Elin Ersson, la activista sueca del avión: “Sabía que no podía echarme atrás, que tenía que hacer lo que pudiera”

17 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

“¡Queremos irnos, siéntate!”, le gritan los enfurecidos pasajeros del avión a Elin Ersson mientras ella se filma a sí misma y lo retransmite en directo por Facebook. Con los mofletes tiñéndose levemente de rojo y los ojos llorosos, Ersson permanece de pie y con la voz firme en la grabación. Un tripulante del vuelo Gotemburgo-Estambul le pide una y otra vez que apague el teléfono, que se siente o se baje del avión. Le dice que es una “pasajera rebelde”. Ersson se mantiene en sus trece. “Hago lo que puedo para salvar la vida de una persona”, dice.

¿Se sintió incómoda o expuesta? “Estaba tan metida en el momento que ni me daba cuenta de que todos me miraban”, dice Ersson por teléfono desde Suecia. “Toda mi atención estaba puesta en detener una deportación a Afganistán”.

Más de dos millones de personas han visto en Internet el vídeo de la protesta de Ersson que ella misma filmó el lunes mientras intentaba impedir la deportación de un solicitante de asilo. “No voy a sentarme hasta que esta persona se baje del avión”, dice. Y sigue de pie, con la cámara del teléfono apuntando hacia su cara porque otros pasajeros no querían ser filmados.

La atmósfera parece hostil. Un británico del que sólo se oye la voz se le acerca. “Estás molestando a toda la gente ahí”, dice. “No me importa lo que pienses”. También intenta quitarle el teléfono pero una azafata se lo devuelve a Ersson. Alguien más dice: “Estás impidiendo que todos estos pasajeros lleguen a su destino”. La respuesta de Ersson es incontestable: “Pero ellos no van a morir, él va a morir”.

Cuando al fin se emociona no es por la hostilidad de un puñado de personas sino por el apoyo de otros pasajeros. La gente empieza a aplaudirle. A tres filas de donde está, un hombre se levanta para decirle que está con ella. Un equipo de fútbol en la parte trasera del avión también se pone de pie.

“Me sentí bien cuando el chico de Turquía empezó a hablar conmigo para hacerme saber que no estaba sola”, dice Ersson. “Me sentí muy bien. Me decía que lo que yo estaba haciendo estaba bien”.

Ersson pensaba que la deportación que iba a impedir era la de un joven afgano, aunque una vez en el avión, se dio cuenta de que a él no lo habían subido. Antes del vuelo en el aeropuerto, la familia del joven y Ersson se habían acercado a los pasajeros para informarles de lo que estaba sucediendo. Entre las personas con las que habían hablado figuraban los miembros del equipo de fútbol que “apoyaban la causa”: “Sabía que había gente que apoyaba la idea de que yo me pusiera de pie. Tenía el apoyo mental que necesitaba”.

Al avión sí habían subido a un hombre afgano de unos 50 años para su deportación. Finalmente, la tripulación lo hizo bajar por la puerta de atrás. Ersson no pudo ver cómo bajaba (había otras personas de pie para ver qué pasaba) y tampoco lo vio en la pista una vez que se bajó del avión.

“Me hicieron asomarme por la puerta delantera del avión y no lo pude ver con mis propios ojos, pero estaban diciendo que allí estaba, escuché lo que hablaban entre ellos y de verdad me pareció que su deportación había sido cancelada”. Y añade: “Me sentí bien”.

Ersson tiene 21 años y estudia en la Universidad de Gotemburgo para formarse como trabajadora social. Lleva alrededor de un año trabajando de forma voluntaria con grupos de refugiados.

En 2015, 163.000 personas pidieron asilo en Suecia. Entre ellos, 35.000 menores no acompañados. Pero la política del Gobierno ha sido la deportación, especialmente con los afganos. Aunque representan más de la mitad de los refugiados en Suecia, el país sólo ha concedido asilo al 28% de los solicitantes afganos. Afganistán es considerado “seguro”, aunque los grupos humanitarios digan que es un país frágil y en conflicto. En 2017, más de 3.000 civiles murieron en Afganistán. Otros 7.000 resultaron heridos.

“Allí la gente no tiene garantías de ninguna seguridad”, dice Ersson. “No saben si van a vivir otro día. He escuchado las historias de las personas de Afganistán a medida que las he conocido trabajando con ellas y estoy cada vez más convencida de que nadie debería ser deportado a Afganistán porque no es un lugar seguro. La forma en que estamos tratando a los refugiados en este momento… Creo que podemos hacerlo mejor, especialmente un país rico como Suecia”.

Una respuesta global a su vídeo

Suecia celebra en septiembre sus elecciones generales y la inmigración ya está en el centro del debate. Las encuestas muestran un fuerte apoyo al partido anti-inmigrante Demócratas Suecos (Sverigedemokraterna), vinculado a los supremacistas blancos y a los grupos neonazis.

A Ersson le preocupa que el país esté derivando hacia la extrema derecha. “Prácticamente todos los meses me topo con nazis por la calle; mi sensación es que están ganando fuerza y que van a votar (a los Demócratas Suecos) cuando lleguen las elecciones”.

Ersson se siente gratificada por la respuesta global que ha tenido el vídeo. “Espero que la gente empiece a preguntarse cómo trata su país a los refugiados. Necesitamos empezar a ver a las personas cuyas vidas están siendo destruidas por nuestras políticas de inmigración”.

No es la primera vez que Ersson se involucra en impedir las deportaciones. Tiene experiencia ayudando a refugiados para que accedan a asistencia legal y retrasen el proceso de deportación. Pero esta es la primera vez que se sube a un avión para intervenir. Un grupo de activistas, en su mayoría conectados a través de Facebook, se había enterado de que había un joven a punto de ser deportado. Recaudaron dinero para pagar un pasaje, Ersson fue a casa a buscar su pasaporte y se fue directamente al aeropuerto.

Resultó que aquel joven no estaba en el avión, pero “había rumores” de que los funcionarios de inmigración habían estado trasladando a otras personas para su deportación. Se enteraron de que una de esas personas era un afgano de unos 50 años. Ersson no sabía nada de él, ni siquiera su aspecto, pero pronto se dio cuenta de que él sí estaba en el avión y el joven, no. Ersson se le acercó por detrás y habló brevemente con él, antes de que la empujara una de las guardias de seguridad que lo acompañaban.

“Cuando ella empezó a tocarme y a empujarme, cogí el teléfono y empecé a filmar por si me pasaba algo, quería asegurarme de que los demás sabían lo que estaba pasando”, dice Ersson, que grabó el vídeo desde la parte delantera del avión, donde estaba su asiento. La retransmisión en directo también servía para que la familia del joven, aún en el aeropuerto, supiera que a él no lo habían subido a ese avión.

Ersson era consciente de que muchos de los pasajeros estaban enfadados. “Primero se enfadaron porque los tripulantes me hablaban y yo no les hacía caso, pero cuando entendieron lo que estaba haciendo, la mayoría pensó que estaba bien”. Estaba decidida, dice. “El británico era muy agresivo pero yo sabía que había leyes que me protegían. Sabía que tendría el respaldo de los responsables de la seguridad en el avión. Aunque él estaba enfadado porque su avión se retrasaba, yo sabía que no podía tocarme ni coger mi teléfono”.

“Sobre todo, me sentí apoyada por los pasajeros del avión. Fue de verdad muy emotivo pero yo tenía una misión y simplemente estaba asegurándome de llevarla a cabo”. Ersson cuenta que estaba nerviosa en el aeropuerto y que no estaba segura de que fuera a salir bien. “Me sentí así cuando vi a la familia llorando, no sabía si iba a poder hacerlo”, dice. “Pero sabía que no podía echarme atrás porque era mi nombre el que estaba en el pasaje, tenía que hacer lo que pudiera”.

La trágica postdata es que Ersson cree que el joven cuya deportación trataba de impedir originalmente fue trasladado a Estocolmo, donde lo subieron a otro vuelo. “Así es como funcionan las deportaciones en Suecia. Las personas involucradas no saben nada y no se les permite ponerse en contacto con sus abogados o familiares”, dice un día después en un mensaje de texto. “Mi objetivo final es poner fin a las deportaciones a Afganistán”.

Traducido por Francisco de Zárate

Anuncios

Mafalda contra el ‘aguilucho’: así se utilizó a un personaje “antifascista” para hacer apología de lo contrario

16 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

La influencia de Mafalda va más allá de sus viñetas. La ilustración de Joaquín Salvador Lavado, más conocido como Quino, también se ha convertido en adalid de movimientos incluso contrarios al propio autor. ¿El último caso? Poner con un montaje al personaje  a favor de los grupos “provida” en medio del debate sobre legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina.

El dibujante de 86 años desmintió el bulo con un comunicado en el que aclaró que no había autorizado la imagen y que esta no reflejaba su posición. Sin embargo, no es la primera vez que los personajes de Quino acaban siendo apartados de su significado inicial para defender ideas políticas totalmente opuestas.

En España, el caso más llamativo fue cuando usaron los personajes del ilustrador argentino para convertirlos en iconografía franquista. Así lo recoge la historia narrada por el periodista Carlos García Santa Cecilia que fue portada de El País el 10 de abril de 1985.

En esas fechas, comenzaron a venderse pegatinas de personajes como Mafalda o Snoopy como si pertenecieran a la Falange. “En la época de los 80 estos símbolos eran utilizados por cierta derecha en torno al barrio de Salamanca (Madrid). Ponían estas figuras con banderas españolas, pero con el escudo de Franco”, recuerda el periodista en conversación con eldiario.es.

Pegatina de de Guille (el hermano de Mafalda) portando la bandera de la dictadura franquista a la venta en la página todocoleccion.net
Pegatina de de Guille (el hermano de Mafalda) portando la bandera de la dictadura franquista a la venta en la página todocoleccion.net TODOCOLECCION.NET

Las pegatinas que despertaron el enfado de Quino mostraban a Guille, el hermano pequeño de Mafalda, portando la bandera con el escudo correspondiente a la etapa de la dictadura. Como aparece en el texto de Carlos García, Quino manifestó entonces estar “profundamente molesto” por esto, ya que sus personajes “están a favor de la democracia y son, desde luego, antifascistas”.

