Archive for the ‘medioambiente’ Category

Hola, soy la educación ambiental. ¿Se puede?

8 febrero, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Estas cosas deberían enseñarse en los colegios. He recogido esa frase en multitud de ocasiones de oyentes, lectores y público en general. Las cosas a las que se refieren son aquellas de las que hablo habitualmente: cambio climático, conservación de la naturaleza, reciclaje, eficiencia energética y energías renovables, ahorro de agua, consumo responsable, respeto y amor a los animales…

Y coincido plenamente con esa opinión: la educación ambiental, que es la que engloba todas esas cosas, debería formar parte de las materias y competencias de nuestro sistema educativo, es más: convendría que fuera una asignatura troncal.

Educar a los jóvenes en el respeto y el cuidado del medio ambiente debería ser uno de los principales objetivos pedagógicos de nuestro sistema educativo. Pero no es así. Este pasado viernes, 26 de enero celebrábamos el Día Mundial de la Educación Ambiental, pero lamentablemente seguimos teniendo que dedicar más tiempo a reivindicar su implantación que a debatir sus contenidos, que son tantos como las urgencias a las que nos enfrentamos.

Hay que enseñar a nuestros jóvenes a hacer un uso más eficiente de la energía en casa, en el cole y allí donde estén y hagan uso de ella. Explicarles por qué debemos avanzar hacia el autoconsumo de energía y el uso de las fuentes renovables. Ayudarles a comprender el inmenso privilegio de abrir el grifo y que salga agua, así como mostrarles las diferentes oportunidades de ahorro para que nunca nos falte.

Explicarles que el mejor residuo es el que no se genera y que si practicamos la recogida selectiva en nuestro domicilio y en la escuela favorecemos su reciclaje, recuperaremos sus materiales para nuevos usos y estaremos contribuyendo a que los residuos dejen de ser basura.

Sería bueno que aprendieran a consumir, a practicar un consumo más responsable y que eviten caer en el derroche. Es necesario enseñarles a comprar con sentido común antes que con el sentido de la oportunidad.

Hay que formar a los chavales en el respeto y el amor a la naturaleza y a los animales. Sí, el amor: no existe otra palabra que defina mejor el sentimiento que muchos sentimos hacia ella y hacia ellos. Un sentimiento que debemos contagiar a los niños para que crezca en su interior y se manifieste en su comportamiento, hasta hacerse inquebrantable.

Es fundamental explicar a los más jóvenes las frágiles condiciones que hacen posible nuestra vida en este maravilloso planeta, lograr que las pongan en valor y que se comprometan a hacer lo posible por mantenerlas.

Hay que avisarles que el cambio climático es la mayor amenaza a esas condiciones, detallarles en qué consiste, cuales son las causas, como está evolucionando y, acaso lo más importante de todo, indicarles qué pueden hacer ellos para contribuir a evitar los peores pronósticos.

Para acabar, señalar que la labor de educar a la sociedad en el respeto al medio ambiente no debe ser una responsabilidad exclusiva del sistema de enseñanza. Muy al contrario, este importante aspecto de la educación ciudadana debería llevarse a cabo desde todos los ámbitos de la sociedad, incluido el de los medios de comunicación.

Tal y como  recoge el libro blanco de la educación ambiental en España entre sus objetivos también figura el de capacitar a las personas para que puedan analizar de forma crítica la información ambiental, debatir alternativas y participar en la toma de decisiones para resolver los conflictos ambientales. Algo a lo que seguiremos intentando contribuir desde este diario.

Anuncios

Llegan los drones que reforestarán los bosques calcinados de España

25 enero, 2018

Fuente: http://www.lavanguardia.com

  • El proyecto ganador del Greenweekend Benidorm propone replantar miles de árboles a un precio mucho más bajo.
Llegan los drones que reforestarán los bosques calcinados de España
Lot Amorós, creador del proyecto Dronecoria, preparando un dron (Fundación Telefónica)

Un ingeniero, un conservacionista y un arquitecto. Todos ellos entusiasmados con la idea de que la cibernética, la robótica y la fabricación digital no sirven sólo a las grandes industrias o al ejército, sino que pueden encarnar un papel protagonista en la protección del medio ambiente.

Hablamos del nacimiento del proyecto ‘Dronecoria’, basado en la reforestación mediante vehículos aéreos no tripulados, más conocidos como drones. Estos aparatos están programados para disparar semillas, que se dispersan por la acción del viento a lo largo y ancho del territorio sin necesidad de emplear grandes cantidades de combustible como lo requeriría un helicóptero.

Según Lot Amorós, el creador del proyecto, que hace la tecnología partícipe de un proceso biológico, la diseminación mediante drones ofrece ventajas más allá de la reducción de costes combustible, pues “elimina la competencia de la planta madre y localiza con precisión la situación del nuevo cultivo para así incrementar su supervivencia”. Además, permite la reforestación en aquellos lugares de difícil acceso.

