Posts Tagged ‘periodismo’

“El orgullo patrio es una absurdez”

12 junio, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Los muros físicos se construyen con ladrillos, pero es mucho menos trabajoso erigir los ideológicos: basta con un trapo y un palo. La guerra de banderas que se ha desatado a raíz de la crisis en Catalunya es la semilla que inspiró la nueva recopilación de viñetas de Andrés Rábago (Madrid, 1947). El Roto: Contra muros y banderas (Reservoir Books) es su peculiar interpretación del uso partidista que se ha hecho en los últimos meses de la rojigualda y la estelada.

“Las banderas deberían estar solo en los espacios institucionales. Más allá de eso, el abuso que haga un partido de ella es espurio porque la bandera es de todos”, asegura el veterano viñetista mientras bebe a sorbos muy pequeños su vaso de agua. Sobre la mesa, un par de ejemplares de su libro lucen en la portada una reinterpretación de la célebre Riña de gatos de Goya. En lugar del ladrillo desgastado del original, un felino se posa sobre la bandera española y el otro sobre la senyera.

Aunque todo indique lo contrario, El Roto asegura que “no es un libro específico sobre Catalunya, sino contra la fragmentación”. No distingue entre la repartición del rojo y el amarillo sobre la tela porque, en su opinión, ambas “han dejado de ser símbolos para transformarse en instrumentos de poder, de diferenciación y de separación”.

'Contra muros y banderas'

Dice Rábago que la bandera española no debe tener más función que la de identificar a un país, “como a un navío en alta mar”, pero no ha sido ese su uso desde el pasado octubre. Ahora, buena parte de los ciudadanos españoles identifican la rojigualda con una postura en el debate soberanista con la que quizá no se sientan cómodos. Para El Roto, “es una utilización espuria por parte del Gobierno de un elemento común”, pero también porque “la izquierda ha mantenido esa vieja visión de la bandera como parte del imaginario franquista”.

Lo que es innegable es que el auge de los nacionalismos ha traído consigo una imagen aterradora de banderas ondeantes. En Hungría, Grecia o Austria, la ultraderecha se ha lanzado a las calles enfundada en la bandera del país a la vez que lanzaba consignas xenófobas y supremacistas. En España, el discurso por la unidad también brindó un hueco privilegiado a estos grupos para redoblar y visibilizar su mensaje ultra. “Son las sociedades más débiles las que se reorganizan alrededor de estos símbolos y adquieren identidades impostadas”, explica El Roto.

'Contra muros y banderas'

“El orgullo patrio es una absurdez. Sentirse orgulloso de ser de un sitio en concreto, una estupidez”, asevera. “El orgullo debería surgir por algo más que por un sentimiento de pertenencia. Porque tu nación sea más justa con sus ciudadanos o más culta. Pero ni siquiera eso es atribuible a uno mismo, sino a terceras personas”, piensa el Roto. Contra el “patriotismo de pulserita”, Rábago apela a la voluntad de trabajar por un país a través de nuestro propio comportamiento, no enarbolando una bandera. “¡Robaba, sí, pero pensando en la patria!”, como reza una de sus viñetas.

Las viñetas de la “concordia”

Aunque su opinión sobre el uso partidista de la rojigualda es inclemente, El Roto no es más sutil cuando le toca dibujar sobre el independentismo. Un aguijón de avispa, unas setas alucinógenas o un arcoíris bicolor que se alza en un horizonte de la tierra prometida son algunas de las hipérboles que ha usado en Contra muros y banderas.

“La sátira tiene unos mecanismos caricaturescos que le son propios, como la exageración”, reconoce el viñetista. “Pero no deja de haber algo de alucinógeno en todo esto, sobre todo de manipulación del consciente colectivo. Una hipnosis muy pegadiza”, resume.

'Contra muros y banderas'

Él, nacido y criado en Madrid, asegura que “los temas identitarios no me interesan”, pero que aún así le habría gustado realizar las viñetas desde Catalunya. “Es un asunto que nos afecta a todos, pero allí se vive con mucha más intensidad”, reconoce. En muchas de sus tiras hace referencia al socavón, casi precipicio, que ha generado la incapacidad de comunicarse de los políticos. “¿Y este abismo? Lo cavamos entre tú y yo, ¿no te acuerdas?”, dicen dos figuras negras marcadas con distintas banderas en una de las imágenes.

“Ha habido una dejación por parte del Estado de lo que debería haber sido su trabajo. Al poder central le interesaba ceder este territorio porque esos gobiernos locales le permitían ganar elecciones. No ha tenido en cuenta el interés ciudadano frente al interés partidista de cada momento”, atribuye el dibujante.

'Contra muros y banderas'

Respecto a las posibles salidas, El Roto no se muestra demasiado optimista. “Es un problema de largo alcance. Vamos a tener que convivir con él durante bastante tiempo. Este libro fija una posición y servirá de souvenir de una época que espero que, en algún momento, se convierta en un recuerdo de lo que pasó”, confía. “Es el momento de que la sociedad catalana se sienta acompañada, y todos debemos ayudar a reconducir la situación”.

En su opinión, el “librito”  Contra muros y banderas es su modesto intento de aportar al entendimiento. Haciendo referencia a viñetistas clásicos como Forges, Chummy Chúmez o Máximo, El Roto entiende la sátira como una herramienta “para criticar a los que abusan del poder y acompañar al que está sufriendo”. “Hay momentos en los que tienes que echar una madera al agua donde alguien se pueda agarrar o sentirse en compañía”, dice en referencia al “servicio público” del gremio de la viñeta.

Tampoco pierde la esperanza de alcanzar a los que hoy ondean banderas con tanto convencimiento. “Cuando estás en medio de una corriente de opinión poderosa, debes de ser muy, muy fuerte para mantenerte al margen”, admite. Con sus breves aforismos y el lenguaje visual de sus gruesas pinceladas, El Roto aspira a “elevar el pensamiento común” y a evitar que los poderosos “nos conviertan en sus banderas”.

Anuncios

¡Viva la prensa libre e independiente!

13 mayo, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Cristina Cifuentes va a dimitir. Hoy, mañana, pasado o un día de éstos. Ningún cálculo político de Ciudadanos puede ya evitarlo. Por tanto, y aunque habrá que seguir sus secuelas políticas y judiciales, este nuevo escándalo del PP pasará pronto a un segundo plano de la actualidad. Otras noticias serán a partir de ahora prioritarias. Como ya ha pasado otras muchas veces. Sólo que ahora en la escena se ha instalado con fuerza un nuevo elemento que va influir en todos los demás. La nueva prensa, libre e independiente, con este diario a su cabeza, es ya una protagonista principal del devenir político de este país. Y eso sí que es importante.

En la vida social, al igual que en la evolución de la naturaleza, los huecos son ocupados más pronto o más tarde. La nefasta deriva de los medios de comunicación que fueron banderas de la búsqueda de la verdad hacia posiciones que poco tenían que ver con ella había abierto un espacio que un día habría de rellenarse. Porque muchos españoles, mujeres y hombres, maduros, jóvenes y de mediana edad, así lo demandaban, porque una parte importante de la ciudadanía necesitaba una referencia alternativa al dominio casi total de una prensa doblegada al poder, político y económico

Ese hecho se ha producido en estos últimos días y sólo puede agrandarse y consolidarse en el futuro. De una manera casi heroica, un periódico como eldiario.es, que tiene menos de cien redactores, ha dado un golpe en el tablero informativo y político que puede inscribirse en los mejores momentos de la historia de esta profesión. Demostrando que el optimismo de la voluntad, las ganas de cumplir con las tareas que definen este oficio pueden a veces superar barreras aparentemente infranqueables.

La crónica española de los últimos años habría sido muy distinta si un periódico como éste, en el que tengo el privilegio de escribir, hubiera estado en condiciones de intervenir mucho antes de lo que ha podido hacerlo. Muchas de las mentiras oficiales que hoy siguen dictando el debate público habrían sido ya arrumbadas.

La primera, no por su importancia pero sí por su actualidad, la de la vocación reformista y de limpieza democrática de la aún hoy presidenta de la Comunidad de Madrid. Una enorme operación de propaganda tramposa, en la que cientos de periodistas “excelentes” estuvieron implicados, convirtió a Cristina Cifuentes en adalid de la regeneración de un PP asolado por la corrupción. Simplemente porque nadie de los que podían hacerlo se atrevió a decir que era imposible que una persona que durante cerca de 30 años había sido cuadro dirigente de ese partido no hubiera participado, por activa o por pasiva, en esa bacanal de corrupción y de abusos intolerables.

Primero eldiario.es, y luego El Confidencial, le han pillado en un renuncio que no es precisamente pequeño. Pero otros podrían haberlo hecho antes. Es seguro que más de uno de sus redactores denunció a sus jefes que sabían de turbiedades en la biografía de la señora Cifuentes. Pero, por lo que fuera, no les dejaron ir más allá.

No cabe esperar que nadie haga autocrítica de ese tipo de comportamientos. Pero a partir de ahora no va a ser tan fácil mirar para otro lado. El escándalo del máster es un hito tan significativo como el de los papeles de Luis Bárcenas. Sólo que ahora el PP y sus aliados carecen de recursos para dejarlo casi en la nada como ocurrió con ese referente.

La desvergüenza de la presidenta de la Comunidad de Madrid, y también su mediocridad política, han propinado al PP un golpe durísimo. Rajoy y los suyos no saben ya que decir, todas sus triquiñuelas se les han venido abajo a las pocas horas de haberlas ensayado. Nadie se atreve a defenderles, salvo sus paniaguados de más baja estofa, los que intuyen que les será difícil encontrar otro patrón al que venderse. En esas condiciones, hace falta mucha fe para creer que se va a cumplir el calendario electoral que se ha diseñado en La Moncloa, el de las municipales en 2019 y las generales al año siguiente.

Y más tras la sentencia del juez de Schleswig-Holstein. Que no solo ha dado al traste con otra de las engañifas del gobierno, la del delito de rebelión con violencia, sino que ha demostrado que Carles Puigdemont no huyó a Bélgica porque era un cobarde, sino porque quería internacionalizar el conflicto catalán. Y lo ha conseguido plenamente. Dejando en ridículo a Rajoy, a sus asesores y a sus jueces. Como ocurrió el 1-0, cuando aparecieron las urnas y las papeletas. O el 21-D, cuando los independentistas volvieron a ganar las elecciones.

Ningún poder mediático, por grande y articulado que sea, va a poder ocultar o deformar la realidad de la nueva dinámica que todas esas cosas van a abrir, en Madrid, en Catalunya y en toda España. Se abre un tiempo nuevo, para bien o para mal, aunque los datos del viejo van a seguir también muy presentes. No cabe hacer pronósticos sobre lo que puede pasar. Lo que sí es seguro, ahora sí, es que va a haber periodistas que contarán la verdad todos los días.

Ayúdanos a combatir la impunidad. Hazte socio de eldiario.es

La gran familia animal no se olvidará de Forges

30 marzo, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Antonio Fraguas ‘Forges’ nos conmovió siempre con las lágrimas que, en sus viñetas, caían de unos toros que se preguntaban por qué. Con ellos, el muy querido Forges se preguntaba por qué los toros son torturados en los ruedos y en los festejos españoles, por qué se considera y protege como cultura esa tortura que nos degrada como sociedad: “sañas de identidad”, las llamó, de este país cuya historia él ha ido narrando cada día, durante décadas, con humor, ternura, agudeza e inteligencia únicas. Los suyos, como ha señalado El Roto, “eran personajes que se preguntaban y se respondían a sí mismos”.

Forges siempre estuvo al lado de los animales y hoy todos los toros del mundo lloran el adiós de un amigo, de un cómplice, de un aliado. Con una bondad que era capaz de que encarnara en sus dibujos, Forges nunca tuvo pelos en el rotulador para acusar a quienes permiten su tormento: “¡Y que solo sean capaces de ponerse de acuerdo con nuestro dolor!”, se lamentaba uno de sus toritos para denunciar que tanto PP como PSOE (representantes mucho tiempo de un bipartidismo alternante que nada hizo por ellos) rechazaran penalizar las fiestas donde se produce maltrato animal. Era uno de sus tantos toros tristísimos, perplejos, solos ante un destino horrible que no querían, un toro como ese otro que escribe a los Reyes Magos para que los toreros “os hundáis en el más profundo olvido colectivo”. Forges no ha podido llegar a verlo pero, cuando ese olvido sea, gracias también a él, una realidad, su magna obra, inmortal, seguirá siendo recordada. Y con ella los toros que lloraban.

Hay muchas maneras de ser activista. Forges lo fue en defensa de los animales. Lo fue haciendo el mejor activismo que él podría haber hecho: a través de sus geniales viñetas. Pero, en coherencia con su compasión por las víctimas sin voz y con su compromiso por una España que llegue a superar la barbarie, siempre estuvo disponible para apoyar a otras personas y organizaciones. Cuando en enero de 2016 presentamos en Madrid el proyecto Capital Animal, no dudó en apadrinarlo con su presencia en la  rueda de prensa que se celebró en La Casa Encendida. Como no dudó en participar con una selección de sus viñetas antitaurinas en la exposición  ‘Otras Tauromaquias’ de Calcografía Nacional. Ni dudó en involucrar al Instituto Quevedo de las Artes del Humor, del que era director técnico, para organizar la exposición ‘Los animales y nosotr@s. La gran familia’ en CentroCentro.

Obra de Forges en la exposición 'Otras Tauromaquias' de Calcografía Nacional. Madrid Capital Animal 2016
Obra de Forges en la exposición ‘Otras Tauromaquias’ de Calcografía Nacional. Madrid Capital Animal 2016 CRISTIAN RODRÍGUEZ AGUDELO

Allí estuvo siempre Forges, con su generosidad, su ironía bondadosa y aquella sonrisa que se contagiaba e iluminaba este mundo de injusticias y dolores. “Yo, en todo lo que pueda, voy a evitar la violencia como sea”, dijo en aquella presentación, mientras contaba la historia de la cotorra Blasa y nombraba, uno a uno, a los perros que han formado parte de su familia (una familia, por cierto, con un gen maravilloso que reproduce personas como los periodistas Rafa Fraguas, su hermano, y Toño Fraguas, su hijo, con quien Forges renombró a los pájaros).

Mariano Norgan, Doña Jimena, Él, Ella, Cora, Flanhagam O’Reilly, Tosca, Montse Guinda, Willy, Tirso, Zeta, Perrón, Luna, Cibeles, Pestosi, Canelo, Tula, Oiga… Estos son los perros de la familia Fraguas que inspiraron a los que, rabicontentos o flemáticos, perros con hábito lector, nos han ido lanzando mensajes de sensatez y amor desde las viñetas de Forges: “Cuanto más conozco a los hombres más me gustan los gatos”, reflexiona uno de sus perros sabios. Todos esos perros con los que Forges el agnóstico (“por no decir ateo”) se reencontrará en el cielo, “porque todos los perros, y en general todos los animales, sí merecen un cielo”. Dedicó parte de su trabajo y de su vida a “intentar por todos los medios que por lo menos aquí, en la tierra, no pasen por ningún purgatorio”.

Presentación de Madrid Capital Animal en La Casa Encendida, en 2016. De izda a dcha: Lucía Casani, Rafael Doctor, Niño de Elche, Concha López, Forges, Ruth Toledano, Paco Catalán y José Guirao.
Presentación de Madrid Capital Animal en La Casa Encendida, en 2016. De izda a dcha: Lucía Casani, Rafael Doctor, Niño de Elche, Concha López, Forges, Ruth Toledano, Paco Catalán y José Guirao.

En la presentación de Madrid Capital Animal, Forges se dirigió a los periodistas: “Vosotros, que tenéis en la mano el poder de la información, tenéis la obligación moral y ética de propalar esta nueva de lo que está pasando aquí en este momento. Porque si las capitales fueran mucho más animales, seguro que los países serían mucho más merecedores de ese cielo”. Desde este espacio periodístico que es El caballo de Nietzsche manifestamos nuestra firme y fiel obediencia al mandato del maestro, y conminamos a hacerlo al resto de la profesión. Periodista, no te olvides de Forges.

Si he querido contar aquí nuestra experiencia particular con Forges es para dar cuenta de su apoyo a la causa animalista, para que no se olvide que un grande como él nunca olvidó a los olvidados. Lo hago desde una profunda e infinita gratitud. Y en nombre de todos los animales a quienes él puso rostro y dio su voz, y que hoy le dicen: gracias, amigo Forges, nos vemos en el cielo, desde donde ¡nos van a oír!.

Forges, ha muerto uno de los nuestros

28 marzo, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

No, no, veréis, no nos contéis que Forges es Trending Topic, ni cuántos políticos, famosos  y “celebrities” –hasta eso he leído- le despiden y le rinden homenaje. Entre los que citáis hay muy mala gente y Antonio Fraguas de Pablo era un hombre realmente bueno. Era de todos. Viendo las reacciones a su muerte lo que realmente se puede constatar es que era muy querido, porque era uno de los nuestros. Millones de españoles están conmovidos, sintiendo su propio duelo. Se palpa el dolor, casi el desamparo por su ausencia, pero tanto o más el amor hacia este hombre que, además de ser uno de los grandes humoristas españoles, lo sentimos tan nuestro.

Llamaban a la Cadena SER esta madrugada desde distintos puntos de España hablando de su propio Forges. Como de alguien cercano, que se ha ido. Le paraban en la calle, le pedían que dibujara temas, le contaban que sabían por dónde apuntaba la actualidad al ver su viñeta. Y el día se sucede con el recuerdo de cuantos se sintieron apoyados por el gran Forges. Es difícil encontrar tal amplitud de colectivos sintiendo que Antonio hizo algo por ellos.

Los refugiados, a los que dedicó, dicen, “un recuerdo constante”.

CEAR

@CEARefugio

Muy tristes por la noticia del fallecimiento de Antonio Fraguas de Pablo . Siempre nos quedarán sus viñetas y su recuerdo constante a los .

¡No olvidemos nunca!

Los perseguidos, los encarcelados por defender los Derechos Humanos en regímenes autoritarios, como resalta Amnistía Internacional.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Amnistía Internacional España

@amnistiaespana

Ay …cuánto te echaremos de menos. Gracias por tu compromiso, por tu imaginación, por tu pluma siempre dispuesta a la denuncia, la solidaridad y la compasión. Que la tierra te sea leve amigo. (Las imágenes fueron su regalo para gente que lucha por los DDHH)

 Gran amigo del medio ambiente decían desde Greenpeace.

Greenpeace España

@greenpeace_esp

Nuestro más sentido pésame por el fallecimiento de , un gran amigo del medio ambiente. Recibió nuestro premio Artemio Precioso y nos regaló ilustraciones maravillosas como esta

Los amantes de los animales y quienes detestan la tortura.

PACMA

@PartidoPACMA

Nos ha dejado el maestro . Su humor y su ingenio también ayudó a los animales. ¡Gracias por todo!

Sus compañeros, desolados.

Yo también le conocí hace muchos años. Primero fue una sonrisa que se dibujaba en el control de los Telediarios de TVE aún en Prado del Rey. Antonio Fraguas era mezclador de sonido y ya dibujaba. La televisión creó como un vínculo. Por entrevistas que procuraba no rechazar sé que era feminista desde el principio. “Teníamos que ir nosotros con nuestras mujeres a buscar recetas de la píldora anticonceptiva o conseguirla en las farmacias”. En aquellos negros años en los que estaba prohibida y se prescribía con eufemismos.  La mayoría de los homres no se implicaban en esto bueno pues ya, evidentemente.

  Siempre crítico con el poder, con  la corrupción en particular. Las manos del trinque salían por todo el cuerpo de los depredadores de lo público para arramplar más. La tortícolis, que precisaba tratamiento médico de tanto mirar para otro lado. Siempre con ese tono amable que calaba más que un grito.

Fue uno de los primeros en detectar el nivel de hartura de la sociedad, siempre estuvo con los pies en el suelo y los ojos abiertos.

Una de sus últimas batallas fue pedir que no se les quite la pensión a los autores jubilados. Vamos a ver si las condolencias de los poderosos satisfacen esa reivindicación, porque hechos son amores como el mismo Forges diría.

Ha muerto uno de los nuestros y así lo sentimos millones de ciudadanos. El tiempo es limitado. Creo que tuvo una vida que supo hacer feliz, y una familia envidiable tan maravillosa como él. Ha muerto con la naturalidad con la que vivió. Y consuela pensar que todavía hay seres que despiertan cariño sincero como ocurre con Forges. Y que fue un placer tenerlo entre nosotros. Nuestro país sería muy distinto con más Forges y menos vándalos.

El fútbol no responde a la llamada solidaria de Juan Mata

23 marzo, 2018

Fuente: http://www.ctxt.es

El proyecto, impulsado por el centrocampista español para que los jugadores donen el 1% de su salario a causas benéficas, apenas ha sumado un apoyo un mes después de ponerse en marcha.

<p>Juan Mata juega un partido con un grupo de niños en un suburbio de Mumbai (India).</p>

Juan Mata juega un partido con un grupo de niños en un suburbio de Mumbai (India).

COMMON-GOAL

1 DE SEPTIEMBRE DE 2017

Podía ser la iniciativa solidaria relacionada con el fútbol más importante de la historia. Pero, de momento, no pasa de ser el gesto de un deportista con una sensibilidad especial hacia las necesidades ajenas. A principios de agosto, Juan Mata, el actual centrocampista del Manchester United, dio a conocer el proyecto Common Goal, que pretende que cada jugador done el 1% de su salario hacia proyectos que ayuden a personas con necesidades en países subdesarrollados. Un mes después, la iniciativa apenas ha recabado un único apoyo, el del alemán Matts Hummels.

SI TODA LA INDUSTRIA DEL FÚTBOL APORTARA EL 1% DE SUS INGRESOS SE PODRÍAN LLEGAR A RECAUDAR 30.000 MILLONES DE DÓLARES ANUALES PARA PROGRAMAS EN PAÍSES NECESITADOS

En un verano en el que se ha movido más dinero que nunca en el mercado de fichajes, donde se han batido récords en las operaciones de traspasos, resulta más doloroso el silencio con el que se ha recibido esta propuesta por parte de los compañeros de profesión de Mata. Era la ocasión ideal para que los futbolistas pudieran compensar en parte el desapego que buena parte de la sociedad siente hacia el colectivo al escuchar todos los días la riada de millones que mueven clubes, agentes y futbolistas. Una oportunidad que, por lo visto hasta ahora, no parecen muy interesados en aprovechar.

