Posts Tagged ‘Jorge Fernández Díaz’

Abstención frente a Libertad

14 noviembre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Encarnación no se llamaba Encarnación, se llamaba Libertad. Sus progenitores le habían puesto ese bello nombre cuando decidió nacer en febrero de 1938, en medio de la campaña de bombardeos más violentos que sufrió la localidad de Sitges durante toda la guerra. Tomás, el padre de Libertad, tuvo que huir a Francia un año después y acabaría pereciendo en el campo de concentración nazi de Mauthausen, al que fue deportado con otros 7.000 españoles por obra y gracia de Franco. Su madre, Ana, sufrió todo tipo de penurias, humillaciones y represalias por haber sido compañera de un hombre cuyo único delito había sido defender la legalidad constitucional frente a una sublevación militar respaldada por la Alemania nazi y la Italia fascista. La pequeña Libertad, por su parte, tuvo que someterse a un bautizo forzoso y aceptar una denominación “como Dios manda”. No fue la única, hubo miles de niñas españolas llamadas Libertad, Harmonía o Alma que acabaron asumiendo el nombre de cualquier virgen o supuesta santa.

En la magnitud infinita del genocidio ideológico cometido por el franquismo, del que no reiteraré los datos que ya aporté en mi último artículo, robarte el nombre era casi una anécdota. Aquella era la España de las torturas, las violaciones, los lavados de cerebro, las cárceles de exterminio, los paredones y el garrote vil. Era la anécdota, pero también el símbolo. Había que abstenerse de pronunciar esa palabra. Libertad era un nombre proscrito, un término maldito y subversivo para aquel régimen que solo había dado los primeros pasos de una carrera criminal que se prolongaría durante cuatro décadas.

Esa dictadura sangrienta es la que han abrazado y legitimado oficialmente este jueves los dos grandes partidos de la derecha española. Su abstención, defendida desde la tribuna como si de un “no” se tratara, a la exhumación de los restos mortales del tirano les sitúa en los márgenes del sistema democrático. El PP y Ciudadanos han elegido colocarse en el mismo lugar que ocupaban Herri Batasuna y sus marcas electorales posteriores cuando se negaban a condenar los asesinatos de ETA. Aunque en este país ya estemos acostumbrados a casi todo, lo ocurrido en el pleno del Congreso de los Diputados ha sido histórico… tristemente histórico. Casado y Rivera han devuelto a la derecha de este país a los tiempos en que Manuel Fraga era elegido presidente de Alianza Popular entre vivas a Franco y gritos de “¡Arriba España!”

Es cierto que el PP tuvo menos complejos que Ciudadanos a la hora de colocarse la camisa azul de Falange. Eligió como portavoz en el debate a un político que se vanagloria de  asistir a retiros espirituales en el propio Valle de los Caídos. Jorge Fernández Díaz no defraudó las expectativas que, sin duda, había puesto en él Pablo Casado para amarrar unos cuantos votos por la derecha más extrema. El exministro del Interior utilizó la tribuna del Congreso para hacer apología del fascismo y ejercer el habitual revisionismo histórico. Fernández Díaz exhibió y recomendó la lectura de un libro que describe como un cuento de hadas la vida de los prisioneros políticos que construyeron el Valle de los Caídos. Fueron voluntarios, redimían penas, apenas hubo víctimas mortales…

Es cierto que la mayor parte (no todos) de los republicanos que trabajaron en Cuelgamuros se apuntaron voluntariamente para erigir la gran pirámide de Franco. La alternativa para ellos era permanecer en cárceles inmundas, en las que los presos se morían de hambre o como consecuencia de los malos tratos que les infligían los funcionarios… También en Mauthausen, Buchenwald o Auschwitz los judíos, soviéticos, polacos, españoles, homosexuales o gitanos iban voluntarios a realizar los durísimos trabajos que les asignaban los nazis. Todos ellos tenían la libertad de no hacerlo y acabar en la cámara de gas, apaleados o ahorcados. ¡Podían elegir! ¡Todos ellos eran voluntarios, señor Fernández Díaz, como los prisioneros que levantaron los muros entre los que usted sigue rezando de cuando en cuando! Al exministro del Interior solo le faltó rematar su intervención defendiendo la idoneidad de un lema que se aplicaba por igual en Madrid y en Berlín: “El trabajo os hará libres”.

No menos triste, aunque sí más retorcido, fue el papel que jugó el portavoz de Ciudadanos. El partido naranja sigue insultando cada día la inteligencia de los españoles con su malabarismo ideológico. Si la formación política que lidera Rivera empezó siendo parte de una coalición ultraderechista, para después girar hacia el centro, pasar después a la socialdemocracia y terminar… no sabemos muy bien dónde. Ahora los ciudadanos parecen decididos a cerrar el círculo y volver a la casilla de salida. Los argumentos aportados por Villegas parecían extraídos del manual del buen franquista que trata de aparentar que no lo es: “hay cosas más importantes”, “no es una prioridad”, “así no se hacen las cosas”, “no queremos que esté enterrado ahí, pero no apoyamos que le saquen de ahí”, “no es un asunto urgente”… ¿No es un asunto urgente, señor Villegas? El puñetero dictador lleva 43 años enterrado como un faraón en un templo que pagamos todos los españoles con nuestros impuestos. El mismo tiempo que miles de familias llevan buscando a sus seres queridos que fueron asesinados y enterrados como perros en las cunetas por defender nuestra libertad. ¿De verdad que no es hora ya de que la democracia se desvincule de la dictadura? ¿Quiere que esperemos 43 años más?

Este 13 de septiembre de 2018 debería haber sido un día de luces y, sin embargo, nos ha dejado un sabor agridulce. Fue el día en que nuestra democracia aprobó, por fin, la exhumación del tirano. Fue el día en el que la derecha española perdió la oportunidad de romper sus lazos con el franquismo. Fue el día en el que el PP y Ciudadanos renunciaron a ser como sus homólogos europeos: partidos conservadores, como la CDU de Angela Merkel, pero que se definen a sí mismos como antifascistas. Fue el día en el que la derecha española volvió a abstenerse ante la libertad.

Anuncios

Venezuela está aquí

24 febrero, 2018

Fuente: http://www.infolibre.es

Publicada 07/03/2017 a las 06:00Actualizada 06/03/2017 a las 20:48  

La Asociación de la Prensa de Madrid emite un comunicado para dar la cara por periodistas acosados y sometidos a presiones que les impiden llevar adelante su trabajo con el margen de libertad imprescindible para que la información que, recordemos, es un derecho, no un servicio, llegue a los ciudadanos sin correcciones, sin censura, sin las amenazas que les impiden ser y realizarse en su profesión y sin sentir la humillación de verse obligados a mentir a sabiendas a cambio de un salario.

