Archive for 29 febrero 2016

De cada gramo de cocaína que se vende, 7,5 euros van a la narcoyihad

29 febrero, 2016

Fuente: http://www.elmundo.es

NARCOTRÁFICO Casi toda esta sustancia pasa por la conocida como ‘Autopista 10’

  • La ruta de la droga por el Sahel deja 15% de comisión a contrabandistas de Al Qaeda

  • Llega por la costa de Guinea Bissau o hasta el desierto en avión antes de saltar el estrecho

La ruta de la droga Vídeo: Giulio M. Piantadosi

ALBERTO ROJAS
PABLO HERRAIZ Madrid Actualizado: 01/12/2014 19:25 horas

 

Ramón va a celebrar, en compañía de dos amigos, una despedida de soltero en Madrid y ha comprado por 50 euros un gramo de cocaína a un camello de la capital. Este gramo, si se pagara al productor en Colombia, costaría 50 céntimos. O tres euros en las calles de Bogotá, Caracas o Ciudad Juárez. Pero aquí se multiplicará por 100 porque por el camino habrá que pagar viajes transatlánticos, militares sin escrúpulos, agentes de aduanas, a los clanes encargados del menudeo en España y, sobre todo, a los narcoyihadistas del Sahel, el eslabón esencial de esta nueva y rentable ruta de la cocaína.

Ramón y sus amigos ignoran que al menos un 15% de esos 50 euros que han pagado (aproximadamente unos 7,5 euros) van a los bolsillos de las redes criminales que expanden su yihad por todo el norte de África. Según revela un informe de Naciones Unidas, el paso del Sahel deja una jugosa comisión a estos grupos de narcoyihadistas, lo que encarece el kilo de cocaína de los 12.000 euros (cuando llega a África del Oeste) hasta los 20.000 euros (en la costa de Marruecos, Argelia o Libia, preparada para cruzar el Mediterráneo). Cuando el paquete alcance Madrid, varias veces cortado con harina, yeso, paracetamol y otras sustancias, tendrá un precio final cercano a los 50.000 euros.

La Autopista 10

La acción policial ha cambiado los hábitos de los cárteles y les ha obligado a probar otras rutas hacia Europa. Descartada Galicia como puerto de entrada, hoy casi toda la cocaína pasa por la conocida como Autopista 10, que no es otra cosa que una línea en el mapa: el paralelo 10, que va desde Colombia hasta las costas de África Occidental. Países fallidos como Sierra Leona, Mauritania o Liberia son los preferidos de los señores de la droga colombianos y mexicanos, ya que sus autoridades son fácilmente corrompibles. Fuentes policiales españolas ya hablan de la ruta del Sahel como la «principal puerta de entrada de cocaína en España».

Pero entre todos los países destaca Guinea-Bissau, un auténtico narcoestado que sirve, según Naciones Unidas, como almacén y lanzadera de la droga gracias a su caprichosa geografía: con más de 100 islas y 21 de ellas con aeródromos, es el lugar ideal para el desembarco impune de grandes envíos de droga, ya sea por mar o por aire. En una de esas islas fue visto recientemente el legendario Moktar Belmoktar, alias El Tuerto o Míster Marlboro, dado por muerto varias veces en su vida, el gran contrabandista y narcoyihadista del Sahel.

La agencia antidroga estadounidense (DEA) tiene constancia de varias reuniones desde 2010 entre los miembros de Al Qaeda en el Magreb Islámico y enviados de las FARC colombianas en distintos lugares del norte de África para pactar precios y comisiones. Una de ellas, según asegura el informe de la agente Daria Lupacchino, tuvo lugar en Melilla.

‘Air Cocaine’ en el Sahel

Los miembros de estos grupos criminales se han envuelto en la bandera negra de Al Qaeda para justificar sus actividades, censuradas por el Corán, como parte necesaria de la guerra santa, pero, como sostiene Beatriz Mesa, autora de La falsa yihad, «el salafismo no es más que un barniz religioso para conseguir el apoyo de los imanes radicales de la zona y ganarse el respeto de las tribus locales, con cuyas hijas han ido casando a sus líderes». Para Jesús Díez Alcalde, del Instituto de Estudios Estratégicos, «Al Qaeda en el Magreb Islámico, Ansar Dine o Mujao son más peligrosos por sus actividades criminales, incluyendo el lucrativo secuestro de occidentales, que por su supuesto yihadismo».

África del Oeste es el área ideal para poner en práctica, en estos tiempos de gran competencia, una táctica rentable desde el punto de vista empresarial: permite dividir los envíos de droga en muchos puntos. África funciona como almacén de la droga para optimizar los envíos.

Con esa atomización se minimiza el riesgo de perder la carga entera de una sola vez. Los narcos han aprendido de sus propios errores: en los 90, un cártel colombiano compró un avión Antonov, el gigante ruso de los cielos, para trasladar un envío de muchas toneladas de cocaína, pero el aparato se estrelló y el cártel acabó quebrando, igual que una empresa endeudada. Por otro lado, la droga que se envía en el estómago de los muleros en los llamados vuelos calientes, como el que antaño se llamaba “BBC” entre la Policía (Bogotá-Barajas-Carabanchel), es testimonial comparada con el de los viajes transatlánticos.

Los narcoyihadistas, que controlan un gran triángulo de tierra de nadie entre el norte de Mali y Níger, el sur de Libia y Argelia y el este de Mauritania, llevan la droga por carretera hasta esos puntos desde las islas de Guinea Bissau, Senegal o Mauritania o usan directamente pistas de arena en el desierto para que aterricen aviones cargados con cocaína desde el otro lado del Atlántico y sin radares, para no ser detectados.

Es la línea conocida como Air Cocaine, cuyos fletadores, cárteles colombianos, cuentan con al menos ocho aviones. El esqueleto quemado del noveno, un Boeing 727 con los depósitos modificados para hacer vuelos transatlánticos, reposa en medio del Sahel al intentar aterrizar con varias toneladas de polvo blanco en noviembre de 2009.

Los cárteles usan ex pilotos militares rusos, los únicos blancos a los que nadie secuestra cuando beben vodka en bares de hoteles enKidal o Tombuctú. De la pujanza de esta ruta dan cuenta los adinerados vecinos del barrio de Cocainburgo, el barrio con grandes mansiones para narcotraficantes y contrabandistas en Gao, la Ciudad Juárez africana.

Los muyahidines del crimen conducen esta cocaína en una caravana de vehículos 4×4, como queda recogido en los informes de la DEA, y atraviesan el desierto desde Gao hasta la costa mediterránea sobornando a cuantas autoridades se encuentran por el camino. No necesitan GPS porque se guían por las estrellas.

Mauritania era un buen puerto hasta que los narcos decidieron cambiarlo por Marruecos, con un Estado mucho más estable para hacer negocios. Libia, con la caída de Gadafi, también ofrece grandes posibilidades para ellos. Por eso ya exportan desde el puerto de Misrata hacia Malta, Nápoles, Valencia o Barcelona. Naciones Unidas cita a la Camorra como la mafia que realiza estos envíos en barco, de nuevo en alianza con las FARC colombianas.

El salto España

A España «la coca llega por tierra, mar y aire», como explica un experto policial en la lucha contra el narcotráfico. Las maneras son muy diversas, e incluyen lanchas rápidas, avionetas que sobrevuelan bajo el Estrecho de Gibraltar, camiones y coches con caletas ocultas en las que se esconde la droga, veleros con dobles fondos en el casco e incluso con las velas impregnadas de cocaína pura, contenedores con la droga escondida en frutas, flores, juguetes, objetos, ropa…

Los principales destinos desde el Magreb hacia Europa son la Península Ibérica, el oeste de Europa (Islas Británicas y Países Bajos) y el Mar Negro, según el último informe de Europol, de 2013, sobre el crimen organizado en el continente. Las rutas son cambiantes, dice este informe, y la cocaína tiene cuatro millones de consumidores estimados en Europa. España, Países Bajos, PoloniaGrecia y Moldavia son los países en los que se han detectado más laboratorios de procesado de la pasta base. Cada vez que la droga pasa por uno de estos laboratorios se encarece su precio y se rebaja su pureza.

