Archive for 28 febrero 2013

¿Qué está pasando en España?

28 febrero, 2013
05 de febrero de 2013
Publicado en Público.es el 5 de febrero de 2013

Cada vez más gente, dentro y fuera de nuestro país, se pregunta sorprendida qué está sucediendo aquí, y es natural. Hemos pasado de crear más empleo que nadie en Europa a tener casi seis millones de parados, de nadar en la abundancia a una recesión aguda, de tener superávit presupuestario a una deuda galopante, y de alardear de sistema financiero a tener que rescatarlo por la puerta de atrás. Y, además de todo ello, de una alternancia política más o menos ordenada entre dos partidos a una desafección creciente que amenaza con poner a ambos a los pies de los caballos en las próximas elecciones, por culpa de su traición al electorado y por su constante vinculación con casos vergonzosos de corrupción.

Es muy ingenuo creer que todo ello es solo el efecto de una crisis financiera importada. Es mucho más: los partidos que gobiernan se pasan por el arco del triunfo las promesas electorales, los principios que consagra la Constitución son papel mojado, la Jefatura de Estado se ve envuelta en escándalos más propios de rufianes que de monarcas, la gente no confía en los jueces, la policía apalea a los que protestan por la corrupción y protege a quienes defienden a los corruptos, los banqueros se forran con el dinero de las familias humildes que pierden sus viviendas y se llenan los bolsillos del dinero público que sus voceros niegan a quienes ellos han arruinado. Se encarcela a ladrones de tres al cuarto y se indulta a los financieros y delincuentes de cuello blanco.

No vivimos una crisis puntual o de alternancia. Lo que a mi juicio está ocurriendo es que se viene abajo sin remedio el edificio de la transición postfranquista.

En contra de lo que se quiere hacer creer, la dictadura no fue solo un gobierno de un militar algo autoritario sino un régimen de terror en el que los grupos oligárquicos que dominaban las finanzas y los grandes capitales usaban el poder político para obtener beneficios extraordinarios. Un sistema que permitió hacerse ricos, muy ricos, a quienes lograban estar cerca del poder, afianzando lo que más tarde se ha llamado el capitalismo de amiguetes. Lógicamente, todos esos grupos procuraron que la muerte del dictador solo fuese, en todo caso, el fin de un régimen político y no el del entramado económico y financiero constituido en los años de dictadura.

Por eso no fue fácil el equilibrio entre las clases dominantes y las que luchaban por la democracia y la libertad. Ni los grupos oligárquicos procedentes del franquismo estaban en condiciones de imponer sus condiciones (aunque lo intentaron tratando de dejar fuera de la nueva institucionalidad al PCE y a otros grupos a la izquierda del PSOE) ni las clases trabajadoras tenían poder suficiente como para lograr una democratización efectiva de los aparatos del Estado y, por tanto, la auténtica ruptura con el fascismo. Pero la influencia alemana y estadounidense, la actitud acomodaticia del PSOE, el temor reverencial de la clase política procedente del franquismo a los nuevos tiempos que llegaban y el papel casi arbitral concedido a los nacionalismos de derechas periféricos para anular el contrapeso de la izquierda más transformadora que hubiera podido ser decisivo, lograron cuadrar el círculo.

El sistema ha funcionado así durante años, sin perjuicio de sufrir las tensiones lógicas y los vaivenes derivados no solo de la tensión entre los principales partidos sino también de la que igualmente existe entre las diferentes corrientes internas de cada uno de ellos.

Pero la aparente estabilidad política institucional no ha podido evitar que poco a poco hayan ido apareciendo innumerables vías de agua que iban demoliendo sigilosamente el edificio. El incremento de la desigualdad, la pérdida de peso del gasto social, el debilitamiento de la ya de por sí frágil estructura democrática de las instituciones de representación, de gobierno y de control, una serie ininterrumpida de escándalos derivados del reparto del botín en que en tantas veces se ha convertido la acción de gobierno, el bienestar insuficiente y la democracia incompleta, en expresión del profesor Vicenç Navarro, han terminado por minar el afecto de la ciudadanía a los dos grandes partidos.

La traición del anterior gobierno socialista a sus principios, al deseo de sus electores y militantes y su incapacidad no ya para resolver la crisis sino para mostrar la mínima credibilidad que requiere la acción de gobierno comenzaron a colmar el vaso. Y más tarde, casi las mismas razones, aunque quizá ahora de modo aún más acelerado, llevan al Partido Popular a una situación de desafección igualmente generalizada en medio de un escándalo político casi sin precedentes.

Lo que está pasando en España es simplemente que ese edificio se viene abajo. No puede mantenerse ya sin dejar al descubierto los intereses que realmente hay detrás de él y la servidumbre y putrefacción tan gigantesca que afecta a gran parte de los dirigentes que nos gobiernan, alternándose cada cierto tiempo y mostrando uno detrás de otro, ante una población cada vez más asqueada, su continua vinculación con casos de corrupción.

Lo singular es que al caerse el edificio hipoteca  también a otros partidos, que es verdad que han sido en gran medida ajenos al negocio que han tenido entre manos los dos grandes y los nacionalistas gobernantes en Cataluña y País Vasco, pero que, quieran o no, transitan por la misma vía que ellos. Por eso ni UPyD ni incluso Izquierda Unida registran un incremento en la estimación de voto que pueda considerarse decisivo a la hora de generar, en el marco institucional actual, una nueva gobernabilidad.

La conclusión es obvia. No hay solución posible dentro del espacio político que marcaron los pactos de la transición. Ya no es posible disimular por más tiempo que no fue un diseño modélico, como tantas veces se ha querido hacer ver, sino un reparto de poder e influencia que a la postre dejaba las manos libres a los grandes grupos empresariales y financieros y cuyo gran poder político ha hecho estallar, ¡oh paradoja!, el propio sistema que los privilegiaba. La avaricia de los mismos banqueros que para salvar sus privilegios monitorizaron el diseño del régimen de la transición lo han hecho saltar por los aires al generar, en su beneficio, una burbuja insostenible y una deuda desbocada.