Siendo de padres malagueños y familia republicana, al dibujante le costaba dar crédito de aquello. “No entiendo cómo han cogido a mis personajes, tan distintos de su ideología”, criticaba. Una ideología, la franquista que, como recoge la BBC, obligó a los editores a colocar una franja en la portada de Mafalda etiquetándola como obra “para adultos” cuando sus historietas llegaron a nuestro país.

El experto en cultura recuerda perfectamente el momento de la entrevista: “Quino estaba en una tertulia con amigos tomándose un wiski y allí había un periodista joven dándole la vara todo el rato. Ese periodista era yo”.

Fue entonces cuando el autor argentino le comentó que había visto estas pegatinas a la venta incluso en el propio ministerio de Cultura, una afirmación que posteriormente el profesional corroboró colándose en la institución. “Subí a la cuarta planta, donde había un ventanal en el que vendían tabaco y cuatro cosas más para los funcionarios. Entonces me acerqué y allí estaban las pegatinas. Es más, las compré”, rememora entre risas.

Dibujo de Quino que apareció en la portada de El País el 10 de abril de 1985
Dibujo de Quino que apareció en la portada de El País el 10 de abril de 1985 EL PAÍS | QUINO

Aun así, al relato de Carlos García Santa aún estaba incompleto. Ángel Fernández-Santos, que por entonces era subdirector de Cultura, pidió al periodista que consiguiera unas ilustraciones de Quino para mostrar a sus personajes protestando contra los franquistas, algo complicado cuando el artista hacía más de diez años que no dibujaba a aquellos personajes.

La negociación fue complicada y a contrarreloj, ya que restaban pocas horas para el cierre de esa edición, pero lo consiguió. “No sé cómo lo hice. Le insistí tanto que después de llevar tanto tiempo sin pintar a Mafalda al final lo hizo y luego fui corriendo al periódico”, menciona sobre unas ilustraciones que conserva enmarcadas en la pared de su casa.

El fenómeno de la apropiación

Isabella Cosse, profesora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) de Argentina, investigadora de  CONICET y autora del libro Mafalda: historia social y política (2014) explica a este periódico que es complicado saber por qué los defensores de Francisco Franco acabaron utilizando a Mafalda, ya que “siempre está el papel activo de quienes leen e interpretan una creación artística y cultural”. Por este motivo, sostiene que las apropiaciones “están vinculadas con la complejidad de la historieta, que pone en juego personajes con diferentes inscripciones ideológicas”.

A pesar de que su creador ha intentado desmentir algunas de estas”apropiaciones”, en ocasiones, dada la imparable tendencia, resulta casi imposible hacer frente a todas. “Son innumerables y constantes. La tira es sentida por muchos lectores y lectoras como propia y, con ella, sus personajes”, apunta Cosse, quien añade que Quino “ha rechazado los plagios y alteraciones. En especial, cuando eran parte de campañas políticas con efectos en el escenario de la opinión pública”.

“Mafalda estuvo en el centro del escenario político desde su origen”, afirma la docente. Así lo demuestran algunos de los usos sin permiso de Quino que recopila el diario argentino La Nación. Por ejemplo, cuando el Partido Justicialista del político Pablo Bruera utilizó la imagen de Mafalda para la campaña de 2005 en La Plata (Argentina). No fue ni la única vez ni la última. Otra viñeta falseada es aquella en la que Mafalda denuncia “el palito de abollar ideologías”, en referencia a las porras de los policías. No obstante, su significado cambió por completo. “La tergiversación, en cambio, mostraba a Manolito diciendo: “¡Ves Mafalda! Gracias a este palito, hoy podés ir a la escuela”, aclara la especialista en política.

Esta tendencia, según Cosse, pone de relieve “los esfuerzos por apropiarse de un símbolo con espíritu antiautoritario y reflejo la confrontación contra la represión política”, una intención que además entraba en consonancia con la intención de “la ultraderecha y las Fuerzas Armadas para ganar apoyo social y legitimar entre la población el golpe de Estado en Argentina de 1976”.

Con la llegada de las fake news y las redes sociales, los bulos en torno a Mafalda no han hecho más que incrementar. Ya sea a través de imágenes propagadas por WhatsApp o a través de páginas de Facebook, el personaje de Quino puede convertirse en portavoz de un contenido que jamás fue auténtico.

Pero Mafalda no es siempre empleada por aquellos a los que no representa. Como mantiene Cosse, “no es casual que su imagen haya estado en las últimas décadas dibujada en pancartas de estudiantes en la calle y de feministas en diferentes países”. La experta cree que esta ha servido para visualizar a “una joven rebelde, a las aspiraciones de las mujeres de entonces, en oposición al prototipo antiguo de la mujer burguesa”. Una lucha de roles y de significados que, a juzgar por el debate en torno al aborto, continúa presente.

Dibujos de Quino que ilustraron la portada de El País el 10 de abril de 1985
Dibujos de Quino que ilustraron la portada de El País el 10 de abril de 1985 EL PAÍS | QUINO

Lo que se ha ocultado detrás del conflicto de banderas: la borbónica y la independentista

15 agosto, 2018

Fuente: http://www.publico.es

Vicenç Navarro
Catedrático Emérito de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universitat Pompeu Fabra

En España y en Catalunya el gran tema de sus establishments político-mediáticos es el tema interterritorial (también llamado nacional), que lo absorbe prácticamente todo. Tal tema centra la vida parlamentaria tanto en las Cortes Generales españolas como en el Parlament de Catalunya, así como en los mayores medios de información del país. Si se analiza, sin embargo, cuáles son los problemas reales de la gente normal y corriente, se ve fácilmente que los temas que les preocupan son otros. Y uno de los más importantes es el deterioro de la calidad de vida y bienestar de la mayoría de la población, que se ha ido produciendo en los últimos diez años como parte de lo que se conoce como la Gran Recesión, y que lejos de haber desaparecido continúa golpeando a las clases populares de una manera muy marcada. Pero no toda la población está sufriendo igual. En realidad, a algunos sectores les ha ido pero que muy bien durante tal período. Veamos los datos.

¿Cómo ha evolucionado la distribución de las rentas en España, incluyendo Catalunya?

Un indicador valioso para definir a quién le va bien y a quién no le va bien es la distribución de las rentas en el país. Y mirando esa distribución se puede ver que las rentas del trabajo (el dinero que la gente recibe del trabajo que realiza, predominantemente a través de los salarios) en España, incluyendo Catalunya, han ido bajando y bajando durante los años de la Gran Recesión, mientras que las rentas del capital (es decir, el dinero que los ricos y superricos obtienen de la propiedad de los bienes que generan renta, como por ejemplo acciones en el banco) han ido subiendo y subiendo durante el mismo periodo. Las primeras rentas –las del trabajo- han pasado de representar el 50,1% de todas las rentas en 2008 (primer año de la crisis) a un 47,3% en 2017, y en Catalunya han descendido incluso más, pasando de un 50,1% a un 45,9% durante el mismo periodo. Este descenso contrasta con lo que ha ocurrido en el promedio de la Unión Europea de los Quince (UE-15), que es el grupo de la UE que tiene mayor nivel de desarrollo económico. En esta comunidad -de la que formamos parte- las rentas del trabajo han subido ligeramente en vez de bajar, pasando de representar un 47,9% a un 48% durante el mismo período 2008-2017.

Este descenso de las rentas del trabajo ha ocurrido en España a la vez que hemos visto un incremento de las rentas del capital (de los superricos y ricos), que han pasado de representar un 41,7% de todas las rentas en 2008 a un 42,4% en 2017, incremento que en Catalunya ha sido incluso mayor, pasando de un 42,1% a un 44,5% durante el mismo período. En el promedio de la UE-15, por el contrario, las rentas del capital descendieron, en lugar de subir como en España, pasando de un 40,9% a un 40,1% en el período 2008-2017.

¿Qué ha causado esta redistribución de las rentas de abajo hacia arriba?

Varias son las causas de lo que acabo de describir. Pero una de las más importantes fue la aplicación de las políticas públicas neoliberales llevadas a cabo por los gobiernos españoles y catalanes durante el período 2009-2017, tales como las reformas laborales (que han empoderado al mundo empresarial a costa del mundo del trabajo), las reformas fiscales (que han favorecido a las rentas del capital a costa de las rentas del trabajo) y las políticas de austeridad (que han dañado especialmente a las clases populares al reducirse los servicios públicos como la sanidad, la educación y otros a costa de favorecer a los servicios privados utilizados por la gente con más dinero). Tales políticas fueron impuestas a la población (y digo impuestas pues no estaban en sus programas electorales) por los gobiernos españoles (el gobierno Zapatero del PSOE primero -2004/2010- y el gobierno Rajoy del Partido Popular después -2010/2018, y desde el 2015 con el apoyo de Ciudadanos-) y por los gobiernos catalanes (el gobierno Mas de Convergència i Unió desde 2010 a 2012, y con el apoyo de ERC de 2012 a 2015, seguido del gobierno Puigdemont –también de Convergència, que gobernó en alianza con ERC y con el apoyo de la CUP– durante el periodo 2015-2017).