Habrá quien incluso le parezca poco una donación del 1% para jugadores que, en algunos casos, cobran salarios más que millonarios. Pero si ese porcentaje proviniera de toda la industria del mundo del fútbol, la cifra que se podría recaudar estaría en los 30.000 millones de dólares anuales. ¿Se imaginan la cantidad de proyectos solidarios que se podrían poner en marcha con ese dinero?

Mata se hizo una idea en el viaje que realizó este verano a los barrios más desfavorecidos de Mumbai, en India. “Fui a un barrio pobre en las afueras de la ciudad. Fue muy difícil comprender el nivel de pobreza. Ningún niño debería vivir así. Por eso decidí lanzar esta iniciativa”, asegura el asturiano, que ya desde muy joven demostró su talante solidario, que le ha llevado a ser miembro de Aldeas Infantiles SOS, de la iniciativa Surf Solidario, que busca recaudar fondos para instituciones que luchan contra el cáncer infantil y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y a ser embajador de la Fundación Laureus España, cuyo objetivo es la inclusión social de niños y jóvenes con carencias económicas a través del deporte. No es el único de la familia. Su hermana mayor, Paula, con la que sacó una línea de camisetas para Save the Children en Etiopía, ha recorrido varios países pobres haciendo labores de cooperación.

Por cosas como estas o porque estudia dos carreras, Educación Física y Marketing, y Ciencias de la Actividad Física, Deporte y Periodismo, muchos dicen que Juan Mata no es un futbolista al uso, aunque él dice no sentirse “raro” y defiende que hay más compañeros con esas inquietudes. Pensando en cómo poder llegar más allá en su actividad solidaria, decidió asociarse a Streetfootballworld, una organización que ayuda a más de dos millones de jóvenes al año a través de aglutinar a más de 100 organizaciones que buscan beneficiar a los más débiles mediante el fútbol.

Common Goal es su última propuesta, impulsada bajo la idea de que lograr un cambio social no puede ser cosa de una sola persona, al igual que en el fútbol un único jugador no puede conseguir victorias. El objetivo es formar equipos de once futbolistas en el que cada uno pueda elegir el proyecto o causa que quiera, siguiendo la recomendación de Streetfootballworld, que supervisará la implementación de la ayuda.  Las donaciones se hacen a un fondo de la Fundación Rey Balduino, de Bélgica, miembro  de la Alianza Transnational Giving Europe, una red de prestigiosas instituciones filantrópicas que colaboran internacionalmente para promover donaciones benéficas en Europa, abarcando 19 países. Prometen una total transparencia en todo el proceso.

El fundador de Streetfootballworld es el alemán Jurgen Griesbeck, que desde 2002 busca que la industria del fútbol reconozca su responsabilidad y su poder para salvar vidas y dar oportunidades a los que los necesitan, reinvirtiendo parte de lo que genera. Griesbeck vivía en Medellín cuando el futbolista colombiano Andrés Escobar fue asesinado apenas diez días después de meterse un gol en propia puerta con su selección durante el Mundial de Estados Unidos. Impresionado, decidió crear una organización que utilizara el fútbol como una herramienta de ayuda social.

Hace unos meses, Griesbeck leyó una entrevista de Juan Mata en la que reconocía que su sueldo “era una burrada” en comparación al 99,9 del resto de la población y que los futbolistas viven “en una burbuja”. Quizá el hecho de que mantenga los mismos amigos que tenía cuando con 15 años se vino al Real Madrid, le permite seguir conectado al mundo real y a los problemas que sufre mucha gente. Identificado con las palabras de Mata, Jurgen decidió contactar con él para sumarle a la causa de su ONG futbolística.

Juan Mata, centrocampista del Manchester United con un grupo de niños en Mumbai (India). / Common-Goal

Juan Mata, centrocampista del Manchester United con un grupo de niños en Mumbai (India). / Common-Goal

En declaraciones a CTXT, Griesbeck resalta la importancia que puede tener el proyecto si encuentra la solidaridad de futbolistas que han sido noticia en los últimos tiempos por las elevadas cifras de dinero que mueven: “Creo que estamos ante una iniciativa muy importante, sobre todo para el fútbol en su conjunto. Imagínense que cada transfer y salario que se comunica se asociara a una obra social, automáticamente, inseparablemente. Por ejemplo, con el 1% del salario de Neymar estaríamos hablando de que miles de niños y niñas podrían acceder a la educación, al sistema de salud o a agua potable”.

Respecto a la ausencia de más apoyos en estas últimas semanas, el responsable de Streetfootballworld quiere ser positivo y pensar que “estamos al inicio de un movimiento que le cambiará la cara al fútbol. Obviamente cuantos más se sumen  al proyecto y más rápido lo hagan, mucho mejor. Pero ya hay varios jugadores y jugadoras que nos han contactado y esperamos en las próximas semanas ir dando más nombres”.

Al parecer, dentro de unos días días se dará a conocer el nombre de una jugadora estadounidense como nueva integrante del equipo, pero, la realidad es que a día de hoy sólo hay dos futbolistas que hayan dado el paso de unirse a un proyecto que debería haber tenido una repercusión parecida, por ejemplo, a la que tuvo el famoso reto del cubo de agua helada para apoyar la lucha contra el ELA. Y no sólo por parte de los jugadores, sino también de clubes, federaciones y ligas profesionales, como parte importante que son de este deporte.

SERÍA TRISTE LLEGAR A LA CONCLUSIÓN DE QUE SI EN LUGAR DE MATA HUBIERA SIDO OTRO JUGADOR CON MÁS TIRÓN SOCIAL EL QUE HUBIERA IMPULSADO LA INICIATIVA, ÉSTA YA HABRÍA ADQUIRIDO MÁS ADHESIONES

La pregunta es ¿a qué esperan estrellas como Messi, Cristiano, Neymar, Griezmann, Lewandowski, Ibrahimovic, Agüero, Bale o Luis Suárez para sumarse a la causa? ¿Qué pasa con los compañeros de Mata en el Manchester United? Los Pogba, De Gea, Herrera, Lukaku… ¿Y con los que han compartido selección con él? Los Sergio Ramos, Piqué, Busquets, Iniesta, Silva, Casillas… ¿Se imaginan la resonancia que tendría que cada uno de ellos grabara un vídeo para apoyar la iniciativa y donara el 1% de su sueldo a causas benéficas? ¿De verdad que ninguno va a apoyar esto?

Sería triste llegar a la conclusión de que si en lugar de Mata hubiera sido otro jugador con más tirón social el que hubiera impulsado la iniciativa, ésta ya habría adquirido más adhesiones. O que estamos en plena época de fichajes y muchos jugadores se encuentran muy ocupados resolviendo su futuro como para pensar en otras distracciones. O peor aún, que no les interesa. El silencio es tan estruendoso que no pasa inadvertido. En Inglaterra, que tiene la Liga que más dinero mueve cada verano, hay voces que reclaman que por ese motivo deben salir ya jugadores ingleses que se sumen al proyecto.

Habrá quien diga que hay futbolistas que ya apoyan causas de forma particular o que tienen fundaciones a través de las cuales promueven programas de ayuda. No es incompatible una cosa con la otra. Igual que algunos acumulan casas y coches, también se pueden acumular ayudas a causas benéficas. Se trata de que el fútbol de una respuesta global con la que demuestre su fuerza para poner en marcha un programa de ayudas que nadie puede lograr por sí solo. Griesbeck lo resume en una frase: “Maximizar el potencial del fútbol para contribuir a la transformación social”.

El representante de Unicef en Siria, Fran Equiza, reconocía en El Mundo que los niños que han logrado huir del Estado Islámico en lugares como Raqqa o Deir Ezzor nunca han oído hablar de Messi, o de Cristiano, ni del Barcelona o el Real Madrid. De hecho no saben ni lo que es un balón. Qué mejor manera de darse a conocer que ayudándoles a través del fútbol. Ningún gol o triunfo deportivo será más importante.

AUTOR

  • Ricardo Uribarri

    Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital y Marca. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Venezuela está aquí

24 febrero, 2018

Fuente: http://www.infolibre.es

Publicada 07/03/2017 a las 06:00Actualizada 06/03/2017 a las 20:48  

La Asociación de la Prensa de Madrid emite un comunicado para dar la cara por periodistas acosados y sometidos a presiones que les impiden llevar adelante su trabajo con el margen de libertad imprescindible para que la información que, recordemos, es un derecho, no un servicio, llegue a los ciudadanos sin correcciones, sin censura, sin las amenazas que les impiden ser y realizarse en su profesión y sin sentir la humillación de verse obligados a mentir a sabiendas a cambio de un salario.

Hasta aquí todo bien, pero en la redacción se aprecia una tendenciosidad que produce sonrojo o hilaridad, según la hora del día.

Esas presiones y amenazas “tienen como fin el de persuadirles de que les conviene escribir al dictado de Podemos, además de tratar de conducirlos hacia la autocensura”, dice el comunicado leyendo el pensamiento de los represores.

Sin duda, Podemos, si hacemos caso al comunicado del que no tenemos por qué dudar, pretendería tener medios de comunicación propios sin gastarse un duro, sólo amenazando y acojonando a periodistas que acabarían ejerciendo la función de propaganda de ese partido, sin que tal cosa fuera advertida por la dirección de los diferentes diarios intoxicados por estos quintacolumnistas, que estarían cobrando un salario del grupo correspondiente mientras trabajan en la clandestinidad a las órdenes del ejército podemita.

Así podríamos ver en Abc una portada con una foto de Pablo Iglesias y el titular: Este es el hombre que conviene a España. Tampoco los lectores y suscriptores de dicho diario, que conocen a la perfección mi patrimonio porque lo dan como noticia, se percatarían de nada, y acabarían votando a Podemos en contra de sus intenciones, de su ideología. La maniobra es sin duda inteligente.

“Sólo una prensa independiente y sin miedo puede cumplir su misión fundamental de control del poder. Solo unos medios firmes en la defensa de la libertad de expresión pueden frenar la tentación de los poderosos de eludir la rendición de cuentas a la que están obligados en una democracia como la nuestra” (la negrita es mía no de infoLibre).

Al parecer la APM quiere hacer la competencia a Mongolia y a El Jueves porque debe haber deducido que se encontraban muy solos en ese mercado y quedaba sitio para nuevas ofertas de risa.

No conozco en detalle, porque no se especifica en el comunicado, en qué consisten los actos de acoso por parte de Podemos que han llevado a los periodistas denunciantes a ese “estado de miedo” en el que afirman ejercer su profesión, pero han perdido una gran ocasión de emitir un comunicado con atisbos de credibilidad, porque los redactores del texto se han venido arriba y cargan las tintas como si estuvieran trabajando al frente de un diario sensacionalista y no en representación de los periodistas de Madrid. Cómo se habrán sentido los cientos de periodistas que se han visto en la calle en los últimos años, en muchos casos por defender su independencia, al leer ese comunicado dedicado, por fin, a un partido político que ataca la independencia de los profesionales de la información. Cuánto se han echado de menos acciones contundentes por parte de esa asociación, citando nombres y apellidos, en defensa de periodistas que llevan años con un zapato pisándoles el pescuezo.