La estrategia ahora teledirigida contra Mariano Rajoy y su equipo es la toma de posiciones de una buena parte de estos últimos grupos que ya no se sienten convenientemente representados por ellos. Si el PSOE tuvo que oír que “no nos representan” de la boca del 15-M, Rajoy escucha ahora lo mismo, aunque no solo desde las calles sino también desde grupos que posiblemente nunca pensó que iban a defenestrarle.

Cualquier intento de darle solución a los problemas de España manteniendo la actual institucionalidad, creyendo de nuevo que el PP y el PSOE se lo van a guisar y comer todo, es infructuoso -como empiezan a mostrar las encuestas-, y solo puede conseguir retardar la salida a la crisis multipolar en la que estamos.

Cualesquiera que sean las medidas que hubiera que tomar para resolver de verdad los problemas que en este momento tiene España hay una cosa fuera de duda: necesitan el apoyo de una gran mayoría social, del 60 o 70 por ciento de la sociedad para ponerlas en marcha. Y para ello no basta con que un partido tenga mayoría absoluta. Una y otra cosa, como está demostrando el PP, son muy distintas.

Y si el apoyo que se necesita para tomar esas medidas y para que éstas sean efectivas es tan grande, en estos momentos es imposible que las adopten exclusivamente el PP y el PSOE. O incluso éstos dos con el apoyo de otros grupos minoritarios o de los nacionalismos periféricos.

Para que cualquier tipo de medida pueda tener semejante apoyo, debe responder a principios éticos y políticos transversales, comunes a personas de un espectro social muy amplio, que respondan a intereses de muchos grupos sociales. No pueden ser definidas, por tanto, en términos de derechas e izquierdas, porque ninguno de éstos es capaz de unir en torno a sí a una mayoría social tan grande como la que se precisa. Y si ese tipo de mayoría social no se puede conformar mirando a derecha o a izquierda, solo se puede constituir contemplando el arriba y el abajo. Solo esto es lo que permite unir hoy día a la inmensa mayoría de la sociedad en torno a una serie de valores, de principios y medidas que me atrevo a decir que se asumen de forma generalizada, que han pisoteado, sobre todo en sus últimos años de hegemonía, el PP y el PSOE, y que ya ni siquiera los garantiza la actual Constitución: la lucha transparente contra la corrupción, la democracia real, el ejercicio efectivo de la libertad y de los derechos sociales que no solo no se conquistan sino que comienzan a perderse uno tras otro.

La única salida que tiene España es articular una nueva mayoría social y moral. Es la hora de poner sobre la mesa propuestas concretas para una nueva gobernabilidad y para afrontar con decisión los problemas económicos porque éstos van a empezar a pasar pronto una factura quizá impagable.

Protestas invisibles para TVE en el recibimiento a Rajoy en Berlín

27 febrero, 2013

Fuente: http://www.elplural.com

F.M./F.L. | 05/02/2013

Decenas de personas recibieron a Mariano Rajoy en su llegada a Berlín con gritos, pancartas y protestas contra la corrupción. En la televisión pública se ocultó el hecho. No se dio ni en vídeo, ni en colas. Ni se citó.

Manipulación por omisión Por el contrario, Pedro Piqueras abrió su informativo con la llegada del Presidente del Gobierno sin ocultar el hecho noticioso: carteles en alemán y castellano en los que se leen mensajes como ‘Rajoy Korrupt’, “Hay un sobre para ti”, o “Rajoy Rüktritt” (Rajoy dimisión). Es la ocultación de estos hechos, la manipulación por omisión, lo que ha provocado que los informativos de TVE se hayan derrumbado.

El ‘caso Bárcenas’ ha hundido las audiencias de los informativos de TVE Como les venimos informando en ELPLURAL.COM, el estallido del ‘caso Bárcenas’ y las acusaciones de supuestos cobros irregulares por parte de la cúpula del PP han acelerado la ‘huida’ de los espectadores de la televisión pública, lo que resulta difícil de explicar sino es en la desconfianza de los telespectadores hacia la información que reciben en TVE. Sensaciones que parecen confirmar ‘ocultaciones’ como la de anoche.

Grecia y España víctimas del mismo juego

25 febrero, 2013

Fuente: www.publico.es  AITOR LAGUNAS Barcelona 04/02/2013

Kostas Vaxevanis, el periodista que fue arrestado  y posteriormente puesto en libertad  a finales del año pasado tras destapar el nombre de los 2.059 ciudadanos griegos con cuentas en Suiza, ha asegurado esta mañana que “el respeto religioso que existe hacia los bancos está poniendo en peligro a Europa porque obliga a los estados a golpear los derechos de la gente”. También considera que Grecia y España viajan por “caminos paralelos, con los mismos ajustes económicos y fiscales y una forma muy similar de abordar la corrupción. Son víctimas del mismo juego”.

Invitado por BCNegra, el encuentro anual sobre novela negra que organiza el Ayuntamiento de Barcelona, el editor de la revista Hot Doc, el primer medio que hizo pública la famosa ‘Lista Lagarde’, ha declarado en rueda de prensa que “en Grecia el periodismo no es libre porque ningún medio ha hablado de los grandes escándalos que llevan lastrando el país en los últimos 30 años. La corrupción es producto de un núcleo corrupto y la base de este núcleo está formada por empresarios, políticos y medios de comunicación“. Vaxevanis, quien ha sido comparado con Baltasar Garzón y Roberto Saviano, “personas injustamente perseguidas por intentar hacer justicia”, según el presentador del acto, ha agradecido a la prensa internacional “y sobre todo a la española”, el apoyo mostrado porque “sin él tal vez estaría en la cárcel en este momento”.

La Fiscalía de Atenas quiso imputar a Vaxevanis un delito de violación de la privacidad pero la presión popular hizo que lo absolvieran. Además, el periodista no publicó cantidades y se defendió recalcando que la posesión de cuentas en Suiza no es delito. Otra cosa es que sea el primer paso para investigar la procedencia de este dinero y esto, justamente, provoque un estado de sospecha y nerviosismo institucional. “En Grecia los empresarios se aprovechan de las relaciones con el Estado. Y los políticos hacen leyes que ayudan a mejorar la relación anterior, cuando hay problemas legislativos también corrigen con nuevas leyes la relación con los empresarios”, explica. “Vivimos una guerra con dos bandos: los que creen que la economía marca las pautas sociales y los que creen que la sociedad debe marcar el ritmo de la economía”. Él tiene claro donde nos encontramos: “Grecia, Portugal, Chipre y España sienten con más fuerza la presión de esta guerra. En este momento, la comunidad europea sólo tiene en común la moneda, no hay economía ni lógicas comunes. Es una unión artificial donde el sur está en el precipicio y en el norte aumentan sus ganancias. Es una crisis sistémica”.

Hervé Daniel Falciani, ex trabajador del banco HSBC, proporcionó a Francia en 2010 una lista con cuentas de 130.000 sospechosos  de evadir capitales a Suiza. Christine Lagarde, entonces ministra de Finanzas francesa, remitió los datos a varios países de la UE. Ningún gobierno ha considerado oportuno hacerla pública. En España, principalmente porque la Ley Tributaria no permite difundir los nombres de los presuntos evasores fiscales. ¿Pero los ciudadanos deben conocer los nombres de los presuntos evasores? Vaxevanis tiene claro que por encima de todo debe “prevalecer la verdad y el derecho a la información”. Incluso por encima de la ley: “Cuando publiqué la lista, intentaron desacreditarme. Los griegos matan al mensajero, como pasaba en las antiguas tragedias griegas. Es una situación establecida desde hace años, los periodistas ya no hacen su trabajo. Sólo estamos en el punto de mira unos pocos”, reflexiona. En pleno debate sobre la libertad de prensa, y con el recuerdo de Mariano Rajoy compareciendo ante los medios a través de un televisor para defenderse por primera vez de las acusaciones del caso Bárcenas, el periodista ha opinado para Público que “si quieren hacer así la democracia, mejor que envíen un vídeo directamente a los ciudadanos. Yo, como periodista, no hubiera acudido de ninguna manera a cubrirlo”.

“El gran contraste en Grecia es que hay gente en esa lista con dinero evadido y otra gente que busca comida en la basura”

La conferencia ha tenido lugar en el Palacio de la Virreina, situado en el ala este del Raval barcelonés, escenario de tantas novelas negras y cuna de ilustres autores como Terenci Moix, Maruja Torres o Vázquez Montalbán. La ‘Lista Lagarde’, que estuvo en los despachos del gobierno griego dos años sin que nadie decidiera investigarla, demuestra que hay documentos que interesan poco o nada. “El gran contraste en Grecia es que hay gente en esa lista con dinero evadido y otra gente que busca comida en la basura. Es una comedia. Había ministros que perdieron el CD; otros lo guardaron en el USB, los papeles que le daban legalidad se extraviaron… ¿Si no han decidido utilizarla porque no era importante, ¿por qué la ocultan? La democracia es como una bicicleta, si no sigues pedaleando te vas a caer. La idea de la democracia en Grecia es muy voluble, hace tiempo que caímos de la bicicleta. Nos dicen cómo debe ser pero el país se ahoga y eligen a sus víctimas con crueldad”.

La 8ª edición de BCNegra repasa lo mejor de la novela policíaca y la historia de Vaxevanis da para un buen libro: “El Estado no me ha ofrecido protección policial pero yo, ahora, tengo mis medidas”. Concretamente desde que vivió, no hace mucho, un inquietante episodio. “A las tres de la madrugada escuché a uno de mis tres perros ladrar. Salí al jardín y vi a una persona en la puerta. Llamé a la policía y archivaron el caso, tratándose como me dijeron, de un intento de asalto a la vivienda”, ha relatado con escepticismo. También ha exhibido algunas fotografías de algunos jóvenes que robaron hace poco un establecimiento. Parecían brutalmente agredidos. “La policía no solo agredió y vejó brutalmente a estos delincuentes si no que ocultaron sus heridas con photoshop. Esta es la democracia griega, víctima de un sistema enfermo”. Para Vaxevanis, Grecia se encuentra además en una fase desconcertante: “A los ciudadanos griegos hace más de 40 años que se les ha olvidado la función de ciudadano. Hay cierto acomodamiento, salir de esta situación es muy difícil. La gente acumula rabia pero es difícil reaccionar con lógica y de forma común. Hemos vivido muchas etapas en esta crisis: curiosidad, responsabilidad, ira y miedo. Y el miedo, ahora, es el que controla a la gente”.

Con el escándalo de los sobresueldos salpicando a los dirigentes del Partido Popular, Vaxevanis participará esta tarde en una mesa redonda junto a otros tres periodistas (Ernesto Ekaizer, Misha Glenny y Carles Quílez). Bajo el título ‘Corrupción’ -a secas, sin subtítulos-, los invitados departirán sobre uno de los temas más utilizados en el género de la novela negra. Desgraciadamente, la opacidad y el secretismo gubernamental ha dejado de corresponder al ámbito de la ficción, lo cual está empezando a enervar los ánimos de la ciudadanía. “Hay que terminar con los privilegios de los ricos pero si los diputados están con ellos es muy difícil. En Grecia si en cualquier investigación judicial sale salpicado un político, se para la investigación y los diputados deciden si debe proseguir”.

Un juntero de Álava reconoce que recibió dos millones de pesetas del PP

24 febrero, 2013

Fuente: diario EL PAÍS

Pedro Gorospe | Bilbao4 FEB 2013 – 14:13

“No recuerdo nada de todo aquello, solo que me dieron el dinero”. Santiago Abascal Escuza, juntero (miembro del parlamento provincial) del PP en Álava asegura que su partido le entregó en 1999 dos millones de pesetas, pero a partir de ahí no recuerda nada más. En la contabilidad de los tesoreros del PP figura un pago de esa cantidad al cargo público del partido que estuvo en la diana de ETA durante muchos años. Sin embargo, un segundo después de confirmar que sí recibió el dinero, asegura que no recuerda ningún otro extremo relacionado con ese cobro. En aquella época el tesorero del PP era Álvaro Lapuerta, y él fue el encargado de librar la cantidad; pero Abascal niega conocerle a él y a Luis Bárcenas.

El 19 de febrero de 1999, hace 14 años, Abascal sufrió un atentado en su comercio, en Amurrio, Álava, y en agosto otro. Pero eso no fue lo peor, la detención del comando Bizkaia de ETA frustró el intento de asesinato que sus miembros ya habían planificado. “Les dije en el partido que no me llegaba el dinero y me dieron dos millones de pesetas”, describe. Pero a partir de ahí su memoria es difusa. “No, no, creo que no fui a Madrid a por el dinero en aquella época, no creo que no, vaya, no estuve en Madrid aquel año”, asegura.

Abascal tampoco recuerda cómo recibió el dinero, si fue un sobre, una transferencia bancaria o directamente le pagaron las reparaciones de su comercio. “Estoy seguro de que era dinero del PP”, asegura. Y añade: “Estoy seguro también de que no conozco, no sé si afortunada o desafortunadamente, al señor Bárcenas o a Lapuerta”.

El juntero justifica el olvido de los detalles de la entrega en que los hechos sucedieron “hace 14 años” y no recuerda siquiera si firmó un recibí, pero tampoco a quién le trasladó que tenía problemas económicos derivados de los atentados. En agosto de ese año ETA volvió a atentar contra su comercio en Amurrio.

La policía confirma viajes y obsequios entregados por la red Gürtel a Ana Mato

23 febrero, 2013

Fuente: diario EL PAÍS

* La ministra de Sanidad niega que haya recibido ningún regalo de la organización de Correa

* Entre los presentes se encuentran varios viajes a España y Europa y productos Louis Vuitton

Manuel Altozano |  Madrid 1 FEB 2013 – 18:48

La policía considera confirmado que la trama corrupta liderada por Francisco Correa entregó dádivas y regalos a la actual ministra de Sanidad, Ana Mato,entre 2000 y 2004. Se trata de viajes a distintos destinos de España —Jerez de la Frontera, Santiago, Tenerife— y Europa —Suiza, Irlanda—, en ocasiones acompañada por otros miembros de su familia. En la contabilidad b de la trama, hallada por los agentes en una nave industrial de Alcorcón (Madrid), aparecen también al menos dos obsequios de la firma de moda y objetos de lujo Louis Vuitton valorados en, al menos, 610 euros, y cuya compra atribuyen a Álvaro Pérez, El Bigotes.

Mato negó que le hubiera pagado los viajes en enero de 2011, cuando aparecieron por primera vez en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) a raíz del hallazgo de otros datos contables de la trama en un piso de seguridad de Correa. La ministra, coordinadora de Organización del PP cuando se produjeron los hechos, insistió este viernes en que pagó los desplazamientos y aseguró que el informe policial no aportaba nada a “lo investigado, filtrado y publicado”.

Ahora, sin embargo, aparecen nuevas dádivas. Entre las facturas y resguardos de la red de Correa se encuentra una de dos productos Louis Vuitton valorados conjuntamente en 610 euros (225 y 385, respectivamente) y fechada el 7 de noviembre de 2003 junto a la que aparece manuscrita la frase “Obsequio Ana Mato”. También consta un resguardo de una entrega en efectivo del día anterior a Álvaro Pérez con el concepto: “Compra obsequio Ana Mato”. En total, las cantidades entregadas por la trama a Mato y su marido, el exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Jesús Sepúlveda, y otros miembros de la familia entre 2000 y 2004 —que en el anterior informe sumaban 27.992 euros—, ascienden ahora a 50.049, según la UDEF.

Además, en la parte de la contabilidad b de Gürtel relativa a Sepúlveda aparecen asientos relativos a los años 2000, 2001, 2002 y 2003, en los que la ministra y sus hijos figuran con su nombre como receptores de varios servicios. Como el alquiler de un coche en Jerez o billetes de avión y hotel en Dublín (Irlanda), valorados en 3.092 euros. “Avión, alquiler coche y hotel en Santiago”, “billetes avión Mad-Tenerife-Mad 20/12 Mato/Ana/Sol/Borja” (2.388 euros). Según esa documentación, solo en 2002 los gastos de viaje abonados a la familia Sepúlveda-Mato fueron 16, por un importe de 14.392 euros. El año anterior, esa cantidad fue de 11.822 euros y de 3.719 en 2003. Con los nuevos datos hallados, la policía corrobora que todos esos desplazamientos fueron supuestamente abonados por Pasadena Viajes, una de las empresas de la red corrupta de Correa. También hay pagos para tres fiestas de cumpleaños y una comunión.

El anterior instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, declaró prescritos estos hechos en abril de 2011. El PSOE de Boadilla del Monte había solicitado la imputación de Mato por un viaje a Suiza con su hija, pero el fiscal se opuso porque el presunto delito cometido —cohecho impropio— habría caducado en 2007.

Contactada este viernes por este periódico, Mato negó de nuevo que haya recibido regalos de la trama, recordó que está separada de Sepúlveda y que no tiene nada que ver con sus cuentas y actividades. Y avanzó que no tiene intención de dimitir.

El exmarido de la ministra, el exalcalde de la localidad madrileña de Pozuelo Jesús Sepúlveda, emitió en la noche del viernes un comunicado en el que desvincula a Mato de todas sus actividades “públicas y privadas”, afirma que “ha sido y es completamente ajena” a sus actividades económicas y profesionales y que él es el único responsable de “cualquier decisión económica o movimiento” en sus cuentas. “Son cuestiones de las que yo me ocupaba personalmente”, afirma.También asegura que el informe de la UDEF “no afecta de ninguna manera a las actividades públicas y privadas” de su exmujer ni de sus hijos, y que el contenido del mismo se refiere “única y exclusivamente” a su persona.

Desde que la causa volvió a la Audiencia Nacional este tribunal ha rechazado algunas de las decisiones de Pedreira y el TSJM, como el archivo de la causa en lo relativo al extesorero del PP Luis Bárcenas, del que ahora se ha descubierto que llegó a acumular 22 millones de euros en Suiza. El actual instructor del caso, Pablo Ruz, ha entregado el informe de la UDEF al fiscal y a las partes para que indiquen si, a su juicio, la actividad de la ministra y su familia es delictiva y si ha prescrito. En caso de que el juez aprecie indicios de criminalidad en la actuación de Mato, deberá inhibirse a favor del Tribunal Supremo, órgano al que están aforados los miembros del Ejecutivo.

El Constitucional avala el envío de los ‘papeles de Salamanca’ a Cataluña

21 febrero, 2013

Fuente: diario EL PAÍS | Tereixa Constenla Madrid 1 FEB 2013 – 13:28

Traslado de cajas con los ‘papeles de Salamanca’, en el año 2006. / BERNARDO PÉREZ

Se acabó el litigio por los papeles de Salamanca. El Tribunal Constitucional ha dado la puntilla definitiva a uno de los asuntos que más polémica despertó a propósito de algo de apariencia tan inocente como unos documentos. En una sentencia del pasado 31 de enero de la que ha sido ponente el magistrado Pablo Pérez Tremps, se desestima el recurso de inconstitucionalidad presentado por la Junta de Castilla y León contra varios artículos de la ley de 2005, que contemplaba la restitución a la Generalitat de Cataluña de los documentos incautados con motivo de la Guerra Civil, y que durante la dictadura franquista fueron depositados en Salamanca. Esta documentación, en el momento de la devolución, estaba custodiada en el Archivo de la Guerra Civil. La misma ley recurrida contemplaba la conversión de este archivo en el Centro Documental de la Memoria Histórica, como así ocurrió.

El alto tribunal considera que la norma perseguía “una finalidad razonable” y “no se muestra desprovista de todo fundamento”. Aunque pueda discreparse de la solución planteada, el fallo concluye que no puede calificarse de “arbitraria la transferencia de la documentación ope legis [de pleno derecho] a Cataluña frente al restablecimiento de un procedimiento distinto para el resto de las Comunidades Autónomas”.

El Ayuntamiento de Salamanca, cuyo alcalde es Alfonso Fernández Mañueco, también secretario general del PP en Castilla y León, considera que el traslado a Cataluña de los documentos “no ha cumplido la ley”. El consistorio salmantino “acatará la sentencia”, pese a que en este asunto “no se cumplen los requisitos establecidos en la propia ley para su devolución”, ha explicado la institución en una comunicación. En su comunicado ha invocado a Montesquieu para decir: “Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa”.

Razonamientos de la Junta

En su recurso, la Junta de Castilla y León planteaba, entre otros razonamientos, que la restitución dañaba la integridad del archivo (“se ve seriamente mutilado convirtiéndose en un archivo parcial o un almacén parcial de restos documentales”) salmantino y suponía “una expoliación al suponer la perturbación del cumplimiento de la función social que a los fondos y al Archivo General de la Guerra Civil les corresponde”.

La sentencia del Constitucional llega poco más de un año después de que el Tribunal Supremo diese otro varapalo a la administración de Castilla y León, que no se ahorró llamar a la puerta de cuanta instancia judicial -y con cuanto argumento jurídico encontró- para tratar de revertir la salida de material hacia Cataluña. En noviembre de 2011, el Supremo dio la razón al Ministerio de Cultura, que se había negado a declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el edificio donde está el archivo (el Colegio de San Ambrosio). Esta petición tenía como finalidad proteger la integridad del archivo e impedir la salida de documentación.

También la Audiencia Nacional avaló a finales de 2008 el envío de documentos y rechazó la petición del Ayuntamiento de Salamanca para anularla. En aquella resolución también rechazaba presentar una cuestión ante el Tribunal Constitucional al considerarla que se ajustaba a la Carta Magna.

El retorno de papeles a Cataluña se supervisó por una comisión mixta -y fue avalado por el Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica- y se realizó en varias entregas. En los últimos años, además de documentos oficiales han salido legajos de propietarios catalanes particulares y organizaciones sindicales y políticas. De todo el material hay copia digitalizada en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, que en los últimos años ha engrosado sus fondos con colecciones y archivos destacados de la época de la República, la Guerra Civil y la dictadura.

Tras la aprobación de la ley en 2005, el traslado de los papeles a Cataluña se convirtió en una gran bronca política entre administraciones y partidos, que utilizaron la movilización social para tratar de influir en las decisiones. La pugna ha sido tal que en los últimos años se han sucedido reiteradamente fallos judiciales (casi siempre a favor de la devolución de los documentos), pero la trascendencia de la sentencia dictada por el Constitucional podría ser el punto final a la batalla.

Yo acuso

20 febrero, 2013

Fuente: www.eldiario.es | Javier Gallego

01/02/2013 – 12:30h

Carta a Mariano Rajoy Brey

Presidente del Gobierno de España

 Señor: ¿Me permite que le diga (…) que su estrella (…) está amenazada por la más vergonzosa e imborrable mancha? Por eso me dirijo a usted gritando la verdad con toda la fuerza de mi rebelión de hombre honrado. Es mi deber: no quiero ser cómplice.

 Yo le acuso a usted como presidente del Partido Popular de haber permitido la corrupción financiera dentro de su organización. Aunque no fuese usted partícipe de estas actividades –permítame que lo dude-, es usted responsable como máxima autoridad dentro de su partido por no haber puesto los medios para evitar estas prácticas delictivas. De saberlo, le acuso de delincuente. De no saberlo, le acuso de incompetente.

Le acuso como presidente del Gobierno de haber provocado con su silencio el descrédito nacional e internacional no solo de su partido sino de la política española. Le acuso de arrojar una sombra de duda sobre todo el país con su incomparecencia pública que solo puedo interpretar como cobardía y temor de quien algo oculta. Si tuviera usted la conciencia tranquila y las cuentas claras debería haber salido de inmediato a responder a las acusaciones que pesan sobre usted. Como no lo ha hecho cada segundo que pasa me parece usted más sospechoso, más culpable. Como poco, culpable de faltar a sus obligaciones de presidente del Gobierno que debe rendir cuentas a la opinión pública cuando esta se las pide.