Los equipos económicos del gobierno Zapatero eran de orientación neoliberal, siendo Jordi Sevilla el mayor ideólogo de aquel gobierno en áreas económicas (en el libro De nuevo socialismo, del mismo Jordi Sevilla, este se preguntaba si “alguien puede defender a estas alturas del siglo que un programa socialdemócrata debe ir a favor de más impuestos y más gasto público”), dicho en uno de los países que tiene uno de los gastos públicos y los ingresos más bajos de la UE-15. La sensibilidad neoliberal del gobierno español fue incluso más acentuada en el gobierno Rajoy. Y en Catalunya los equipos económicos del gobierno Mas primero, y de Puigdemont después, fueron claramente de orientación neoliberal, muy inspirados por uno de los economistas más ultraliberales de Catalunya, el Sr. Sala i Martín, uno de los principales consejeros de Davos, el Vaticano del pensamiento ultraliberal hoy en el mundo, y el gurú de TV3, la televisión pública controlada abusivamente por el gobierno independentista convergente. Tal ideología neoliberal ha estado presente en todas las consejerías del gobierno catalán, incluyendo en sanidad, cuyo consejero, Boi Ruíz (que había sido el jefe de la patronal sanitaria privada), privatizó masivamente la sanidad catalana (entre 2010 y 2016, cuando fue conceller de Salud). En coherencia con su ultraliberalismo, el gobierno catalán de Convergència fue uno de los gobiernos autonómicos en España (y en la UE-15) que hizo mayores recortes en los servicios públicos del Estado del BienestarDurante el período del gobierno convergente de Mas (2010-2015), y después, durante el gobierno independentista presidido por Puigdemont 2015-2017 (liderado por Convergència, con el apoyo de ERC dentro, y de la CUP fuera), el gasto público social de la Generalitat de Catalunya descendió un 11% (entre 2010 y 2017). En sanidad, el gasto sanitario pasó de representar un 5,8% del PIB en 2009 a un 5,2% en 2014. En España pasó del 6,8% al 6,4% en el mismo período. En educación pasó del 3,64% a un 3,60% (en España, de un 4,34% a un 4,15%). Y así un largo etcétera.

Si analizamos estos recortes desde el punto de vista del presupuesto de la Generalitat dentro de ese periodo 2010-2017 (gobernada primero por Mas y después por Puigdemont), el gasto público sanitario cayó un 10,4%, el educativo un 9,9%, el de vivienda un 50,6%, el de protección social un 7,1%, el de promoción social un 31% y así otro largo etcétera. Como ya hemos indicado, los recortes en España fueron de los más acentuados de la UE-15, y dentro de España, Catalunya fue la comunidad autónoma que tuvo mayores recortes.

Y, ¿cómo puede ser que tales gobiernos neoliberales continuaran gobernando durante tanto tiempo (y en Catalunya continúen gobernando)?

Una respuesta a esta pregunta es que el gobierno del PP en España y el gobierno independentista liderado por Convergència (que tienen a su disposición enormes aparatos de información y persuasión) han promovido la percepción de que la economía se ha recuperado y hemos salido ya de tal recesión. Los testarudos datos, sin embargo, cuestionan esta percepción. En realidad la tasa de paro en 2017 era un 110% mayor que en 2007; el porcentaje de personas en paro de larga duración era un 353% más grande; el porcentaje de trabajadores con salarios bajos (que cobran un 33% del salario medio por trabajador) era 24% más elevado en el caso de personas solteras sin hijos. Y así un largo etcétera. En realidad la tasa de riesgo de pobreza es hoy tanto en España (22%) como en Catalunya (19%) uno de los más altos de la UE-15 (16%). Y un tanto igual ocurre en cuanto a la pobreza infantil (25% en Catalunya y 31% en España).

Otros indicadores detrás de los cuales hay también un enorme sacrificio, dolor y malestar son las tasas de ocupación (gente que se encuentra trabajo) entre los jóvenes, de nuevo de las más bajas de la UE-15 (24% en Catalunya y 18% en España, mientras que en la UE-15 es de un 35%). Un tanto igual para las tasas de ocupación de las mujeres y de los hombres en general, siendo entre las primeras más bajo que entre los hombres. Todos estos datos atestiguan la falsedad de que España y Catalunya hayan recuperado los niveles de bienestar económico que existían antes de la crisis.

El enorme poder de los establishments político-mediáticos de España y Catalunya

Una de las causas de la continuidad de tales fuerzas políticas en el gobierno es su capacidad de desviar la atención política y mediática de la crisis social a la crisis interterritorial. La crisis social mostrada en este artículo está ocultada detrás del GRAN TEMA: EL INTERTERRITORIAL, que lo esconde todo. Un ejemplo de ello es lo ocurrido en los pasados días. La gran noticia de la semana es que el candidato vencedor en las primarias para escoger la presidencia del PP (el partido más de derechas en España, que en el espectro político europeo es la ultraderecha) ha sido el Sr. Pablo Casado. Pero lo que no se ha dicho es que su principal asesor económico es Daniel Lacalle, que en política fiscal está incluso más a la derecha que el presidente Trump de EEUU. Su intención es reducir todavía más el sector público (uno de los más subdesarrollados en infrafinanciados de la UE-15), incluyendo los servicios públicos como, entre otros, la sanidad, la educación y la vivienda social, y las transferencias públicas -como las pensiones-, privatizándolas lo máximo posible, junto con enormes bajadas de impuestos que beneficiarían en su mayoría a las rentas superiores. El pensamiento de tal economista es casi idéntico al sostenido por Sala i Martín, citado ya antes en el artículo, que ha sido el gurú de Convergència, y cuya portavoz es la economista Elsa Artadi, que ha sido traductora de sus libros. Es el gran triunfo del ultraneoliberalismo, ambos, insisto, más a la derecha que el equipo económico del presidente Trump. Mientras, en el último congreso de Convergència (ahora llamado PDeCAT) dos de las personas más aclamadas fueron el expresidente Mas y también el Sr. Puigdemont, ambos responsables de la aplicación de las políticas que han hecho tanto daño a las clases populares catalanas. Naturalmente que el aplauso no era por la aplicación de tales políticas. Tal como también ocurrió en el último congreso del PP, el aplauso a Casado y, en Convergència, a Mas y Puigdemont era por su nacionalismo extremo, que está dominando la vida política de este país, y cuyo conflicto de banderas está creando gran número de tensiones, con las cuales se ocultan otras realidades, y muy en especial, la gran crisis social creada precisamente por aquellos “superpatriotas” que hoy enarbolan con mayor frecuencia las banderas de los dos bandos nacionalistas del país: el borbónico y el independentista. Un caso claro de cómo el conflicto de banderas está ocultando y sustituyendo el conflicto entre las clases populares por un lado, y los de arriba de siempre por el otro, una lucha que continúa vigente en este país. Así de claro.

El asesinato de Calvo Sotelo y la masonería

14 agosto, 2018

Fuente: http://www.elpais.com

Por: María José Turrión 18 de julio de 2014

 1936+Santos Yubero+Cuerpo abatido del ministro de Hacienda, Calvo Sotelo, 13 de julio de 1936_

Cadáver atribuido a Calvo Sotelo / SANTOS YUBERO, ARCHIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Si el comienzo de la I Guerra Mundial viene asociado al atentado de Sarajevo, el de la Guerra Civil Española, al menos para un amplio sector historiográfico, va unido pertinazmente al asesinato de Calvo Sotelo. Para algunos historiadores sin embargo, como Santos Juliá o Julián Casanova, el complot contra la República comenzaría en febrero de 1936 con el triunfo de la coalición de izquierdas.

Los precedentes que rodearon la muerte del diputado, como fue la acalorada sesión parlamentaria del día 16 de junio, donde José Calvo Sotelo y Santiago Casares Quiroga se cruzaron fortísimas acusaciones y, el hecho de que para muchos sea el asesinato el desencadenante de la Guerra, hace que sea un tema ampliamente tratado en diversos sectores.

Posturas cercanas al diputado y líder de Renovación Española asesinado, y posicionamientos políticos radicalmente opuestos, coinciden en el grueso de la narración de los acontecimientos que se desarrollan en la madrugada del día 13 de julio de 1936, la del asesinato, reflejados también en el sumario correspondiente de la Causa General que instruyó la Fiscalía General una vez terminada la Guerra. No podemos dejar de recordar que, el sumario que comenzó a instruir el magistrado del Tribunal Supremo, Iglesias Portal, inmediatamente después de la muerte del diputado y en el que actuaba como fiscal, el Fiscal General de la República, Paz Mateos, fue robado por milicianos en los días posteriores al comienzo de la Guerra Civil, se cita el 25 de julio de 1936 como fecha del robo, sin que del mismo nada se sepa hasta la fecha.

Inseparable al relato de la muerte del diputado, el de otro crimen que tuvo lugar en la tarde noche del domingo 12 de julio de 1936, el del teniente Castillo. José del Castillo Sáez de Tejada, demócrata y republicano, pertenecía a la Guardia de Asalto, cuerpo de policía mandado crear por Miguel Maura, cuando estaba Ángel Galarza al frente de la Dirección General de Seguridad y organizado al parecer con gran profesionalidad por Muñoz Grandes y a cuyos mandos se les atribuye en el año 1936 una tendencia demócrata y el ser muy cercanos y leales a la  República. En esas fechas prestaba sus servicios el teniente Castillo en el Cuartel de Pontejos, sede desde donde habría de salir la famosa camioneta número 17 para vengar, según reza la Causa General, la muerte de Castillo por parte de sus indignados compañeros.

Los hechos conocidos y reconocidos sobre el asesinato de José Calvo Sotelo son: la salida desde el Cuartel de Pontejos en la madrugada del día 13 de julio de una camioneta , la número 17, con aproximadamente dieciséis personas, al frente de las cuales se encontraba el guardia Civil Fernando Contés y junto a él, la persona que realizaría los disparos, Luis Cuenca (en la Causa General aparece erróneamente como Victoriano Cuenca). El secuestro del diputado en su residencia de la calle Velázquez de Madrid y el posterior asesinato en la misma camioneta que le trasladaba según dijeron sus captores a las dependencias de la Dirección General de Seguridad y por último el depósito del cadáver en el Cementerio del Este, donde con posterioridad sería realizada la autopsia.

Camionet nº 17

La camioneta nº 17 dónde se asesinó a Calvo Sotelo.

Desde el primer momento surge una ingente cantidad de comentarios y literatura sobre el crimen, publicando toda suerte de detalles sobre los autores físicos del mismo, su adscripción política y sus vínculos con miembros del Gobierno y con la masonería. En relación a esta última como instigadora y responsable del crimen, no se presentan pruebas concluyentes, tan solo el hecho de señalar a miembros del Gobierno y de la Administración, como Azaña, Casares Quiroga o Alonso Mallol, que era el máximo responsable en la Dirección General de Seguridad, como pertenecientes a la masonería y poniéndolos en relación con los actores del crimen, algunos de los cuales también pertenecían a la masonería.

