Archive for 31 octubre 2013

Rajoy ignora a la ciencia

31 octubre, 2013

Fuente: diario EL PAÍS

El CSIC, se desangran y la ciencia esta sumida en la parálisis, la incertidumbre y la impredecibilidad

 
 4 AGO 2013 – 23:51 CET

Sr. Presidente del Gobierno:

El 31 de octubre de 2012 un numeroso grupo de directores de centros de investigación españoles y varios investigadores le dirigimos una carta señalándole nuestra visión de la situación de la Investigación en España en aquel momento. La respuesta fue una breve nota de su jefe de Gabinete, D. Jorge Moragas, al cabo de unas semanas, diciendo que la I+D era una de las prioridades de su Gobierno. Como recibirá usted innumerables cartas firmadas por una treintena de directores de los centros de investigación más prestigiosos del país, en particular todos los reconocidos con la distinción de excelencia Severo Ochoa, asumimos que le resultara materialmente imposible dar una respuesta más personalizada y menos aún efectuar una llamada o concertar una reunión con los firmantes.

El 19 de diciembre el Colectivo Carta por la Ciencia organizó en diversas ciudades españolas acciones de protesta por los recortes en I+D. En Madrid se efectuó una suelta de globos en la Universidad Complutense, simbolizando la fuga de científicos que se está produciendo en España. Desde allí, representantes del colectivo nos dirigimos al Palacio de la Moncloa para entregar en mano el comunicado redactado para la ocasión y en el que solicitábamos poder contarle directamente nuestras preocupaciones. Desgraciadamente nadie del equipo de Presidencia pudo recoger el escrito que dejamos en registro. Es natural que habiendo a diario concentraciones de científicos sea imposible atender a todas. Eso sí, al cabo de unas semanas recibimos una breve nota de D. Jorge Moragas reiterando que la I+D era una prioridad para su Ejecutivo.

El 27 de febrero de 2013, la Confederación de Sociedades Científicas Españolas (COSCE) le envió una carta firmada por 56 presidentes de sus sociedades en la que señalábamos algunas deficiencias que se estaban produciendo en la ejecución de las políticas de I+D y le solicitábamos que marcara usted un rumbo claro en ellas. Recibiendo usted diariamente cartas firmadas por medio centenar de presidentes de sociedades científicas era, a todas luces impensable esperar una respuesta mínimamente cercana. Eso sí, al cabo de unas semanas recibimos una breve nota de quien usted ya sabe explicando lo que ya conoce.

El 14 de junio, el Colectivo Carta por la Ciencia organizó en toda España otra jornada de acciones de protesta por la situación de la I+D. En Madrid consistió en una marcha que partiendo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se dirigió hasta el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco) para hacer entrega de la Segunda Carta Abierta por la Ciencia, y las más de 45000 adhesiones que en aquellos momentos había ya recibido. Esta marcha ha resultado ser la mayor concentración de la historia del colectivo de trabajadores en I+D. Pero nadie del equipo del Sr. Ministro pudo recoger la Carta, a pesar de que el acto había sido anunciado con una semana de antelación. Ante laturba, el Ministerio cerró la cancela de su perímetro, impidiendo el acceso de la prensa al registro por lo que la Carta fue depositada en la verja del Mineco que nos cerraba el paso al mismo. Cuatro días más tarde, la Carta y las firmas fueron entregadas formalmente en el registro general del Mineco sin que hasta el momento haya habido ninguna reacción o respuesta a la misma.

El 4 de julio, remitimos a la Sra. Vicepresidenta Dña. Soraya Sáenz de Santamaría una solicitud de entrevista para explicar el decálogo de medidas que exponíamos en la segunda Carta por la Ciencia. A fecha de hoy no hemos recibido respuesta alguna, aunque no perdemos la esperanza de que llegue una breve nota de D. Jorge Moragas. Si así fuera, por favor cambie el contenido para que no parezca una broma.

Sr. Presidente, en este curso académico no ha salido ninguna convocatoria de I+D del Mineco. Ni una sola. La última convocatoria de proyectos de investigación es de diciembre de 2011. El mayor organismo de investigación del país, el CSIC, se esta desangrando. Estamos sumidos en la parálisis, la incertidumbre y la impredecibilidad. Ante este panorama entenderá que en el curso 2012-13 debamos calificarle con un suspenso en la materia de I+D y con otro en atención a la comunidad científica. En septiembre insistiremos de nuevo, y aunque la experiencia indica que es difícil recuperar en verano el trabajo de todo un curso, no es imposible. Hasta entonces quedamos a su disposición y le deseamos unas felices vacaciones, Sr. Presidente.

Carlos Andradas es catedrático de Matemáticas de la Universidad Complutense y presidente de la Convederaciónn de Sociedades Cientificas de España.(COSCE)

Anuncios

Todo mucho más claro

30 octubre, 2013

Fuente: diario EL PAÍS

La desaparición de la ética en el plan de reforma de la enseñanza ha pasado inadvertida

 31 JUL 2013 – 17:23 CET

Con el barullo continuo de los titulares sobre la corrupción y sobre la impunidad de casi todos los que la cometen es posible que pase inadvertida la desaparición de la asignatura de ética en el plan de reforma de la enseñanza que ha presentado el Gobierno. Una ventaja de esta época sombría es que la desvergüenza de los que mandan se ha vuelto tan absoluta que ya no hacen falta especiales sutilezas para adivinar los propósitos de sus actos, y ni los más incautos corren peligro de engañarse sobre ellos. A los que mandan y a los que aspiran a mandar en España, o en los territorios que en el futuro próximo logren venturosamente liberarse de ella, que exista una asignatura dedicada al estudio de la rectitud en los comportamientos privados y públicos les debe de parecer tan cómico como la idea de que los corruptos vayan a la cárcel, o de que los pobres tengan el mismo derecho a la educación que los ricos, o de que la salud sea un bien tan valioso y tan primordial para la dignidad humana que no se la puede degradar sometiéndola a las leyes del beneficio privado.

En otras épocas, las personas de inclinaciones progresistas gastaban tremendas energías intelectuales en adiestrarse en la sospecha, en buscarle las vueltas sucias a las estrategias del poder, queriendo desenmascarar los intereses ocultos que actuaban detrás de apariencias intachables. Todo ese esfuerzo se ha vuelto superfluo. No hay nada que desenmascarar porque nadie pierde el tiempo ya en disimulos superfluos. Ladrones confesos de miles de millones de euros salen a la calle por esa otra célebre puerta por la que decían antes que escapaban al castigo los chorizos de medio pelo. Y si son condenados tampoco hay que alarmarse: vendrá un indulto oportuno, un tercer grado benévolo, porque en la cárcel sólo se quedan los pobres. Y nunca faltarán leales que reciban al ladrón liberado como un mártir de la causa, o de la patria. La llegada del verano no ha menguado el flujo de la desvergüenza pública. Patriotas catalanes con una nómina de ladrones en sus filas ponían cara de integridad herida al exigir responsabilidades por los suyos al partido del Gobierno central. Los mismos que bloqueaban la aparición del presidente del Gobierno en el Parlamento español exigían investigaciones parlamentarias sobre la corrupción en el Parlamento andaluz. Dice Pascal que la noción de verdad o justicia cambia según el lado del río fronterizo en el que uno se encuentre. Los corruptos de un lado señalan acusadoramente a los ladrones del otro, y ya ni se fijan en que en el calor teatral de sus aspavientos todos muestran por igual semejantes vergüenzas.

Ya todo está a la vista. El exministro de Industria se coloca estupendamente en una de las opulentas empresas a las que benefició con ejemplar descaro cuando ejercía su cargo. Los mismos políticos madrileños que dedicaron sus mandatos a sabotear la sanidad pública cobran sin disimulo de las empresas que saquearán los despojos de la privatización. Nada menos que el presidente del Tribunal Constitucional es militante de cuota del partido que lo ha nombrado. Y no creo que haya en Europa otro ejemplo de un gobierno que dedica sus esfuerzos coordinados a desproteger el patrimonio y destruir precisamente aquellas riquezas educativas, empresariales, culturales y científicas que más podrían ayudarnos a corregir los errores económicos que nos han llevado al desastre. El sonriente ministro de Educación presenta una reforma que agravará la ignorancia, y que al reducir casi hasta la extinción las humanidades, señaladamente la ética y la historia de la filosofía, servirá para que cada vez haya menos ciudadanos críticos y más súbditos. Reduciendo ayudas al estudio y al mismo tiempo exigiendo másteres de pago se privatiza de hecho la enseñanza universitaria y se establecen diferencias en gran medida irreparables entre quienes carecen de medios y quienes pueden costearse las credenciales carísimas que facilitan el acceso a buenos puestos de trabajo. Las autoridades culturales y económicas se alían con éxito para estrangular del todo el teatro y el cine y perjudicar en lo posible una de las pocas industrias internacionales y competitivas que tenemos, que es la editorial. Y paso a paso se asfixia nada menos que uno de los logros más incontestables, más fértiles, más vitales de la democracia, el tejido de la investigación científica, que junto al patrimonio histórico y las industrias educativas y culturales —incluido el valor económico de la enseñanza del español— era lo más sólido y lo más prometedor que teníamos, nuestra mejor esperanza de una economía que no se basara tan calamitosamente como hasta ahora en la especulación inmobiliaria, y el turismo de masas.