Para que la reforestación sea eficaz el vehículo aéreo no tripulado analiza la topografía y las características de la zona a fin de generar la estrategia de siembra más adecuada. Seguidamente el dron, a pocos metros de la superficie terrestre, va liberando las semillas que darán lugar a nuevos árboles.

El proyecto de Amorós no es el único que se dedica a la reforestación mediante drones, pues existen otras propuestas como la start-up BioCarbon Engineering que, creada por un antiguo trabajador de la NASA, tiene el mismo propósito.

Vehículo no tripulado usado para la reforestación en el proyecto Dronecoria
Vehículo no tripulado usado para la reforestación en el proyecto Dronecoria (Fundación Telefónica)

Del mismo modo que el océano actúa como reservorio de dióxido de carbono, los árboles también ejercen el mismo rol. Un papel que es imprescindible ante el aumento exponencial durante las últimas décadas de la actividad antropogénica, que también ha hecho crecer la cantidad de este gas en la atmósfera. Sin embargo, eso no parece importar mucho a la humanidad, que quema cada año más de 26.000 millones de árboles, muchos más de los que se replantan anualmente.

A día de hoy los drones también se utilizan en ámbitos como la agricultura, la arquitectura, la topografía, el control del tráfico urbano o la seguridad ciudadana, la evolución de los recursos naturales, la cartografía de zonas tropicales o el transporte de medicinas a zonas de difícil acceso, entre muchos otros.

Dronecoria se ha proclamado este fin de semana ganador del Greenweekend Benidorm, un encuentro para emprendedores del sector medioambiental organizado por el portal de empleo y emprendimiento especializado en el sector ambiental Enviroo y patrocinado por la Fundación Aquae, entre otros.

Un proyecto de reforestación mediante drones, ganador de @Greenweekend Benidorm http://www.diarioinformacion.com/benidorm/2017/12/04/proyecto-reforestacion-mediante-drones-ganador/1964902.html  vía @informacion_es @dinapsis

Un proyecto de reforestación mediante drones, ganador de Greenweekend Benidorm

El encuentro para emprendedores del sector medioambiental se celebró esta fin de semana y ha contado con una veintena de participantes

diarioinformacion.com

Entre los proyectos finalistas figuraban una marca de moda sostenible a través del cultivo de cáñamo, un espacio natural de coworking diseñado para empresas verdes y un proyecto de recuperación de tierras en desuso fomentando el empleo sostenible.

Perdona, se te ha caído

23 enero, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Ocurrió hace unos meses. Yo creía que este tipo de comportamientos habían quedado sepultados en la Sima de los Huesos de Atapuerca. Pero al parecer todavía hay algunos homínidos que los mantienen, demostrando lo mucho que nos queda por recorrer como especie en el camino de la evolución.

Fue mientras mantenía una conversación con una persona junto a la acera, esperando para cruzar el semáforo. Vimos detenerse a un coche y en apenas un instante el conductor extrajo el brazo para vaciar el cenicero en la calzada. Lo hizo con total naturalidad, dando unos golpecitos en la puerta de modo vacilón: clac, clac, clac. Ahí queda eso. Era un hábito, no un gesto.

Luego nos lanzó una mirada desafiante a todos los que asistimos perplejos a su gesto: ¿Qué miráis? -parecía retarnos mientras cruzábamos- ¿Pasa algo? Y como era de esperar, apenas el semáforo de peatones empezó a parpadear, el tipo arrancó el coche rechinando las ruedas. Lo peor de esta historia es que es cierta, lo mejor es que es cada vez más insólita.

La pregunta que me hice, y que seguramente se formularon el resto de ciudadanos que observamos a aquel comportamiento, es qué habría pasado si se lo hubiera recriminado abiertamente. Si me hubiera acercado con el puñado de colillas que acaba de vaciar en la calle y le hubiera dicho: perdona, se te ha caído. Probablemente la cosa habría acabado mal. Muy mal. Porque quienes entienden que las normas de civismo no van con ellos llevan fatal que se las recordemos.

Una de las mejores campañas en defensa de la naturaleza que se han puesto en marcha en los últimos tiempos es  el Proyecto Libera organizado por SEO/Birdlife en colaboración con Ecoembes. El ambicioso objetivo de esta potente iniciativa es liberar a la naturaleza de la basura que se nos ha ido cayendo ahí fuera a lo largo de los años. Y para conseguirlo cuenta con la colaboración de todos.

De lo que se trata es de salir al campo a liberarlo de nuestras basuras. Pero también de conocerlas mejor. Para ello se están llevando a cabo jornadas específicas de recogida para estudiar su composición y caracterizar cada tipo de residuos para establecer su origen y procedencia y emprender acciones concretas de prevención.

