Archive for 28 febrero 2014

El rey de todos los españoles de arriba

28 febrero, 2014

Fuente: juantorreslopez.com

30 de octubre de 2013

Publicado en Público.es el 29 de octubre de 2013

La monarquía española se ha ido consolidando en los últimos años gracias a un amplio pacto de silencio que ha permitido ocultar sus actividades reales: los grandes negocios no siempre limpios -como se ha podido comprobar con Urdangarín y su esposa- de muchos de los familiares directos del Rey, la doble vida del monarca y sus actividades de comisionista global, la vinculación de la Reina con el gobierno en la sombra del mundo o una vida familiar desestructurada y muy poco ejemplar.Solo muy de vez en cuando se pueden leer en medios españoles cosas como las que escribió hace poco el periodista Jaime Peñafiel refiriéndose al Rey Juan Carlos: “Cuando recibió la citada herencia (se refiere a los 375 millones de pesetas que heredó de su padre) ya tenía un gran capital. No olvidemos que, desde el año 1973, gracias a las gestiones que hizo, a petición de Franco, ante el rey de Arabia Saudí para que a España no le faltara petróleo en aquella crisis, el gobierno autorizo a que, el entonces príncipe, recibiera un céntimo por cada barril de crudo que entraba en el país. Este acuerdo comisionista lo respetaron Adolfo Suárez y Felipe González. Ignoro quien acabó con tal práctica, ¿Fue José María Aznar? Aquello permitió que don Juan Carlos adquiriera una pequeña fortuna, incrementada, posteriormente, por otros, digamos, negocios” (Los dineros del Rey y la herencia de su padre).

Gracias a ese silencio y a que el artículo 56 de la Constitución declara que su persona “es inviolable y no está sujeta a responsabilidad” (lo que significa que no se puede actuar contra él ni siquiera si comete un delito flagrante en su ámbito privado) se ha podido tejer la leyenda de la ejemplaridad, bonhomía y patriotismo de don Juan Carlos de Borbón. Una leyenda que solo su propio comportamiento y el de sus familiares está a punto de echar por alto en los últimos tiempos.

No me importa nada lo que haga en su vida privada el Jefe del Estado, aunque me resulte bochornoso que luego aparezca como ciudadano ejemplar en misas y demás actos religiosos de la mano de una jerarquía eclesiástica que se presenta como máxima expresión de la rectitud moral, y no voy a entrar en ello. Como tampoco deseo referirme ahora a sus negocios por muy vergonzoso y poco patriótico que me parezca cobrar comisiones por trabajar para el Estado al que se representa y se sirve. Solo quisiera comentar una de las fantasía que más se ha tratado de extender durante todo el reinado de don Juan Carlos de Borbón porque me parece la reina de todas las que rodean su figura: que es el rey de todos los españoles .

Ni por su comportamiento, ni por sus declaraciones, ni por sus aficiones, ni por sus muestras de solidaridad, ni por su actitud ante los problemas sociales que padecen los españoles, puede decirse que sea así.

A diferencia de lo que sucede en otras monarquías, en la española no es el gobierno de turno quien escribe los discursos del rey y, por tanto, quien fija su posición ante los problemas de la nación. Don Juan Carlos tiene, pues, autonomía para definirla, y aunque es lógico que no la ejerza plenamente sino que trate de guardar cierta sintonía con la política del gobierno, lo cierto es que, a diferencia de otros monarcas, tiene opinión. Como también tiene -por muy negociada que pueda ser en hechos concretos- agenda y actividades propias. Lo que quiere decir que lo que hace o diga no se puede imputar a que sea uno u otro el partido que gobierna.

Los testimonios y posiciones del rey ante la sociedad española son en su mayor parte la expresión de sus ideas y sus simpatías y preferencias y es precisamente por eso por lo que me parece totalmente infundado afirmar que es el rey de todos los españoles.

Mientras que sus manifestaciones de apoyo explícito a los empresarios y banqueros son continuos, no se dan, por el contrario, las que pudieran reforzar a los sindicatos o a las organizaciones de cualquier tipo que defienden a los trabajadores, por ejemplo.

Aunque no seamos mayoría, somos muchos los españoles que condenamos las políticas gubernamentales, que hemos mostrado sus efectos negativos sobre las condiciones de vida de muchos conciudadanos y los que hacemos valoraciones críticas de lo que ocurre en España, por cierto, con un amor a nuestro país y a nuestros conciudadanos que no tiene por qué ser menor que el del monarca o el de quienes defienden posiciones contrarias. Pero nunca he oído una palabra de simpatía del rey Juan Carlos hacia quienes defendemos análisis o postulados económicos o políticos que sea contrarios al poder dominante.

¿Y cómo se puede decir que se es el rey de todos los españoles si solo se suscriben los principios o ideas de unos cuantos que además, qué casualidad, siempre son los de arriba, y nunca los de aquellos que se oponen a lo que dicen los más poderosos? ¿Solo estos son los españoles para el rey Juan Carlos?

Incluso la empatía del rey, sus amigos, aquellos a quienes hace nobles y a quienes consulta, su forma de vida, basta ver sus aficiones y acompañantes habituales, son los propios de ese puñado de familias que controla el poder financiero, económico, mediático y político en España desde hace decenios, por mucho que entre ellos se cuele algún que otro socialista o incluso comunista de postín, a  quienes invita “a Palacio” de vez en cuando.