Todo ha estado mucho más claro este mes de julio, y lo estará más aún cada día, cada semana que pase. Gracias a las serviciales normas del Gobierno las compañías eléctricas no tendrán ni siquiera que preocuparse de la modestísima competencia que les harían esas personas cándidas empeñadas en instalarse unos paneles solares en el tejado o un molino eólico en el jardín. Quien paga manda. Se abandona a las librerías a su suerte y se suprimen las compras de libros y las suscripciones a revistas en las bibliotecas públicas, pero el presidente de la Comunidad de Madrid inaugura con pompa el almacén de Amazon. Instituciones científicas que han tardado décadas en alcanzar su pleno rendimiento irán a la ruina por los recortes del Gobierno, pero rebajas fiscales de centenares de millones de fondos públicos subvencionarán los casinos y los prostíbulos de Eurovegas.

Y las transmisiones en directo de encierros y las multitudes internacionales de borrachos de los sanfermines aseguran el éxito global de la ya célebre marca España: probablemente en ningún otro país es más barato beber alcohol hasta perder el conocimiento, quemarse al sol y practicar el vandalismo. Casi cada día de julio, en la prensa extranjera, aparecían fotos de nuestro país: caras de acusados de corrupción saliendo de los juzgados, toros y juerguistas amontonados en Pamplona. Que viva España.

Para esto hemos quedado. Los que puedan pagárselo aprenderán idiomas sin acento y obtendrán títulos en universidades y escuelas de negocios que les aseguren su posición de privilegio. Los que tengan talento pero carezcan de medios deberán aguantarse o irse. Gracias a la desprotección de los pocos tramos de costa todavía no arrasados más pronto o más temprano volverá a haber algunos empleos en la construcción, y, al menos mientras no acaben las convulsiones en los países musulmanes del Mediterráneo, seguirá habiendo trabajo temporal y no cualificado en la hostelería turística. Una nueva economía del conocimiento empezará a florecer pronto en las afueras de Alcorcón, en un ámbito laboral libre de molestias sindicales y hasta de leyes contra el tabaco: albañiles, camareros, croupieres, animadoras y guardas de seguridad de clubes de alterne, porteros de discoteca.

La verdad es que a ninguno de ellos le hará falta haber estudiado ética, ni historia de la filosofía. Ni literatura, ni física, ni geografía, ni ortografía…

http://www.antoniomuñozmolina.es

Recuerdos de Sabino Fernández Campo. Lo que pasó de verdad el 23F

29 octubre, 2013

Fuente: http://www.ecorepublicano.es

Día 23.2.13

Aquella mañana llegué algo tarde a “Río Frío” (1) y Don Sabino ya estaba allí, en la mesa habitual donde nos sentábamos los sábados y con vistas a la plaza de Colón. Tenía un café delante, un vaso de agua, y ojeaba los periódicos del día. Nada más saludarnos me senté y casi sin mediar más palabras sacó unos folios doblados del bolsillo interior de su chaqueta y me dijo:

Ten, este es uno de los “Recuerdos” que estoy escribiendo. Lo escribí anoche casi de un tirón. Quiero que lo leas aquí y ahora y me des tu opinión.

Yo cogí aquellos folios y me puse a leer con verdadero interés. Reproduzco aquí las notas que allí mismo tomé a vuelapluma y cuando él me lo autorizó, pues no quiso dejármelos ni para sacar fotocopias. Los folios estaban escritos de su puño y letra. Y recordaré siempre su bella letra.

“Aquella tarde, la tarde del 23 de febrero de 1981, yo estaba en mi despacho revisando papeles, como casi todas las tardes, cuando de pronto irrumpió sin ni siquiera llamar a la puerta, Fernando Gutiérrez* y casi gritando me dijo:

¡Sabino, rápido, conecta la radio!

Inmediatamente conecté la radio y ambos escuchamos con asombro lo que todos los españoles: los gritos de Tejero y los tiros… y sentí como un latigazo en todo mi cuerpo. Debí ponerme blanco en segundos y sin pensarlo di un salto y me fui directo al despacho del Rey.

Cuando entré, tampoco yo llamé a la puerta, vi que el Rey y la Reina ya estaban pegados a la radio y escuchando atentamente. Eso sí, tranquilos.

– ¡Señor!, ¿qué está pasando en el Congreso?

– Sabino, por favor, no te alteres. ¡Estás pálido!

– ¡Señor, si ha habido tiros!.

– Lo sé, yo también lo he oído.

– Majestad, esto es muy grave. ¡Puede haber muertos!

– Tranquilo, hombre, tranquilo. No hay que perder la calma en situaciones difíciles. Ponte en contacto rápido con Seguridad y entérate de lo que está pasando.

– Señor, por si acaso voy a dar instrucciones para reforzar la seguridad del Palacio.

– Sí, me parece bien. ¡Hazlo!

La Reina no había dicho nada, aunque su cara era un poema. Pero, cuando fui a salir sonó el teléfono y el Rey, mientras lo cogía, me pidió que esperase.

Entonces Su Majestad, ya al teléfono, dijo muy alterado:

– ¡Alfonso!, ¿qué pasa? ¿Qué han sido esos tiros?

– …¿?

– Naturalmente yo no escuché bien las palabras del otro lado del teléfono ni me enteraría salvo por las respuestas del Rey.

– ¡Qué coño es eso de intimidación! ¡Eso no estaba previsto! ¡Quiero saber urgentemente lo que está pasando ahora mismo allí.

– … ¿?

– Sí, entérate de todo y te vienes urgente a la Zarzuela

– … ¿?

– En ese momento y con señas le hice saber al Rey que pospusiese su respuesta. Entonces Su Majestad dijo:

– Alfonso, déjame unos minutos y me llamas después (y colgó el teléfono).

– ¿Qué pasa, Sabino?

– Señor, no sé lo que pasa, pero pienso que el General Armada debe quedarse en su puesto.

– ¿Por qué?

– Señor, en plena batalla un jefe no puede abandonar su puesto. Sería un disparate.

– Pero, es que necesito saber lo que ha pasado. Los tiros no estaban previstos.

– Señor, no lo entiendo.

– Sí, Sabino, perdona (y el rey volvió a su control habitual). Después te lo explicaré. Bueno, tal vez tengas razón. Le diré ahora que se quede en su puesto.

– Tiene razón Sabino –dijo la Reina.

Y entonces, no habían transcurrido ni tres minutos, volvió a sonar el teléfono y otra vez era el general Armada.

– Mira, Alfonso, hemos decidido que sigas ahí y no te muevas hasta nueva orden.

– …¿?

– Sí, ya lo sé, Alfonso, ya sé que la situación es difícil y complicada. Pero, insisto, quédate ahí, más tarde volveremos a hablar.

– Señor, me voy a mi despacho –dije entonces, asombrado como estaba-. Voy a recabar información y a dar instrucciones a Seguridad.

– Vale, está bien.

Y me volví a mi despacho, donde esperaba angustiado Fernando Gutiérrez.

– Fernando, tienes que llamar urgentemente a la televisión, a las radios y a los periódicos, para enterarte qué está pasando y que noticias tienen ellos. Venga, rápido.

Al quedarme sólo me di cuenta que mi cabeza era un volcán y cien preguntas me surgieron como centellas. ¿Qué significaba lo de “no estaba previsto”? ¿Por qué el Rey aparentaba estar tranquilo conmigo y no con Armada? ¿Qué era aquello? ¿Era la acción individual del loco Tejero? ¿Era un Golpe de Estado? ¿Era la cabeza de puente de otra cosa mucho más seria?… ¡Y las dudas inundaron mi cabeza! ¡Dios, la situación apenas si me dejaba pensar!. Así que cogí el teléfono y llamé al teléfono especial que tenía del Congreso para hablar con la persona de la CASA que habíamos destacado aquella tarde para tener información directa. Pregunté, al descolgarlo alguien al otro lado, por el hombre de confianza que tenía allí destacado porque no estaba. Pero la persona que lo cogió me adelantó, muy nerviosa, lo que había pasado y lo que estaba pasando, y una cosa me produjo tal impacto que casi me tumba. Que Tejero había dicho que aquello lo hacía ¡¡EN NOMBRE DEL REY!!. Eso me nubló hasta la vista y hasta mi corazón empezó a latir peligrosamente. ¿En nombre del Rey? ¿Qué está pasando aquí? Entonces llamé también a mi amigo Lacaci, el Capitán General de Madrid, y comprobé que estaba tan desorientado y desconcertado como yo. El hombre estaba intentando saber con exactitud lo que estaba pasando en la Brunete. Quedamos en hablarnos después y estar en permanente contacto, porque era fundamental saber lo que iba a hacer la Acorazada.