El mes pasado Libera lanzó una acción especialmente dirigida a quienes tienen ese hábito incorporado a su comportamiento: el de que se le caigan las cosas por la calle o por el monte sin agacharse a recogerlas. Vamos a seguir en modo eufemismo para no molestar a nadie. La propuesta es que el resto de los ciudadanos pasemos a la acción para, desde la educación y el respeto, anotarles lo incorrecto de su gesto: perdona, se te ha caído

Sin embargo ya he recibido varios lamentos al respecto. Gente que, animada por la campaña de SEO/Birdlife y Ecoembes, se atrevió a señalarle a alguien que se le había caído el pañuelo de papel, la lata de aluminio o el paquete de cigarros vacío. Y la cosa por supuesto no acabó bien. ¿Por supuesto?

Es curioso pero resulta que en esos casos, quien acude con la máxima discreción y las mejores formas a defender nuestro mayor patrimonio común, que es la naturaleza, o actúa en defensa de algo tan de todos como la limpieza de las calles, las plazas o los parques y jardines de nuestras ciudades y pueblos, resulta que es un provocador, mientras que el responsable del “descuido” se muestra gravemente ofendido.

Por eso es necesario que este tipo de acciones se conviertan en corriente. No tenemos tiempo para perder más tiempo con los incívicos (se acabaron los eufemismos). Si queremos acabar con el abandono de basuras en las calles y la naturaleza debemos empezar a usar todos el “perdona, se te ha caído” de manera más generalizada, natural e instintiva. Incluso con tipos como el Homo antecessorque vació el cenicero en el semáforo.

Muertos por defender la tierra

2 noviembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Este año, en colaboración con Global Witness, the Guardian intentará registrar las muertes de todas estas personas que han muerto por defender el medio ambiente. Ya sean guardias de vida silvestre en la República Democrática del Congo o activistas indígenas de derechos de la tierra en Brasil. A este ritmo, lo más probable es que cuatro defensores ambientales sean asesinados esta semana en alguna parte del planeta.

Los lugares más peligrosos para defender la tierra

Desde comienzos de 2015, 132 defensores de la tierra y del medio ambiente han muerto en Brasil: la mayor cifra de todo el mundo. La mayoría de los asesinatos se produjo contra personas que trataban de combatir la tala ilegal en el Amazonas. Filipinas ocupa el segundo puesto, con un total de 75 personas muertas. Honduras sigue siendo el país más peligroso para ser un defensor medioambiental, con un mayor número de asesinatos per cápita que en ningún lugar del planeta.

Distribución de los fallecidos por defender el medio ambiente (2014-2017)

https://public.tableau.com/views/DefenderLaTierra/Dashboard1?:showVizHome=no&:embed=true

Fuente: Global Witness y The Guardian

El patrón de los últimos años

El número de muertes ha ascendido en los últimos años, y los investigadores alertan de que la tendencia al alza probablemente continuará si los gobiernos y los empresarios fallan a la hora de tomar medidas. Hasta ahora, el año más violento registrado fue el 2016, cuando 201 defensores fueron asesinados.

Evolución de los fallecidos por defender la tierra (2014-2017)

https://public.tableau.com/views/DefenderLaTierra/Dashboard2?:showVizHome=no&:embed=true

Fuente: Global Witness y The Guardian

¿Qué motiva esta violencia?

La respuesta es simple: la industria. La industria más mortífera a la que se enfrentaron fue la minería, que provocó 33 muertes el año pasado en actividades relacionadas con acciones anti-minería. La industria agroalimentaria, las presas hidroeléctricas y la tala fueron también fuentes principales de la violencia, según halló Global Witness. Muchos de los asesinatos registrados ocurrieron en remotas poblaciones en las profundidades de las cordilleras y de las selvas, por lo que las comunidades indígenas fueron las más afectadas.

Número de fallecidos por defender el medio ambiente según el sector
Número de fallecidos por defender el medio ambiente según el sector

Algunos de los últimos asesinados

Muertos por defender la tierra

Dudunyabo Machongani Célestin

Guardabosques del Parque Nacional de Virunga.

Asesinado el 16 de julio de 2017 en República Democrática del Congo

Muertos por defender la tierra

Raimundo Mota de Souza Junior

Líder del Movimiento de los Pequeños Agricultores de la Bahía. Lo mataron cuatro pistoleros.

Asesinado el 13 de julio de 2017 en Brasil

Muertos por defender la tierra

Sharath Madivala

Activista contra la minería de extracción de arenas. Fue apuñalado por unos asaltantes todavía no identificados.

Asesinado el 7 de julio de 2017 en India.

Muertos por defender la tierra

 Ademir de Souza Pereira

Líder local de la Liga de los Campesinos Pobres. Fue asesinado en un lavadero de coches.

Asesinado el 6 de julio de 2017 en Brasil.