Para entrar a España, los principales puntos son las costas andaluzas, los puertos de Barcelona y Valencia y el aeropuerto de Barajas. Las costas gallegas han perdido parte de su atractivo para los narcotraficantes, aunque ellos se van adaptando y prueban constantemente nuevas rutas, como explica la Policía. «Si les sale bien una, repiten, si no, intentan abrir otra, primero con cantidades más pequeñas y después, mayores».

Una vez que ha llegado a la Península, ya sea camuflada entre mercancías o directamente en un barco, una lancha o una avioneta, se suele dividir la carga de nuevo en varios envíos para arriesgar menos y llevarla a distintos puntos de venta. Las rutas más utilizadas son las autopistas, que, aunque puedan estar más vigiladas, son la manera más rápida de librarse del cargamento. Para ello se montan transportes en varios coches con escondites de lo más ingenioso, que pueden incluir sistemas hidráulicos para cerrar los compartimentos y modificaciones que suponen desmontar el coche entero en un taller.

Estos coches con la droga van precedidos siempre de vehículos lanzadera, sin droga, donde miembros de la banda vigilan y avisan a los transportistas sobre controles policiales. En algunos casos, se ha sobornado a militares para que conduzcan, incluso sin saber lo que llevan en el coche, para que en caso de ser detenidos por algún control les dejen continuar sin registrar su coche.

Así, la droga llegada de África va acercándose a sus destinos finales: los puntos de menudeo en toda España. Pero antes de eso pasará por distintos intermediarios. En muchos casos, en detrimento de los tradicionales narcos colombianos, son los nigerianos quienes están tomando el control, y también los mexicanos.

Los africanos, sin embargo, no tienen una relación muy estrecha con los clanes gitanos de la droga, y por eso negocian más con latinos y clanes mercheros, aunque se han detectado casos, sobre todo en el sur de la Comunidad de Madrid, donde también hacían negocios con clanes gitanos.

En España se suele distinguir entre traficantes grandes, medios y pequeños, según compren entre 10 y 100 kilos de droga, entre 10 y uno o menos de uno, respectivamente. Estos traficantes están jerarquizados y compran a los de categoría superior. Cada vez que la cocaína pasa de un eslabón a otro, vuelve a ser cortada y su precio sube de nuevo, hasta llegar a los 50.000 euros por kilo una vez que los pequeños traficantes la venden al menudeo, es decir, a 50 euros el gramo, que es lo que ha pagado Ramón por la dosis que consumirá en la despedida de soltero con sus amigos, sin saber que 7,5 euros de ese precio se han quedado por el camino para financiar a la narcoyihad.

Anuncios

Las 10 decisiones que el Gobierno tomó en 2014 y que te cambiarán la vida en 2015

28 febrero, 2016

Fuente: http://www.eldiario.es

2014 acaba con numerosas reformas de leyes o el impulso de otras nuevas que suponen un retroceso en los derechos y libertades

Entre las medidas que más críticas han despertado se encuentran la exclusión de las lesbianas y mujeres solas de la ley de Reproducción Asistida, y las duras sanciones que prevé la Ley de Seguridad Ciudadana por intentar impedir un desahucio

Rajoy contestará a la oposición sobre CGPJ y los derechos de los ciudadanos

Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso. \ Efe

La Policía podrá intervenir teléfonos particulares en caso de “urgencia” sin autorización judicial

Es una de las últimas decisiones que ha tomado el Gobierno del PP. La medida ha sido incluida en el anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal que fue aprobada a principios del mes de diciembre de 2014 por el Consejo de Ministros. Aunque está impulsada por el Ministerio de Justicia, es una idea que parte del Ministerio del Interior y que queda reflejada en el artículo 588 bis d 4 del anteproyecto en el caso de las comunicaciones telefónicas y telemáticas.

Si no hay marcha atrás, y una vez que entre en vigor la ley, el Ministerio del Interior, “en casos de urgencia”, podrá realizar escuchas de las comunicaciones de todo tipo en la investigación de delitos de especial gravedad sin pedir autorización previa de un juez. Hasta ahora, esta prerrogativa estaba limitada a actuaciones contra el terrorismo o bandas armadas. El ministro del Interior también podrá acordar la detención y apertura de la correspondencia escrita y telegráfica sin autorización previa de la autoridad judicial.

No obstante, para poder justificar la aplicación de la reforma será exigible hacer constar “las razones que justificaron la adopción de la medida, la actuación realizada, la forma en que se ha efectuado y su resultado”.

Los ciudadanos que intenten paralizar un desahucio podrán ser duramente sancionados

Esta es una de las muchas amenazas que se ciernen sobre la ciudadanía en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana o “ley mordaza”, como se la ha bautizado ya, que el Senado aprobará a primeros de 2015. A pesar de que el ministro Jorge Fernández Díaz, ante las críticas, se vio obligado a “suavizar” la calificación de algunas de las infracciones que estaban en un principio previstas en el anteproyecto, hay una serie de derechos que han sido recortados bajo amenaza de duras multas .

Así,   evitar desahucios pueden costar a un ciudadano entre 600 y 30.000 euros.También será sancionable realizar protestas tipo escrache, grabar imágenes de agentes de policía o participar en manifestaciones no autorizadas. La cuantía de las multas previstas por Interior puede llegar en el peor de los casos a 600.000 euros.

Los inmigrantes que entren en España “ilegalmente” serán sometidos a “devoluciones en caliente”

Fue una de las enmiendas que el PP logró introducir a última hora a la Ley de Seguridad Ciudadana gracias a su mayoría absoluta en el Senado. La enmienda da cobertura legal a las llamadas “devoluciones en caliente” de inmigrantes. A partir de ahora y en base a la disposición adicional décima a la Ley Orgánica sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, “todos aquellos inmigrantes que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras intentan superar, en grupo, los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España”.

Las lesbianas y las mujeres sin pareja quedan excluidas de las técnicas de reproducción asistida

Es una de las reformas aprobada por Ana Mato mientras ha estuvo al frente del Ministerio de Sanidad que afecta a los derechos básicos de las mujeres. Su ministerio impulsó cambios en la ley de Reproduccíon Asistida aprobada en 2006 por el Gobierno de Rodríguez Zapatero para excluir a las lesbianas y a las mujeres sin pareja de las técnica de reproducción asistida. La modificación fue realizada en 2013 pero no entró en vigor hasta principios de 2014. La cartera común básica de servicios se reserva desde entonces solo para “parejas integradas por un hombre y una mujer” y “siempre que haya problemas de fertilidad”. Según advirtió la exministra, “la falta de varón no es un problema médico”.

Pagaremos más por el gas y la luz, aunque el Gobierno diga lo contrario

El Ministerio de Industria y Energía afirma que a partir de enero de 2015 se congelará la parte regulada del recibo de la luz, conocida como peajes, después de que en 2014 la factura eléctrica de los hogares haya experimentado un descenso del 4,9% . Pero esto es solo un espejismo. Según mantiene la asociación de consumidores Facua, el cálculo hecho por el Ministerio que dirige José Manuel Soria “es mentira”, puesto que en realidad la factura sube un 12% desde el próximo enero. Facua también sostiene que solo ha bajado un 1,8% en términos interanuales con datos de cierre de noviembre.