Y otra vez me fui a ver al Rey. Entré en el despacho y Su Majestad estaba hablando por teléfono y a su interlocutor, que no era otro que el General Armada, le decía:

– Alfonso, si es verdad que ese loco ha entrado en el Congreso en nombre del Rey hay que desmentirlo urgentemente y quiero saber con urgencia –y el Rey casi gritó- por qué ha dicho Tejero semejante cosa.

– Y sin más colgó el teléfono. Yo me acerqué y sin sentarme, de pie (allí sentada seguía la Reina).

– Señor, veo que ya lo sabe. Eso es muy grave.

– Sí, Sabino, la cosa es grave. Creo que debemos autorizar a Armada a que venga a la Zarzuela y nos explique detalladamente lo que está pasando, porque creo que aquí están pasando cosas que no estaban previstas.

– ¿Cosas que no estaban previstas? ¿A qué se refiere Su Majestad?

– Bueno, es un decir (pero, por primera vez noté cierto nerviosismo en el Rey, como si quisiera ocultarme algo)

– Pues, Señor, sigo pensando que el General Armada debe quedarse en su puesto. Señor, creo que es urgente que Su Majestad hable directamente con los Capitanes Generales para saber qué opinan ellos y que está pasando en sus respectivas Regiones. También pienso que es urgente que Su Majestad desmienta públicamente lo que está diciendo Tejero en el Congreso. Creo que debería dirigirse a los españoles por Televisión Española.

– Muy bien, haz tú las gestiones con televisión y en cuanto termines te vienes aquí y hablamos con los Capitanes Generales.

– Así que volví a mi despacho, donde estaba supernervioso Fernando Gutiérrez, quien sin perder tiempo me dijo:

– Sabino, los militares han tomado Televisión Española y Radio Nacional.

– ¡Cómo! ¿Qué me dices?

– Me lo acaba de confirmar el propio director general*.

 En ese momento sonó el teléfono. Era el General Juste que pedía hablar conmigo. Rápidamente me puse al habla.
– Juste, ¿qué pasa?
– Sabino (el general Juste y yo éramos muy amigos desde mi estancia en el Ministerio del Ejército). ¿Está el general Armada en la Zarzuela?
– No, ¿por qué me lo preguntas?
– Porque me han dicho que a estas horas el General Armada tenía que estar en la Zarzuela.
– Y eso ¿por qué? ¿Quién te ha informado de ello?
– El Comandante Pardo Zancada, que al parecer lo sabe de boca del General Milans.
– Pues, Juste, Armada no está en la Zarzuela, ni está ni se le espera.
– Gracias, Sabino, eso cambia las cosas. Gracias otra vez. Te llamaré después.
– Oye, oye, ¿por qué cambian las cosas? ¿qué cosas?
– Sabino, por favor, después te llamo.
 
Colgué el teléfono y mi cabeza era un hervidero. Por primera vez intuí algo sobre el General Armada, acaso por su insistencia en acudir a la Zarzuela. Mi instinto ya me puso en guardia. También que la noticia de Armada hubiese llegado a través de Milans del Bosch.
 
Y así, ya con “todas las moscas detrás de la oreja”, me dirigí de nuevo al despacho de Su Majestad y cuando entré me llevé la sorpresa de la noche, qué digo, la sorpresa de mi vida. Porque allí se estaba brindando. Y eso me nubló la mente y me enfureció. Así que, y ya sin protocolos, me dirigí a Su Majestad y sin pensarlo le dije mirándole de frente:
 
– ¡Señor!… ¿Está usted loco? Estamos al borde del precipicio y usted brindando con champán –y casi grité- ¡Señor!, ¿no se da cuenta de que la Monarquía está en peligro? ¿No se da cuenta que puede ser el final de su Reinado? ¡¡¡Recuerde lo que le pasó a su abuelo!!!
Entonces la cara del Rey cambió de color y vi como sus manos le empezaron a temblar y en voz casi inaudible mandó salir a los allí presentes, que de inmediato abandonaron el despacho. (*) Todos, menos la Reina, que tenía cara de póquer.
Una vez solos Su Majestad se vino hacia mí, y tembloroso y casi llorando, me tomó de las manos y en tono suplicante me dijo:
– ¡Sabino, por favor sálvame! ¡Sálvame, salva a la Monarquía, ahora mismo no sé lo que hago ni qué decir!
– Majestad, vamos a tranquilizarnos todos. No es el momento de pesares. Usted mismo me decía antes que no había que perder la calma en los momentos difíciles. Lo que hay que hacer es tratar de controlar la situación y para ello es fundamental hablar con los Capitanes Generales. Le advierto que la Brunete ha tomado ya Televisión Española y Radio Nacional.
– ¡Lo sabía, lo sabía! ¡Yo lo sabía!
– ¿Qué sabía, Señor?
– Lo que iba a pasar
En ese momento la Reina se levantó y sin decir nada salió del despacho. Y yo me derrumbé. Me temblaban las piernas.
Entonces el Rey se sentó en su mesa y apoyó su cabeza entre las manos. Yo me senté enfrente y esperé unos segundos antes de hablar.
– Señor, no sé lo que Su Majestad sabía, pero fuere lo que fuere, ahora lo que hay que hacer es parar esta locura. Si triunfa “eso” la Monarquía caerá como cayó la de su abuelo.
– Sí, sí, tienes razón. Por favor, habla tú con los Capitanes Generales y haz lo que puedas.
– No, Señor, con los Capitanes Generales tiene que hablar el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, y ese honor le corresponde a Su Majestad.
– Sí, tienes razón… pero, no te vayas de aquí. Y allí permanecí mientras el Rey hablaba por este orden, con Jaime Milans del Bosch (III Región Militar), Guillermo Quintana Lacacci (I Región), Pedro Merry Gordon (II Región), Antonio Pascual Galmes (IV Región), Antonio Elícegui Prieto (V Región), Luis Polanco Mejorada (VI Región), Angel Capano López (VII Región), Manuel Fernández Posse (VIII Región), Antonio Delgado Álvarez (IX Región), Manuel de la Torre Pascual (Baleares), Jesús González de Yerro (Canarias) e Ignacio Alfaro Arregui, en ese momento Presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM) y Luis Arébalo Peyuz, almirante jefe del Estado Mayor de la Armada.
 
De lo que habló el Rey con los altos mandos del ejército hablaré en la siguiente entrega”.
 
– ¡¡Esto es una bomba, Sabino!!
– Ya lo sé.
– Esto lo cambia todo.
– Ya lo sé.
– Esto cambia la Historia.
– Ya lo sé… pero es la Verdad.
– ¿Sabes lo que puede suceder si esto se publica?
– No se publicará, al menos mientras yo viva.
– ¿Serán tus “Memorias”?
– No, ya sabes que yo no soy partidario de “Memorias”. Unas “Memorias” son una cosa muy seria y muy detallada. Yo prefiero llamar a esto que escribo “Recuerdos”. Un “Recuerdo” sólo te obliga a escribir lo que recuerdas.
– Pero, entiendo que esto es sólo el comienzo de lo que pasó aquella tarde-noche.
– Así es, el sábado que viene te mostraré lo que escriba estos días, si tengo ganas, porque tengo mis dudas… A veces pienso que la Historia que se ha escrito de “aquello” ya es inamovible. Además, me estoy viendo como el Prometeo encadenado.
– ¿Y eso?
– Sí, me veo encadenado a mis propias palabras y a todo lo que he venido diciendo desde 1981. Yo ayudé a crear la versión que ha pasado a la Historia y desdecirme ahora seguro que me lo echarían en cara todos. Porque bien pueden pensar que si entonces mentía, ahora también lo puedo estar haciendo. Muchos me achacarían que hablo ahora con resentimiento, por la “patada en el culo” que me dio Su Majestad el año pasado.
– No, Sabino, tu prestigio de hombre serio está fuera de toda duda y seguro que te creerán a pies juntillas. Muchos acontecimientos de la Historia han sufrido vaivenes y cambios importantes con el paso del tiempo. Lo que sí me preocupa es la postura que pueda adoptar el Monarca si tu versión de ahora se hiciera pública.
– Pues, te lo puedes imaginar.
– Es que podría ser hasta la caída de la Monarquía.
– No lo creo. Aunque muchos no lo crean España no tiene ahora mismo otra salida que la Monarquía. En eso tal vez Franco tenía razón y ¡todo estaba atado y bien atado!
– Sí, pero la imagen del Rey “salvador de la Democracia” se habrá terminado.
– Bueno, eso es verdad, pero entre la Historia, la Monarquía, el Rey o la Verdad, yo prefiero quedarme con la Verdad. Es mi conciencia. Voy a cumplir 77 años y ya estoy, como decía Baroja, en la última curva del camino. Además se lo debo a mi teniente Rubio, ya conoces la historia (2).
– Y ahí dejamos ese día la conversación. Fue entonces cuando me dijo que tomase las notas que quisiera, a sabiendas, como ya le había demostrado en muchas ocasiones que yo era una tumba.
– JOVELLANOS
 

