Archive for the ‘educación’ Category

Dalí, arte y política

5 septiembre, 2018

Fuente: http://www.publico.es

Vicenç Navarro, 13 de febrero de 2016.

A raíz de debate que se ha creado sobre la posibilidad de que no haya ninguna calle en Madrid que lleve el nombre de Dalí, el profesor Navarro publica de nuevo un artículo que se publicó en este rotativo en diciembre de 2011 en el que se describe brevemente la colaboración de aquel personaje con la dictadura que alcanzó niveles claramente deleznables.

En los últimos meses ha habido conmemoraciones de tres figuras relacionadas con el arte pictórico que merecen especial atención por su significado político, oculto e ignorado en dos de ellas. La primera es Gertrude Stein, figura prominente en la vida artística europea, mecenas del mundo cosmopolita artístico parisino. En estos días su nombre ha aparecido en la prensa internacional a raíz de la exposición de las pinturas que acumuló a lo largo de sus años en París (La aventura de los Stein en el Grand Palais de París). Tal exposición se mostrará posteriormente en el Metropolitan de Nueva York y en el Museo de Arte Moderno de San Francisco, y no cabe duda de que pasará en algún momento por algún museo español. Como es costumbre, la exposición va acompañada de libros y artículos sobre Gertrude Stein.

Lo que el lector no leerá en ninguno de estos documentos y artículos es quién era Stein y cómo se posicionó durante el periodo histórico que le tocó vivir en París. El silencio sobre ello se debe a que Gertrude Stein (procedente de una de las familias judías más adineradas de EEUU) tenía claras simpatías fascistas. Gran admiradora del general Pétain –jefe de Estado de un Gobierno títere de la ocupación nazi–, tradujo al inglés y publicó 32 discursos de tal general, incluso aquellos en los que justificaba la exclusión de los judíos de puestos de responsabilidad, alabando la colaboración del régimen de Vichy con la dictadura nazi liderada por Hitler (en 1944, a sólo 30 millas de donde vivía Gertrude Stein, 44 niños judíos fueron deportados a Auschwitz: todos ellos fueron asesinados). En su admiración por el general Pétain, llegó a definirlo como el “general Washington de Francia que restauraría en Francia los valores occidentales”. Apoyó el golpe militar de Franco y defendió la dictadura fascista que este estableció. Profundamente anticomunista, justificó el rechazo al judaísmo europeo por lo que ella consideraba simpatías comunistas. Detestaba al presidente Roosevelt y el New Deal, el programa de intervención pública que expandió notablemente los derechos sociales y laborales del pueblo estadounidense.

El otro caso cuyo pasado fascista ha permanecido oculto es el de Salvador Dalí. Tal personaje fue una de las voces que defendió a la dictadura fascista (que en España se llama franquista) con mayor insistencia en los círculos artísticos internacionales. Dalí mostró gran simpatía por la Falange, el partido fascista, utilizando en su discurso la narrativa fascista, tal como documenta Ian Gibson en su libro The Shameful Life of Salvador Dalí (del cual extraigo la mayoría de datos). Su proximidad a la cúpula del partido fascista era bien conocida y su servilismo y adulación hacia el dictador alcanzó niveles nauseabundos. Se refirió a uno de los dictadores más sangrientos conocidos en Europa (por cada asesinato que perpetró Mussolini, Franco ordenó 10.000), el general Franco, como “el político clarividente que impuso la verdad, la claridad y el orden en el país en un momento de gran confusión y anarquía en el mundo”. Su apoyo al fascismo se mantuvo hasta el final de la dictadura, y mostró su máxima expresión en la defensa del dictador y de la dictadura frente a la protesta nacional e internacional por la ejecución, el 27 se septiembre de 1975, de cinco prisioneros políticos. En declaraciones a la Agencia France-Press, indicó que “dos millones de españoles salieron a la calle aplaudiendo al mayor héroe existente en España, el general Franco, mostrando que todo el pueblo español está con él (…). Es una persona maravillosa. Y su acto garantiza que la monarquía que le suceda sea un éxito. En realidad se necesitan tres veces más ejecuciones de las que han ocurrido”. Tales declaraciones ampliamente distribuidas en la prensa internacional fueron determinantes para que se generara un gran desprecio por su figura, pasando de ser un genio a un despreciable ser humano. No así en Catalunya y en España, donde Dalí tiene un monumento en la plaza mayor de Cadaqués, donde veranea la burguesía catalana, para la cual Dalí continúa siendo el gran genio al cual se le dedican incluso óperas en el Teatro del Liceo de Barcelona.

Este olvido del pasado comienza a perderse. Lo cual me lleva a Josep Subirats, un pintor extraordinario que ha permanecido olvidado por haber sido miembro activo de la lucha popular en contra del golpe fascista. En otra sociedad, con claro espíritu democrático, Dalí sería aborrecido y Subirats sería un punto de referencia fundamental en la cultura artística del país. El único de los tres personajes aquí citados que no tiene un pasado a ocultar permanece oculto porque la burguesía continúa dominando la cultura artística del país.

Subirats fue desde su juventud un pintor dedicado a las clases populares con las cuales se sintió identificado. Analizar sus pinturas es comprender y estimar la enorme lucha del pueblo catalán y español en su lucha contra el fascismo. Desde el póster de la UGT que animaba a los campesinos a apoyar a la República, a la llamada de apoyo en Catalunya al pueblo madrileño que estaba resistiendo al asedio fascista, pasando por los dibujos de los campos de concentración donde estuvo preso, y la descripción gráfica de las barracas donde vivían los trabajadores después de la guerra. En todos ellos puede verse con gran belleza y expresión la historia del pueblo catalán y español. La expresión visual de un compromiso es lo que explica su represión y veto. Por fin, tras años y años de silencio, su obra pictórica se mostró en el Museu d’Història de Catalunya, del 4 de octubre al 20 de noviembre de 2011. Sería de desear que se mostrara a lo largo de todo el territorio español.

Anuncios

Caminos de la memoria por los espacios protagonistas de la Matanza de Badajoz

31 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Se trata de uno de los capítulos más negros de la Guerra Civil, que comenzó con la entrada de las tropas franquistas del teniente coronel Yagüe. Con paseos, asesinatos y desapariciones múltiples.

‘La Columna de la Muerte’, de Francisco Espinosa, documenta hasta 1.500 personas víctimas de una represión brutal en el mes de agosto de 1936 en Badajoz, con nombres y apellidos. Se puede afirmar sin complejos que la cifra se duplicó, porque muchos nunca fueron registrados.

Unas rutas de la memoria se adentran en los espacios protagonistas de la Matanza de Badajoz. Son visitas interpretativas que desean divulgar los hechos que colocaron a la capital pacense en el mapa mundial.  Están organizadas por segundo año consecutivo por la  Asociación Extremeña de Comunicación Social (AECOS),  bajo el nombre “Caminando la Memoria. Badajoz, agosto 1936”.

La matanza de Badajoz en un periódico francés
La matanza de Badajoz en un periódico francés

La agenda de actividades incluye dos rutas diferentes los días 7 y 8 de agosto. El recorrido se inicia en la puerta de acceso a la ciudad, por donde entraron las tropas regulares marroquíes. Pasan también por la antigua cárcel o la capitanía general, donde Yagüe instaló su centro de operaciones. Se suman el cementerio viejo y la antigua plaza de toros, entre otros lugares.

Con anterioridad, y a modo de introducción, este lunes día 6 de agosto tiene lugar en el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) una conferencia-debate sobre las mujeres en la II República. Centran  su mirada en Margarita Nelken y Matilde Landa. También en la organización anascosindicalista Mujeres Libres.

La matanza

Corresponsales extranjeros como el portugués Mario Neves narraron en sus crónicas escenas de horror, con asesinatos múltiples y calles teñidas de rojo. Con una columna de humo en permanente combustión. Junto a Neves dieron cuenta de los hechos periodistas como Jay Allen, John T. Whitaker o René Brut.

Contaron las practicas poco ortodoxas con las que avanzaban los sublevados, explicaron la violencia y la dureza de sus métodos. Un golpe de espado perpetrado en Badajoz “a sangre y fuego”.

https://widget.smartycenter.com//webservice/embed/11570/1363713/600/338/0/0/0/100/1/1

Memoria democrática

La memoria es un ejercicio democrático. El conocimiento del pasado es necesario para no cometer los mismos errores. Las visitas guiadas quieren fomentar la conciencia histórica para avanzar hacia el futuro, señala José Manuel Rodríguez desde la asociación AECOS.