Hasta aquí todo bien, pero en la redacción se aprecia una tendenciosidad que produce sonrojo o hilaridad, según la hora del día.

Esas presiones y amenazas “tienen como fin el de persuadirles de que les conviene escribir al dictado de Podemos, además de tratar de conducirlos hacia la autocensura”, dice el comunicado leyendo el pensamiento de los represores.

Sin duda, Podemos, si hacemos caso al comunicado del que no tenemos por qué dudar, pretendería tener medios de comunicación propios sin gastarse un duro, sólo amenazando y acojonando a periodistas que acabarían ejerciendo la función de propaganda de ese partido, sin que tal cosa fuera advertida por la dirección de los diferentes diarios intoxicados por estos quintacolumnistas, que estarían cobrando un salario del grupo correspondiente mientras trabajan en la clandestinidad a las órdenes del ejército podemita.

Así podríamos ver en Abc una portada con una foto de Pablo Iglesias y el titular: Este es el hombre que conviene a España. Tampoco los lectores y suscriptores de dicho diario, que conocen a la perfección mi patrimonio porque lo dan como noticia, se percatarían de nada, y acabarían votando a Podemos en contra de sus intenciones, de su ideología. La maniobra es sin duda inteligente.

“Sólo una prensa independiente y sin miedo puede cumplir su misión fundamental de control del poder. Solo unos medios firmes en la defensa de la libertad de expresión pueden frenar la tentación de los poderosos de eludir la rendición de cuentas a la que están obligados en una democracia como la nuestra” (la negrita es mía no de infoLibre).

Al parecer la APM quiere hacer la competencia a Mongolia y a El Jueves porque debe haber deducido que se encontraban muy solos en ese mercado y quedaba sitio para nuevas ofertas de risa.

No conozco en detalle, porque no se especifica en el comunicado, en qué consisten los actos de acoso por parte de Podemos que han llevado a los periodistas denunciantes a ese “estado de miedo” en el que afirman ejercer su profesión, pero han perdido una gran ocasión de emitir un comunicado con atisbos de credibilidad, porque los redactores del texto se han venido arriba y cargan las tintas como si estuvieran trabajando al frente de un diario sensacionalista y no en representación de los periodistas de Madrid. Cómo se habrán sentido los cientos de periodistas que se han visto en la calle en los últimos años, en muchos casos por defender su independencia, al leer ese comunicado dedicado, por fin, a un partido político que ataca la independencia de los profesionales de la información. Cuánto se han echado de menos acciones contundentes por parte de esa asociación, citando nombres y apellidos, en defensa de periodistas que llevan años con un zapato pisándoles el pescuezo.

Es difícil deducir que cuando el comunicado de la asociación hace referencia al “control del poder” y a “la rendición de cuentas de los poderosos” se refiere también a la formación política Podemos. No sé en qué medios trabajan los periodistas denunciantes, pero los representantes de la asociación que han redactado el comunicado no deben leer otra prensa que la de Azerbaiyán y están un poco desconectados de la realidad social de aquí, si sus vivencias cotidianas les llevan a pensar que Podemos también representa al poder real, las esferas del poder, o a los poderosos. Habrá que advertirles que el apocalipsis zombi caníbal todavía no ha llegado a estas latitudes y que, de momento, sus compañeros siguen disfrutando, como hasta ahora, de esos infinitos espacios de independencia y libertad que las diferentes empresas que poseen los medios de comunicación crean para el normal ejercicio de la profesión, así como del paraíso de tranquilidad en el que trabajan los periodistas de las diferentes televisiones y radios públicas.

Los comunicados de los diversos comités de empresa de estas televisiones quejándose de la manipulación sistemática de las noticias, de la tergiversación de los contenidos por parte de la dirección, de las cribas e intento de traslado de profesionales que consideran poco afines a la causa, así como nombramientos de responsables de los diferentes informativos de profesionales que actúan en la práctica como comisarios políticos supervisando los contenidos a favor del político o partido que les nombra, son continuos. En su día se publicó una conversación del responsable de los informativos de Telemadrid reportando una noticia para recibir la aprobación de los círculos próximos a Esperanza Aguirre antes de su emisión. Presidenta que, como saben, puso al frente de su televisión a Manuel Soriano, que había sido su jefe de prensa, un hombre neutral, y digo “su televisión”, porque ni siquiera trabajaban para el partido, sino para ella en exclusiva.

Daban caña, no sólo a la oposición, sino también a los rivales políticos de su propia formación. Cuando comenzó su carrera hacia la secretaría general de su partido, Sánchez Dragó se postulaba en el informativo de la noche del lado de la lideresa y ponía a parir a Rajoy.

Salvemos Telemadrid fue una asociación de trabajadores de la cadena que se creó para protestar por las condiciones humillantes en las que tenían que hacer su trabajo, sí, bajo amenazas y presiones que, por cierto, se ejecutaron: todos fueron despedidos.

Yo también tuve el honor de encabezar un comunicado de la Asociación de Prensa de Madrid en el que deploraban la emisión de un vídeo en el que humillaba a una becaria en broma. La cuestión es que los que estrenaron el famoso vídeo fueron los de Intereconomía de una forma ilegal. Se había grabado en nuestro plató, por lo que era un contenido que nos pertenecía. Se lo hicieron llegar por correo electrónico para demostrar cómo trabajaban allí, con la orden de que si pedían la confirmación se les informara de que no era real. Lo emitieron como cosa cierta sin comprobar si era un sketch o un acoso laboral verdadero. Se lo enviaron desde nuestra redacción en respuesta a un comentario que hacía el entonces director de Intereconomía, que acusaba a mi compañera Beatriz Montañez de ejercer la prostitución.

Esa emisión que llevó a cabo Intereconomía sirvió para que la Asociación de la Prensa de Madrid emitiera un contundente comunicado contra nuestro programa en el que se decía, entre otras cosas, que tal acción suponía un desprestigio de la profesión periodística. Es evidente que aquel vídeo no tenía nada que ver con el periodismo, y que, como digo, fueron otros los que lo emitieron. Les dio lo mismo. “Revela una ignorancia de las reglas de este oficio”, decían a continuación. Continuaba el comunicado del entonces presidente González Urbaneja que “en las redacciones no hay mecanismos de alerta, porque alguien puede imaginar algún desatino, pero debe haber siempre quien lo pare”. Así es, así debe ser: no lo pararon. En cuanto lo recibieron suspendieron la programación e hicieron un programa especial con el vídeo. Ese era, precisamente, acertáramos o no, el sentido de la broma: denunciar que hay redacciones donde cualquier cosa es posible, y que esa cualquier cosa puede salir al aire sin control ni filtro. Lo chungo del tema es que el palo nos lo dieron a nosotros y también a mí, que no soy periodista. Daba la impresión de que tal escrito se había hecho para defender a unos colegas, pero no de profesión, sino de barra, porque no tenía el menor sentido.