Si sufres un accidente o eres secuestrado en un país extranjero pagarás los gastos originados por el rescate

Lo deja claro en su artículo 39 la nueva ley de Acción Exterior aprobada por el Gobierno en marzo de 2014. A partir de ahora las autoridades españolas podrán “exigir el reembolso de la totalidad o parte” del dinero público empleado para asistir a españoles en el extranjero que se encuentren “en una situación de emergencia consular” cuando el ciudadano/a se haya “expuesto voluntariamente a riesgos”.

Esos riesgos están catalogados en la lista de recomendaciones que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación suele tener actualizada en su página web.  El Gobierno, no obstante, hizo una excepción por “razones humanitarias” con los dos sacerdotes contagiados por ébola -que finalmente fallecieron- que fueron repatriados desde países africanos para ser tratados en el Hospital Carlos III de Madrid.

Si visitas los Parques Nacionales ten cuidado con los cazadores

Uno de los recuerdos que ha dejado Miguel Arias Cañete de su paso por el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha sido la Ley de Parques Nacionales, que aunque seguirán siendo públicos, se entregan a los “grandes propietarios con gusto por la caza”, según han denunciado los grupos ecologistas. La reforma fue aprobada el pasado mes de noviembre y el PP volvió a utilizar su mayoría absoluta en el Senado para colar una enmienda al texto por la que se prorrogan hasta finales de 2020 las “actividades comerciales”, como la caza, en fincas privadas situadas en estos espacios naturales.

El ministro aseguró que la intención era mantener el equilibrio ecológico para evitar la superpoblación de especies animales pero los ecologistas lo dejaron claro: “No puede ser que la nobleza saque ventaja para su divertimento”.

Pagaremos entre todos otro rescate, el de las autovías en quiebra

Ha sido otro de los “regalos” que nos deja el Gobierno aunque desde el ministerio de Fomento que dirige Ana Pastor se insiste en decir que la medida tendrá un “coste cero” para los ciudadanos.  La propuesta de convenio para salva a las radiales R-3 y R-5, y a ocho autopistas de pago ha supuesto levantar el concurso de estas carreteras y asumir la gestión pública de ocho concesionarias inmersas en una situación de insolvencia. La propuesta de convenio recoge una quita del 50 % de la deuda, así como el pago en un plazo de 30 años.

Mientras se recorta en numerosas partidas sociales alegando que no hay dinero, Fomento por el contario no ha ocultado que ha recibido un crédito extraordinario de Hacienda de 540 millones, de los que 531 han sido destinados a pagar los atrasos que el Gobierno adeuda a las concesionarias quebradas.

Entra en vigor la LOMCE, que promueve la segregación por sexos y hace evaluable la Religión

Uno de los ministros que ha dejado su particular “impronta” en 2014 ha sido José Ignacio Wert, titular de Educación y Cultura. La aprobación de la LOMCE y su implantación este curso ha causado el unánime rechazo de todos los sectores educativos y el aviso de los grupos de la oposición de que derogarán la norma en la próxima legislatura. Algunas Comunidades autónomas se han negado a aplicar la ley por considerar que discrimina las lenguas cooficiales.

Además de blindar los conciertos con los centros que segregan por sexo a los alumnos, la nueva ley, entre otras cosas, ha suprimido la asignatura de Educación para la Ciudadanía, ha hecho evaluable la Religión y sus alternativas —Valores Sociales y Cívicos en Primaria y Valores Éticos en Secundaria. Las notas de estas asignaturas contarán para la media del curso, tanto para la obtención de una beca como para calcular el resultado de las pruebas externas.

La Ley de propiedad intelectual y la “Tasa Google” desata la discordia

Otra de las medidas más controvertidas del ministro Wert ha sido la aprobación de la Ley de Propiedad Intelectual, que ha traído como consecuencia la decisión de Google de cerrar Google News España.

La decisión del buscador ha causado un verdadero revuelo entre las empresas y entre los usuarios de la red al ver cerrado este servicio de noticias en nuestro país y la desapareción de los enlaces a medios españoles en los sites internacionales de esta herramienta. El Gobierno, pese a ello, también ha respondido al buscador asegurando que seguirá adelante con la implantación del conocido como canon AEDE o tasa Google, aunque el ministro Soria llegó a asegurar que la decisión no era irreversible.

El Gobierno repatria a miembros de la División Azul mientras ignora las fosas de republicanos

27 febrero, 2016

Fuente: http://www.publico.es

Defensa ha reconocido su participación en la las repatriaciones de restos de españoles que lucharon en la División Azul tras una pregunta parlamentaria formulada por Amaiur

Imagen de fosas comunes en septiembre de 2007. Los familiares depositaron ramos de flores junto a los restos exhumados.

Imagen de fosas comunes en septiembre de 2007. Los familiares depositaron ramos de flores junto a los restos exhumados.

MADRID.- El Ministerio de Defensa ha admitido su participación en el proceso de repatriación de los restos de los españoles que durante la Segunda Guerra Mundial lucharon en la División Azul del lado de la Alemania de Hitler y su colaboración, para ese fin, con la Asociación de Españoles desaparecidos en Rusia. Sin embargo, no dedica ni un euro desde el año 2012 a financiar la exhumación de republicanos fallecidos durante la Guerra Civil y la dictadura de Franco.

Esta se la respuesta que ha remitido el Ejecutivo al diputado de Amaiur Sabino Cuadra, quien interrogó al Gobierno sobre las repatriaciones de los restos de los voluntarios españoles que lucharon en el frente ruso con las tropas de Hitler.

Según detalla en su contestación, a la que ha tenido acceso Europa Press, el departamento que dirige Pedro Morenés participa en este proceso mediante la recepción de las peticiones de familiares para la recuperación de restos, la identificación personalizada de los mismos, el apoyo a la realización de trámites de traslado por vía aérea, la recepción de restos en el aeropuerto de Barajas y su posterior entrega a los familiares.

El legítimo esfuerzo del Gobierno en este aspecto contrasta con la política del Gobierno de Rajoy para localizar las fosas de republicanos asesinados durante la Guerra Civil. El Ejecutivo no ha dedicado ni un euro desde el año 2012 a financiar exhumaciones de víctimas de la guerra y de la dictadura de Franco en España.

La justificación aportada desde el Gobierno para explicar este desequilibrio es que entre 2002 y 2011 se han realizado “importantes actividades de localización y exhumación” gracias a los 8,2 millones de euros destinados a las asociaciones de memoria que se dedicaban a localizar fosas.

Centenar de pensiones a homosexuales

En otras respuestas sobre preguntas relativas a estas cuestiones formuladas por el diputado del PSOE Odón Elorza, el Gobierno reitera su compromiso con el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica y apunta como dato que hasta la fecha se han reconocido más de un centenar pensiones a homosexuales que fueron encarcelados en aplicación de las Leyes de Vagos y Maleantes o de Peligrosidad Social.

Asimismo, el Ejecutivo deja claro que no cree necesario reabrir la Oficina de Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura porque las funciones que ésta tenía asignadas las realiza igualmente la División de Derechos de Gracia y otros Derechos del Ministerio de Justicia.

Y para demostrar que ahora hay una menor “demanda ciudadana” sobre estas cuestiones que la que había tras la aprobación de la Ley de Memoria en 2007 aporta el número de llamadas relacionadas con esta norma que se reciben en el Ministerio de Justicia. Así, detalla que si en los primeros años de vigencia de la ley rondaban las 10.000 anuales, en 2012 fueron 4.295 y en 2013 descendieron a 1.316.

La semana de 35 horas

25 febrero, 2016

Fuente: http://www.vnavarro.org

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 22 de diciembre de 2014.

Este artículo señala las ventajas que la reducción de las horas de trabajo por semana implicaría para la creación de empleo.

En el informe que Juan Torres y yo preparamos, a petición de Podemos, que se ha distribuido con el nombre de Un proyecto económico para la gente, hicimos la sugerencia de que, como medida para crear empleo, aumentar la productividad y la satisfacción del trabajador y la de su familia, un gobierno progresista debería considerar reducir las horas de trabajo a la semana a 35 horas, sin indicar cuándo y cómo debería ello hacerse, dejando a dicho gobierno (tras un proceso de amplia reflexión y negociación política, que incluyera una activa participación ciudadana y de los agentes sociales) que lo definiera.