Muertos por defender la tierra

Carlos Maaz Coc

Pescador que protestó contra la contaminación de un lago vinculada a la minería.

Asesinado el 27 de mayo de 2017 en Guatemala

Todos los muertos en 2017

Ande Latuan Filipinas | Maria da Lurdes Fernandes Silva Brasil | Manoel Índio Arruda Brasil | Héctor William Mina Colombia | Rosenilton de Almeida Brasil | Santiago Maldonado Argentina (desaparecido tras una protesta de mapuches contra Bennetton)| Bernardo Cuero Bravo Colombia |Antonio Pereira Milhomem Brasil | Bruno Henrique Pereira Gomes Brasil |Ronaldo Pereira de Souza Brasil | Hércules Santos de Oliveira Brasil | Jane Julia de Oliveira Brasil | Ozeir Rodrigues da Silva Brasil | Weclebson Pereira Milhomem Brasil | Nelson Souza Milhomem Brasil | Weldson Pereira da Silva Brasil | Regivaldo Pereira da Silva Brasil | Vimlesh Yadav India |Niranjan Yadav India | Uday Yadav India | Agustín Vázquez Torres México |Miguel Ángel Vázquez Torres México | Paulo Sérgio Bento Oliveira Brasil |Freddy Menare Venezuela | Ali Ulvi Büyüknohutçu Turquía | Aysin Ulvi Büyüknohutçu Turquía | Daniel Felipe Castro Basto Colombia | Etevaldo Soares Costa Brasil | Kátia Martins Brasil | Friday Pyne Liberia | Silvino Nunes Gouveia Brasil | Gerson Acosta Salazar Colombia | Valmir Rangeu do Nascimento Brasil | Sebastião Ferreira de Souza Brasil | Samuel Antônio da Cunha Brasil | Izaul Brito dos Santos Brasil | Francisco Chaves da Silva Brasil | Fábio Rodrigues dos Santos Brasil | Ezequias Santos de Oliveira Brasil | Edson Alves Antunes Brasil | Aldo Aparecido Carlini Brasil | Ever Goyes Colombia | Jhonny Marcelo Cuajiboy Pascal Colombia | Pedro Nel Pai Pascal Colombia | Raimundo Silva (Umbico) Brasil | Gerome Bolimola Afokao República Democrática del Congo | Joël Meriko Ari República Democrática del Congo | Santiago Luna Crisanto México | Francisco Jiménez Alejandre México | Luis Gustavo Hernández Cohenete México | José Carlos Jiménez Crisóstomo México | Cora Molave Lina Filipinas  | Lalita India | Arlyn Almonicar Filipinas  | Arman Almonicar Filipinas  | Pehelwan Singh India | Pedro Pandagay Filipinas  | Javier Oteca Pilcué Colombia | Waldomiro Costa Pereira Brasil | Xukuru-Kariri Damião Lima da Silva (Dão) Brasil | Dharmendra Vala India | Renato Souza Benevides (Baixinho) Brasil| Orestes Rodrigues de Castro Brasil | Roba Duba Kenya | Duba Issa Kenya | Sônia Vicente Cacau Gavião Brasil | José Caneta Gavião Brasil | Ramon Dagaas Pesadilla Filipinas  | Ruth Alicia Lopez Guisao Colombia | Leonila Tapdasan Pesadilla Filipinas  | Eder Cuetia Conda Colombia | Lung Jarm Phe Myanmar | Daulat Ram Lader India | Willerme Agorde Filipinas  | Falver Cerón Gómez Colombia | José de los Santos Sevilla Honduras | Edweno ‘Edwin’ Catog Filipinas  | Elivelton Castelo Nascimento Brasil | Mia Manuelita Mascariñas-Green Filipinas | Leo Martínez República Dominicana | Luís Manuel MedinaRepública Dominicana | Rodrick Ngulube Zambia | Orlando Eslana Filipinas  | Alejandro Laya-Og Filipinas  | Edilberto Cantillo Meza Colombia | Renato Anglao Filipinas  | Juan Ontiveros Ramos México | Roberto Santos Araújo Brasil | Porfirio Jaramillo Colombia | Yoryanis Isabel Bernal Varela Colombia | Camilo Frank López Nicaragua | Wencislao Pacquiao Filipinas  | Gustavo Alberto Suárez Osorio Colombia | Alexander Ceballos Filipinas  | Veronico “Nico” Delamante Filipinas  | Hernán Enrique Agámez Flórez Colombia | Mafizul Khan India | Sebastián Alonso Guatemala | Joe Javier Rodallega Colombia | Emilsen Manyoma Colombia | Alamgeer Sheikh India | Laura Leonor Vásquez Pineda Guatemala | Isidro Baldenegro López México  | Edmiro León Alzate Londoño Colombia | José Yeimer Cartagena Colombia | Juan de la Cruz Mosquera Colombia | Mario Contaoi Filipinas  | Moisés Mosquera Moreno Colombia | Aldemar Parra García Colombia | Olmedo Pito García Colombia| Datu Venie Diamante Filipinas

Qué tiene que ver Burger King con la deforestación descontrolada en Brasil y Bolivia

1 noviembre, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

La cadena de hamburguesas Burger King ha estado comprando pienso de animales producido en plantaciones instaladas tras la quema de bosques tropicales en Brasil y Bolivia, de acuerdo con un nuevo informe.

Jaguares, osos hormigueros gigantes, osos perezosos y otros animales se han visto afectados por la desaparición de unas 700.000 hectáreas de bosques entre 2011 y 2015.

El grupo Mighty Earth afirma que  las pruebas obtenidas por drones, las imágenes de satélites, el mapeo de las cadenas de suministro y la investigación sobre el terreno muestran un patrón sistemático en la quema de bosques.

Los agricultores locales han quemado los bosques para cultivar soja y venderla a las empresas proveedoras de Burger King: Cargill y Bunge. Estas son las dos únicas compañías agrícolas de las que se sabe que operan en la zona.

Glenn Hurowitz, consejero delegado de Mighty Earth, sostiene: “Las conexiones son bastante claras. Bunge y Cargill suministran pienso a Burger King y a otros vendedores de carne. McDonald’s, Subway y KFC no son perfectos, pero están haciendo muchísimo más por proteger los bosques. Si Burger King no responde inmediatamente a la gente que quiere saber de dónde viene su comida, entonces la gente debería consumir en otro sitio”.

La destrucción de los bosques tropicales y la sabana denunciada en el informe se concentra en la zona forestal de tierras bajas de Bolivia y en El Cerrado de Brasil, donde el ritmo de la deforestación supera al de la Amazonia.

Uno de los proveedores de Burger King compra soja a Bunge. Esta soja se produce en El Cerrado brasileño, según los datos de materias primas proporcionados por el Stockholm Environment Institute. Por su parte, Cargill  financió la convención anual de Burger King en 2015 y donó en 2014 una cantidad de cinco cifras a la fundación Burger King McLamore.

El año pasado se deforestaron cerca de dos millones de hectáreas en Brasil, frente a las 1,5 millones de hectáreas deforestadas en 2015. Por otro lado, en Bolivia la cifra fue de 865.000 hectáreas en 2016, superior a las 667.000 hectáreas deforestadas anualmente en los 2000.

No toda la deforestación de los bosques está vinculada a la producción de soja, pero Mighty Earth afirma que las empresas alimenticias no solo no están haciendo lo suficiente para impedir la deforestación en zonas en las que operan, sino que ofrecen incentivos económicos que fomentan el proceso.

Imagen de satélite de una región de Brasil deforestada. Mighty Earth.
Imagen de satélite de una región de Brasil deforestada. Mighty Earth.

Más de la mitad de la vegetación destruida

Burger King, propiedad de la empresa brasileña de inversión 3G Capital, no hace pública la información de sus proveedores, pero se ha negado a descartar la compra de bienes producidos en tierra deforestada.

Sharon Smith, directora de bosques tropicales en la Union of Concerned Scientists (Unión de Científicos Preocupados), afirma: “Burger King es una de las empresas de comida rápida más grandes del mundo, pero en lo que se refiere a políticas de protección medioambiental queda constantemente la última. Burger King tiene que seguir a sus competidores, como McDonald’s, y exigir a sus proveedores que no destruyan los bosques tropicales como parte de su modelo de negocio”. Este gigante de la comida rápida, que dirige al menos una empresa conjunta con Cargill, ha rechazado hacer declaraciones al respecto.

En una declaración escrita a the Guardian, Cargill ha insistido en su compromiso de reducir a la mitad la deforestación en sus cadenas de suministro para el año 2020 y acabar con la misma para 2030. “En Brasil hemos visto un gran progresogracias al trabajo en equipo por avanzar en la suspensión de la soja en la Amazonia durante más de una década. Actualmente estamos trabajando con más de 15.000 productores de soja y colaborando con gobiernos, ONG y socios para implementar el código forestal brasileño y progresar en la protección de los bosques”.

Los activistas, sin embargo, denuncian que Cargill se ha negado ha extender la suspensión de la compra de soja más allá de la Amazonia argumentando, según su asociación comercial, que no hay una “situación de crisis”. Más de la mitad de la vegetación natural de El Cerrado ha sido deforestada, comparado con el 25% de la Amazonia.

Bunge indica que el informe hace una correlación engañosa entre la presencia de la empresa en El Cerrado de Brasil y los datos de deforestación absoluta en la región. “Dos factores son importantes –explica–. Primero, la mayoría de los cambios en el uso de la tierra no están directamente relacionados con las compras de Bunge. De acuerdo con Global Forest Watch, la soja cubre el 25% de la tierra deforestada desde 2011 en la región de Matopiba, donde la reciente deforestación se ha sufrido más. Segundo, nuestra cuota de mercado en los municipios donde tenemos silos en la región es solo del 20%”.

Inversores representando unos 525.000 millones de euros en bienes enviaron el martes una carta a Cargill, Bunge y otras cadenas de hamburguesas en la que exigían a las empresas “reafirmar y ampliar su compromiso contra la deforestación de América Latina”.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

Nuestra lucha a muerte contra la inteligencia animal

9 mayo, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Materialistas y metafísicos luchan por definir la esencia de lo que es humano. Pero, mientras buscamos inteligencia en el espacio para “no estar solos en el universo”, negamos violentamente la de los millones de criaturas que nos rodean.

Marta Peirano, 3 de abril de 2017. 

"Todos me parecen animales maravillosos" | MARINA CANO
“Todos me parecen animales maravillosos” | MARINA CANO

La ciencia cognitiva es el laboratorio que comparten la neurología y la filosofía. También paran allí disciplinas aparentemente distantes como la psicología, la programación, la lingüística y la inteligencia artificial. Hay dos grandes escuelas enfrentadas: una materialista que considera que la mente es el resultado de la suma de sus partes, y otra metafísica que sigue buscando “algo más”. Gilbert Ryle acuñó la expresión “el fantasma en la máquina” en los años 80 para definir ese “algo más” que lleva siglos esquivando salir en la foto. Y para chotearse un poco de Descartes, cuya teoría de que somos un fantasma atrapado en una máquina de carne sería bastante graciosa, si no fuera por la la cantidad de animales que torturó en directo para demostrarla.

Los materialistas creen que si la evolución ha conseguido crear esa conciencia de la nada, es porque se trata de un proceso que, en algún momento de los próximos años, podremos re-ingeniar. Los metafísicos argumentan que pensar en la mente como un conjunto de procesos bioquímicos nos reduce a “cosas” y le quita sentido a nuestra existencia. Argumentan que la individualidad de la experiencia y la originalidad del pensamiento son prueba suficiente de la existencia de un yo. Para saber si eres de los primeros o los segundos, hay una fórmula sencilla. Si crees que un robot puede ser inteligente, eres materialista. Si piensas que sólo puede parecerlo, entonces eres metafísico.

Materialistas vs Metafísicos: sólo puede quedar uno

El problema más grave al que se enfrentan los materialistas -donde destacan Richard Dawkins, Steven Pinker, Christopher Hitchens y Daniel Dennett- es que la primera consecuencia lógica de sus presupuestos es la Singularidad. “Una vez la tecnología nos permita re-ingeniar la mente humana –escribe Yoval Noah Harari en su último bestseller Homo Deus– el Homo Sapiens desaparecerá, la historia humana habrá terminado y será el un proceso completamente distinto que escapa a nuestra comprensión”. En otras palabras: si no somos protagonistas de la creación, nos perderemos en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Estaríamos nominados para salir de la casa. Naturalmente, esta narrativa goza de poca popularidad fuera de la comunidad científica.

Por otra parte, el gran problema de los metafísicos se llama Charles Darwin, y llevan intentando resolverlo desde 1859. Si el hombre viene del mono, y entre el mono y la nada están todas las especies hasta llegar a la medusa, entonces la diferencia entre nuestra inteligencia y la suya es una cuestión de grado, no de clase. Si todos los seres vivos somos los frutos del árbol de la vida, nuestra inteligencia no es fundamentalmente distinta de la de todos los demás.

Es por una mezcla de colonialismo, narcisismo y ansiedad de la influencia que buscamos inteligencia en el espacio para “no estar solos en el universo” mientras negamos violentamente la de los millones de criaturas que nos rodean. Nuestro sentido de la vida depende de que seamos los protagonistas en la gran novela de la creación. Si somos actores secundarios con el resto de la plantilla, ya nada tiene sentido. El precio de quedarnos en la casa es nominar a todos los demás.

Quién lo tiene más grande, esa es la cuestión

El primatólogo Frans de Waal se nos lo preguntaba en un polémico libro: ¿Somos lo suficientemente inteligentes para entender lo inteligentes que son los animales? La respuesta de Carl Safina es que si lo somos, da lo mismo. En su ponencia del reciente Kosmopolis, el festival de literatura avanzada de Barcelona, el divulgador ecologista newyorquino se preguntaba: ¿cómo podemos identificar la inteligencia animal de manera científica? No podemos entrar en sus cerebros pero podemos mirarlos. Podemos mirar su comportamiento y sacar conclusiones. Y lo hacemos: vemos que los pulpos, los elefantes, los delfines y los pájaros presentan todos los síntomas de una inteligencia y una sensibilidad singular.