Ese mismo año, la Asociación de la Prensa de Valencia nos dio un premio como el mejor programa de televisión. En la cena posterior, miembros de la dirección me manifestaron su vergüenza, como profesionales de la prensa, por el silencio de sus compañeros en torno a lo que en su día se llamó La teoría de la conspiración que, como recordarán, pretendía atribuir el atentado del 11M a ETA, para lo cual desde el diario El Mundo estuvieron dando portadas diarias durante años mintiendo a sabiendas, y fabricando noticias, con el objetivo de deslegitimar la victoria de Zapatero en las urnas, y que quedará, como ha quedado para la posteridad en las redes, su versión por encima de la oficial, por reiteración. La Asociación de Madrid, que yo sepa, no se manifestó al respecto ante esta acción tan lesiva para la profesión del periodismo. En un CIS de aquella época aparecía la profesión de periodista, mítica en otros tiempos, como la peor valorada, por debajo de los banqueros, que les precedían.

Por eso hay que celebrar esta campaña en contra de las presiones a los periodistas aunque sea comenzando con Podemos y aceptándoles como representantes de los poderosos.

Si quieren seguir en esa línea de defensa de la independencia de los periodistas tienen tajo de sobra. Sin ir más lejos, esa airada aproximación de Girauta a una periodista de laSexta tras una rueda de prensa, porque ésta le había hecho una pregunta en torno a una contestación del portavoz de la formación a una crítica de Víctor J. Sanz, que les había llamado populistas, recomendándole con un gráfico que se metiera la crítica por el culo. Claro que esto podría interpretarse, no como una salida de tono, sino como un método de reciclaje. O los desprecios sistemáticos de representantes del partido del Gobierno a los que los profesionales de la información parecen estar acostumbrados. Recordemos el gesto de Aznar metiéndole un bolígrafo a Marta Nebot por el escote. En un segundo encuentro la acarició como si fuera una perrilla. Claro que a él hay que consentirle todo porque es un cachondo. O la humillante imagen de los cámaras de las diferentes televisiones hincando el lomo para sacar un trocito de plasma y cubrir las declaraciones del presidente Rajoy que estaba en la sala de al lado. Nostalgia de Guillermo Tell.

En fin, con la era Trump parece que todo se va a quedar chico, pero bienvenida sea esta medida profiláctica de la Asociación de Prensa de Madrid para evitar que Iglesias y su contubernio, ya que el comunicado hace referencia al “equipo directivo de Pablo Iglesias y a personas próximas a ese círculo”, conviertan este país de libertades en una infernal Venezuela que la prensa se empeña en promover como paradigma de la tiranía, mientras en países cercanos al bolivariano se asesinan periodistas, abogados, líderes sindicales, representantes de movimientos ecologistas y LGTB, sin que a nadie le importe su suerte.

Empecemos con los bolivarianos, pero no cejemos en el empeño y continuemos con el control a nuestros fachas, los nacionales, los de toda la vida, los pata negra, que se pasan siete pueblos con las reglas del juego elementales en toda democracia que se precie, no vaya a ser que alguno pueda pensar que la asociación de periodistas en cuestión es condescendiente con otros poderosos diferentes de los de Podemos, que son propietarios de las empresas donde trabajan sus compañeros periodistas y que, en muchas ocasiones, se ven en la calle por negarse a firmar que lo negro es blanco y lo sucio limpio.

Habría bastado con denunciar y condenar los hechos en el comunicado sin dejar translucir de forma expresa la ideología de los que redactan el texto al comentar, de paso, las intenciones que persiguen los del círculo próximo a Iglesias con estas acciones. De eso ya se encargarán los diferentes artículos editoriales, no les adelanten el trabajo.

Una idea para el próximo: condenar la publicación de los diferentes dosieres falsos que se han elaborado con el dinero de todos y encargados a la Policía Patriótica de Fernández Díaz, tanto aquí como en Venezuela, y en los que colaboran periodistas que los dan una y otra vez, a sabiendas de que son pura basura. Una pista para los periodistas de investigación: se engloban en el llamado informe PISA. Si de defender el prestigio de dicha profesión hablamos.

Sitios donde aún mandan los curas y no deberían

30 abril, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Raquel Ejerique, 17 de marzo de 2017.-

La vicepresidenta del Gobierno junto al presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez
La vicepresidenta del Gobierno junto al presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez

En España hay sitios donde todavía mandan los curas y no deberían. Por ejemplo, en los despachos del Ministerio de Educación. Presionaron para que Religión (católica) se metiera en cuña como asignatura que computa para nota y la Lomce de Wert abrazó fraternalmente al lobby de los obispos. Las reformas de Méndez de Vigo no contemplan ni de lejos quitarles este privilegio educativo.

La mayoría de los colegios concertados en España son católicos (6 de cada 10), así que las plazas subvencionadas con dinero público incluyen rezos y crucifijos en el lote. Esos alumnos de lo público serán educados en lo católico. 

Los curas (nunca las monjas) también deciden sobre las vacunas, la vida y la muerte en los comités bioéticos de los hospitales públicos en Madrid, gracias a una idea de Gallardón. Quizás los eligió por su conexión directa con el otro mundo o porque es el mismo exministro que quiso devolver el aborto al siglo pasado.

Además, la Conferencia Episcopal tiene muchos infiltrados en la cúpula. Como reciente exponente, el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz, que de tanta fe se desparramó y acabó por tomar decisiones tan rídículas como darle una medalla al mérito policial a una virgen.

Quizás se lo sugirió al oído su ángel de la guardia Marcelo. O quizás quiso complacer sus intereses privados desde su puesto público. Ahora se ha llevado el caso al Supremo, a ver si entiende que la Virgen del Amor merece la medalla pública tanto como un policía muerto en acto de servicio.

Los obispos, los más radicales, salen con su filosofía de puño y candado a acuñar “imperio gay” o “ideología de género” y les ponemos un manto de flores y unos micros, y su mensaje vuela y se escucha allá donde jamás habría llegado. Aún influyen demasiado. 