La Matanza de Badajoz sigue suscitando mucha controversia, y las rutas abogan por visibilizar la memoria de la ciudadanía pacense. “Consideramos que es un hecho histórico que, de manera interesada, fue invisibilizado y ocultado. Manipulado”, destacan desde la organización.

Plaza en los años 80
Plaza en los años 80. Uno de los escenarios de la matanza de Badajoz, hoy convertida en el palacio de congresos de la ciudad / Foto: Francisco Espinosa

Al pasar por la puerta del palacio de congresos actual, muchos desconocen que allí se produjo “una cruel matanza”. Para muchos historiadores y memorialistas se trata de  un símbolo de las ‘mayores atrocidades’ atrocidades que cometió el franquismo.

En Badajoz el ayuntamiento organiza rutas turísticas, culturales, que promocionan toda la fortificación y sus baluartes. Lugares clave en torno a la guerra de la independencia o el número de víctimas que ocasionó. Cuando se llega al siglo XX se para la línea temporal. No existen actividades divulgativas, culturales, para “recordar, para honrar a las víctimas de la masacre” de agosto del 36.

Conferencias

Las actividades comienzan este lunes con las conferencias, en las que tomarán la palabra mujeres feministas extremeñas conocedoras de las figuras históricas del momento y de la organización  anarco-feminista Mujeres Libres. “Consideramos que es una forma de introducir la perspectiva de género y feminista en este tipo de actividades, con el firme propósito de visibilizar el papel de las mujeres en la guerra civil y la represión franquista, y vincularlas con el Badajoz del momento”.

Uno de los puntos de la ruta serán las tapias de la catedral, en la Plaza de España, donde hubo fusilamientos / AECOS
Uno de los puntos de la ruta serán las tapias de la catedral, en la Plaza de España, donde hubo fusilamientos / AECOS

Se analizará la historia de Matilde Landa. La figura de esta extremeña es indispensable para entender la incorporación de las mujeres al activismo político en la primera mitad del siglo XX. Un 27 de septiembre de 1942 se suicida en el penal de presas de Palma antes de que las autoridades eclesiásticas la bautizaran. Matilde Landa eligió la muerte antes que la conversión. Un icono de las mujeres que lucharon contra la represión franquista.

La otra figura es Margarita Nelken, diputada socialista en las tres legislaturas de la II República. Trabajó como crítica de arte, periodista y pintora. Una mujer con grandes inquietudes intelectuales y artísticas que entró en política con el PSOE, aunque más tarde se vinculó al Partido Comunista. Fue una de las grandes ‘agitadoras’ del movimiento feminista de la época.

Rutas de la memoria

La ruta parte el primer día junto a la rotonda de los tres poetas, en la cabecera del puente de la autonomía que da acceso la Alcazaba. Tiene un especial significado, porque por allí accedieron las tropas de los regulares marroquíes, los mercenarios que se unieron a las tropas de Franco. Los conocidos ‘moros’, que entraron en Badajoz y otros municipios a ‘sangre y fuego’.

La visita continúa por la calle Chapín, que durante años se llamó ‘Regulares Marroquíes’. El recorrido hace una parada en el palacio de Godoy, la sede de la actual escuela oficial de idiomas, que fue la cárcel de la ciudad.

Calle Ramón Albarrán, Badajoz, uno de los lugares de las rutas de la memoria / AECOS
Calle Ramón Albarrán, Badajoz, uno de los lugares de las rutas de la memoria / AECOS

Sigue por la plazuela de la Soledad y una calle cercana, donde regentaba una tienda de ultramarinos quien fuera el alcalde en ese momento, el socialista Sinforiano Madroñero.

También en la capitanía general, el gobierno militar –junto a la plaza parque López de Ayala– donde el teniente coronel Yagüe instaló su centro de operaciones. Otra de las paradas es en la Plaza de España, en los muros de la catedral, un lugar en el que se produjeron fusilamientos.

La ruta también se fija en la antigua plaza de toros, hoy convertida en el palacio de congresos, y desde allí a la la ronda del Pilar para llegar a la conocida ‘brecha de la muerte’. En el parque de la Legión desean hacer una puesta en común, con el objetivo de que la gente hable y se pueda configurar entre todas las personas asistentes un mapa de vestigios franquistas que siguen en la ciudad.

Al día siguiente la cita será en el cementerio viejo de la ciudad, otro de los iconos de la represión franquista y la matanza de Badajoz.

También aprovecharán para bucear en los nichos y tumbas de diferentes personajes de otras épocas históricas más allá de la II República y de la dictadura.

Italia prohíbe los anuncios de apuestas y obliga a España a mirarse al espejo

31 julio, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Italia va a prohibir la publicidad de las casas de apuestas. Un decerto aprobado esta semana hará que los operadores de juego no puedan, grosso modo, anunciar su negocio con la idea de contener la ludopatía. En España, solo el juego online mueve más de 8.000 millones al año, según el Anuario de Estadísticas Deportivas 2017 del Ministerio de Educación.

“Me encantaría ver algo como lo de Italia en España”, contesta Victoriano Dolada,  presidente de la Asociación Prevención y Ayuda al Ludópata (Apal). Dolada se queja de que “estamos muy agobiados por la publicidad. No hay respiro”. El juego patológico tiene una prevalencia algo menor al 1% en España, según los cálculos de los investigadores, un porcentaje que se estimaba mayor, pero que, en todo caso, supondría “varios cientos de miles de personas (…) un importante número de afectados, con los problemas que acarrea para ellos, sus familias y otras personas, así como para el sistema sanitario, especialmente para la asistencia en salud mental”, escribía el investigador de la Universidad de Santiago Elisardo Becoña.

“No generamos nada de preocupación. Los ludópatas le salimos muy baratos al Estado en comparación con otras adicciones”, se queja Dolada. Según el Informe sobre Percepción Social del Juego-2017 del Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III, en España el 0,3% de la población está en “alto riesgo” de caer en la ludopatía “un paso antes” de “la fase clínica”. En Italia el porcentaje está en el 0,9%. Con todo, el director técnico de Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitación (Fejar), Juan Lamas, reitera que es urgente tomar “medidas de limitación de la publicidad”.

Lamas expone que “solo hay que observar todo el dinero que se gasta en esta publicidad para ver el caudal adictivo que tienen esos mensajes”. Las asociaciones de jugadores en rehabilitación ponen mucho el acento en la utilización de figuras relevantes como reclamo de la casas de juego. “Los anuncios echan mano de personajes o deportistas famosos, la gente pica. Y más si ofrecen bonos para seguir jugando”, afirma el presidente de Apal. “Usar la figura de Cristiano Ronaldo o Rafael Nadal hace ver el juego como algo positivo”, añade el técnico de Fejar.

No solo son esos dos nombres, hay muchos más: Ronaldo, Neymar, Piqué, Capdevila, Navarro, José Coronado, Vicente del Bosque…. la lista de figuras que dan imagen al juego es muy larga. Al fin y al cabo, prácticamente el 50% del dinero que va a juego online se dedica a apuestas deportivas, unos 4.000 millones de euros, según el Anuario de Educación. La Quiniela supera por poco los 200 millones.

Primar la limitación

Lamas analiza que el caso de Italia pone a las autoridades españolas frente al espejo: “Tienen un caudal de juego parecido y también mucho juego público, como en España. Porque no debe ponerse el foco solo en las casas privadas”. Lo que piden es una regulación “que prohíba o restrinja, eso sería cuestión de debatirlo”, pero que, sobre todo,”prime la limitación de acceso e incorpore un mensaje de prevención”.

Una medida así está dando vueltas desde, al menos, 2011 aunque sin llegar a ver la luz. De momento, el sector funciona con una autorregulación. El Ministerio de Hacienda, responsable del juego en España, se ha regido hasta el momento con el lema del “juego responsable”, como reza en la información de la Dirección General de Ordenacion del Juego.