Nos sorprendemos constantemente con noticias sobre colaboración entre especies, sobre su coraje, su nobleza, su lealtad y su compasión. Nuestra manera de honrar ese conocimiento es cazarlos, arrojarlos en agua hirviendo, arrancar sus cuernos, encerrarlos para alimentarnos, entretenernos o vestirnos y exterminarlos en general.

Otros científicos que prefieren ignorar su comportamiento y medir sus cerebros. Medir la cantidad de neuronas que tienen para evaluar su complejidad. Haciendo esto vemos rápidamente que el cerebro de todos los mamíferos se parecen, pero que el de un ratón es menos complejo que el de un perro y que el del perro es menos complejo que el de un niño de siete años. En neurobiología, el tamaño importa mucho, pero en términos relativos. Los pájaros, como los humanos, tienen un cerebro muy grande en relación con el resto del cuerpo.

Cerebro humano y cerebro de delfín
Agudeza visual: cuál es el humano y cuál es el delfín


El problema de esta premisa es el delfín. ¡Su cerebro es más grande y más complejo que el nuestro! Los delfines tienen una excelente memoria, distinguen a los animales de otra especie y se comunican por medio de ultrasonidos. Su comportamiento es sociable y a veces compasivo, son capaces de resolver problemas complejos y de entender que hay consecuencias para cada acción. En general, parecen extremadamente listos. El único argumento sólido que tenemos para defender que no son más listos que nosotros es que nosotros los dominamos a ellos, y no al revés.

El problema de la violencia como síntoma de inteligencia

Cuando uno se adentra en las variadas ramas de investigación sobre la inteligencia humana, se encuentra con este argumento una y otra vez. Si son tan listos, ¿por qué se dejan exterminar? O, como dice Safina en su ponencia: ¿Por qué no nos hacen más daño? ¿No se saben defender? Este argumento requiere que aceptemos dos premisas dudosas. La primera es que el instinto de dominación es síntoma inequívoco de una inteligencia superior. La naturaleza ofrece ejemplos notables de lo contrario, y la cola de la panadería los domingos, también. La segunda, que nuestra manera de interactuar con el resto del planeta es una virtud de la inteligencia. Si aplicamos la teoría de la estupidez del matemático italiano Carlo Cipolla, enseguida vemos que la premisa es falsa.

Es una realidad científicamente demostrada que nuestro dominio sobre el planeta es lo que ha puesto en peligro la supervivencia de todas las especies que lo habitan, incluyendo la nuestra. Si, según Cipolla, el estúpido es aquel que hace cosas que perjudican a su prójimo pero también a sí mismo, nuestra especie es la más estúpida de la creación, y sin duda la más peligrosa. Por eso, aunque fuéramos lo suficientemente inteligentes para entender la inteligencia de los animales, nos daría igual porque nuestra alucinación colectiva requiere que no la tengan. Como el Quijote de Borges que, en su aventura imaginaria acaba matando de verdad, no podemos “admitir que el acto tremendo es obra de un delirio. La realidad del efecto le hace presuponer una pareja realidad de la causa y don Quijote no saldrá nunca de su locura”.

Carlo Cipolla: Teoróa de la estupidez humana


Dice Carl Safina que las cosas que nos hacen humanos no son las cosas que creemos que nos hacen humanos. Porque vemos versiones distintas de esas cosas en todos los animales a los que observamos. No somos los únicos que sienten amor, empatía, comprensión y bondad. Muy al contrario. “Lo que nos hace humanos -explica el pensador- “Somos los animales más crueles, y también los más compasivos, los más creativos y los más destructivos del reino animal. Somos los animales más extremistas de todos, esto es lo que nos define y nos separa de todos los demás”. Ahora necesitamos ser mucho más inteligentes si queremos sobrevivir a nuestra extrema estupidez. Todas las especies dependen de ello, incluida la nuestra.

Siete propuestas para reducir la toxicidad de tu móvil

2 mayo, 2017

Fuente: http://www.eldiario.es

Siete vías por las que podemos reducir tanto los peligros para la salud como el impacto medioambiental y social que provoca la fabricación masiva de teléfonos móviles

Jordi Sabaté02/04/2017 – 18:58h

Foto: Adrianna Calvo
Foto: Adrianna Calvo

En el artículo del pasado viernes titulado ‘ 14 elementos presentes en tu móvil que deberían preocuparte seriamente‘, un socio de eldiario.es nos pedía en los comentarios que propusiéramos soluciones y no nos limitásemos a enumerar el listado de elementos preocupantes que contienen los smartphones.

Creemos que su petición es acertada y por tanto queremos aportar una serie de propuestas que pueden, al menos en parte, atenuar el daño que provoca tanto la fabricación como la acumulación en vertederos de los móviles, una vez han alcanzado la obsolescencia. Aquí tienes siete actitudes que en nuestra opinión van en la dirección correcta.

