant Pierre y vamos a comer un kebab.

Reemprendemos la marcha y llegamos al Hôtel de Ville (el ayuntamiento de la ciudad) donde se encuentra también la Abadía de los Hombres. La entrada al Hôtel es una gran explanada de jardines que se puede ver perfectamente en Wikipedia. 

Para finalizar en Caen, buscamos la Abadía de las Mujeres, más pequeña que su homónima masculina.

Regresamos siguiendo el tranvía para mirar el río que aunque no es muy grande, es más que el más grande de España.

Visitamos en la Place de la Resistance la figura hecha en Orán a Juana de Arco y que fue donada a la ciudad tras la independencia de Argelia.

Nos ha faltado visitar el Museo del Memorial pero nos ha sido imposible debido a que está más alejado del centro y que su entrada con tarifa reducida de estudiante era muy cara (14.95 €).

Regresamos au Mans con la calefacción del tren apagada y tenemos bastante frío. Cuando regresamos, está claro que aquí ha hecho peor día, pues todavía hay bastante hielo.

Por la noche salimos al Café Latino que hay una fiesta de una asociación española y los estudiantes Erasmus ponemos el ritmo y nos aceptan por fin la canción Allez! Ola! Olé! De Jessy Matador y que representó a Francia en Eurovisión en el año 2010.

Regresamos cansados tras un largo pero aprovechado día.

Le mot du jour est: le cafard, es decir, cucaracha. Avoir le cafard significa estar melancólico, algo que nos llama la atención pues no sabíamos que las cucarachas fueran melancólicas. Donc j’ai le cafard de la nourriture de ma mère.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: