Por qué apoyo a Podemos, al nuevo Podem Catalunya y a En Comú Podem

14 diciembre, 2017

Fuente: blogs.publico.es

Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universitat Pompeu Fabra

Como estudioso de la situación social de España he estado más que preocupado por el deterioro del bienestar y calidad de vida de las clases populares, que constituyen la mayoría de la población española (incluyendo la catalana), deterioro que ha ocurrido durante estos años de crisis conocidos como la Gran Recesión (que para millones de españoles ha significado la Gran Depresión), y que debería también titularse la Gran Crisis Social, pues ha sido (y por mucho) la mayor crisis social que España (incluyendo Catalunya) ha sufrido durante su periodo democrático. He documentado extensamente este deterioro en mis escritos, tanto académicos (Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante, Ed. Anagrama, 2015) como en prensa general (ver “El mayor problema que tiene hoy Catalunya del cual no se habla: la crisis social”Público, 30.06.2017 y “El nuevo régimen social de España”Público, 23.06.2017).

El deterioro es tal que por primera vez en el periodo democrático los hijos están teniendo un nivel de vida inferior al de sus padres. En Catalunya, por ejemplo, el 40% de la población tiene un nivel de vida (medido en unidades de compra estandarizadas) menor que el de sus padres. Y relacionado con este hecho, vemos también otro fenómeno preocupante: el número de personas que ascienden en la escala de movilidad social es, en Catalunya, inferior al número de personas que desciende en tal escala. Ahora bien, no a todos les va igual de mal. En realidad, a algunos les ha ido bastante bien. Así, en Catalunya los ingresos del quintil superior en nivel de renta (el 20% de renta superior, un grupo de enorme poder político y mediático) ha visto crecer sus ingresos considerablemente mientras la mayoría de la población los ha visto reducir, habiendo alcanzado Catalunya (y España) una de las desigualdades mayores en la Unión Europea. En nuestro país, las clases populares están sufriendo. De ahí que la imagen que los establishments financieros y económicos están promoviendo, con la ayuda de los establishments políticos y mediáticos del país (tanto en España como también en Catalunya), de que estamos ya “recuperándonos” no describe acertadamente lo que está ocurriendo. Si asumimos que recuperación quiere decir volver a los niveles de vida y renta anteriores a la crisis, entonces los datos muestran la falsedad de este supuesto. Hoy ser mileurista (que era un término para definir escasez antes de la crisis) ha pasado ya a ser un sueño para millones de catalanes y españoles. 

Por qué esta gran crisis social

En realidad, por extraño que parezca las causas de tal crisis son bastante fáciles de ver, aun cuando es más que probable que el lector no las vea, ni las oiga, ni las lea en los mayores medios de comunicación del país. Las causas han sido las políticas públicas realizadas por los partidos gobernantes, tanto en España como en Catalunya, durante todos estos años, y que responden a un ideario neoliberal que ha dominado el pensamiento económico catalán, español y europeo, ideario promovido también durante muchos años por los establishments europeos como el Consejo Europeo, la Comisión Europea, el Ecofin (los ministros de Economía y Hacienda de la UE), el Banco Central Europeo (BCE) y también el Fondo Monetario Internacional (FMI). Estas políticas han incluido reformas laborales que han debilitado a los sindicatos y que han creado un gran deterioro de los salarios (un 10% como promedio desde 2007) y la calidad del trabajo, con aumentos masivo de la precariedad en el empleo, como demuestran los datos: el 57% de los empleos creados entre el 2º trimestre de 2014 y el 2º trimestre de 2017 son temporales, en donde los contratos más frecuentes son solo de 15 días, así como un aumento elevadísimo del desempleo, que ha llegado a alcanzar un 52% entre los jóvenes y ello a pesar de que un millón y medio de ellos han dejado España, siendo nuestro país uno de los que exporta más jóvenes al extranjero.

El otro gran componente de estas políticas públicas neoliberales han sido las políticas de recortes del gasto público, muy acentuadas en las transferencias públicas como las pensiones (que, producto de estos recortes, se calcula se reducirán en un 30% de aquí a unos treinta años) y las ayudas a las familias, así como en los servicios públicos del Estado del bienestar como sanidad, educación, servicios sociales, servicios destinados a ayudar a las personas con dependencia y vivienda social, entre muchos otros. Estos recortes, junto con las privatizaciones en tales servicios, han contribuido a la dramática reducción del bienestar y calidad de vida de las clases populares. La gente normal y corriente lo está pasando muy mal, y puesto que estas clases populares constituyen la mayoría de la población uno esperaría que esta crisis social centrara la atención del debate político en estas elecciones del 21 de diciembre. Y, en cambio, no lo centra. ¿Por qué no? Para entender esto tenemos que entender quiénes son los que imponen (y digo imponen porque ninguna de estas políticas públicas neoliberales estaba en los programas electorales de los partidos gobernantes) y cuánto poder político y mediático tienen. 

¿Quién aplica estas políticas?

La respuesta a esta pregunta es también muy fácil de ver, aunque tampoco el lector la verá, oirá o leerá en los medios. La respuesta es tan fácil que a los responsables de estas políticas se los puede describir con nombres y apellidos, todos ellos con gran proyección mediática, aunque ninguno de ellos aparezca en los medios por su responsabilidad por haber creado la enorme Gran Crisis Social. Hagamos una lista de los partidos neoliberales.

En primer lugar hay que poner al gobierno Rajoy, que ha aplicado con gran dureza tales políticas –reformas laborales y recortes- que han causado tanto sufrimiento. Junto al PP hay que poner a Ciudadanos, que es incluso más papista que el Papa. Es hoy el partido más neoliberal existente en España. Conocido como la “rama política del Ibex-35”, su compromiso con tales políticas es muy acusado y ello a pesar de que hay cada vez más voces dentro de la ortodoxia neoliberal que comienzan a dudar de la sabiduría y conveniencia de tales políticas. Nada menos que el Sr. Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, ha admitido recientemente que las políticas de austeridad (“recortes”) han sido un error para la Unión Europea, y el Sr. Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, y la Sra. Lagarde, presidenta del Fondo Monetario Internacional, han indicado que los salarios en España (incluyendo Catalunya) son demasiado bajos. Y en España incluso El País, que es el mayor órgano de difusión del neoliberalismo, editorializó recientemente que puede que los salarios sean demasiado bajos. La derecha dura española, el PP y Ciudadanos, sin embargo, permanece fiel a su dogma neoliberal, pase lo que pase. Después de todo, los intereses económicos que los financian lo están pasando muy bien. Los beneficios del Ibex-35 nunca habían alcanzado niveles tan altos. El dato más indicativo de ello es que mientras que las rentas del trabajo (sobre el total de rentas) han ido disminuyendo durante la Gran Crisis Social, las rentas del capital han ido subiendo.

En Catalunya, el partido neoliberal más importante es Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), ahora rebautizado como PDeCAT, un partido clientelar, con un largo historial de corrupción, perteneciente a la misma familia política europea que Ciudadanos; ambos se presentan como de centro cuando en realidad han sido de los partidos que han propuesto y/o votado más leyes neoliberales en las Cortes Españolas.

Y por extraño que parezca hay que incluir al PSOE de Zapatero en esta categoría, pues fue tal gobierno el que comenzó las políticas neoliberales que fueron más tarde continuadas y expandidas por las derechas gobernantes que lo sucedieron. E incluyo en esta categoría al PSC, pues aun cuando sus bases (a diferencia del PP, Ciudadanos y el PDeCAT) son de gente de izquierdas (que prioriza políticas antineoliberales), las direcciones y aparatos de ambos partidos han reaccionado a la crisis financiera con políticas neoliberales de libro de texto. Hay que reconocer y aplaudir que el PSOE y el PSC jugaran un papel clave en el establecimiento del Estado del Bienestar en España. Pero, repito, su respuesta a la crisis fue típicamente neoliberal y no hay indicios de que Pedro Sánchez esté comprometido en romper con el neoliberalismo. Me encantaría estar equivocado. El PSOE tiene economistas de gran valía, de tradición socialdemócrata, pero todavía hoy los que han asesorado a los gobiernos socialistas han sido de claro corte socioliberal (la versión light del neoliberalismo). Hasta ahora, Pedro Sánchez parece haber renunciado, una vez más, a su compromiso de aliarse con otras fuerzas progresistas como Unidos Podemos para realizar el cambio tan urgente que el país necesita. 

La situación de las izquierdas catalanas

En Catalunya, ERC fue uno de los componentes de la coalición de izquierda –el Tripartit-, que ha sido el único gobierno de izquierdas que Catalunya ha tenido en su periodo democrático. Es un partido que es un paraguas de muchas sensibilidades políticas, desde marxistas a liberales: lo único o lo más importante que las une es su independentismo. Ahora bien, me apena que su equipo económico parezca compartir las tesis del dogma neoliberal. Varios indicadores refuerzan mi impresión. La Ley de Presupuesto aprobada por Junts Pel Sí fue una continuación de los presupuestos anteriores de Convergència i Unió, sin cambios significativos. Sus políticas asistenciales (como combatir la pobreza energética) iban por buen camino pero han sido insuficientes. Pero en temas clave no ha habido una ruptura con el neoliberalismo, dejando intactas las mayores intervenciones realizadas por Convergència (hoy PDeCAT) que han dañado al mundo del trabajo y al Estado del Bienestar. Es también sorprendente y decepcionante que en el famoso debate Borrell-Junqueras en TV3, este último tomara como su punto de referencia al gurú ultraliberal del movimiento independentista, el Sr. Sala i Martín.  Parecen estar mal aconsejados si se dejan influenciar por tal economista, el economista más promocionado por el mayor instrumento mediático del gobierno de Junts pel Sí, TV3, pagado por los contribuyentes catalanes, la gran mayoría de los cuales no comparte la ideología neoliberal promocionada por tal economista en la televisión pública catalana en estos días preparatorios para las elecciones.

Por último, la CUP, aun cuando se presenta de izquierdas y muy radical en su mensaje, en realidad siempre antepone el tema nacional al tema social, convirtiéndose en la práctica en un aliado imprescindible de Junts pel Sí.

En este resumen del panorama político en Catalunya y España puedo predecir que a no ser que haya un cambio significativo en las políticas públicas del PSOE, PSC y ERC, será muy difícil que se salga de la Gran Crisis. Esperar que cambien las derechas me parece un error. Ello me lleva a explicar por qué apoyo a Podemos, IU, En Marea, Catalunya en Comú-Podem y Podem Catalunya. La respuesta es muy lógica: son los únicos partidos que se han opuesto al neoliberalismo, y donde han gobernado han mostrado que otras políticas alternativas eran y son posibles. La evidencia de ello es abrumadora. Donde gobiernan estas fuerzas políticas se aplican políticas diferentes y opuestas a las neoliberales, como en las principales ciudades de España. 

Pero hay también otras razones de por qué las apoyo. La plurinacionalidad de España

Pero hay otra razón. Como catalán y español, que vengo de una familia represaliada por su apoyo y compromiso con el bienestar de las clases populares de los distintos pueblos y naciones de España, así como por su visión republicana y no borbónica del Estado, me siento identificado con el único espacio político (Unidos Podemos, En Comú Podem, En Marea) que considero heredero de esta tradición y cultura republicana. Su reconocimiento del plurinacionalismo de España es una característica que lo hace atractivo a todos aquellos que quieren vivir juntos en España, en fraternidad, solidaridad, con respeto a la diversidad y plurinacionalidad, construyendo una España policéntrica y no radial, como ahora.

Hoy esta visión variada y plurinacional es más necesaria que nunca pues los nacionalismos extremos -el nacionalismo borbónico por un lado, y los secesionistas independentistas por el otro- están llevando el país a un desastre no solo social, sino también nacional. No es casualidad, por cierto, que los mismos partidos que quieren imponer su visión uninacional de España, el PP y Ciudadanos (liderando el nacionalismo españolista), y el PDeCAT (liderando el nacionalismo independentista) sean también los partidos más neoliberales. Están todos ellos utilizando las banderas para esconder su neoliberalismo, lo que constituye un caso típico de esconderse detrás de las banderas para ocultar unas políticas que están causando tanto daño. La evidencia de que existe dicha utilización de las banderas (la borbónica por los primeros, y la estelada por los segundos) para ocultar su defensa de los grandes intereses económicos y financieros que representan es abrumadora. Es doloroso ver cómo Ciudadanos, cuyas políticas neoliberales están dañando a la clase trabajadora en Catalunya y en España, sea el que consiga más apoyo en los barrios obreros debido a su defensa de la “unidad de España”. 

Últimas observaciones sobre Podem Catalunya

Una de las causas del enorme poder de las derechas en España y en Catalunya se debe a la gran división de las izquierdas  (ver “La desunión de las izquierdas: una de las mayores causas de la gran crisis social”, Público, 08.11.2017). De ahí la enorme necesidad de que las izquierdas catalanas, muy divididas, establezcan coaliciones tendentes hacia una unidad. Ello ha sido posible a nivel del Estado cuando se estableció En Comú/Podem, que ganó las elecciones generales en Catalunya dos veces. Es la unión de Barcelona en Comú, ICV y EUiA con Podem, la rama catalana de Podemos. Esta coalición, sin embargo, no se ha establecido en Catalunya hasta ahora.

Y es ahí donde deben entenderse varios puntos pues, como era de esperar, los medios –en su campaña de hostilidad hacia esta izquierda- han estado tergiversando las noticias sobre el cambio de liderazgo en Podem Catalunya. No son ciertos varios hechos. No es cierto que Pablo Iglesias haya intervenido en Podem Catalunya de la misma manera que Rajoy ha intervenido el Gobierno catalán. Esta versión, interesadamente promovida por la dirección saliente de Podem, es falsa, pues no fue “Madrid” sino la máxima autoridad de Podem Catalunya, los inscritos, los que votaron masivamente en contra de la dirección anterior y a favor de la coalición con Catalunya en Comú. En realidad, el descontento de muchos miembros de Podem con la dirección política del equipo anterior, próximo a la CUP y a ERC, era bien conocido y la gran participación –que batió todos los récords-, con un no a la política de la dirección saliente y un sí rotundo a la coalición, era previsible.

Por otra parte, la convocatoria inmediata de elecciones el 21D por parte del gobierno Rajoy creó problemas de calendario que imposibilitaron los procedimientos característicos de culturas participativas como la de Podem, como son las primarias y la preparación de las listas electorales, lo cual explica que no solo Podem sino muchas otras formaciones políticas no pudieran seguir tales procedimientos. Es más, Podemos nombró una gestora integrada por personas conocidas, a las cuales se reconocía como favorables al mandato del nivel más soberano de Podem, los inscritos. Esta gestora se estableció después de haber hecho la lista electoral, pues su función era distinta: preparar la campaña electoral junto con Catalunya en Comú y también preparar la Asamblea Ciudadana para elegir la nueva dirección de Podem. Y, como era de esperar, hay miembros que, coherentes con su desacuerdo con el mandato de los inscritos, están dejando Podem Catalunya, lo que queda compensado por un número mayor de miembros que se están movilizando para establecer el nuevo Podem, cumpliendo así el objetivo de la unidad de las fuerzas progresistas que Catalunya necesita como el aire que respira. Y, un primer paso para ello, es el establecimiento de la coalición Catalunya en Comú-Podem que es la única fuerza política hoy en Catalunya que combina una crítica al neoliberalismo, que ha dañado tanto a la mayoría de la población catalana, con propuestas alternativas que han mostrado su factibilidad donde han gobernado, junto con un reconocimiento de la plurinacionalidad de España con una propuesta real y realizable para llevarla a cabo.

Anuncios

Ser árbitra a los 16: “Uno de los primeros comentarios que sufrí fue de una madre que me dijo: ‘Mujer tenías que ser”

13 diciembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Ángela Herranz tiene 16 años recién cumplidos y lleva arbitrando partidos de fútbol 8 entre niños (hasta once años) desde hace unos meses. Es la única mujer en un colectivo que forman unas 70 personas en la delegación valenciana del Camp de Morvedre. “Mis compañeros me acogieron con total normalidad y me tratan muy bien, como a uno más, desde el primer día”, reconoce la joven valenciana.

Aunque quiere estudiar algo relacionado con las ciencias de la salud, como enfermería o ingeniería biomédica (actualmente cursa primero de Bachiller), no renuncia a llegar lo más alto posible en el mundo del arbitraje: “Evidentemente, si estoy en este mundo es porque me gusta y porque quisiera seguir dedicándome a ello”. Por lo que se refiere a cómo una chica de 15 años decide meterse a árbitra -tuvo que hacer un cursillo y aprobar dos exámenes teóricos y unas pruebas físicas-, apunta que es algo que le viene de familia: “Mi padre fue árbitro y mi hermano también lo es”. “Además, es una forma de practicar un deporte que me gusta. Aunque nunca he jugado al fútbol siempre he estado muy metida en este mundo, que ya conocía”, reconoce.

Ángela dirigiendo un partido de fútbol 8
Ángela dirigiendo un partido de fútbol 8

En cuanto al ambiente en los campos, asegura que no le tratan de forma diferente por ser mujer: “En general, tanto padres como entrenadores, la mayoría, te trata mal, como a cualquier árbitro, a quien culpan de la derrota de su equipo -si ganan, es por los niños, si pierden es culpa tuya-“. No obstante, apunta, “evidentemente que he escuchado algún insulto machista. Recuerdo a una madre que me gritó: ‘mujer tenías que ser’ o algún padre que me ha enviado ‘a fregar’ en alguna ocasión, pero reconozco que esos son los menos, la mayoría son genéricos que valen para cualquier árbitro, sea hombre o mujer (qué mala eres, burra…), cuestionando cualquier decisión que tomas”.

Sin embargo, lamenta que ese tipo de trato sea el habitual: “No es normal que te increpen o te insulten por pitar una falta en contra del equipo de sus hijos o por no ver un fuera de juego”. “Al final, aprendes a desconectar de esas presiones cuando acaba el partido, porque si no, no te puedes dedicar al arbitraje”, sostiene Ángela, a quien lo que sí que le inquietan sus equivocaciones: “Cuando soy consciente de que he cometido un error, entonces sí que le doy vueltas”.

Por eso, echa en falta, tanto entre los padres como entre los propios entrenadores, “con los niños no hay problema, por lo general respetan tus decisiones”, que fueran capaces de empatizar: “Les pediría que se imaginaran a ellos o a sus hijos en mi lugar. Seguro que entonces verían nuestra labor de otra forma”, apunta la joven, que indica que padres y entrenadores, cuando protestan reiteradamente, “trasladan esa crispación a los niños en el campo y, por tanto, al juego”.

Ángela Herranz señaliza una infracción durante el encuentro
Ángela Herranz señaliza una infracción durante el encuentro

A juicio de Ángela, los niños son los que más fácil se lo ponen, y recuerda una anécdota: “Era un día lluvioso, aunque no mucho, y les consulté a los dos entrenadores si querían jugar o la suspensión del partido. Me dijeron que adelante, que se jugaba, a lo que siguió una situación pintoresca. La madre de un niño [uno de los porteros] se metió en medio del campo diciéndome que tenía que suspender el partido y, como no accedí, el abuelo decidió ponerse en la portería detrás del niño con un paraguas, por lo que tuve que llamarle reiteradamente la atención para que saliera del campo. Al final, la madre y el abuelo se llevaron al niño en el descanso”.

De todos modos, la situación ahora es mejor que hace un año por la experiencia adquirida. “Recuerdo los primeros partidos, estaba muy nerviosa y dudaba de todas las decisiones que tomaba. Ahora no, estoy más segura e incluso soy capaz de adelantarme a la jugada y ver lo que va a suceder, aunque el arbitraje es difícil, mucho más de lo que la gente se imagina”.