Es difícil deducir que cuando el comunicado de la asociación hace referencia al “control del poder” y a “la rendición de cuentas de los poderosos” se refiere también a la formación política Podemos. No sé en qué medios trabajan los periodistas denunciantes, pero los representantes de la asociación que han redactado el comunicado no deben leer otra prensa que la de Azerbaiyán y están un poco desconectados de la realidad social de aquí, si sus vivencias cotidianas les llevan a pensar que Podemos también representa al poder real, las esferas del poder, o a los poderosos. Habrá que advertirles que el apocalipsis zombi caníbal todavía no ha llegado a estas latitudes y que, de momento, sus compañeros siguen disfrutando, como hasta ahora, de esos infinitos espacios de independencia y libertad que las diferentes empresas que poseen los medios de comunicación crean para el normal ejercicio de la profesión, así como del paraíso de tranquilidad en el que trabajan los periodistas de las diferentes televisiones y radios públicas.

Los comunicados de los diversos comités de empresa de estas televisiones quejándose de la manipulación sistemática de las noticias, de la tergiversación de los contenidos por parte de la dirección, de las cribas e intento de traslado de profesionales que consideran poco afines a la causa, así como nombramientos de responsables de los diferentes informativos de profesionales que actúan en la práctica como comisarios políticos supervisando los contenidos a favor del político o partido que les nombra, son continuos. En su día se publicó una conversación del responsable de los informativos de Telemadrid reportando una noticia para recibir la aprobación de los círculos próximos a Esperanza Aguirre antes de su emisión. Presidenta que, como saben, puso al frente de su televisión a Manuel Soriano, que había sido su jefe de prensa, un hombre neutral, y digo “su televisión”, porque ni siquiera trabajaban para el partido, sino para ella en exclusiva.

Daban caña, no sólo a la oposición, sino también a los rivales políticos de su propia formación. Cuando comenzó su carrera hacia la secretaría general de su partido, Sánchez Dragó se postulaba en el informativo de la noche del lado de la lideresa y ponía a parir a Rajoy.

Salvemos Telemadrid fue una asociación de trabajadores de la cadena que se creó para protestar por las condiciones humillantes en las que tenían que hacer su trabajo, sí, bajo amenazas y presiones que, por cierto, se ejecutaron: todos fueron despedidos.

Yo también tuve el honor de encabezar un comunicado de la Asociación de Prensa de Madrid en el que deploraban la emisión de un vídeo en el que humillaba a una becaria en broma. La cuestión es que los que estrenaron el famoso vídeo fueron los de Intereconomía de una forma ilegal. Se había grabado en nuestro plató, por lo que era un contenido que nos pertenecía. Se lo hicieron llegar por correo electrónico para demostrar cómo trabajaban allí, con la orden de que si pedían la confirmación se les informara de que no era real. Lo emitieron como cosa cierta sin comprobar si era un sketch o un acoso laboral verdadero. Se lo enviaron desde nuestra redacción en respuesta a un comentario que hacía el entonces director de Intereconomía, que acusaba a mi compañera Beatriz Montañez de ejercer la prostitución.

Esa emisión que llevó a cabo Intereconomía sirvió para que la Asociación de la Prensa de Madrid emitiera un contundente comunicado contra nuestro programa en el que se decía, entre otras cosas, que tal acción suponía un desprestigio de la profesión periodística. Es evidente que aquel vídeo no tenía nada que ver con el periodismo, y que, como digo, fueron otros los que lo emitieron. Les dio lo mismo. “Revela una ignorancia de las reglas de este oficio”, decían a continuación. Continuaba el comunicado del entonces presidente González Urbaneja que “en las redacciones no hay mecanismos de alerta, porque alguien puede imaginar algún desatino, pero debe haber siempre quien lo pare”. Así es, así debe ser: no lo pararon. En cuanto lo recibieron suspendieron la programación e hicieron un programa especial con el vídeo. Ese era, precisamente, acertáramos o no, el sentido de la broma: denunciar que hay redacciones donde cualquier cosa es posible, y que esa cualquier cosa puede salir al aire sin control ni filtro. Lo chungo del tema es que el palo nos lo dieron a nosotros y también a mí, que no soy periodista. Daba la impresión de que tal escrito se había hecho para defender a unos colegas, pero no de profesión, sino de barra, porque no tenía el menor sentido.

Ese mismo año, la Asociación de la Prensa de Valencia nos dio un premio como el mejor programa de televisión. En la cena posterior, miembros de la dirección me manifestaron su vergüenza, como profesionales de la prensa, por el silencio de sus compañeros en torno a lo que en su día se llamó La teoría de la conspiración que, como recordarán, pretendía atribuir el atentado del 11M a ETA, para lo cual desde el diario El Mundo estuvieron dando portadas diarias durante años mintiendo a sabiendas, y fabricando noticias, con el objetivo de deslegitimar la victoria de Zapatero en las urnas, y que quedará, como ha quedado para la posteridad en las redes, su versión por encima de la oficial, por reiteración. La Asociación de Madrid, que yo sepa, no se manifestó al respecto ante esta acción tan lesiva para la profesión del periodismo. En un CIS de aquella época aparecía la profesión de periodista, mítica en otros tiempos, como la peor valorada, por debajo de los banqueros, que les precedían.

Por eso hay que celebrar esta campaña en contra de las presiones a los periodistas aunque sea comenzando con Podemos y aceptándoles como representantes de los poderosos.

Si quieren seguir en esa línea de defensa de la independencia de los periodistas tienen tajo de sobra. Sin ir más lejos, esa airada aproximación de Girauta a una periodista de laSexta tras una rueda de prensa, porque ésta le había hecho una pregunta en torno a una contestación del portavoz de la formación a una crítica de Víctor J. Sanz, que les había llamado populistas, recomendándole con un gráfico que se metiera la crítica por el culo. Claro que esto podría interpretarse, no como una salida de tono, sino como un método de reciclaje. O los desprecios sistemáticos de representantes del partido del Gobierno a los que los profesionales de la información parecen estar acostumbrados. Recordemos el gesto de Aznar metiéndole un bolígrafo a Marta Nebot por el escote. En un segundo encuentro la acarició como si fuera una perrilla. Claro que a él hay que consentirle todo porque es un cachondo. O la humillante imagen de los cámaras de las diferentes televisiones hincando el lomo para sacar un trocito de plasma y cubrir las declaraciones del presidente Rajoy que estaba en la sala de al lado. Nostalgia de Guillermo Tell.

En fin, con la era Trump parece que todo se va a quedar chico, pero bienvenida sea esta medida profiláctica de la Asociación de Prensa de Madrid para evitar que Iglesias y su contubernio, ya que el comunicado hace referencia al “equipo directivo de Pablo Iglesias y a personas próximas a ese círculo”, conviertan este país de libertades en una infernal Venezuela que la prensa se empeña en promover como paradigma de la tiranía, mientras en países cercanos al bolivariano se asesinan periodistas, abogados, líderes sindicales, representantes de movimientos ecologistas y LGTB, sin que a nadie le importe su suerte.

Empecemos con los bolivarianos, pero no cejemos en el empeño y continuemos con el control a nuestros fachas, los nacionales, los de toda la vida, los pata negra, que se pasan siete pueblos con las reglas del juego elementales en toda democracia que se precie, no vaya a ser que alguno pueda pensar que la asociación de periodistas en cuestión es condescendiente con otros poderosos diferentes de los de Podemos, que son propietarios de las empresas donde trabajan sus compañeros periodistas y que, en muchas ocasiones, se ven en la calle por negarse a firmar que lo negro es blanco y lo sucio limpio.

Habría bastado con denunciar y condenar los hechos en el comunicado sin dejar translucir de forma expresa la ideología de los que redactan el texto al comentar, de paso, las intenciones que persiguen los del círculo próximo a Iglesias con estas acciones. De eso ya se encargarán los diferentes artículos editoriales, no les adelanten el trabajo.

Una idea para el próximo: condenar la publicación de los diferentes dosieres falsos que se han elaborado con el dinero de todos y encargados a la Policía Patriótica de Fernández Díaz, tanto aquí como en Venezuela, y en los que colaboran periodistas que los dan una y otra vez, a sabiendas de que son pura basura. Una pista para los periodistas de investigación: se engloban en el llamado informe PISA. Si de defender el prestigio de dicha profesión hablamos.

Jordi Évole: “Si hiciéramos hoy las gamberradas del principio de Salvados, acabaríamos ante el juez”

9 febrero, 2018

Fuente: vertele.eldiario.es

Jordi Évole, en una imagen de archivo
Jordi Évole, en una imagen de archivo ATRESMEDIA

Hablamos con el presentador de laSexta por el décimo aniversario de su programa, que regresa sin avanzar la temática: “Que arriesguemos en las maneras de promoción no deja de ser esas ganas de experimentar con todo”. El comunicador catalán nos revela los reportajes que considera más importantes para entender el programa y echa la vista atrás: “Si llevásemos a cabo hoy gamberradas que hicimos, algún fiscal ocioso intentaría que fuésemos ante el juez”.

 

Salvados regresa a laSexta con motivos para celebrar: 10 años en antena en los que el formato (originalmente producido por El Terrat, y desde 2015 obra de Producciones del Barrio) ha experimentado una drástica evolución. Desde que era un programa más satírico y distendido hasta convertirse en referente informativo.

Jordi Évole dejó hace tiempo atrás su imagen y apodo de “Follonero” para tomar un papel mucho más concienciado y serio. “Me lo he pasado muy bien en todos los roles a los que he jugado“, nos reconoce en esta extensa entrevista donde hace balance de este decenio en antena.

El comunicador catalán valora las mutaciones en el formato, los reportajes que, a su juicio, han marcado el cambio de tendencia y de imagen del programa y, además, sus referentes en este proceso. “Tengo la sensación de que cuando empezamos a hacer Salvados, ni nosotros mismos sabíamos que tanta gente quería ver un programa como este“, nos comenta.

Salvados cumple 10 años en antena y lo hacéis con misterio, con unas enigmáticas promos que no dicen mucho sobre el tema que abordaréis en vuestro regreso. ¿Qué escondéis tras esta efeméride?

Es la primera vez que no avanzamos el tema del que vamos a hablar. Siempre decimos a quién vamos a entrevistar o la materia de la que hablaremos. Pero esta vez, por el tema que es, hemos preferido no hacerlo y lanzar ese eslogan del “1 de cada 5”. Es un tema que muchas veces se oculta y hemos querido jugar a lo mismo. Hemos decidido pagar con la misma moneda con la que pagamos socialmente, silenciándolo, intentando ocultarlo. También pensábamos que después de 10 años era un reto de cara al espectador que, tras tantos años conociéndonos, le pidiéramos que confiase en nosotros sin decirle de qué vamos a hablar, para que lo hagan sin prejuicios.

Sabemos que solo anunciando el tema, generaría muchos prejuicios. Preferimos que cuando el espectador empiece a ver el programa no sepa ni de qué estamos hablando. Es un reto, es extraño, pero pensamos que el tema es tan trascendente que es bueno que nadie llegue a verlo haciéndose una idea preconcebida o un prejuicio, que lo vean desde la limpieza absoluta. Es un tema que le ha tocado de cerca a casi todo el mundo, y del que sin embargo hablamos poquísimo de ello.