La Iglesia manda de más hasta en el IRPF. Cada año, por el mes de mayo o junio, nos la topamos en la declaración de la renta. Gracias a la casilla recaudaron 249 millones el año pasado –y aún así les pagamos aparte los profesores de Religión y las capillas de cuarteles y hospitales–.

Hemos acordado con el Vaticano que les vamos a financiar, sí, pero además que estarán libres de pies y manos. El Gobierno les han eximido de rendir cuentas. En qué gastan ese dinero sigue siendo un misterio mariano.

Los privilegios de la Iglesia en España son tantos y tan variados que es difícil decir de carrerilla “estado aconfesional” sin sonreírse. Pero  la definición en la Constitución es tan abierta que permite primar a la Iglesia católica tanto como quieran los dirigentes del momento.

Ese desbordamiento de privilegios políticos y económicos, y no las misas de La 2, es el hueso que hay que morder. El grupo Unidos-Podemos ha apuntado a la liturgia dominical –con 300.000 espectadores de media cada domingo– como un escándalo que no lo es. Una televisión pública debe dar servicio a una ciudadanía diversa y plural, y eso incluye el servicio religioso matinal en la segunda cadena en un país donde el 68% se declara católico. A la audiencia me remito. La proposición ha sido efectista y ha puesto el debate en la mesa, pero ha cubierto con tinta de calamar a la madre del cordero.

17/03/2017 – 20:12h

¿Mujer, 8 de Marzo? Esta historia ya me la conozco

8 marzo, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Yo misma me siento harta de repetir que nos han silenciado e insultado, borrado de la lista de constructores de la historia, y que lo siguen haciendo. Que hombres y mujeres tenemos los mismos derechos. Que ni veinte policías pegados a una mujer acosada lograrán evitar la muerte que decreta la sociedad machista que imbuye educación machista.

"Somos el grito de las que ya no tienen voz" Manifestación del 8M \ Foto: Alejandro Navarro Bustamante

Imagen de archivo: “Somos el grito de las que ya no tienen voz”, manifestación del 8M 2016. ALEJANDRO NAVARRO BUSTAMANTE

Llegados a este 2017 los retrocesos son tan evidentes que se ha levantado una nueva ola reivindicativa, un “Basta ya” inapelable: este 8 de Marzo aúna el mayor grito de indignación y fuerza de cambio en décadas.

Rosa María Artal07/03/2017 – 20:32h

Se diría que cada 8 de Marzo sirve, desde hace algún tiempo, para constatar los retrocesos de la mujer en la sociedad. Llegados a este 2017 son tan evidentes que se ha levantado una nueva ola reivindicativa, un “Basta ya” inapelable. No ha faltado más que situar al frente del país más poderoso de la tierra, Estados Unidos, a un misógino de manual, líder idóneo de esa mayoría masculina, blanca e inculta que lo ha encumbrado, junto a un nutrido sector de mujeres de los mismos parámetros mentales. La protesta de las mujeres, otras mujeres, contra Trump fue, desde el primer día, una de las más numerosas de los últimos tiempos. Cuando el mamut está en la puerta no hay otra que reaccionar.

Vamos para atrás, a la carrera. Los hombres siguen copando las Consejos de Administración y todo centro para la toma de decisiones. Nada ha cambiado para el 60% de licenciadas –tanto en Europa como en España– que no ven reflejado ese porcentaje en los puestos de decisión. Seguimos sin dirigir periódicos. De aquel 70% de mujeres periodistas del que hablábamos hace un año, vimos acceder a tres a ese cargo de mayor responsabilidad y ya ha quedado una en el camino. La presencia de las periodistas en las tertulias espectáculo de la televisión permanece en mínimos.

Las mujeres siguen cobrando menos salario, de forma oficial o por medio de incentivos y pluses que la discrimina. Siguen estando a la cabeza de los trabajos temporales y precarios. La mayoría de las administraciones no han arbitrado medidas para la conciliación de la vida personal y laboral, cuyo mayor peso sigue recayendo en ellas. Permanecen como las grandes paganas de la crisis y las primeras en quitarse la comida si falta dinero en casa. Ese extremo que ignoran deliberadamente las cifras oficiales del Gobierno y de sus medios de apoyo.

Las mujeres continúan siendo asesinadas por sus parejas o exparejas y suscitando una alarma contenida. Una media de 60 anuales, aunque este 2017 ya ha enterrado a 21 en dos meses. El informe elaborado por el Ministerio de Interior durante el mandato de Fernández Díaz, del PP, de Rajoy en definitiva, ha sido clarificador. Resulta que han descubierto que “la mayoría de los crímenes machistas responden al deseo de las mujeres de separarse y hacerlo deprisa“. Las víctimas son el sujeto de la culpabilidad, ellas se lo han buscado. Un día, el hombre “explota por una tontería que es la gota de agua de todo lo que ha ido pasando antes”, dice el informe de Interior. Ya ven, adquirieron el producto, en propiedad y a disposición permanente, y el producto, la mujer, osó no aguantar más.

Se comenta solo. Lo mismo que la serie de exabruptos alucinantes soltados por obispos de la Iglesia católica contra la mujer. Y sus sermones con su peculiar criterio de cuál es nuestro papel en la sociedad.

Para todos ellos el tiempo no ha pasado. Todavía viven en aquel añejo país en el que, por imposición franquista y machista, la mujer era un apéndice del padre o marido y precisaba de permiso hasta para trabajar o tener pasaporte, entre otras muchas restricciones. Y pasan los años y las décadas y siguen impermeables a cualquier idea que altere su irracional posición.

Al votar estos integrismos se concede la licencia de conducir nuestros destinos, los de todos, a quien no ha sido capaz de ver ni de interiorizar los cambios que se producían a su alrededor. Mal puede gestionar políticas de progreso cuando se vive anclado en el pasado más reaccionario. Pero parece que millones de personas no logran establecer esa relación.

La involución es general y se ceba en los más vulnerables. La mujer lo sigue siendo por el aplastante peso del machismo que nunca se fue. Ha salido del armario, si alguno se apartó, con nuevos bríos.

La Transición la hicieron hombres en su mayoría. La Constitución, las leyes, mientras las mentes más torpes afianzaban costumbres retrógradas en rincones resguardados de toda luz del conocimiento. En las pocilgas del integrismo que hoy se expone a plena luz sin el mínimo complejo.

Todos los partidos adolecen de machismo, todo irradia machismo en esta España nuestra empecinada en caminar hacia atrás. Nos plantan dirigentes jóvenes y “modernos” en el PP y se van, como Andrea Levy, a apoyar para la reelección –con éxito– a un encausado por ofrecer trabajo a cambio de sexo. Y casi pasa por normal si se mira a los oscuros recovecos del fanatismo religioso que impregna a muchos de sus colegas.