Le acuso pues de ser un cobarde por no atajar de inmediato esas faltas de las que se le acusan si es que son verdaderas. Le acuso de ser un irresponsable por dejar así que cunda el pánico, la indignación y el desánimo entre sus ciudadanos. Le acuso de ser un miserable por dejar que su miedo, indecisión o indiferencia se conviertan en desconfianza hacia todo nuestro sistema democrático y hacia nuestro país a los ojos del extranjero. Le acuso de indigno por abandonar a los millones de personas que le votaron en las angustiosas dudas que ahora les acucian. Y le acuso de traidor a todos nosotros por hacer caso omiso a un clamor que le pide respuestas y por anteponer sus propios intereses al interés común. Cada segundo que pasa y usted no comparece es una puñalada en las espalda de los ciudadanos. Tenga esto bien claro.

Yo acuso también a su partido de mentirnos al afirmar que no sabía nada de los papeles de Bárcenas. Aparte de la inconsistencia del argumento y la escasa credibilidad de su partido, les acuso porque ya hay un miembro de su organización que ha declarado públicamente que recibió un préstamo que consta en esos papeles. Les acuso además porque otra persona del partido escribió también públicamente hace unos días que existían pagos a sus miembros y ustedes no le han denunciado por difamación. Entiendo que lo que ustedes niegan ante la opinión pública para intentar salvarse, no lo niegan ante los tribunales porque saben que no tienen pruebas en su defensa. Si las tienen, les acuso del delito de ocultación.

Acuso a todos los nombres que aparecen en los papeles de irresponsabilidad y estupidez por no presentar de manera fulminante ante la luz pública sus patrimonios y papeles que acrediten que están ustedes libres de toda sospecha. Al no hacerlo contribuyen ustedes a que su honor quede en entredicho. Les acuso por tanto de deshonestos, incluso con ustedes mismos, que es el más alto grado de pérdida de conciencia.

Acuso demás a la cúpula del Partido Popular de antidemocrático al amenazar con llevar a los tribunales a quien difunda las informaciones veraces publicadas sobre los papeles. La acuso de difamación por acusarnos a los periodistas de difamarles a ellos. La acuso de infame por negar la evidencia de esos papeles que hasta un examen grafológico han demostrado que pertenecen a su extesorero, Luis Bárcenas, que tampoco ha negado que sean suyos. La acuso de indignante por atribuirse la indignación en este caso cuando resulta palmario, como acabo de exponer, que la actuación del partido está siendo lamentable, independientemente de las implicaciones penales del caso. Y por último acuso a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, de indigna de la posición que ocupa por negar ante la opinión pública lo que toda la opinión pública está viendo.

Por todo ello, señor presidente, acuso a su Gobierno y a la cúpula de su partido de ineficacia, ineptitud, incoherencia, cinismo, soberbia, prepotencia, falsedad, manipulación, ocultación, irresponsabilidad, traición, deshonor y degradación, cuanto menos moral y política. Les acuso de ser incapaces para gobernar este país y gobernar su propio partido. Por eso tengo que pedirles que dimitan en bloque y lo hagan cuanto antes.

No ignoro que al formular estas acusaciones arrojo sobre mí los artículos (…) que se refieren a los delitos de difamación. Y voluntariamente me pongo a disposición de los Tribunales. Solo un sentimiento me mueve, solo deseo que la luz se haga (…). Mi ardiente protesta no es más que un grito de mi alma. Que se atrevan a llevarme a los Tribunales y que me juzguen públicamente. 

Así lo espero.

(Los párrafos en cursiva pertenecen al famoso alegato de Émile Zola publicado el 13 de enero de 1898 en el diario L’Aurore)

Dos concejales abandonan el PP hasta que se ‘aclare’ el ‘affaire Bárcenas’

19 febrero, 2013

Fuente: www.elplural.com | AGENCIAS | 01/02/2013

El concejal del PP de Gijón, Eduardo Junquera, y el concejal y portavoz del PP de Galdakao (Vizcaya), David Pasarin-Gegunde, han solicitado sus bajas como afiliados del partido hasta que se aclare el caso Bárcenas. El edil vasco ha señalado que su decisión es una “manera” de mostrar su “duda y cierto desengaño por la situación actual”.

En declaraciones este viernes a Onda Cero, recogidas por Europa Press, el edil ha subrayado que “pasando por encima de la presunción de inocencia”, simpatizantes, afiliados y cargos de la formación popular deben tener “determinadas dudas de todo lo que están oyendo”. Asimismo, ha indicado que “no puede ser” que con procesos judiciales de cuatro o cinco años “la gente siga en sus cargos”.

“Desengaño por la situación actual” En este sentido, ha reconocido haber pedido una baja temporal hasta que vea que puede “seguir luchando por los ideales del PP”, pero desde una “convicción absoluta en el partido y las personas”.  Tras reconocer que no sabe hasta cuándo mantendrá la actual posición, Pasarin-Gegunde la ha justificado por ser una “manera de mostrar mi duda y cierto desengaño por la situación actual”.

“Cuesta creer que no haya nada” “Con todo lo que está saliendo, a quienes estamos en la política muchas veces nos cuesta creer que no haya nada”, ha reconocido, para añadir que no puede ser que “no haya nada y salgan todas esas noticias”. Asimismo, ha subrayado que le gustaría que “la indignación y la duda” que se ha creado “la solucionasen o nos dieran una razón convincente” los dirigentes de la formación.

“Es un problema de la organización” “No me he movido ni un ápice de mi convencimiento ni de los valores y creencias que existen en el PP. Estoy en el PP porque creo en lo defiende. Creo que eso no ha cambiado, es un problema de organización, no de ideales. Tengo las mismas ideas que ayer que son las ideas del PP en Euskadi”, ha añadido. Preguntado por la posibilidad de que se produzcan dimisiones en la formación popular, Pasarin-Gegunde ha indicado que “en este caso y en cualquiera”, si se demuestra un caso de conducta delictiva evidentemente el responsable político “tiene que dimitir”.