La evolución del formato ha sido continuada desde 2008. ¿Forma parte esta nueva estrategia de un cambio de concepto del programa?

A nosotros siempre nos gusta arriesgar. Hemos apostado por temas alternativos para lo que era un prime time televisivo en una cadena comercial, temas que a priori no iba a ver mucha gente, y hemos descubierto que podían suscitar un enorme interés. Tengo la sensación de que cuando empezamos a hacer Salvados, ni nosotros mismos sabíamos que tanta gente quería ver un programa como este.

Que ahora arriesguemos en las maneras de promocionarlo no deja de ser esas ganas de experimentar con todo: lo hemos hecho con los temas, los tratamientos, los invitados, la forma, con las introducciones… Salvados empieza y ni avisamos de que empieza, no hay ninguna cabecera ni sintonía del programa. Son cosas raras que hacemos. Promocionarnos sin decir de qué hablaremos forma parte de esas ganas de experimentar.

Tu imagen ha cambiado mucho a lo largo de estos 10 años. De ser reconocido como “El Follonero” con una faceta más humorística, a adquirir el prestigio como periodista. ¿Has sido consciente de esa transformación? ¿Echas de menos algo del humor que enarbolabas antes?

Me lo he pasado muy bien en todos los roles a los que he jugado haciendo Salvados. Empezamos con uno más humorístico y más gamberro, y ha ido derivando en un programa más reposado, con más vertiente periodística… Forma parte de un crecimiento que ha sufrido el propio equipo de Salvados, porque hemos crecido y con ello han venido otras inquietudes, pero creo que también forma parte del crecimiento que ha tenido el propio país. La España del 2008, una España donde ni se podía hablar de crisis porque te miraban mal y donde todos podíamos ser ricos, no tiene que ver con esta actual.

Si hubiésemos seguido con el mismo tono que entonces, hoy la gente nos miraría como diciendo: “Estos tíos son gilipollas”. Hemos evolucionado con el país y con la edad. Seguramente ya no vemos que las cosas sean blancas o negras, como nos pudo parecer en su momento, sino que la gama de grises es importante.

¿El Salvados de 2008, tal y como era, sería aceptado en 2018, en un momento como el actual?

El programa necesitaba una evolución. Pero también te digo, echando la vista atrás, que si llevásemos a cabo hoy gamberradas que hicimos en el arranque de Salvados, recibiríamos una querella o algún fiscal ocioso intentaría que fuésemos ante el juez, aunque fuera solo para asustarnos. Recuerdo alguna de las cosas que hicimos, como lo de los dos falangistas gays bailando un chachachá -que bautizamos como un fachachá– en el Valle de los Caídos. Esas puestas en escena en 2008 podían enfadar sin que te llevaran a un tribunal. Hoy, la justicia es más susceptible de hacer un papel en cuestiones en las que no tendría que intervenir para nada.

A nivel mediático, el reportaje sobre el accidente del Metrovalencia fue uno de los que consiguió mayor impacto: hubo movilizaciones, motivó la reapertura del caso… ¿Fue aquel programa el que os hizo conscientes de la relevancia y responsabilidad que teníais para la opinión pública?

Creo que hay varios programas clave en la transformación de Salvados. Uno fue el del Metrovalencia, desde luego. Haciendo el trabajo que hacemos, es difícil que uno piense que esto sirva para algo, pero aquello tuvo unas consecuencias inmediatas. La movilización de la ciudadanía valenciana el viernes siguiente a la emisión, que se pasaran de concentraciones de protesta de 100 o 200 personas a otras de 10.000, que se reabriera el caso, la comisión de investigación… Fue todo muy gratificante.

Pero creo que el otro momento que marcó el cambio fue cuando Salvados hizo dos programas sobre el País Vasco. Se emitió un domingo Borrando a ETA y el jueves siguiente ETA decretó el cese definitivo de la violencia. Al domingo siguiente, hicimos otro programa exprés, que se tituló Reiniciando Esukadi. Esos dos programas significaron un cambio en cómo nos veía mucha gente. Pasamos de ser esos que llamaban al timbre y salían corriendo para hacer la gamberrada, a ser los que picaban al timbre pero se quedaban para que les contestaban.

Salvados también ha tenido gran importancia en dar a conocer el drama de los refugiados sirios, con Astral. ¿Cómo os sentisteis con tamaña responsabilidad?

Fue una experiencia durísima, pero aunque suene contradictorio fue muy gratificante. Cuando vimos la cantidad de cines que se sumaban a ese estreno solidario de llevar un documental que se iba a ver en la televisión al cabo de cuatro días, de prestarnos sus salas para que la gente pagase un dinero que fuera a las arcas de Proactiva; cuando vimos que en prácticamente en todas las provincias de España había algún cine donde se proyectara el documental uno o varios días; y cuando Open Arms consiguió recaudar no sé si medio millón de euros… Fue muy emocionante. Recibíamos fotos de salas de cine llenas para ver un documental en Elche, en Valencia, en Madrid, en Bilbao, en Santiago… Es de esas cosas que cuando echas la vista atrás, piensas: “Hostia, qué bien haber hecho esto”.

Astral
Astral

Astral supuso también una evolución de la marca Salvados, al pasaros al documental y al formato cinematográfico. ¿El futuro de Salvados pasa también por ahí, por el documental de cine?

No es algo que hayamos descartado. Pero para hacer un documental ahora mismo deberíamos dejar de lado lo que es la vorágine del día a día de Salvados. Ahora de forma inmediata no lo vamos a hacer, pero sí que lo tenemos en mente.

Entre los hitos del programa está también Operación Palace, vuestro falso documental sobre el 23-F. ¿Os habéis planteado desde entonces emprender algo similar a aquello? ¿O quizás Salvados ha cambiado demasiado para emprender una idea similar?

Sí. El falso documental del 23-F fue tan potente que intentar repetirlo de forma inmediata hubiese sido un error. Pero ahora que han pasado cinco años, si nos planteásemos algún otro tema del que reírnos y hacer una historia alternativa, nos volvería a divertir muchísimo.

Con tantos reportajes realizados, habrá temas sobre los que te gustaría volver, reportajes que no te dejaran satisfecho… ¿Alguno en particular que se haya quedado enquistado?

Habría muchísimos temas que volveríamos a tratar y lo haríamos de otra manera y trataríamos de hacerlos mejor. Un programa como el que hacemos, en el que cada semana se arriesga con un tema diferente, a veces sale mejor y otras sale peor. Claro que nos gustaría repetirlos y tener todos los datos que se tienen que tener y que a veces no tienes cuando encaras un tema. No habría uno solo, sino varios.

¿Hay algún tema que os haya costado en sacar a la luz o no lo hayáis podido culminar aún?

Sí… Ya que no te puedo contar el primer programa de este año, te voy a contar de este segundo. Llevamos trabajando en él desde hace medio año, sin exagerar, y tiene que ver con la salud alimenticia. Es sobre la industria cárnica. Creo que es la primera vez que nos colamos en un sitio sin permiso, saltando una valla, por decirlo de alguna manera. Entramos en una granja que pertenece a un gran grupo de alimentación y hemos visto el estado de los animales. Te puedo garantizar que nos va a dar a todos mucha grima lo que vamos a ver. Más aún sabiendo que, según nos dijeron los propietarios, esos animales eran para el consumo. Lo hemos titulado “Secreto ibérico”.

Pero por ponerte un ejemplo de la variedad de Salvados, que va más allá de la denuncia, esta temporada nos hemos propuesto juntar a dos periodistas españoles que durante un tiempo estuvieron enfrentadísimos. Con el paso de los años todo se relaja y creo que por primera vez vamos a ver juntos a José María García y José Ramón de la Morena.

Salvados ha creado una escuela televisiva, en cuanto a narrativa, enfoque… Han salido formatos en este tiempo que aspiraban a imitaros. También habéis dado pie a programas propios en la línea como Malas compañías. ¿A quién le debes tú esa escuela como periodista?

Hay muchos, pero te voy a decir dos fundamentales. Uno, con el que trabajé y que lamentablemente nos dejó hace un par de años, es el periodista de investigación Xavier Vinader. Y el otro es alguien a quien todos conocemos, pero me parece que nos va muy bien que podamos seguir escuchándole a través de su videoblog o de sus intervenciones en la radio, Iñaki Gabilondo.

Perlas informativas del mes de noviembre 2017

9 diciembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Internacional

Militar chino

Aquí el diario  20minutos el 5 de noviembre mostrando una foto en la que aparece un militar que impide fotografías en Corea del Norte, otra prueba más del peligro que corre la prensa. Probablemente sea verdad que no se pueden hacer fotos en Corea del Norte, pero aquí se pueden difundir las fotos falsas que es igual de pernicioso para el periodismo, porque el militar de la foto es chino. Compárese el escudo de su gorra con estos otros  militares chinos desfilando o en la plaza de Tiananmen.

Captura de la noticia de el diario 20 minutos.
Captura de la noticia de el diario 20 minutos. ELDIARIO.ES

Portaviones y tensión

No confundáis, una cosa es que Corea del Norte provoque tensión y otra muy distinta es que EEUU despliegue tres portaviones con sus correspondientes grupos de combate en el Pacífico frente al país asiático ( El Mundo, 8 de noviembre).

Captura del titular de El Mundo sobre la tensión en Corea del Norte.
Captura del titular de El Mundo sobre la tensión en Corea del Norte. ELDIARIO.ES

Propaganda rusa

¿Veis por qué hay que terminar cuanto antes con la propaganda rusa que tanto nos desinforma? ( Sputnik, 15 de noviembre).

Captura del titular de la agencia de noticias Sputnik.
Captura del titular de la agencia de noticias Sputnik. ELDIARIO.ES

Policías matan policías

El  editorial de El País del 21 de noviembre se refiere a “134 muertos y más de 4.000 heridos a manos de la policía bolivariana o de grupos paramilitares oficialistas”. Pues bien, según las investigaciones, de ellos solo 13 están relacionados con disparos de cuerpos de seguridad (y por ello hay 40 agentes detenidos o procesados), 14 murieron por accidentes provocados por las barricadas de los opositores, 17 en saqueos, 5 linchados por manifestantes opositores, 4 manipulando explosivos e incluso 9 policías fueron asesinados. O sea, que El País hasta a los policías muertos los incluyen como asesinados por la policía.

Captura del editorial de El País.
Captura del editorial de El País. ELDIARIO.ES

España

Como el Hola, como el franquismo

¿Os imagináis la portada del Hola en el tardofranquismo anunciando al 12 cumpleaños de la infanta Cristina? Pues ahora eso lo hace El País el 1 de noviembre.

Captura de la noticia publicada por la revista Hola.
Captura de la noticia publicada por el periódico El País. ELDIARIO.ES

Esteladas y hiyab

Pues no parecen unas catalanas muy típicas (con hiyab y bandera de media luna) las elegidas por  The New York Times el 1 de noviembre para ilustrar el artículo de Junqueras y la manifestación independentista catalana. En cambio  en la edición en español utilizaron otra foto, aquí no hubiera convencido mucho las independentistas con hiyab.

