El soldado Otero, el gallego que desembarcó (y murió) en Normandía

17 julio, 2019

Fuente: http://www.publico.es

75º aniversario del Desembarco de Normandía.

Un mecánico de A Coruña que se enroló en el ejército estadounidense para conseguir papeles tras emigrar de la España de la posguerra cayó abatido bajo las balas nazis el Día D en el inicio de una operación a la que más tarde se sumarían unidades de republicanos españoles como La Nueve y la Spanish Company Number One.

Manuel Otero fue el primero de los cientos de republicanos españoles que murieron en el Desembarco de Normandía como soldados de los ejércitos de EEUU, Francia o Reino Unido.

Manuel Otero fue el primero de los cientos de republicanos españoles que murieron en el Desembarco de Normandía como soldados de los ejércitos de EEUU, Francia o Reino Unido.

El mecánico gallego Manuel Otero se dejó la vida bajo las balas de los nazis en la playa francesa de Omaha en el comienzo del Día D, el Desembarco de Normandía con el que las tropas aliadas comenzaron a liberar Francia de los alemanes y a escribir el final de la Segunda Guerra Mundial.

Fue, que se haya podido documentar hasta ahora, el primer español que murió en esa operación militar, a la que meses más tarde se unirían, entre otros miles de soldados que luchaban en tierra extraña contra el mismo enemigo que les había derrotado en la suya, dos unidades formadas por republicanos españoles de manera prácticamente íntegra como La Nueve francesa o la Spanish Number One Company británica.

Ninguno de ellos combatió bajo la bandera de una España que sobrevivía bajo la bota de un franquismo que simpatizaba abiertamente con las dictaduras del Eje, con las que mantenía negocios comerciales fundamentales para sus maquinarias bélicas como la venta del wolframio gallego que Hitler pagaba con el oro que expoliaba en Europa.

Lo hicieron alistados en los ejércitos de EEUU, Francia y el Reino Unido, y a menudo con banderas tricolor en sus armas y uniformes, tal y como muchos de ellos habían hecho antes en África y en los países nórdicos. Los soldados del exilio le ganaron a Hitler la guerra que, después, no les dejaron librar contra Franco.

Mecánico en Santander, preso en Barcelona

Manuel Otero no tendré este año, en el 75º aniversario de su muerte, un homenaje como el que recibió hace cinco en su pueblo natal de Outes (A Coruña), explican desde el ayuntamiento, cuando, gracias al empeño de una sobrina-nieta y al apoyo de varias asociaciones culturales, lograron documentar su peripecia.

Tampoco su casa natal se ha transformado en el hotel rural en el que iba a exponerse la caja de zinc en la que el ejército estadounidense envió sus restos a su familia. Las obras de reforma se quedaron a medias y su familiar se mudó.

Otero murió con 28 años en su segunda guerra. Casi ocho antes, la que comenzó con la sublevación militar franquista le sorprendió en Santander, donde trabajaba como mecánico de barcos. Luchó en el bando republicano y acabó encarcelado en Barcelona en los primeros meses de 1939, mientras medio millón de españoles cruzaba el Pirineo hacia Francia huyendo de la represión tras la Batalla del Ebro.

Se alistó en vísperas de Pearl Harbour

Su familia disponía con la incipiente dictadura militar los contactos apropiados para liberarlo. Volvió al pueblo, donde su pasado hacía que una parte del vecindario le señalara. Y eso le animó a emigrar. Se fue a Nueva York, donde llegó a abrir un negocio.

A primeros de diciembre de 1941 se alista en el ejército de EEUU para conseguir los papeles y nacionalizarse. Faltaban cuatro días para que Franklin Roosevelt firmara la declaración de guerra a Japón tras haber bombardeado Pearl Harbour su aviación la víspera.

Inmediatamente, el gallego fue trasladado a Europa, donde, tras pasar por varios campos de entrenamiento, acabó encuadrado en la división de infantería Big Red One, una de las primeras que desembarcó en las playas francesas el 6 de junio de 1944.

Soldados heridos

Soldados heridos

Allí, en la playa de Sant-Laurent-sûr-Mer, bautizada con el nombre clave de Omaha y que era la única fortificada por los alemanes de las cinco por las que llegaron los aliados, fue uno de los 3.000 soldados del ejército estadounidense que perdieron la vida en los primeros momentos de la ofensiva.

El catalán que burló a Hitler

Unas horas antes de que Otero cayera bajo las balas nazis, la noche del 5 al 6, otro español, el catalán Joan Pujol García, alias Garbo, enviaba varias veces seguidas a los mandos alemanes un telegrama con el mismo texto: “Zarpó flota invasión para ejercicio diversión en Normandía”.

Con esa media verdad (zarpaba, pero no para un ejercicio de distracción), el agente doble remataba una de las tareas clave previas al desembarco que cambiaría el curso de la segunda guerra mundial: ante la obvia imposibilidad de ocultar la movilización de más de mil barcos y 150.000 soldados (superarían los dos millones en tres meses), se trataba de persuadir a los nazis de que el ataque llegaría por el sur, por Calais, y que lo de Normandía no era más que un señuelo.

Los tanques de caucho y los puertos de cartón-piedra que los aliados habían construido en Dover, el sur del país, reforzaron los embustes del espía, que unos meses antes había levantado a la inteligencia nazi más de 300.000 dólares para mantener una inexistente red de informadores infiltrados en la administración británica, para la que en realidad trabajaba.

La Nueve, los españoles que liberaron París

Cientos de republicanos españoles formaron parte de unidades que participaron en el Desembarco de Normandía, que se prolongó hasta finales de agosto de 1944 y al que, a primeros de ese mes, se incorporaron dos unidades formadas íntegramente por soldados españoles.

Una de ellas fue La Nueve, la histórica, y hasta hace poco olvidada, compañía de la Segunda División Blindada del general Leclerc que la tarde del 24 de ese mes sería la primera fuerza aliada en entrar en las calles de París y cuyos hombres liberarían la mañana siguiente el ayuntamiento de la capital francesa y capturarían a Dietrich von Choltltz, el gobernador de los ocupadores.

El Gobierno de la Francia Libre de De Gaulle ni siquiera se molestó en responder a las quejas del franquismo por las banderas tricolor que ondearon durante los desfiles de celebración en los vehículos de La Nueve, cuyos soldados tomarían en mayo el Nido de Águilas, el refugio de Hitler en Berchtesgaden, en los Alpes bávaros. Para entonces, 132 de sus 146 integrantes habían muerto o habían resultado heridos.

“La mayoría de los hombres que componían La Nueve tenían menos de veinte años cuando cogieron las armas por primera vez en 1936 para defender la República española. Ninguno sabía entonces que los supervivientes ya no las abandonarían hasta ocho años después”, explica Evelyn Mesquida en su libro sobre la compañía, en el que explica cómo “casi todos aquellos soldados llegaron a África desde campos de concentración franceses donde habían sido internados al final de la guerra civil” y donde “les habían propuesto enrolarse en la Legión Extranjera o la vuelta a España. Ninguno lo dudó”.

La Spanish Number One Company

La Spanish Number One Company, menos conocida que la anterior unidad, formaba parte del cuerpo de zapadores del ejército británico, los especialistas en montar infraestructuras de urgencia durante el avance de las tropas.

También procedían en su mayoría de los campos de África, así como de las fuerzas de la Legión Francesa que se retiraron hacia Gran Bretaña tras las derrotas de Dunkerke y de Narvik.

Se enrolaron en el ejército inglés tras negarse a seguir bajo las órdenes de De Gaulle, cuyos oficiales llegaron a ordenar el fusilamiento de uno de cada tres de ellos al amotinarse en el puerto cuando pretendían deportarlos a España. El Gobierno inglés evitó la masacre y los fichó.

 

Te necesitamos

En Público defendemos un periodismo independiente, valiente y de calidad. Nuestra misión no solo es informar, sino también transformar la realidad.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

ÚNETE A NOSOTROS

La urgente necesidad de un gobierno de coalición de izquierdas

16 julio, 2019

Fuente: http://www.publico.es

Vicenç Navarro
Autor del libro ‘Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante’

La respuesta a la pregunta “¿Por qué es necesario un gobierno de coalición de izquierdas en el país?” es fácil de ver, pues no es difícil entender qué es lo que los gobiernos españoles han estado haciendo mal durante estos últimos diez años. Las políticas económicas y sociales impuestas (y digo impuestas pues no estaban en los programas electorales de los partidos gobernantes) por el gobierno Zapatero (durante la segunda parte de su mandato, entre 2008 y 2011) y por el gobierno Rajoy (2011-2018) provocaron una crisis social de enormes dimensiones (que se refleja, entre otros indicadores, en que la mayoría de jóvenes en España no vivirán mejor que sus padres) que, en contra de lo que se anuncia por parte del establishment político-mediático del país, no se está resolviendo. En realidad, la temporalidad en los contratos ha continuado aumentando, siendo ya el doble en 2017 de la existente en el resto de la UE-15, el grupo de países con mayor desarrollo económico de la Unión Europea.

Causas del deterioro de la situación económica y social durante la Gran Recesión.

Para entender las causas de este gran deterioro hay que saber que lo que ocurre en el mercado de trabajo en un país (incluyendo la distribución de las rentas derivadas del trabajo) es de una enorme importancia para entender qué está pasando en la economía. En realidad, las políticas públicas aplicadas por aquellos gobiernos (reformas laborales regresivas y recortes de gasto y empleo público como consecuencia de las políticas de austeridad) causaron un gran descenso de la masa salarial (es decir, de la cantidad de dinero que la gente recibe a través de los salarios, lo cual depende del nivel de los salarios y del número de personas asalariadas). Este descenso, a su vez, provocó un gran retroceso de la demanda doméstica, lo que creó dos problemas económicos graves. Uno fue el gran descenso del crecimiento económico, pues la demanda doméstica es uno de sus mayores determinantes. Y el otro problema fue el gran endeudamiento de las familias y del sector público, con el consiguiente incremento del capital financiero (y del sector bancario dentro de él) que, a fin de aumentar su rentabilidad, hizo crecer de forma exponencial sus inversiones de carácter especulativo, creando las burbujas cuya explosión originó la crisis financiera, algo que fue también facilitado por la desregulación de tal actividad financiera. Y esta situación no ha variado. De hecho, el Banco de España acaba de alertar de un nuevo crecimiento del crédito al consumo, que puede considerarse un efecto de la caída de la capacidad adquisitiva de la población. Este y otros muchos datos cuestionan la tan promovida supuesta recuperación.