1. Nunca tires tu móvil a la basura

Cada vez que tiras tu móvil al contenedor de basura contribuyes a acumular todos sus elementos tóxicos y no biodegradables en un vertedero, desde donde pueden ser lavados por las lluvias al subsuelo y de ahí pasar a los acuíferos y llegar al mar o contaminar lagos y ríos. Quien sabe si pueden llegar al consumo humano por vía directa o por bioacumulación en animales herbívoros o de los estratos superiores de la cadena trófica.

Recuerda que los vegetales son potentes bioacumuladores de elementos minerales del subsuelo, ya que los absorben por las raíces y los tienen a concentrar en las hojas, que es precisamente la parte de la que se alimentan los herbívoros. Lo normal es que en tu zona haya algún punto limpio donde puedas dejar el móvil para que sea reciclado adecuadamente por la Administración. La OCU te ofrece un buscador de puntos limpios. No es que tengamos demasiadas garantías de que sea debidamente reciclado, pero al menos no irá directo al vertedero.

2. Contacta con una ONG de reciclaje de smartphones

Hay varias organizaciones no gubernamentales que recibirán tu móvil encantadas para desmontarlo, extraer las partes tóxicas, y también valiosas, y volverlas a entrar en el ciclo de fabricación, de modo que se reduzcan los brutales niveles de extracción actuales. TeloReciclo, Móvil Recicla o Amnistía Internacional a través de su plan recicla tu móvil son algunas de ellas. Nos permiten enviar el dispositivo a una dirección postal y nos garantizan que será reciclado al máximo de sus posibilidades.

3. Véndelo a empresas de segunda mano

Existen empresas que compran tu móvil, ya sea bien para reacondicionarlo y darle otra vida útil y comercial extra, o para desmontarlo y vender a los fabricantes los componentes valiosos. En todo caso consiguen dilatar el momento en que los componentes tóxicos vayan a parar a un desguace, reduciendo así el ritmo de acumulación. Algunas de estas tiendas online son Zonzoo, Compramos tu Móvil (de Orange), Movilbak o The Phone House.

4. Compra móviles que garanticen un proceso honesto y sostenible de fabricación

En este caso la única posibilidad solidaria que desgraciadamente tenemos por el momento es el Fairphone, creado por una empresa holandesa con materiales en los que se garantiza una extracción que respeta el medio ambiente y los derechos humanos, así como evita el trato con poderes locales corruptos. Además, los creadores del teléfono se encargan de su posterior reciclaje cuando termine su vida útil, de modo que los componentes vuelven a entrar en el ciclo de fabricación sin forzar la extracción.

5. No cambies de móvil a golpe de novedad tecnológica

No te dejes llevar por la última Keynote de Apple, o la previa de Samsung al Mobile World Congress, y procura alargar al máximo la vida útil de tu smartphone. A pesar de los planes de provocar la obsolescencia forzada a golpe de actualizaciones de iOS o Android, tu móvil puede vivir aunque vaya un poco más lento que el del vecino.

No es normal que nos cambiemos un aparato que nos cuesta más de 300 euros, y puede alcanzar los 1.000 euros, cada cuatro años porque nos parece que se ha quedado anticuado; no es un complemento de moda, es un utilitario. Adicionalmente, si se le rompe la pantalla o deja de funcionar la cámara, etc., podemos llevarlo a una de las muchas tiendas donde nos lo arreglan por un precio asequible.

Imagen: ConsumoClaro
Imagen: ConsumoClaro

6. Usa móviles reacondicionados

Del mismo modo que vendes tu móvil, puedes comprar otro de segunda mano que haya sido debidamente puesto apunto. Es lo que llamamos un móvil reacondicionado. Su fiabilidad es alta y alargarás la vida útil de los móviles actualmente en circulación. Además te ahorrarás un buen dinero aunque no optes a la última novedad. Backmarket es una de las tiendas de móviles reacondicionados más conocidas de la red.

7. Presiona a la Unión Europea para que exija garantías en la fabricación de los móviles

Puedes hacerlo a través de asociaciones como Alboan, que hace de esta lucha una de sus principales motivaciones, aunque no es la única. GreenPeace, AI y muchas otras también están implicadas y en sus páginas web puedes enterarte de cómo puedes actuar. Debemos lograr que Bruselas se comprometa más en la exigencia en procesos de fabricación honesta y que garanticen la no procedencia de estos minerales de países en conflicto como el Congo u otros.

Estados Unidos tiene gracias al ex presidente Obama la ‘ Wall Street Act‘ que impone esta garantía a los electrodomésticos que se venden en el país. Ahora bien, el presidente Trump se ha propuesto hacerla saltar por los aires y permitir que las tecnológicas puedan volver a comerciar con milicias locales de países en conflicto, no solo de África, que financian sus guerras con el tráfico de minerales.