Sin embargo, se imprimió ya por entonces una hoja de propaganda que reproducía un documento mecanografiado que lleva por título ALTO MANDO DE LA DEFENSA NACIONAL (BOLETÍN CONFIDENCIAL EXTRAORDINARIOque de alguna manera ilustra la tenaz acusación que existe sobre la masonería como instigadora del crimen y, del que sorpresivamente no encontramos que se haga referencia ni en la Causa General, ni en prensa de época, así como tampoco en la extensa bibliografía existente sobre el hecho que nos ocupa, con la única excepción de la Revista Javeriana editada por la Universidad homónima de los Jesuitas en Bogotá, donde aparece publicado en el volumen 6 de la revista del mismo 1936.

El documento no está fechado, pero está redactado entre la muerte de Calvo Sotelo (13 de julio de 1936) y el comienzo de la Guerra Civil (17/18 de julio de 1936) y de haberse difundido en las instancias oportunas, hubiera reforzado la tesis que relaciona a la masonería como instigadora del crimen. En fechas recientes, hemos podido encontrar impreso el documento en una conocida casa de venta a través de Internet y sabemos que el original mecanografiado de este Boletín fue guardado en un archivo familiar durante la dictadura.

El Boletín, escrito con claro fin propagandístico, está dividido en una introducción y tres apartados titulados: El Complot, La Ejecución y Viva España. Viene firmado: “Por los organismos del Alto Mando. El Comandante General”.

“Nuestro servicio confidencial en el extranjero nos ha puesto en posesión de cuantos datos se necesitan para atribuir al Gobierno de granujas que maltrata  España, la cobarde ejecución del heroico mártir Calvo Sotelo…”

Boletín Confidencial Extraordinario/TODOCOLECCION.NET

6a00d8341bfb1653ef01a3fd330509970b-320wi

El texto sitúa en París en la calle Cadet nº 16, una tenida (reunión) de la Gran Logia de París celebrada el 8 de junio de 1936, y en la cual con la asistencia de cinco delegados masones españoles, cuyos nombres no se indican, se discutió la posibilidad de que se creara en España un Frente Nacional que hiciera peligrar al Frente Popular. En esa reunión de masones, el mencionado Boletín cuenta la existencia de un fichero elaborado en la logia y referido a políticos españoles, susceptibles de constituir peligro ante la eventual formación de ese frente nacional, en concreto hace referencia a cinco personas: “Albiñana, Calvo Sotelo, Domingo Arévalo, Gil Robles, Goicoechea, Primo de Rivera y Ventosa”.

En la referencia de Calvo Sotelo se lee: “Monárquico. Ex ministro de la dictadura. Hombre de gran preparación técnica financiera. Peligrosísimo por su poder de captación de masas. Cuenta con el apoyo de grandes núcleos capitalistas. La única esperanza de las derechas nacionales. Es la única figura que puede aglutinar a su alrededor todos los elementos contrarios al Frente Popular. Se halla relacionado perfectamente con influyentes personalidades extranjeras. Es urgente su eliminación total para impedir la formación del Frente Nacional, cuya Jefatura ostentaría de modo indiscutible. Transmítase esta nota con urgencia a nuestros [espacio en blanco] de Madrid para su rigurosa observancia. Aprémiese a los HH [hermanos] Casares Quiroga y Barcia para su inmediata ejecución”.

De este documento llama la atención varias cosas, pero la fundamental es el porqué no se utilizó en la Causa General. ¿Acaso no se dio a conocer al fiscal? ¿Podía interesar a alguien que no llegara a la instrucción del Caso? Independientemente de que hubiera existido esa orden dada por la masonería francesa para “eliminar” a Calvo Sotelo o sea pura invención y propaganda, el hecho cierto es que hubiera servido para afianzar la tesis de culpabilizar a la Orden como autora o instigadora del crimen. ¿Es posible que el Régimen franquista no quisiera dar excesiva importancia a la figura de Calvo Sotelo?

Antonio Ruiz Vilaplana, en su conocido y reeditado en 2010 y 2011, Doy fe… Un año de actuación en la España nacionalista,  publicado en 1938 por Ediciones Españolas y en el que narra las atrocidades realizadas por los sublevados en la ciudad de Burgos y de las que él fue testigo presencial en razón de ocupar el cargo de Secretario del Juzgado de Instrucción de esa ciudad, menciona que el día 19 de julio en Burgos, Sáinz Rodríguez, diputado monárquico, ante un corro de gente se expresaba de la siguiente manera: “¡Qué lástima! – decía compungido-. En el día de hoy, aquí, para disfrutar de todo esto debía hallarse conmigo el pobre Calvo Sotelo. Él tenía designada conmigo esta región para el día del levantamiento. Desgraciadamente, el crimen de esos canallas, le ha impedido obtener hoy, aquí, el triunfo que merecía…”.

Los escritos a partir del asesinato hablan de crimen de Estado. Luis de Galinsoga, gana el premio Luca de Tena, con un artículo publicado en ABC sobre Calvo Sotelo. A su entender, este crimen se fraguaría en las horas inmediatamente anteriores al acto, si bien “venía incubándose meses y años antes por los jerarcas del régimen que había de consumarlo” y ello por ser Calvo Sotelo el principal opositor a los ideales de la República. Galinsoga habla de un Calvo Sotelo “precursor de la Cruzada que hoy acaudilla el glorioso Generalísimo Franco”.

Curiosamente en el Boletín Confidencial Extraordinario no se mencione en ningún momento el nombre de Francisco Franco, ni tampoco se dice de él que sea personaje importante al que haya que prestar atención y vigilancia ante la eventual formación de un frente de derechas. Bien es cierto que, no hay ningún militar entre los nombres que figuran como posibles candidatos para unir a las derechas. Con todo, Franco, un personaje que acabará siendo el principal actor en la sublevación militar y, que a la postre será el titular de una dictadura férrea, y para quién además la masonería era uno de los mayores peligros a tener en cuenta, ¿cómo se tomaría en caso de conocer el contenido de ese Boletín, el hecho de saber que él mismo no representaba ningún peligro para la masonería, que su figura para la organización era inexistente?.

No es la primera vez que, Franco no da importancia a temas relacionados con la masonería. Celso Almuiña alude a ello en relación al documento titulado Máximas e instrucciones políticas para el Gran Oriente Español y Logias de la masonería egipciana. Un extraño documento que le hacen llegar a Franco a través del general Meléndez (este documento sí acabaría en la Causa General), del que no se sabe la autoría pero que se atribuye a la masonería y del que Franco dice al parecer: “No interesa, esto ya lo conocía yo”. ¿Cuánto conocía Franco realmente de la masonería?

Conocida es la gran suerte del dictador, todas las personas que le pudieron hacer sombra a la hora de llevar adelante sus sueños de poder, o morían en accidentes de avión, como Sanjurjo y Mola o eran asesinados como Calvo Sotelo y Primo de Rivera. Otros como el general Amado Balmes que, podría representar una seria oposición a la sublevación militar al no estar de acuerdo con ella, moría al tratar de desencasquillar un arma. Ángel Viñas no duda en sostener en La conspiración del general Franco y otras revelaciones acerca de una guerra civil desfigurada que, fue un asesinato organizado por Franco, con el doble fin de, por un lado eliminar posibles opositores a la sublevación militar en Canarias y por el otro, facilitar su marcha justificada (el propio Gobierno le envió a investigar los hechos), desde Santa Cruz de Tenerife a Las Palmas donde presidiría el funeral de su compañero de armas el día 17 de julio por la mañana. La misma tarde del 17 de julio se sublevaron las guarniciones de Ceuta, Melilla y Tetuán y al día siguiente Franco se unió alzando Canarias y trasladándose en el Dragón Rapide a Marruecos para hacerse cargo de la sublevación en el protectorado.

Sobre la autenticidad  o no del contenido del documento en el que se acusa al Gran oriente Francés de ser el instigador del crimen, un miembro de la masonería nos destaca tras la lectura del Boletín, la existencia de rasgos de verosimilitud, sin embargo en los archivos de la masonería de la Rue Cadet no hay testimonio que de fé de que se celebrase una reunión el 8 de junio de 1936, tan solo encontramos un museo, el Musée de la Franc-maçonnerie, creado en 1889, que fue víctima del expolio nazi durante la ocupación y que sería abierto de nuevo en 1973.

La Biblioteca Nacional está guardando memes por su valor documental para el futuro

13 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Internet ha desbordado la producción cultural, intelectual y social. Pero, ¿qué hacemos con todo eso que producimos? Ni siquiera nos cabe en el movil las fotos que hacemos, ¿cómo vamos a guardar ese meme gracioso que hemos visto en Facebook, por mucha gracia que nos haga?

Las herramientas para crear contenido también se multiplican y podemos hasta hacer  un largometraje exclusivamente con un teléfono móvil. Bien, pero ¿alguien se preocupa por preservar todos esos contenidos para que no acaben en una papelera de reciclaje cuando hay que hacer sitio para las fotos de verano? Hay personas que sí. Una de ellas es Mar Pérez Morillo.

Comenzó a trabajar en la web de la Biblioteca Nacional y a llevar las redes sociales de la institución. En 2009 recibió el encargo de empezar a “preservar el patrimonio documental” de Internet en España. “Poco a poco la tarea fue creciendo y desde hace 3 años me ocupo sólo de esto”.

Copiar Internet no parece cosa fácil. “La Biblioteca no tenía recursos ni experiencia para recolectar la web española, así que ingresamos en el Consorcio Internacional para la Preservación de Internet (IIPC) y contratamos con Internet Archive, la organización pionera en el mundo en archivado web, las primeras recolecciones masivas del dominio .es”.