Verán, las mismas décadas han pasado para quienes vimos de forma efectiva que nosotras, las mujeres, tomábamos el timón de nuestra independencia. Y otra vez estamos en lo mismo. Yo misma me siento harta de repetir que nos han silenciado e insultado, borrado de la lista de constructores de la historia, y que lo siguen haciendo. Y que los hijos son del padre y de la madre, lo mismo que los familiares dependientes. Que no se trata de que los hombres “ayuden” en casa, sino que es su responsabilidad. Que la maternidad y la familia son opciones, a elegir. Que el Estado al que pagamos impuestos ha de facilitar la tarea. Que hombres y mujeres tenemos los mismos derechos. Que ni veinte policías pegados a una mujer acosada lograrán evitar la muerte que decreta la sociedad machista que imbuye educación machista.

Y, aun así, hay que insistir cada vez en lo que cuesta conseguir las libertades y lo deprisa que las derrumban de nuevo. En el horizonte al que conducen los pasos erráticos. En que cada derecho recortado es un eslabón de una cadena que se los lleva todos. No toda la sociedad es consciente de lo que estamos perdiendo, de lo difícil que es recuperar lo arrasado. De si esta furibunda oleada del fascismo –no le llamen “populismo” a lo que es fascismo– no se impondrá esta vez.

Muchas mujeres ya lo saben. Por eso salieron contra Trump. Por eso este 8 de Marzo aúna el mayor grito de indignación y fuerza de cambio en décadas. Los hombres que todavía lo ignoran deben saber que no precisamos tutelaje, que esta lucha es de todos: de ellos, de nosotras, de nuestros hijos, de la sociedad, de todos.

Ustedes verán, de seguir la marcha atrás en un año más no quedan ni las raspas de los derechos del hoy.

No hagas al prójimo lo que no quieres que hagan contigo

7 marzo, 2016

Fuente: http://www.eldiario.es

El Gobierno ha legalizado las expulsiones ‘en caliente’ con su nueva ley mordaza. Cuando el PP quiere saltarse la ley, legaliza sus ilegalidades

La inmigración no es una amenaza en España, lo que es una amenaza es la emigración. Si en Alemania nos trataran como tratamos nosotros a los africanos, les llamaríamos nazis

Cuando un ciudadano se salta la ley, lo paga. Cuando el Gobierno se salta la valla de la legalidad, es la ley la que lo paga. Decía Ignacio Escolar que, cuando al PP le va mal en un juicio, cambia al juez primero y al jefe de policía que les investiga después, como ha hecho en la Gürtel. Pues bien, de la misma manera, cuando al PP le va mal una ley, primero la infringe y después la cambia para legalizar su ilegalidad. No le van bien los negros que saltan la valla, así que primero los expulsa ilegalmente cuando acaban de entrar y ahora nos han colado por el butrón de la ley mordaza la legalización de las expulsiones ‘en caliente’. En la misma norma que nos restringe libertades a todos, la única libertad se la han tomado ellos. Han inventado nuevos delitos para nosotros, pero han convertido sus delitos en legales.

No respetan la opinión pública, pero tampoco los organismos internacionales a los que pertenecemos. Han hecho lo contrario de lo que dice y hace Europa. Cuando la Unión Europea ha visto que sus fondos de desarrollo se han utilizado para construir un obsceno campo de golf junto a la valla de Melilla, la indignación social le ha obligado a prometer que revisará el uso de esas ayudas a partir de ahora. Cuando el Gobierno español ha sido amonestado por el maltrato a personas en la frontera, ha decidido aplastar la leyes nacionales e internacionales con la apisonadora de su mayoría parlamentaria. Si no te gustan mis principios, cambia los tuyos. No me importa lo que diga la Justicia porque “la Justicia soy yo”.

Se comportan como justicieros y hablan como matones, empezando por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha respondido a los comisarios europeos como si estuviera en una taberna: “Que me envíen sus direcciones y les mando a esa gente, a esa pobre gente”. Mejor ser gente pobre que no un pobre hombre como el ministro. Esa no es manera de hablarle a tus colegas ni son maneras de referirse a quienes se juegan la vida para intentar llegar a Europa. Habla de ellos como si fueran paquetes postales. De hecho, durante todo su mandato, los ha tratado como bultos. Ha ordenado que les disparasen, incluso en el agua, que les golpeasen en la valla, que pusiesen cuchillas aunque les desuellen vivos, que los echen fuera. Como maletas en un aeropuerto.

Ha enviado a quince de ellos a la muerte en la playa de Ceuta por culpa de sus órdenes de disparar. Otras dos personas han perdido la vida en los centros de internamiento por falta de asistencia médica, y nada ha dicho el ministro al respecto. Está más preocupado por hacernos creer que va a haber una invasión de negros y que, si no la reprime con contundencia, pronto tendremos a toda África negra llamando a nuestras puertas. Ya ha conseguido la aparatosa imagen de los subsaharianos encaramados a la valla como si fueran hordas y titulares de prensa que amenazan con la llegada de 30.000 más. Hay más racismo y xenofobia que verdad.

La verdad es que la inmigración por la valla o en patera, aunque ha crecido en el último año, no llega al 1% del total. La verdad es que no hacía falta echar a 800.000 sin papeles de la Sanidad Pública porque toda la inmigración solo usa un 5% de nuestros servicios sociales y los inmigrantes aportan más al Estado de lo que utilizan. La verdad es que son más los que se van que los que vienen. La verdad es que España ha dejado de ser el país europeo que más migración recibe. Ahora es Alemania: el país al que emigran los españoles. Allí nosotros somos los pobres. El problema no es que vengan, el problema es que nos vamos. Si los alemanes nos recibieran como recibimos a los africanos, les llamaríamos nazis.

Feliz día mundial del migrante, señor ministro, dios quiera que usted emigre pronto de su ministerio.

