Posts Tagged ‘Arabia Saudí’

La politización del dolor de las víctimas del terrorismo

10 octubre, 2017

Fuente: http://www.vnavarro.orgHafida Oukabir

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 30 de agosto de 2017.

Este artículo incorpora una serie de observaciones sobre temas la politización del dolor de las víctimas generados a raíz del ataque terrorista.

A raíz del ataque terrorista en Barcelona y en otros centros urbanos y pueblos de Catalunya, hemos visto durante estos últimos días varios hechos que merecen destacarse. Uno es el espíritu de solidaridad, auténticamente ejemplar, entre las distintas culturas existentes en Catalunya, que alcanzó su máxima expresión cuando en Ripoll se pidió que fuera Hafida Oukabir, la persona musulmana hermana de dos de los terroristas (uno muerto y el otro en prisión), la que resumiera el sentir del dolor y del rechazo hacia el terrorismo que la población de Ripoll sentía. Y en Barcelona, otra persona, también musulmana, Miriam Hatibi, fue una de las dos personas escogidas para leer el manifiesto de protesta y solidaridad, ampliamente aplaudido por el medio millón de personas presentes. El grito espontáneo surgido de la ciudadanía, No Tenim Por! (¡No tenemos miedo!) representaba el sentimiento generalizado de la población barcelonesa de no permitir que el miedo configurara el futuro de la ciudad. La Alcaldesa Colau definió de una manera muy clara y emotiva lo que este grito significaba: era la llamada “a que Barcelona continuara siendo lo que siempre fue y continúa deseando ser, es decir, una ciudad abierta, plural, diversa y solidaria”.

Pero también hubo aspectos no tan positivos durante estos días de gran dolor, que aparecieron tanto en Catalunya como en el resto de España, que merecen señalarse también y que, en cambio (y de un manera predecible) no aparecieron en los mayores medios de comunicación del país, altamente controlados, bien por intereses financieros (los medios privados) o por los partidos gobernantes (los medios públicos). En este aspecto, es importantes señalar que el excelente discurso hecho por Hafida Oukabir en Ripoll incluía un ruego (diría yo exigencia) de que las instituciones catalanas hicieran una autocrítica sobre el comportamiento que habían tenido todos estos años que antecedieron al ataque terrorista, ruego que ha pasado desapercibido y desatendido por completo. Por desgracia, la autocrítica no es una virtud ampliamente practicada en los medios del establishment político-mediático del país, ni de Catalunya ni de España. Resultado de cuarenta años de una dictadura enormemente represiva (convirtiéndose en el régimen gobernante de España que ha atemorizado y asesinado al mayor número de españoles que haya existido en su reciente historia) y de una transición inmodélica, existe hoy en tales medios una cultura democrática poco desarrollada. Y la respuesta a la crisis creada por el terrorismo por parte de tales establishments fue una clara prueba de ello. Veamos algunos ejemplos.

La clara politización por los partidos y movimientos políticos de los hechos acaecidos

Un mensaje hecho con gran contundencia en la manifestación del sábado 26 de agosto (que se centró en una denuncia del terrorismo y una demanda para que exista la paz) fue un rechazo por parte de amplios sectores de la manifestación a la Monarquía Borbónica por su relación privilegiada con la familia real de Arabia Saudí (una de las cinco monarquías absolutas todavía existentes en el mundo), y al partido gobernante en España (el Partido Popular), por su activa y masiva venta de armas españolas a aquel Estado. Aplaudo esta crítica, y solo lamento que no se hubiera hecho mucho antes. Pero me apena que muchos de los protagonistas de estas protestas hayan tenido escasa credibilidad, pues era obvio que su máximo interés era desacreditar a los receptores del mensaje –el Monarca y el gobierno Rajoy- pero, en cambio, parecía importarles poco el argumento que utilizaban para denunciarlos, es decir, la ayuda a los Estados (en este caso, Arabia Saudí) que financiaban el terrorismo. Como indiqué en otro artículo reciente (Ver “Lo que no se está diciendo a raíz del ataque terrorista en Barcelona”, Público, 24.08.17) tales voces, supuestamente escandalizadas con el comportamiento del Rey y del gobierno Rajoy, han mantenido un silencio ensordecedor sobre el apoyo que una institución enormemente importante en Catalunya ha dado a otra dictadura tan absolutista y medieval (y esclavista) como la de Arabia Saudí, que es Qatar, y que es también una de las mayores financiadoras de movimientos yihadistas. Esta institución, protegida por el silencio, es nada menos que el Club de Fútbol de Barcelona que, a través de las camisetas de los jugadores ha estado promocionando al Estado de Qatar, una de las monarquías más absolutas y una de las dictaduras más crueles existentes en el mundo, que también ha estado financiando al terrorismo yihadista. Me parece bien que un conocido militante independentista apareciera casi al lado del rey Felipe VI con una pancarta en que se leía “Felipe, quien quiere la paz no trafica en armas” (en catalán). Pero tal protesta hubiera tenido más credibilidad si aquel y otros miles de independentistas, así como otros que denunciaban al Rey y al gobierno Rajoy hubieran denunciado al Barça en cada partido de fútbol que se jugaba en su campo, por promocionar Qatar. Nunca vimos tal denuncia o abucheo en el campo del Barça, y ello a pesar de que estuviera lleno de banderas independentistas. ¿Por qué callaron tanto tiempo?