Si el rey lo es de los banqueros y de los grandes empresarios y si dice que es el rey de todos ¿por qué no lo es también de los españoles que van a las asambleas del 15M o de los que pierden sus viviendas? Y si el rey se moviliza como el primero para que los financieros y grandes empresarios tengan éxito en sus negocios, ¿por qué no lo hace también cuando se producen desahucios injustos? ¿y por qué no se pone tan claramente al lado de los españoles que han sido estafados y han perdido sus patrimonio y ahorros de toda su vida como lo hace con los banqueros a quien siempre defiende? Si don Juan Carlos dice que es el rey de todos los españoles ¿por qué son solo unos y no todos los que merecen estar siempre bajo su paraguas protector?

Si hay millones de españoles que combaten las reformas laborales, educativas o sanitarias que les quitan sus derechos y don Juan Carlos dice que también es el rey de todos ellos ¿por qué no se le oye nunca criticarlas tan claramente como esos otros españoles? ¿Por qué, si dice que es el rey de todos, presta tan discriminadamente su voz para defender a unos u otros? ¿Por qué nunca se le ve al lado de las voces críticas y acompañado de quienes disienten, sino solo con los que forman el eco del establishment? Si son también muchos millones los españoles que piden decencia y que se investigue y condene a los culpables de la crisis ¿por qué el rey Juan Carlos solo se pone al lado de quienes la han causado o de quienes los ocultan y no se suma a las voces y reivindicaciones de quienes piden transparencia y justicia?

Si de verdad lo fuese de todos los españoles no estaría siempre en el mismo lado, siempre con los de arriba, sino que en estos tiempos tan duros difundiría otro discurso y levantaría a cada minuto su voz para defender a los que sufren en lugar de acompañar y amparar siempre a los que provocan su dolor.

Don Juan Carlos de Borbón es el rey de todos los españoles que están arriba, no el de los de abajo.

– See more at: http://juantorreslopez.com/impertinencias/el-rey-de-todos-los-espanoles-de-arriba/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter#sthash.eINcDLXq.dpuf

Humillar a las víctimas

27 febrero, 2014

Fuente: http://www.eldiario.es

Ignacio Escolar 29/10/2013 – 19:27h

Imaginen, es un suponer, que ETA hubiese ganado la guerra contra la democracia y para celebrarlo ordenase amontonar todos los cadáveres de su sangriento legado en un enorme y siniestro mausoleo, construido a latigazos por los derrotados. Imaginen que esa enorme fosa común se consagrase después a honrar la memoria del líder de los asesinos y su principal ideólogo, enterrados ambos en la cúspide de esa pirámide de huesos. Imaginen que estos crímenes nunca fuesen juzgados; que sus familiares jamás fuesen indemnizados; que las cunetas siguiesen llenas de cadáveres; que los torturadores se paseasen por las calles, impunes ante una justicia que mira hacia otro lado; que incluso años después, cuando aquel régimen siniestro hubiese terminado, las víctimas tuviesen que aguantar el homenaje al asesino de su padre, o de su hermano, cada vez que quisieran visitar las tumbas de sus familiares. 

Eso sí que sería humillar a las víctimas. Eso es lo que pasa en el Valle de los Caídos.

La propuesta del PSOE de retirar los restos del dictador Franco de ese símbolo de la tiranía que pagamos con los fondos del Estado solo tiene un pero: a buenas horas. Por lo demás es intachable. En el Valle de los Caídos están enterradas miles de víctimas de la represión franquista; miles de cadáveres cuyas familias tienen que aguantar los vivas a Franco si quieren recordar la memoria de los suyos. Hay solo dos soluciones: o se identifican uno a uno los restos de cada una de estas víctimas del franquismo enterradas allí contra la voluntad de sus familias (y se devuelven a sus familiares para que los entierren donde quieran), o se retiran de allí los huesos del dictador y se convierte ese engendro fascista en un centro para la memoria sobre la Guerra Civil y la dictadura. Es obvio cuál de las dos opciones es la más fácil.

Pero ya se sabe que no todas las víctimas son iguales. 

No son iguales las víctimas del Yak 42. No pasa nada porque uno de los principales responsables de que las familias enterrasen y llorasen a los cadáveres equivocados esté  buscando mayordomo para su embajada en Londres.

No son iguales las víctimas de Billy el Niño. Y quienes pretenden que responda ante un tribunal por sus crímenes son tachados de rencorosos que pretenden reabrir las heridas.

No son iguales las víctimas del terrorismo de Estado. Por eso el condecorado general Galindo salió de la cárcel después de cumplir  solo cuatro años de los 74 a los que fue condenado.

No son iguales todas las víctimas del 11M. No todas reciben  ni las mismas ayudas públicas ni las mismas subvenciones y aquellas –como Pilar Manjón– que se negaron a aceptar esa miserable teoría de la conspiración han tenido que vivir bajo constantes insultos y amenazas. “Métete tus muertos por el culo”, le han llegado a gritar algunos. 

No son iguales las víctimas de las palizas policiales. Los mossos que  mataron a golpes a una persona hoy siguen patrullando las calles de Barcelona. Como suele ser costumbre, probablemente acabarán indultados.

No son iguales todas las víctimas de ETA. Las hay, como Eduardo Madina, que tienen que aguantar que les  tachen de proetarras.

Ni siquiera todas las víctimas que se manifiestan contra la doctrina Parot son iguales. Aquellas a las que se les ocurre criticar al Gobierno de Rajoy –aplicando esa misma vara de medir que Rajoy usó contra Zapatero– ahora  son “injustas” e “ignorantes”.

¿Humillar a las víctimas? De eso en España sabemos un rato.