El continuo deterioro del Estado del Bienestar en España

Por otra parte, las políticas de austeridad del gasto público social en los servicios del Estado del bienestar, tales como sanidad, educación, vivienda, servicios sociales, escuelas de infancia y servicios de atención a la dependencia, entre otros, así como en las transferencias públicas como las pensiones (cuya capacidad adquisitiva ha disminuido) han contribuido (junto con el crecimiento de las rentas del capital a costa del descenso de las rentas del trabajo) a un aumento muy notable de las desigualdades sociales, alcanzándose una polarización social de las más acentuadas de la Unión Europea, lo que perjudica enormemente la cohesión social, incrementando las tensiones sociales en todas sus dimensiones (incluyendo las territoriales). Un indicador de estas desigualdades es que la diferencia en el nivel de ingresos salariales entre el decil superior –el 10% más rico- del país y la mayoría de la población asalariada (más del 50% de asalariados) ha aumentado entre 2008 y 2017.

El descrédito de tales políticas neoliberales

Hoy comienza a existir una percepción generalizada, incluso en sectores del establishment político-mediático de los países a los dos lados del Atlántico Norte, de que no solo tales políticas eran innecesarias, sino que fueron fuertemente perjudiciales para la calidad de vida de las clases populares, así como para el desarrollo económico del país. Se está reconociendo con ello que gran parte de esas políticas fueron dañinas para el bienestar de la mayoría de la población, así como para el buen hacer de la economía. Hay muchos ejemplos de este reconocimiento: por ponerles nombre, el señor Jean-Claude Juncker (presidente de la Comisión Europea) ha hecho una autocrítica de las políticas de austeridad que él mismo promocionó y que, por ejemplo, en Grecia, han tenido consecuencias devastadoras para el bienestar de las clases populares; la señora Laurence Boone (economista jefe de la OCDE) ha señalado que la bajada de los salarios contribuyó al deterioro económico de España y que el incremento del salario mínimo a 900 euros, en lugar de destruir empleo, ha contribuido a “un crecimiento más inclusivo”; y la señora Christine Lagarde (directora del Fondo Monetario Internacional, el Vaticano del pensamiento neoliberal) ha indicado que la bajada de los salarios está retrasando la necesaria recuperación económica. En resumidas cuentas, el desastre de tales políticas está siendo reconocido incluso por personalidades importantes del establishment neoliberal. Este reconocimiento, sin embargo, no ha llegado todavía al establishment político-mediático español.

Es urgente y necesario revertir estas políticas neoliberales en España

Hay una gran necesidad de revertir estas políticas neoliberales, aumentando la capacidad adquisitiva de los salarios (y de las pensiones), así como el número de asalariados, corrigiendo a su vez las desigualdades de género mediante la incorporación de la mujer al mercado de trabajo en igualdad efectiva de condiciones con el hombre. Con este objetivo es esencial promover aquellos servicios que faciliten dicha integración y la corresponsabilidad en las tareas domésticas y de cuidados, estableciendo como derechos universales el acceso a los servicios de cuidado, incluyendo las escuelas de infancia, servicios domiciliarios y otros servicios de atención a la dependencia, entre otros.

Ello requiere aumentar el gasto público social a fin de alcanzar los niveles de gasto y de empleo que tienen otros países de semejante nivel de desarrollo económico al nuestro. El gasto social en España es mucho menor de lo que le correspondería por su nivel de desarrollo económico (ya antes de la crisis España se gastaba 60.000 millones de euros menos de lo que le hubiera correspondido por  su nivel de desarrollo) y tiene un enorme déficit de personas empleadas en los servicios públicos del Estado del bienestar (solo uno de cada 10 adultos trabaja en tales servicios, mientras que en Suecia es de 1 de cada 5). Si la tasa española de personas empleadas en sanidad, educación, servicios sociales y otros fuera la que existe en Suecia, se crearían suficientes puestos de trabajo para eliminar prácticamente el desempleo en este país.

Los necesarios cambios de la estructura económica

Es también urgente hacer los cambios estructurales en la economía, favoreciendo la reconversión del sistema energético español, lo que podría crear 600.000 empleos netos solo en energías renovables y tecnologías verdes, y permitiría a España alcanzar un nivel de desarrollo energético comparable al de otros países de semejante nivel de desarrollo económico. Se requeriría también una apuesta por el sector del automóvil eléctrico y un impulso de la red ferroviaria, con una red poliédrica y policéntrica en vez de radial como existe actualmente en el sistema de transporte español, centrado en la capital del Reino. Existe, insisto, una necesidad urgente de cambiar el sistema radial hacia uno poliédrico y policéntrico que permita y facilite el desarrollo de las periferias. Por otro lado, se deberían anular también las concesiones públicas de las autopistas a agentes privados.

Otras medidas deberían incluir la rehabilitación de al menos 500.000 viviendas al año para mejorar su eficiencia energética, lo que reduciría la factura de la luz e impulsaría el sector de la construcción, decaído hoy en España. Y, muy importante, y a fin de resolver los grandes problemas de acceso al crédito, se requiere el establecimiento de una institución bancaria pública para facilitar los cambios aquí recomendados, así como para resolver la escasez de crédito que afecta a grandes sectores de la sociedad y al mundo de la pequeña empresa.

La urgente necesidad de aprobar un programa profundamente reformista y factible, y de establecer un gobierno de izquierdas de coalición

Estas y otras muchas medidas son urgentes y necesarias. Ahora bien, una condición necesaria para realizar estos cambios es un compromiso por parte del gobierno español para desarrollar una ambiciosa agenda de transformación de las políticas públicas en los próximos cuatro años. Ni que decir tiene que el desarrollo de tal programa requeriría varias legislaturas. Pero es urgente que se inicie ya en estos próximos cuatro años. No se puede hacer una transformación así con medidas coyunturales mediante diferentes pactos con las distintas fuerzas políticas del amplio espectro político español. De ahí la necesidad de establecer esta alianza estable (que ya se inició con la negociación de los presupuestos de 2019, que fueron enormemente populares, lo que explica el gran crecimiento de la popularidad del PSOE, que ha revertido, como consecuencia, su anterior declive electoral).

Este cambio no habría ocurrido sin la ayuda de Unidas Podemos (UP), que fue determinante en la formulación de las propuestas que, aunque necesarias, son todavía insuficientes. Esta alianza debería convertirse en un gobierno de coalición que garantizara la estabilidad entre dos fuerzas políticas (el PSOE y Unidas Podemos) que comparten el compromiso de establecer estas reformas que serían imposibles mediante alianzas con partidos como Ciudadanos, que defiende unas políticas que han sido responsables de la creación de la crisis. Una condición para establecer dicho gobierno es la aprobación de un programa de acción. Sin ello, la incorporación del espacio de Unidas Podemos a él sería un mero intento de coaptación.

La respuesta hostil del establishment financiero y económico y del político-mediático al que influyen

No veo ninguna alternativa a esta alianza del PSOE con Unidas Podemos. Y según el CIS, la mayoría de ciudadanos son conscientes de ello y prefieren que esta alianza que se propone se lleve a cabo, pues ven la presencia de Unidas Podemos en el gobierno como garantía de que dichas reformas se llevarán a cabo. Es comprensible y predecible, pues, que los establishment financieros y económicos estén en contra de esta alianza.

Pero no es comprensible que a esta hostilidad de las derechas se unan algunas voces de izquierdas que intentan desacreditar a la dirección de UP precisamente en el momento de explorar esta posible alianza. Puede que haya habido errores de enfoque, y que algunas observaciones de dirigentes de Podemos hayan sido interpretadas erróneamente como un deseo de tener sillas en el Consejo de Ministros. De ahí que sea también fundamental que se establezca un programa de reformas profundas y factibles (todas ellas se realizan exitosamente ya en otros países de semejante nivel de desarrollo económico al español) como una condición para la conformación de un gobierno de coalición, pues tal coalición es la única garantía de que se desarrollen y lleven a cabo.

Hay que darse cuenta de que la historia de los gobiernos en España ha sido la historia de las promesas incumplidas. Y ya vimos los incumplimientos del gobierno Sánchez en relación con los pactos con UP, incumplimientos que fueron más allá de la aprobación de los presupuestos y que incluyeron también la ausencia de regulación de los precios del alquiler, la no revalorización de las pensiones con el IPC o la no retirada de las medallas a Billy el niño, entre muchos otros. Por cierto, que también ha habido incumplimientos en Portugal, donde el Partido Socialista gobernante se ha saltado a la torera muchos elementos del pacto con las otras fuerzas de izquierdas.

El daño causado por el sectarismo de izquierdas

Ni que decir tiene que es importante y necesario que haya un debate sobre cada uno de los puntos de esta propuesta. Es lógico y necesario que se debata si, una vez conseguido el acuerdo de programa (en caso de que se llegase a ello), es bueno entrar o no en el gobierno.

Ahora bien, sí que creo que es un gran error que precisamente en este momento, en el que se iniciará una negociación, se esté cuestionando la autoridad del secretario general, Pablo Iglesias, pues ello debilita la postura de Unidas Podemos en esta negociación. La tendencia a personificar la política y a asociar todos los fracasos o todos los éxitos con una persona es profundamente errónea y perjudicial, además de injusta y ofensiva hacia todos los votantes, simpatizantes y militantes de UP, pues olvida el enorme esfuerzo realizado por miles y miles de personas –militantes/simpatizantes– que condujo a tener 3,7 millones de votantes que desean que se haga lo que ahora estas voces quieren dificultar. El resultado decepcionante del 26 de mayo no niega lo conseguido el 28 de abril, y esto es lo que no quieren admitir las derechas y algunas voces de izquierdas que están intentando desacreditar el único proyecto de cambio que hoy existe en el país. Doy la bienvenida al debate, pero en el momento que sea mejor para todos y con un tono distinto a la agresividad que caracteriza a los medios hacia la coalición Unidas Podemos. Se hace un enorme daño a las clases populares de este país cuando uno de los pocos instrumentos que las defienden sufre intentos de ser destruido por parte de las derechas con la ayuda de algunas izquierdas. Así de claro.

Te necesitamos

En Público defendemos un periodismo independiente, valiente y de calidad. Nuestra misión no solo es informar, sino también transformar la realidad.

Para lograrlo necesitamos el apoyo de personas como tú.

ÚNETE A NOSOTROS

Descubre Évora, la joya desconocida de Portugal

15 julio, 2019

Fuente: http://www.publico.es

Hoy te proponemos descubrir Évora y dejarte seducir por esta ciudad amurallada declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En el Alentejo, la región de Portugal limítrofe con las comunidades autónomas españolas de Extremadura y Andalucía, es posible encontrar desde espacios naturales de interés hasta pintorescos pueblos y ciudades medievales que cautivan a los viajeros.

Entre todas ellas, hoy te proponemos conocer una de las principales atracciones para los turistas. Descubre Évora, la joya desconocida de Portugal, y déjate seducir por esta ciudad amurallada, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Capilla de los Huesos

Capilla de los Huesos
Fuente: Flickr/Stephen Colebourne CC BY 2.0

Situada a unos 132 kilómetros de la mágica Lisboa, Évora es como un museo al aire libre, en el que su centro histórico y su patrimonio arquitectónico la convierten en uno de esos destinos únicos. Puedes optar empezar el paseo para conocerla en la Porta de Alconchel ( la Porta do Raimundo (R. do Raimundo, Évora, Portugal). Si cruzas esta, unos metros más adelante, se localiza la entrada al decimonónico Jardín Público de Évora. Aquí puedes pasear y descubrir el Museo del Juguete (Museu do Brinquedo), el Palacio de Don Manuel, un templete del siglo XIX, restos de la muralla medieval y las conocidas como Ruínas Fingidas.

A pocos metros se encuentra uno de los lugares más míticos de Évora: la Capilla de los Huesos (Capela dos Ossos, Praça 1º de Maio 4, 7000-650, Évora, Portugal), en la iglesia de San Francisco. Esta singular capilla del siglo XVI está revestida en su interior con unas 5 000 calaveras y huesos, un sitios tan tétrico como único. Desde aquí, la siguiente parada es la Iglesia de Nossa Senhora da Graça de Évora (R. da Graça 15, 7000-919 Évora, Portugal), del siglo XV, ubicada a unos 5 minutos a pie.

Praça do Giraldo

Praça do Giraldo
Fuente: Wikimedia/Paolo Querci CC BY 3.0

La plaza más destacada de la ciudad es la Praça do Giraldo. Destaca en su centro una fuente de mármol del siglo XVIII. A escasos metros puedes visitar el Museo del Reloj (Museo do Relógio, R. de Serpa Pinto 6, 7000-505 Évora, Portugal). La otra plaza más importante de la ciudad es la Praça do Sertório, donde se localiza el edificio del ayuntamiento y, en su interior, las termas romanas, descubiertas en el año 1987.

Si desde la Praça do Giraldo tomas la Rua 5 de Outubro, en la cual puedes aprovechar para adquirir objetos de recuerdo y piezas de artesanía, alcanzarás la famosa catedral de Évora.

Catedral de Évora

Catedral de Évora
Fuente: Flickr/miguel angel crespo CC BY-SA 2.0

La Sé o Catedral de Évora (Largo do Marquês de Marialva, 7000-809 Évora, Portugal), también conocida como la Catedral de Santa María, constituye la catedral portuguesa de mayor tamaño de la época medieval. Se construyó entre los siglos XIII y XIV, y en su interior destacan su cúpula, sus rosetones, la capilla mayor, el claustro gótico y el coro alto. Además, en el edificio es posible visitar el Museo de Arte Sacra, donde se exhiben piezas de orfebrería religiosa y ropas litúrgicas.

En el entorno de la catedral se encuentran otros dos lugares imprescindibles de la ciudad: el Museo de Évora y el conocido como Templo de Diana.

Templo Romano de Évora

Évora
Fuente: Pixabay

El antiguo palacio arzobispal alberga el Museo de Évora (Largo do Conde de Vila Flor, 7000-804 Évora, Portugal), con importantes piezas arqueológicas y obras artísticas. Frente al museo se encuentra uno de los símbolos inconfundibles de la ciudad: el Templo Romano de Évora o Templo de Diana (Largo do Conde de Vila Flor, 7000-863 Évora, Portugal), con sus 14 columnas corintias. En la zona también puedes visitar el Museo del Palacio Cadaval y el Museo de los Carruajes (Coleção de Carruagens, Páteo de São Miguel, 7001-901 Évora, Portugal).

Frente al templo de Diana se alza la iglesia de São Jão Evangelista, del siglo XV. A su derecha, podrás ver el Convento dos Lóios, que desde el año 1965 se convirtió en un lujoso establecimiento hotelero. Y tampoco te pierdas la Biblioteca Pública de Évora (Largo do Conde de Vila Flor 4, 7000-863, Évora, Portugal), que atesora 664 incunables y 6.445 volúmenes impresos en el siglo XVI, entre muchos otros libros, partituras y publicaciones.

Universidad de Évora

Universidad de Évora
Fuente: Wikimedia/Pedro Paulo Palazzo CC BY-SA 2.0

A 350 metros, se ubica la famosa Universidad de Évora (Largo dos Colegiais 2, 7000-812 Évora, Portugal), otra de las visitas obligadas en la ciudad. A unos 3 minutos a pie, podrás contemplar el Palacete del Banco Comercial Portugués, la Porta da Moura, la Casa de García de Resende (R. do Cenáculo 29, 7000-647 Évora, Portugal) y la iglesia de la Misericordia (R. da Misericórdia 1, 7000-646 Évora, Portu).

Tampoco te olvides de pasear junto al acueducto de la ciudad de Évora, conocido como el Aqueduto da Água de Prata (), que terminó de construirse en la primera mitad del siglo XVI, con una longitud de 8,5 kilómetros. Otros puntos de interés en la ciudad son la Ermita de São Brás () y el Convento de Santa Clara (505, R. de Serpa Pinto 70, Évora, Portugal).

Megalitos de Cromeleque

Evora
Fuente: Pixabay

En el Convento de Nossa Senhora dos Remédios (), ubicado junto a la Porta de Alconchel, en la ciudad de Évora, puedes visitar el Centro Interpretativo Megalithica Ebora, en el que descubrir y comprender el pasado de este territorio durante el periodo megalítico y el periodo romano.

Precisamente el conjunto arqueológico de los Megalitos de Cromeleque dos Almendreso Crómlech de los Almendros es uno de los sitios que no puedes perderte, sito a media hora en automóvil del centro de la ciudad, en la parroquia de Nossa Senhora de Guadalupe. En él encontrarás casi un centenar de menhires que alcanzan hasta los 3,5 metros de altura.

BIELA Y TIERRA Visibilizando proyectos ecológicos

12 julio, 2019

Fuente: http://www.vidasana.org

Lunes 20 de Mayo de 2019

Este proyecto pretende ser un puente para mostrar iniciativas reales de nuestros territorios que son y serán alternativas para afrontar los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad. Dos mujeres (Ana y Edurne) recorrerán más de 2.500 km sobre sus bicicletas, por el norte de la Península, visitando iniciativas en el mundo rural en torno al alimento, contactando con aquellas personas que producen y consumen de manera sostenible y responsableBiela y Tierra se presentó en BioCultura BCN y la ruta en bici empieza el 1 de junio. Charlamos con estas chicas de piernas fuertes e ilusionadas.

Biela y Tierra está formado por cuatro mujeres… Ana Santidrián (doctoranda en Ingeniería Química y Medio Ambiente) y Edurne Caballero (bióloga) serán las encargadas de visitar los proyectos a golpe de pedal. Sole López y Cristina Vázquez  (de La Darsena Estudio) serán las encargadas de comunicar y diseñar los contenidos para que lleguen al máximo posible de personas de una manera clara y atractiva.

-Explicadme qué es Biela y Tierra. ¿Cuándo empieza y cuándo acaba? ¿Cómo surgió?
-El proyecto se empezó a gestar en el mes de octubre de 2018, y lo que iban a ser unas vacaciones en bici de dos amigas conociendo “algunos proyectos muy interesantes de los que nos habían hablado”… se ha convertido en una propuesta centrada en la comunicación, un viaje como excusa para contar y dar voz a tantos proyectos vivos y necesarios que bullen en el medio rural. Saldremos el 1 de junio y estaremos de ruta hasta el 5 de octubre, aproximadamente. Una vez hayamos terminado la ruta tenemos previstas más actividades para difundir y compartir la experiencia.


“Esperamos despertar la sensibilidad y la responsabilidad entre las personas que nos vayan siguiendo. Responsabilidad en consumir sabiendo que se esconde detrás de los alimentos que nos llevamos a la boca cada día y sensibilidad para valorar y apoyar a las personas que nos proveen de alimentos sanos y permiten que nuestro mundo rural y nuestro planeta puedan seguir funcionando”


EL OBJETIVO
-¿Qué os proponéis con esta iniciativa?
-El objetivo principal de Biela y Tierra es mostrar que el mundo rural está vivo, que hay muchas personas trabajando y creando con mucha dedicación alternativas reales frente a un modelo de producción y consumo totalmente insostenible. Escogimos el subtítulo “El alimento como motor de cambio” porque el alimento es central en la vida de las personas, de las familias, de los territorios y de las culturas. Se trata de poner en el centro la importancia de conocer y valorar de dónde proviene aquello de lo que nos alimentamos, quién lo ha producido, con qué recursos, qué impacto ambiental ha tenido, qué repercusiones tiene en los territorios, quién se beneficia y a quien perjudica… La comida es parte esencial de la vida y vemos imprescindible situarla en el centro de nuestra organización sociopolítica y, por tanto, es necesario dar centralidad económica y cultural a los trabajos del campesinado y domésticos.