Es sorprendente que sobre una medida que ha sido debatida ampliamente en varios países europeos, en España haya habido un silencio mediático casi absoluto, que nuestra propuesta intenta romper. El tiempo de trabajo ha sido siempre una variable definida políticamente, siendo un indicador del poder político y social del mundo del trabajo. Fueron los sindicatos estadounidenses los primeros que, a finales del siglo XIX, lograron que se aceptaran 8 horas al día como jornada laboral, bajo el principio de que el trabajador, como ciudadano, tenía que “trabajar 8 horas, y dormir y descansar otras 8, quedando 8 horas restantes para aquello que deseara”. Estas 8 horas laborales tenían que permitirle conseguir los ingresos con los cuales sostener a su familia, de cuyo cuidado se encargaría su esposa.

8 horas desde hace más de un siglo

Es interesante que durante ya más de un siglo esta norma, generalizada a todo el mundo a partir de entonces (siendo el 1º de mayo la fiesta que se estableció en homenaje a los trabajadores estadounidenses que murieron en defensa de aquella conquista social), haya permanecido sin cambios, y ello a pesar del enorme crecimiento de la productividad. John Maynard Keynes creía que en 2030 dicho aumento de la productividad permitiría bajar las horas de trabajo a 15 horas a la semana. El incremento de la productividad ha sido incluso mayor y, sin embargo, las 8 horas laborales diarias continúan siendo la norma general en la mayoría de países de economías avanzadas.

El otro tema del tiempo de trabajo es, además de las horas por día, los días a la semana. Y la reducción de los días a cinco fue fruto de las conquistas sociales que tuvieron lugar después de la II Guerra Mundial, como resultado de la gran fuerza que adquirió el mundo del trabajo en el periodo llamado “la época dorada del capitalismo”, en base a un pacto entre el mundo del capital y el mundo del trabajo. Resultado de esta conquista, las horas semanales pasaron a ser de 40 horas (8×5). El excelente artículo de Steffen Lehndorff “It’s a Long Way from Norms to Normality: the 35-Hour Week in France”, publicado en la Industrial and Labor Relations Review 2014, vol. 67, no. 3, p. 838-863 (del cual extraigo gran parte de los datos presentados en este artículo), detalla la lucha que, liderada por los sindicatos, ocurrió en la Europa Occidental para alcanzar la semana laboral de 40 horas.

Pero las demandas sindicales no pararon en las 40 horas. El mundo del trabajo no podía aceptar que el enorme crecimiento de la productividad no repercutiera en una reducción del tiempo de trabajo. Se añadía a esta demanda (por regla general expresada en momentos de expansión económica) otra que aparecía con toda intensidad precisamente en momentos opuestos a los anteriores, es decir, en ocasiones de recesión y enlentecimiento económico, cuando la actividad económica disminuía y el empresariado subrayaba que había necesidad de menos puestos de trabajo. La alternativa que proponía el mundo del trabajo no era reducir los puestos de trabajo, sino el tiempo de trabajo de cada trabajador. Dicha demanda de salvar estos puestos de trabajo en momentos de recesión, reduciendo el tiempo de trabajo para todos, coincidía con la demanda, en momentos de expansión económica, de la necesidad de crear más puestos de trabajo. Y fue así como surgió la propuesta de reducir el tiempo de trabajo de 40 a 35 horas a la semana. Había necesidad de crear y retener nuevos puestos de trabajo, puesto que se asumía correctamente que a menos horas de trabajo por cada trabajador, habría más puestos de trabajo.

Maneras de hacerlo

Había dos maneras de reducir el tiempo de trabajo. Una fue mediante los convenios colectivos entre la patronal y los sindicatos. Predeciblemente, la jornada semanal de 35 horas apareció en aquellos sectores donde los sindicatos eran más fuertes, como fue el caso de Alemania, donde el sindicato del metal, el más poderoso del país, consiguió (a través de su participación en la gestión de las empresas, bajo el sistema de cogestión) la reducción del tiempo de trabajo, una de las medidas que ha explicado su bajo desempleo, incluso en tiempos de recesión. El problema con esta vía –a través de los convenios colectivos- es que solo se benefician aquellos que están cubiertos por tales convenios. Ahora bien, el Estado alemán ha apoyado dicha medida ayudando a mantener el nivel salarial en momentos de reducción del trabajo, de manera que el trabajador –que en otro país estaría desempleado, requiriendo una aportación pública mayor por desempleo- trabaja menos horas, pero no encuentra su salario disminuido en la misma proporción que reduce sus horas de trabajo. Otras medidas también han facilitado la disminución del desempleo a base de redistribuir el tiempo de trabajo (reduciendo el número de horas trabajadas) mediante la expansión de las vacaciones, permisos de paternidad y maternidad, y otras, lo cual explica que el número de horas trabajadas en Alemania al año por trabajador sea de 1.388 horas de media, uno de los tiempos de trabajo más bajos de la OCDE (400 horas menos que EEUU). Su tasa de desempleo es del 5%, una de las más bajas de la UE-15. Dean Baker ha calculado que si el tiempo de trabajo por trabajador en EEUU fuera el mismo que en Alemania, se producirían 20 millones más de puestos de trabajo (ver Dean Baker, “The Paid Vacation Route to Full Employment”, Truthout, 01.12.14).

La otra vía fue la vía legislativa, tal como ocurrió en Francia bajo el gobierno socialista y en un periodo de gran crecimiento económico (de un 3,5% anual en el periodo 1997-2001). Como consecuencia, la creación de empleo aumentó, sobre todo en aquellas empresas que aplicaron más estrictamente las medidas desarrolladas en el marco conocido como “estrategia Aubry I” (en tales empresas, el empleo aumentó un 7%). Pero lo que es incluso más importante es que tres de cada cinco trabajadores indicaron que su calidad de vida y bienestar había aumentado considerablemente. Este porcentaje fue incluso mayor entre las mujeres trabajadoras, con niños en su casa. Y se consideró que la mayor beneficiaria de la medida fue la familia.

El Estado ayudó a las empresas a través de varias intervenciones públicas y medidas fiscales para que el descenso del número de horas semanales no implicara un descenso salarial. Y lo que también es digno de mención es que la productividad aumentó. Las empresas muy pequeñas fueron excluidas de tener que seguir esta nueva normativa.

Ni que decir tiene que dicha medida, tanto en Francia como en Alemania, ha tenido sus detractores, procedentes en su mayoría de las patronales, que constantemente han intentado revertirla. Su popularidad, sin embargo, ha imposibilitado hasta ahora que ello ocurra.

Dos últimas aclaraciones. La reducción del tiempo de trabajo que Juan Torres y yo proponemos va acompañada con otra propuesta que desfavorece el tiempo parcial involuntario que se ha extendido en los últimos años en España, otro indicador de la debilidad del mundo del trabajo de este país. Y en el polo opuesto, debería prohibirse también el amplio uso de horas extraordinarias ilegales. La transformación de estas horas extras ilegales en puestos de trabajo a tiempo completo alcanzaría unos 273.000 puestos de trabajo.

La otra clarificación es que somos conscientes de que las propuestas que estamos haciendo despertarán una gran hostilidad, y muy en especial en las revistas y/o páginas económicas de los mayores medios de información y persuasión que, una vez más, indicarán que la economía española no puede absorber tal tipo de cambios. Este tipo de argumento muestra el excesivo poder que las fuerzas conservadoras tienen en los círculos mediáticos y políticos del país, configurando la sabiduría convencional y, con ello, los límites de lo que se considera racional, lógico y respetable. Pero la evidencia científica muestra claramente que las políticas derivadas de dicha sabiduría convencional han llevado al desastre que estamos viviendo. Creerse que la economía española puede basarse en unos salarios bajos y en un elevado desempleo es condenar a España a una situación de claro malestar para la mayoría de la ciudadanía. Y a esto lo llaman “racional, lógico y respetable”. Así va España.