Captura de la noticia publicada por The New York Times en su versión online.
Captura de la noticia publicada por The New York Times en su versión online. ELDIARIO.ES

Los Hechos

Si Pablo Iglesias dice una cosa y el periódico opina la contraria, creas una sección que denominas Hechos y ahí pones tu versión ( El País, 3 de noviembre). Porque lo que dice Iglesias son opiniones, pero la versión del periódico son Hechos.

Captura del editorial de El País.
Captura de la noticia de El País. ELDIARIO.ES

Montoro y Carmena

Mirad que foto más representativa eligió Twitter el 7 de noviembre para la noticia de que Montoro interviene las cuentas de Carmena. ¿Quién dijo mal rollo?

Captura de la imagen elegida por Twitter.
Captura de la imagen elegida por Twitter. ELDIARIO.ES

Titular

Pero qué bien nos enseñan a titular a los periodistas para vender.

Captura del titular utilizado por Huffpost.
Captura del titular utilizado por Huffpost. ELDIARIO.ES

Solo es amor

Este es un tuit de un programa de televisión de búsqueda de parejas, que no tiene nada de política ni de ideología. ¿Está claro? (Cuatro, 15 de noviembre).

Captura de la noticia publicada por Cuatro.
Captura de la noticia publicada por Cuatro. ELDIARIO.ES

Marx y Lenin

Lo de algunos columnistas es grave. Aquí pontificando sobre lo que dijo Marx sobre Lenin. Marx, que murió en 1883, cuando Lenin tenía 13 años ( La Voz de Galicia, 18 de noviembre).

Captura de la noticia publicada por La Voz de Galicia.
Captura de la noticia publicada por La Voz de Galicia. ELDIARIO.ES

Antiespañolista

Como señalan al inicio de la noticia, Jordi Savall es uno de los violagambistas más reconocidos en todo el mundo, que ha creado un “programa inspirado en la vida y el tiempo de Murillo que interpretará junto a la Capella Real de Catalunya y Hespèrion XXI”. Pues bien, lo relevante para el titular de la noticia de que dirigirá el concierto inaugural del Año Murillo es que es “un reconocido antiespañolista” (Sevillainfo.es, 27 de noviembre).

Noticia de Sevillainfo.es.
Noticia de Sevillainfo.es. ELDIARIO.ES

Militares contra la desinformación

Fijaos que la “amenaza de la desinformación” es un asunto de la ministra de Defensa porque “vienen los rusos”, no porque el gobierno se haya preocupado alguna vez de garantizar el derecho a una información veraz que aparece en el artículo 20 de nuestra Constitución ( tuit 30 noviembre).

Captura de la noticia del portal Europrensa.
Captura de la noticia del portal Europrensa. ELDIARIO.ES

No fueron los rusos, fue Google

Leyendo el portal Europrensa el 30 de noviembre, descubrimos que el gobierno catalán ilegalizado burló las leyes pagando sus servidores de internet con criptomedas como bitcoins. Para ello debió recurrir a la complicidad de Google Estados Unidos para que le autorizara tras presentarles un expediente informativo. O sea, que no fueron los rusos ni Putin los que ayudaron a la operación independentista catalana, sino los estadounidenses y la empresa Google.

Perla publicitaria

¿Que inauguramos tienda en un barrio popular con fama de rojo? Pues un cartel con un puño en alto. ( vía @Oliviayoquese)

Cartel publicitario de MediaMarkt.
Cartel publicitario de MediaMarkt. ELDIARIO.ES

Los nueve muertos en el armario de Eduardo Inda

4 diciembre, 2017

Fuente: http://www.lamoscamediatica.com

Érase una vez un periodista que se lo creyó, algo inadecuado cuando coleccionas tanto ejemplar en el armario. Es el caso de Eduardo Inda. Aquí repasamos su controvertida trayectoria profesional:

1- Baleares, que hermosa eres

El 2 de septiembre de 2014 Antonio Alemany a sus 75 años ingresó en la cárcel de Palma tras ser condenado por corrupción. El periodista fue impulsor de la edición balear de El Mundo mientras firmaba los discursos de Jaume Matas, altamente elogiado por el cuadernillo en las islas que dirigía Eduardo Inda.

Claro está, Matas regaba con publicidad institucional al diario de Inda, pero cuando el primero fue condenado, El Mundo se quiso desentender de Alemany así: “Alemany era articulista, no periodista de plantilla; que era responsable de lo que aparecía bajo su firma en sus colaboraciones semanales, los miércoles y los sábados, pero ni tenía despacho, ni ordenador ni, por supuesto, cobraba una nómina de esta casa. La suya era una reputada firma, una más de las muchas que han escrito y hoy lo siguen haciendo en este diario que acaba de cumplir treinta años. (…) en verano de 2006 su relación con el diario dejo de ser presencial”.

Alemany contestó desde su digital, Libertad Balear, salpicando a Inda: “Esto no es un “ajuste de cuentas” con El Mundo, con Pery, Pedro J. y con este atrabiliario personaje que se llama Inda (…) El “ajuste de cuentas” lo tendremos en profundidad más adelante si el sufrimiento, los disgustos y las villanías no me mandan al otro mundo (…) dos veces he mandado a El Mundo a hacer puñetas y las razones han sido éticas, por desacuerdo con un director paranoico en 2006 [Inda] y, ahora, por discrepancias- graves y, desde luego éticas- con otro director que eres tú.(…) Volví a El Mundo tras haber mandado a hacer puñetas a Inda porque me lo implorasteis. Repito im-plo-ras-teis y ante la expectativa de que podía aceptar el ofrecimiento del mi antiguo periódico, el Diario de Mallorca (DM). Tú estás donde estás porque yo- y siento tener que decir este “yo”, pero las cosas son como son- tuve la idea de fundarlo, de buscar el capital, de diseñar el periódico y hasta de viajar a Inglaterra para la compra de la rotativa y todo el pionero sistema informático. No solamente he sido el fundador, primer director, presidente del Consejo Editorial, presidente de El Foro de El Mundo y editorialista- con mesa y despacho- durante más tiempo del que tú estarás en esta casa cuando por desgracia desaparezca este periódico que apenas ha conseguido superar la tirada en que lo deje cuando abandoné. la dirección. (…) valores y principios del periódico El Mundo/el Día de Baleares . Se los inculqué yo, no Inda, ni Pedro J, sino los principios fundaciones que yo redacté y, lo que es más importante, practiqué, en los discursos y en el periódico (…) Mira Pery: he estado hasta el gorro de que redactores del periódico y el propio director me llamaran, abusando de mi vinculación con el periódico, para pedirme que les adelantara los discursos presidenciales por obvias razones del cierre. ¿Cómo osas decir que tu antecesor [Inda] no sabía que mi despacho escribía los discursos del Presidente? No, Pery, lo ignoras todo y no deberías arriesgarte a decir falsedades. Mandé hacer puñetas a Inda por uno de los temas más oscuros de mi ex diario: la campaña para alterar la adjudicación de Son Espases a la que era, de forma indiscutible y a juicio de la Mesa de Contratación, la mejor oferta. Fue una campaña feroz e indigna. (…) Me pregunto- y este es el lado oscuro y todavía no investigado- si El Mundo tenía algún tipo de vinculación con los que, al final, se hicieron y tras la feroz campaña de Inda, con el hospital. En el “ajuste de cuentas” hablaremos con más detenimiento de este asunto. (…) De las subvenciones y otros beneficios que recibís, dejémoslo para más adelante.

2- Sitjar, ex consejero editorial de El Mundo en Baleares, también atiza a Inda

Así contestó otro ex consejero editorial a El Mundo en Balares, lanzándose a la yugular del propio Eduardo: “Recuerdo un domingo en que tuve que dejar a mi familia para convencer a ese extraño sujeto de cambiar la portada de su periódico porque pretendía ocuparla con una falsedad sobre Puerto Portals que le había contado un individuo con prácticas cuasidelictivas (…) aunque fuera falso, afectaba a uno de los emblemas del dinero en la isla y beneficiaba a un amigo de la casa, al pocero que invitaba a comer y a departir en la cubierta de su barco no solo a Matas, a Bono y a Zaplana, sino también al subdirector de su periódico de apellido impronunciable”.

Recordemos que Alfonso Rojo, amigo de Inda y ex compañero suyo en El Mundo, acusó a Pedrojota Ramírez de haber recibido su famoso chalé ilegal en Palma como un regalo de Jaume Matas.

3- Otro amigo suyo salpicado por la corrupción

Ahora que la imagen de Francisco Granados está por los suelos tras haber salido a la luz varias pruebas que le salpican de corrupción, Eduardo Inda prefiere guardar silencio. Y es que en la investigación judicial se evidenció que el periodista se puso al lado de Granados en su particular guerra contra Ignacio González. La relación entre Inda y Granados llegó a tal nivel de complicidad que ambos disfrutaban de un particular lugar de encuentros.

4- Hala Madrid

Eduardo Inda protagonizó la etapa más polémica de Marca, y parece ser que elogiaba a Florentino Pérez mientras éste se reía de él y decía que estaba loco, tal y como desveló en un libro un popular ex amigo de ambos, José Antonio Abellán. Pero vamos, que Inda “pasa” del ex jefe de deportes de COPE porque tal y como cuenta El Confidencial disfruta del palco del Bernabéu. ¿Pagará su abono? Hagan apuestas.

5- Cloacas 

Eduardo Inda no solo visita La Sexta, ya que también es asiduo semanal a las tertulias de Federico Jiménez Losantos en Es Radio. La relación entre el protagonista de este reportaje y el locutor aragonés parece ser excelente, tal y como vimos hace unos meses, cuando compartían confesiones y risas sobre las presuntas infidelidades matrimoniales de Gallardón. Pero esto no es óbice para que Losantos haya acusado en antena a su “amigo” de tener conexiones con las cloacas del Estado; ¿OK Cloaca? 

6- Aló Villar

7- Vive deportivamente: “Frenar a Messi por lo civil o lo criminal”

8- Su embargo de sueldo

9- El ejemplar OK Diario

Mongolia desveló que OK Diario compraba tráfico para dopar sus números: “OK Diario ha contado con dinero fresco desde su nacimiento: se creó con 500.000 euros pero ya ha ampliado capital por 2,7 millones. Y acumula indicadores singulares que abonan la hipótesis de los que creen que compra mucho tráfico: tiene una desproporción insólita entre muchos usuarios y pocos “Me gusta” en Facebook -dos variables que suelen ir de la mano- y sorprende el flujo de tráfico masivo cruzado con el medio digital Hispano Post, alojado en Miami e impulsado por extrabajadores de El Mundo. Y otra singularidad crucial: la extraña disparidad en los datos de Comscore dependiendo de si se trata del panel de entradas por ordenador o la total (incluyendo móviles). La mayoría de medios ocupan puestos equivalentes en ambos rankings, pero no así OK Diario, que es séptimo en el total pero cae al 14º en el panel de ordenadores. Este último utiliza un sistema de medición basado en panelistas (como los audímetros de TV) y, por tanto, es más inmune a este tipo de trucos. El otro medio al que le sucede algo parecido es El Español, de Pedro J. Ramírez.”.