Defensa se gasta 220.000 € en el mantenimiento del campo de golf de una base militar

26 febrero, 2014

Fuente: http://www.eldiario.es

El ministerio adjudica a una empresa de Florentino Pérez el contrato para mantener el campo y la escuela de golf del aeródromo de Cuatro Vientos

Irene Castro 29/10/2013 – 20:16h

  • Morenés ve tan "lamentable" el presunto espionaje de EEUU como que haya salido a la luz

El ministro de Defensa, Pedro Morenés.

El Ministerio de Defensa se gasta 222.261 euros en el mantenimiento del campo de Golf de la base aérea militar de Cuatro Vientos en Madrid.

La empresa adjudicataria es Urbaser, que forma parte del grupo ACS, la constructora que preside Florentino Pérez. El anuncio de licitación permite prorrogar el contrato otro año más, por lo que la suma podría alcanzar los 444.522 euros destinados al mantenimiento del campo de golf de la instalación militar. 

La filial de Florentino Pérez se encargará del mantenimiento del campo y de la Escuela de golf, así como del campo de prácticas y vivero, según recoge este martes el Boletín Oficial del Estado. Urbaser se define en su página web como “líder en gestión y tratamiento de residuos”.

El departamento que dirige Pedro Morenés ha concedido el contrato a Urbaser por ser la que mejor puntuación ha obtenido “en la aplicación de los criterios de valoración” y al “cumplir los requisitos exigidos en los pliegos” que rigen el expediente, según informa el Gobierno a través del BOE.

Recientemente Defensa ha tenido otros gastos polémicos, como la compra de gabardinas para el Ejército de Tierra con un valor estimado del contrato de casi cinco millones de euros.

Sombras del siglo

25 febrero, 2014

Fuente: diario EL PAÍS

Uno no quiere ni puede olvidarse del siglo XX, pero le gustaría dejarlo al margen durante un tiempo

 10 AGO 2013 – 00:15 

Dolores Ibárruri y Santiago Carrillo tras una reunión del Partido Comunista en 1982. / LUIS MAGÁN

El siglo XX parece que no se acaba nunca; el siglo breve que el historiador Eric Hobsbawm dijo que empezaba en 1914 y llegaba a su fin en 1989, abarcando la duración normal de muchas biografías. Ninguna de las monstruosidades que vinieron después habría sido posible sin la guerra insensata que una banda de políticos, militares y comerciantes diversos de la palabrería patriótica y del armamento, armaron en el verano de 1914, todos ellos convencidos de que duraría como máximo dos meses y traería consigo grandes beneficios. Y en 1989 se desmoronó como una fortaleza de cartón en un decorado lo que parecía tan inamovible que todo el mundo le atribuía una capacidad geológica de perduración.

Para nuestros hijos todo eso es historia igualmente lejana, la Unión Soviética un fantasma del pasado igual que el Imperio Austrohúngaro. Las personas de mi generación tenemos con el breve siglo XX una relación demasiado estrecha como para desprendernos de él, o al menos confinarlo en el espacio neutral de la historia. Nosotros podemos recordar el temor y la épica de la militancia clandestina contra Franco, y hasta a los más pusilánimes nos rozó de muy cerca la zarpa grosera de la represión. Los años setenta no eran los cuarenta, pero la tortura seguía siendo una amenaza cierta para cualquiera que levantara un poco la cabeza, y el viejo tirano firmó hasta el mismo final sentencias de muerte con su mano temblona de párkinson igual que las había firmado con el pulso seguro de los vencedores. Cuando éramos muy jóvenes y renegábamos contra la dictadura clerical y cuartelaria de Franco nos llegó a deslumbrar todavía el brillo mentiroso de los regímenes comunistas. Uno de los misterios más difíciles de explicar del siglo XX sigue siendo la mezcla de voluntariosa credulidad y de abrumadora propaganda que convirtió en un modelo universal de emancipación humana, justicia social y desarrollo económico un régimen tan tiránico y tan incompetente como el de la Unión Soviética. Debilitado por la ignorancia, intoxicado por la propaganda el impulso más noble desembocaba en la elección más deleznable. Y una vez aceptada la creencia absoluta nada era más fácil que fortalecerla contra los anticuerpos de la duda o la crítica.

No lo sabemos por haberlo leído en esos testimonios personales o libros de historiadores a los que de un modo u otro estamos volviendo siempre. Lo sabemos porque nosotros mismos nos adiestrábamos en creer a ciegas lo que nos parecía verdadero y en rechazar con un anatema tajante cualquier información o cualquier reflexión que pusiera mínimamente en duda los mandamientos simples de nuestro catecismo. Nos ultrajaba la falta de libertad de expresión en nuestro país pero no sentíamos ninguna solidaridad hacia los disidentes que por reclamar la suya eran encarcelados o enviados a sanatorios psiquiátricos en los países comunistas. Y tardamos muchos años en pararnos a meditar sobre la simultaneidad frecuente entre el heroísmo ejemplar y verdadero y el fanatismo ideológico, o entre la justicia de una causa y el cinismo o la vanidad o el oportunismo de un cierto número de quienes se consagran a ella.

Son asuntos del siglo XX. Uno no quiere ni puede olvidarse de él, pero sí le gustaría dejarlo al margen durante un cierto tiempo, sobre todo para no tener colonizada la imaginación, para no arriesgarse a que por ver tanto el pasado se le desdibuje el presente. El ahora mismo de uno mismo es el único catalizador fértil de los materiales de la literatura. Puede que los ojos que miran demasiado el pasado pierdan agudeza para observar el presente. O quizás no, y suceda al contrario, que en este presente frágil solo puede comprenderse algo si se tiene en cuenta la perspectiva del fondo del siglo, como ese plano de profundidad contra el que resalta una figura en primer término en una película.