Desde 2014, y gracias a un convenio con Red.es, la BNE cuenta con recursos propios con infraestructura propia y un pequeño equipo de personas. “El sistema que usamos se llama  NetarchiveSuite y es un paquete de software de código abierto desarrollado por la Biblioteca Real de Dinamarca y que utilizan para el mismo propósito las bibliotecas nacionales de Francia, Austria y Suecia”.

Lo que sucede es que el patrimonio inmaterial que genera Internet está sujeto a debate en cuánto a su conservación. Muchos de los contenidos digitales que se generan están en plataformas privadas. Esto hace que, por un lado, cada plataforma diseñe una serie de condiciones que generan un sesgo sobre qué puede o no publicarse en ellas. Free the Nipple sería un ejemplo conocido de las restricciones de Instagram para enseñar pezones. Por otro lado, desgraciadamente las empresas quiebran o cambian su política y como pasara en el caso de Blip.TV, un sitio web que nació casi al mismo tiempo que Youtube y que durante años fue un lugar para que los creadores audiovisuales compartieran sus trabajos. Una vez que el sitio web cerró, la plataforma envió un comunicado a los creadores para que descargaran sus contenidos. Los borraron todos.

https://www.instagram.com/p/BW5Z2EKA9dF/embed/captioned/?cr=1&v=9&wp=540&rd=www.eldiario.es#%7B%22ci%22%3A0%2C%22os%22%3A23228.100000007544%7D


Parece evidente pensar que alguien con una perspectiva de servicio público se preocupe por preservar contenidos web. Pérez Morillo lo tiene claro: las bibliotecas tienen que hacerse cargo. “Las bibliotecas han guardado a lo largo de su ya larguísima historia documentos de todo tipo, sobre variados soportes y de distinto contenido, lo que ha servido para tener una imagen de la sociedad, la historia y la cultura de cada momento. Precisamente el carácter efímero de la información en internet da más valor a su archivado. Es imposible guardarlo todo, desde luego, pero cuanto más seamos capaces de guardar más fidedigna será la imagen que podamos ofrecer en el futuro de cómo era nuestro mundo de hoy”.

La pregunta es, ¿cómo y quién decide qué merece ser la pena guardado? La BNE cuenta con un sistema mixto: una parte está automatizada y otra la realizan profesionales de la documentación. “La recolección de contenidos que están libremente accesibles en internet se hace con un software específico que rastrea la web como si fuese un usuario que navega por las distintas páginas. Ese software/robot rastrea y guarda todo lo que se va encontrando de acuerdo con una configuración previamente establecida en cuanto a URL de las que parte, profundidad hasta la que llega, frecuencia de rastreo, etc. Combinamos recolecciones masivas del dominio .es (anuales), en las que no se discrimina lo que se guarda porque se incluye toda la lista de dominios .es sin restricciones (más de 1.900.000 dominios este año), y recolecciones selectivas a propósito de un tema (Música y Audiovisuales, por ejemplo), un evento (los atentados de Cataluña) o una comunidad autónoma. Estas recolecciones selectivas llevan una gestión más minuciosa por parte de lo que llamamos conservadores web, que son documentalistas que seleccionan el contenido pertinente para ser guardado en el marco de un tema o evento”.

Las bibliotecas siempre han sido lugares respetables. Un lugar donde se guarda conocimiento lo suele ser. La visión que solemos tener de ellas como usuarios suele ser: necesitamos un libro, nos lo llevamos, lo leemos y lo devolvemos. Sin embargo, la biblioteca como concepto cumple una labor casi antropológica y no solo se han preocupado por guardar lo que era valioso en un determinado momento, sino aquello que se aún considerándose intrascendente podría tener un valor  en el futuro que hoy somos incapaces de ver. Ahí se enmarcan los memes. “Una parte importante de las colecciones que guardan y preservan las bibliotecas lo constituye lo que conocemos como “ ephemera“, en donde caben documentos de lo más variopinto y que, en el momento de recogerse, podrían parecer de importancia menor, como envoltorios de caramelos, carnés de baile del Romanticismo, carteles de fiestas populares o recordatorios de comunión. Con el paso del tiempo y la caída en desuso de este tipo de documentos, su testimonio de determinados comportamientos sociales y culturales se va haciendo cada vez más valioso como fuente de investigación. Ese es el mismo papel que creemos desempeñarán en un futuro los archivos web. Por eso, sí que es un acto consciente el archivado de estos contenidos: el mercado digital, cómo se difunde la información en las redes sociales, el marketing, los memes a propósito de casi todo… Lo que nos parece hoy una información menos trascendente será objeto de investigación en el futuro”.

Pedro Sánchez

@sanchezcastejon

Iglesias reconoce que los mejores presidentes son socialistas. Se le debió olvidar el pasado 2 de marzo cuando prefirió a Rajoy.

Las personas responsables de llevar esta tarea son bibliotecarios documentalistas que se especializan en gestión de la información y selección de recursos. Aunque Pérez Morillo reconoce que “no existen criterios normalizados para ello en ninguna de las instituciones que se dedican a esto en el mundo”, intentan que la recolección de contenidos sea lo más plural posible. “Procuramos que la cobertura sea global, desde todos los puntos de vista que conozcamos y para recoger todo tipo de opiniones, como de tipo de documentos (blogs, cuentas de Twitter, información oficial, noticias, estudios, repercusiones internacionales, etc.). Cada tema tiene un proceso un poco diferente a la hora de crear la colección”. Por ejemplo, en temas complejos se agudiza esta labor. Pérez Morillo pone como ejemplo los atentados de Barcelona del verano pasado. “En esa recolección, además del factor urgencia y de lo efímera que es toda la información que se va produciendo y siendo sustituida por otra más actualizada, hay que mirar de una forma mucho más amplia para intentar encontrar todas las facetas de la información, sea en blogs personales, en las cuentas de Twitter de las fuerzas de seguridad del Estado o en la prensa”.

De hecho, para Pérez Morillo el caso del atentado de Barcelona es especialmente interesante con respecto a la cantidad de memes que se generaron. “Es muy llamativo (y diría que muy propio de España) que sacamos punta y chistes de todo, hasta de lo más terrible como puede ser un atentado terrible como el de Cataluña”. Los memes se producen de casi todos los temas, pero en especial de política. “Tenemos memes en muchas colecciones, pero especialmente en las de “Política nacional”, “Política catalana” y “Atentados en Cataluña”. En general, todos los procesos electorales (y en consecuencia las colecciones web que generan) producen también bastantes memes, como famosos lapsus de políticos, a los que tanta punta se les ha sacado. Efectivamente responden a una práctica comunicativa muy propia de este momento y reflejan la viralidad de ciertos contenidos, especialmente humorísticos”.

Pérez Morillo se imagina el futuro de las bibliotecas como una herramienta indispensable para entender mañana lo que está pasando hoy: “Me gustaría que toda la sociedad tome conciencia de que preservar toda esa información que nos refleja hoy es un poco cosa de todos. Y que en particular los bibliotecarios, que tradicionalmente han mirado mucho al pasado, tengan claro que, para que el investigador del futuro pueda bucear en su patrimonio del pasado, ese patrimonio es el que tenemos que preservar ahora, que aún está vivo en la red”.

Puedes seguir a la BNE en su  cuenta de Facebook (donde son la Biblioteca con más seguidores del mundo) y en Twitter. En ambos lugares llevan a cabo una magnífica labor de difusión y generan una esperanza con respecto al uso ejemplar de los servicios públicos adaptados a su tiempo.

Jere Sampa@jere_sampa

Jajaja lo siento pero yo no borro nada ni memes ni fotos feas ni nada, todo puede servir en un futuro

Raffaella Carrà, la diva que vota comunista

12 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Acaba de cumplir 75 años y su corona de reina de la escena no se ha movido ni un milímetro de la cima de su melena rubia platino. El nombre de Raffaella Carrà es sinónimo de diversión y exceso, de “¡qué fantástica esta fiesta!”, pero su persona no sólo ha levantado admiración por su carrera profesional sino también por su energía y sus convicciones políticas.

En junio de 1977, la revista Interviú publicó en su número 55 una entrevista con Raffaella Carrà titulada con una cita de la artista: “Yo siempre voto comunista”. Esa página escaneada circula todavía hoy por las redes sociales como un documento sorprendente y algo fetichista.

La italiana es el epítome de las divas y, en el imaginario colectivo, la izquierda ha sido más bien de vestir pana que lycra con lentejuelas.

Entrevista a la artista en el número 55 de la revista 'Interview' en 1977
Entrevista a la artista en el número 55 de la revista ‘Interview’ en 1977

La Carrà había llegado a España dos años antes, después de escandalizar al Papa con su canción Tuca Tuca y haber sido la primera en enseñar el ombligo en la televisión de su país.

Su primera aparición fue en el ¡Señoras y señores! de Valerio Lazarov -programa que ya llevaba el sello indiscutible del realizador rumano- y al ver el éxito que cosechó, los directivos de Televisión Española le dieron un especial de cuatro capítulos emitidos en marzo de 1976: La hora de Raffaella Carrà.

https://widget.smartycenter.com//webservice/embed/11570/2780185/643/362/0/0/0/100/1/1

Famosa en Italia, América Latina y España, cuando volvió a la televisión española ya tenía a sus espaldas 21 discos grabados -en castellano e italiano- , diez películas y había sido presentadora de otros tantos programas en Italia, entre ellos Pronto, Raffaella? y Raffaella Carrà Show. Este último se emitió en la TV3, en versión original con subtítulos en catalán, gracias a un acuerdo con Silvio Berlusconi. Fueron siete programas de hora y media en los que se agruparon las mejores actuaciones del italiano y se añadieron algunas interpretaciones de artistas catalanes como Llorenç de Santamaria, Héctor Vila o María Jesús Vilarroya.