“No sé dónde está el límite” “Si ha sido condenado por algo tiene que dimitir. ¿Cuándo tiene que dimitir? ¿Cuándo ha sido condenado, cuando ha sido imputado? No sé dónde está el límite”, ha reconocido, para añadir que “no puede ser” que con procesos judiciales de cuatro o cinco años la gente siga en sus cargos ya que esa situación de interinidad no es buena para las instituciones ni para los políticos. “Esas sombras que están por encima de la dirección a quienes estamos abajo a pie de calle en un Ayuntamiento nos tiene que crear una cierta duda. Todo lo que está saliendo no sé si es verdad pero crea la duda de que todo sea mentira”, ha añadido.

Nacido en Bilbao en 1977, Pasarin-Gegunde es afiliado del PP desde hace aproximadamente ocho años y en la presente legislatura es portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Galdakao.

“La desvergüenza, el descaro y el descrédito” Por su parte, Eduardo Junquera, en rueda de prensa en el Consistorio en la que no admitido preguntas, ha  señalado que este caso “desvirtúa hasta lo insoportable la credibilidad de la clase política y más concretamente la credibilidad de nuestro partido, el PP”, al que ha dicho ha venido dedicando una buena parte de su tiempo y de su trabajo, siempre con buena fe y en la medida de sus posibilidades. “Hechos, que de ser ciertos, y parece que son ciertos puesto que yo creo que han tenido tiempo suficiente para justificarlos y de momento no se han dado las explicaciones oportunas, son hechos que son la magnificación de la desvergüenza, el descaro y el descrédito de la clase política y sobre todo de nuestro partido”.

“Gran indignación” Unos hechos que ha dicho que le producen “una gran indignación”, no solo a él, sino también a sus familiares, amigos, colegas y pacientes que no entienden que siga perteneciendo a ese partido. Por este motivo, ha anunciado su renuncia “irrevocable” a su acta de edil después de muchos años, ya que considera que las actuales circunstancias, “el camino recorrido como concejal se agotó”. “Hasta aquí hemos llegado”, ha apostillado. “Me he quedado sin palabras, sin argumentos, para poder defender una causa”, ha asegurado. Ha dicho además, que lo deja por motivos de salud, “no porque esté enfermo, sino porque no me quiero poner enfermo”.

“Con más amigos pero con más enemigos” Ha destacado que se va sabiendo más que cuando llegó, con más amigos pero también con más enemigos, con más experiencia “y con el mismo patrimonio con el que llegué, y que es el patrimonio que más valoro; la honradez, la honestidad y el amor a mi ciudad y la vocación de servicio”. “Honradez que he heredado de mis padres y que he transmitido a mis hijos y que me impide seguir formando parte de este partido, y honestidad, la que me llevó a no escatimar esfuerzos”, a trabajar por la ciudad de Gijón”, ha apuntado, al tiempo que ha recalcado que “nunca” antepuso los intereses partidistas al general de los ciudadanos y los gijoneses, y ha resaltado que desempeñó su labor con aciertos y desaciertos lo mejor que pudo.

El fin del carbón. De nuevo gracias al gobierno.

18 febrero, 2013

José A. Otero | 15/02/2013 – 19:45h

“Queda irse de España, acaban con todo”. La sentencia demoledora es de Plácido Álvarez Agra, minero y en la calle desde octubre. Es uno de aquel puñado de mineros de la Marcha Negra que entró a pie en Madrid en julio al grito ciudadano de ‘Esta es nuestra selección’ tras 19 días a pie desde Bemibre. Hoy es uno de los seis millones de parados.

Placi, como se le conoce en Matarrosa del Sil, donde reside, nació hace 38 años en Santa Cruz del Sil. Es el pueblo que se hizo célebre el verano pasado porque ocho compañeros permanecían encerrados en un pozo. Quería defender “el futuro de la zona y del país, porque esto es de todos”.  Pero aquel grito de ‘Sí se puede’ con el que cruzaron entre miles de personas no paró la política de acelerar la liquidación del sector por parte del Gobierno del PP –ya lo intentó en 1996–, ni prácticas empresariales decimonónicas. Como víctima, narra la desunión del sector y un desgarro en el país.

Hizo la Marcha Negra y ahora está en la calle.

La realidad es que se hizo todo lo que se hizo para otros, para el politiqueo. Fue acabar la marcha, llegar aquí, con la gente encerrada en Santa Cruz y desconvocar la huelga… No contaron con nadie para hacerlo. Y esos que dicen que apoyan, los alcaldes, han chupado fondos del plan del carbón. Tanto que apoyan, que dimitan. Están callando, nadie sabe nada, pero están echando gente y no pasa nada.

¿Qué fue de la mítica fuerza de los mineros?

Había unión, pero eso se ha ido perdiendo. No sé muy bien por qué. Igual es por la corrupción que hay, empezando por sindicatos, alcaldes, el Gobierno… es lo que explica que se haya perdido la unión.

Ya participó en una marcha minera en 2010. ¿Cómo se llega a este punto?

Yo hace dos años estaba trabajando en una mina, con Victorino (en referencia a Alonso, el mayor empresario minero privado de España) en Santa Cruz. Estaba en una subcontrata. Cuando las eléctricas dejan de quemar carbón, en 2010, hacemos la huelga, nos hacen hacer la marcha, llegamos a León… Logramos lo que queríamos. Pero los de las subcontratas quedamos en la calle. En mi caso, 30 compañeros. Estuve en ERE tres meses y en la calle un año. Me busqué la vida y logré volver a la mina en el Grupo Viloria, en Alto Bierzo. Allí estaba contento.

Cuando parecía todo estabilizado, llega el cambio de Gobierno de Rajoy y…

Sí, y los recortes. Se pasaron por el forro todo lo que estaba firmado. Tendrían que haberlo cumplido. Entonces volvemos a las calles. Empieza la Marcha Negra, llegamos a Madrid, cuando vuelvo trabajo un mes y medio, pero como el Gobierno no suelta la pasta, nos largaron. Nos dijeron que nos volverían a llamar cuando esto tomará rumbo. Llevo en el paro seis meses.

¿Hasta dónde estaba dispuesto a seguir tras la marcha?

Cuando llegué a casa de vuelta de Madrid me enteré que se desconvocó la huelga y aún había compañeros encerrados. Yo hubiera seguido lo que hiciera falta. Y ahora igual. Ya no miro solo por nosotros: ¿qué queda a los que vienen por detrás?