La doble moral de los mayores medios de comunicación

Y esta incoherencia se mostró también, como era predecible, en los mayores medios de comunicación catalanes. Prácticamente ninguno de ellos denunció la transformación del Barça (al que, con razón, se le presentó durante la dictadura como de “ser más que un club” por facilitar que la gente canalizara su rechazo a la dictadura a través del fútbol, siendo la única expresión colectiva permitida), en un mero instrumento propagandista del Estado de Qatar, una de las dictaduras más crueles, opresivas, esclavistas y apoyadores del terrorismo existentes hoy en el mundo. Este silencio se convirtió en veto cuando envié a los tres rotativos más importantes de Catalunya un artículo denunciando al Barça por ello, sin que nunca lo publicaran (ver el artículo “El Barça, ¿más que un club?”. ARA, 06.06.16). La censura fue su respuesta. Y tampoco apareció tal denuncia en los mayores canales televisivos de Catalunya, que también han silenciado aquella transformación que, mírese como se mire, es una ofensa a todos los que lucharon por la democracia y justicia social durante la dictadura, que ven ahora cómo los propietarios del Barça transformaron tal club defensor de la libertad y de la democracia en el promotor de una dictadura cruel y terrorista. Aconsejo a los lectores que vean el excelente documental sobre la transformación política del Barça, presentado a nivel internacional por un canal público de la televisión sueca, mostrando lo que fue y lo que representó el Barça durante la dictadura franquista, y lo que ha llegado a ser estos últimos años. (Verlo colgado en mi blog http://www.vnavarro.org). Me alegra ver que Jordi Évole en su artículo semanal en El Periódico, días después de que yo denunciara el silencio sobre el Barça, publicara la primera denuncia del Barça en los medios que he visto en la prensa escrita en papel en este país.

La instrumentalización política del dolor de las víctimas por parte de los mayores medios de información

La falta de cultura democrática que caracterizó la cultura mediática española, que incluye la catalana, apareció una vez más en la manera cómo se cubrieron los hechos dramáticos ocurridos en Barcelona. Tal sesgo alcanzó niveles vergonzosos en la presentación de las figuras protagonistas del evento: las autoridades políticas de carácter institucional. A nivel del Estado central la noticia preferente de los mayores medios próximos al partido gobernante en el Estado español era mostrar el deseo de unidad y prevención de la secesión, dando gran hincapié a la necesidad de mantener una coordinación dentro de la unidad, mostrando, de nuevo, gran incoherencia (hipocresía), pues había sido el Estado central el que había mostrado menos cooperación, consecuencia de su jacobismo, ocultando información a las autoridades catalanas que hubiera sido de gran ayuda, tal como ha documentado la prensa internacional. Pero los medios públicos de la Generalitat de Catalunya también mostraron claros signos del sesgo informativo -al cual nos tienen acostumbrados- intentando negar la importancia de un aviso recibido de Bruselas sobre el Imán, bajo la pobre excusa de que era una mera nota “informal”.

Pero esta utilización de los mayores medios públicos de la Generalitat de Catalunya, y sobre todo de TV3, para promover la secesión de Catalunya fue la visibilidad preferencial que tal canal dio a la figura del President Puigdemont y al Vicepresident Oriol Junqueras, dejando muy en segundo plano a la alcaldesa Ada Colau. La única diferencia con la televisión pública española es que en aquel canal el Monarca y Rajoy absorbieron la mayoría de visibilidad mediática. En ella la alcaldesa Colau tampoco apareció de una manera muy visible. En cualquier otro país demócrata la alcaldesa de la ciudad hubiera liderado la manifestación ciudadana. No así en España. Y la utilización de TV3 para promover el secesionismo alcanzó niveles extremos, como las entrevistas hechas durante la marcha del 26 de agosto en homenaje a las víctimas, a los dos dirigentes del movimiento proindependencia, el Presidente de la ANC y el de Omnium, dándoles un protagonismo que no se le dio a ninguna otra asociación, a pesar de que tenían mucha más centralidad en la crisis terrorista que estos personajes políticos. Creo que a la audiencia le hubiera gustado más que se entrevistara a personal del sistema sanitario de urgencias, por ejemplo (que probablemente se habrían quejado, con razón, de la falta de recursos, resultado de los recortes sanitarios del gobierno Junts Pel Sí), que no a tales dirigentes de movimientos secesionistas que aparecen continuamente en tales medios promoviendo la secesión.