Sin embargo, se han presentado varios borradores de decreto que acotaban la publicidad de los operadores de juego sin llegar a buen puerto todavía. El último pasó incluso el periodo de información pública a principios de 2017. “Parece que está condenado porque ya se quedó paralizado cuando el Gobierno estuvo en funciones y ahora otra vez”, cuenta Juan Lamas. Les gustaría que se materializara el real decreto pero “hasta que no salga no me lo creo”, remata Dolada.

14 de abril: la Segunda República vista desde la lengua de una mariposa

20 mayo, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Una vez recogidos los animales y cerrada la puerta de casa, el padre se sentaba a liarse un cigarrillo junto a la chimenea, la madre cosía con la tenue luz de las brasas dejándose la vista en no perder el hijo y el hijo pequeño sacaba de la cómoda el libro que les había correspondido, se sentaba junto al fuego y comenzaba a leerles una historia a sus padres. La imagen resulta inusual, pero fue muy real en miles de pueblos españoles en los que los cambios de la Segunda República, su esfuerzo en alfabetizar el país construyó ese momento histórico en el que los hijos de jornaleros analfabetos pudieron recibir instrucción pública y, una vez que sabían leer, acceder a alguno de los 600.000 libros que las misiones pedagógicas distribuyeron por más de 5.000 pueblos, donde apenas unos pocos señoritos eran propietarios de libros que no fueran la biblia.

La imagen de esos hijos contándoles cuentos a sus padres forma parte de la historia de uno de los proyectos pedagógicos más hermosos que se han desarrollado en la historia de la humanidad. Explica milimétricamente, además, lo que fueron los proyectos de transformación social de la Segunda República y todo el esfuerzo educativo que llevó a cabo para luego caer en ese agujero de la historia al que el fascismo arrastró a este país que estuvo durante casi veinte años de la dictadura sin construir un solo centro de enseñanza.

Cultura para escapar del hambre, para adquirir ciudadanía, para conocer los derechos, para igualarse con los que pontificaban desde los púlpitos y los cortijos de los latifundios. Había tardado en llegar el siglo de las luces, pero cuando el trabajo de la Institución Libre de Enseñanza se convirtió en guía de la política educativa, España inició un periodo de profunda transformación social, construida desde las urnas y el deseo de abandonar el atraso secular con el que los grandes estamentos españoles habían condenado a la ciudadanía.

De pronto el Estado, ese instrumento que regulaba de forma amañada los grandes intereses, extendió su radio de acción, se volvió inclusivo, señaló como ciudadanas a millones de personas que hasta entonces eran insignificantes para las autoridades.

La Segunda República nació de forma pacífica, desde las urnas, pasando por los ayuntamientos y por el convencimiento mayoritario de que la monarquía era el principal impedimento para modernizar la sociedad. Mujeres llamadas a votar, cientos de miles de personas analfabetas que dejaban de serlo, remodelación de un Estado que hasta entonces estaba al servicio de la iglesia católica y de los latifundistas; redacción de la primera Constitución en el mundo que admitió como propio el derecho humanitario elaborado por la sociedad internacional hasta la época.

Fue un momento hermoso sobre el que la dictadura echó toneladas y toneladas de difamaciones, de falsificaciones, de generalizaciones, repitiendo y repitiendo el relato de la violencia, los conflictos sociales, los brotes revolucionarios, para justificar la necesidad del fascismo, de filonazismo, de una mano dura que pusiera orden.

Escondieron y sepultaron a los hombres y mujeres que llegaban a los pueblos más recónditos con bibliotecas portátiles, con gramófonos, llevando la cultura a toda la ciudadanía como un derecho, sacando el poder de la enseñanza de las sacristías, de los casinos de los propietarios, de las instituciones constituidas por y para privilegiados.

Contaba un octogenario Agustín Aragón, en el año 2002, al pie de una fosa común en la localidad burgalesa de Caleruega que en los años de la república él era pastor y había sido alcalde de su pueblo, Espinosa de Cervera. Lo explicaba entre bocanada y bocanada del oxígeno de la bombona. “Eso fue la República, que un pastor como yo podía ser alcalde”.

Los años de la Segunda República concentraron el deseo de generaciones y generaciones de desposeídos, de iletrados, de descalzos, de olvidados, de personas cuya existencia estaba destinada a servir a señoritos, a trabajar para señoritos, a dejar su destino en manos de señoritos.