El delito de odio, la revista ‘El Jueves’ y la Policía

12 diciembre, 2017

Fuente: blogs.publico.es

14Nov 2017

Compartir: facebook twitter meneame

4 comentarios

Pascual Serrano
Periodista

Tras las amenazas judiciales a varios humoristas y publicaciones satíricas como El Jueves o Mongolia, más de 100 humoristas gráficos han firmado el pasado 9 de noviembre un manifiesto en el que hacen un llamamiento a respetar la libertad de expresión, propia de una democracia, y piden la derogación de la Ley Mordaza. Sin embargo, no es la Ley Mordaza la principal amenaza a la libertad de expresión. Repasemos: el cantautor Javier Krahe, el humorista y dramaturgo Leo Bassi, el artista Abel Azcona y los humoristas de El Intermedio Gran Wayoming y Dani Mateo fueron procesados por el trasnochado artículo 525 del Código Penal que castiga con pena de multa de ocho a doce meses, a quienes ofenden los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, algo excesivamente ambiguo para dejar al libre criterio del juez.

Por otro lado, la tuitera Cassandra fue condenada a un año de prisión y a siete de inhabilitación absoluta por un acto de descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares, tras haber difundido varios tuits. Delito incorporado en la última reforma del Código Penal que entró en vigor el 1 de julio de 2015.

Pero quisiera detenerme en el delito de odio, incorporado también en la citada reforma y desarrollado en el artículo 510. En él se establece que se castigará con penas de uno a cuatro años de prisión a “quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad”.

Pues bien, el delito de odio es una de las acusaciones planteadas en la demanda contra la revista El Jueves por una noticia humorística en su web bajo el título “La continua presencia de antidisturbios acaba con las reservas de cocaína en Catalunya”. También ha sido el delito de odio el planteado por la fiscalía contra quienes se manifestaron frente a los hoteles catalanes donde se alojaban policía nacional y guardia civil. Interior creó un gabinete jurídico para tramitar como delitos de odio las denuncias de estos agente. Este tipo de delitos es también la acusación del fiscal contra ocho profesores de instituto de Catalunya por comentarios en tres centros educativos sobre las cargas policiales en el referéndum del 1 de octubre. Y también se utilizó en el caso de las agresiones a miembros de la Guardia Civil en Altasasua. El auto de prisión sin fianza para seis de los acusados recogía la imputación de un delito de odio a los acusados, aunque el proceso judicial ha seguido después por el delito de “lesiones terroristas”.

Lo paradójico es que el delito de odio se concibió, con el apoyo de la izquierda y los movimientos sociales, para proteger a las minorías discriminadas o potencialmente víctimas de agresiones: colectivos LGTB, inmigrantes, grupos étnicos. Sin embargo, el resultado es que están siendo los cuerpos policiales, con la complicidad de fiscales, los que están rentabilizando una norma que nació para proteger a las minorías. Numerosos juristas han señalado que “es técnicamente imposible que un agente de Policía sea víctima de un delito de odio”, “ la protección de los agentes de Policía o Guardia Civil está regulada a través de figuras como el atentado a la autoridad o la resistencia”.  Aceptar ese delito contra la Policía supondría asumir que el Cuerpo Nacional de Policía cuenta con una ideología, una raza o una tendencia sexual propia.

En la denuncia de la Policía se acusa al semanario El Jueves, además de injurias, de delito de odio. Odio a la Policía por su pertenencia, al parecer, a un determinado grupo étnico, social o ideológico. Odio al afirmar satíricamente que se acaban las reservas de cocaína cuando ellos llegan. Se da la circunstancia de que el tuit del Cuerpo Nacional de Policía en respuesta al de El Jueves que recogía la noticia demandada afirmaba “Apoyamos y defendemos la libertad de expresión, ¿pero no creéis que os habéis pasado de la “raya”?”. Pues parece que no, que al final la Policía ni apoya ni defiende la libertad de expresión. La acusación de delito de odio contra El Jueves, una revista que se dedica a todo lo contrario, al humor, supone una clara burla al espíritu de una ley que se legisló pensando en proteger a las minorías. O quizás es la Policía la que odia a El Jueves y la que hace tuits satíricos afirmando defender la libertad de expresión.

“Hoy, aunque es Navidad, no ha sido fiesta, por la guerra y por no existir ya los santos”

11 diciembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

El libro ‘Querido diario: hoy ha empezado la guerra’ recupera el diario de Pilar Duaygües, una adolescente de 15 años que plasma en sus libretas sus experiencias durante la Guerra Civil española.

Pilar Duaygües junto a sus hermanas. Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro 'Querido diario: hoy ha empezado la guerra'.

Pilar Duaygües junto a sus hermanas. Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro ‘Querido diario: hoy ha empezado la guerra’.

Pilar Duaygües Nebot tenía 15 años el 19 de julio de 1936. Desde hace pocos meses escribía casi cada día en su diario personal. Anotaba sus andanzas, comentaba las películas que había visto, lamentaba su aburrimiento y daba forma de prosa a sus sueños más románticos…. Pero aquel 19 de julio de 1936 todo cambió radicalmente. Sería, según sus palabras, “un día horrible” que quedaría “grabado en la historia”.

“Las ametralladoras iban, bombas por aquí, tiros por allá, etc. Se oía muy bien cómo se derrumbaban las casas en donde las tiraban (…) Los curas con ametralladoras, escopetas y revólveres hacían fuego contra el cuartel que está al lado (…) No sólo ardían esta iglesia y convento, sino todas las de Barcelona. Se veían muy bien las llamas (…) Finalmente, nos acostamos, mamá conmigo en mi cama, me dormí por el cansancio”.

Carné de socia del club de hípica de la joven.- Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro 'Querido diario: hoy ha empezado la guerra'.

Carné de socia del club de hípica de la joven.- Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro ‘Querido diario: hoy ha empezado la guerra’.

Era el primer día. A partir de ese 19 de julio y durante casi tres años Pilar desahogó en su diario emociones y miedos. La vida cotidiana dentro de la excepcionalidad de una guerra. Las colas para el pan. Las noticias del frente. La hermana que se va con Bayo a defender Mallorca. El amigo que no regresa. Pero también la competencia con su amiga. La relación con su madre. Lo ordinario dentro de lo rocambolesco.

El diario de Pilar ha permanecido guardado en un cajón durante 80 años. Hoy sale a la luz en el libro Querido diario: hoy ha empezado la guerra, que ha sido editado por los investigadores Tània Balló y Gonzalo Berger y publicado por Espasa. La comparación con otro diario, el de Ana Frank, cuyo relato sobre el horror nazi emocionó al mundo, es más que evidente.

“Se da la coincidencia de que son dos adolescentes que describen lo que viven desde sus propias emociones en una edad crucial. Ambas tienen un relato expuesto a la emoción y al detalle. Las une el hecho de explicar o de testimoniar un momento de conflicto, pero Pilar nunca manipula ese diario. Y nosotros tampoco. Sabemos que Ana Frank arregló parte de su diario porque quería presentarlo a un concurso y siempre están las sospechas o la sombra de que podría haber sido manipulado por su padre. El diario de Pilar tiene esa inmediatez, esa falta de perfeccionamiento que la vez lo hace un texto mucho más fresco“, explica a Público Tània Balló.

“Hoy, aunque es Navidad, no se ha hecho fiesta, por haber guerra y por no existir ya los santos”

La mirada de Pilar muestra, desde la óptica del antifascismo de una adolescente, la cotidianiedad de una vida en guerra. Como las colas para conseguir huevos o pan a partir del mes de noviembre de 1936 en Barcelona. La llegada de niños madrileños a Catalunya ese mismo mes ante la inminencia de la caída de Madrid. La muerte de Buenaventura Durruti o la internacionalización de la Guerra. “Me he levantado a las cinco y media para ir a hacer cola para el pan. Es algo horrible, tanta gente, y tanta que se quedó ayer sin él. Bueno, en palabras no se puede explicar; así he estado toda la santa mañana viendo peleas y demás, hasta la una y media, ocho horas haciendo cola“, escribe Pilar en la entrada del 24 de diciembre de 1936.

Un día después llegaría el día de Navidad. En la Barcelona de 1936. “Hoy, aunque es Navidad, no se ha hecho fiesta, por haber guerra y por no existir ya los santos. Por la mañana, al colegio, como de costumbre (…). A las 6 mis compañeras han ido a hacer cola para el pan, cosa que es terrible de lo larga [que es]. No sé cuándo se arreglará eso del pan, pues ha habido muchas muertes por esa causa”, escribe.

Poco después, en febrero de 1937, llegarían los primeros bombardeos a Barcelona. Era el sábado 13 de febrero y desde la costa un crucero lanzaba bombazos contra los civiles. Al momento sentimos, pom, pom, porrompom… Horrible el instante este. ‘Ya están aquí los fascistas!‘, me dije. Y, en efecto, así era. Al principio, creímos que eran aviones, pero luego nos dimos cuenta de que eran los barcos”. Pilar no lo sabía. Pero las bombas procedían del crucero italiano Eugenio de Savoia. 

Verano de 1932. Pilar junto a sus amigas. Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro 'Querido diario: hoy ha empezado la guerra'.

Verano de 1932. Pilar junto a sus amigas. Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro ‘Querido diario: hoy ha empezado la guerra’.

De niña a mujer

La Guerra Civil se alargaba y Pilar dejaba de ser la niña que era y su diario así lo reflejaba. A través de las páginas se vislumbra la figura de una mujer que comienza a tomar las riendas de su destino, que ya no se limita a describir lo que ve y toma partido en el conflicto que se desarrollo ante sus ojos y que ve en primera persona, en su círculo social, que la Guerra no es ningún juego. Que hay amigos y familiares que no regresan. Y que nunca regresarán.