Las 10 decisiones que el Gobierno tomó en 2014 y que te cambiarán la vida en 2015

28 febrero, 2016

Fuente: http://www.eldiario.es

2014 acaba con numerosas reformas de leyes o el impulso de otras nuevas que suponen un retroceso en los derechos y libertades

Entre las medidas que más críticas han despertado se encuentran la exclusión de las lesbianas y mujeres solas de la ley de Reproducción Asistida, y las duras sanciones que prevé la Ley de Seguridad Ciudadana por intentar impedir un desahucio

Rajoy contestará a la oposición sobre CGPJ y los derechos de los ciudadanos

Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso. \ Efe

La Policía podrá intervenir teléfonos particulares en caso de “urgencia” sin autorización judicial

Es una de las últimas decisiones que ha tomado el Gobierno del PP. La medida ha sido incluida en el anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal que fue aprobada a principios del mes de diciembre de 2014 por el Consejo de Ministros. Aunque está impulsada por el Ministerio de Justicia, es una idea que parte del Ministerio del Interior y que queda reflejada en el artículo 588 bis d 4 del anteproyecto en el caso de las comunicaciones telefónicas y telemáticas.

Si no hay marcha atrás, y una vez que entre en vigor la ley, el Ministerio del Interior, “en casos de urgencia”, podrá realizar escuchas de las comunicaciones de todo tipo en la investigación de delitos de especial gravedad sin pedir autorización previa de un juez. Hasta ahora, esta prerrogativa estaba limitada a actuaciones contra el terrorismo o bandas armadas. El ministro del Interior también podrá acordar la detención y apertura de la correspondencia escrita y telegráfica sin autorización previa de la autoridad judicial.

No obstante, para poder justificar la aplicación de la reforma será exigible hacer constar “las razones que justificaron la adopción de la medida, la actuación realizada, la forma en que se ha efectuado y su resultado”.

Los ciudadanos que intenten paralizar un desahucio podrán ser duramente sancionados

Esta es una de las muchas amenazas que se ciernen sobre la ciudadanía en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana o “ley mordaza”, como se la ha bautizado ya, que el Senado aprobará a primeros de 2015. A pesar de que el ministro Jorge Fernández Díaz, ante las críticas, se vio obligado a “suavizar” la calificación de algunas de las infracciones que estaban en un principio previstas en el anteproyecto, hay una serie de derechos que han sido recortados bajo amenaza de duras multas .

Así,   evitar desahucios pueden costar a un ciudadano entre 600 y 30.000 euros.También será sancionable realizar protestas tipo escrache, grabar imágenes de agentes de policía o participar en manifestaciones no autorizadas. La cuantía de las multas previstas por Interior puede llegar en el peor de los casos a 600.000 euros.

Los inmigrantes que entren en España “ilegalmente” serán sometidos a “devoluciones en caliente”

Fue una de las enmiendas que el PP logró introducir a última hora a la Ley de Seguridad Ciudadana gracias a su mayoría absoluta en el Senado. La enmienda da cobertura legal a las llamadas “devoluciones en caliente” de inmigrantes. A partir de ahora y en base a la disposición adicional décima a la Ley Orgánica sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, “todos aquellos inmigrantes que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras intentan superar, en grupo, los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España”.

Las lesbianas y las mujeres sin pareja quedan excluidas de las técnicas de reproducción asistida

Es una de las reformas aprobada por Ana Mato mientras ha estuvo al frente del Ministerio de Sanidad que afecta a los derechos básicos de las mujeres. Su ministerio impulsó cambios en la ley de Reproduccíon Asistida aprobada en 2006 por el Gobierno de Rodríguez Zapatero para excluir a las lesbianas y a las mujeres sin pareja de las técnica de reproducción asistida. La modificación fue realizada en 2013 pero no entró en vigor hasta principios de 2014. La cartera común básica de servicios se reserva desde entonces solo para “parejas integradas por un hombre y una mujer” y “siempre que haya problemas de fertilidad”. Según advirtió la exministra, “la falta de varón no es un problema médico”.

Pagaremos más por el gas y la luz, aunque el Gobierno diga lo contrario

El Ministerio de Industria y Energía afirma que a partir de enero de 2015 se congelará la parte regulada del recibo de la luz, conocida como peajes, después de que en 2014 la factura eléctrica de los hogares haya experimentado un descenso del 4,9% . Pero esto es solo un espejismo. Según mantiene la asociación de consumidores Facua, el cálculo hecho por el Ministerio que dirige José Manuel Soria “es mentira”, puesto que en realidad la factura sube un 12% desde el próximo enero. Facua también sostiene que solo ha bajado un 1,8% en términos interanuales con datos de cierre de noviembre.

Si sufres un accidente o eres secuestrado en un país extranjero pagarás los gastos originados por el rescate

Lo deja claro en su artículo 39 la nueva ley de Acción Exterior aprobada por el Gobierno en marzo de 2014. A partir de ahora las autoridades españolas podrán “exigir el reembolso de la totalidad o parte” del dinero público empleado para asistir a españoles en el extranjero que se encuentren “en una situación de emergencia consular” cuando el ciudadano/a se haya “expuesto voluntariamente a riesgos”.

Esos riesgos están catalogados en la lista de recomendaciones que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación suele tener actualizada en su página web.  El Gobierno, no obstante, hizo una excepción por “razones humanitarias” con los dos sacerdotes contagiados por ébola -que finalmente fallecieron- que fueron repatriados desde países africanos para ser tratados en el Hospital Carlos III de Madrid.

Si visitas los Parques Nacionales ten cuidado con los cazadores

Uno de los recuerdos que ha dejado Miguel Arias Cañete de su paso por el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha sido la Ley de Parques Nacionales, que aunque seguirán siendo públicos, se entregan a los “grandes propietarios con gusto por la caza”, según han denunciado los grupos ecologistas. La reforma fue aprobada el pasado mes de noviembre y el PP volvió a utilizar su mayoría absoluta en el Senado para colar una enmienda al texto por la que se prorrogan hasta finales de 2020 las “actividades comerciales”, como la caza, en fincas privadas situadas en estos espacios naturales.

El ministro aseguró que la intención era mantener el equilibrio ecológico para evitar la superpoblación de especies animales pero los ecologistas lo dejaron claro: “No puede ser que la nobleza saque ventaja para su divertimento”.

Pagaremos entre todos otro rescate, el de las autovías en quiebra

Ha sido otro de los “regalos” que nos deja el Gobierno aunque desde el ministerio de Fomento que dirige Ana Pastor se insiste en decir que la medida tendrá un “coste cero” para los ciudadanos.  La propuesta de convenio para salva a las radiales R-3 y R-5, y a ocho autopistas de pago ha supuesto levantar el concurso de estas carreteras y asumir la gestión pública de ocho concesionarias inmersas en una situación de insolvencia. La propuesta de convenio recoge una quita del 50 % de la deuda, así como el pago en un plazo de 30 años.

Mientras se recorta en numerosas partidas sociales alegando que no hay dinero, Fomento por el contario no ha ocultado que ha recibido un crédito extraordinario de Hacienda de 540 millones, de los que 531 han sido destinados a pagar los atrasos que el Gobierno adeuda a las concesionarias quebradas.