El caso es que no puedo entrar en una librería sin salir de ella cargando con alguna de las sombras del siglo, con los centenares de miles de sombras anónimas de los diversos gulags —los nazis, los soviéticos, los chinos, los de los jemeres rojos— o con alguna de las sombras singulares que actuaron con nombre propio en aquella gran fantasmagoría. La última de todas, Santiago Carrillo, que tuvo una vida más larga que todo el breve siglo XX de Hobsbawm y hasta hace muy poco perteneció al presente más cotidiano de la actualidad y las tertulias políticas. Hace casi 20 años Paul Preston escribió una rigurosa biografía del general Franco: hay una cierta simetría poética en este relato de la vida de quien más simbolizó no solo la oposición a la dictadura de Franco sino también el mundo inverso al que Franco encarnaba, el enemigo a quien Franco, en su palacio destartalado del Pardo, imaginaría torvamente agazapado en Moscú, igual que Carrillo lo imaginaba a él, cada uno convertido para el otro en una figura monstruosa.

Franco, para nosotros, era un vejestorio omnipresente, una foto en la cabecera de las aulas, un espectro encogido bajo el uniforme en los televisores en blanco y negro, una decrépita vocecilla en la radio. Carrillo fue primero la leyenda de un nombre que alguien decía en voz baja y luego una cara que era poco más que una mancha torpemente impresa en un periódico clandestino. En unos años en los que todo sucedía muy rápido Santiago Carrillo pasó casi de la noche a la mañana del tenebrismo mitológico de la clandestinidad al espectáculo cotidiano de la política. Casi igual de rápido fue su tránsito del protagonismo a la irrelevancia, y luego, ya en el siglo nuevo, a una especie de magnánima ancianidad memoriosa en la que quedaban muy lejos las sombras del otro siglo oscuro, en parte porque él las había sobrevivido a todas, en parte porque este es un país muy olvidadizo en el que poca gente se iba a molestar en poner en duda el testimonio del propio Carrillo.

Parece mentira que en una sola vida puedan caber tantas vidas. El jubilado sentencioso con esa voz de fumador que se hacía tan familiar en la radio había circulado por Moscú cuando tenía 20 años en uno de los coches de lujo que se ponían a disposición de los invitados oficiales; había tenido a su cargo a los 21 las vidas de millares de prisioneros en el Madrid sitiado por el ejército de Franco; había escrito a su padre a los 24 una carta pública en la que lo llamaba traidor y se declaraba su enemigo; había escalado en la burocracia del Partido Comunista en los años del exilio y del estalinismo. Fue testigo de heroicidades y cómplice de crímenes. Dirigió un partido en el que el culto a Stalin era tan ferviente como la resistencia sacrificada y muchas veces heroica contra el franquismo. Construyó sus libros de memorias no en torno a lo que recordaba sino a lo que fingía haber olvidado. Preston, que reconstruye con tanto cuidado las peripecias de su carrera política, dice muy poco sobre su vida personal. Hay un vacío al final, o en el centro. No es posible saber quién era de verdad Santiago Carrillo, qué pensaba, qué cosas recordaba con terrible claridad y no dijo nunca.

El zorro rojo. La vida de Santiago Carrillo. Paul Preston. Traducción de Efrén del Valle Peñamil. Debate. Barcelona, 2013.

www.antoniomuñozmolina.es

Delinca aquí

24 febrero, 2014

Fuente: ristomejide.com

POR  el 27/10/2013 

12

Artículo publicado el domingo, 27 de Octubre de 2013 en ElPeriódico.com.

“¿Se considera usted un buen delincuente? ¿O necesita mejorar? ¿Un chorizo de los de toda la vida? ¿O se acaba de incorporar al hampa y necesita acumular antecedentes? ¿Quisiera dejar de ser considerado un quinqui común y necesita entrar por la puerta grande en el Hall of Fame del guante blanco? ¿O simplemente siente que podría delinquir más, pero no le dejan? ¿Cansado de que la ley, la policía o menudencias similares le impidan cometer sus fechorías? No se preocupe, tenemos la solución. Y es bien sencilla.

Delinca aquí. A qué está esperando. Tenemos todo un país esperándole con las carteras abiertas, las manos atadas, los ojos tapados y los pantalones a la altura de los tobillos. Como para no venirse, ¿verdad? Entre sin miedo, al fondo a la derecha, hasta el infinito y más allá.

Delinca aquí. El partido que gobierna está demasiado ocupado compareciendo en los juzgados y jodiendo al ciudadano medio, como para preocuparse por la competencia desleal. Algunos de sus ilustres militantes son ya autoridades mundiales en la materia del choriceo, han obtenido el Cum Laude en todo tipo de delitos y faltas e imparten clases de postgrado en telepresencia desde centros penitenciarios de prestigio como el de Soto del Real.

Deje de incordiar a la justicia de otros países y delinca aquí. Durante demasiado tiempo, el único condenado por la trama Gürtel ha sido el juez que decidió investigarla. Tampoco se deje amedrentar por la policía. El jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales y el comisario general de la Policía Judicial, máximo responsable policial contra la corrupción y quien dirigió las investigaciones de los casos Bárcenas y Gürtel, acaban de ser destituidos por el Ministerio del Interior. Y si hay alguien más que moleste, díganoslo enseguida, seremos implacables.