Y también debería hacerse una crítica a las Iglesias, incluyendo las musulmanas, que no se hizo

Pero las críticas deberían también extenderse, como bien pedía Hafida Oukabir, a las comunidades religiosas, que actuaron con gran solidaridad durante la crisis, lo cual aplaudo, pero olvidaron en el periodo pre-crisis la responsabilidad que todas ellas tuvieron en contribuir a crear las condiciones para que tal ataque ocurriera. Y es ahí donde debería criticarse a las religiones, o mejor dicho, a las Iglesias (las instituciones humanas que gestionan las religiones) por su actitud moralizante, arrogante y escasamente democrática. El lector me permitirá hacer una reflexión muy local y que espero aclare lo que digo. Si usted va al bello pueblo de Cadaqués en el Alt Empordà, verá que en un lugar muy prominente de la fachada de la Iglesia hay un reloj de sol. Y bajo tal reloj hay una frase que lo resume todo. Dice “Yo (el reloj de sol) sin sol no soy nada. Tú sin fe no eres nada”. Esta frase es enormemente insultante para los que no somos creyentes, al definirnos como parte de la nada. Bajo este lema de superioridad moral, que se presenta en todas las religiones, las Iglesias se han atribuido la potestad de dominar, explotar y violar todos los derechos humanos imaginables. Y la historia de nuestro país es un ejemplo de ello. Hubo épocas en Catalunya, en España y en Europa, en que el terrorismo de la Iglesia Católica –como en la época de la Inquisición- o durante su apoyo a la dictadura, estaba generalizado. Esto no se ha enseñado en nuestras escuelas y debería haberse hecho.

El Estado debería respetar las religiones, pero regular a sus Iglesias

Y el otro punto que debería también criticarse es la excesiva permisividad del Estado español (sea central, autonómico o local) hacia las Iglesias. Y estoy hablando de todas las Iglesias, que a través de la enseñanza y normativa moral que promueven alcanzar una enorme influencia sobre la población. En realidad, uno de los instrumentos más importantes que utilizó la dictadura franquista para mantenerse en el poder fue la Iglesia Católica, que era una rama del Estado (los sacerdotes eran pagados por el Estado y los obispos eran nombrados por el dictador), y que adoctrinó durante cuarenta años a toda la población. Incluso hoy la Iglesia Católica continúa ejerciendo una enorme influencia en la cultura general del Estado, siendo una de las máximas promotoras, por ejemplo, de la uninacionalidad del Estado y del machismo en el país.

En la España actual, las Iglesias (todas) están en situación privilegiada, la católica mucho más que cualquier otra, siendo ello una consecuencia directa, en el caso de la Iglesia Católica, de la continuación de la cultura franquista en las instituciones del Estado. Y este privilegio incluye una tolerancia excesiva que tiene componentes antidemocráticos, lo cual repercute negativamente sobre la formación y educación de la ciudadanía. Y ello aplica también a la Iglesia musulmana existente en España. Los Imanes -como educadores de sus feligreses- deberían estar regulados, aprobados y registrados por el Estado (sea este central, autonómico o local), asegurándose de que comparten los valores democráticos del país. No puede ser que algunas Iglesias Musulmanas sean “islas de otros países” dentro del país, financiadas desde fuera, transmitiendo una cultura distinta a la del lugar donde residen y viven sus feligreses. Es más, los Imanes deberían hablar el lenguaje de sus feligreses y tener los valores democráticos de la sociedad donde se ubican. Esta normativa, existente ya en otros países, debería aplicarse a todas las Iglesias, y también a la musulmana en España. Y las comunidades musulmanas necesitan presionar para que ello ocurra.

La integración de los jóvenes musulmanes a la sociedad

Pero tales comunidades deberían presionar (junto con toda la sociedad) para que se integre a los jóvenes en la sociedad. Lo que es más importante conocer, de todo lo que ha ocurrido, es saber por qué unos jóvenes que parecían integrados en la sociedad catalana se convirtieron en terroristas. Este es el gran tema del que apenas se ha hablado. Cargar todas las culpas en el Imán es insuficiente. Tan importante es el mensaje como el mensajero. ¿Qué es lo que se estuvo transmitiendo a los jóvenes? ¿Era la transmisión de las brutalidades que se están cometiendo en los países de mayoría musulmana en los que los gobiernos occidentales, como España, están bombardeando o ayudando a bombardear a sus poblaciones? ¿O fue su motivación religiosa la de matar a los infieles? ¿O puede el deseo de recuperar Andalucía remontarnos entonces a la época medieval? Estas son preguntas que deben responderse, pues ello puede llevarnos a una reflexión general, muy necesaria, sobre cuál es el papel de las Iglesias en una sociedad democrática, dentro de otro debate, incluso más urgente y necesario, de cuál es la función de los medios de comunicación en nuestro país, que más que ser de información son de persuasión. La libertad y la democracia dependen, en parte, de ello.