La metáfora más hermosa para explicar el significado de lo que fue la Segunda República está escondida en los pliegues de La lengua de las mariposas, la película de José Luis Cuerda basada en el relato del escritor gallego Manuel Rivas. En ella hay una escena en la que el maestro republicano, cumpliendo el rito de la Institución Libre de Enseñanza de mantener el contacto del alumnado con la naturaleza, sale a pasear con ellos a observar las plantas, las aves, los insectos.

Hay un momento en que una mariposa se posa sobre una flor y entonces uno de los alumnos pregunta cómo consigue mariposa introducir su lengua en la flor para libar el néctar. Y el maestro para que lo entiendan todos, les pone un ejemplo extraído de la propia vida de los niños. Le explica que cuando está en casa y quiere tomar azúcar a escondidas, una vez que se asegura de que no hay nadie en la cocina, acerca una silla a la pared de la estantería se sube a ella en busca del bote del azúcar, lo coge, le quita la tapa y cuando ya lo tiene al alcance de la mano se chupa la punta de un dedo y pone el dedo sobre el azúcar. En ese momento, le explica el maestro, cuando el dedo está en contacto con el azúcar el niño ya está sintiendo el dulzor que tardará unos segundos en estallarle en la boca.  La Segunda República fue para millones de personas, después de decenas y decenas de generaciones, su primera oportunidad para poner un dedo sobre el azúcar de la historia.

Los miles de libros que las personas que formaban parte de las Misiones Pedagógicas repartieron a lo largo y ancho del país, eran el manual de instrucciones de una sociedad que llevaba siglos siendo esperada. El valor ético de los hombres y mujeres que llevaron a cabo ese esfuerzo es un patrimonio sin el que será posible reconstruir el civismo ético y el compromiso necesario para volver a poner el bote de azúcar de la historia al alcance de las manos de quienes necesitan de la decencia democrática para dejar de sufrir.

 

Viñetas para que hasta Rajoy entienda por qué la filosofía es importante

4 abril, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

“No se puede aprender filosofía, tan solo se puede aprender a filosofar”, observaba Immanuel Kant sobre cómo instruir la materia. El objetivo no es memorizar una lista de teorías, sino aprehender el porqué de las cosas. De esta manera, el amor a la sabiduría es el único motor necesario para cuestionarse por aspectos tan esenciales como la existencia, la moral o el lenguaje que, a pesar de su antigüedad, continúan siendo tan importantes como siempre.

Filosofía en viñetas, publicado en España por la editorial Penguin Random House, propone un recorrido de más de 2.500 años para conocer los mayores exponentes del pensamiento occidental. “Al principio teníamos todas las respuestas a las preguntas de la vida. O, más bien, teníamos una que servía para todo: es cosa de Dios. Lo malo es que en realidad no nos decía nada útil”, comienza planteando una obra que invita a la reflexión en cada una de sus 170 páginas.

Michael F. Patton, catedrático y director de filosofía en la Universidad de Montevallo (Alabama), es el guionista de esta excepcional clase de filosofía ilustrada a través de ejemplos y metáforas, muchas metáforas. “Cuando hablamos de ideas abstractas en ética y metafísica, por ejemplo, no hay nada tangible que señalar, por lo que terminamos usando metáforas para aclarar nuestras ideas”, explica el docente refiriéndose a los recursos empleados en su obra.

Filosofia

De hecho, el libro en sí es una metáfora. El encargado de guiarnos por todo este viaje es el presocrático Heráclito, que valiéndose de su canoa nos invita a una travesía por el río de la filosofía. El sabio griego es para el libro lo que un buen profesor para sus alumnos: se detiene a explicar teorías, presenta cada filósofo que se incorpora al relato, o incluso aclara conceptos tan necesarios como cogito ergo sum (pienso, luego existo).

Pero Filosofía en viñetas no solo es una experiencia narrativa, también visual. De esa parte del trabajo, no menos importante, se encarga Kevin Cannon. El ilustrador previamente colaboró con grandes editoriales como DC Comics o Hill and Wang, aunque esta vez la técnica ha sido diferente. “Uno de los principales desafíos visuales ha sido crear caricaturas que ayuden al lector a diferenciar cada filósofo”, aclara el dibujante.