Olvídese del buen tiempo y de la playa. Si delinque aquí, no tendrá tiempo para paellas, porque no dará abasto. Y si viene a trincar, aprenda de los mejores: el principal partido de la oposición, que estrena sede social en el juzgado número 6 de Sevilla, está siendo investigado por diez años de presuntas prejubilaciones fraudulentas, un desfalco que supera ya con creces los 1.000 millones de euros. Y es que si uno trinca, qué coño, que sea a lo grande. Eso sí, si durante la instrucción del caso descubrimos que dos de los imputados son hermanos de la ministra de Empleo, ya verá cómo misteriosamente se dilata el proceso el tiempo justo para que prescriban sus delitos y aquí paz y después gloria.

 Delinca aquí. Aceptamos delitos de toda clase y condición. Los dos sindicatos mayoritarios están hasta el cuello de lo que ellos llaman “irregularidades”, que es la forma que tenemos aquí de llamarle a la mierda común. Y si se ponen muy feas las cosas, perderemos las facturas, usted no se preocupe que aquí también dejamos que delincan las clases trabajadoras.

Delinca aquí. Si vive en Catalunya, además podrá quedar con Félix Millet para tomar un café y que se lo cuente todo de viva voz. Sí, aún sigue en libertad provisional, a que es genial. Que le explique también por qué el Palau de la Música, en contra del juez y del fiscal, excluyó a CDC de su escrito de acusación y creyó que “no había indicios” de que se embolsara 6’6 millones en comisiones ilegales a cambio de adjudicarle contratos a Ferrovial, algo que por suerte ya está puesto en duda. Pero qué son 6’6 millones al lado de un presunto expolio de 24. Unos cuantos 3%.

Delinca aquí. Un 20% de economía sumergida no puede estar equivocada. Y aprovéchese ahora de nuestra irresistible oferta de la Semana Grande de Estrasburgo, con descuentos especiales para asesinos, terroristas y violadores, que nadie pueda decir  que no somos una potencia mundial en lo que a chapuzas jurídicas se refiere. Ah, por si aún no lo ha notado, ya es primavera en paraísos fiscales como Gibraltar.

Delinca aquí. Haremos lo posible para que todos sus delitos queden impunes. Y mientras tanto, lo pasaremos pirata viendo la cara de votante que se les queda a los demás.”

Sólo 30 familias manejan la riqueza en España: aglutinan 32.000 millones de euros

23 febrero, 2014

El círculo del poder familiar se estrecha todavía más entre los muy poderosos, ya que hay tres familias que acumulan más de 11.200 millones de euros y que se encuentran en el selecto grupo de las 10 primeras riquezas del país.

SOCIEDAD | 27-10-2013

Un total de 30 familias se reparten gran parte del capital de España, según Forbes, que sostiene que las enormes fortunas siguen siendo un asunto de familia, ya que estos grandes grupos empresariales acumulan entre sus miembros hasta 32.000 millones de euros. El círculo del poder familiar se estrecha todavía más entre los muy poderosos, ya que hay tres familias que acumulan más de 11.200 millones de euros y que se encuentran en el selecto grupo de las 10 primeras riquezas del país, tal y como refleja la lista Forbes de los 100 millonarios más ricos de España que saldrá a la luz a finales de mes.

El sector textil, la venta de inmuebles, el mundo de las inversiones, de las finanzas bursátiles o la alimentación, entre otros, son algunos de los nichos de negocio en los que las ricas familias españolas han conseguido amasar su fortuna. La edad media de los millonarios españoles que figuran entre los 100 bolsillos más acaudalados de España se sitúa en 66,5 años y solo 9 personas tienen menos de 50 años.

La lista española, que se ha configurado sobre la base de un corte de 300 millones de euros, recoge 11 fortunas femeninas y muchas más ocultas en los complejos árboles familiares o compartidas con sus parejas.

Forbes señala, sin embargo, que prácticamente todas ellas son legadas y heredadas, fruto del reparto de bienes tras la muerte del fundador o heredero varón, o, en las de origen más tardío, de la separación de bienes tras un divorcio.

En la edición mundial, solo figuran 5 mujeres españolas; la exmujer de Amancio Ortega, Rosalía Mera, (fallecida recientemente); las hermanas Alicia y Esther Koplowitz; Helena Revoredo, viuda del fundador de Prosegur; y María del Pino y Calvo Sotelo (hija del fundador de Ferrovial).

La edad media de las más acaudaladas del país gira entorno a los 63 años y el capital acumulado por las 11 más poderosas asciende a 22.125 millones de euros.

Según ha señalado a Efe el director de Forbes, Andrés Rodríguez, otro de los rasgos característicos de las fortunas españolas es que recelan de que se hable de ellos. Suelen invertir en la tierra como valor refugio, bien sea fincas, dehesas, viñedos o ganaderías, y la mayoría de ellos ha salvado sus ganancias durante la crisis gracias a la internacionalización de sus empresas.

Un caso extraordinario, indica Rodríguez, es el del presidente y máximo accionista de OHL, Juan Miguel Villar-Mir, que se ha mantenido “contra viento y marea” a pesar del duro golpe que ha sufrido el sector de la construcción en España.

La publicación, que tiene intención de ampliar a más de 100 el número de las grandes fortunas españolas, subraya también que uno de los rasgos comunes de los ricos españoles es la internacionalización de sus bienes, especialmente en Holanda, Luxemburgo y Suiza.

Los dos primeros, porque ofrecen una fiscalidad muy atractiva y son plataformas para distribuir el dinero por todo el mundo, y Suiza porque sigue albergando los bancos más opacos del mundo, refugiados tras el secreto bancario.

El Rey Juan Carlos no aparecerá en la lista de las 100 personalidades más ricas de España, que asegura que la riqueza del monarca sigue siendo una incógnita y que lo será a pesar de la nueva ley de transparencia.