Recuerden que el alcalde de Alsasua ha denunciado que algunos Guardia Civiles ejercen de reporteros de OK Diario, que un suplemento deportivo de OK Diario cuenta con un redactor que tuvo que testificar en el caso del digital que montó un conseguidor de la Púnica a Florentino Pérez (que ejercía el papel de editor en sombra), que su ex jefe de investigación demandó a Inda por manipularle textos con la intención de atacar a Podemos, y el diario tuvo vínculos profesionales con una empresa investigada por ayudar al PP valenciano a lavar dinero negro. Pero Inda parece estar más preocupado de Jaume Roures, con el que su periódico parece tener una fijación pese a que Mediapro produce las tertulias en las que Inda promociona OK Diario. ¡Lo que hay que ver!

Leer más: Prensa y corrupción española

Leer más: El tremendo zasca que se tragó el balbuceante Eduardo Inda 

Leer más: Dime de qué presume Inda sobre Catalunya

“La situación en Catalunya está sacando a flote odio en una sociedad que se jacta de ser tranquila y pacífica”

16 noviembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

El escritor y periodista Gregorio Morán (Oviedo, 1947) presenta Miseria, grandeza y agonía del PCE (Akal). Un libro reeditado que cumple ahora tres décadas. La obra de Morán, como todas las suyas, es un reportaje largo, erudito, prolijo en detalles, del principal partido en la dictadura y de su crisis a partir de la Transición.

Morán desarrolla un retrato crítico de sus principales dirigentes, de los procesos históricos en los que vivieron –muchos de los cuales él vivió en primera fila–, y del contexto en el que se pactó una Transición, de 1978, cuya arquitectura institucional parece sufrir con su 40º cumpleaños.

Morán fue despedido a la vuelta del verano de La Vanguardia, donde publicaba un artículo semanal desde hacía 30 años, “víctima del procès”, explica. Un procès con el que es muy crítico, y que le trae a la memoria un poema de Pier Paolo Pasolini de 1968,  Il PCI ai giovani, sobre las protestas estudiantiles de aquel año en el que el autor empatiza con los policías más que con los estudiantes, porque los primeros “viven con un salario miserable” y los otros “están mantenidos”.

¿Por qué la reedición del libro? ¿Qué está pasando en la actualidad para un libro que retrata de forma crítica el periodo de la Transición tenga interés?

En primer lugar, desempeña un papel importante la propia editorial, que estaba interesada en ese libro inencontrable que había tenido una vida si no azarosa, sí irregular. El libro es del año 1986, y fue creciendo en interés conforme se ocultaba. Ahora, los libros de viejo están a unos precios absolutamente hiperbólicos.

Yo creo que hay un interés por una parcela de la historia de la izquierda española tan capitidisminuida la pobre últimamente, y el libro viene a incidir en esa historia. Un pasado que parece de hace un siglo, pero que no es de tanto tiempo: del 86 hay poco más de 30 años. Pero lo más llamativo es que los protagonistas de esa historia han tenido una vida azarosa que les ha llevado desde la extrema izquierda, en algunos casos contra el revisionismo del PCE, hasta la extrema derecha del PP. No hay que olvidar que en España no existe una extrema derecha como partido porque está subsumida en ese partido de centro derecha que es el PP, que lo recoge todo siguiendo la norma que marcó la UCD de Adolfo Suárez. Es un retrato de época.

Retrato crítico.

Sí, claro, sí, eso ya va con uno.

Recordando los Mandarines, también, es esa forma periodística de reportajear una época en la que casi no queda títere con cabeza.

Es que los títeres eran muy títeres.

¿Por qué añade “agonía” al título del libro?

Cuando lo escribo en 1986 es miseria y grandeza, pero visto en perspectiva, en la parte última, es una agonía. Fue irrecuperable. Ya Izquierda Unida no tiene nada que ver con lo que era el PCE, y los restos del PCE pues es una cosa que está ahí como restos del naufragio, como un pecio. Yo creo que había que añadir lo de la agonía, porque en principio en 1986 no era obligatorio pronosticar el final, y ahora es una obviedad.

Es muy crítico también con el nivel intelectual de los líderes históricos del PCE, como Dolores Ibárruri, José Díaz, Santiago Carrillo… ¿Han faltado grandes teóricos marxistas al frente del PCE como sí hubo en otros partidos comunistas europeos?

La crisis del PCE es un antecedente de otras crisis de partidos comunistas europeos. La fragilidad intelectual del PCE, caracterizada por la propia fragilidad intelectual de Carrillo, de [Fernando] Claudín, es una imagen de marca, es una huella que está ahí. Hombres como [Manuel] Sacristán, que podrían haber introducido quizá elementos de racionalidad, o [Manuel] Vázquez Montalbán u otros, no muchos más, no tuvieron ningún peso.

El peso, no hay que olvidarlo, lo tenía Carrillo. Cuando saca un libro infumable, Eurocomunismo y Estado, absolutamente deleznable intelectual y políticamente, y los críticos dijeron que era una aportación al pensamiento de la izquierda mundial… Cuando pasa eso, uno piensa que nuestra base intelectual está ahí reflejada: no le vamos a pedir tampoco al PCE goyerías que están fuera de la realidad, porque el PSOE ha tenido un montón catedráticos de universidad, que, con todos mis respetos, la inmensa mayoría desempeñan cargos funcionariales: una inteligencia vicaria de quien les puso en la cátedra.

No creo que sea significativo solo del PCE, sino más general de una de las maldiciones de este país, que intelectualmente la izquierda es tan pobre como la derecha y, en ocasiones, más.

Y a menudo a gusto cerca del poder.

Intelectualidad y poder, ya lo he intentado explicar con El Cura y los Mandarines: el poder da relumbrón, todo lo que la sociedad no te da. Y más. En los cambios que se produjeron en la inteligencia de la izquierda en la Transición, que era entonces la izquierda más radical hasta ahora, son de poder. El poder que no les hizo caso y que sigue sin hacérselo, pero que sí les da privilegios o concesiones o beneficios de élites que hay que pagar. Y que se paga con la aceptación del “pensamiento dominante”.

¿La crisis del PCE en la Transición tiene que ver con las concesiones programáticas o con que la imagen de que quien pilota el partido es de los años 30?

Yo creo que la parte segunda es la más adecuada. La gran paradoja del PCE es que es el partido más joven en la España del 77, tanto como que sería el que suministraría los cuadros políticos al PSOE en los años por venir. Ese partido se presenta en junio de 1977 con las candidaturas más viejas, arcaicas y putrefactas que uno se pueda imaginar. A partir de ahí, ese elemento no fue suficientemente analizado por nosotros. Para una parte de los analistas o militantes, se consideraba una paradoja, pero tenía una explicación: para gente como Carrillo, la Transición y las elecciones del 15 de junio de 1977, hasta que el PSOE domina en octubre de 1982, consiste en ver pasar el último vagón del último tren: o coges ese tren en las condiciones que fueran o no pasa otro.

Nosotros teníamos una vida por delante, ellos tenían vida por detrás. Esto se convierte en una radiografía del PCE. ¿Cuál es el gran éxito del PSOE? Que no tenía ningún pasado. ¿100 años? No tenía nada, el pasado eran Llopis y compañía, ellos estaban virginales en todos los sentidos.

Julio Anguita a veces lo comenta: que fue clave el dominio del partido del exterior, mientras en el PSOE fue el del interior.

Eso es evidente. Es un rasgo definitivo. Pensaban en la posibilidad de una egregia y brillante jubilación. Y la figura de Carrillo ahí es fundamental. Él es la esencia de ese fenómeno. Ellos se han dedicado a la política desde los 16 años ¿y no has sido ni ministro y te vas a morir?

El libro tiene tanto detalle que no es suficiente con el archivo del PCE. ¿Quién le ayudó?

Mi historia, la gente con la que viví, y el haber vivido en primera persona con una buena parte de los protagonistas de esta historia.

Dicen que Romero Marín le echó una mano.

No, imposible. Nadie que lo conociera, que no queda precisamente bien en el libro, puede imaginarse haciendo confidencias. Yo he trabajado con él, pero era un coronel de tanquistas.

El Tanque, le llamaban.

Era el Tanque.

El actual líder de IU, Alberto Garzón, también es crítico con Carrillo. ¿Cree que representa un mayor nivel intelectual que echaba en falta en la historia del PCE?

Yo no le conozco. Conozco lo que aparece, no lo sé. No sé tampoco su edad. Es muy joven.

¿Y el grupo de líderes de Unidos Podemos, además de Garzón, con Iglesias y otros, que vienen de la universidad? ¿Hay un salto teórico?

Yo creo que sí. Es verdad que hay mejor formación, pero la política también requiere una veteranía que esta gente no tiene. Cómo está administrando Podemos la crisis de Catalunya es una prueba inequívoca de inmadurez política, tanto de los dirigentes como de los cuadros. No entro en si aciertan o no aciertan, pero sí en la falta de unas orientaciones que producen la veteranía. Seamos sinceros. Rajoy gana porque ya es el único veterano que queda, los otros han ido cayendo.

Hasta el mismo Aznar cuando se queja de Rajoy, hay que recordarle que si llega a poner a los otros candidatos que tenía en su famoso cuaderno, no me quiero ni imaginar a Rato haciendo de Rajoy, entre otras cosas porque estaría en la cárcel.

La veteranía no es todo como creía Carrillo, que creía que con eso bastaba, pero sí es imprescindible en política. Y a esta izquierda le falta curtirse. El problema es que curtiéndote te puedes resquebrajar, es muy difícil la situación. No es eso de que vamos a simular, aquí te la vas a jugar.

También la situación de ahora es muy complicada.

Exige talento, sí, y veteranía. Y aquí es el arte de la improvisación. A lo mejor la política futura se caracterizará por esos rasgos, pero no lo veo. Lo cierto es que lo que significó el PCE se ha desparramado en los diferentes grupos. Simplemente la formación de las élites políticas debe todo al PCE, desde la derecha a la izquierda.

¿Deberían disolverlo?

¿No está disuelto ya?

Hay cuotas, militantes, el Mundo Obrero, la fiesta anual…

Eso es como un club, ¿no? Hay gente que juega al golf, que le gustan los caballos…

A veces surge el vértigo de que una svolta della Bolognina a la española acabe como en Italia, sin fuerza marxista organizada.

Italia en política merece un respeto. Y en medios de comunicación, también. Aquí nos hemos dado de bruces con situaciones impensables. El partido que ha representado mejor la modernización de la derecha ha sido el PSOE, que gana las elecciones de octubre de 1982 con un programa radical de izquierda, en muchos aspectos rupturista, que luego no cumple. Si hoy me preguntaran qué queda del PCE, y yo sigo los medios, no sabría qué queda como PCE organizado, como estructura partidaria.

Lo que está pasando ahora con Catalunya, ¿hasta qué punto tiene que ver con una crisis del régimen del 78?

Tiene mucho que ver con una crisis de régimen catalán, poco trasladable al resto. Hay un jalón definitivo en la situación de Catalunya que dispara los acontecimientos: cuando se comprueba que el president de la Generalitat es un chorizo. El descubrimiento de Pujol como chorizo, no por sabido por minorías, no dejó de conmocionar a la vida política catalana. Y ahí empieza todo. No hay que olvidar que una de las exigencias de los indepes más egregios de la antigua Convergència es que la independencia significa una amnistía, cosa aceptada hasta por la CUP.

Entre realidad y tapadera, la situación en Catalunya es muy diferente a como la estamos explicando.

El periodista y escritor Gregorio Morán.
El periodista y escritor Gregorio Morán. MARTA JARA

¿No tiene tanto que ver con un concepto de país España?