-¿Por qué creéis que es necesaria y cómo le vais a dar visibilidad?
Frente a la situación de crisis ambiental y social en la que nos encontramos, es urgente cambiar de rumbo si deseamos un mundo habitable para nuestras hijas e hijos. Es necesario mostrar y poner en valor todas aquellas iniciativas y personas que están trabajando y ofreciendo alternativas reales frente a esta situación: revitalizando el mundo rural, produciendo alimentos sanos y sostenibles, manteniendo y recuperando los saberes tradicionales.  Biela y Tierra es un proyecto de comunicación que tiene 3 patas:
a)    A lo largo de la ruta iremos mostrando las iniciativas a través de las redes sociales : Facebook, Instagram y el canal de Youtube, en nuestra página web con un cuaderno de Bitácora.
b)    También tenemos alianzas con algunos medios de comunicación como Arainfo (diario digital) y Radio Valdivielso (radio rural comunitaria), que irán haciendo seguimiento del proyecto.
c)     Y como tercera pata, haremos charlas y talleres en algunas localidades para contactar directamente con las vecinas y vecinos de las poblaciones durante el trayecto recorrido.

ETAPAS DURAS
-¿Qué va a ser lo más duro de superar?
La ruta que nos hemos planteado tiene etapas duras, especialmente cuando entremos en Asturias y continuemos por la cordillera cantábrica. De todas formas confiamos en nuestras piernas y en la ilusión que nos da fuerza para pedalear. Esta primera parte del proyecto ha supuesto una enorme inversión de horas y esfuerzo para llegar a diseñar la ruta y contactar con los más de 100 proyectos que visitaremos. Pese a ello lo más duro sería encontrarnos con personas que llevan muchos años dedicándose a la agricultura y a la ganadería y no pueden continuar porque no les ofrece las condiciones económicas y de vida necesarias. Encontrarnos con lugares en los que ya no se pueda producir por degradación del medio, encontrarnos con  lugares en los que la aparición de grandes superficies o grandes explotaciones agroindustriales han hecho desaparecer la agricultura campesina y el mercado local.

-¿Qué crees que vais a conseguir y con qué sorpresas agradables esperáis encontraros?
-Esperamos despertar la sensibilidad y la responsabilidad entre las personas que nos vayan siguiendo. Responsabilidad en consumir sabiendo que se esconde detrás de los alimentos que nos llevamos a la boca cada día y sensibilidad para valorar y apoyar a las personas que nos proveen de alimentos sanos y permiten que nuestro mundo rural y nuestro planeta puedan seguir funcionando. ¡Con sorpresas agradables nos encontramos cada día! Durante el proceso de selección de las iniciativas ha sido increíble comprobar cuantísimos proyectos y personas hay trabajando de manera constante y creativa. Nos hemos emocionado bastantes veces cuando nos contaban qué están haciendo y qué han conseguido. Así que deseamos conocer en primera persona a todas ellas.

POR VEZ PRIMERA
-¿Ya habíais llevado a cabo alguna iniciativa similar a esta en el pasado?
Es la primera vez que planteamos un proyecto de estas características. Las 4 integrantes de Biela y Tierra pertenecemos al colectivo de Las Bielas salvajescolectivo ciclista feminista de Zaragoza que apuesta por la bicicleta como herramienta de transformación social. Ana y Edurne estamos vinculadas con el mundo rural y la agroecología. Ana viene de familia de agricultores y Edurne trabaja en CERAI, ONGD que desarrolla proyectos en tornos a la agroecología y la soberanía alimentaria. Ya conocíamos proyectos y teníamos contactos en el mundo de la movilidad sostenible, lo que ha hecho mucho más fácil poder montar el proyecto.

-¿Hacia dónde va el ecoturismo rural?
El ecoturismo cada vez tiene más aceptación como una alternativa de ocio y vacaciones. Creemos que sería muy interesante vincularlo al cicloturismo y potenciar la bicicleta como un medio de transporte eficiente que te permite transitar e integrarte en el territorio a otros ritmos y de una manera más cercana.  Es importante que el ecoturismo se centre en poner en valor los productos y a las personas productoras y artesanas de cada territorio. No podemos entender un verdadero desarrollo rural que permita que la población de los pueblos pueda seguir viviendo allí si no se apuesta por apoyar y defender al sector primario. Hay que mirar y aprender de experiencias de otros países en los que el turismo rural va íntimamente vinculado a la puesta en valor de la producción de alimentos y artesanía local. En España cada vez se trabaja mejor y hay más oferta en ese sentido. Ahora es el momento que, como consumidores, como turistas, valoremos y busquemos todo esto.

LOS POLÍTICOS
-¿Los políticos han empezado a ver que en la España vaciada también hay gente que merece respeto y atenciones?
-Eso parece… pero no sabemos si los políticos dan mucha confianza… En realidad creemos que es la población, la gente, la que está empezando a tomar conciencia de la importancia de mantener el mundo rural vivo, de no abandonar una enorme parte del territorio y dejarlo morir.  Los datos de densidad de población en España ponen los pelos de punta: frente a la media estatal de 92 habitantes/km2, en una parte importante de la península nos encontramos datos de menos de 8 habitantes/km2. Y esto significa que los territorios que se quedan despoblados sufren erosión de la tierra, pérdida de biodiversidad y pérdida de saberes tradicionales. En el momento en que nos encontramos no podemos permitirnos todo esto… y mucho menos podemos permitirnos seguir manteniendo grandes ciudades que demandan enormes cantidades de recursos y que no producen ninguna materia prima. Esto es totalmente insostenible.

P. Bolaño

Babur, el primer mogol de la India

11 julio, 2019

Fuente: https://blogs.elpais.com/historias

Por: EL PAÍS 16 de octubre de 2014

Babur Cortada

Por Luis Mazarrasa Mowinckel

La conquista del Indostán no entraba en los planes de Zahirudín Muhammad Babur, el hijo del Sheik Omar que poseía el valle de Ferghana –en el actual territorio de Uzbekistán- en los últimos años del siglo XV. Porque, en realidad, la tierra que codiciaba cuando a los doce años heredó el Señorío donde galopaban los míticos caballos de Ferghana era Samarcanda, a pocas jornadas de marcha en dirección oeste desde su feudo.

La legendaria ciudad de la Ruta de la Seda había estado en poder de los antepasados de Babur desde que en 1370 Timur o Tamerlán –padre de su tatarabuelo- estableciera en ella la capital del Imperio Timúrida. Incluso, siglo y medio antes, en 1220, otro ancestro de Babur, el mongol Gengis Jan, también había conquistado Samarcanda.

Sin embargo, la joya de Asia Central siempre le resultaría esquiva a quien llegaría a ser el primer emperador mogol de la India. En 1497, dos años después de proclamarse soberano de Ferghana, Babur aprovechó el vacío de poder en Samarcanda a la muerte del emir, su tío, para marchar al frente de una campaña de conquista. Solo tenía catorce años.

Los príncipes timúridas, descendientes de la dinastía que fundó Tamerlán, se repartían las principales ciudades de sus dominios a la muerte de un soberano, como era tradición desde la época de sus antepasados mongoles en las estepas de Asia Central; y lo hacían esgrimiendo la espada como derecho dinástico inapelable. De hecho, Timur y su estirpe provenían de una tribu resultante de una fusión de pueblos túrkicos y mongoles. Y Babur, además, parecía contar todavía con más derechos para litigar por el poder, ya que también descendía directamente de Gengis Jan por parte de su madre.

Así, Herat, Kandahar, Bujara o el Jorezm lindante con Persia pasaban por continuas disputas entre los tataranietos de Timur pero, sin duda, la próspera, culta y refinada Samarcanda –la única ciudad que amó y embelleció aquel terrible emperador- era la más codiciada.

Cuando las noticias del estallido de una guerra civil sucesoria entre sus primos llegaron a oídos de Babur no le fue difícil convencer de la oportunidad para la toma de la ciudad a sus umarah, los nobles mogoles, y a sus soldados, que generalmente sólo eran leales ante la posibilidad de un buen botín. Después de un asedio de siete meses Babur entró triunfante en Samarcanda y sus primeras visitas en la milenaria ciudad fueron a la tumba de Timur, la madrasa -la escuela coránica- y el observatorio construidos por su nieto Ulugh Beg, el Sultán Astrónomo; los tres, monumentos edificados según los cánones arquitectónicos persas que todavía hoy puede admirarse en mezquitas y obras civiles de Isfahán o Qom.

Porque Persia, el poderoso vecino y una de las grandes madres de la civilización asiática junto con China y la India, siempre fue el referente cultural de los mogoles desde que Timur y sus descendientes intentaran y consiguieran refinar la rudeza heredada de las hordas de Gengis Jan con una pátina de la sofisticada civilización de las ciudades iranias que conquistaban y, en muchos casos, arrasaban. Timur, de quien se calcula que causó 17 millones de muertos en correrías en las que destruyó Bagdad, Damasco, Isfahán o Delhi, solía ordenar el asesinato de decenas de miles de los habitantes de una ciudad vencida y salvar la cabeza de los mejores arquitectos, artesanos, calígrafos y miniaturistas. Todos ellos eran conducidos cautivos a Samarcanda para embellecer las obras en las que se dejarían la vida miles de esclavos también capturados por Tamerlán.