La Iglesia Católica recibe más de 11.000 millones de dinero público

24 febrero, 2016

Fuente: http://www.ecorepublicano.es

LA IGLESIA CATÓLICA RECIBE MÁS 11.000 MILLONES DE DINERO PÚBLICO. EL ESTADO ACONFESIONAL SALTA POR LOS AIRES. QUEREMOS UNA ESPAÑA Y UNA EUROPA LAICA.
Desde IU defendemos una Europa laica de igualdad en los derechos y denunciamos el trato de favor que sigue recibiendo la Iglesia frente a la aconfesionalidad del Estado tal como se recoge en la Constitución española.
La iglesia católica recibe del Estado más de 11.000 millones de euros anuales, equivalente a 260 euros por cada habitante.
LA IGLESIA CATÓLICA OFICIAL NO SUFRE LA CRISIS Y, ADEMÁS, DISFRUTA DE UN PARAÍSO FISCAL
Las Administraciones central, autonómicas y locales aportan a la iglesia católica, en subvenciones directas y exención de tributos más de 11 mil millones de euros anuales. Esa cantidad supone más del 1% del Producto Interior Bruto de España.
A cada persona residente en España, sea católica o no, le corresponde una “cuota o dádiva” indirecta a la iglesia católica de unos 260 euros al año.
La iglesia católica española es inmensamente rica, no está sufriendo la crisis y además disfruta de un verdadero paraíso fiscal, al estar libre de pagar impuestos, como el IBI, obras, sociedades, etc. Y la inmensa mayoría de los bienes que están en su poder y de sus cuentas son totalmente opacas. Esta situación es ilegítima y presuntamente ilegal, con la complicidad y asentimiento de los poderes públicos, ello supone que podrían estar cometiendo diversos presuntos delitos.
Resumen aproximado de aportaciones directas del Estado (central, autonómico y local) y valoración por exención de impuestos. Contabilizados globalmente en millones de euros (M€), directos a la iglesia católica y sus organizaciones, asociaciones y fundaciones,
*Asignación vía IRPF 2011 (para financiación del culto y el clero):247,1 M€ (*)
*Asignación IRPF 2011 (fines sociales aproximado ONGS Iglesia…): 120 M€
*Exenciones y bonificaciones tributarias: IBI, patrimonio, impuesto de la renta, sociedades, obras: 2.500 M€
*Enseñanza: 4.610 M€
Personas que imparte religión católica: 610 M€
Financiación de centros de ideario católico: 4.000 M€
*Para la obra social y asistencial: 1.900 M€
*57 Complejos Hospitalarios (dependen subvención CCAA): 900 M€
*Funcionarios capellanes (ejército, cuarteles, hospitales, cementerios…): 50 M€
*Mantenimiento del patrimonio en poder de la iglesia católica: 700 M€
*Subvenciones y gastos eventos religiosos diversos: 300 M€
*El Gobierno, coparticipa en entidades católicas, como la Obra Pía (**) 10 M€
Total: 11.337,1 M €
Con los 11.000 millones de euros que el estado asigna anualmente a la Iglesia Católica, se podrían construir 5.000 escuelas, donde se podrían matricular más de 2.500.000 escolares.
Estamos sufriendo una política neoliberal de recortes a nuestro pueblo y a los pueblos de Europa, que es un ataque a la clase trabajadora y personas más indefensas. Estos recortes también han afectado a la financiación de los partidos políticos que se ha reducido hasta un 40 por ciento en los Presupuestos Generales del Estado. Mientras tanto la Iglesia, que recibió en la última liquidación de la casilla de la renta 247 millones de euros, aún no ha sufrido ningún recorte, mas bien es justo lo contrario, cada día tiene más privilegios.
Europa Laica contabiliza desde 2008 más de 5.000 bienes inscritos por la Iglesia a su nombre en el Registro de la Propiedad: viviendas, terrenos, ermitas e iglesias, que forman parte de ese listado de bienes inmatriculados.
Se trata de bienes que han sido inscritos por la Iglesia a su nombre, valiéndose de artículos franquistas de la Ley Hipotecaria y su Reglamento, que han permitido usurpar miles y miles de bienes en España, con nocturnidad y alevosía, cuando deberían ser bienes, edificios, y espacios de derecho público.
Desde IU exigimos a Europa una derogación de los artículos de la Ley Hipotecaria de los que se sirvió la Iglesia para realizar las inmatriculaciones al otorgarle categoría de administración pública a la Iglesia y sin más justificación que la firma de sus propios obispos.
Queremos denunciar que después de más de treinta años del inicio del proceso democrático, al igual que ha sucedido durante siglos, seguimos padeciendo una profunda institucionalización confesional católica de los poderes del Estado, en materia simbólica, jurídica, económica, tributaria, legislativa y de enseñanza. Este privilegio ya lleva más de dos siglos y medio por obra de Carlos III pero aún cada día esta presente en nuestra sociedad y explica bien en qué consiste ese Estado supuestamente no confesional del que habla la Constitución. De todas las constituciones que ha tenido hoy España, resalta que sólo se puede considerar genuinamente laica a la republicana de 1931.
Otros de los cada vez mayores privilegios a las entidades religiosas, es la financiación y las cesiones en materia de enseñanza, o la concesión y uso de recursos públicos otorgados por el Estado al episcopado católico. Y a esto hay que añadir su enorme influencia en el poder legislativo con el que nos quitan entre otros muchos el derecho de la mujer y la capacidad a decidir sobre su propio cuerpo. Otro ataque más a la Constitución Española y Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Por eso es muy importante que logremos haya una mayoría parlamentaria que cambie las cosas, que prevalezcan los derechos de la ciudadanía frente a esta minoría. Defendemos una Ley de Libertad de Conciencia que sitúe en pie de igualdad a todas las creencias y convicciones, sean de origen religioso o no, que reconozca y respete la independencia y preeminencia del poder político y por tanto de lo público y de todos, frente a lo que debe ejercitarse en el ámbito privado y particular de la religión.
Queremos una Europa nuestra laica y democrática, garante del Estado de Derecho, que nos devuelva nuestra propia condición de ciudadanas y ciudadanos libres e iguales en derechos.
MODELO DE FINANCIACIÓN EN ALGUNOS ESTADOS DE LA UNIÓN EUROPEA 
Alemania: la iglesia católica, evangélica y protestante se financian a través del impuesto eclesiástico que pagan sus fieles a través de Hacienda (cerca del 9% extra de la declaración de la renta). Además, las donaciones desgravan y las confesiones religiosas están exentas de algunos impuestos.
Austria: aplica el mismo sistema que los alemanes, incluyendo las exenciones fiscales para organismos caritativos de tendencia religiosa (escuelas, hospitales, etc.)
Bélgica: los belgas recurren a la financiación directa de la Iglesia católica, anglicana y ortodoxa, entre otras. El Estado se hace cargo de los salarios eclesiásticos.
Dinamarca: solo la Iglesia luterana se financia a través del ‘impuesto eclesiástico’, las demás confesiones no reciben ninguna financiación directa. Francia: el 9 de diciembre de 1905, el país galo aprobó una ley que ponía fin a la financiación de los grupos religiosos por parte del Estado. Al mismo tiempo, declaró que todos los edificios religiosos serían propiedad del Estado y los gobiernos locales, corriendo con los gastos de mantenimiento y reparación de aquellos que se construyeron hasta esa fecha. Así, se financian a través de donaciones.
Holanda: no existe una financiación directa por parte del Estado de las confesiones religiosas y las donaciones a las iglesias tienen exenciones fiscales.
Irlanda y Reino Unido: en ambos países la Iglesia tampoco tiene dotación presupuestaria estatal. El Gobierno solo destina fondos públicos al “mantenimiento y conservación de los edificios de interés artístico” propiedad de las autoridades eclesiásticas.
Italia: la asignación tributaria asciende al 0,8% del impuesto de la renta sobre las personas físicas, además de existir exenciones fiscales para la Iglesia católica. Portugal: sigue un modelo similar al italiano, aunque la cuota tributaria máxima que los contribuyentes pueden destinar a fines religiosos es del 0,5%.
FUENTES: Europa LAICA
Antonio Romero Ruiz
Coordinador de la Red de Municipios por la III República
Presidente de honor del P.C.A.
Ex Parlamentario de IU
KEILA FERNÁNDEZ MARTÍNEZ
Licenciada en filosofía.
Miembro del Comité Provincial de Granada y Central de PCA de Andalucía.