800 € de multa a dúas mozas de 15 e 17 anos por dicir “vergoña me daría ser policía”

28 octubre, 2013

Fuente: http://www.sermosgaliza.com

Aconteceu na Coruña ao rematar a manifestación da plataforma galega contra a LOMCE. Terán que pagar polo que a policía española entende como “unha falta de respecto aos axentes e provocación para o resto de manifestantes secundaren os insultos”. Porén, o protesto fora xa disolvido cando se produciron os feitos.

BETI VÁZQUEZ hai 3 dias

“Vergoña me daría ser policía”. Foi a opinión que manifestaron E.G. e outras catro compañeiras ao veren un grupo de axentes da policía española diante da delegación do Goberno español na Galiza, ubicada na Coruña. Dixeron iso e continuaron o camiño de volta da manifestación contra a LOMCE que se realizou na cidade.

Porén, cando xa pasara por volta de meia hora desde que a mobilización se disolvera e cando as mozas andaran xa varios metros –uns 10 minutos–, catro policías achegáronse a elas –conversaban sentadas nun banco– e, “cunha actitude moi intimidatoria” preguntáronlles: “a ver, a quien le daría vergüenza ser policía? A ti y a ti? Vamos! A comisaría!”

Solicitaron as súas identificacións e, sen mediar máis palabras, conduciron E.G. e L.T., dúas das catro amigas, até a comisaría, onde fixeron ir as súas familias ao teren elas 15 e 17 anos. “Á miña nai dixéronlle que eu os insultara e, de feito, é iso o que pon na denuncia”, pola que lle reclaman 400 euros a cada unha.

“Estabamos a exercer o noso dereito a expresar unha opinión”, di E.G. en conversa conSermos Galiza. Con todo, a policía española entende iso como “unha falta de respecto aos axentes e provocación para o resto de manifestantes secundaren os insultos”, malia que, como explica a moza, o protesto xa fora disolto había tempo. 

E.G. revólvese. Quere saber se acontecería o mesmo se os policías que a levaron detida se presentasen nunha panadaría para dicir, falando entre eles, que lles dá vergoña seren panadeiros. “Mandaron catro axentes para levar á comisaría duas rapazas de 15 e 17 anos. Ían dous de diante e dous detrás, coma se fosemos delincuentes. A xente alucinaba. Unha señora até dixo que o panorama merecía ser gravado”, continua E.G.

“Dixéronlles aos nosos pais que non nos vai constar como antecedente, que só é un aviso”. Un “aviso” que custará 400 euros a cada familia destas dúas mozas e para o cal elas teñen outra explicación: “é unha falta de respecto á nosa liberdade de expresión” porque elas, remarcan, “só estabamos a expoñer a nosa opinión. Que lles senta mal? Bon… é o noso dereito”.

Un pueblo de Ciudad Real gravará a los bancos por tener casas vacías

26 octubre, 2013

Fuente: http://www.publico.es

En Poblete, un municipio de 2.000 habitantes, proliferan las viviendas desocupadas: durante el ‘boom’ pasó de tener 334 edificios en 2001 a 913 en 2011.

EFE Poblete (Ciudad Real) 04/09/2013 12:32 Actualizado: 04/09/2013 12:53

Poblete, un pequeño pueblo de Ciudad Real que vivió un gran desarrollo urbanístico durante la época del boom inmobiliario, ha decidido cobrar a los propietarios de viviendas vacías, sobre todo bancos y constructoras, un impuesto especial para garantizar los servicios públicos municipales.

Esta iniciativa, impulsada por el equipo de Gobierno socialista de la localidad manchega, es la respuesta con la que el Consistorio pretende revertir las consecuencias que la burbuja inmobiliaria dejó en el municipio: un enorme parque de viviendas desocupadas.

En los últimos diez años, según los últimos censos elaborados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Poblete fue una de las localidades de España en las que más se disparó la actividad constructora.

De hecho, este pequeño municipio de poco más de 2.000 habitantes, pasó de tener 334 edificios en 2001 a 913 en 2011, un crecimiento de más del 273% en una década, el octavo mayor aumento porcentual de todos los municipios de España.

El alcalde de Poblete, Luis Alberto Lara, explica que, ante esta situación, pensaron en diseñar un sistema impositivo que gravara a los grandes propietarios, de manera que se pudiera impulsar el mercado de venta y el alquiler de los cientos de inmuebles que permanecen vacíos.

“Lo que queremos con esta medida es que se vendan o alquilen las casas o los pisos a precios competitivos y que permitan que la gente siga queriendo venir a Poblete a vivir”.

“Si esto no es posible, porque quienes se dedicaron a especular no están dispuestos a vender o alquilar a precios razonables, lo que tenemos que hacer es forzarles a que con sus impuestos contribuyan a mantener los servicios que tiene la comunidad”, añade.

Lara precisa que la mayor parte de las viviendas vacías está en manos de bancos o de grandes constructoras e inmobiliarias que construyeron al abrigo del boom inmobiliario.

Ahora, “lo que toca es invitarles a que las pongan en el mercado para que puedan ser compradas o alquiladas a precios sensatos”.

Lo que no se dijo sobre Martin Luther King

25 octubre, 2013

Fuente: http://www.vnavarro.org

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 3 de septiembre de 2013, y en el diario digital EL PLURAL, 9 de septiembre de 2013

Este artículo señala los silencios sobre Martin Luther King en los mayores medios de información, tanto de EEUU como de España, a fin de minimizar su carácter socialista en su análisis y propuestas de cambio en EEUU. 

A raíz del cincuenta aniversario de la Marcha de Washington, donde el Reverendo Martin Luther King dio su famoso discurso “Yo tengo un sueño” (I Have a Dream), se han escrito muchos reportajes, tanto en EEUU como en España, sobre aquella marcha y sobre Martin Luther King, refiriéndose a este último como una figura inspiracional que, actuando como la conciencia de la nación estadounidense, exigió a aquella sociedad el fin de la discriminación contra la población negra, de origen africano. Es difícil ver u oír aquel discurso sin conectar con su causa.

Ahora bien, esta imagen inspiracional de Martin Luther King se ha construido a costa de olvidar y hacer olvidar a otro Martin Luther King, el Martin Luther King real, que veía esta discriminación como resultado de unas relaciones de poder basadas en una explotación, no solo de raza, sino también de clase social. Se ha silenciado que Martin Luther King (a partir de ahora MLK) fue un socialista que, sin lugar a dudas, hubiera sido muy crítico con las sucesivas políticas, tanto domésticas como internacionales, llevadas a cabo durante todos estos años por los gobiernos federales, incluyendo la Administración Obama.

MLK estuvo en contra de la guerra del Vietnam, como hubiera estado en contra de las guerras de Irak y Afganistán, y no solo por su pacifismo, sino también por su antimilitarismo y antiimperialismo. Definió al gobierno de EEUU como “el máximo agente de violencia hoy en el mundo… gastándose más en los instrumentos de muerte y destrucción que en programas sociales vitales para las clases populares del país”. Era profundamente anticapitalista, como consta en su discurso de que “deberíamos denunciar a aquellos que se resisten a perder sus privilegios y placeres que vienen junto a los beneficios adquiridos de sus inversiones, extrayendo su riqueza a través de la explotación”.