Entra en vigor la LOMCE, que promueve la segregación por sexos y hace evaluable la Religión

Uno de los ministros que ha dejado su particular “impronta” en 2014 ha sido José Ignacio Wert, titular de Educación y Cultura. La aprobación de la LOMCE y su implantación este curso ha causado el unánime rechazo de todos los sectores educativos y el aviso de los grupos de la oposición de que derogarán la norma en la próxima legislatura. Algunas Comunidades autónomas se han negado a aplicar la ley por considerar que discrimina las lenguas cooficiales.

Además de blindar los conciertos con los centros que segregan por sexo a los alumnos, la nueva ley, entre otras cosas, ha suprimido la asignatura de Educación para la Ciudadanía, ha hecho evaluable la Religión y sus alternativas —Valores Sociales y Cívicos en Primaria y Valores Éticos en Secundaria. Las notas de estas asignaturas contarán para la media del curso, tanto para la obtención de una beca como para calcular el resultado de las pruebas externas.

La Ley de propiedad intelectual y la “Tasa Google” desata la discordia

Otra de las medidas más controvertidas del ministro Wert ha sido la aprobación de la Ley de Propiedad Intelectual, que ha traído como consecuencia la decisión de Google de cerrar Google News España.

La decisión del buscador ha causado un verdadero revuelo entre las empresas y entre los usuarios de la red al ver cerrado este servicio de noticias en nuestro país y la desapareción de los enlaces a medios españoles en los sites internacionales de esta herramienta. El Gobierno, pese a ello, también ha respondido al buscador asegurando que seguirá adelante con la implantación del conocido como canon AEDE o tasa Google, aunque el ministro Soria llegó a asegurar que la decisión no era irreversible.

Al ministro del Interior

23 febrero, 2016

Fuente: http://www.eldiario.es

¿Cuál es su dirección, por favor?

Su salida de pata de banco, al pedir a quien critique sus expulsiones en caliente de inmigrantes que le dé su dirección y se los envía, ya ha sido con razón criticada. Debería dimitir, porque esa sandez de patio de colegio no es tolerable en un adulto, ni siquiera con el margen extra de tolerancia a la estupidez que es necesario conceder a los ministros. Es usted el responsable, no quien le critica. Hasta los novelistas, pese a nuestra merecida fama de fatuos y engreídos, nos sonrojaríamos si respondiéramos a una crítica diciendo: pues escribe tú la novela, a ver qué tal, ya que tanto criticas.

Puestos a responder como un crío, quizá habría quedado más airoso con el que me imagino que sería su plan B: a mí eso tú no me lo dices en la calle.

Para acabar de arreglarlo, afirma: “que me den esa dirección y que enviamos a esta gente, eso sí, con el compromiso de que les van a mantener y que les van a dar un puesto de trabajo adecuado a su dignidad y a sus competencias”.

Esto ya es de carcajada. ¿Acaso su Gobierno le da a los propios españoles “un puesto de trabajo adecuado a a su dignidad y a sus competencias? ¿Les garantiza acaso el derecho a la vivienda siquiera?

Mi pregunta es sencilla y lógica: ¿cuál es su dirección, por favor? ¿Y la de Fátima Báñez, ministra de Empleo, si la tiene a mano?

Lo pregunto porque, ya que ni usted ni su Gobierno consiguen resolver ciertos problemas, pues le vamos a hacer caso y les vamos a enviar a cierta gente a sus domicilios particulares.

Para empezar, varios millones de parados, espero que tengan sitio para acogerles como se merecen y darles trabajo “adecuado a su dignidad y a sus competencias”.

Dirigiremos a su casa también a las víctimas de desahucios, vaya preparando habitaciones y cuartos de baño.

Y, por supuesto, imagino que estará encantado de recibir a las mujeres amenazadas, para ver si en su casa puede garantizar su seguridad, en vista de que en la calle no consigue hacerlo.

Ni usted ni yo, individualmente, podemos resolver estos problemas, ya lo sé. Pero usted es ministro y miembro de este Gobierno, y por eso debe responder, en lugar de decir como un chiquillo que le enviará el problema a quien ose criticarle.

Sólo por curiosidad, otra pregunta: ¿no se le ha pasado por la cabeza dimitir de un puesto para el que muestra manifiesta y testaruda incompetencia y de un Gobierno que ni siquiera puede dar trabajo, vivienda o protección a sus ciudadanos?

Prefiere ayudar a los bancos, ¿verdad? Seguro que trae más cuenta.

La parroquia San Carlos Borromeo pide a Fernández Díaz que le envíe a los extranjeros que salten la valla

16 febrero, 2016

Fuente: http://www.elperiodico.com

DEVOLUCIONES EN CALIENTE

“Si me dan la dirección donde a esa pobre gente los podemos trasladar y garantizan su manutención le aseguro que les enviamos”, dijo el ministro

La parroquia San Carlos Borromeo pide a Fernández Díaz que le envíe a los extranjeros que salten la valla

La parroquia San Carlos Borromeo en Madrid

EUROPA PRESS / MADRID

VIERNES, 12 DE DICIEMBRE DEL 2014 – 22:49 CET

El centro pastoral San Carlos Borromeo ha enviado una solicitud al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que envíen a su parroquia, situada en el madrileño barrio de Entrevías, a aquellas personas extranjeras que quieren entrar ilegalmente en España y son devueltos por la frontera de Ceuta y Melilla.

De esta manera, el centro cristiano ha respondido al llamamiento que hizo ayer el ministro, quien, a raíz de las críticas vertidos sobre la ilegalidad de las ‘devoluciones en caliente‘, manifestó que si le facilitaran “una dirección” donde a “esa pobre gente” se les vaya a dar “manutención y trabajo”, les enviaría para allá.

“Si me dan la dirección donde a esa pobre gente los podemos trasladar y garantizan su manutención y que les dan trabajo le aseguro que les enviamos. Pero hay mucha hipocresía”, dijo en una entrevista en Antena3 en relación a los migrantes que malviven en el monte Gurugú, frente a la frontera de Marruecos.

Ante las declaraciones, la parroquia San Carlos Borromeo ha enviado una correo electrónico dirigido a Fernández Díaz en el que se mostraron partidarios de “acoger a aquellos ciudadanos que ilegalmente se devuelven por las fronteras de Ceuta y Melilla y a las personas susceptibles de ser devueltas en dichos puestos fronterizos”. A continuación, añaden su dirección, situada en el número 2 de la calle Peironcely de la capital.