En 1992 TVE estrenó su programa ¡Hola Raffaella!, uno de los hitos de la historia del entretenimiento televisivo del país. Por su plató pasaron todo tipo de personalidades como Celia Cruz, Pedro Almodóvar, Mel Gibson, Marisa Paredes, Gina Lollobrigida, Santiago Carrillo o Alaska, a la que presentó como: “Una mujer de pelos largos y grandes ideas”. Fueron grandes éxitos el juego Si fuera, en el que los invitados tenían que adivinar qué personaje era a través de preguntas o el concurso telefónico en el que la presentadora marcaba un número cualquiera de las Páginas Amarillas y si la persona que contestaba decía “¡Hola, Raffaella!” se llevaba dinero.

https://widget.smartycenter.com//webservice/embed/11570/2780180/643/362/0/0/0/100/1/1

El arma principal de la italiana, además de su indiscutible talento para la música y el baile, ha sido siempre su espontaneidad. El escenario en el que se grababa el programa era como el salón de su casa, en donde se atrevía a reunir a los personajes más pintorescos y a hablar con ellos en un español sin complejos, no siempre acertado pero sí decidido. Hacía comentarios como “Estoy llamando a Valladolid, cuna del castellano” o “Mira, te he dado dinero y un conocimiento. Hoy vas a cenar más contenta” y luego colgaba el teléfono, como si nada.

Activismo en mono de lamé

La escritora y guionista Almudena Montero, trabajaba en la cadena en aquella época y el año pasado publicó un hilo en Twitter contando cómo era la artista trabajando que se hizo viral.

“Por los pasillos se hablaba de culos de tías, malversación de fondos y luego de penas de cárcel. Y en medio de todo ese horror catastrófico, aparecía Raffaella Carrà. Se te acercaba como no se te ha acercado en la vida un famoso, te bajaba la piel del ojo y te decía: “Estás anémica perdida”. Te preguntaba por tus condiciones laborales, y cuando se las contabas, apagaba la luz del plató. (…) La tipa vivía permanentemente en un estado de excitación política de izquierdas, mientras dirigía departamentos enteros, vestida de lentejuelas rojas”.

almu@almuestaharta

Yo curro en la tele desde hace mucho tiempo. Y supongo que como en todas las profesiones, nos intentamos fijar y aprender de los pasado.

almu@almuestaharta

Ese recorte de Raffaella Carrá afirmando que vota siempre comunista no es solo una anécdota. En mi curro, los que somos de mi quinta…

Por privado, Montero nos cuenta que: “Cuando ella entraba por la puerta, todo el mundo se callaba para escucharla a ella. No era solo una rubia con ropa ajustada y brillante. Era una mujer muy potente. Con mucha fuerza. Y eso se notaba estuviera donde estuviera”. No trabajó en los mismos programas que ella pero “iba a verla en mis ratos libres, como hacíamos muchas otras. A admirarla, a escucharla, a ver cómo trabajaba”.

Después de que este hilo se hiciera viral, la cantante se puso en contacto con la guionista. Entre otras cosas la animó a que luchara y le recordó que “yo voto comunista” es más que una frase: “Implica un modo de vida y una responsabilidad muy grande”.

almu@almuestaharta

Voz en grito los derechos laborales.

almu@almuestaharta

Me dice que ese “yo siempre voto comunista” no es solo una frase. Que implica un modo de vida. Y una responsabilidad muy grande

A principios de los años 80, cuando todavía era impensable que el que una mujer ganase menos que un hombre fuese a suscitar cualquier atisbo de polémica, Raffaella Carrà no dudó en reclamar lo suyo en los tiempos dePronto….Raffaella? La RAI, televisión pública italiana, la contrató por 600 millones de pesetas al año durante tres años para que no se fuese a Canale 5 con Berlusconi, pero también porque cuando se enteró de que había presentadores que cobraban más que ella mientras su programa le conseguía a la cadena diez millones de espectadores, pidió su parte. Y se la dieron.

Al respecto del tema, Montero también recuerda otra situación: “Un día pasaba yo por delante de la sala en la que ensayaban las bailarinas de un programa la coreografía. Yo estaba cotilleando desde la puerta y entró Raffaella. Estuvieron ensayando un buen rato, a mí me encantaba ver los ensayos. Entonces, tras una pausa de 5 minutos en los que ella desapareció, volvió hecha una fiera, reunió a todas las bailarinas, y se largó un discurso, que ahora entiendo feminista. Yo era una enana. Flipé. Decía cosas como ‘los hombres son como los perros, que huelen el miedo’, ‘tenéis que protegeros…'”.

https://widget.smartycenter.com//webservice/embed/11570/2780188/643/362/0/0/0/100/1/1

Las letras de sus canciones tratan, de manera festiva y un tanto solapada, temas como la masturbación femenina o la homosexualidad. De hecho, ella es también un icono gay por excelencia. El porqué de su éxito entre el colectivo puede tener bastante que ver con las letras de canciones como Luca, todo un himno, aunque ella ha declarado que “En mi tumba dejaré escrito ¿Por qué le he gustado tanto a los gais?”.

En 2017 la nombraron reina del World Pride en Madrid, en un acto en el que declaró que no entendía que todavía se tuviesen que reclamar los derechos de la comunidad LGTBI. Como explicó en una entrevista concedida poco después: “Al recibirlo dije: Viva esta semana con alegría, pero las luchas no han terminado. Todavía hay que ‘hacer mucho fuego’ para romper prejuicios. Tendremos éxito. Mi frase favorita dice: “Puedes quitar todas las flores, pero no puedes quitar la primavera'”.

C:\fakepath\DL_u378205_046.jpg
Rafaella Carrá durante los premios World Pride en 2017

 

Cuando Drácula se convirtió en el mejor aliado del Papa

11 agosto, 2018

Fuente: http://www.historiasdelahistoria.com

El Papa Pío II reunió a los representantes de la cristiandad en el Concilio de Mantua (1459)  para convocar una nueva cruzada contra los turcos que, desde la toma en Constantinopla, avanzaban por el Este de Europa. El llamamiento fue recibido con indiferencia por los líderes europeos -más preocupados por las disputas entre ellos- con la excepción de Matías Corvino, rey de Hungría, y Vlad III, príncipe de Valaquia, también conocido como Vlad TepesVlad el Empalador… o Drácula. La crueldad de este personaje histórico sería la fuente de inspiración para la criatura literaria que vio la luz en la novela de Bram Stoker Drácula (1897). El origen del nombre de Drácula viene de su padre Vlad II Dracul que fue miembro de la Orden del Dragón (Dracul) fundada para proteger el cristianismo en Europa del Este.

Realmente, tanto Corvino como Vlad tenía a los turcos a las puertas y, lógicamente, eran los más interesados en que prosperase la propuesta; así que, se aliaron y recibieron del Papa 40.000 ducados para reunir un ejército que detuviese a los turcos. Sintiéndose fuerte, Vlad decide no pagar el tributo exigido por el sultán Mehmed II (10.000 ducados y 500 muchachos para su ejército de jenízaros) como muestra de vasallaje. El Sultán no puede consentir aquel desprecio y ordena asesinarlo. Para ello, el general turco Hazma Bey solicita reunirse con el príncipe de Valaquia para tratar los términos de un nuevo acuerdo. Vlad, sabiendo que era una trampa, acepta la propuesta y prepara a sus hombres para tenderles una emboscada. Captura a la delegación turca y, siguiendo un riguroso orden, los empala dependiendo de su rango: los de más alta graduación militar en estacas más altas. Ahora que es él quien controla la situación, y sin encomendarse al Papa ni a su aliado, decide seguir adelante. El grueso del ejército turco esperaba al otro lado del Danubio la orden de atacar cuando el príncipe hubiese sido asesinado, pero son sorprendidos en medio de la noche por las tropas de Vlad… y derrotados. El resultado de las correrías de Vlad al otro lado del Danubio fueron más de 20.000 hombres empalados en un bosque de estacas.

En palabras de Nicolás de Modrussa, legado del Papa…

Él mató a algunos rompiéndolos bajo las ruedas de los carros, otros fueron despojados de sus ropas y desollados vivos, otros insertados en estacas y colocados sobre brasas al rojo vivo, la mayoría empalados con estacas que entraban por el ano atravesaban sus entrañas y salían por la boca…

Y el Papa, ¿qué opinaba de este bosque? Pues supongo que tendría que decir que era una masacre pero, por otro lado, Vlad ayudó a mantener a raya a los otomanos y consideraría que el bosque de empalados era un arma psicológica contra los infieles.

Fuente: “De lo humano y lo divino

“Franco es un cuerpo extraño en el Valle de los Caídos y su salida ha de ser irreversible”

10 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

“Franco va a salir del Valle de los Caídos antes o después”, dijo usted hace cuatro años en una entrevista en este diario. ¿Se dan ahora las condiciones idóneas para la exhumación de los restos del dictador?

Absolutamente, creo que el tema está maduro. Desde la Comisión de Expertos ya planteamos en 2011 la salida de los restos de Franco en los términos actuales, y en estos siete años ha habido un gran debate social, pero sobre todo se ha colocado en el imaginario un tema que está cayendo por su propio peso. Y es básico para romper el cordón umbilical con el franquismo aún latente en España. El Congreso aprobó el año pasado una PNL que exigía el traslado, y sea la fórmula un Real Decreto-Ley, como parece, o sea cualquier otra, lo cierto es que el dictador Franco fue sepultado allí -y entregado su cuerpo a los benedictinos- por un Decreto del rey Juan Carlos, por tanto es política de Estado, y ese acto puede deshacerse. El Estado tiene la razón. Eso sí, hay que analizar todos los escenarios posibles, ahí tenemos el ‘ caso Sanjurjo’. Igual ha habido algo de precipitación, pero no tengo prisa, después de cuarenta años se puede esperar seis meses más. Tiene que hacerse bien. La salida de Franco tiene que ser irreversible. Es un cuerpo extraño en el Valle de los Caídos.

Franco está enterrado allí en un lugar preeminente, pero también José Antonio

El momento que transitamos ahora mismo ha de tener un carácter doble. Hablar de uno sin tener en cuenta al otro no tiene sentido. No se trata de trasladar a Franco, sino desmantelar la jerarquía funeraria del monumento. Abogo por una solución integral. Sacar a Franco y trasladar a José Antonio a otro lugar del recinto.