Y en 1967 condenó con toda contundencia los tres diablos que –a su parecer- “caracterizaban al sistema de poder estadounidense, a saber, el racismo, la explotación económica y el militarismo”, acentuando que “las mismas fuerzas que consiguen enormes beneficios a través de las guerras son las responsables de la enorme pobreza en nuestro país” (todas estas notas proceden del excelente artículo de Michael Parenti “I Have a Dream, a Blurred Vision”, 29.08.13).

Y su último discurso, en apoyo de las reivindicaciones de los trabajadores de los servicios de saneamiento que estaban en huelga, concluyó con la famosa frase de que “la lucha central en EEUU es la lucha de clases”. Dos semanas más tarde fue asesinado, sin que nunca se haya aclarado tal hecho. Una persona fugitiva de la cárcel de Missouri, James Earl Ray, fue acusado de asesinarle. Fue detenido en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, con gran cantidad de dinero en su posesión. Nunca se aclaró quién dio ese dinero.

Una cosa es que MLK fuera la conciencia de EEUU, exigiendo que no se discriminara a los negros, petición con un fuerte contenido moral al cual era difícil oponerse. Pero otra cosa muy distinta y amenazante para la estructura de poder era subrayar que el origen de la pobreza y discriminación (que incluye también a amplios sectores de la clase trabajadora blanca, además de la negra, pues la mayoría de pobres en EEUU son blancos) requiera un cambio revolucionario (por muy no violento que sea) de las estructuras capitalistas de aquel país. Y la elección del Presidente Obama prueba, precisamente, la certeza del diagnóstico de MLK. Hoy el Presidente de EEUU es un afroamericano, lo cual, no hay ninguna duda, es un gran adelanto. Pero la pobreza entre negros (y entre blancos) en EEUU no ha cambiado desde entonces.

De ahí la enorme hostilidad del establishment estadounidense, del cual la Policía Federal, FBI, fue un elemento clave, dirigida por una de las figuras más nefastas de la historia de EEUU, J. Edgar Hoover (definido por el famoso periodista Russell Baker, del New York Times, como un “tirano patético”) que había intentado convencer al Fiscal General del Estado Federal, Robert Kennedy, “de que el cerebro de los negros era un veinticinco por ciento más pequeño que el de los blancos”. Era cercano políticamente al senador segregacionista de Carolina del Sur, Strom Thurmond, e intentó por todos los medios desacreditar al movimiento antisegregacionista y a sus dirigentes, gran número de los cuales eran socialistas y comunistas. En realidad, fueron los sindicatos, y muy particularmente, el sindicato del automóvil, el UAW (United Automobile Workers) los que financiaron en gran parte tal marcha. Y a la izquierda de MLK en la marcha estaba Walter Reuther, su secretario general, socialista y blanco. Una tercera parte del cuarto de millón en la marcha de Washington eran blancos, gran número de ellos sindicalistas y miembros de partidos de izquierda. El eslogan de la marcha era “libertad, justicia y trabajo”. Y el organizador de la marcha, Asa Philip Randolph, era el sindicalista afroamericano más conocido en EEUU, dirigente del sindicato ferroviario (Paul Le Blanc, “Revolutionary Road, Partial Victory. The March on Washington for Jobs and Freedom”, Monthly Review, Sept 2013).

Y cuando el Presidente Kennedy, a instancias de Hoover, jefe del FBI, puso como condición para que él apoyara la marcha, que despidiera del liderazgo a aquellos radicales que estaban en puestos de dirección, MLK se negó. La presión de la calle era tal que el Presidente Kennedy decidió a última hora apoyar la marcha, recibiendo a MLK en la Casa Blanca. Y el obispo católico de Washington, Patrick O’Boyle, amenazó con no participar en la marcha a no ser que los discursos (que se habían distribuido con antelación) se moderaran.

Últimas observaciones. En 1986, el día del nacimiento de MLK fue declarado fiesta nacional cada año. Pero en esta captura de la imagen popular de MLK se ha transformado deliberadamente su mensaje y figura para reciclarlo como una figura inspiracional, conciencia del país, a favor de los derechos civiles de la población afroamericana (con especial hincapié en su poder de votar), olvidándose deliberadamente del MLK real, que pidió un cambio profundo, no solo en las relaciones de raza, sino también de clase social. De esto último ni se habla.

La historia se repite: las campañas de Jesse Jackson.

Yo tuve la oportunidad de experimentar una situación parecida durante mi participación en la campaña electoral del Reverendo Jesse Jackson (que estaba con MLK cuando fue asesinado), en las primarias a las elecciones del candidato presidencial del Partido Demócrata. En respuesta a su invitación, fue senior advisor (asesor especial) en su campaña del 1984, y más tarde en la del 1988. En 1984, y en contra de mis consejos, se presentó como la voz de la minoría negra, exigiendo su incorporación a la sociedad americana. En aquella campaña, el establishment liberal estadounidense (cuyo mayor portavoz era y es The New York Times) escribió un editorial enormemente positivo acerca de su candidatura. La razón de que yo desaconsejara esta estrategia, sin embargo, era fácil de entender. Un representante de los intereses de una minoría difícilmente podría alcanzar el apoyo mayoritario de la población votante. Presentarse como el candidato de una minoría defendiendo primordialmente los intereses de tal minoría, no era la mejor manera de ganar el apoyo de la mayoría, para ser Presidente de los EEUU.

En 1988, sin embargo, no se presentó como la conciencia de EEUU o la voz de los negros, sino la voz de la clase trabajadora de EEUU. Y cuando los medios le preguntaron cómo él –negro- obtendría el voto del trabajador blanco, contestó: “haciéndole ver que tiene más en común con un obrero negro, por ser obrero, que con su patrón (boss) porque sea blanco”. Cuando se suman todos los colores (negro, blanco, amarillo, gris, etc.) la clase trabajadora de EEUU es la mayoría de la población. En un discurso de clase, movilizó las bases del Partido Demócrata (que están más a la izquierda que su dirección), y consiguió el 40% de todos los delegados en el congreso del Partido Demócrata. Nunca antes, ni después, las izquierdas en EEUU tuvieron tanto poder desde los años 50. Y The New York Times escribió un editorial muy negativo diciendo que Jesse Jackson, en caso de ser elegido, destruiría EEUU, es decir, su EEUU.

La lección de esta situación es clara. La estructura de poder deriva su enorme influencia de su poder de clase (así como género y raza). Y no permite que se toque ese poder, derivando las legítimas demandas de fin de discriminación de género y raza, reciclándolas (incluyendo elementos de tales grupos discriminados dentro de la estructura de poder) para poder adaptarlos a la estructura social dominante. Existe hoy un Presidente afroamericano y una clase media negra que no existían antes, lo cual es motivo de celebración. Pero el estándar de vida de la mayoría de negros y blancos (pertenecientes a la clase trabajadora) no ha mejorado durante todo este periodo. Así de claro.

Alberto Garzón: “la sociedad está pidiendo una República”

24 octubre, 2013

Fuente: http://www.ecorepublicano.es

Día 3.9.13
 
Alberto Garzón (Logroño, 1985) , diputado en el Congreso de IU por Málaga, viene apresurado después de un encuentro con los trabajadores del puerto de Málaga, en huelga. No es un político de despacho. Se acerca y escucha las reivindicaciones de la gente. Sin poder despegarse de la actualidad, ha pillado apenas unos días de vacaciones antes de zambullirse en su apretada agenda, donde prevé un otoño caliente. Y entre todo ello, intentará sacar tiempo para su tesis doctoral, complicada de terminar con este ajetreo diario.
 
Su libro se llama La Gran Estafa y ayer mismo nos decían que no se podía recuperar el dinero invertido en el rescate bancario…
Creo que una parte de la sociedad es consciente de lo que está siendo el saqueo de las finanzas públicas por parte de los bancos. Lo que pasa es que consideramos estafa aquello que es ilegal y lo que es legal no lo llegamos a considerar estafa. En este caso nos encontramos ante una paradoja. Es una estafa legal, un saqueo de las entidades privadas que tienen coaccionado y chantajeado al propio Gobierno. No sólo son ayudas a fondo perdido, sino que hay otro tipo de ayudas que no son a fondo perdido, como son los avales, la garantía, las inyecciones de liquidez del BCE que han sido en conjunto tanto a bancos como a cajas… dinero que no se va a devolver.
 
¿Y hablamos al final de hacer una auditoría o no?
Incluso economistas convencionales  norteamericanos, como Krugman, plantean la imposibilidad de pagar la deuda. Esto es algo que incluso la propia Grecia ha hecho ya. Es imposible pagar esta deuda porque el nivel en el que se acumula es muy superior al nivel en el que se suben  los ingresos, con los que se puede o se debería poder pagar esa deuda. Luego está el lado de la moralidad. ¿Es justo que sabiendo que no es nuestra deuda, nosotros seamos quienes la pagamos? Incluso es esos términos sería necesario una auditoria de la verdad. Técnicamente es posible. No quiere decir que sea gratis. El hecho de que no sea haga es una  cuestión de voluntad  política.
 