Anuncios

El bombero que se enfrenta a una suspensión por no custodiar armas para Arabia Saudí: “No podía participar en eso”

15 mayo, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Un bombero se enfrenta a una suspensión de empleo por negarse a custodiar una carga de bombas por una cuestión de objeción de conciencia.

Eduardo Azumendi

06/04/2017 – 18:59h

Un hombre muere en el incendio de una vivienda en Bilbao
Bomberos de Bilbao, en una imagen de archivo EFE

13 de febrero de 2017. Josu, cabo de bomberos del Servicio de Extinción de Incendios de la Diputación de Bizkaia, se acerca junto con otros dos compañeros al Puerto de Bilbao para custodiar y supervisar un cargamento de material peligroso. El protocolo exige que al menos un equipo formado por tres bomberos (uno de ellos un cabo) supervise este tipo de procedimientos. Hasta ahí todo normal. Lo que viene a continuación es lo que se sale de lo habitual. El cabo (con nombre ficticio Josu a partir de ahora) pregunta por el tipo de material peligroso que transportan los contenedores que se van a cargar. La respuesta: bombas con destino a Arabia Saudí. Inmediatamente le asaltaron las imágenes de lo que está ocurriendo en las inmediaciones de este país, con bombardeos y ataques a países en su radio de influencia, como Siria o Yemen. “Cuando escuche que había bombas en el contenedor y me las imaginé dentro de él, se me encogió el corazón. Me vinieron a la cabeza los continuos bombardeos a escuelas y hospitales”, explica Josu a eldiarionorte.es.

Entonces, llamó a sus superiores, comentó que por una cuestión de objeción de conciencia no podía realizar el trabajo de supervisión y pidió ser relevado. Alrededor de diez minutos después llegó otro cabo. “No podía participar en ese trabajo. Ya sé que es legal y no está prohibido, pero mi conciencia me lo impedía”.

Ahora, Josu se enfrenta a una suspensión de empleo y sueldo. “Pasaron los días y yo creía que todo estaba olvidado, pero me han abierto un expediente del que aún no tengo conocimiento oficial. Según la Ley de Función Público me podrían sancionar con entre dos y cuatro años de suspensión de empleo y sueldo porque en el expediente han calificado la falta de muy grave”.

¿Lo volvería a hacer si se diese de nuevo la circunstancia? “En ningún momento pensé que podía tener una repercusión como la que ha tenido. El caso es que tengo familia, con dos hijos pequeños. Mi situación económica no me permite quedarme sin sueldo. Si se trata de una cuestión de conciencia y me pilla sin familia desde luego volvería a actuar igual, pero tengo dos hijos y…..”

La sección sindical de CNT en la Diputación Foral de Bizkaia ha denunciado la apertura de expediente al bombero ya que, “ha hecho lo que corresponde tanto ética como profesionalmente”. Por su parte, EH Bildu y Podemos en la Diputación han exigido que no le sancionen, que la objeción de conciencia no es punible. El asunto, así como el envío propiamente dicho de las armas, se debatirá en Bizkaia, pero llegará al Congreso y al Senado.

Según CNT, “la Diputación Foral de Bizkaia, como parte integrante del Consejo de Administración del Puerto de Bilbao, debe velar por el cumplimiento de la resolución del Parlamento Europeo, 2016/2515(RSP)”, resolución que trata la situación humanitaria en Yemen. “Esta resolución insta a la UE al embargo de armas a Arabia Saudí”.

Perlas informativas del mes de marzo 2017

9 abril, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Una nueva recopilación de anécdotas, manipulaciones y curiosidades aparecidas en los medios de comunicación durante el pasado mes de marzo

Internacional

Solo en el matrimonio

“Tener relaciones sexuales la noche anterior promete una jornada laboral más productiva”, titula ABC el 6 de marzo. Parece que se han vuelto liberales si es para ser productivos. Pero si leemos el texto encontramos que se trata de que “un estudio viene a confirmar que aquellos matrimonios que tienen una vida sexual saludable tienen al día siguiente una mejor jornada de trabajo”. Obsérvese, “matrimonios”, solo matrimonios. Si usted no está casado, el sexo no sirve para tener mejor jornada de trabajo.

La corbata de Trump

Bombazo informativo en portada de la versión digital de El País el 7 de marzo.

Noticia de El País sobre la corbata de Donald Trump.
Noticia de El País sobre la corbata de Donald Trump.