“Es un cambio que se produce ante nuestros ojos y que se aprecia hasta en su escritura. Empieza más escueta, su vida es más estanca y más determinada por su madre. Pasan los meses y los años y adquiere personalidad propia. Ya no es esa niña que va en volandas de su madre”, explica a este periódico Gonzalo Berger.

El 27 de febrero de 1939, de hecho, Pilar cumplía sus 18 años. “¿Será posible que sea ya tan mayor? Parece que sea el otro que cumplí los 15. Me sabe muy mal tener ya esta edad, no quisiera hacerme mayor, aunque dicen que los 18 abriles es la mejor edad de la juventud”, escribe en su diario.

“Lloré mucho al ver que esos criminales fascistas se han llevado la victoria. Mas no les aguantaremos mucho tiempo porque volverá a haber un levantamiento”

Aún no había cumplido Pilar los 18 años cuando vio entrar en la ciudad de Barcelona a los fascistas. Lo describió en la entrada del 27 de enero de 1939, justo un mes ante de su 18 aniversario: “Barcelona es fascista. Hoy han empezado a desfilar por las calles las tropas al servicio de Franco. Todo son banderas monárquicas y vítores a Franco. (…) Han aparecido los periódicos hablando mal de los rojos, de Negrín y Companys y aludiendo a Franco. Yo les tengo un odio terrible, lo mismo que mi familia”.

La crudeza del final de la guerra

Pilar se había mostrado muy optimista respecto a la victoria de la República frente al fascismo, pero a principios de 1939 ya se había dado cuenta de que la victoria era imposible: “Lo que más desearía es que ganáramos la guerra y volver al Instituto Obrero juntamente con todos los alumnos que él tenía y volver al estudio intenso que a mí me gusta tanto. Pero estas esperanzas no me las hago, pues los fascistas lo tienen ganado ya, aunque Madrid, Valencia y Gerona, sean de los rojos. Ellos poseen una gran cantidad de material y muchos aviones, además de haber muchos alemanes, italianos, moros. Y nosotros no poseemos más que la razón, y como contra la fuerza no hay resistencia, es inútil poder ganar la guerra”.

Pero no todos son tristezas. El 12 de febrero, el papá de Pilar regresó del frente. Durante 15 nadie supo si estaba vivo o muerto. Regresó. “Está más delgado y ha envejecido una barbaridad”, diría Pilar. También estaba el cine. El entretenimiento preferido de Pilar, que a lo largo de los tres años de diario cita más de 100 películas. Y su hermana Rubi, que el 20 de febrero de 1939, dio señales de vida con una misiva desde un “hospital de la provincia de Gerona”.

En los últimos días del diario, también se aprecia el cambio de cotidianidad. Del día a día de la guerra, al del fascismo. “Me da rabia ir al cine porque obligan a saludar con el brazo tendido, o sea, el saludo fascista. En la pantalla aparece el rostro del “idiota” de Franco mientras que tocan el himno de ellos y todo el mundo ha de ponerse en pie y saludar. Si no se hace, los soldados que vigilan pegan a aquellos que no obedecen (…) A mí, el primer día, me cogió una pasión de reír al ver a tantas personas con el brazo horizontal que parecía que mirasen si llovía”.

La ilusión no muere

Boda de Pilar con Emili. Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro 'Querido diario: hoy ha empezado la guerra'.

 

Boda de Pilar con Emili. Imágenes del archivo personal de la familia Duaygües incluidas en el libro ‘Querido diario: hoy ha empezado la guerra’.

A pesar de la derrota de la República frente al Ejército franquista, Pilar no perdió la ilusión en una posterior victoria. Aquel fascismo no podía durar mucho. O eso pensaba. “Pasaremos todavía hambre y sufrimiento hasta que vuelva a venir otra revolución e implantar la República”, escribía en febrero. Apenas un mes después, a finales de marzo de 1939, se enteraría de la caída de Madrid. Esta era su reflexión:

“Lloré mucho al ver que esos criminales fascistas se han llevado la victoria. Mas no les aguantaremos mucho tiempo porque volverá a haber un levantamiento, esta vez por parte nuestra y quedará entonces enterrado para siempre el odioso fascismo, aunque a lo mejor tardaremos algunos años en lograrlo. Este pensamiento, que todos los rojos tenemos y del cual no nos engañamos, me da un poco de alegría”, sentencia Pilar.

Esa misma tarde, Pilar se fue al cine. Había acabado la guerra. La joven conoció a Emili Prats, con el que iniciará un largo noviazgo que dejará como prueba documental las más de 500 cartas que intercambiaron durante 1941 mientras él se encuentra realizando el servicio militar. Ese año Pilar abandonará su diario. En 1945 los dos se casarían y en 1948 la mujer daría a luz a su primera hija, María Pilar.

“A Pilar le pasa lo mismo que a la mayoría de las mujeres de su generación. Nunca ejerce en la carrera de Magisterio, que es la que estudió, y pasó a dedicarse plenamente a su hogar. Pilar se convierte en nuestra madre, nuestra abuela o nuestra tía. No tiene una vida distinta. Sufre la doble represión franquista: por roja y por mujer”, sentencia Tània Balló.

Perlas informativas del mes de noviembre 2017

9 diciembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Internacional

Militar chino

Aquí el diario  20minutos el 5 de noviembre mostrando una foto en la que aparece un militar que impide fotografías en Corea del Norte, otra prueba más del peligro que corre la prensa. Probablemente sea verdad que no se pueden hacer fotos en Corea del Norte, pero aquí se pueden difundir las fotos falsas que es igual de pernicioso para el periodismo, porque el militar de la foto es chino. Compárese el escudo de su gorra con estos otros  militares chinos desfilando o en la plaza de Tiananmen.

Captura de la noticia de el diario 20 minutos.
Captura de la noticia de el diario 20 minutos. ELDIARIO.ES

Portaviones y tensión

No confundáis, una cosa es que Corea del Norte provoque tensión y otra muy distinta es que EEUU despliegue tres portaviones con sus correspondientes grupos de combate en el Pacífico frente al país asiático ( El Mundo, 8 de noviembre).

Captura del titular de El Mundo sobre la tensión en Corea del Norte.
Captura del titular de El Mundo sobre la tensión en Corea del Norte. ELDIARIO.ES

Propaganda rusa

¿Veis por qué hay que terminar cuanto antes con la propaganda rusa que tanto nos desinforma? ( Sputnik, 15 de noviembre).

Captura del titular de la agencia de noticias Sputnik.
Captura del titular de la agencia de noticias Sputnik. ELDIARIO.ES

Policías matan policías

El  editorial de El País del 21 de noviembre se refiere a “134 muertos y más de 4.000 heridos a manos de la policía bolivariana o de grupos paramilitares oficialistas”. Pues bien, según las investigaciones, de ellos solo 13 están relacionados con disparos de cuerpos de seguridad (y por ello hay 40 agentes detenidos o procesados), 14 murieron por accidentes provocados por las barricadas de los opositores, 17 en saqueos, 5 linchados por manifestantes opositores, 4 manipulando explosivos e incluso 9 policías fueron asesinados. O sea, que El País hasta a los policías muertos los incluyen como asesinados por la policía.

Captura del editorial de El País.
Captura del editorial de El País. ELDIARIO.ES

España

Como el Hola, como el franquismo

¿Os imagináis la portada del Hola en el tardofranquismo anunciando al 12 cumpleaños de la infanta Cristina? Pues ahora eso lo hace El País el 1 de noviembre.

Captura de la noticia publicada por la revista Hola.
Captura de la noticia publicada por el periódico El País. ELDIARIO.ES

Esteladas y hiyab

Pues no parecen unas catalanas muy típicas (con hiyab y bandera de media luna) las elegidas por  The New York Times el 1 de noviembre para ilustrar el artículo de Junqueras y la manifestación independentista catalana. En cambio  en la edición en español utilizaron otra foto, aquí no hubiera convencido mucho las independentistas con hiyab.

Captura de la noticia publicada por The New York Times en su versión online.
Captura de la noticia publicada por The New York Times en su versión online. ELDIARIO.ES

Los Hechos

Si Pablo Iglesias dice una cosa y el periódico opina la contraria, creas una sección que denominas Hechos y ahí pones tu versión ( El País, 3 de noviembre). Porque lo que dice Iglesias son opiniones, pero la versión del periódico son Hechos.

Captura del editorial de El País.
Captura de la noticia de El País. ELDIARIO.ES

Montoro y Carmena

Mirad que foto más representativa eligió Twitter el 7 de noviembre para la noticia de que Montoro interviene las cuentas de Carmena. ¿Quién dijo mal rollo?

Captura de la imagen elegida por Twitter.
Captura de la imagen elegida por Twitter. ELDIARIO.ES

Titular

Pero qué bien nos enseñan a titular a los periodistas para vender.

Captura del titular utilizado por Huffpost.
Captura del titular utilizado por Huffpost. ELDIARIO.ES

Solo es amor

Este es un tuit de un programa de televisión de búsqueda de parejas, que no tiene nada de política ni de ideología. ¿Está claro? (Cuatro, 15 de noviembre).

Captura de la noticia publicada por Cuatro.
Captura de la noticia publicada por Cuatro. ELDIARIO.ES

Marx y Lenin

Lo de algunos columnistas es grave. Aquí pontificando sobre lo que dijo Marx sobre Lenin. Marx, que murió en 1883, cuando Lenin tenía 13 años ( La Voz de Galicia, 18 de noviembre).

Captura de la noticia publicada por La Voz de Galicia.
Captura de la noticia publicada por La Voz de Galicia. ELDIARIO.ES

Antiespañolista

Como señalan al inicio de la noticia, Jordi Savall es uno de los violagambistas más reconocidos en todo el mundo, que ha creado un “programa inspirado en la vida y el tiempo de Murillo que interpretará junto a la Capella Real de Catalunya y Hespèrion XXI”. Pues bien, lo relevante para el titular de la noticia de que dirigirá el concierto inaugural del Año Murillo es que es “un reconocido antiespañolista” (Sevillainfo.es, 27 de noviembre).