En la última lista de Forbes sobre los 15 monarcas con mayor fortuna del mundo, Juan Carlos I tampoco encontró cabida.

El Príncipe de Liechtenstein, el Rey de Arabia Saudí, el de Marruecos, y la reina Isabel II, entre otros, figuraban en un listado que encabezaba el Rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej, con una fortuna estimada en 35 billones de dólares. Forbes considera que el grado de transparencia de la Casa Real española seguirá estando muy lejos de la británica.

Las diferencias entre ambas coronas se dejan ver también en el uso que pueden hacer de sus joyas. Mientras que en la casa real británica sus integrantes no pueden vender las joyas sino que están obligados a traspasarlas en herencia, en España son propiedad personal de los monarcas y han servido incluso en tiempos de exilio para garantizar la propia subsistencia de los reyes destronados.

La clasificación, que se podrá consultar en el número de noviembre de la publicación, estará liderada por el cofundador de Inditex, Amancio Ortega, la tercera fortuna del planeta solo superado por dos pesos pesados del dinero, el magnate mexicano Carlos Slim y el genio de la tecnología, Bill Gates.

Son 20 las fortunas españolas que aparecen en la lista de los 100 millonarios del planeta. Entre ellos, Juan Roig (Mercadona); Isak Andic y familia (Mango); Manuel Jove; Rafael del Pino (Ferrovial); Juan Abelló; Florentino Pérez (ACS); Gabriel Escarrer (Meliá); Enrique Bañuelos o Alberto Cortina.

¿Pobreza energética? Yo sólo veo riqueza

22 febrero, 2014

Fuente: http://www.eldiario.es

Isaac Rosa 19/12/2013 – 20:46h

Iberdrola recurre 20 liquidaciones de la tarifa y espera que la UE le dé la razón en la pugna por el CO2

Yo este invierno no encenderé la calefacción, racionaré el agua caliente y me acostaré temprano. No, el mío no es un caso más de pobreza energética: todo lo que ahorre en luz lo pienso invertir en comprar unas pocas acciones de las compañías eléctricas. Pero ¿de qué “pobreza energética” estamos hablando? Si hablamos de energía, yo sólo veo riqueza, y mucha: pocas cosas hay en España que generen tantos beneficios como la luz.

Esta semana, por ejemplo, la noticia energética no es que la luz vaya a subir un 11%, o que haya millones de hogares pasando frío o a oscuras. La noticia energética es que una de las compañías que controla ese mercado, Endesa, vuelve a repartir dividendos. El miércoles disfrutó de su mejor sesión en Bolsa en cinco años, después de anunciar un generoso pago a sus accionistas: un rendimiento de casi el 7%, que la sitúa entre las empresas que mejor retribuyen a sus accionistas.

Aunque llevaba un par de años sin repartir, Endesa siempre ha estado entre las cinco empresas de la Bolsa que más rentabilidad por dividendo ofrecía. Ahora, tras dos años de dudas, vuelve a lo más alto, y no es para menos. Sólo en los primeros seis meses de este año obtuvo unos beneficios de 1.114 millones de euros, después de que en todo 2012 ganase más de 2.000 millones. Si miramos más atrás, los resultados de la compañía dan vértigo: desde el récord de 3.182 millones que tuvo de beneficio en 2005, se ha mantenido siempre en cifras próximas, que en algún año fueron incluso superiores por las plusvalías generadas al vender activos.

Si miramos a otras eléctricas, más de lo mismo. Iberdrola ganó el año pasado 2.840 millones, y lleva cinco años seguidos por encima de los 2.800 millones. En ese mismo periodo, para hacernos una idea de lo que estamos hablando, el precio de la luz ha subido para los consumidores más de un 60%. Otra más: Gas Natural Fenosa tuvo el año pasado beneficios de 1.441 millones de euros, y lleva también varios ejercicios al alza.

Ya sé, ya sé, las cosas no son tan simples, no podemos comparar beneficios empresariales con subidas de tarifas para los ciudadanos, soy un demagogo y un ignorante. Lo confieso: por más que lo intento, y pese a esfuerzos pedagógicos que hacen que hasta un niño entienda cómo se calculan las tarifas y en qué consisten las subastas, el déficit eléctrico y demás oscuridades, yo tiro por la calle de en medio y hago la única cuenta que sé hacer: mientras nosotros pagamos cada vez más por un bien básico, las empresas del ramo se siguen haciendo de oro, y están entre las eléctricas europeas con mayores beneficios.

Por fortuna, no nos gobiernan demagogos ni ignorantes, sino gobernantes templados y sabios que saben que esta comparación es un espejismo, que confían en la sabiduría del mercado y legislan pensando en el interés ciudadano, sin sucumbir a las presiones del lobby eléctrico (que, además, ni siquiera existe, es una fantasía de demagogos e ignorantes como yo).

Con un panorama como este –con un mercado eléctrico ineficaz, irracional, en manos de unas pocas empresas que acumulan enormes beneficios, mientras los ciudadanos cada vez estamos más apretados y muchos van quedando a oscuras–, en otros países (¡subdesarrollados!) con otros gobernantes (¡populistas!), ya les habrían ajustado las cuentas a las empresas (¡liberticidas!) o incluso las nacionalizarían por la vía rápida (¡confiscadores!). Pero ya digo, por suerte no somos un país así ni tenemos gobernantes de esa calaña. Así que, a seguir pagando.