¿Cuál es la razón de la falta de unidad, de la inacción cuando están en la calle?

La lograron el empresario y el Gobierno. Unos cobraban, otros no… hubo muchos factores. Al que cobra no le interesa ir a la huelga.

¿Qué diría a los que dicen que en la mina se gana un sueldo astronómico?

Eso es todo mentira. Eso era antiguamente. En los ochenta, sí se cobraba bien. Yo he estado siete años dentro, en varias etapas, y no he pasado de 1.400 euros al mes haciendo diez y doce horas diarias. Que me lo expliquen. Y como yo muchísima gente, casi todo el mundo. Nunca he trabajado seguido siquiera. Hay la misma precariedad que en cualquier otro sector. Solo que no se puede estar mucho tiempo. En la mina estamos como las ratas, quienes dicen que somos unos privilegiados que entren allí.

¿Cómo explicaría la evolución de su trabajo desde que empezó?

No ha cambiado en nada. Ni en sueldo, ni en condiciones: sigo igual que entonces. Solo ha cundido la desunión y el hartazgo.

Madrid les recibió como a la selección de fútbol, como líderes obreros. ¿Cómo cree que se tenía que haber aprovechado?

Tendríamos que haber seguido hacia adelante. Sin pacto ninguno: las huelgas no se pactan. Yo me hubiera quedado en Madrid hasta lograr algo claro. Tendríamos que haber ido más allá, coger al empresario o al político y encerrarlo en la mina. ¿Acampar? No, porque no se puede estar molestando. Hay que ir a por quien hay que ir.

Pero, ahora van unos mil despidos en seis meses, los que quedan en la minería privada no cobran hace dos, las eléctricas no compran carbón, el Gobierno incumple…

Movilizaciones ya hay, pero no serán como antes. Estamos la mitad en la calle y no van ni los de las plantillas propias de las empresas, que ni cobran hace dos meses o los están echando.

¿Qué le pediría al Gobierno, qué le diría a Mariano Rajoy si se lo cruzase?

Que la están cagando, pero bien. El carbón no es de ahora, ha hecho mucho por este país. Que apuesten por él, que dentro de unos años será necesario. Le recordaría que Endesa nació en el valle del Sil. O que Ciuden, la planta de captura CO2, está a punto de cargársela y van a tirar muchos millones y futuro.

¿Y a las personas que les recibieron en Madrid como héroes?

Se lo agradeceré toda la vida y nunca lo olvidaré. Ahí me hicieron sentir que estábamos haciendo algo, algo importante.

¿Cómo explicaría que ahora en cambio no hagan nada, por el momento al menos?

Hay que salir a la calle y echar al Gobierno. Si nosotros les pusimos ahí, también les podemos echar. Ya está bien de aguantar que nos asfixien poco a poco. Mientras, ellos siguen igual.

¿Rajoy y Soria enterrarán la minería?

Yo creo que todos están poniendo de su parte. Pero sí, Rajoy puede poner el punto y final al carbón, cada vez creo más que no quedará nada.

¿Qué espera del futuro?

Tengo un niño de cuatro años al que tengo que dar una educación y una vida. Acabo el paro en un par de meses. La perspectiva que tengo es marchar, como todo el mundo. Los que queden aquí les va a tocar pagar lo que nos han robado. Y con marchar me refiero de España: aquí que paguen los que se han llenado los bolsillos. Porque no esperarán que cojamos trabajos precarios por 500 euros y arreglar todo lo que ellos han estropeado. Conmigo que no cuenten: antes prefiero robar.

¿A dónde se irá? ¿Busca trabajo como minero?

No necesariamente. De lo que salga: tendremos que adaptarnos a lo que haya e irnos a donde sea.

El vacío

17 febrero, 2013

Fuente: diario EL PAÍS

Manuel Vicent 10 FEB 2013 – 00:00

La corrupción de los faraones nos regaló las Pirámides; de la corrupción de la antigua Grecia heredamos el Partenón; la corrupción de Roma nos ofreció el Panteón y el Coliseo; con la corrupción de la iglesia medieval se erigieron el románico y el gótico de las catedrales; la corrupción del Renacimiento nos dejó la Piedad de Miguel Angel, encargada al artista por un papa Borgia, que impartía el veneno como un sacramento. Se puede llegar hasta hoy a través de todos los crímenes que la humanidad ha cometido alrededor de la belleza. Decían los latinos: la vida es corta, el arte es largo. Como un áspid desprendido del seno de los dioses el arte se ha ido deslizando por todas las ruinas, sin excluir la ruina humana, hasta redimir la sangre que ha generado la historia. Cuando uno visita las ruinas de un templo, de un teatro, de un mausoleo de la antigüedad suele caminar entre capiteles y columnas derribadas en busca del punto señalado en la guía donde se hallaba el tabernáculo, la cámara del tesoro o la tumba del héroe. Allí ya no hay nada, salvo el vacío. Los dioses se han esfumado, el oro fue robado, el cadáver del héroe ha desaparecido, pero el vacío de aquel lugar hermético es el fundamento más sólido, similar al espíritu, la única fuerza que sustenta toda la antigua gloria. El fanatismo de la Inquisición fue redimido por la locura del Quijote y la duda de Hamlet; la miseria del siglo XVIII pudo salvarse gracias a una sinfonía de Mozart; fueron los versos de Höderlin los que levantaron de nuevo los mármoles de Fidias e hicieron brotar las flores de anís entre las gradas roídas de los anfiteatros donde las voces de los antiguos tragediantes, que declamaban a Esquilo, habían quedado durante dos mil años solo a merced de las lagartijas. Las grandes guerras del siglo XX se han convertido en humo en cuyo seno se vislumbran las criaturas perennes de Grosz y de Otto Dix. El esqueleto de Ricardo III con su chepa acaba de aflorar en el subsuelo de un aparcamiento sin que la tragedia de Shakespeare haya desmerecido en un solo verso. La corrupción y la basura moral que hoy nos asfixia tienen un punto de fuga. El arte es una escapatoria hacia ese vacío donde habitaron un día los dioses, que es el fundamento del espíritu. Sálvese quien pueda.