Repsol descubre

“Repsol realiza el mayor descubrimiento de petróleo de los últimos 30 años en EEUU”, titula El País el 11 de marzo. En realidad el descubrimiento lo ha hecho el consorcio Horseshoe, donde Repsol tiene el 25%, el resto es de la empresa Armstrong, que es actualmente el operador de los pozos que explotan el subsuelo. Pero queda más chauvinista decir que Repsol realiza el descubrimiento y, sobre todo, viene bien para la cotización en Bolsa de un fiel anunciante del periódico, con quien además compartes accionistas.

En Alemania

¿Imagináis si esto hubiera sido en Venezuela? ( Infolibre, 14 de marzo).

Noticia de Infolibre sobre la ley de Alemania contra las calumnias en redes sociales.
Noticia de Infolibre sobre la ley de Alemania contra las calumnias en redes sociales.

Consejo de Mujeres

Mirad, en el Consejo de Mujeres de Arabia Saudí todos tienen pene. Vaya disgusto para los de HazteOir ( Público, 14 de marzo).

Imagen de la noticia de Público sobre el Consejo de Mujeres saudita.
Imagen de la noticia de Público sobre el Consejo de Mujeres saudita.

Lo importante de Brasil

El 16 de marzo las calles de Brasil ardían de manifestaciones contra su presidente, pero a  El País al día siguiente le gustó más esta noticia para poner en su portada digital. Es verdad que la otra también la difundió, pero en un sitio mucho menos destacado.

Noticia de El País sobre Brasil.
Noticia de El País sobre Brasil.

El censor

Lo leímos el 21 de marzo en El Mundo, pero fue difundido por todos los medios: “Twitter suspende más de medio millón de cuentas desde 2015 para abordar el extremismo”. Lo curioso es que solo un 2% de esas suspensiones fue a petición de gobiernos, es decir, la empresa de Twitter son los principales censores en el siglo XXI, y parece que a nadie le molesta.

Para lo que hemos quedado

Íbamos a crear la Europa democrática y con gran futuro y hemos acabado conmemorándolo en el país menos democrático y más homófobo y junto al Juicio Final de Miguel Ángel.

Noticia de la conmemoración del Tratado de Roma en El País.
Noticia de la conmemoración del Tratado de Roma en El País.

Desmantelar lo que no hay

“Trump desmantela la política ambiental de Obama contra el cambio climático”, titulaba el 28 de marzo El País. Fueron varios medios los que recurrieron a la expresión desmantelar. Lo curioso es que luego reconocen en el texto de la noticia que “el plan de Obama para reducir las emisiones de las plantas energéticas y que quiere desmantelar Trump nunca llegó a entrar en vigor”.

Gran analista

Pues este es un analista político de la CNN ( tuit 30 de marzo). Parece que no los eligen muy rigurosos, como sean igual de precisos sus análisis.

Tuit del analista sobre la muerte de Evo Morales.
Tuit del analista sobre la muerte de Evo Morales.

España

Otra que fallece sin asesinarla

Como bien señala Carmen Domingo en el tuit, para El Mundo el 3 de marzo, no es que la degüellen y asesinen, es que “fallece tras ser degollada”.

Noticia del mundo sobre violencia de género en Alcobendas.
Noticia del mundo sobre violencia de género en Alcobendas.

¡Extra!, ¡extra!

Supongo que debe ser duro encontrar noticias regionales que merezcan ir a toda página ( El Faro de Vigo, 5 de marzo).

Noticia sobre el chupete para el hijo de Feijóo de El Faro de Vigo.
Noticia sobre el chupete para el hijo de Feijóo de El Faro de Vigo.

No molestar al anunciante

Vimos en pocos medios esta noticia del 13 de marzo. Ay, el dinero de la publicidad, para cuánto da de sí.

Noticia sobre la investigación a la cúpula de El Corte Inglés.
Noticia sobre la investigación a la cúpula de El Corte Inglés.

Nazi víctima

Cuando una nazi que da a una paliza a una chica se convierte en “joven vinculada a grupos neonazis a la que golpearon a la puerta de un pub de Murcia” ( El País, 16 de marzo). Y si lo vemos en  Antena3 TV escucharemos “joven que sufrió una agresión por un grupo radical de izquierdas” y ahora “acusada de una supuesta agresión a un joven de ideología contraria”.

Noticia en El País sobre la neonazi detenida.
Noticia en El País sobre la neonazi detenida.

Sacar a pasear

Miren estos de La Voz de Asturias el 16 de marzo que concepto tienen de la mujer. Puedes pasear al perro o a la novia.

Tuit de la noticia "Fernando Alonso pasea a su novia".
Tuit de la noticia “Fernando Alonso pasea a su novia”.

Algún motivo tendría

En  El Mundo del 17 de marzo están buscando las causas por las que se produce una agresión machista. ¡Porque alguna causa o motivo debe haber!

Texto de una noticia de El Mundo sobre un caso de violencia de género.
Texto de una noticia de El Mundo sobre un caso de violencia de género.