Un desafío que, según confiesa el artista, conoce bien por su etapa como estudiante: “Me resultó muy difícil distinguir a los filósofos occidentales. En mi cabeza todos parecían viejos blancos con barba”. Al exagerar los rasgos de estos pretende justo lo contrario: que sean reconocibles a primera vista, desde los pelos desaliñados de Demócrito hasta el gran bigote de Nietzsche.

Diseñado para educar, también para entretener

Uno de los principales retos de Filosofía en viñetas era el de explicar complejas teorías en un pequeño espacio y que, al mismo tiempo, fueran divertidas. Michael Patton asegura que “a veces fue difícil”, pero que al final alcanzaron “el equilibrio correcto” gracias, en parte, a su experiencia como profesor. “Siempre trato de dar clases entretenidas para que los alumnos sigan viniendo”, aclara.

La obra no pretende ser un manual detallado de cada autor, sino un acercamiento para familiarizar al lector con algunos conceptos básicos. De hecho, el propio Heráclito que hace de guía advierte en las primeras páginas que no es una sinopsis exacta ni desde luego completa. Pero, como en cualquier campo, siempre hay que partir de una introducción. “Espero que ayude a estimular el interés para aprender más”, menciona Patton.

Heráclito

Filosofía en viñetas es un trampolín hacia la sabiduría, pero no uno demasiado convencional. El libro prefiere contar la historia de forma no lineal y opta por dividir a los autores según conceptos como la lógica, la percepción o la ética. Su autor revela que en sus clases probó a enseñar filosofía de dos maneras: fragmentada en periodos históricos o como un solo problema abordado filósofos de diferentes épocas. Para Patton, el último enfoque es el ganador: “Creo, quizás erróneamente, que funciona mejor para los estudiantes y su nivel de interés”.

Otro aspecto que el propio libro destaca es la ausencia de mujeres filósofas por estar infrarrepresentadas en el canon establecido. Patton considera que debería existir “una mayor representación” de estas autoras, pero que “hasta hace poco habían muy pocas históricamente influyentes”, algo que “afortunadamente está cambiado a medida que los analistas revelan sus contribuciones”.

El docente sostiene que este es “un libro breve”, y que por eso tuvieron que “tomar decisiones sobre cómo proceder con la narración”. Simone de Beauvoir, Hipatia, María Zambrano… son solo algunas de las que se quedan en el tintero. “Una obra similar dentro de diez años tendrá una mayor representación de pensadoras”, mantiene.

Lo que no aprendemos sin filosofía

Desde que entró en vigor la LOMCE (2013), el gobierno de Mariano Rajoy eliminó Historia de la Filosofía como asignatura troncal para 2º de Bachillerato e hizo desaparecer Ética y Educación para la Ciudadanía en la ESO. “Tenemos que entonar el ‘mea culpa'”, admitió en 2017 la portavoz de Educación en el Congreso, Sandra Moneo, sobre la ley educativa que su propio partido aprobó.

René Descartes en 'Filosofía en viñetas'
René Descartes en ‘Filosofía en viñetas’

“Nos encontramos con chicos y chicas que no tienen ni idea, que no se hacen preguntas porque no les hemos enseñado”, afirmó a este periódico la Red de Profesores de Filosofía. En la misma línea se sitúa Patton, al que le preocupa cómo “los campos que muchas personas creen mejor para conseguir trabajo son bastante malos para modelar y enseñar un pensamiento crítico”.

El profesor de la Universidad de Montevallo confiesa que “no tenía ni idea” de que filosofía era una asignatura troncal en España. Aun así, le parece “devastador que el requisito ya no esté vigente”. Continúa diciendo que en los Estados Unidos “nunca ha existido la enseñanza obligatoria de la filosofía en las escuelas públicas”, algo que considera “una pérdida terrible para nuestros estudiantes”. Una pérdida que libros como Filosofía en viñetas tratan recuperar, al menos en parte, para demostrar cómo de necesario es hacerse preguntas para encontrar respuestas.

Filosofia