¿Cómo arranca el inicio del curso político para IU?
Va a ser un curso muy movidito, porque probablemente veamos que la situación económica, con casi toda seguridad,  incluso dentro de las previsiones del Gobierno, no va a mejorar.  Que los datos de empleo se van a mantener estancados, que vamos a tener nuevas noticias sobre los casos de corrupción vinculada al ladrillo. Ahora no llega dinero y por lo tanto emerge la basura. Va a ser un curso en el que nos encontramos con las elecciones europeas, que las tenemos a la vuelta de la esquina. No podemos saber qué va a ocurrir porque es un momento de clima de agitación social.
 
¿Y como diputado por Málaga?
Tradicionalmente los diputados que representaban a su provincia solían basar casi toda su actividad en términos de obtener financiación suficiente del Estado para desarrollar grandes infraestructuras. Ahora mismo es un momento de falta de dinero público, donde este tipo de enfoque, ya no es válido. Por lo tanto la mejor forma de defender la provincia es procurando que haya políticas de empleo, para recuperar especialmente el empleo en zonas como Málaga que tiene un desempleo muy elevado, muy superior al 30% de la tasa de paro. Y eso es solo posible con políticas estatales de reorientación de modelo productivo. Estatales que tienen que ir ayudadas por la comunidad autónoma, pero fundamentalmente son planes que tienen que venir con financiación estatal o financiación, si es posible, del BCE o del Banco Europeo de Inversiones. En definitiva, de instituciones supranacionales. Sí hay determinadas competencias como pueden ser la gestión de los puertos del Estado. Tenemos casi todas las infraestructuras de la cultura totalmente paralizadas, como la biblioteca provincial.
 
¿Qué pilares encuentra IU, sobre todo en Andalucía, para generar empleo?
Andalucía tiene muchas potencialidades en términos de modelo productivo. Por ejemplo, las energías renovables, que son un motor que puede generar industrias auxiliares… En Andalucía seguirá teniendo un papel muy importante el turismo como es natural, incluso la agricultura, que es uno de los sectores que mejor está aguantando… Lo que hay que hacer es reconducir todo aquello que era derivado de la industria de la construcción a otros sectores. Andalucía, por suerte, ha generado una población muy bien formada y que desgraciadamente se está marchando fuera. Es un capital que puede servir para que tener aquí grandes empresas  de alto valor añadido, pero no vinculadas necesariamente a la construcción sino vinculadas a productos de biotecnología, bioquímica… Los pilares están, pero hay que desarrollarlos.
 
Si hablamos de las encuestas, IU no puede quejarse… pero hay bastante abstención y voto en blanco.
Hay dos partes. Una parte de demanda, gente desmotivada, o quizás nuestra oferta no es atractiva. La gente cree que el sistema está pervertido, y no le falta parte de razón. El sistema se está hundiendo. Y los gobiernos se dejan chantajear por las entidades supranacionales. Pero eso no implica que la gente no quiera política. Están los movimientos sociales. La abstención es un problema global y no somos capaces de levantar ese sentimiento. IU sube también casi por una cuestión aritmética.
 
Y el caso ERE de la Junta de Andalucía o la llegada de Susana Díaz, ¿puede afectar a IU en las encuestas?
Para mí, lo del PSOE no han sido primarias, pero es una cuestión suya. Veo la misma tendencia de encuestas entre IU Andalucía y la estatal. El mismo registro, a pesar de las contradicciones de gobernar con un partido que, en mi impresión, no se ha desligado de las redes clientelares de los anteriores mandatos de la Junta.
 
Hace poco Sebastián Martín decía que el parlamento está vaciado de contenido…
El Parlamento está secuestrado por el poder económico, es un teatro de sombras. Pero hay una complacencia en el PP, como Gobierno, que es amordazar el Parlamento y aprobar todo por decretos leyes, huir de debates, comisiones…teniendo mayoría absoluta. No es que no queramos hacer cosas… es que no se pueden hacer porque las reglas de juego son tramposas y poco democráticas.
 
En un estudio de Metroscopia el apoyo a la monarquía es superior a los políticos…
Son datos naturales porque se ha construido un relato mitificado de la monarquía. No obedece a la realidad. Yo creo que la sociedad está pidiendo una república, entendido como participación y democracia participativa. El liberalismo ha desconfiado de la participación y limita la participación a las votaciones.
 
En España parece que la palabra República da alergia…
Obedece a la Transición, porque no hubo una ruptura revolucionaria con el franquismo e identifican a la República con un escenario antidemocrático cuando es todo lo contrario. Esto requiere un ejercicio de educación y las nuevas generaciones lo cambiarán.
 
Pero al final los movimientos sociales requieren de los políticos…
Los movimientos sociales en su acción dependen de los Parlamentos porque son las reglas de juego. En otros serían un sujeto con más garantías que aquí. Los movimientos cambian la sociedad, no sólo a través de leyes, sino también del imaginario colectivo, con temas de debate y marcando la agenda política.
 
¿Nos ve más fuera que dentro de Europa?
La Unión Europea es diferente a la zona euro. La primera tiene solución técnica. Pero es muy improbable por el papel de Alemania. Creo más posible una unión de los países del sur, un bloque regional, incluso al margen de la Unión Europea.
 
Hay ciudadanos, clase obrera, que no llegan a entender actos del SAT.
La acción del SAT se enmarca dentro de la legitimidad de reclamar algo que es justo, que es la educación pública para todos y poder acceder a los recursos para desarrollar una actividad educativa. Hay que diferenciar entre la legalidad y legitimidad. La legalidad obedece a las leyes y se ajusta o no se ajusta, punto. La legitimidad obedece a un criterio moral que incluso se enmarca dentro de la propia Constitución. Si la Constitución dice que los servicios públicos son para todos y hay que garantizarlos, surge el conflicto. Esto tiene que ver con la ideología. Si hay gente clase trabajadora que ve que es ilegal pero no entiende que es legítimo y que así se pone en relieve un tema concreto para que la sociedad piense sobre eso y no sobre, por ejemplo, un fichaje de fútbol… eso es un conflicto de ideología, de conciencia. Ahí hay que hacer un ejercicio de pedagogía. Y este ejercicio del SAT es un ejercicio de pedagogía así mismo.
 
Hace unos días, en un debate, varios compañeros autónomos decían que ellos no se sentían clase obrera porque, además, nunca nadie ha defendido sus intereses… ¿Cómo se puede alcanzar esa idea en las condiciones actuales?
El hecho de que seas o no de clase obrera no significa que dejes de serlo porque no te represente nadie. Hay representantes de la clase obrera… bueno, mejor dicho, que dicen ser representantes de la clase obrera, con unas funciones. Y otros, desempeñan otras. Uno es de la clase obrera dentro su función del sistema capitalista. Si uno es autónomo pero trabaja para empresas, en otras circunstancias históricas hubiese sido un empleado más, no un autónomo. No puede esperar a que le representen otros. Debe tomar conciencia y luchar por los intereses de su clase, que son los mismos intereses suyos. Eso no implica que haya organizaciones políticas que, diciendo ser una cosa, hagan la contraria.
 
Junto a las teorías tradicionales, donde se enmarca el marxismo, han surgido otras corrientes nuevas como la filosofía del decrecimiento o la economía del bien común. ¿Cómo justificaría que el marxismo sigue siendo válido y actual frente a estas otras tendencias?
El marxismo es una herramienta académica y analítica para comprender el sistema económico capitalista. La obra principal de Karl Marx es El capital, no tanto El manifiesto del Partido Comunista. Es una herramienta para ver cómo funcionamos, un tronco sobre el que pensar y hacer actualizaciones a partir de la evolución que hemos experimentado desde que escribió Marx. Son propuestas articuladas con una orientación ecológica, que nacen de la conciencia de que el sistema capitalista, nuestro modelo de producción y consumo, no puede seguir. El capitalismo tiene que acabar, por razones sociales como pide el marxismo; o por ecológicas. Creo que es compatible. El fin es acabar con el capitalismo y construir un sistema económico justo equitativo que no sea despilfarrador de recursos naturales. No hace falta enfrentarlo. El marxismo en su puesta en marcha histórica ha sido muy desarrollista, como la Unión Soviética, que ha tenido un impacto sobre el medio ambiente igual o mayor que el capitalismo. Eso no quiere decir que el marxismo quede impugnado.
 