Al ministro del Interior

23 febrero, 2016

Fuente: http://www.eldiario.es

¿Cuál es su dirección, por favor?

Su salida de pata de banco, al pedir a quien critique sus expulsiones en caliente de inmigrantes que le dé su dirección y se los envía, ya ha sido con razón criticada. Debería dimitir, porque esa sandez de patio de colegio no es tolerable en un adulto, ni siquiera con el margen extra de tolerancia a la estupidez que es necesario conceder a los ministros. Es usted el responsable, no quien le critica. Hasta los novelistas, pese a nuestra merecida fama de fatuos y engreídos, nos sonrojaríamos si respondiéramos a una crítica diciendo: pues escribe tú la novela, a ver qué tal, ya que tanto criticas.

Puestos a responder como un crío, quizá habría quedado más airoso con el que me imagino que sería su plan B: a mí eso tú no me lo dices en la calle.

Para acabar de arreglarlo, afirma: “que me den esa dirección y que enviamos a esta gente, eso sí, con el compromiso de que les van a mantener y que les van a dar un puesto de trabajo adecuado a su dignidad y a sus competencias”.

Esto ya es de carcajada. ¿Acaso su Gobierno le da a los propios españoles “un puesto de trabajo adecuado a a su dignidad y a sus competencias? ¿Les garantiza acaso el derecho a la vivienda siquiera?

Mi pregunta es sencilla y lógica: ¿cuál es su dirección, por favor? ¿Y la de Fátima Báñez, ministra de Empleo, si la tiene a mano?

Lo pregunto porque, ya que ni usted ni su Gobierno consiguen resolver ciertos problemas, pues le vamos a hacer caso y les vamos a enviar a cierta gente a sus domicilios particulares.

Para empezar, varios millones de parados, espero que tengan sitio para acogerles como se merecen y darles trabajo “adecuado a su dignidad y a sus competencias”.

Dirigiremos a su casa también a las víctimas de desahucios, vaya preparando habitaciones y cuartos de baño.

Y, por supuesto, imagino que estará encantado de recibir a las mujeres amenazadas, para ver si en su casa puede garantizar su seguridad, en vista de que en la calle no consigue hacerlo.

Ni usted ni yo, individualmente, podemos resolver estos problemas, ya lo sé. Pero usted es ministro y miembro de este Gobierno, y por eso debe responder, en lugar de decir como un chiquillo que le enviará el problema a quien ose criticarle.

Sólo por curiosidad, otra pregunta: ¿no se le ha pasado por la cabeza dimitir de un puesto para el que muestra manifiesta y testaruda incompetencia y de un Gobierno que ni siquiera puede dar trabajo, vivienda o protección a sus ciudadanos?

Prefiere ayudar a los bancos, ¿verdad? Seguro que trae más cuenta.

La crisis era predecible

22 febrero, 2016

Fuente: http://www.vnavarro.org

Artículo publicado por Vicenç Navarro, 1 de agosto de 2012

Este artículo indica que, en contra de lo que dijeron la mayoría de financieros en su presentación a las Cortes españolas, la crisis financiera era predecible.

Lo que es sorprendente de las declaraciones hechas a las Cortes Españolas de algunos de los mayores responsables de las políticas financieras del país es su admisión de que la crisis cogió a todos por sorpresa y que no podía haberse prevenido. Considero estas declaraciones muy preocupantes pues era fácil de prever que habría una crisis muy grave. En realidad, algunos de nosotros la predijimos. No era difícil verla venir.

Veamos por partes. Y analicemos primero cómo se detecta una burbuja como, por ejemplo, una burbuja inmobiliaria. Se mira, en primer lugar, la evolución de los precios del producto sujeto de la burbuja, en este caso, la vivienda. Y se ve rápidamente que estos precios suben enormemente. En sí este gran crecimiento no es indicador de una burbuja. Sí que lo es, sin embargo, cuando todos los demás precios, comenzando por el precio del trabajo –es decir los salarios- no suben. Entonces sí que hay una burbuja. Los salarios y el número de asalariados son, en cualquier país, uno de los factores más importantes para conocer el nivel de demanda de un producto de consumo popular. Pues bien, esto es lo que ocurrió en España desde 1998 a 2007. El precio de las viviendas subía y subía y en cambio el precio de los alquileres, por ejemplo, casi no subía. En realidad estaba estancado. Si la causa del crecimiento de los precios de la vivienda y de la construcción era el crecimiento demográfico ¿cómo podría explicarse que el precio del alquiler no subiera también?

A riesgo de parecer repetitivo, hay que subrayar que una de las variables más importantes para detectar una burbuja es la diferencia entre el precio de un producto y el nivel de capacidad adquisitiva de la mayoría de la población, es decir, de las clases populares, que viene dado por lo que se llama masa salarial, que son los salarios de todos los trabajadores. El nivel salarial y el número de gente asalariada configuran una variable clave para entender la capacidad adquisitiva de la población, la gran mayoría de la cual son las clases populares.

Como esta capacidad adquisitiva no subía, y el precio de la vivienda sí que subía, la población tuvo que pedir prestado mucho, mucho dinero. Y esta es la raíz del enorme endeudamiento de las familias españolas. Esta realidad apenas ha sido citada en los medios de mayor difusión del país, que explican el endeudamiento por el fácil acceso al crédito. Es cierto que la entrada de España en la Eurozona facilitó el acceso al crédito. Pero ello no es razón suficiente para explicar el enorme endeudamiento, pues otros países de la Eurozona también tenían fácil acceso al crédito y su nivel de endeudamiento nunca alcanzó los niveles que alcanzó el de España. Ahora bien, mientras el crédito continuara fluyendo, todo parecía normal.

Pero un analista crítico de la realidad podría haber visto que tanto crédito era insostenible y podía crear un problema mayor, como así fue. Cuando la banca alemana, que era la mayor fuente de crédito, así como la francesa, se paralizaron (llenas de pánico porque descubrieron que estaban contaminadas por productos tóxicos procedentes de la banca estadounidense) todo el sistema colapsó, es decir, la enorme burbuja inmobiliaria explotó, arrastrando con ello el 10% del PIB español en cuestión de meses. Fue un tsunami financiero, resultado, en gran parte, de la enorme avaricia de los especuladores –la banca y el sector inmobiliario- y la complicidad, además de la incompetencia, del equipo directivo del Banco de España que es, en teoría, el regulador de la banca y la agencia responsable de prevenir esta catástrofe. La enorme irresponsabilidad de tales dirigentes fue desoír las voces críticas que estábamos alertando del problema, incluidas las de técnicos del Banco de España.