Ese estilo de construcción originario de Persia y caracterizado por el uso de cúpulas en forma de bulbo, jardines dispuestos en perfecta geometría y la profusión de azulejos en tonos añil viajaría un siglo y medio más tarde desde Samarcanda y Bujara a la India, a través de la conquista mogola, y se plasmaría en fuertes, palacios, mezquitas, madrasas y mausoleos, el más conocido de los cuales sería el eterno Taj Mahal, edificado por un tataranieto de Babur.

A Babur le pareció en la primera conquista de una ciudad que llegaría a tomar y perder en tres ocasiones que “pocos lugares hay en el mundo más placenteros que Samarcanda”, pero sólo pudo disfrutar de su posesión durante tres meses. En seguida, muchos de sus soldados desertaron al comprobar que el botín prometido era mucho más exiguo a causa de la guerra civil librada hasta la llegada del mogol. Al mismo tiempo, varios nobles de Andijon, la ciudad donde había nacido Babur, se rebelaron aprovechando su ausencia y nombraron emir de Ferghana a su hermano Jehangir, de doce años.

Barbur 3
Babur hubo de abandonar apresuradamente Samarcanda y tardó dos años en recuperar su feudo, después de terribles meses en medio de grandes penalidades en las frías montañas de Ferghana. Una vez pacificado el territorio, de nuevo un suceso insólito en relación con la añorada ciudad iba a conmocionar su corte. En 1500, Shaybani Jan, caudillo de una ruda tribu de uzbekos venidos de las estepas del norte, se apoderaba de Samarcanda, que por primera vez en más de cien años tenía un gobierno de intrusos no timúridas.

Otra vez un ejército de mogoles se puso en marcha para reparar la ofensa y, en un momento de ausencia de Shaybani Jan, Babur conquistaría la ciudad por segunda vez, y el pueblo de Samarcanda, jubiloso ante la vuelta de un descendiente del gran Timur, masacraba a los uzbekos atrapados dentro de sus muros.

Como una repetición de lo acaecido en su primera aventura, Babur tendría que salir huyendo de Samarcanda una noche del siguiente invierno, después de soportar meses de duro asedio de los uzbekos sin que ninguno de sus primos timúridas acudiera a sus llamadas de ayuda. Para mayor humillación, el bárbaro Shaybani exigió, a fin de garantizar la vida de los mogoles en retirada, la entrega en matrimonio de Janzada, la bella hermana mayor de Babur, que pasaría diez años de horror en el harén del uzbeko.

En los tres años siguientes Shaybani arrebataría la totalidad de sus territorios en Ferghana a Babur quien, al mando de unos pocos centenares de soldados fieles que constituían poco más que una partida de aventureros, cruzó las agrestes montañas del Hindu Kush para intentar hacerse con otra capital perdida por un timúrida: Kabul. Allí, el caudillo de una tribu arghún se había hecho con el poder a la muerte de otro de sus tíos. En 1504 logró expulsar a los arghunes y, al ser el único jefe timúrida en gobernar una de sus antiguas ciudades, se proclamó Pachá y exigió que todos los clanes descendientes de Timur le rindieran vasallaje.

Kabul era entonces un paso esencial de las caravanas que iban y venían desde el Imperio Otomano y Persia hasta China; en sus bazares se comerciaba con especias, caballos y esclavos y se hablaba no sólo chagatai –la lengua túrkica de los mogoles transmitida por las huestes del mongol Gengis-, sino también persa, árabe, chino, tayiko, dari o hindi. Babur se enamoró de la ciudad y quedó asombrado de su impronta cultural, donde los nobles se educaban en la caligrafía, poesía, pintura, música, iluminación de coranes y códices, y la formación de los príncipes incluía también la esgrima, la lucha, la cetrería y la caza.

El nuevo soberano de la región de Zabulistán adornó la capital con hermosos barghs, los típicos jardines persas, y se sumergió en el aprendizaje de la poesía venida de Herat, la ciudad irania poseedora de la cultura más sofisticada de la época.

Pero la nostalgia de Samarcanda, el deseo de su conquista, acompañaría a Babur durante toda su vida y en 1510, con la derrota y muerte del Shaybani Jan infligidas por el Shah Ismail de Persia en la batalla de Merv, el mogol organizó de nuevo una expedición. Esta vez contaría con la ayuda del emperador persa, quien además había liberado a la humillada Janzada y la había devuelto sana y salva a Babur.

Un año más tarde Babur entraría en Samarcanda por tercera vez, entre los vítores de una población que semanas más tarde le daría la espalda a causa de su conversión a la fe chiíta obligado por el Shah. Ello, unido a un nuevo asedio de los uzbekos, le llevó a perder definitivamente la ciudad ocho meses después y retornar a Kabul. Samarcanda ya no volvería a sentar a un timúrida en su trono.

Tumba de Babur2

Mausoleo de Babur en Kabul / LUIS MAZARRASA

Pero, pese a su amor por Kabul y sus dominios, las riquezas de esa tierra no eran suficientes para mantener las ambiciones de un ejército y unos nobles cuya lealtad tenía mucho que ver con las recompensas obtenidas en las campañas militares, por lo que Babur empezó a fijar la mirada en un objetivo que antes no había analizado seriamente: el Sultanato de Delhi. Gobernado por una dinastía afgana, los Lodi, el trono de Delhi había pertenecido hacía más de cien años a los gobernadores que Timur había designado allí después de su saqueo.

Babur, como sucesor del turco-mongol que aterrorizó gran parte de Asia, envió un emisario al sultán Ibrahim ordenándole la entrega de un territorio que se extendía desde Lahore hasta la frontera con Bengala, por el este, y hasta los dominios de los rajás hindúes en la India Central. A cambio, le ofreció un azor.

Ni que decir tiene que Ibrahim Lodi, poseedor de un ejército mucho más numeroso que el mogol, rechazó de plano tal pretensión, en un contexto en el que todas las dinastías ganaban un reino arrebatándoselo a la anterior y para él Timur no era más que el caudillo de una horda de salvajes venida del norte que destruyó la hermosa Delhi y se llevó a miles de sus habitantes como esclavos.

Después de apoderarse del enclave estratégico de Kandahar, los mogoles se enfrentaron a las tropas del Lodi –musulmanas como ellos- en abril de 1526 en Panipat, ya a las puertas de Delhi. La superioridad numérica del ejército del Sultanato era abrumadora, pero Babur contaba con un arma secreta: la artillería y los mosquetones adquiridos al sultán otomano a través de su amigo el Shah de Persia y manejados por oficiales turcos. Las armas de fuego, desconocidas en la India salvo en las batallas de los portugueses contra el Sultanato de Gujarat en el suroeste de la península, provocaron, además de una enorme sangría en las filas de Ibrahim Lodi, el pánico entre sus hombres y sus centenares de elefantes, que huyeron del campo de batalla aplastando a su propio ejército.

De este modo, Babur fundaría la dinastía Mogol que permanecería en la India hasta su derrocamiento por parte de los británicos en 1857. En sus nuevas posesiones, Babur, un aguerrido soldado, inteligente caudillo, gran nadador, luchador y cazador, pero también poeta y amante de las artes, escribiría su fascinante historia, el Baburnama, que al mismo tiempo fue una especie de enciclopedia de todo lo que había visto y conocido a lo largo de su vida, en una obra que se considera la primera autobiografía del mundo islámico.

En 1530, cuatro años después de la victoria en Panipat, Babur moriría con solo 47 años en el Fuerte Rojo de su capital, Agra. Su cuerpo reposa en una sencilla tumba de sus amados jardines de Kabul. Su hijo mayor, Humayun, que tuvo su bautismo de fuego con 17 años en aquella batalla, heredaba el trono del Imperio Mogol.

Luis Mazarrasa Mowinckel es periodista y escritor.

El mayor cementerio de América de esclavos africanos está abandonado a su suerte

10 julio, 2019

Fuente: http://www.eldiario.es

Los albañiles avisaron a Merced Guimarães y a su marido Petrúcio: cavando un agujero en la reforma de su casa del barrio de Gamboa, zona portuaria de Río de Janeiro, habían encontrado unos huesos. Parecían restos humanos. Pensaron que podía tratarse de algún asesinato y avisaron al departamento de homicidios de la Policía. Era enero de 1996, y no estaban ante los restos de un asesinato, sino ante la mayor necrópolis de esclavos de América, un capítulo arrinconado de la historia del país que aún remueve conciencias.

Bajo el número 36 de la calle Pedro Ernesto se hallaba el denominado Cementerio dos Pretos Novos [cementerio de los negros nuevos, en referencia a los africanos esclavizados recién llegados en los navíos europeos]. Los historiadores y los arqueólogos lo habían perdido de vista hacía décadas, pero existía documentación suficiente para confirmar que allí se acumularon decenas de miles de cuerpos que, apilados en condiciones humillantes en las bodegas de los barcos e infectados de escorbuto y viruela, llegaron muertos o fallecieron nada más pisar Brasil.

“El ayuntamiento vino a casa y nos pidieron que parásemos la obra”, cuenta Merced Guimarães a eldiario.es, 23 años después. “Tenían ganas de investigar”. Pero los trabajos se retrasaban demasiado y además les amenazaban con expropiarles el terreno. El hallazgo pasó a formar parte de la huella africana en Río, junto con el Muelle de Valongo –principal mercado de esclavos, también soterrado durante décadas– y la Pedra do Sal, escenario de la esclavitud y uno de los lugares sagrados de la población afrodescendiente brasileña.

En 2003, su casa ya era un lugar de culto y peregrinación de etnólogos y antropólogos. El cementerio fue trasladado allí en 1769 y funcionó hasta 1830. La montaña de cadáveres era tan grande que los quemaban para poder seguir acumulando cuerpos. Los exámenes realizados a las dentaduras sepultadas manifestaban un signo común de los grupos étnicos bantú de la actual Angola: los dientes limados.