Francisco Ferrandiz, antropólogo del CSIC
Francisco Ferrandiz, antropólogo del CSIC

Están desarrollándose las labores previas a la exhumación de los hermanos Lapeña… Parece que el nivel de la cripta adyacente a la capilla donde se supone que están los restos no sufre el grado de deterioro de otras zonas… ¿Cómo valora este proceso?

En las imágenes que se han difundido estos días del sector donde están los hermanos Lapeña se ven las cajas colocadas e incluso algunas con nombres, por tanto creo que un equipo de especializado puede hacerlo, es absolutamente viable. Pero no nos podemos quedar ahí, la realidad es que hay veintiocho niveles de enterramiento separados por muros, y sería necesario conocer su situación para arrojar luz sobre el estado general de las criptas y evaluar de manera global las posibilidades de intervención. Desde luego, sería a un coste razonable si lo comparamos, por ejemplo, con el coste de un aeropuerto vacío o de una estación de AVE con poco tránsito.

Estamos conociendo estos días la posición del prior, atrincherado en la abadía y poniendo en jaque la exhumación de Franco… ¿Puede recurrir a la justicia y denunciar por profanación?

Es el derecho al pataleo. Recurrirán todo lo que haya que recurrir, pero en todo caso, son una minoría, tanto en el seno de la iglesia católica como en el conjunto de la sociedad española.

El prior Santiago Cantera -también el antiguo padre abad, Anselmo Álvarez- suelen decir que solo se puede alcanzar el sentido de la reconciliación “bajo los brazos redentores de la Cruz”…

Lo que ha ocurrido estos días es muy revelador, desde mi punto de vista. Defienden que el Valle es un monumento a la reconciliación, que la cruz es un potente símbolo universal de paz, pero hace unos días los ultraderechistas se movilizan y se concentran en la explanada en defensa del monumento cuando, según ellos, está “en peligro”. Ver a esa gente allí demuestra que el Valle no representó nunca ni representa a las dos Españas, sino a una sola. En resumen, el argumento de la reconciliación se les ha caído por completo.

Si la familia Franco mantiene su idea de no hacerse cargo, ¿qué se puede hacer con los restos del dictador? ¿Deberían de ir a un osario, como se ha especulado estos días?

Si el Estado cuenta con seguridad jurídica para la exhumación, podría dejar los restos en la puerta del recinto de Cuelgamuros. Entiéndame, es una forma de hablar, no creo que se produzca esa situación. La familia tendrá que plegarse, no les queda otra.

¿Realmente es posible la resignificación del valle de los Caídos? ¿Cuál de las opciones barajadas estos años le parece idónea?

Reconozco que en estos años he ido cambiando de opinión, conforme he ido conociendo las soluciones adoptadas en otros espacios de memoria del mundo. Ahora mismo creo que debería hacerse una recontextualización del Valle de los Caídos como monumento totalitario. Expertos de otros países consideran que, con diferencia, es el más impactante, por encima de los lugares que aún quedan en Berlín o Moscú, por ejemplo. A fin de cuentas, es la petrificación del nacionalcatolicismo de forma casi perfecta. Entonces, yo no lo tocaría, lo usaría para hacer pedagogía del totalitarismo, para explicar a través del monumento cómo funcionan las dictaduras.

¿Y cómo sería esa recontextualización? ¿Demolería la cruz?

Hoy día la museología está muy avanzada, desde luego no utilizaría fórmulas caducas como poner placas ni nada por el estilo, sino que convertiría el Valle en un ‘ciberlugar’. Es decir, si se me permite la expresión, en lugar de demoler la cruz la convertiría en un gran receptor que garantizase una wifi potente para que los visitantes pudieran acceder a contenidos de todo tipo e incluso pudieran subir fotos o vídeos. Desde luego, hay especialistas españoles y extranjeros que podrían desarrollar un proyecto puntero en el mundo y así transformar por completo Cuelgamuros, como se ha hecho por ejemplo en Hiroshima. Y así, con participación de la propia ciudadanía, transformar poco a poco el relato. Porque hasta ahora solo ha habido un relato monolítico, hegemónico, y no se trata de imponer un relato alternativo sino sumar una multiplicidad de relatos, envolver el Valle de otra manera, para facilitar el conocimiento de las nuevas generaciones y fortalecer la calidad democrática del país.

Esta semana usted ha codirigido el Congreso internacional entre otras cosas sobre fosas comunes. ¿Por qué las exhumaciones están transformando radicalmente los modos de gestión del pasado traumático?

El trabajo en torno a las fosas comunes tiene, desde luego, carácter simbólico, pero ahora mismo es central en los discursos y en las políticas de memoria y de derechos humanos. Cuando empezamos con este tema, en 2002, nos desbordaba su complejidad. Durante años hemos ido creando equipos y redes de investigación interdisciplinar que han ido arrojando luz a un debate paupérrimo, derivado del ‘vuelo bajo’ de la crispada situación política y del famoso ‘y tú más’. Hemos ido creando marcos comparativos porque queríamos entender mejor, a fin de superar la pobreza del debate. Ahora mismo la conexión de la ciencia forense con los derechos humanos es un proceso global, mundial. Para que te hagas una idea, el equipo argentino de antropología forense ha trabajado ya en cincuenta países. Son los instrumentos centrales de la justicia transicional. Porque cualquier conflicto deja evidencias, que permiten construir casos judiciales. Y la fosa común es, a fin de cuentas, el lugar del crimen.

¿En qué posición está España en relación a otros países?

España es un referente mundial, el caso español no es periférico, está en los mapas de análisis académicos, más aún con el tema de Franco de por medio. Lo característico de nuestro país es que fue un movimiento de abajo arriba, desde familias, asociaciones, equipos forenses… Está ocurriendo algo similar ahora mismo en países como Colombia y Méjico donde, frente a gobiernos, fiscalías, grupos mafiosos o paramilitares, están siendo las madres, o ciudadanos anónimos, quienes están buscando los cuerpos, objetos personales… Aquí, a partir de 2005 el apoyo institucional ha sido desigual, rácano y mal orientado. Ha sido un “búscate la vida” para las familias, y eso tiene que cambiar. No quiere decir que no haya problemas. Una exhumación reaviva traumas y a veces genera frustración, porque se ha pensado que con una identificación genética se resolvía todo, y no es tan sencillo, necesitamos seguir mejorando y analizando los procesos desde un punto de vista crítico.

¿Qué cambios deberían de producirse con la creación de la Dirección General de Memoria Histórica?

Con Mariano Rajoy como presidente, la fórmula era “cero más cero más cero igual a cero”. Sin embargo, paralelamente se destinaban recursos, se financiaban exhumaciones o se creaban institutos de memoria. La situación es desigual, pero se ha trabajado bien en Andalucía, País Vasco, Navarra… Hasta en Castilla y León se ha avanzado en esta materia. Hemos pedido mil veces que el Estado asuma las exhumaciones, que se cree un archivo único, que se ponga en marcha una oficina de víctimas… Precisamente en el Congreso de San Sebastián -que he codirigido junto a Francisco Etxeberría- ha participado el nuevo Director General de Memoria Histórica, que ha dejado importantes anuncios en sintonía con las demandas de las asociaciones, como la voluntad de asumir la gestión directa de las exhumaciones o la anulación de las sentencias franquistas. Es cierto que no ha sido sino expresar las líneas de acción de un programa, porque además tienen pocos diputados y poco tiempo por delante, pero hay mucho por hacer.

El día en que 27 republicanos asaltaron un barco y huyeron de la España franquista disfrazados de guardias civiles

9 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

“Nos juntamos en el castillo de Ares. Los de aquí salimos como si fuésemos de la Guardia Civil. Rebón vestido de teniente, tres de guardias, yo de falangista y a los demás los hicimos pasar por presos. El único miedo era encontrarnos a la verdadera Guardia Civil”. Así relataba Juan Leal uno de los momentos álgidos de la huida que protagonizó en julio de 1939 de la España franquista, con otros 26 compañeros con los que compartía los valores democráticos y republicanos. Su testimonio se recoge en A fuxida do bou Ramón, un libro en el que se plasma la investigación desarrollada durante años por los investigadores Enrique Barrera y Eliseo Fernández.

La obra, ilustrada con dibujos de Fernando Ocampo, ha sido presentada este viernes en Ares, la localidad gallega en que se desarrollaron los hechos, coincidiendo con el 79 aniversario de la fuga.

Esta épica historia comienza, en realidad, tres años antes. El 18 de julio de 1936 se produce la sublevación franquista que triunfa en apenas diez días en toda Galicia. Lo ocurrido en este rincón de España es la mejor prueba de que la brutal represión ejercida por los militares rebeldes no fue una reacción ni una respuesta, sino una estrategia para imponer el terror que había sido diseñada mucho antes de producirse el golpe de Estado. En Galicia ni hubo guerra ni hubo víctimas de derechas. Sin embargo, en los tres años siguientes serían asesinados al menos 4.700 gallegos de ideología republicana.

Entre ellos se encontraban varios generales, almirantes, oficiales y soldados que no secundaron el golpe, los gobernadores civiles de las cuatro provincias, así como los alcaldes de Santiago, A Coruña, Ourense, Vigo y de otra treintena de localidades.

En ese contexto fueron muchos los hombres y mujeres que trataron de huir a territorio republicano a bordo de precarias embarcaciones de pesca. Quienes no pudieron hacerlo se escondieron durante años en bosques, montañas o zulos construidos para tal fin en el interior de la vivienda de algún familiar. Tras finalizar la guerra, el triunfo franquista empujó a 27 de estos “topos” a salir de sus madrigueras y planear una temeraria fuga. Uno de los conjurados era Antonio Santamaría, el último alcalde republicano de Ferrol. Santamaría fue detenido y condenado a muerte por los sublevados en julio de 1936, pero el día antes de su ejecución logró escaparse con otro compañero del cuartel de artillería en el que aguardaba la muerte.

Fueron muchos los vecinos anónimos que se jugaron la vida para mantenerle escondido durante tres largos años. Gracias al testimonio que dejó en su día alguno de los protagonistas y al de sus familiares, el libro reconstruye aquellos momentos.