Noticia de Sevillainfo.es.
Noticia de Sevillainfo.es. ELDIARIO.ES

Militares contra la desinformación

Fijaos que la “amenaza de la desinformación” es un asunto de la ministra de Defensa porque “vienen los rusos”, no porque el gobierno se haya preocupado alguna vez de garantizar el derecho a una información veraz que aparece en el artículo 20 de nuestra Constitución ( tuit 30 noviembre).

Captura de la noticia del portal Europrensa.
Captura de la noticia del portal Europrensa. ELDIARIO.ES

No fueron los rusos, fue Google

Leyendo el portal Europrensa el 30 de noviembre, descubrimos que el gobierno catalán ilegalizado burló las leyes pagando sus servidores de internet con criptomedas como bitcoins. Para ello debió recurrir a la complicidad de Google Estados Unidos para que le autorizara tras presentarles un expediente informativo. O sea, que no fueron los rusos ni Putin los que ayudaron a la operación independentista catalana, sino los estadounidenses y la empresa Google.

Perla publicitaria

¿Que inauguramos tienda en un barrio popular con fama de rojo? Pues un cartel con un puño en alto. ( vía @Oliviayoquese)

Cartel publicitario de MediaMarkt.
Cartel publicitario de MediaMarkt. ELDIARIO.ES

La guerra continúa

8 diciembre, 2017

Fuente: http://www.elpais.com

José Álvarez Junco y los dioses útiles, o Gerhard L. Weinberg y la Segunda Guerra Mundial en menos de 200 páginas.

La guerra continúa

Johan Huizinga escribió que ninguna disciplina tenía sus portales tan abiertos al público en general como la historia. Y algunos de los libros publicados en los últimos meses constituyen un excelente ejemplo de eso.

La historia está cargada de mitos, aunque muchas veces no se encuentren pruebas para sustentarlos, y así lo recuerda José Álvarez Junco en Dioses útiles(Galaxia Gutenberg), su repaso a las teorías y construcción histórica en torno a las naciones y los nacionalismos, donde intenta explicar el caso español en términos comparados. Historia narrada con buen pulso, sin olvidar el análisis, que es lo que hace siempre tan bien este autor.

Resumir la guerra de 1939-1945 en menos de 200 páginas no es tarea sencilla, pero Gerhard L. Weinberg la borda en La Segunda Guerra Mundial (Crítica), partiendo de todos los conocimientos en investigaciones que había anticipado en su monumental Un mundo en armas.

Durante esos años de violencia y genocidio, cerca de 48.000 españoles combatieron en la División Azul. Xosé M. Núñez Seixas realiza en Camarada invierno (Crítica) una disección de quiénes eran, cuáles eran sus motivos y sus percepciones sobre la Alemania nazi y la Rusia soviética. Una historia basada en cartas, diarios y memorias, la mirada cotidiana de quienes vivieron aquella segunda cruzada contra el comunismo.

Fuera de Europa hubo también grandes masacres, aunque nuestra mirada occidental no les preste demasiada atención, e Iris Chang narra en La Violación de Nanking. El holocausto olvidado de la Segunda Guerra Mundial (Capitán Swing) la que tuvo lugar en diciembre de 1937, cuando el Ejército japonés entró en la entonces capital de China, Nanking, y asesinó a más de 300.000 civiles.Julio Prada Rodríguez,Jordi Ama

Tampoco cesa la literatura sobre la España más reciente. Hay para elegir, según los intereses de los lectores, que puede ser el Frente Popular, en la interpretación y relato detallado que 80 años después ofrece José Luis Martín Ramos en El Frente Popular. Victoria y derrota de la democracia en España (Pasado & Presente); la represión económica y el castigo que el franquismo aplicó a una buena parte de la sociedad gallega, objeto minucioso de estudio de Julio Prada Rodríguez en Marcharon con todo (Biblioteca Nueva); La primavera de Múnich (Tusquets), como denomina Jordi Amat en su excelente narración a lo que la dictadura de Franco bautizó en 1962 como el contubernio; el uso que los vencidos en la Guerra Civil hicieron de las coplas de Conchita Piquer, una original investigación de Stephanie Sieburth —Coplas para sobrevivir (Cátedra)—, muestra del vigor de los estudios culturales en los hispanistas más jóvenes; o el pormenorizado análisis de la izquierda radical durante la Transición por parte de Gonzalo Wilhelmi en Romper el consenso (Siglo XXI).

Y aunque tiene ya casi tres décadas, aparece una nueva edición de Recuérdalo tú y recuérdalo a otros. Historia oral de la guerra civil española (Crítica), la magistral obra de Ronald Fraser, la mejor guía para descubrir las historias escondidas de la guerra, más allá de mitos y disputas sobre las causas y responsables del acontecimiento central de la historia de España en el siglo XX.

Historias de gente común, de grandes acontecimientos políticos, de guerras y violencia. En grandes pinceladas y en miniatura. Para que los lectores decidan.

La guerra continúa

 

11 lecciones televisivas que nos deja El Ministerio del Tiempo

7 diciembre, 2017

Fuente: http://www.vertele.eldiario.es

El Ministerio del Tiempo

El Ministerio del Tiempo
 La serie de La 1 de TVE cerró este miércoles su tercera temporada, y todo apunta a que será la última y definitiva. Tres años en los que ha conquistado a crítica y público, pese a no destacar nunca en audiencias, y que nos dejan distintas enseñanzas que la ficción y la televisión española deben apuntar para el futuro

Aunque ha acabado relegada casi al late night por la política de programación de TVE y con datos que no hacen honor a su trayectoria, El Ministerio del Tiempo se ha despedido como una de las series españolas más importantes de los últimos años.

No es el juicio de un espectador, ni el de un medio como Vertele, sino que así lo atestiguan hechos como que El Ministerio del Tiempo sea la única ficción que ha logrado dos Premios Ondas consecutivos a la mejor serie española (2015 y 2016), además de seis Premios Iris de la Academia de Televisión, cuatro Premios de la Unión de Actores, tres Premios Fotogramas de Plata y tres Premios Madrid Imagen, entre otros.

Tanto la ficción en sí misma como su elenco de actores han logrado, en apenas tres temporadas, situarse como un referente en la televisión española. Pero en la pequeña pantalla las audiencias muchas veces pesan más que la calidad del producto, y este miércoles parece haber llegado a su final definitivo, con un aplaudido último capítulo en el que precisamente ha navegado de forma crítica en el panorama televisivo.

A modo más de aprendizaje que de homenaje, queremos resumir algunas de las muchas lecciones que El Ministerio del Tiempo ha dado a la ficción española, y también hacer un breve recuento de errores que, por el bien de las futuras producciones, convendría no repetir nunca más.

Las lecciones de El Ministerio del Tiempo

· Riesgo e innovación: La 1 de TVE, esa cadena con fama de estar dirigida solo a personas mayores y albergar formatos más tradicionales, recibió en febrero de 2015 una nueva serie con viajes en el tiempo, innovaciones en la estructura narrativa, un elenco joven y una propuesta tanto capitular como lineal.

Y tanta novedad, lejos de asustar al público, hizo que TVE sumase a su franja más débil, la de los más jóvenes, un importante impulso. Algo que ahora ha hecho “Estoy Vivo”, y que demuestra que innovar y arriesgar en la ficción tiene premio.

· Fenómeno transmedia y en redes: Hablando claro, El Ministerio del Tiempo jamás ha tenido audiencias masivas. De hecho, su récord histórico lo marcó el día de su estreno, con 2.981.000 espectadores y un 14.8% de cuota de pantalla. Pero ha logrado conectar como pocas series españolas con sus fans.

Los “ministéricos” han sido legión gracias a la estrategia transmedia mediante la app, contenidos independientes y exclusivos online, ficciones sonoras, realidad virtual, spin-offs en vídeoblogs y más innovaciones. También en las redes sociales, por las que desde el inicio apostó la serie, en una iniciativa que ha demostrado (y marcado el camino a otras) que el reconocimiento social también puede alargar la vida de una ficción y lograr que sea renovada.

Gracias a todos los que nos habéis acompañado. Ahora a descansar que vaya noche de emociones. Hay que reírse más de uno mismo 

· Netflix y las nuevas vías: Desde su primera temporada, El Ministerio del Tiempo contó con un presupuesto reducido que le hacía difícil competir en igualdad de condiciones contra otras series españolas. Algo que en parte logró solucionar al buscar un acuerdo con Netflix.

No es el primer ni el único ejemplo, claro está, pero lograr esa colaboración entre TVE y la plataforma de pago permitió a la serie plantear una tercera temporada con más recursos, y abrirse además las puertas a un futuro en Netflix, donde la exigencia continua de las audiencias no es tan asfixiante.

· Cameos de lujo y con sentido: Cuando un producto televisivo destaca por la calidad, casi todo el sector se vuelca en apoyarlo. En el caso de El Ministerio del Tiempo, decenas de prestigiosos actores han puesto su granito de arena, de forma testimonial o recurrente, para colaborar en su trama.

Precisamente ese ha sido un punto importante de todas esas colaboraciones: los actores se integraban para interpretar un papel, generalmente histórico, y convertirse en uno u otro personaje. Es decir, la serie no hacía un esfuerzo en su trama o guión por “incorporarlos” preparándoles un personaje, sino que eran ellos los que se metían en la piel de un determinado papel.

· Es posible enseñar sin ser una ficción educativa: la finalidad principal de El Ministerio del Tiempo no es educar a sus espectadores. Pero desde el primer capítulo, sus tramas y episodios siempre han incluido una nota histórica que ha permitido aprender sobre conquistadores, políticos, cineastas y un largo etcétera.