Es imposible rellenar este vacío de un 10% del PIB substituyéndolo por otras actividades con las políticas de austeridad (recortes y más recortes) que se están siguiendo en España. También lo dijimos al principio de la crisis unos pocos sin que nos hicieran caso. Es obvio que estas políticas son suicidas económicamente porque cuando el sector privado está tan endeudado como lo está el español, el único que puede estimular la economía es el sector público ¡Y lo están recortando! Esto es un indicador del dogmatismo de los economistas neoliberales (que dominan la cultura económica del país) que, a pesar de la enorme evidencia de que las políticas de austeridad están llevando al país a un gigantesco desastre, continúan promoviendo y llevando a cabo tales políticas, insistiendo miles de veces en que tales medidas son necesarias para recuperar la famosa confianza de los mercados, ignorando que el que marca los intereses de la deuda pública es el Banco Central Europeo, que como he dicho muchas veces, no es un Banco Central, sino un lobby de la banca alemana y del Banco Central alemán.

Es importante señalar que algunos de estos neoliberales añaden que las políticas de austeridad son insuficientes y hay que complementarlas con políticas de crecimiento, desconociendo que estas últimas no serán eficaces a no ser que se eliminen las primeras. Como todo dogma, la causa de que se reproduzca, a pesar de su obvia falsedad, es porque sirve intereses económicos y financieros que se benefician de tales políticas. He documentado y publicado una larga lista de beneficiarios de la reproducción de dicho dogma neoliberal, que van desde la gran banca y gran patronal alemana a la gran banca y gran patronal española. La banca alemana se beneficia del enorme flujo de capitales de la periferia (incluyendo España) al centro (Alemania) y la gran patronal alemana se beneficia de los relativamente bajos salarios de los trabajadores alemanes (en relación con su productividad) y de la imposibilidad de los países periféricos (incluida España) de devaluar la moneda para poder competir con sus productos: la gran banca española, porque se está reestructurando el sistema financiero en términos muy favorables a ella y con gran apoyo de fondos públicos, y la gran patronal española (que genera su propio crédito) porque está consiguiendo lo que siempre ha deseado, bajar los salarios y debilitar a los sindicatos, y eliminar el Estado del Bienestar.

Ahora bien, existen alternativas (ver Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España y Lo que España necesita. Una réplica con propuestas alternativas a la política de recortes del PP, de Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón). España tiene los recursos para salir de la crisis. Sólo un dato: si España tuviera los mismos ingresos al Estado que Suecia, el Estado español ingresaría 200.000 millones de euros más, con lo cual se podrían crear cinco millones de puestos de trabajo, eliminándose el desempleo que es el problema humano, social y económico más grave que tiene España. El hecho de que ello no ocurra se debe, no a causas económicas y/o financieras, sino políticas, es decir, al enorme poder que las fuerzas conservadoras tienen sobre el Estado español. Así de claro.

La contabilidad de la vida

21 febrero, 2016

Fuente: EL PAÍS SEMANAL

Ahora se puede determinar con precisión, usando dispositivos domésticos, la velocidad de nuestro envejecimiento físico

Una media de dos horas de lectura diarias permitirían acabar 2.000 libros. / LISE METZGER (GETTY)

Desde hace muchos años, con la llegada de la madurez, me produce angustia la contabilidad de la vida, pero en los últimos tiempos esa angustia se ha visto agravada por la capacidad de medición que ofrecen el mundo digital y la tecnología. Ahora se puede determinar con precisión, usando cualquiera de los dispositivos domésticos que manejamos, la velocidad de nuestro envejecimiento físico o el volumen de cosas que tendremos tiempo de hacer en el resto de nuestra existencia.

En la actividad cultural las posibilidades de medición son si cabe más desoladoras.

Un podómetro de última generación puede calcular el ritmo de marcha y la resistencia cardiaca de una persona, proyectando incluso su evolución futura, de modo que es posible saber aproximadamente a qué edad uno ya no tendrá capacidad motora o energía suficiente para subir al Machu Picchu o a la Torre de Pisa.

En la actividad cultural, que es la que vivo más intensamente, las posibilidades de medición son si cabe más desoladoras. Mi iTunes me dice que con la música que tengo archivada en mi ordenador puedo estar cuatro meses completos –de lunes a domingo, con sus días y sus noches– escuchando canciones sin repetir ninguna. Tengo 53 años. Contando con llegar hasta los 80, que es la esperanza de vida media que se les concede a los varones españoles en 2015, me quedarían alrededor de 9.670 días de vida. Es decir, que si me pusiera ahora a escuchar todas las piezas musicales que he ido coleccionando desde mi adolescencia y no hiciera ninguna otra cosa nunca más, insomne, obsesivo, hasta mi muerte, sólo me daría tiempo a escuchar 80 veces cada canción.

Con los libros la cuenta fue siempre amenazadora, pues las estanterías de títulos pendientes se van llenando año tras año sin que mis esfuerzos lectores me permitan darles un alivio, lo que me hace ser consciente de que las páginas de muchos volúmenes se quedarán sin despegar. Ahora he mordido por fin el anzuelo digital y he comprado un e-reader, que entre sus supuestas ventajas incluye la de anunciar el tiempo que falta para concluir un capítulo o el resto del libro. Tomando en cuenta la longitud del texto y la velocidad de lectura del usuario, calcula las horas y los minutos que este le dedicará a la obra. No creo que incluya aún un coeficiente multiplicador para ajustar el tiempo en función de la densidad conceptual de la escritura (porque no es lo mismo leer El ser y la nada, de Sartre, que Cincuenta sombras de Grey), pero tarde o temprano se acabará llegando también a eso.

La tecnología nos ayuda empecinadamente a comprender que la vida es un suspiro o un terrible desperdicio.

Con la concesión del Premio Princesa de Asturias a Leonardo Padura me he animado a leer El hombre que amaba a los perros (Tusquets), una de sus novelas más alabadas. Nada más comprarla, mi dispositivo me avisó de que invertiré aproximadamente 22 horas en la lectura. Para las dos partes del Quijote, en edición anotada de Francisco Rico, me da una estimación de 45 horas. Las novelas de César Aira, en cambio, no suelen pasar de los 200 minutos.

Yo le dedico a la lectura unas dos horas diarias de media. Eso quiere decir que, haciendo una ponderación intermedia de tamaños, aún podré leer antes de morirme 2.000 libros. En las estanterías de mi casa –los tengo inventariados– hay en este momento 770 obras pendientes de lectura. Cada año ingreso de promedio, según mi registro, alrededor de 130 títulos nuevos, lo que supone que de aquí a mi fallecimiento el catálogo se habrá engordado hasta los 4.300. La cuenta, por lo tanto, es fácil: 4.300 menos 2.000. Es decir, habrá 2.300 libros (no sé en qué proporción encuadernados o digitales) que quedarán sin abrir. Palabras mudas.

La tecnología, como resulta indudable, nos ayuda empecinadamente a comprender que la vida es un suspiro o un terrible desperdicio.

elpaissemanal@elpais.es

Tu regalo

20 febrero, 2016

Fuente: http://www.ristomejide.com

Artículo publicado el domingo, 14 de Diciembre de 2014 en ElPeriódico.com

risto14-12-14

“Mírate bien estas líneas. Repásalas atentamente con ese par de ojazos que dios te ha dado, porque por aquí está tu regalo. Escondido entre tanta palabra, párrafo y espacio, bajo esa expresión más propia de una orgía multirracial y sodomita a la que llamamos negro sobre blanco, se encuentra lo que realmente te voy a regalar por navidad. Por favor desenvuelve con cuidado cada letra y sobre todo no rompas el silencio con su sonido, pues si no te gusta, al final guardaré mi mejor recibo por si te da por devolver.

Tu regalo no puede ni debe fabricarse. Ni mucho menos ponerse a la venta. Mereces algo que no pueda figurar en un vulgar catálogo. Algo que te mueva tanto que salgas borrosa en todas las fotos. Qué quieres, el anuncio de IKEA me ha acabado de desamueblar. Si ya me faltaban jugadores y un horneado ahí arriba en la dirección, imagínate después del maldito viral. Les pides a ellos explicaciones, que fijo que te las harán pagar para que al final te las montes tú.