Menos mal que no votamos a los comunistas

21 febrero, 2014

Fuente: http://www.eldiario.es

 

Al final no lo hicimos. De la que nos hemos librado

Pascual Serrano 19/12/2013 – 20:47h

La vivienda situada en la calle Ofelia Nieto evita el desalojo

En la vivienda situada en la calle Ofelia Nieto se logra evitar el desalojo. / Olmo Calvo

No votéis a los comunistas porque, cuando gobiernen, os quitarán vuestras casas (“Un desahucio cada 15 minutos”).  Nacionalizarán las compañías eléctricas y os subirán el recibo de la luz (“El recibo de la luz se disparará más de un 11% en enero”). Se gastarán todo el dinero de vuestros impuestos en nacionalizar los bancos (“El Gobierno destina otros 41.000 millones de dinero público para ayudar a la banca. Los avales del Estado pasan de 217.043 a 258.000 millones”). Y arruinarán a los pequeños empresarios impidiendo que se puedan financiar “(La financiación a las empresas desciende un 10% y también toca mínimos de toda la crisis”).

El comunismo corrupto utilizará los bancos donde tenga influencia para dar préstamos a sus amigos o familiares (“Recarte se interesó en Caja Madrid por una operación denegada a unos socios suyos de Libertad Digital“Bankia cede la gestión de su negocio inmobiliario al fondo buitre del hijo de Aznar”“Blesa negoció un contrato de intermediario para Aznar en una empresa armamentística”).

Como resultado de todo ello, vendrán tiempos de pobreza y hambre (“La crisis obliga a ‘millones de personas’ a alimentarse de la basura, según la Fadsp”).

Además, os quitarán las libertades, como hicieron en Rusia, os multarán si os manifestáis (“Multas de 600.000 euros por convocar una protesta en Twitter ante el Congreso”) o incluso comprarán un camión para disolver con chorros de agua las manifestaciones ciudadanas “(La Policía comprará un camión antidisturbios lanza agua”) .

Por supuesto, los comunistas intentarán controlar a través del Estado tu vida privada y tus principios morales (“150 organizaciones suscriben un pacto contra la reforma de la Ley del Aborto”;“La asignatura de Religión ‘resucita’ en las aulas”).

Menos mal que, al final, no votamos a los comunistas. De la que nos hemos librado.

El gobierno agasaja a un teniente del franquismo y de la División Azul

20 febrero, 2014

Fuente: http://www.publico.es

El martes, dos mandos del Ejército visitaron a Pérez Casado en su domicilio para entregarle un “presente” por las navidades. Amaiur registra una pregunta requiriendo al Ejecutivo explicaciones por el homenaje a un militar que “fue un voluntario nazi”

IÑIGO ADURIZ Madrid 19/12/2013 12:49 Actualizado: 19/12/2013 14:10 

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un imagen de archivo.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un imagen de archivo.- EFE

El Gobierno que acabó con las ayudas para la Memoria Histórica y que sigue haciendo caso omiso al informe de la ONU que le insta a buscar a los desaparecidos durante la dictadura de Franco, también reconoce la trayectoria profesional de aquellos que lucharon por el régimen franquista. Esta misma semana altos mandos del Ejército han homenajeado a uno de esos militares que centraron toda su labor profesional al servicio de la dictadura. 

Según recoge la propia página web del Ejército, dependiente del Ministerio de Defensa que dirige Pedro Morenés, el teniente de Infantería Germán Pérez Casado, que tiene 99 años,recibió en su domicilio este mismo martes la visita del jefe de Fuerzas Pesadas, el general Alcañiz, y del presidente de la Hermandad de Veteranos en Burgos, el general González Bueno, “con motivo de las próximas fiestas navideñas”. Se trata, tal y como explica el texto de la página del militar “más veterano de Burgos”.

A renglón seguido, Defensa realiza un breve resumen de la trayectoria profesional de Pérez Casado. Explica que nació en octubre de 1914,  y que “estuvo destinado en Seo de Urgel, Cartagena, Cádiz, Bilbao y Burgos”, antes de recorrer “prácticamente toda la geografía durante su época de militar en activo”.

¿Un hecho “ultra”? 

Pero además, el propio Ejército reconoce que durante el encuentro se entregó al militar “un presente conmemorativo”, a pesar de que en la década de los años 40 “fue componente de la División Azul”, unidad de voluntarios nazis de la Segunda Guerra Mundial. “El veterano rememoró las experiencias vividas durante su dilatada carrera militar”, añade la citada web.

Ante esta información, el diputado de Amaiur Jon Iñarritu ha registrado este jueves una batería de preguntas (ver PDF) a las que Público ha tenido acceso, instando al Gobierno a que de explicaciones ante semejante agasajo “a un militar franquista que para más inri fue un voluntario nazi”. Cuestiona el parlamentario independentista si “merece algún tipo de reconocimiento” recordar a esa persona que, insiste, luchó junto a las tropas de Hitler. Y pregunta si el Gobierno considera que este tipo de homenajes “ayudan a cumplir” lo que reivindicó en septiembre la Comisión Europea: “la importancia de preservar la memoria de los crímenes cometidos por los regímenes totalitarios”. 

Iñarritu recuerda también que en noviembre trascendió la existencia de un documento interno de Defensa que destacaba que “se temía que se pudieran reactivar sectores ultras del Ejército”. Así, pregunta al Ejecutivo si considera que el caso de Pérez Casado “se encuadra dentro de los hechos de carácter ultra a prevenir”.

Sólo las pensiones máximas se librarán de los recortes del PP

19 febrero, 2014

Fuente: http://www.publico.es

La reforma que se aprueba este jueves establece que el factor de sostenibilidad, que entrará en vigor en 2019, se aplique a la base reguladora en lugar de a la pensión. Así se favorece a los que cotizan más. Todos los altos cargos de la Administración y los diputados y senadores del PP que han votado en solitario la ley se beneficiarán de la medida.