Las administraciones se desentienden 

En 2005, Merced y su marido fundaron allí mismo el Instituto de Pesquisa y Memoria Pretos Novos. A día de hoy, cargan como pueden con la responsabilidad de conservarlo. Las tres esferas de la Administración –municipal, estatal y federal– se han desentendido. El Gobierno Federal les abandonó en 2012, en la primera legislatura de la presidenta Dilma Rousseff. Existió durante tres años un programa de “Puntos de Cultura” a nivel nacional, que les otorgó 60.000 reales [14.285 euros] por año. Aquella estructura acabó y ni Michel Temer, luego, ni ahora Jair Bolsonaro se han preocupado por esta cuestión. Del Gobierno del estado de Río de Janeiro nunca recibieron ninguna ayuda.

Este medio se ha puesto en contacto con las autoridades municipales para conocer su versión de este abandono de la memoria histórica sobre una opresión que duró siglos. Desde la secretaría municipal de asistencia social y derechos humanos indicaron que “el Cementerio dos Pretos Novos es una unidad vinculada a la secretaría municipal de cultural”. Merced Guimarães, la directora del centro, niega la mayor: con Cultura “no hay ninguna relación, ni apoyo”. Tras conversaciones telefónicas y por correo electrónico con dicha secretaría, los responsables de Cultura declinaron hacer declaraciones.

Visita de las escuelas al cementerio.
Visita de las escuelas al cementerio. INSTITUTO PRETOS NOVOS

La responsable del Instituto Pretos Novos también apunta a la Compañía de Desarrollo Urbano de la Región del Puerto de Río de Janeiro (CDURP), empresa pública municipal. Al fin y al cabo, “en su época, el convenio fue realizado con ellos”, recuerda. La CDURP ha sido la encargada de gestionar toda la remodelación de la vieja zona portuaria carioca, que se presumía uno de los legados olímpicos más importantes para la ciudad y todo un negocio para los inversores.

La compañía pública ha justificado a eldiario.es que desde el primer momento se dejó claro que “el convenio de colaboración tenía carácter temporal”. Los recursos económicos sobre los que se firmó este convenio “tenían como base legal la utilización del 3% de la recaudación de los CEPACS (Certificados de potencial adicional de construcción, que costean las obras y servicios la región portuaria) para valorización del patrimonio material e inmaterial del Puerto Maravilla”.

Pero la resaca olímpica fue demasiado grande y cuando el nuevo alcalde, Marcelo Crivella, asumió el cargo en enero de 2017, según informa la Compañía de Desarrollo Urbano de la Región del Puerto, en la cuenta bancaria del proyecto se encontraron poco menos de 400 euros. El dinero se fue en otros dos museos más turísticos durante la gestión del anterior alcalde, Eduardo Paes. De lo que realmente llegó a destinarse a la revalorización del patrimonio cultural, la mayor parte fue a parar a los grandes referentes de la remodelada Praça Mauá: el Museu de Arte de Río y el multimillonario Museu do Amanhã [Museo del Mañana, obra del arquitecto español Santiago Calatrava].

Para el Cementerio de los Pretos Novos solo sobraron 30.000 reales en 2013, otros 30.000 en 2014, 60.000 reales en 2015, y en 2016, el último año con apoyo gubernamental –el año olímpico–, se alcanzó la cifra de 85.000 reales. Buena parte del presupuesto de este último periodo fue destinado a un programa para organizar circuitos con alumnos de escuelas públicas. La CDURP también les intentó ayudar otorgándoles un premio económico.

Lo cierto es que en 2017 ya no llegó ningún apoyo público, solo la cesión esporádica de un auditorio municipal. El nuevo alcalde no se plantea retomar el convenio. En total, desde la CDURP el centro recibió lo equivalente a 49.000 euros entre 2013 y 2016. Ahora son casi dos años y medio abandonados a su suerte, viviendo de donaciones –pueden hacerse a través de internet y en el propio centro hay una hucha– y de lo recaudado en dos cursos de posgrado que coorganizan con la Universidade Santa Ursula. Aún así consiguen milagros, como haber reformado la biblioteca del centro.

Sin salida, el mayor cementerio de esclavos de América puede estar abocado al cierre, lo que eterniza también un racismo que ya forma parte de la genética de buena parte de la población brasileña, apuntan sus defensores. La directora reconoce estar “desesperada”. Se dispone a lanzar una campaña para conseguir que mil personas se comprometan a abonar una cuota de 10 reales al mes (2,30 euros), para ir avanzando con 120.000 reales al año. También ha pensado presentarse en la Asamblea Legislativa del estado de Río e intentar hacer entender a los diputados que bajo esa biblioteca remodelada hay miles de cadáveres sin nombre.

Perlas informativas del mes de junio 2019

9 julio, 2019

Fuente: http://www.eldiario.es

España

Resetear

Tomen nota en la RAE. Resetear: Pactar un gobierno con la derecha en lugar de con Unidas Podemos (El Español, 3 de junio).

García-Page

Fiscalía que multa

“La Fiscalía multa a Rommy Arce por injurias a policías tras la muerte de un mantero”, titula El Confidencial el 4 de junio. Pero no es verdad, la fiscalía no multa, propone una sanción que luego se decidirá en un juicio, como bien reconocen en la primera línea del texto de la noticia: “La Fiscalía solicita una multa de 5.760 euros para la concejala del Gobierno de Manuela Carmena en Madrid Rommy Arce, al considerar que los tuits que escribió sobre la muerte de un mantero en el barrio de Lavapiés injurian a la Policía e influyeron en los disturbios posteriores”.

Multa a Rommy Arce.

Cinco para ver al Borbón

No queríamos que nuestros líderes republicanos fuesen a ver al rey, pues van a ir cinco por el mismo grupo político del Parlamento: Pablo Iglesias, (Podemos), Juantxo López de Uralde (Equo), Yolanda Díaz (En Marea), Alberto Garzón (IU) y Jaume Asens (En Comú Podem) (ABC, 4 de junio).

Cinco versiones distintas de Podemos

Entre la espada y la pared

Alguien debería explicarle a Santiago Abascal, y al aparecer también al ABC, que la expresión “entre la espada y la pared” se refiere a una ubicación, no a que elijas entre llevarte una espada o llevarte una pared como si te hubieran tocado en una tómbola.

ABASCAL

Vas a entrevistar al facha y le cortas por facha

Telebasura es esto: La periodista Carmen Chaparro en Cuatro el 10 de junio se va con un equipo móvil de televisión a recoger la opinión sobre la exhumación de Franco a un chino franquista, que tiene un bar repleto de símbolos franquistas y lleva una camiseta del Valle de los Caídos. Y cuando empieza a decir las previsibles tonterías e insultos fascistas, ella, en un arrebato de dignidad periodística y defensa de la democracia interrumpe la entrevista.

Valle de los Caídos

Así se hunde la economía

Estáis hundiendo la economía y a los empresarios con vuestro cafelito (El Mundo, 14 de junio).

PAUSA

Problemas para los bancos

A ver si por querer tener vivienda le vais a crear un problema a los bancos (El Español, 17 de junio).

Vivienda

Subida de sueldo no, subida de motivación

Todo el reportaje insistiendo en que “ni un aumento de sueldo ni más días de vacaciones lo arreglan”, el secreto es “la motivación interna”. No veo bien dónde han preguntado a los trabajadores qué piensan de esas opciones y han dicho que trabajar menos o cobrar más no les motiva. Por cierto, los redactores de El País tampoco parecen muy motivados para escribir porque estaban retuiteando el 17 de junio un texto del 30 de abril.

MOTIVACIÓN TRABAJADORES

¿Qué tal se encuentra, señor violador?

Lo contaba en un tuit Rosa María Artal el 21 de junio. Cómo será el espíritu de justicia y crítico del periodista frente al entrevistado que la pregunta de los periodistas a uno de los miembros de La Manada al entrar en comisaría sentenciado a 15 años de prisión por violación, fue “¿qué tal te encuentras?”

Rosa María Artal💜@rosamariaartal

Dicen que no ha querido contestar a los periodistas al entrar en comisaría. Queréis creer que los “periodistas” le han preguntado: ¿qué tal te encuentras?

No digas engañar

Cómo cambian los titulares si el director general de comunicación de la empresa eléctrica es colaborador habitual del periódico (CincoDías frente a El Comercio, ambos el 24 de junio).

Endesa
Endesa

El sol que gasta energía

Es curioso cómo aceptamos la paradoja de que cuando nos llega más energía del cielo, en lugar de conseguir ahorrar dinero en producirla, debemos gastar más para neutralizarla (Antena3, 26 de junio).

sol

Nuevo periodismo

Estudiar Periodismo para esto (ABC, 27 de junio).

Amaia

Banderas

¿No tenéis la impresión de que muchos medios (y políticos, por supuesto) lo que quieren es que nos pasemos el tiempo discutiendo sobre banderas y su ubicación? (El País, 28 de junio).

ORGULLO

Internacional

Resurrecciones en Corea del Norte

Si uno escribe en google “exnovia de Kim Jong” encontrará decenas de titulares informando de que la cantante Hyon Song Wol fue fusilada en Corea del Norte por un vídeo en el que aparece bailando y que fue considerado pornográfico (“Fusilan a una exnovia de Kim Jong Un por un escándalo pornográfico”. Europa Press, 29-8-2013). Pues bien, RT informaba el 9 de junio de que fue vista junto al presidente norcoreano y que tiene un alto cargo en el gobierno de Corea del Norte. Y no es el único caso de resurrección en Corea del Norte. El 31 de mayo publicaba Reuters esta noticia: “Corea del Norte ejecuta a enviado para temas nucleares en purga tras fallida cumbre con EEUU”. Y tres días después, como Jesucristo, ya estaba resucitado. Y además en la ópera: “Reaparece en la ópera un diplomático norcoreano después de que lo dieran por ejecutado” (La Vanguardia, 3 de junio).