Otro concepto que dicen que está desfasado es el de lucha de clases, a pesar de que el multimillonario Warren Buffet lo reconozca. Frente a esto, hace poco leí a Manuel Castells en un artículo donde afirmaba que es un concepto histórico, que ahora no existe lucha de clases, sino luchas por los Derechos Humanos.
Tiene ferviente actualidad, porque plantea que la sociedad avanza por conflicto entre diferentes espacios económicos en el que nos insertamos como sistema. En los tiempos actuales, el fundamento está entre los trabajadores y los propietarios de los medios de producción. Eso no significa que todos los trabajadores sean iguales o piensen lo mismo. De la misma forma que tienen unos intereses los de alta cualificación o los de menor cualificación. De la misma forma que hay capitalistas grandes empresarios de finanzas u otros de economía productiva. No se trata de hacer simplismos, sino abstraer los fundamentos del  sistema y entender que hay un conflicto de quienes  tienen que vender su fuerza a un empresario y quienes no tienen que hacerlo.
Castells, aunque eso sea así, supongo que quiere decir que mientras en otros tiempos, cuando la gente protestaba, decía: “Aquí estamos, somos la clase obrera”, se identificaban como clase obrera, del mismo trabajo. Ahora con los movimientos sociales no se reclama del mismo colectivo, vinculado a la vertiente económica. Comparten una solidaridad que no es solo económica. Lo que les motiva no es ese concepto de parte de un mismo grupo. Es compatible con ser de clase trabajadora. Eso no dice que desaparezcan los trabajadores, ni el conflicto capital-trabajo. Sigue estando, se han configurado luchas por motivos diferentes, pero se pueden acabar explicando por razones económicas.
 
A veces, cuando sale en los medios, en Twitter comienza un debate entre seguidores que dicen que usted no es comunista en realidad, que se refiere a términos como los de arriba/los de abajo…
Son debates superficiales. Porque tienen que ver con el debate de símbolos o liturgias de tradiciones políticas. No me importa usar los de arriba o abajo si hacemos referencia a los mismos fenómenos económicos. Yo soy una persona educada bajo el marxismo. Entiendo que el conflicto es capital- trabajo. Pero quizás es más fácil trasmitir las ideas de arriba/abajo a capitalistas/trabajadores porque hacen referencias a conceptos cambiados y que en su materialización son mas difíciles de ver que antes…
 
En un mundo globalizado…
Claro. Si quiero explicarle a alguien por qué está en paro le puedo decir que se debe por unas razones económicas a través de conceptos de Marx muy buenos en la teoría, pero difícil para la comunicación política. Plusvalía relativa, plusvalía absoluta o composición orgánica del capital…. conceptos con los que yo no voy a poder transmitir nada a la gente. Aquellos que defienden a ultranza los conceptos y no la idea participan en la liturgia, y pueden ser tanto o más sectarios que un fanático religioso. Porque hacen defensa de una identidad que es idealismo, no es el materialismo, no tiene que ver con la vida real.
 
Últimamente parece que le culpan de toda la historia negra del comunismo…
Sería una barbaridad imputarle a Marx los crímenes del estalinismo. Fue una degeneración de una bella idea, el socialismo en Rusia, que tuvo su pro y contra en un contexto de la II Guerra Mundial. En referencia a la Revolución Francesa, Stalin es el termidor del comunismo, la época negra. Y se lleva por delante a comunistas que hicieron la Revolución Rusa. Es una contrarrevolución. Aceptar eso no significa impugnar el comunismo. Al revés, es defenderlo y reclamarlo en su principio más noble y justo, que no es otro que una sociedad sin clase. E implica una defensa a ultranza de la vida. Es imposible aceptar los crímenes de campos de concentración de Stalin o de sus asesinatos, independientemente de la ideología de uno.
 
¿Cree que la izquierda aprendió algo de la II República?
La República nuestra es diferente a lo anterior. La República era una institución legal  y democrática que no promovía los asesinatos. Los asesinatos que se produjeron eran producto de las pasiones y la rabia de la retaguardia republicana. Y las propias instituciones, mientras sobrevivieron, intentaron frenar. Mientras que los de la derecha eran asesinatos infundidos. Y el estalinismo era el exterminio del enemigo y adversario. Además se entraba en una esquizofrenia porque podía ser enemigo y adversario cualquiera, porque no dependía de la razón sino de la opinión de unas personas que era la oligarquía que gobernaba en la Unión Soviética. Se trata de hacer una defensa de la sociedad sin clase, de valores asociados a la Ilustración, la izquierda y al socialismo más democrático.
 
Dentro de Izquierda Unida, la existencia de foros o plataformas diferentes y cabezas visibles (como el caso de Llamazares) ¿les fortalece o debilita?
No me importa, que florezcan todas las flores que quieran. Lo importante son las personas y organizaciones que deseen cambiar y hacer una transformación social. Cambiar las condiciones materiales, acabar con el hambre, la miseria, la desigualdad… La forma, el instrumento, no me importa. Creo que lo bueno es trabajar juntos. Pero eso requiere un proceso, porque venimos de otras tradiciones históricas. No lo planteo como un obstáculo porque sería hacer líneas diferentes, cuando son los mismos objetivos, ni tampoco es de competición, porque IU lo que hace es transformar la sociedad.
 
¿Ve a IU formando un Frente Popular?
Para un pacto lo importante es el programa. Unas líneas rojas y a partir de ahí negociar. Pero me parece improbable por no decir imposible que el actual Partido Socialista, en su defensa de la troika, de las instituciones y del régimen español se plantee abandonar esa ideología, al menos la dirección. Veo que la base y militancia del PSOE está en otra línea. Pero los hechos no indican que se llegue a pacto de ningún tipo.
 
A los políticos siempre se les critica que no saben vivir al margen de la institución, ¿usted lo dejaría en un futuro?
En el momento en que no haya un reconocimiento social habrá que salir. Me dedicaré siempre a la política, como antes de ser diputado, pero no ligado a la institución. Si veo que lo institucional no está sirviendo como instrumento para llevar a cabo nuestros propósitos o mi organización considera que no soy útil, no tengo problema en irme. Además he intentado vivir de lo que he estudiado. Soy economista, tengo un máster y antes de entrar estaba pidiendo una beca para irme a Londres. Mi incentivo es el reconocimiento. Soy de tradiciones republicanas. Creo que los cargos políticos deberían tener un límite. Ojalá fuera legal, pero mientras no lo es, que actúe la ética de cada uno. Porque considero que enquista, que te despega del suelo o tienes tendencia a que eso pase.
 
Bauman decía que 15M estaba en fase de laboratorio, ¿cómo ha cambiado?
Yo creo que ha cambiado muchas concepciones políticas de la ciudadanía, el del sistema electoral, la representación política. Antes del 15M apenas se hablaba del hambre o desahucios. Era normal que tuviera que mutar porque son movimientos dinámicos, y ha mutado en organizaciones como PAH o mareas que no se entenderían sin el 15M. s el momento de la reflexión.
 
¿Cómo volver a confiar en los políticos?
Estamos integrados en un proyecto constituyente. Hay que hablar de una tercera república como un cambio de reglas de juego, más participativa y democratización radical de partidos. Pero lo importante, la clave es incluir la democratización de la economía. Si las decisiones no las toma quien se vota, sino las grandes fortunas, está la desafección. El gobierno debe tener poder para tener capacidad de intervención, con banca pública, empresas públicas… instrumentos donde decidir.
 
Su libro termina con que la decisión final está en nuestras manos, pero a su vez en uno de los post de su blog denunciaba que la sociedad está inserta en un pensamiento líquido.
A pesar del posmodernismo y la rapidez, es el momento de la reflexión. Nos volvemos a hacer las grandes preguntas, qué es la política, la democracia, como organizarnos… preguntas de siempre, de la época de Aristóteles. El comercio marítimo cambió la vida, como la globalización, pero somos seres sociales. Hay que estimular ese pensamiento, como digo en el libro. Soy optimista aunque vayamos derrotados por ahora.
 
Ana Bernal Triviño
 

Soldados griegos se niegan a participar en la guerra de Siria

23 octubre, 2013

Fuente: http://www.lamanchaobrera.es 

“Los soldados griegos no se convertirán en carne de cañón de los monopolios que desencadenan sus guerras para aumentar sus ganancias.”

En tres cartas hechas públicas, los soldados griegos se oponen  a la participación en la guerra de Siria. Los soldados en servicio militar en el campo “Vertsonis” en Lemnos, señalan que “hemos decidido enviar esta carta para expresar nuestra oposición a los preparativos de guerra de los Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN contra el pueblo sirio. Los jóvenes soldados de Grecia no tienen ningún interés en las guerras del imperialismo. No tenemos nada en común con los “aliados” del país que crean la pobreza y la migración. El pueblo griego no tienen nada que ganar con la participación del país en la guerra. Los ganadores serán sólo los intereses de las grandes empresas que realizan inversiones en la región”.