Pon “joven transexual”

Parece que iban sobrados de espacio en  El Español el 21 de marzo y, en lugar de poner Cassandra, pusieron “Ramón Vera, la joven transexual de Murcia conocida como Cassandra”. ¿O sería por alguna otra morbosa razón?

Texto de El Español de la noticia sobre Cassandra Vera.
Texto de El Español de la noticia sobre Cassandra Vera.

Embestida de la democracia

En el  ABC del 21 de marzo lo que hace la mayoría soberana elegida en el Parlamento se llama “embestida de la oposición”.

Noticia de ABC sobre la "embestida de la oposición" en el Congreso.
Noticia de ABC sobre la “embestida de la oposición” en el Congreso.

Amado emprendedor

Los de  El País del 22 de marzo te explican lo guay que es educar a tu hijo para que sea un abogado subcontratado a horas por Movistar en lugar de juez.

Consejos de El País para que tus hijos no sean funcionarios.
Consejos de El País para que tus hijos no sean funcionarios.

Lo pagaron los malos

Un estudio de un Observatorio de Medios muestra el racismo y la xenofobia en algunos medios de comunicación, pero  El Español del 24 de marzo lo que denuncia es que lo financió Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat: “Un grupo apoyado por la Generalitat señala a periodistas que ‘odian’ a negros y catalanes”, titulan.

Los culpables

Recuerda que si te matas en un curva que el Gobierno no arregló es  por culpa del PSOE y Compromís que no apoyaron los presupuestos generales del Estado.

Tuit del PP de Alicante sobre los puntos negros en las carreteras.
Tuit del PP de Alicante sobre los puntos negros en las carreteras.

Le pilló en el comunismo

El telediario de  TVE1 del 26 de marzo dedica una noticia a una lectura de poemas de Miguel Hernández en su ciudad natal con motivo del 75 aniversario de su muerte. Dicen que la guerra civil “le pilló, como a muchos otros, en el bando perdedor”, como si el haber luchado por la república fuera un hecho casual. Miguel Hernández era miembro del Partido Comunista y defensor de la II República y la legalidad democrática, y por eso luchó en el bando en que creía y no en el que “le pilló”.

Captura del Telediario de TVE en una noticia sobre Miguel Hernández.
Captura del Telediario de TVE en una noticia sobre Miguel Hernández.

Captura del Telediario de TVE en una noticia sobre Miguel Hernández.
Captura del Telediario de TVE en una noticia sobre Miguel Hernández.

Periodistas contra la información

Nos dijeron que los departamentos y servicios de prensa se creaban para facilitar la información a los periodistas. Pues aquí tienen al jefe de prensa del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, apartando a empujones a una periodista que preguntaba sobre corrupción ( LaSexta, 27 de marzo). Para lo que han quedado algunos periodistas.

Con amigos así…

Algunas ayudas no sé si favorecen pero al menos sirven para conocer las preferencias (ABC 27 de marzo).

Portada de ABC sobre Susana Díaz.
Portada de ABC sobre Susana Díaz.

El eje del mal

Como dice Victor Guerrero, Podemos, yihadismo y tuitera en una misma página. El ABC del 30 de marzo contra el eje del mal.

El ABC del 30 de marzo contra "el eje del mal".
El ABC del 30 de marzo contra “el eje del mal”.

Marhuenda y Mongolia

Tras un debate en  LaSexta el 31 de Marzo entre Francisco Marhuenda y la revista Mongolia. Creo que sobran comentarios.

Marhuenda VS Revista Mongolia en el tuit del director de La Razón.
Marhuenda VS Revista Mongolia en el tuit del director de La Razón.

Noticia de Eleconomista.es sobre una condena a Francisco Marhuenda.
Noticia de Eleconomista.es sobre una condena a Francisco Marhuenda.

Pascual Serrano es periodista. Su último libro es Medios democráticos. Una revolución pendiente en la comunicación. Akal.
www.pascualserrano.net

Rehenes del paro contra víctimas de la guerra

30 marzo, 2017

Fuente: http://www.ccaa.elpais.com

El alcalde de Cádiz ahonda en su opinión sobre los contratos navales con Arabia Saudí.

JOSÉ MARÍA GONZÁLEZ SANTOS26 FEB 2017 – 23:12 CET

El alcalde de Cádiz, José María González.El alcalde de Cádiz, José María González. PACO PUENTES

Lean con atención. Esta es la historia del penúltimo contra el último. Pero déjenme que me remonte algunos años atrás. Era un 12 de julio de 1977. El buque Esmeralda arribaba a Cádiz para reparar averías. Cuando la nave chilena realizaba la maniobra de atraque, los trabajadores de Astilleros lo abucheaban. Aquel barco había sido utilizado como cámara de torturas flotante del régimen de Pinochet. En aquel momento, los trabajadores se negaron a repararlo. Yo tenía solo dos años pero recuerdo aquella lección de dignidad. La recuerdo porque mi padre era soldador y me la contó orgulloso. Por aquel tiempo, en Cádiz, las horas no las marcaban las agujas del reloj, sino el sonido de la sirena en los cambios de turno en el dique.