El primer reto fue formar el grupo y consensuar el plan. Sus familiares más cercanos hicieron de correo entre los diferentes escondites. Entre todos, poco a poco, se fue organizando la fuga. El riesgo era enorme, pero todos sabían que las alternativas eran aún peores: la cárcel o el paredón.

Disfraces de guardias civiles para asaltar un barco

La decisión final fue la de asaltar un barco, el bou Ramón, en el que contaban con la complicidad de uno de sus diez tripulantes, y poner rumbo hacia el sur de Inglaterra. El vapor de 15 metros de eslora se encontraba fondeado en el puerto de Ares, en la ría de Betanzos, muy cerca de Ferrol. El problema radicaba en que 27 hombres buscados por las autoridades llegaran hasta él sin ser antes detenidos. El plan, un tanto suicida, fue hacerse pasar por un grupo de prisioneros custodiados por agentes de la Guardia Civil. Sus mujeres y sus madres se pusieron manos a la obra para tener a punto los disfraces para la fecha señalada.

La noche del 20 al 21 de julio de 1939 el grupo se reunió y puso en marcha la farsa. En aquellos tiempos a nadie sorprendió ver a un oficial del Ejército, tres guardias civiles y un falangista escoltando a un nutrido grupo de prisioneros. Así lograron llegar sin problemas hasta el puerto de Ares. Aún quedaba lo más difícil. Los republicanos que iban disfrazados subieron a un bote y abordaron el bou Ramón.

Metidos en su papel de guardias civiles, encañonaron con sus fusiles de madera a los miembros de la tripulación y los encerraron en la bodega. La excusa que les dieron para el asalto tuvo su punto de ironía: alegaron tener que inspeccionar el barco “porque en su interior podía haber rojos escondidos que trataban de escapar a Francia”.

En las primeras horas de aquel viernes el resto del grupo embarcó en el Ramón que inmediatamente partió hacia aguas internacionales. Los 27, según relataron años después, se fundieron en un gran abrazo. Atrás quedaba el infierno, aunque por delante les esperaba una complicada travesía. El barco llevaba carbón para navegar unas pocas millas, por lo que los republicanos tuvieron que quemar en las calderas toda la madera que encontraron a bordo. 24 horas después, cuando ya estaban casi a la deriva, se toparon con un barco francés que supuso su tabla de salvación.

Una amarga libertad con terribles consecuencias

La alegría que supuso para los fugados el éxito de su plan les duró muy poco tiempo. Tras ser desembarcados en el puerto francés de La Rochelle, las autoridades francesas les encerraron en el campo de concentración de Barcarès, donde ya se encontraban miles de exiliados republicanos. Mientras tanto, en Galicia sus esposas, hermanas y demás familiares sufrieron las represalias. El libro recoge, entre otros, el testimonio de una de ellas, Dolores Mayobre: “Nos llevaron al cuartel de la Guardia Civil, nos colgaron de los pulgares y nos daban latigazos en las piernas, mientras nos insultaban y nos preguntaban por nuestros hombres una y otra vez. Nos tuvieron encerradas tres días en un retrete apestoso y luego nos soltaron”. Otras detenidas pasaron varios meses en la cárcel.

Los fugados tampoco disfrutaron de un destino mucho mejor. Barrera y Fernández han investigado lo que fue de sus vidas tras pasar por el campo de Barcarès. Al menos siete combatieron contra Hitler en el Ejército francés o en las filas de la Resistencia; dos de ellos, Manuel Fernández y Jesús Morgade serían capturados por los nazis y deportados al campo de concentración de Mauthausen, de donde solo Morgade consiguió salir con vida. Otros tres miembros del grupo del bou Ramón serían detenidos por la Gestapo y entregados a las autoridades franquistas. Quienes lograron sobrevivir a todos estos avatares, salvo contadas excepciones, terminaron sus vidas en el más duro de los exilios.

Enrique Barrera, uno de los autores, confiesa a eldiario.es que con este libro se salda una parte de la deuda pendiente que tiene España con estos luchadores: “Si un grupo de noruegos, daneses, belgas, holandeses o franceses, hubieran secuestrado un barco delante de las narices de sus enemigos, para alcanzar Gran Bretaña, ya se habría hecho una película. Sin embargo, aquí el relato continúa siendo desconocido para la mayoría de la opinión pública”.

Documento que forma parte de la causa judicial abierta por las autoridades franquistas tras la fuga
Documento que forma parte de la causa judicial abierta por las autoridades franquistas tras la fuga

La mano que mece la publicidad institucional

8 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Producen auténtica estupefacción las evoluciones del Partido Popular para sustituir la figura de su presidencia, sin cambiar nada. El PP ha apostado por la continuidad, intensificando su derechización. Las mismas o mayores mentiras, la cara de aquí no pasa nada con la corrupción que les echó de La Moncloa o el descomunal inflado de militantes.  Los candidatos han tenido el descaro de presentar como avales de triunfo hasta a exministros reprobados o tocados al máximo como José Manuel Soria, en el caso de Pablo Casado.

Más aún, los discursos al inicio de su Congreso han mostrado un PP profundamente airado y soberbio. El ideario común ofrece un Partido Popular que considera ilegitimo el voto de millones de personas a partidos democráticos cuyo ideario no comparte. El poder les pertenece por derecho y se lo han robado.  Cospedal, la secretaria general saliente, ha llegado a calificar de “felonía”, traición, la moción de censura de Pedro Sánchez “destructiva”. Todo es ETA ya. Hasta Sáenz de Santamaría para Pablo Casado.

Les han echado de La Moncloa pero no de todo el poder. Cualquier ciudadano que use su cabeza deducirá que los grados de corrupción de las instituciones a los que ha llegado España hubieran sido imposibles sin complicidades de peso. Desde luego un periodismo vigilante  -que masivamente cumpliera su función-  lo hubiera denunciado con contudencia.

Bien caro nos costó. El PP usó profusamente el dinero de nuestros impuestos para beneficiar, de forma desproporcionada y arbitraria, a medios que defienden su modelo. Corrupción incluida, se diría. La publicidad institucional repartida por la actual presidenta del Congreso Ana Pastor cuando era titular de Fomento, da buena prueba de ello. Benefició en particular a Losantos, La Razón, ABC y El Mundo. Y de la actitud: han tenido que revelar los datos a petición de eldiario.es y forzados por sentencia judicial.

Y ahí andamos porque para buena parte de los medios convencionales los auténticos enemigos son quienes quieren limpiar la putrefacción que nos anega. No hay parangón entre la virulencia que despliegan contra todo lo que no sea derecha o bipartidismo clásico que contra los corruptos incluso.

No es solo cuestión de ayudar a la subsistencia de los amigos, las contrapartidas a estas subvenciones tienen una decisiva influencia sobre la sociedad.  Hurtar  o manipular noticias priva a los ciudadanos del derecho a la información y fomenta creencias erróneas.

El trabajo de muchos periodistas ha ido descubriendo datos de esta prebenda en forma de la llamada eufemísticamente “publicidad institucional”. Es una larga cadena que incluye la administración central con todos sus ministerios, organismos y ramificaciones, se expande por autonomías, ayuntamientos y todo tipo de corporaciones locales y también internacionales. Por supuesto, no ha sido solo el PP quien ha incurrido en esta práctica. Es un capítulo a revisar profundamente.

En un trabajo anterior, hace dos años, vimos las distintas regalías de Ana Botella o Esperanza Aguirre en Madrid –comprueben el tratamiento recibido por ellas y el dispensando a Manuela Carmena-. Y de otras autonomías y ministerios. Ana Mato, condenada expresamente en Gürtel, favoreció a medios afines de forma desorbitada  al frente de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales. La Gaceta de Intereconomía (que llegó a cerrar por falta de ventas) y La Razón, el periódico menos leído de los nacionales, obtuvieron hasta 27 veces más publicidad que 20 Minutos y El País, que eran entonces los de mayor tirada.

Portada de La Razón

ABC y La Razón han venido presentado a Rajoy como un aguerrido líder, mientras atacaban ponzoñosamente a sus rivales políticos. La prensa no debería tener rivales políticos, pero en España los tiene dada su implicación.

2013, apoyando a Ignacio González
2013, apoyando a Ignacio González

La hemeroteca guarda portadas especialmente hirientes. Como la de ABC en la que nos vendían las excelencias del equipo ejemplar del PP de Madrid. Si habrán cambiado poco las cosas que Casado nos ofertó otro Team bien similar.

Las televisiones y radios de los grandes consorcios se han comportado de forma similar. Marcando a quién odiar, y a quién salvar. A menudo, en contra de los intereses de los ciudadanos que, sin embargo, “compran” dolorosamente los mensajes como vienen y los difunden.

La pública, RTVE, ha sido en manos del PP de Rajoy, sigue siendo hoy aún, una fábrica de esconder información y manipularla. Cientos de denuncias de los consejos de informativos lo certifican. “El Telediario de TVE ha contado, transcurridos 10 minutos desde su inicio, que el PP ha sido encausado por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas, aunque no contenían información relevante”. 1 de Diciembre de 2017, escribí, una vez más. De esta forma, más de dos millones de televidentes de cada edición se hacían una idea completamente distinta a la real.

El PP está roto, derechizado, furioso, infectado… vivo. Como demuestra el camino mediático surcado estos días. Está vigoroso todo el engranaje. La Audiencia Nacional va a investigar, nos dicen, las grabaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein al Rey Juan Carlos I, anterior Jefe del Estado.  Algo que produce –a mí al menos- una sensación ambivalente. De un lado la necesidad de indagar si existen responsabilidades por un uso fraudulento de nuestro dinero, si lo hubiere. Por este sistema que termina creando redes de impunidad en la que todos actúan de testaferros. Del otro (por así decirlo), el origen mediático de la filtración que la tizna gravemente. La cautela ante lo que no termina de cambiar.

La cuerda floja, entre aciertos y errores, puede romperse en cualquier dirección. O no, si se sustituye por un soporte sólido.