Por otra parte Los soldados del escuadrón 193.a Multiple Rocket Launcher en Eleutheroupoli estado Kevala, en su carta exponen: “Vemos con horror la preparación de un nuevo crimen contra el pueblo sirio. Con el pretexto de la utilización de armas químicas (de acuerdo a lo que es conocido por todos, el uso de sustancias químicas peligrosas que se ha hecho por las llamadas fuerzas disidentes), los Estados Unidos y la Unión Europea están preparando un nuevo ataque con el fin de poner las manos en la riqueza de las rutas del petróleo y el transporte. Saben bien que nunca se han preocupado por los derechos humanos y la paz“ […] “Es exactamente la misma excusa que usaron hace unos años con el derramamiento de sangre del pueblo iraquí. Los soldados griegos tienen el deber de defender las fronteras de nuestro país. Cualquier participación directa o indirecta de Grecia en la guerra pone en peligro los derechos de soberanía de nuestro país y la defensa de las personas.

Como hijos de las personas que se unen a nuestra voz, a la de los movimientos y la demanda popular:

– No a la participación de Grecia en la intervención imperialista en Siria

– El cierre inmediato de la base de Souda

– No le dé ninguna estructura a los Estados Unidos, la OTAN, la UE y sus aliados en cualquier operación militar contra Siria “.

Los soldados en servicio activo en Kavala en el HQ escuadrón de la 20 ª División Blindada declaran:

“Somos soldados, hijos de griegos gente que sirve en el HQ 20 ª División Blindada del escuadrón de Kavala. Declaramos nuestra oposición inequívoca a la inminente agresión militar contra Siria, así como la participación de todos los países en el mismo. Nuestra gente no quiere ahogarse con la sangre de los demás pueblos. Nadie está obligado a creer la propaganda sobre la supuesta “humanidad” o “restauración de la democracia”, que requiere una intervención militar. En todas las guerras, libradas por los imperialistas utilizan diversos pretextos para ocultar la verdad. Para Irak se invocaba a las armas nucleares de Saddam, ahora en Siria, el uso de sustancias químicas por el régimen de Assad. Lo cierto es que detrás del ataque se esconden intereses económicos. El asalto militar planeado en Siria, una guerra por el control de los recursos productivos, el transporte y las cuotas de mercado de la energía. Nos unimos con el movimiento popular que se opone a la guerra imperialista y unimos nuestra voz a la misma:

– El cierre inmediato de la base de Souda.

– No a las concesiones a los Estados Unidos, la UE, la OTAN y sus aliados en cualquier operación militar contra Siria.

– No apoyar con infraestructura de nuestro país, ni con las fuerzas militares griegas.

Los soldados griegos no se convertirán en carne de cañón de los monopolios que desencadenan sus guerras para aumentar sus ganancias. Ni tierra, ni agua a los asesinos de los pueblos”.

Corrupción, mentiras y periodistas de la Corte

20 octubre, 2013
Tania Sánchez Melero 04 ago 2013
 

Max Weber escribió que cuando una decisión está políticamente condicionada,  se quiere significar que la respuesta dada depende, esencialmente, de los intereses relacionados con la distribución, la conservación o el desplazamiento del poder. El que hace política aspira al poder; ya sea al poder como medio al servicio de otros objetivos o bien el poder por el poder mismo. Fin de la cita

Si analizáramos el caso Bárcenas desde esta concepción de la política, sería impensable que el debate sobre la comparecencia de Rajoy se dirimiera en términos de ganadores y perdedores de una batalla dialéctica que pugna por ganarse la confianza de una ciudadanía “expectante”. Desde esta concepción, diríamos que el presidente no facilitó dato alguno ni de las motivaciones que le llevaron al apoyo incondicional al extesorero, ni en lo referido a la información que permita valorar si la contabilidad B del PP es real.

Si creyéramos que el presidente es sincero cuando dice que se equivocó al creer a Bárcenas y que “se le cayó la veda de los ojos” cuando conoció las cuentas en Suiza, concluiríamos que el presidente se ha dejado llevar por un acto de fe. Desde luego es inquietante que el presidente del gobierno tome sus decisiones por actos de fe.

El segundo de los aspectos, es aún más preocupante. Lejos de dar explicaciones y datos que sustenten la veracidad o falsedad de los papeles del tesorero, se limita a reiterar que  todo es falso salvo alguna cosa; que  en el PP se cobran complementos salariales. “Como en todas partes”, concluyó ufano el presidente ante el estupor de los millones de parados, de quienes aún con nómica no ingresan ni mil euros al mes, o de los autónomos que pasan meses hasta cobrar sus trabajos  facturados.

En resumen, el presidente pide disculpas porque erró en su  acto de fe, pero exige al parlamento, a la prensa y a la ciudadanía, que en un nuevo acto de fe crean que el PP no es un partido corrupto.

Seguimos esperando que se nos explique por qué buena parte de  las empresas supuestamente donantes son a menudo adjudicatarias de contratos públicos de grandes infraestructuras cuya realización hoy es claramente cuestionable. Me refiero a los aeropuertos en los que no despegan ni aterrizan aviones, a las paradas del AVE en las que no suben ni bajan viajeros, o a esas ruinosas carreteras de peaje que parece, según declaraciones del presidente de OHL (empresa donante), van a ser rescatadas con dinero público. Esas infraestructuras sin sentido tienen relación directa con la crisis que hoy se trata de resolver apretando los tornillos a la gente común que no participó de la fiesta de las adjudicaciones entre amigos.

Me pregunto, siguiendo a Weber, si es que acaso los sucesivos Consejos de ministros tomaban sus decisiones guiados por la intuición de que mantener contento al poder económico era el camino para mantener su poder político. Si así fuera, se confirmaría la afirmación de Cayo Lara de que la corrupción no es más que el mecanismo para que manden los que no se presentan a las elecciones.

Si esto  ya es grave para una democracia, lo es aún más que el cuarto poder, los grandes medios, hayan participado del debate obviando el análisis político y la labor periodística de explicar los hechos en el contexto en que se producen. Por el contrario, los medios y buena parte de sus tertulianos han preferido participar en los ejercicios de fe; creer o no creer a Rajoy.

Por eso algunos llamamos a esta prensa  periodistas de la corte; no se muestran interesados en descubrir y mostrar la verdad frente a la ciudadanía,  sino que son parte interesada del juego del poder y sus ejercicios de fe. Así las cosas se dividen en dos familias: los que quieren echar a Rajoy acusándole de mentir y los que sirven a Rajoy y dicen creerle. Pero no se engañen; son lo mismo, periodistas de la corte al servicio del mismo poder.

Un conocido gusano es quien ha fichado a Carme Chacón para que de clases en Miami

18 octubre, 2013
Artículos de Opinión | Ramón Pedregal Casanova – Rebelión | 02-09-2013 | 

La ex ministra de defensa Carme Chacón será profesora en residencia de Derecho Público Comparado en el Miami Dade College (MDC), en Florida (Estados Unidos).

Chacón compartirá tareas de docencia y orientaciones en el Campus Wolfson con el rector del Miami Dade College.

Eduardo J. Padrón, es el principal responsable de la oferta que ha recibido la exdiputada y encargado de cerrar su fichaje. Este personaje anticomunista es un líder destacado de la contra cubana. Desde 1995 está al frente del MDC, Eduardo J. Padrón tiene estrecha relación con el movimiento de las Damas de Blanco, conocido por recibir miles de dólares de la CIA.

Padrón reconoció al grupo (que en la actualidad mantiene intensas puja internas por el reparto del dinero) el pasado mayo con el galardón Guardianas de la Libertad, y medalla presidencial de la institución académica. A este acto, acudieron tanto la líder y portavoz de las Damas de Blanco, Berta Soler, que recogió el distintivo del propio rector, como Guillermo Fariñas, otro de los asalariados desde EE.UU. A la ceremonia también asistió la cantante Gloria Estefan, conocida por sus ideas contrarevolucionarias. así como significados opositores y ganadores del Premio Sájarov a la Libertad de Pensamiento que otorga el Parlamento Europeo estuvieron presentes en el Miami, Dade College. El mes anterior, en abril, fue la bloguera y articulista Yoani Sánchez quien recibió este galardón por parte de la universidad que dirige Padrón.

Es decir, lo mejor de cada casa. Un buen sitio para que Chacón trabaje.

Fuente: http://rebelion.org/noticia.php?id=…