Apagones y países

Circuló mucho por las redes la diferente forma de titular de El País según los apagones fuesen en la bolivariana Venezuela o la neoliberal Argentina.

apagón
apagón

Luchamos a favor de la inflación

El pasado 18 de junio se supone que la inflación de la eurozona en mayo fue del 1,2% y que la meta de la UE es que fuese 2%. De modo que el presidente del BCE dijo que habría que actuar “si se verifica que la meta de inflación continúa en riesgo”,  “si el retorno sostenido de la inflación a nuestro objetivo se ve amenazado, se requerirán estímulos adicionales”. “No estamos resignados a tener una baja inflación” (Público, 23 de junio). Ahora resulta que para que esto funcione nuestro dinero debe valer cada vez menos y deben subir el precio de las cosas. Lo de luchar contra la inflación era cosa de otros tiempos.

Represión futura

Para la CNN del 21 de junio, Nicaragua es noticia por la represión. Si no la hay no importa, la que habrá.

Nicaragua

Colón no llegó a América

Leo en el Huffington Post del 24 de junio que en Estados Unidos cambiaron los libros de texto de primaria porque la fecha en que decían que Colón llegó a América no era la que llegó a Estados Unidos y, claro, América es EEUU, no cualquier otro país del continente.

Shakira exiliada

¿Entonces Shakira es una cantante exiliada colombiana en España? (CNN, 27 de junio).

VIOLINISTA

España lleva 15 años sin completar el inventario obligatorio sobre el estado de salud de los humedales

8 julio, 2019

Fuente: http://www.eldiario.es

España acumula 15 años de retraso para completar el Inventario Nacional de Zonas Húmedas, una herramienta establecida por ley para “conocer su evolución y, en su caso, indicar las medidas de protección”, según el decreto de 2004 que lo desarrolla. La importancia de los humedales se ha acrecentado en los últimos años por revelarse como barrera capital ante los efectos de la crisis climática: protegen las costas, alivian las sequías e inundaciones y absorben gran cantidad de CO2.

Los humedales son ecosistemas de transición entre sistemas acuáticos y terrestres. Extensiones cubiertas de agua ya sea de forma permanente o temporal, dulce, salada o salobre. Abarcan una multitud de variedades: pueden ser marismas, pantanos, turberas, riberas o deltas. Incluyen parajes como Doñana, l’Alfubera de Valencia o Adra, la desembocadura del Ebro, las Tablas de Daimiel… Su inventario está padeciendo un desarrollo “poco ágil, ya que las inclusiones de nuevos sitios en el mismo deben ser obligatoriamente solicitadas por las comunidades autónomas”, explica el último Informe sobre el Estado del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad en España (culminado en diciembre de 2018).

Hasta ahora han cumplido siete: Andalucía, La Rioja, Madrid, Comunitat Valenciana, País Vasco, Principado de Asturias “y más recientemente Castilla-La Mancha, una de las que más espacios tiene”, indican fuentes del Ministerio de Transición Ecológica. Suman 681 espacios. “La Región de Murcia está a punto”, añaden en el Ministerio. ¿Son muchas? ¿Son pocas? Hasta este momento, la recopilación más exhaustiva la  realizó la Dirección General de Ordenación Hidrológica en 1991 con más de 1.400 zonas húmedas mayores de 0,5 hectáreas.

Necesidades de agua

El retraso provoca que no se culmine “la determinación de los requerimientos hídricos de los humedales” [las necesidades de agua], al tiempo que lastra el cumplimiento de objetivos oficiales sobre biodiversidad y “la aplicación del Convenio Ramsar –de humedales de importancia internacional– por parte de España”, según indica el documento de seguimiento del Plan Estratégico de Patrimonio Natural. Los técnicos dejan por escrito que se da “escasa cooperación interadministrativa”. Con todo, en el Ministerio de Transición Ecológica insisten en que la falta del Inventario no implica que no se proteja el espacio natural.

Esta herramienta tiene como objetivo reconocido “el seguimiento del número y estado de conservación de estos ecosistemas y, en su caso, facilitar información relacionada con posibles medidas de conservación o restauración”. Conocer cuántos hay y cómo están. La ley estableció la necesidad de inventariar las zonas húmedas en España en 1985. Cuatro años después, en 1989, la ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres especificó que “se elaborará y se mantendrá permanentemente actualizado un Inventario Nacional de Zonas Húmedas, a fin de conocer su evolución y, en su caso, indicar las medidas de protección que deben recoger los planes hidrológicos de cuencas”. El decreto que desarrolló esa obligación se publicó en 2004.

Algunos ejemplos de humedales que todavía esperan: el embalse de Orellana (Extremadura), las marismas de Santoña (Cantabria), las rías de Ortigueira (Galicia), Aigüa Molls de l’Empordá y el delta del Ebro (Catalunya) o la laguna de la Nava de las Fuentes (Castilla y León).

Con todo, el informe anual sobre biodiversidad del Gobierno considera que el 49% de estos ecosistemas está conservado, el 32% bien conservado, el 16% alterado y el 3% muy alterado. Sin embargo, la organización SEO-Birdlife ha calculado que, de los 74 humedales clasificados como de relevancia internacional, el 54% presenta un estado “pobre o muy pobre”.

Agentes contra el cambio climático

La riqueza de humedales en España se despliega tanto en lo cuantitativo como en lo cualitativo. Algunos humedales “son únicos en cuanto a su funcionamiento y a la presencia de numerosas especies animales y plantas raros, endémicos o amenazados, o son lugares clave dentro de las rutas migratorias de numerosas aves”, pondera el Plan Español para la Conservación y Uso Racional de los Humedales. España es el tercer país con más espacios naturales incorporados a la Convención Ramsar con esos 74. Solo Reino Unido (170) y México (142) están por delante en esta lista de la aristocracia ecológica.

(CORR) Medio Rural espera tener listo el PORN del Parque de las Marismas de Santoña a finales de año
Marismas de Santoña.

Esta riqueza hace que los ecosistemas húmedos sean especialmente relevantes para España debido a su rol en el freno al cambio climático. La Convención Ramsar ha subrayado que “protegen las costas de los fenómenos meteorológicos extremos”. Los temporales con olas y vientos extremos son un efecto del cambio climático especialmente preocupante para España.

Los responsables de la Convención explican que los humedales continentales reducen las inundaciones y alivian las sequías. Ambos fenómenos golpean España. Las inundaciones son el desastre natural más mortífero y la escasez de agua se repite periódicamente. “Funcionan como esponjas absorbiendo el exceso de agua de la lluvias” y durante las épocas de sequía en climas áridos “liberan el agua almacenada reduciendo la escasez de agua”, detallan. La desertificación en las tierras áridas es uno de los principales problemas que afronta España por la crisis climática. Además son grandes sumideros de carbono proveniente de las emisiones de CO2. Por ejemplo, las turberas (que cubren el 3% de la superficie terrestre) absorben el 30% del carbono del planeta, más que todos los bosques. “Son los sumideros de carbono mas eficaces”, subrayan.

La evaluación de SEO-Birdlife explica que la principal presión y amenaza de los humedales es la gestión del agua. Después le siguen, a partes iguales, el urbanismo, la contaminación, la agricultura y la climatología. Casi todas relacionadas con la acción humana.

El secretario de Estado de Medio Ambiente en funciones, Hugo Morán, admitió en mayo de 2019 que España necesita a los humedales como “una solución de la naturaleza” para frenar la pérdida de biodiversidad y mitigar el cambio climático. Morán reconoció que hace falta una nueva estrategia para estos ecosistemas que complete su conversación y los destaque en las nuevas planificaciones hidrológicas. Al fin y al cabo, el plan aún hoy en vigor es de 1999. Hace 20 años.

Marta Flich: “La gente se debería rasgar las vestiduras cada vez que un político promete bajar los impuestos”

7 julio, 2019

Fuente: http://www.eldiario.es

La economista, actriz, humorista y presentadora de televisión valenciana Marta Flich ha publicado su primer libro. En Necroeconomía: El manual para entender la economía perversa (Grijalbo, 2019) comparte de manera más extensa y detallada las reflexiones sobre impuestos, mercado de trabajo o pensiones que habitualmente divulga en formato audiovisual, a menudo con un tono humorístico. Acompaña cada capítulo con ilustraciones del dibujante Darío Adanti.

En este manual “de economía sin números”, con el que pretende traducir a un “lenguaje inteligible” conceptos que se suelen trasladar voluntariamente “encriptados”, Flich habla también de política, corrupción, energías renovables o redes sociales, como explica en una entrevista con eldiario.es.

En su libro crea un nuevo término que llama necroeconomía y que define como todo aquello que se rentabiliza a partir del dolor, la muerte, la injusticia, la desgracia o todo a la vez. ¿Cuál sería el opuesto la necroeconomía?

El opuesto a la necroeconomía sería una economía progresista. Y sí que creo que haya una economía alternativa a ésta. La necroeconomía para mí, aparte de todo esto que has mencionado, es también esta nueva forma de política económica o de economía política en la que soy feminista pero cuando estoy en el poder no dedico recursos económicos a las partidas que garantizan la igualdad o la lucha contra la violencia machista. O garantizo que no va a haber una lista de espera en dependencia pero no doto las partidas presupuestarias de la ley de la dependencia. O sé que las mujeres, de forma cultural, equivocadamente, tienen que encargarse de los dependientes, y que por eso tienen que entrar y salir de un mercado de trabajo más precario y con contratos peores, pero no pongo remedio a todo esto.

Esto es necroeconomía y se está practicando desde todos los ámbitos pero también desde el Gobierno, las personas que trabajan para nosotros. Esto no deberíamos olvidarlo nunca. Los que gestionan nuestros presupuestos, nuestro dinero o los impuestos que se cobran de nuestros salarios. Esta gestión debe ir acompañada de los principios de igualdad y de progreso.

En el tema de los impuestos en estas elecciones se han hecho dos bandos: una derecha que promete bajarlos y una izquierda que dice, pero con la boca pequeña, que hay que mantenerlos y subir algunos. ¿Cree que es un tabú para los políticos explicar de verdad por qué hace falta pagar impuestos si se quiere tener un Estado de bienestar?