Javier Olivares ha mantenido desde el principio un acertado pulso a la historia, seleccionando para cada capítulo un hecho concreto de la biografía de sus personajes, o un capítulo determinado de la historia de un barrio (como en el caso de El Raval) que ha permitido entretener al mismo tiempo que sus espectadores se formaban históricamente.

· Una ventana de humor abierta a la actualidad: Un capítulo en el siglo XX, otro en el XIX, otro en el XVI, otro en el XIII… los viajes en el tiempo han llevado a la “cuadrilla” a muchas épocas, pero en todos ellos han mantenido un contacto con la actualidad gracias al humor.

El personaje de Julián Martínez (Rodolfo Sancho) fue el principal adalid de todos esos “guiños” a la actualidad que han sido tan aplaudidos, y que al mismo tiempo que recordaban al espectador que no es una serie histórica, creaban situaciones de comedia con un punto hilarante por la asincronía del momento.

· Los viajes en el tiempo gustan: Desde el principio, Javier Olivares dejó claro que El Ministerio del Tiempo no era ni mucho menos la primera serie que viajaba en el tiempo. Pero sí que ha sido la primera en España en usar ese recurso para centrar sus tramas, convirtiéndolo en eje principal de su desarrollo.

El acierto en este sentido no es únicamente esa apuesta arriesgada por los viajes en el tiempo, sino también cómo los han usado para introducir diferentes ingredientes, algunos de los cuales ya hemos repasado, y que se han convertido en sus exitosas señas de identidad.

· El placer por la televisión dentro de la televisión: Sin la necesidad de ser pionera, de hecho hace relativamente poco una ficción muy diferente como es LQSA también jugó con ello, pero El Ministerio del Tiempo ha jugado magníficamente con la metatelevisión.

En su último capítulo, como hemos explicado, la patrulla viajó al pasado para impedir que TVE diera luz verde a su propio proyecto. Se llenó de muchos guiños y referencias al mismo mundo de la pequeña pantalla, con defensas y críticas que fueron muy apreciadas por sus espectadores.

 Aprendamos de los errores

· Maltrato horario y de fechas: No ha sido cuestión de la serie, ni de su creador Javier Olivares, que de hecho ha sido uno de los que más ha lamentado públicamente los cambios y retrasos. Pero el papel de TVE ha sido fundamental en el desgaste exprés de la serie.

Resulta difícil comprender que un canal público, que hace muy poco promovió una campaña por la racionalización de horarios para que sus ofertas de prime time acabasen antes de la medianoche, inicie la emisión de una serie a las 23:00 horas. A ello se suma sus cambios de día, que han mareado a su audiencia hasta dispersarla y provocar una caída exprés de sus datos.

· Temporadas partidas y adiós inesperado: A ese “maltrato” horario en la parrilla diaria se le añade la mala planificación en la emisión de sus temporadas y capítulos. Cuando la audiencia se habituaba a ocupar una noche semanal con El Ministerio del Tiempo, ésta cambiaba o directamente dejaba de emitirse.

La durísima competencia de las cadenas rivales hace que sea muy difícil asentarse en una noche. Los cambios continuos de tu propia cadena, lo convierten en casi imposible. TVE decidió arrancar la tercera temporada de la serie en junio, la interrumpió en julio, y regresó en septiembre. Algo que ha demostrado favorecer su caída gradual.

· Cambio de protagonistas: Quizás el único factor que podría apuntarse a la serie, y no a la cadena, es que no haya podido mantener a dos de sus tres protagonistas. Pero lo cierto es que no es así, y que las bajas de Rodolfo Sancho y Aura Garrido han estado influenciadas por todo lo que ha pasado alrededor de la serie.

A actores que triunfan como ellos (y como Nacho Fresneda) les surgen muchos proyectos. Y si desde TVE no reciben el cuidado que consideran necesario, es lógico pensar que esa poca confianza en su trabajo se traslade a buscar un proyecto más seguro y gratificante. Pese a que El Ministerio del Tiempo logró suplirles con garantías gracias a Hugo Silva y Macarena García, el vacío de sus dos protagonistas originales también ha hecho variar los perfiles de sus personajes, que no podían ser idénticos y que han afectado a sus guiones y trama.

Un regalo para la mente: “Recapitulación de pensamientos antimilitaristas”. Año 1903

6 diciembre, 2017

Fuente: http://www.utopiacontagiosa.org

Foto histórica de Ferrer i Guàrdia

 

  1. proyecto educativo de la Escuela Moderna

Del proyecto de educación popular de Ferrer i Guardia, fusilado en 1908 tras un proceso sumario de la justicia militar por el delito de “rebelión”, tras los sucesos de la semana trágica de Barcelona, mucho se ha escrito y poco podemos añadir, fuera de nuestra admiración.

La Escuela Moderna contó además con una editorial propia, fundada a la vez que la primera, con la que se pretendía, en palabras del propio Ferrer (“La Escuela Moderna: Póstuma explicación y alcance de la enseñanza racionalista“, Barcelona. Publicaciones de la Escuela Moderna. Año 1992, página 122)  reforzar con libros adecuados la labor de educación popular y

“…emancipar el espíritu de todos los errores de nuestros antepasados y encaminar a la juventud hacia el conocimiento de la verdad y la práctica de la justicia, liberando al mundo de dogmas autoritarios, sofismas vergonzosos y convencionalismos ridículos, como los que desgraciadamente forman el organismo de la sociedad presente.

2. El segundo libro publicado por la editorial: un libro de lectura y dictados.

El segundo de los libros publicado por esta editorial fue precisamente el que ahora presentamos, “Cuaderno manuscrito. Recapitulación de pensamientos antimilitaristas“, en realidad una antología de otro libro (en francés) de Jean Grave, titulada “Guerre-Militarisme” (editorial Les Temps nouveaux. París, año 1902).

El libro de la editorial Publicaciones de la Escuela Moderna es un texto manuscrito, como se verá en el adjunto que acompañamos a esta entrada, hecho por varias manos y destinado a ser libro de lectura. Además se usaba para hacer copias y dictados por parte de los alumnos.

Alumnos que no sólo copiaban al dictado cualquier cosa, sino que copiaban, por ejemplo,

Las palabras guerra y civilización rabian de verse juntas. La guerra llamada civilizada, la nuestra, difiere de la salvaje mucho menos en el fondo que en la forma.

o

…la locura sangrienta de la guerra lo embriaga todo…

y

El salvaje instinto del asesinato guerrero tiene profundas raíces en el cerebro humano a causa de haber sido cuidadosamente cultivado durante miles de años, más es de esperar que una generación mejor y más dichosa que la nuestra logre corregirse de ese vicio original.

Porque, aprendiendo a leer, no aprenderá lo mismo el que así escribe y va rumiando lo dictado en su proceso de pintarlo en el papel, que el que dice, lo que aparece en el “Manuscrito para niños y niñas”, de 1900, de José Francés

Amiga Virtudes, ayer llegué a esta donde me tienes a tu disposición

o en el “Mi sendero. Primer manuscrito para niños y niñas” de Mariano Lampreave, editado en Burgos por Hijos de Santiago Rodríguez tres años después, donde se explica

Como soy niño ayudaré a mis padres siempre que pueda en sus obligaciones.

y

Consejo: Acostumbrarse a comprar, siempre que sea posible, productos españoles. Es una pena que tu dinero dé de comer a los trabajadores, propietarios o fabricantes de otros países, debiendo quedar en España.

3. Una pedagogía para una nueva conciencia

Una primera cuestión a destacar: iniciar el aprendizaje y el ejercicio de la lectura con un libro de contenido material tan elevado, porque no es lo mismo aprender, como en la época era más común, las gestas guerreras y religiosas de nuestros nefastos héroes de pacotilla, que aprender a la vez la apertura del espíritu hacia la utopía de desembarazarnos de la guerra, del militarismo descarado y de toda la parafernalia de mentiras y opresión con que se encubre.

Y una idea esta de la Escuela Moderna de dotar de herramientas más críticas y a ese intento de educación popular que dista tanto de ser transmisión de la ideología dominante, para aspirar a educar hombres y mujeres libres y para la libertad.

Lo dice así el propio Ferrer en la advertencia Editorial del presente Cuaderno de pensamiento antimilitarista:

Pareciónos material utilísimo y de buena ley para fortalecer los sentimientos de justicia aún no pervertidos de la infancia,  para prevenirla contra las sugestiones interesadas y malévolas de los privilegiados, y creyendo además interpretar cumplidamente las aspiraciones del Profesorado libre que en Ateneos, Círculos de estudios sociales, Centros Obreros, Escuelas libres y laicas, se dedican a inculcar en las infantiles inteligencias las ideas de justicia, formamos el presente Cuaderno Manuscrito”

y

… juzguen que la guerra es la más criminal aberración de los hombres, y el militarismo la reunión de sus ejecutantes; ambos sostienen en privilegio dominante de la sociedad actual; y pongan empeño en demostrar que la paz, fundadora de la justicia social, es el mayor bien a que puede aspirar la humanidad y la fraternidad de la sociedad futura, su mejor recompensa.

Aún estas palabras de hace más de un siglo tienen plena actualidad y recobran su vigencia en el mundo de hoy, donde al apabullante dominio del militarismo se une la inconsciencia de una sociedad que olvida deliberadamente este tremendo mal y que renuncia a luchar contra su imposición.

Hoy como antes, la labor de ilustrar a los actores sociales que tal vez puedan cambiar las cosas en el futuro (infantes y jóvenes, profesores y formadores, estudiantes sociales, obreros, … tal como predica Ferrer) exige una tarea popular de fomentar el antimilitarismo tal como ya hacía la Escuela Moderna.

Y digamos de paso que, por lo que venimos viendo, fue este tema del antimilitarismo uno de los ejes del los proyectos de educación popular.

Por alguna razón que desconocemos, hoy la educación popular no contempla, que sepamos, esta aproximación antimilitarista.