Fue entonces cuando a la provincia de Cádiz llegó otro barco. No era una nave cualquiera y llegó sin avisar. Era un barco pirata con un capitán sin palabra que vestía chaqueta de pana. Era el barco del paro. Aquí es donde empieza nuestra historia. El Gobierno de Felipe González fue quizás el principal responsable del desmantelamiento de los astilleros gaditanos a través de unos planes de ajuste denominados eufemísticamente “de reconversión industrial”, que supusieron una reducción de puestos de trabajo del 88% en la industria naval gaditana. El Partido Popular ha continuado en la misma dinámica de desmantelamiento y dejación de funciones en términos de desarrollo de un auténtico Plan Industrial, diversificación de la producción, desarrollo de la industria civil, etc. Más aún, el PP ha cerrado deliberadamente puertas de salida para nuestra industria con la penalización imbécil de las renovables.

Nada sustituyó al empleo industrial. Cádiz es la provincia con más paro de toda Europa. Esa realidad estadística no es neutra. La consecuencia más trágica de eso es algo que me toca reconocer en este punto: no somos un pueblo libre. Somos rehenes. Y a quién es rehén no se le puede pedir más que que responda con lo que le permita permanecer vivo. Somos rehenes de un secuestro que se sustenta en un chantaje permanente: o el paro o la emigración, donde están la mitad de mis vecinos, o el paro o la precariedad, donde está la otra mitad, o el empleo o la salud, y a mis vecinos les duelen los huesos como si fueran viejos aunque tengan 30 años, y ahora para este caso, una terrible y mezquina trinchera moral: o el empleo o los Derechos Humanos. Me han preguntado muchas veces cómo ha cambiado mi perspectiva en este viaje insólito del activismo al gobierno de una ciudad. Para mí el cambio fundamental después de un año y medio es que antes denunciaba los problemas en general, y esa denuncia era certera, y ahora esos problemas tienen nombre, apellidos, hijas y padres. Esos problemas tienen piel quemada y huesos doloridos con los que tengo la obligación de vestirme a diario. Si tengo ánimo para seguir adelante es porque sé que hay una estrategia de rescate para liberarnos de este secuestro pero me rebela la realidad cotidiana de que no tengo la capacidad suficiente para llevarla a cabo y que a quienes sí la tienen o les falta voluntad o les sobra cobardía.

Defendemos el empleo y defendemos los Derechos Humanos, entre otras cosas porque el derecho a una vida digna también es un derecho humano. Nunca debieron ser incompatibles. Quienes los han hecho incompatibles son precisamente aquellos que están detrás de las verdaderas razones que explican la guerra y sus podridos intereses comerciales.

Decía el filósofo Daniel Bensaïd que el sistema capitalista funciona como un ventrílocuo. Mientras agujerea el casco del barco en la oscuridad, coloca el foco de la culpabilidad sobre quienes nadan para no ahogarse. Fabricar barcos militares y estar en contra de la guerra es una contradicción. Pues claro que lo es, maldita sea. Una contradicción impuesta por un sistema injusto, en el que las decisiones sobre qué se produce en una empresa pública y a quién se le vende no están ni mucho menos al alcance de este alcalde ni de ningún ciudadano de a pie. Pero una contradicción al fin y al cabo. La asumo con toda la honestidad moral de la que soy capaz de armarme. Como alcalde de Cádiz, pero también como militante revolucionario y antimilitarista. Asumo esta contradicción, pero para poder superarla. Para otros no es una contradicción. Al Partido Popular de la guerra de Irak, no le duele la conciencia, porque no la tiene. Tampoco al parecer a la gestora del PSOE, supongo que porque se la dejaría atascada en alguna puerta giratoria. A nosotros sí. A mí me duele el metal de la Bahía porque mi casa olía al hierro con el que mi padre se dejaba los pulmones para alimentarme, de la misma manera que me duelen los refugiados que generan sus sucias guerras. Ojalá pudiéramos elegir como eligieron aquellos trabajadores hace cuarenta años frente al buque Esmeralda. Convencido de que las cosas no las cambian minorías intelectuales, por más razón que tengan en sus planteamientos, sino la mayoría social de las clases populares, por más contradicciones con las que tengan que bregar; mi lugar está junto a los trabajadores, nunca frente a ellos, para que en un futuro lo menos lejano posible podamos dejar de depender de estos contratos, tan insultantes para nuestros principios humanos como ahora vitales para la supervivencia de nuestra gente. Quien no tenga esta contradicción o es un inconsciente o forma parte de una élite biempensante sin voluntad o potencialidad real de cambio.