Yo creo que no tiene que ser tabú. Hasta ahora ha sido un tabú porque la derecha cree en la inverosímil “curva de Laffer”, que dice que cobrando menos impuestos se puede tener un Estado de bienestar alto. Para tener un Estado de bienestar entendido como educación pública, sanidad, cultura y pensiones, obviamente se tiene que subvencionar a través de los impuestos.

La derecha quiere dejar en un 38% del PIB los ingresos (impuestos) y los gastos. Cantidades muy similares a las de Bulgaria o Rumanía. Esto no es un Estado de bienestar desarrollado. La media de ese porcentaje en la Unión Europea es un 42% del PIB. Eso significa que para mantener el Estado de bienestar, cosa que a la derecha no le interesa porque que son muy fans de las privatizaciones y de desviar lo público a manos privadas, esta carga impositiva tiene que aumentar, pero no a las rentas pequeñas o a las partes más bajas del IRPF y a las clases medias. Hay que cargar a las grandes fortunas, a las grandes empresas, no a las pymes, que son un altísimo porcentaje del tejido industrial español. Las grandes empresas no tienen que tener exenciones, deducciones, ese tipo de cosas que facilitan que luego las tasas efectivas que se pagan sean muy pequeñas.

Si esto se explica bien, en un sistema en que la Constitución insiste que tiene que ser progresivo, la gente se rasgaría las vestiduras cada vez que alguien dijera que hay que bajar los impuestos porque en realidad en lo que se traduce es en que nunca la bajada de impuestos repercute a las rentas bajas y siempre facilita la evasión a las grandes fortunas.

En el libro habla de pensiones dignas y renta básica universal. ¿Ve este escenario posible en el futuro? La irrupción de la extrema derecha es una vuelta de tuerca a las ideas ultraliberales más salvajes, y ya hemos visto como acaban contaminando el resto del discurso.

El artículo 10 de la Constitución dice que se tiene que garantizar la paz social. Y si votamos a la ultraderecha, la paz social se va a terminar en el momento en el que le digas a una persona que ha cotizado toda la vida “no tienes una pensión”, y cada vez somos más los que vamos cumpliendo años. La conclusión sería “cuidado con lo que votamos, que luego puede traer consecuencias, sobre todo si nos mienten”. Pero volviendo a si veo en el futuro el mantenimiento de las pensiones o la renta básica universal, la respuesta es sí. Hemos visto que la jubilación, entre comillas, del rey emérito, va a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. Bueno pues igual las pensiones tienen que ir también a cargo de los Presupuestos cuando no coticemos lo suficiente.

Tendría que haber un cambio del modelo productivo que garantice que tengamos mejores productividades, más valor añadido y por lo tanto que este valor añadido se traslade también a los salarios y que de esa forma coticemos más, de manera que no pongamos las pensiones en jaque y se pueda volver a llenar esa hucha de las pensiones. Ahora estamos además en un momento muy bonito en el que después de todas las cortapisas que se ha puesto a la energía renovable en este país por una cosa que llama oligopolio eléctrico, Europa nos está llamando la atención. Ahí hay una ocasión fantástica para cambiar el modelo productivo, las energías renovables tienen un alto valor añadido y podrían generar muchísimos empleos.

Estos temas que menciona están en el programa electoral de partidos de izquierda como el PSOE y Unidas Podemos. ¿Cómo contempla el cierto mercadeo y el pulso que ha empezado después de las elecciones entre estas dos fuerzas?

Partiendo de la base de que la política es el arte del diálogo, de poder llegar a acuerdos que faciliten la vida digna y la mejora de las condiciones de vida de las personas, veo necesario que se hable de cosas en común entre partidos progresistas para poder afianzar y sacar adelante determinadas políticas sociales que de otra forma no se podría hacer.

Lo que pasa es que, bajo mi punto de vista, hay algunos políticos que pecan un poco de adanistas, que creen que están haciendo las cosas por primera vez, que están inventando algo. Esto viene también mezclado con cierta falta de madurez que hace que pongan por encima sus egos, sus preferencias, sus personalismos, sus estrategias, en lugar de trabajar para la sociedad en España. Ante estas cortapisas, egos y faltas de madurez, infantiles y absurdas, creo que cuando determinados políticos no son capaces de ponerse de acuerdo para facilitar políticas deberían irse, y dejar que entren otros que sí hagan su trabajo.

Además de economía, en su libro habla de internet y redes sociales ¿Cree que el discurso público se empobrece más o se enriquece con esta manera de comunicar?

Tiene dos vertientes: una que me parece preciosa y es poner al alcance al político o al personaje público de las personas. Una señora de un pueblo de Valladolid puede ponerle un tuit al presidente del Gobierno. También es bueno porque puedes acceder a determinada información de otra forma sería más complicado. Yo empecé a trasladar mi trabajo de redifusión a través de las redes sociales.

Pero también es verdad que en redes sociales se forman microclimas de información sesgada: yo sigo una serie de personas que piensan como yo y entonces creo que el universo es lo que estoy viendo allí. Y la inmediatez de las redes sociales, la falta de profundidad, la potencia del titular, facilita que se te tergiverse o que intencionadamente se creen fake news. Aquí tenemos que acostumbrarnos a hacer pedagogía: “cuidado, dónde lo estás leyendo, quién lo ha publicado, quien más se ha hecho eco”. Y hay otra parte negativa que son los haters, el maltrato, el insulto, a través de redes sociales, que a veces roza lo penal.

¿Usted qué hace en esos casos de insulto personal?

Antes los bloqueaba y ahora tengo un filtro con el que solo puedo leer a la gente a la que sigo y a las cuentas autorizadas, así que me ahorro un montón. No hay que hacer el más mínimo caso y además a las mujeres siempre hay cierta tendencia primero a desacreditarnos y luego a meterse con nuestro físico, con nuestra edad. Y la versatilidad el machismo no la entiende. A mí a veces me critican por ser presentadora. Le habría estallado la cabeza a esta gente con el renacentismo.

Siendo mujer y humorista, con una imagen distinta a la habitual en los economistas ¿ha tenido que luchar especialmente por mantener la credibilidad profesional dentro de la economía?

Tengo credibilidad no solo por a lo que me dedico sino porque también formo parte, por ejemplo, de Economistas Frente a la Crisis y otros espacios de economistas progresistas. Estoy con pesos pesados de la economía de este país. Utilizo la vía del humor para hablar de Economía pero también estoy en foros muy rigurosos y mis fuentes son absolutamente fiables. Es verdad que existen digitales de derechas que se han creado para intentar dinamitar a los progresistas. Y también suele estar bastante ligado con el machismo. Desde ahí se me suele atacar bastante, pero si ladran me parece estupendo. Cada vez que alguien trata de desacreditarme por mi aspecto, creo que se hace un selfie y queda retratado en su psicología y su capacidad.

El Día D que no llegó a España

6 julio, 2019

Fuente: http://www.elpais.com

Tras el desembarco en Normandía y la retirada alemana de Francia, una parte de la oposición española en el exilio creyó que el derrocamiento de Franco y de los fascismos estaba cerca.

Aniversario Dia D
Un caza británico utilizado durante la Segunda Guerra Mundial, en una estación de metro en Londres por el 75º aniversario del Desembarco de Normandía. ANDY RAIN EFE

El éxito del desembarco en Normandía, el 6 de junio de 1944, el Día D, abrió la fase final de la guerra en Europa, que culminó, tras los 11 meses más sangrientos de la contienda, de bombardeos y millones de muertos civiles, en la rendición del Ejército alemán.

Muchos de los antiguos luchadores del bando republicano se enrolaron en la resistencia francesa contra el nazismo, pensando que aquella era todavía su guerra, la que acabaría con todos los tiranos, y Franco era el mayor de ellos, elevado al poder con la ayuda de las armas italianas y alemanas, permitiéndoles volver a sus casas, a sus trabajos y a sus tierras.

Más información: 

Tras el desembarco en Normandía y la retirada alemana de Francia, una parte de la oposición española en el exilio creyó que el derrocamiento de Franco y de los fascismos estaba cerca. La Unión Nacional Española, organización promovida por el Partido Comunista, planteó una invasión abierta y masiva por los Pirineos, la operación Reconquista de España.

Entre el 14 y el 28 de octubre de 1944, cerca de 4.000 hombres ocuparon varias poblaciones del Valle de Arán, hasta que Vicente López Tovar, jefe militar de las operaciones, tuvo que ordenar la retirada, dejando un balance de más de 100 muertos entre los guerrilleros (30 en las fuerzas armadas franquistas) y cientos de heridos y prisioneros.

El sueño de derribar a la dictadura por la fuerza y de que los aliados, tras vencer a Hitler, intervinieran contra ella no se cumplió. Más allá de los guerrilleros y de los combatientes españoles que participaron en la batalla de Normandía en unidades norteamericanas, francesas y británicas, la repercusión de aquellos acontecimientos en España —la de vencedores y vencidos, penuria, hambre, miedo, cartillas de racionamiento y estraperlo— fue escasa.

A partir de ese momento, cuando la suerte de la Segunda Guerra Mundial comenzó a cambiar claramente a favor de las potencias aliadas, la propaganda franquista, para sobrevivir al fascismo en Europa, comenzó a presentar a su Generalísimo como un estadista neutral e imparcial que había sabido librar a España de ese desastre global de seis años de destrucción y muerte. Había que desprenderse de las apariencias fascistas y resaltar la base católica, la identificación esencial entre el catolicismo y la tradición española.

El régimen que había salido de la guerra civil nada tenía que ver con el fascismo, declaró Franco en una entrevista a United Press el 7 de noviembre de 1944. Lo que había en España era una “democracia orgánica” y católica. Enrique Pla y Deniel, el primado del episcopado español, apoyó el argumento: “Que la hora de la paz mundial sea también la hora de la consolidación de la paz interna de España”. No había nada que revisar. Normandía no fue un momento crucial en la historia de España.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project