4. ¡Suprimir los ejércitos del mundo!

La lectura de toda la cartilla es aleccionadora. Sus críticas al militarismo, a la imposición de la violencia como una aplastante losa sobre la sociedad y como uno de los mecanismos de dominación y explotación, la vinculación de la paz con la justicia, la necesidad de asociar paz y lucha contra el militarismo, el destierro de los ejércitos y del armamentismo…

Veamos un rosario de argumentos:

La guerra tiene a su favor la antigüedad. Es cosa de todos los siglos.

o

..el militarismo europeo, osea, el estado de paz por el ejército permanente, es la causa principal de la esterilización de los campos y de la ruina de los países. Los recursos ganados penosamente por los trabajadores no bastan ya hace mucho tiempo. Es necesario el empréstito, tomar prestado siempre y descontar el porvenir. La deuda pública de Europa y de América se eleva hasta 98.000 millones, continúa creciendo y continuará hasta que todos los pueblos quiebren. … Y esas deudas, esos sacrificios, esos impuestos de todo género, ese aumento constante del malestar público ¿a quién aprovecha?, ¿para qué sirve?. Para quitar brazos a los agricultores, para esterilizar la tierra, para preparar el hambre universal…

Y, analizando el compromiso por la paz

Se verá aún durante muchos años que noventa y nueve hombres sobre ciento sentirán la necesidad de acuchillar y el centésimo, que los tratará de locos, será considerado utópico. ¡Suprimir los ejércitos del mundo! ¡Friolera! ¡Eso es imposible!

Un recuerdo que es un regalo y que nosotros contemplamos también como una parte de la herencia valiosa y que no debemos olvidar.

A 50 años de su muerte: por qué aún perdura el legado del Che

5 diciembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

El 9 de octubre de 1967, cuando los militares bolivianos y los agentes de la CIA decidieron ejecutar al Che Guevara en la aldea de La Higuera, presumieron que su muerte sería la prueba del fracaso de la gesta comunista en América Latina.

Pero no fue así. Al contrario de sus expectativas, la muerte del Che -después de una cruenta odisea de supervivencia de once largos meses- se convirtió en el mito fundacional para generaciones posteriores de revolucionarios que se inspiraron en su ejemplo y lo intentaron imitar.

“¿Cómo pueden seguir a un fracasado?”, ha sido el interrogante eterno de los furibundos opositores al Che, a Fidel, a la revolución cubana, y a todos los que han intentado impulsar revoluciones socialistas en América Latina en el último medio siglo. Los saca de quicio observar que jóvenes de otros países -inclusive del país más poderoso y más capitalista del mundo, los Estados Unidos- deambulan con camisetas con la cara del “Che” y, peor aún, expresan sus simpatías con el “Guerrillero Heroico”, como lo recuerdan oficialmente en Cuba.

Lo que no entienden y nunca han entendido es que el Che logró su heroicidad por la forma en que vivió y, sobre todo, por la forma en que murió. Un legado que han logrado pocas otras figuras públicas en la contemporaneidad y, en especial, desde el ámbito socialista. Si hace falta citar ejemplos: no hay camisetas con la cara del ruso Leonid Brezhnev o del albanés Enver Hoxha, ni mucho menos del camboyano Pol Pot.

La mitologización del Che no es el mero resultado de una campaña de publicidad tipo “Mad Men”. Si fuera así del “otro lado” habrían logrado ya consolidar algunos de sus propios héroes de culto popular, porque al fin y al cabo fueron ellos los vencedores en la gran batalla de la Guerra Fría. Pero, ¿dónde están las camisetas con la cara de Videla, Astiz y Pinochet?

Lo que sucede, es que por una serie de razones, entre ellas la fidelidad del Che con sus ideales y su disposición a morir en aras de esas misma ideas -por buenas o malas que fuesen-, él logró trascender a su círculo de adeptos filosóficos y convertirse en la encarnación del ser guerrillero. Una metamorfosis que, inclusive, logró convertir su innegable fracaso en Bolivia en una fuente de inspiración.

El hecho de que el Che murió joven y hermoso sustancia su leyenda; su parecido con Jesucristo, para quienes lo vieron tendido muerto en la lavandería del hospital de Vallegrande, facilitó su mitologización póstuma.

El branding y el Che

Las ideas del Che, expresadas en su famoso ensayo sobre “el socialismo y el hombre nuevo”, probablemente son mucho menos conocidas por sus adeptos más jóvenes que la estampa insigne de su rostro, inmortalizado en la foto de Korda.

Ese rostro en sí ya es un brand que simboliza a nivel mundial el desafío al status quo; la rebeldía pura, y sobre todo juvenil, frente a un mundo injusto. Es la cara de la indignación frente a un mundo desigual en el cual -dice el rostro y, por ende, el legado del Che – hay que tomar una posición y, si es necesario, pelear hasta las últimas consecuencias. Hay pocas otras caras que digan eso a las muchedumbres del planeta.

Por eso, en parte, perdura el Che. Quedó inmortalizado en una década en la que la televisión reemplazó a la radio como forma masiva de comunicación. En la que nació también la cultura pop – y también la consumista-; en la que en nuestras sociedades “eres lo que vistes“ y no necesariamente lo que haces.

Así que aquí estamos, cincuenta años después, en un mundo en que el branding lo es todo: en Inglaterra si vistes con ropa de la marca Burberry es casi seguro que eres un tory (conservador); en Estados Unidos si manejas un coche Subaru eres con toda seguridad votante del Partido Demócrata y posiblemente vegano o por lo menos te atraen las comidas orgánicas.

La remera del “Che” dice que has asumido una posición desafiante ante el mundo que no implica más compromiso que eso, pero presupone una postura.

Y hay algo más. En este mundo, en el que todos andan con su iPhone y pasan horas del día comunicándose a través de las redes sociales, el Che representa algo paradójico: el vínculo a un mundo real pasado. La prueba concreta de que hace dos generaciones miles y miles de hombres y mujeres, mayormente jóvenes, hicieron cosas reales para expresar su inconformidad . No haciendo click en su Facebook para dar a conocer sus gustos y disgustos. Esa generación puede haber fracasado, pero su sacrificio –desde la perspectiva del mundo del selfie y de un narcisismo generalizado– tiene un componente romántico.

¿Era homófobo, era racista, fue un asesino?

En los últimos años, algunos miembros de esta nueva generación -la de los “iPhonistas”, por llamarlos de alguna manera- se han acercado con nuevas preguntas sobre el Che. Se sienten atraídos por su figura, pero les preocupan tres cosas: si el Che era homófobo, si era racista y si es verdad que era un “asesino”.

Hace veinte años casi nadie me preguntaba por estos aspectos, lo que demuestra las maneras en que la política identitaria se ha apoderado cada vez más del debate público, sobre todo en los Estados Unidos y en Europa. Este cambio de perspectiva ante la figura del Che me ha provocado mucho interés y también cierta preocupación en cuanto a la inocencia expresada en estas nuevas inquietudes.

Por supuesto que el Che no era ni racista ni, que yo sepa, homófobo. Pero, ¿y si lo fuera? ¿Acaso sus actitudes ante la sexualidad o la raza son los factores más importantes para decir si lo admiras o lo repudias? Y, entonces, ¿qué hay que pensar de Malcolm X? ¿Lo admiramos por su bravura frente al racismo blanco o lo condenamos por sus expresiones de odio hacia el “diablo blanco”? ¿Y qué debemos pensar de su época anterior a su activismo cuando era un delincuente, cuando fue un proxeneta y prostituía a mujeres?

Por supuesto que la más grande de las preocupaciones expresadas por los jóvenes es la del “Che asesino”. Me han hecho esa pregunta muchas veces. Frente a la repetición de ese interrogante, me he encontrado en la necesidad de explicar que el Che -por más cool que luzca su barba y su boina- sí era un guerrillero. Que no fue un producto de branding o un actor haciendo el papel de guerrillero. He explicado, tantas veces como me han hecho esta pregunta, que en aquel mundo real, pues sí, los guerrilleros como el Che peleaban de verdad y tenían armas. Que mataron y, a veces, murieron por sus ideas.

Les he explicado también que, a mi juicio, hay una diferencia entre ser “asesino” y ser un combatiente guerrillero. Más allá de esta opinión, les digo que “sí”, que es cierto que el Che enjuició y ejecutó gente -tanto en Sierra Maestra como en La Habana durante los juicios sumarios a los seguidores de Batista capturados después del triunfo de la revolución.

Los ajusticiados, que yo sepa, eran o asesinos o violadores o traidores en el caso de los guerrilleros fusilados en la sierra. En el caso de los enemigos capturados y ejecutados en La Habana o bien eran miembros de los escuadrones de la muerte de los servicios secretos batistianos o militares que habían sido especialmente sanguinarios. Sea que lo acepten o no, esta disonancia cognitiva de percepciones entre algunos jóvenes hacia un ícono de la cultura pop me parece revelador y demuestra que cada generación impone sus propias definiciones a las figuras históricas.

Pero, finalmente, ¿qué tenemos que pensar del Che hoy en un mundo en que los Estados Unidos está mal gobernados por un millonario racista, ególatra e incompetente como Donald Trump y la Unión Soviética no existe más, pero sí una Rusia en manos de Vladimir Putin -quien domina a un Estado ultranacionalista, autoritario y extremadamente corrupto? China ya no es la China de Mao y menos aún la de los batallones de campesinos y trabajadores, que tanto admiró el Che en su momento. Se ha transformado en un país que vive un capitalismo desenfrenado y con una sociedad tan consumista que parece que el sueño máximo de cada china es ser propietaria de una cartera Luis Vuitton.

Los Estados Unidos ganó, sí, la Guerra fría o al menos la batalla económica. A 26 años del colapso del comunismo, los países en donde alguna vez hubo guerrillas inspiradas por el Che hoy son casi todos capitalistas. En América Latina hay excepciones como Venezuela y Cuba, que aún ostentan ser socialistas. En Nicaragua está el viejo sandinista Daniel Ortega, de nuevo en el poder, al que de revolucionario se le ve muy poco.