Arde la caverna

15 febrero, 2016

Fuente: http://www.eldiario.es

“El aborto tiene algo que ver con ETA, pero no demasiado” (Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior)

Sin miramientos, sin reparar en cuestiones banales como la ética, por ejemplo, sin pausa y con prisa, la derecha más reaccionaria y combativa de este país ataca enardecida a todo lo que se mueve en la izquierda.

Cierta gente, seguramente influida por los bolivarianos radicales, pregunta en qué consiste la radicalidad de los radicales, porque pretender que los ricos paguen impuestos igual que todo el mundo, ¿no es acaso un extremismo inaceptable? O luchar contra la evasión fiscal.

Pero, ¿a dónde vamos a parar? ¿No saben que, si toleramos eso, los inversores se van? Si eso no es radicalismo, que venga Marcelo y lo vea. Y lo que es peor, algunos extremistas- no todos por cierto- hablan de democracia participativa. De que la gente decida directamente. Pero bueno… les das la mano de la democracia parlamentaria (por cierto, con representantes bien vestidos y no con estos desarrapados que parecen que van a la feria) y se toman el brazo de la democracia real. Soviets, eso es lo que pretenden, como bien dijo la lideresa, cuando tenía más tiempo y no estaba enredada -ella también- en los vericuetos de la corrupción aislada.

A ver qué leemos, que el horno no está para bollos

Quisiera terminar con algo que no es ninguna broma. En algunos medios salió que la policía había requisado a los titiriteros absurdamente encarcelados un libro anarquista. Y lo exhibían como prueba irrefutable de su maldad. Yo quisiera saber qué libros se pueden tener y cuáles no para ir quemando algunos… Por las dudas.

Un ‘cowboy’ sin vacas

12 agosto, 2015

Fuente: EL PAÍS SEMANAL

La cultura de la Transición ha sido fructífera en la producción de eufemismos y disfemismos

Una ordenanza de Blythe, condado de Riverside, en California, establece que una persona debe ser propietaria de al menos dos vacas para poder exhibir botas de cowboy en público. Esta norma figura como ejemplo en muchos catálogos de leyes estúpidas o absurdas. A mí me parece que tal ley tiene una cierta coherencia interna, como los poemas surrealistas o una greguería de Ramón Gómez de la Serna: “Si vais a la felicidad, llevad sombrilla”. O como el más extraordinario microrrelato de serie negra, el que figura en Crímenes ejemplares, de Max Aub, que dice en toda su extensión: “Lo maté porque era de Vinaroz”.

En la ley californiana, además de coherencia interna, hay una cierta voluntad de estilo popular. Podría ser motivo de un debate apasionado: “¿Tiene derecho un tipo que en la vida tuvo trato con una vaca a llevar sombrero y botas de cowboy?”. La ordenanza, en todo caso, es una curiosa ficción jurídica inaplicable, siempre que elsheriff no haya sido antes ministro del Interior en España. Que se sepa, la policía nunca ha desalojado un club de música country para identificar a los presuntos cowboys y exigirles los correspondientes certificados de propiedad vacuna.

En España también hay mucha voluntad de estilo popular, ejercida con especial precisión para bautizar leyes que tratan de la seguridad. Así, de la ley de la patada en la puerta hemos pasado a la ley mordaza, lo que demuestra una vez más que la cultura de la Transición, además de modélica, ha sido muy fructífera en la producción de eufemismos y disfemismos. Son demasiados años, siglos, en el potro de la tortura histórica, y la memoria tiene esa prevención de identificar el autoritarismo de la autoridad.

Hay cuestiones de mucho fondo, abismales, en la ley de seguridadque se dirimirán en el Tribunal Constitucional y también en el de Derechos Humanos de la ONU. Pero hay algunas otras que deberían ser revisadas por lo que queda de la Internacional Surrealista y el sheriff de Blythe: aquí hay un cowboy sin vacas. La histórica ley que nos va a hacer peligrosamente seguros contempla, por ejemplo, sanciones de hasta 600 euros por “deslucir el mobiliario urbano”. No se trata, en este caso, de combatir el vandalismo, con la destrucción o ruptura de bienes públicos. Es una sanción estética. Un pronunciamiento artístico. Una performance policial.

La autoridad lingüística, el DRAE, define así deslucir: “Quitar la gracia, atractivo o lustre a algo”. ¿Qué relación tiene el “quitar la gracia” al mobiliario urbano con la seguridad ciudadana? Los grupos humanitarios más activos, como Cáritas, consideran que se trata de una norma incluida adrede para expulsar a la gente sin casa de los bancos de jardines y plazas. Privar de un asiento público a los pobres, a los vagabundos, a los destartalados por la vida, o simplemente a quienes tengan un aspecto que el agente de turno, ejerciendo de comisario artístico, o de dictador del gusto, decida que esa presencia “desluce” el lugar de descanso.

¿Qué cráneo privilegiado introdujo esa disposición? ¿Quién será el lúcido que medirá el deslucir? ¿Llevarán los agentes un manual de deslucimiento? Hay mobiliario urbano, mucho, que es un deslucimiento en sí mismo. Solo su visión convertiría a Walter Gropius, el genio de la Bauhaus, cuna del diseño, en un vándalo justiciero. En ese mobiliario, tan costoso como incómodo y estéticamente miserable, lo único bello, lo único sublime, lo único que merece la pena es esa anciana que lleva consigo todo lo que tiene y que, por un momento, como una reina, hace útil, le da lustre, a ese desastre de banco de descanso diseñado para hacer imposible el descanso.

Cuentan que este ministro del Interior es un hombre de fe, de firmes creencias religiosas. Si no lo sabe, alguien debería explicarle que un banco donde sentarse o echar un sueño es la única patria que tiene mucha gente. No lo desluce. Ese banco es como el barco de los argonautas de Jasón: madera que habla.

¿Deslucimiento? Bien pensado, creo que la ley debería ampliarse. Extenderse a todos los ámbitos de la vida pública. Elevar las multas por “deslucir”. Sancionar a los que deslucen la urbe entera, la comunidad, la nación, la patria, la humanidad, el medio ambiente. A los que deslucen las leyes democráticas, llenándolas de zonas oscuras.

Cuando el ministro ha tratado de justificar la ley mordaza, me he acordado de la respuesta que dio Lyndon Johnson a un periodista que le reprochó: “Está usted intentando salvar la cara”. Y el presidente Johnson respondió: “No estoy intentando salvar la cara. Estoy intentando salvar el culo”. Eso sí que es lucirse.

elpaissemanal@elpais.es