José María González Santos es alcalde de Cádiz

El juicio a un predicador saudí por violar y matar a su hija desata la indignación

31 marzo, 2013

Fuente: diario EL PAÍS

Ángeles Espinosa | Dubái 9 FEB 2013 – 20:10

Nada va a devolverle la vida a Lama, una niña saudí de cinco años muerta como resultado de una brutal violación. Sin embargo, la campaña de las activistas saudíes y el escándalo internacional que ha desatado tal vez logren que el responsable sea castigado con una larga pena de prisión. Las sospechas recaen sobre el padre de la niña, un popular telepredicador que ha confesado haberla disciplinado ante su temor a que hubiera perdido la virginidad. Las promotoras de la movilización quieren evitar que el controvertido sistema judicial de Arabia Saudí le permita librarse de la cárcel con el pago de una mera compensación económica a la madre.

Solo el enunciado de lo ocurrido a Lama pone los pelos de punta. El 25 de diciembre de 2011, la niña ingresa en el hospital Rey Saud de Riad con el cráneo aplastado, el brazo izquierdo y varias costillas rotas y una uña arrancada. La madre, que está divorciada del padre y no tiene la custodia, ha declarado a la prensa local que el personal médico le dijo que su hija tenía el recto rasgado y que el causante había intentado cauterizárselo. Diez meses de agonía después, la pequeña Lama muere.

El rumor que se extendió a principios de esta semana, a raíz de la vista del caso que se celebró el pasado domingo, es que el padre fue excarcelado. Dada la falta de transparencia informativa que caracteriza al Reino del Desierto, varios medios anglosajones se hicieron eco de una noticia no contrastada según la cual el polémico clérigo, Fayhan al Ghamdi, había quedado en libertad tras pagar a su exesposa el equivalente a unos 35.000 euros en concepto de diyá, literalmente “dinero de sangre”, que es la compensación económica que la ley islámica (sharía) establece para los herederos de la víctima de una muerte violenta.

“No, no es en absoluto cierto”, desmiente Aziza al Yusef, una de las activistas saudíes que ha liderado la campaña para que se haga justicia con Lama. “Al Ghamdi sigue en prisión y el juicio continúa; la próxima vista será el miércoles”, asegura durante una conversación telefónica con esta corresponsal.

Gracias a la movilización de las activistas, la madre de la pequeña ha podido disponer de un abogado facilitado por la Organización de Derechos Humanos y el caso se ha conocido tanto dentro como fuera de Arabia Saudí. Eso ha sido suficiente para desatar la indignación generalizada, incluso en un país donde hay clérigos que para evitar el abuso infantil proponen que a las niñas se les tape la cara desde la cuna.

La policía detuvo a Al Ghamdi, un predicador que suele aparecer en las cadenas locales de televisión pontificando sobre moralidad. Según la filtración de su declaración ante las autoridades, sospechaba que su hija no era virgen y tras un examen ginecológico que no le dejó satisfecho, admitió haber usado un bastón y cables eléctricos con la niña.

De ser cierta, esa confesión sería suficiente para inculpar al perverso padre. Sin embargo, en Arabia Saudí no hay un código penal escrito y los jueces se basan en su particular entendimiento de la ley islámica, un laberinto de dichos y tradiciones, a menudo contradictorios y que se han probado gravemente misóginos. Según una de esas provisiones, a un padre no se le puede responsabilizar de la muerte de sus hijos porque su pérdida es ya suficiente castigo. De ahí, que haya surgido el temor de que un hombre con tanta labia como Al Ghamdi pueda librarse de la cárcel tras compensar a la madre.

La mujer, cuya identidad no se ha revelado, ha rechazado esa posibilidad. Al Yusef, que está en contacto permanente tanto con ella como con su abogado, recuerda que esta insiste en pedir la máxima pena posible, sea la condena a muerte o cadena perpetua. Sin embargo, las activistas quieren ir más allá y utilizar este caso como palanca para que se suprima el fundamento que permite semejante despropósito.

El hecho de que el caso de Lama haya salido a la luz y se esté debatiendo en los medios locales pone de relieve que, junto al horror del abuso infantil y la violencia doméstica, en Arabia Saudí empieza a existir conciencia del problema frente a un pasado no tan lejano en que esos asuntos se consideraban privados. De hecho, su caso llegó a las autoridades gracias a la denuncia del centro de protección infantil del hospital en que la niña fue ingresada. Ese centro es fruto de un Programa de Seguridad Nacional que se puso en marcha en 2005. Las mujeres que están detrás de ese esfuerzo, incluidas varias princesas, tuvieron que convencer al muftí para que declarara que la violencia doméstica era un crimen. Pero no lograron que emitiera una fétua.