Hoy, en lugar de sacrificarse subiendo a las montañas de sus países en aras de un ideal revolucionario, las nuevas generaciones de pobres y marginados latinoamericanos emigran al Norte para hacer el trabajo sucio de los estadounidenses. Otros tantos se integran a las bandas criminales. El hampa y el narcotráfico han crecido hasta llegar a dominar territorios en el hemisferio. Las batallas de hoy se libran por asuntos de negocios y no por ideales de transformación hacia “un mundo mejor.” En Bolivia, donde murió el Che, está Evo Morales, que no solamente es el primer indígena que llega al poder en ese país de mayoría indígena después de quinientos años sino también un admirador ferviente del Che. En el aniversario de la última batalla del Che -que sus seguidores la celebran el día 8 en lugar del día siguiente, el de su muerte – será él mismo quien auspiciará las celebraciones para honrar al legendario guerrillero. Así que quizás, después de estas cinco décadas, algunas cosas sí han cambiado por la presencia del Che en América Latina.

Artículo  publicado originalmente en el diario Clarín.

Los nueve muertos en el armario de Eduardo Inda

4 diciembre, 2017

Fuente: http://www.lamoscamediatica.com

Érase una vez un periodista que se lo creyó, algo inadecuado cuando coleccionas tanto ejemplar en el armario. Es el caso de Eduardo Inda. Aquí repasamos su controvertida trayectoria profesional:

1- Baleares, que hermosa eres

El 2 de septiembre de 2014 Antonio Alemany a sus 75 años ingresó en la cárcel de Palma tras ser condenado por corrupción. El periodista fue impulsor de la edición balear de El Mundo mientras firmaba los discursos de Jaume Matas, altamente elogiado por el cuadernillo en las islas que dirigía Eduardo Inda.

Claro está, Matas regaba con publicidad institucional al diario de Inda, pero cuando el primero fue condenado, El Mundo se quiso desentender de Alemany así: “Alemany era articulista, no periodista de plantilla; que era responsable de lo que aparecía bajo su firma en sus colaboraciones semanales, los miércoles y los sábados, pero ni tenía despacho, ni ordenador ni, por supuesto, cobraba una nómina de esta casa. La suya era una reputada firma, una más de las muchas que han escrito y hoy lo siguen haciendo en este diario que acaba de cumplir treinta años. (…) en verano de 2006 su relación con el diario dejo de ser presencial”.

Alemany contestó desde su digital, Libertad Balear, salpicando a Inda: “Esto no es un “ajuste de cuentas” con El Mundo, con Pery, Pedro J. y con este atrabiliario personaje que se llama Inda (…) El “ajuste de cuentas” lo tendremos en profundidad más adelante si el sufrimiento, los disgustos y las villanías no me mandan al otro mundo (…) dos veces he mandado a El Mundo a hacer puñetas y las razones han sido éticas, por desacuerdo con un director paranoico en 2006 [Inda] y, ahora, por discrepancias- graves y, desde luego éticas- con otro director que eres tú.(…) Volví a El Mundo tras haber mandado a hacer puñetas a Inda porque me lo implorasteis. Repito im-plo-ras-teis y ante la expectativa de que podía aceptar el ofrecimiento del mi antiguo periódico, el Diario de Mallorca (DM). Tú estás donde estás porque yo- y siento tener que decir este “yo”, pero las cosas son como son- tuve la idea de fundarlo, de buscar el capital, de diseñar el periódico y hasta de viajar a Inglaterra para la compra de la rotativa y todo el pionero sistema informático. No solamente he sido el fundador, primer director, presidente del Consejo Editorial, presidente de El Foro de El Mundo y editorialista- con mesa y despacho- durante más tiempo del que tú estarás en esta casa cuando por desgracia desaparezca este periódico que apenas ha conseguido superar la tirada en que lo deje cuando abandoné. la dirección. (…) valores y principios del periódico El Mundo/el Día de Baleares . Se los inculqué yo, no Inda, ni Pedro J, sino los principios fundaciones que yo redacté y, lo que es más importante, practiqué, en los discursos y en el periódico (…) Mira Pery: he estado hasta el gorro de que redactores del periódico y el propio director me llamaran, abusando de mi vinculación con el periódico, para pedirme que les adelantara los discursos presidenciales por obvias razones del cierre. ¿Cómo osas decir que tu antecesor [Inda] no sabía que mi despacho escribía los discursos del Presidente? No, Pery, lo ignoras todo y no deberías arriesgarte a decir falsedades. Mandé hacer puñetas a Inda por uno de los temas más oscuros de mi ex diario: la campaña para alterar la adjudicación de Son Espases a la que era, de forma indiscutible y a juicio de la Mesa de Contratación, la mejor oferta. Fue una campaña feroz e indigna. (…) Me pregunto- y este es el lado oscuro y todavía no investigado- si El Mundo tenía algún tipo de vinculación con los que, al final, se hicieron y tras la feroz campaña de Inda, con el hospital. En el “ajuste de cuentas” hablaremos con más detenimiento de este asunto. (…) De las subvenciones y otros beneficios que recibís, dejémoslo para más adelante.

2- Sitjar, ex consejero editorial de El Mundo en Baleares, también atiza a Inda

Así contestó otro ex consejero editorial a El Mundo en Balares, lanzándose a la yugular del propio Eduardo: “Recuerdo un domingo en que tuve que dejar a mi familia para convencer a ese extraño sujeto de cambiar la portada de su periódico porque pretendía ocuparla con una falsedad sobre Puerto Portals que le había contado un individuo con prácticas cuasidelictivas (…) aunque fuera falso, afectaba a uno de los emblemas del dinero en la isla y beneficiaba a un amigo de la casa, al pocero que invitaba a comer y a departir en la cubierta de su barco no solo a Matas, a Bono y a Zaplana, sino también al subdirector de su periódico de apellido impronunciable”.

Recordemos que Alfonso Rojo, amigo de Inda y ex compañero suyo en El Mundo, acusó a Pedrojota Ramírez de haber recibido su famoso chalé ilegal en Palma como un regalo de Jaume Matas.

3- Otro amigo suyo salpicado por la corrupción

Ahora que la imagen de Francisco Granados está por los suelos tras haber salido a la luz varias pruebas que le salpican de corrupción, Eduardo Inda prefiere guardar silencio. Y es que en la investigación judicial se evidenció que el periodista se puso al lado de Granados en su particular guerra contra Ignacio González. La relación entre Inda y Granados llegó a tal nivel de complicidad que ambos disfrutaban de un particular lugar de encuentros.

4- Hala Madrid

Eduardo Inda protagonizó la etapa más polémica de Marca, y parece ser que elogiaba a Florentino Pérez mientras éste se reía de él y decía que estaba loco, tal y como desveló en un libro un popular ex amigo de ambos, José Antonio Abellán. Pero vamos, que Inda “pasa” del ex jefe de deportes de COPE porque tal y como cuenta El Confidencial disfruta del palco del Bernabéu. ¿Pagará su abono? Hagan apuestas.

5- Cloacas 

Eduardo Inda no solo visita La Sexta, ya que también es asiduo semanal a las tertulias de Federico Jiménez Losantos en Es Radio. La relación entre el protagonista de este reportaje y el locutor aragonés parece ser excelente, tal y como vimos hace unos meses, cuando compartían confesiones y risas sobre las presuntas infidelidades matrimoniales de Gallardón. Pero esto no es óbice para que Losantos haya acusado en antena a su “amigo” de tener conexiones con las cloacas del Estado; ¿OK Cloaca? 

6- Aló Villar

7- Vive deportivamente: “Frenar a Messi por lo civil o lo criminal”

8- Su embargo de sueldo

9- El ejemplar OK Diario

Mongolia desveló que OK Diario compraba tráfico para dopar sus números: “OK Diario ha contado con dinero fresco desde su nacimiento: se creó con 500.000 euros pero ya ha ampliado capital por 2,7 millones. Y acumula indicadores singulares que abonan la hipótesis de los que creen que compra mucho tráfico: tiene una desproporción insólita entre muchos usuarios y pocos “Me gusta” en Facebook -dos variables que suelen ir de la mano- y sorprende el flujo de tráfico masivo cruzado con el medio digital Hispano Post, alojado en Miami e impulsado por extrabajadores de El Mundo. Y otra singularidad crucial: la extraña disparidad en los datos de Comscore dependiendo de si se trata del panel de entradas por ordenador o la total (incluyendo móviles). La mayoría de medios ocupan puestos equivalentes en ambos rankings, pero no así OK Diario, que es séptimo en el total pero cae al 14º en el panel de ordenadores. Este último utiliza un sistema de medición basado en panelistas (como los audímetros de TV) y, por tanto, es más inmune a este tipo de trucos. El otro medio al que le sucede algo parecido es El Español, de Pedro J. Ramírez.”.

Recuerden que el alcalde de Alsasua ha denunciado que algunos Guardia Civiles ejercen de reporteros de OK Diario, que un suplemento deportivo de OK Diario cuenta con un redactor que tuvo que testificar en el caso del digital que montó un conseguidor de la Púnica a Florentino Pérez (que ejercía el papel de editor en sombra), que su ex jefe de investigación demandó a Inda por manipularle textos con la intención de atacar a Podemos, y el diario tuvo vínculos profesionales con una empresa investigada por ayudar al PP valenciano a lavar dinero negro. Pero Inda parece estar más preocupado de Jaume Roures, con el que su periódico parece tener una fijación pese a que Mediapro produce las tertulias en las que Inda promociona OK Diario. ¡Lo que hay que ver!

Leer más: Prensa y corrupción española

Leer más: El tremendo zasca que se tragó el balbuceante Eduardo Inda 

Leer más: Dime de qué presume Inda sobre Catalunya