Acabará teniendo que ver, pero es más el agotamiento de la clase política catalana. Ellos han tenido que cambiar de nombre el partido, esto solamente ocurrió con el PCE.

Y con AP.

Sí, pero AP y los magníficos duraron poco. Ya se consolidó como PP. La clase política catalana tiene una responsabilidad histórica y el pujolismo, también. Y mientras no veamos eso, no veremos el trasfondo auténtico de la situación.

Y ahí está esa expresión insólita y hasta divertida si no fuera patética, de políticos catalanes: nos vamos porque no nos quieren. El elemento de que te quieran o no en política… He planteado que fleten tres barcos desde Buenos Aires con psiquiatras y psicoanalistas que allí sobran y aquí faltan, para dar dosis de tranquilidad, de eliminar ese complejo de inferioridad… ¿Que no nos quieren? ¿Pero qué tiene que ver eso con la política? Yo nunca me he planteado si quiero o no quiero a mi vecino, es mi vecino, y sería raro que me tocara el timbre en mi casa y me preguntara si le quiero. Llamaría a urgencias.

Es una insistencia en este momento acojonante: si no nos quieren, nos vamos. ¿Tienen que mandarnos flores? Si tú tomas las calles, no te van a quitar con claveles. A ver si nos aclaramos: ahora queremos las revoluciones con tranquilidad 2.0. Pero usted va a pelear. Los otros nos dan duro, dicen. Pero, ¿para qué está la Guardia Civil? ¿Para mandarte a casa con flores?

Esa especie de buenismo… La izquierda buenista es más estúpida que la derecha buenista. Porque la derecha buenista sabe cómo conservar el poder y el dinero. Pero la izquierda buenista no tiene nada que conservar más que su propia estupidez. Ser de izquierda buenista es una cosa… Niega la lucha de clases, niega todo. Una de las cosas más llamativas: en Catalunya ha desaparecido la lucha de clases, porque estamos todos, en palabras de Montilla: “Zapatero, te queremos mucho, pero queremos más a Catalunya”. A mí me dice un tío eso de España y no le voto en la vida.

Se han transmutado los valores, todo esto se ha desparramado, no estamos pudiendo decir lo que debemos decir. No puede ser. No puede usted de pronto decidir que la lucha de clases no existe. Lo que ocurre es que hay clases abducidas por la hegemonía catalanista.

A mí los tuits me recuerdan a los váters públicos: “Tonto el que lo lea”; “me cago en tu madre”… Si me atuviera estrictamente a lo que dicen de mí, estaría deseando que me quisieran. Pero no es mi problema. No necesito que me quieran todos los días a todas las horas. Y si me dedicara a la política, sabría que tengo una base que me sustenta pero otra que tratará de machacarme.

¿Cómo se resuelve esto?

Los navajazos seguirán, las cuchilladas de uno y otro. Y yo a lo mejor escribo esta semana sobre el diálogo, pero qué manía. Me acuerdo de Gemma Nierga cuando lo de Lluch. ¿Parando a los tíos en el garaje para dialogar con unos tíos que te van a pegar un tiro en la nuca?

Usted quiere dialogar porque no quiere conflictos, porque no está involucrado en la pelea, porque quiere vivir en paz, y que maten a los demás… Pero dígalo todo. Usted no llega a esa situación para dialogar. ¿Sobre qué dialogamos? Uno con la Constitución y el otro con la independencia. ¿Está dispuesto a bajarse el burro? Está en una bici de piñón fijo, si no pedalea, se cae.

La cantidad de tópicos… ¿Dialogar? Usted dialoga con unos tipos que han considerado que quieren romper con el statu quo y están en su derecho, pero lo que no puede ser es que cuando vienen mal dadas y cuando el Estado reacciona, dices: vamos a dialogar. Pero, ¿sobre qué? Hay hechos consumados.

¿No podría haberse hecho algo distinto que el 155?

Sí, pero con tiempo. No ahora, ahora ya no. Porque ya la cosa está disparada, ahora es imposible. Porque Rajoy ha intentado por todos los medios no aplicar el 155: ha puesto más medios Rajoy para no aplicar el 155 que los otros para que lo apliquen. Pero una vez que venga la ola, hay mucha gente que no sabe nadar y que lo va a tener muy crudo. Y Rajoy no es el más duro de la cuadrilla, y que una situación política fuera de control significa que se va la sociedad capitalista que te está subvencionando a ti. El problema del PDeCAT, antigua CDC, es que ha matado la gallina de los huevos de oro, y que parece que va a disputar a ERC y la CUP las bases sociales.

Y eso que en España se han elegido siempre presidentes con 40 años, salvo Rajoy. Y a menudo también se estigmatiza el político profesional.

Primero, porque la política está mal considerada, y esto es una herencia del franquismo: haga como yo, no se meta en política. Pero los instrumentos pedagógicos de esta sociedad se limitan a las tertulias: tú discutes con un tío que es un analfabeto, tiene cultura visual. El tiempo que dedica la izquierda más radical a incidir en los medios visuales, yo no sé si a la larga eso será bueno para la sociedad, pero para ellos es malo.

¿Por qué?

Es una prueba de que todos somos lo mismo, que en un debate no gana el que tenga los argumentos más sólidos, sino el que sepa vender la moto con mayor eficacia. Los medios de comunicación han tendido a liquidar las hemerotecas, eso quiere decir que todos somos presentistas: no existe más que el presente.

El periodista y escritor Gregorio Morán.
El periodista y escritor Gregorio Morán. MARTA JARA

¿Qué papel desempeñan los medios a su juicio?

No muy feliz. Tenemos los medios más deleznables de Europa. En Catalunya queda la subvención y un magma que lo recubre todo, que es la opinión mayoritaria. Opinión mayoritaria según los sondeos, que están hechos para quien los paga, lo cual es un principio básico de la termodinámica social.

El desprestigio de los medios de comunicación en España es directamente proporcional a la actitud de los propios medios. Económicamente son de una fragilidad absoluta, viven de la subvención, y no puedes tener unos medios independientes si no te puedes subvencionar a ti mismo. Aquí tienen intereses los patronos que consideran cómo sacar dinero al Estado. En el caso de Catalunya es escandaloso porque la subvención abarca todo, y en el caso del resto, primero está la precariedad: significa que los salarios que se están pagando son de miseria y que no se hacen reportajes, no hay corresponsales, se depende de las grandes cadenas…

La situación de los medios de comunicación es de caída general, en un momento en el que la gente está feliz de haberse conocido con las redes. ¿Cuánto durarán las redes? Se cansarán, porque las redes tienen un límite. El poder decir las tonterías que quieras gratuitamente llegará un momento en el que eso no tenga más sentido que en su propio ombligo, pero eso no tiene ningún valor a la larga. Nadie contempla todavía la caída en picado de las redes, pero caerán como cae todo.

Además, las redes no pueden sustituir a los medios de comunicación convencionales. El poder está en el papel: el papel es caro y exige la lectura, lo otro exige la visualidad, que es otra cosa.

Volviendo a la historia del PCE y Catalunya. A menudo se compara a los comunes con el PSUC.

No tiene nada que ver. El PSUC era un partido, los comunes es una amalgama de personajes, de mayor o menor cuantía. No tiene nada que ver.

¿No heredan esa tradición?

No, no se hereda. Estamos viviendo una crisis del partido convencional, y manejar las amalgamas de grupos como los comunes o como Podemos, es una experiencia nueva, que exige talentos y una cosa que no gusta: personalismos muy fuertes, esa variante del populismo que son las personalidades fuertes que unen. Cuando se toman decisiones, no pueden convocar al soviet, no le sirve. La asamblea es cojonuda, pero, ¿quién ejecuta? ¿Siempre ejecuta la derecha? ¿Usted no gobierna, usted discute del gobierno? Eso ya lo teníamos aprendido del siglo XIX. Esos instrumentos políticos, que la gente piensa que por ahí está el futuro, el presente ya lo están teniendo difícil.

Tienen un momento de ascenso y éxito arrollador, pero esos instrumentos están hechos para sociedades como los verdes alemanes, sociedades institucionalizadas donde las sorpresas vienen de fuera. Pero aquí, ¿dónde hay que tomar decisiones?

Ese es el riesgo de las izquierdas con Catalunya, que hay que tomar una posición con validez como mínimo que dure algo más que unas horas.

Ellos están con el referéndum pactado, ¿no? Otra cosa es qué votarían cuando lo hubiera.

Sí, claro, pero es poco probable la primera parte, pero cuando tú has apoyado el referéndum no pactado, es muy difícil ese peso de tu verdad en el referéndum pactado. Porque tú has apoyado…

Lo llamaban movilización.

En eso el lenguaje da para todo. Llámalo como quieras, pero tú no has dicho que no al referéndum no pactado si no es con la boca pequeña. Es muy complicado. No son asambleas de la universidad. Seamos serios: yo no me imagino a la izquierda, incluido el señor Sánchez, abordando una situación como la de Catalunya.

No quiere decir que Rajoy lo esté haciendo mal, bien o regular. Pero se lo ha pensado. Otra cosa es que no piense lo que yo pienso. Pero me imagino a Sánchez en una situación así y me aterrorizo: no sabe ni cómo dirigir su propio partido. Y no digamos ya los comunes: lo de Colau no sé qué réditos electorales va a tener. Pero ese intento de que te quieran todos es muy difícil.

Vamos a unas elecciones en Catalunya, pero nada dice que vaya a cambiar la radiografía del voto. Las urnas las carga el diablo. Ya sé que esto está mal decirlo así brutalmente, pero mi confianza en el voto popular es muy relativa. He vivido situaciones en las cuales me recuerda mucho a esa gente que cuando detienen a un asesino dicen que le cuelguen, que me lo dejen a mí. No sé quién es peor, si el asesino o el asesino voluntario. La capacidad de linchamiento de la población.

Ahora los estudiosos más razonables están introduciendo una variante muy rica, que es la introducción del odio, que no existía hace 20 años. El odio ya es una categoría política en muchos países, y en sociedades como la catalana del buenismo, el odio está palpable e indiscutible. No hay empatía con lo que tú digas. Al contrario, si pueden, te machacan. Cuando dicen ‘somos pacíficos’, claro pero si no te pones en su camino.

¿Podemos hacerle escraches a la derecha con impunidad sólo porque tenemos razón? Nosotros tenemos razón y por tanto tenemos derecho: eso me recuerda viejas épocas. Si usted no quiere que saque una bandera, no me saque la suya. ¿Y cómo hacemos las protestas? Hay mil maneras, pero si usted quiere dominar la calle, está usted o la policía. La policía está para eso. Que no cumple la policía su finalidad, pues tendrá que cumplirla usted y habrá que detener a la policía. Usted sabrá lo que hace.

Por eso te digo que la veteranía es un grado, y no es que sea positivo, pero hay lecciones que ya las di y las aprendí hace muchos años. Una situación como la de Catalunya está sacando a flote odio en una sociedad que se jacta y se jactaba de ser pacífica, tranquila.

Yo soy una víctima colateral del procès. No olvides que el comité de empresa de La Vanguardia, que es indepe, mandó una carta al director pidiendo que mis artículos fueran censurados. Esto ni en el franquismo. Eso muy bestia, es haber cruzado una línea de fuego.