Tu regalo, por tanto, jamás será expuesto. Escaparates del mundo, dejad de hacer el ridículo. Sé que no lo hacéis con mala intención, que hacéis lo que buenamente podéis. Sé que os mueve la necesidad de agradar, de mover al consumo, de ganaros el bonus, de intentar seducir nuestra cartera camino a nuestro corazón o viceversa. Pero dejadlo ya, de verdad. Terroristas del marketing, deponed las almas y salid con las mañas en alto. Y el último que pague la luz.

Tu regalo no se vende al detalle. Y mira que soy fan de la palabra detalle. Hace poco, mi hijo, que está en première continua de vocabulario, me hizo una de esas preguntas que hay que solventar con la primera respuesta que tengas a mano. Papi, ¿qué es un detalle? Y todo lo que se me ocurrió decirle fue que un detalle es algo muy muy grande que aparentemente es muy muy pequeño. Creo que se lo creyó. O igual es que no creyó que fuese a sacar nada mejor de mí. El caso es que quedó en silencio y siguió haciéndose el satisfecho.

De todos modos, tú sigue leyendo, porque te juro que tu regalo está por aquí. Tampoco lo busques en las letras de los villancicos, esas composiciones satánicas que cada año nos cuelan como tiernas sólo por el hecho de ser cantadas por niños con voz de castrati, que no dan más miedo porque están siempre acompañados de hirientes cascabeles, de producción casiotónica, de zambombas onanistas y de un adulto, que no es lo mismo que alguien mayor, porque alguien maduro y en sus cabales jamás haría pasar por semejante calvario a un menor de edad. Esos atentados sonoros contra el buen gusto sólo han sido contrarrestados con villancicos flamencos, como si ésa fuese la única forma de hacerles frente. De qué le sirve al Gobierno expulsar a Series.ly, Uber y Google News de España si la epidemia de villancicos pitufoides con sobredosis de helio sigue infectándonos a placer cada año sin que ni un mísero protocolo de la difunta Ana Mato nos proteja. Eh? De qué.

Para terminar, tampoco busques tu regalo bajo un árbol, en el saco del Olentzero o en el culo de un Tió. Ahí sólo encontrarás lo que yo llamo un tesorero del PP: raíces falsas, mucha tela que cortar y bastante mierda que repartir para todo el año.

No lo busques porque tu regalo seguro que no está ahí. Y es que la pregunta no es dónde. La pregunta es cuándo. Porque tu regalo empieza cuando sale el sol y no se acaba ni cuando desaparece al otro lado del horizonte. Porque en cada entrega, la vida te da un dos por uno. Y cuando parecía que ya se acababa, te da otro. Y otro. Y otro más. Tu regalo está cada vez que abres los ojos. Y cuando te despiertas, también. Tu regalo es eso que das por hecho que mañana volverá a pasar sin habértelo ganado. Y eso no le resta valor. Es al revés, se lo da. Así que por un día, por una vez al año, hagamos ver que nos damos cuenta de nuestro mayor regalo, del único que realmente tenemos y es nuestro y nadie aún nos ha podido quitar.

Admitamos que nuestro regalo es ahora. Celebremos que nuestro regalo es ya.”

El desprecio

19 febrero, 2016

Fuente: http://www.eldiario.es

Desde que se levanta hasta que se acuesta, no pisa la calle. Ni el presidente ni el ministro ni el presidente de la Comunidad de Madrid pisan las calles que pisa usted

Cuando uno va del coche oficial al despacho y del despacho al hotel de lujo, acaba sintiendo desprecio por las calles mugrientas llenas de gente. De esa gente

Desde que se levanta hasta que se acuesta no pisa la calle. No pisa las calles que pisa usted. Cuando sale, el coche oficial le espera al borde de las escaleras y le deja en el garaje de la sede, donde un ascensor le lleva directamente hasta su despacho. Después vuelve a bajar por la misma ruta para asistir a las citas del día a las que siempre entra por algún garaje o puerta de atrás. El chófer tiene cuidado de dejarle al borde de la puerta o de las escaleras. Nunca pisa la calle. Nunca pisa las calles que pisa usted.

Tampoco las mira apenas. Los cristales tintados le protegen no solo de las miradas reprobatorias, curiosas o asqueadas de la gente, también le aíslan del exterior como un telón grueso. Aunque son traslúcidos desde dentro, la luz es tan oscura a través de la ventanilla, se ven las calles tan apagadas, tristes, en un perenne día de invierno, que ha terminado por no mirarlas. Le deprimen. No ve, por ejemplo, a la mujer que sale de la tienda de campaña instalada bajo el acceso de la autopista. Ni los carteles en los escaparates de algunos comercios y bares en los que se anuncia que el local ‘SE VENDE’.

“Hay que decir que la recuperación se nota en los bares y los restaurantes, que ahora hay más gente”, le dice el asesor desde el asiento delantero. Ese tipo de mensajes sencillos calan y él lo repetirá esta mañana. Asiente desde la parte de atrás mientras lee su periódico favorito: el Marca. Para el camino le dejan siempre los diarios sobre el asiento pero solo mira las portadas por encima, sin cogerlos. Ya sabe lo que van a decir, lo ha oído en la radio mientras desayunaba. Siempre los mismos ataques al Gobierno. Qué sabrán ellos de lo difícil que es gobernar un país, una Comunidad o llevar un Ministerio.

El asesor le recuerda adónde van, qué tiene que decir. Le responde mecánicamente. Ya lo sabe, lo estuvieron repasando anoche cuando corregían el texto. “La crisis ya es historia”. Esa frase es suya. Es su mensaje de hoy a los empresarios. Y es cierto para ellos. La crisis es historia para los que no han pasado la crisis. Ahora empezarán a ganar más dinero gracias a la bajada de sueldos y la reforma laboral de su Gobierno. Afuera un hombre con chaqueta vende pañuelos en el semáforo y golpea los cristales tintados para ofrecérselos al misterioso ocupante. El presidente se sobresalta y, por primera vez, mira la calle. El vendedor de pañuelos no puede ver su gesto de desprecio cuando dice con esa “sh” tan característica suya: “esta gente”. El coche arranca y el presidente vuelve a lo suyo.

El chófer recoge al ministro del Interior de la iglesia, a la que acude antes de empezar el día, y lo deja a la puerta de su destino. Tampoco pisa la calle. Minutos después responde a las críticas de Europa por las devoluciones ‘en caliente’. Anuncia que su Gobierno seguirá violando la ley. Tienen mayoría absoluta, la ley son ellos. Si los comisarios europeos quieren dejar pasar a todos los negros de África, que le envíen sus direcciones y él les manda a “esa gente”, dice con desprecio. “Esa gente” son, por ejemplo, las madres que perdieron a sus hijos pequeños el otro día cuando cayeron de la patera en la que trataban de llegar a España. “Esa gente” son esos niños.

El presidente de la Comunidad de Madrid también habla de niños en su comparecencia. Se niega a abrir los comedores escolares en Navidad a pesar de que hay familias que no tienen para dar de comer a sus hijos. “El problema de los niños madrileños no es el hambre, es la obesidad”, afirma contundente. El problema del presidente es que no sabe que la obesidad también es un problema de los pobres que comen mal. No lo sabe o no lo quiere saber. En el fondo, los desprecia. Tampoco pisa la calle. No pisa las calles que pisa usted. Le deprimen. Cuando uno va en coche oficial de palacio en palacio, del despacho al hotel de lujo y del hotel de lujo al despacho, termina despreciando las calles mugrientas llenas de gente. De “esa gente”.

Javier Gallego es director de Carne Cruda. Escucha el programa todos los martes y jueves a las 12:00 en www.carnecruda.es