JORGE OTERO Madrid 19/12/2013 07:00 Actualizado: 07/01/2014 16:58 

La ministra de Empleo, Fátima Báñez y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.EFE / ARCHIVO

La suerte está echada. Con la aprobación este jueves en el Congreso de la llamada Ley Reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización de las Pensiones (PDF), el Gobierno de Mariano Rajoy deja atada y bien atada su reforma, lista para entrar en vigor el 1 de enero de 2014. Dentro de dos semanas todos los pensionistas españoles empezarán a sufrir en carne propia los recortes: sus pensiones se revalorizarán tan solo un escuálido 0,25%. Sin embargo, ahí se acaba esta especie de café para todos: un aspecto poco conocido de la reforma es que el llamado factor de sostenibilidad —que en cambio no será una realidad hasta el 1 de enero de 2019— no afectará a aquellos que cotizen el máximo permitido por la ley: las pensiones máximas serán las únicas que se libren de los recortes que implica la nueva normativa impulsada por el PP.

Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social entre 2004 y 2011 con los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapaterio, denuncia que la nueva ley va a a generar situaciones injustas porque favorecerá a los que más coticen: la norma establece que a partir de 2019 la cuantía de la pensión se determinará aplicando el correspondiente factor de sostenibilidad a la base reguladora en lugar de a la propia pensión. La base reguladora se calcula dividiendo las bases de cotización del interesado por un divisor determinado que corresponde a los meses de cotización. Cuanto mayor sea la base de cotización, mayor será la base reguladora sobre la que se aplicará el factor de sostenibilidad, que en el fondo es un factor de reducción.

Porque no es lo mismo aplicar la reducción a una cifra baja que a una cifra alta. Ahí está el quid de la cuestión. Granado recuerda que en España “la base máxima de cotización, que constituye la base reguladora, es mayor que la pensión máxima. En 2014 la base máxima de cotización será de 43.164 euros y la pensión máxima de 38.544, 4 euros”. Valga el ejemplo: si estuviéramos en 2019, el factor de sostenibilidad se aplicaría sobre 43.164 euros, no sobre la pensión máxima. “Quien haya cotizado por la pensión máxima está disminuyendo las pensiones de los demás, porque una vez que llegue al 100% de la base reguladora con un periodo amplio cotizado, absorberá el factor y seguirá cobrando la pensión máxima. Sostener las pensiones parece que sólo se puede hacer fastidiando al de al lado”, apunta Granado. 

“La reforma va a empeorar las pensiones más bajas para beneficiar a las más altas. Y lo que es peor, el Gobierno se ha comprometido con la UE a ahorrar con las pensiones. Todo lo que no ahorre en las pensiones más altas tendrá que hacerlo con las bajas. Esto rompe el principio de solidaridad que contempla la Constitución. Esto es justo lo contrario de Robin Hood”, concluye Granado

En UGT suscriben la tesis de Granado. Han hecho sus propios cálculos y han llegado a la misma conclusión: la pensión máxima será la única que escape de los recortes. Juan José Manzaneque, secretario de Política Social de la Unión de Jubilados y Pensionistas del sindicato, recuerda que el problema lo van a sufrir los pensionistas del futuro: “Se van a encontrar con serios problemas y muchos desequilibrios. Ahora empezamos a cotizar más tarde, los sueldos son peores y las bases reguladoras por tanto serán más bajas.Las pensiones van a bajar un montón en el futuro”. 

Ese problema no lo sufrirán los que puedan pagar la máxima cotización durante el tiempo necesario. Según la Confederación Española de Pensionistas y Prejubilados (CEPYP) sólo el 10% de los cotizantes lo hacen por el máximo. Entre este grupo de privilegiados están, como señala Granado, “todos los altos cargos de la Administración y los diputados y senadores del PP que han votado en solitario la ley”. Llegados a este punto, el antiguo secretario de Estado de la Seguridad Social ya no puede disimular su indignación: “Es de un cinismo espantoso oír hablar del factor de sostenibilidad a las mismas personas que se empeñan en tapar que a ellas ese factor no les va a afectar”.  

“Al Gobierno le da igual lo que pase con las pensiones”, ahonda Manzaneque. El dirigente sindical critica que el cálculo del factor de sostenibilidad se establezca a partir de “un montón de elementos reductores”. No duda en calificarlo de “entelequia” porque su cálculo no es precisamente un dechado de claridad. Manzaneque se pregunta qué pasará con la esperanza de vida, un elemento que tiene un gran peso en la determinación de ese factor de sostenibilidad, y que con los recortes en Sanidad es posible que baje en los próximos años.

Es de la misma opinión Manuel Doblado, directivo de la CEPYP. “No sé qué pasará con el llamado factor de sostenibilidad. Yo particularmente tengo serias dudas de que los políticos esperen a 2019 para introducirlo en el cálculo de las pensiones. Creo que lo harán antes, justo después de las elecciones. A Doblado le preocupa más la revalorización de las pensiones, apenas un 0,25% en 2014 y en los años venideros, dado que no se espera que la Seguridad Social obtenga beneficios. 

Granado critica, pero es de los que proponen alternativas: “Deberíamos aplicar un modelo como el que se aplica en Europa. Otras legislaciones determinan que a la cotización a partir de una mayor cuantía se le aplica un porcentaje y no el total. Otra medida sería generar una pensión lineal a partir de una determinada cotización. Pero no, aquí lo único que importa es reducir la pensión”.