Archive for the ‘periodismo crítico’ Category

Fichar en el trabajo: los titulares de la prensa según su ideología

19 febrero, 2019

Fuente: http://www.eldiario.es

El Gobierno ha propuesto a patronal y sindicatos la obligación de las empresas de documentar la jornada diaria de los trabajadores, especificándose el momento concreto de entrada y salida, y, de esta forma, poder sancionar a las empresas en las que se aprecie que el trabajador sobrepasa el horario de trabajo establecido por su contrato.

Una medida, la de fichar en la empresa, que tradicionalmente se ha asociado con el control de los trabajadores por parte del patrón para asegurarse de que cumplían su horario o dejar constancia de su retraso a la entrada. Hoy, en tiempos de cada vez mayor poder empresarial, la medida se hace necesaria precisamente para lo contrario: controlar que no se trabaje más de lo que se le paga.

En España es habitual que trabajadores con jornada a tiempo parcial terminen haciéndola completa sin que ello conlleve ningún aumento de sueldo ni el pago de horas extras. Según datos oficiales, se realizan unas 6.131.400 horas extra a la semana, de las que el 44,6% ni están pagadas ni compensadas por el empresario. La medida del Gobierno pretende que eso no suceda, de ahí que los sindicatos la apoyen, mientras que la CEOE no está de acuerdo.

Ahora viene la parte curiosa de cómo los medios informan de esta noticia según su línea ideológica editorial.

Aunque, como hemos señalado, se trata de una medida de apoyo a los trabajadores, defendida por los sindicatos y criticada por la patronal, la prensa de derechas prefiere presentarla como una medida de obligación a los trabajadores, con toda la carga peyorativa que eso supone. “La reforma laboral de Sánchez obliga a los empleados a fichar en el trabajo”(La Razón), “El Gobierno quiere obligar a los trabajadores a fichar en la oficina todos los días” (ABC), “El Gobierno quiere obligar a los empleados a fichar en su trabajo” (COPE), “El Gobierno quiere obligar a todos los empleados a fichar al entrar y salir del trabajo” (Diario de León). Ignoran todos ellos a la hora de titular que la obligación novedosa es para las empresas que deberán entregar esos registros a la Inspección de Trabajo.

Frente a esta prensa, los medios que no mantienen una línea de derechas combativa contra el Gobierno de Pedro Sánchez presentan la noticia con su carácter obligatorio de fichar, pero no necesariamente como una imposición contra el trabajador: “El Gobierno se plantea aprobar por decreto el registro obligatorio de la jornada del trabajador” (eldiario.es), “Todos los empleados deberán fichar a diario en el trabajo si prospera el plan de Sánchez” (Público), “Volver a fichar en el trabajo: así es la reforma para pequeñas y medianas empresas que prepara el Gobierno” (la Sexta). Incluso RTVE titula destacando oportunamente que es una obligación empresarial más que del trabajador: “Trabajo obligará a las empresas a registrar la jornada que realice cada empleado”. Otros medios, marcadamente de izquierdas, van más allá y lo titulan con el carácter marcadamente protrabajador de la medida: “Fichar en el trabajo será un derecho” (El Salto).

Ni que decir tiene que los boletines informativos de los sindicatos lo presentan como una medida de clara defensa del trabajador: “El control de la jornada y de los horarios es una medida fundamental para poder controlar la contratación a tiempo parcial y eliminar los pagos en B” (CCOO), “Registro de la jornada: los empresarios tienen que saber que se ha acabado la barra libre” (UGT).

La conclusión es evidente: los medios de derecha no se limitan a criticar una medida progresista y aplaudida por la izquierda, lo que sería tan lógico como lícito, sino que retuercen sus titulares con la intención de hacer ver a los lectores que es una iniciativa gubernamental impuesta a los trabajadores y, por tanto, que atenta contra ellos. Precisamente lo contrario de la realidad. Ellos saben que, incluso en sus audiencias de derechas, hay más contratados que contratadores, por lo que impostar un discurso de denuncia de un ataque a los trabajadores es la mejor forma de embestir contra una media que se crea contra los abusos empresariales. En pocas palabras: contar la realidad al revés.

 

Anuncios

Los anunciantes, contra ‘El Intermedio’ y Dani Mateo

28 enero, 2019

Fuente: http://www.eldiario.es

El sketch de Dani Mateo en El Intermedio  sonándose con una bandera de España ha provocado una tormenta de indignación en algunos sectores “patriotas”. En realidad, lo sucedido no supone ninguna novedad ni sorpresa: era previsible. Llevamos ya acumulados algunos casos de controversias por chistes, sketches o performances, pero ahora hay algunas novedades: que han reaccionado empresas anunciantes y que los humoristas han pedido disculpas y el medio (La Sexta) ha retirado el documento.

El 5 de noviembre el Gran Wyoming da explicaciones: “ El Intermedio quiere subrayar que no había intencionalidad política ni ningún posicionamiento editorial detrás. Era simplemente humor, pero si la broma no ha funcionado, no tenemos problema en pedir disculpas sinceras a todos aquellos que se hayan sentido ofendidos”. ¿Y qué tiene de malo que hubiera intencionalidad política o posicionamiento editorial detrás de un sketch de humor? Nos transmite su preocupación por la empresa televisiva (o sea, el contratador): la polémica “ha acarreado varias injusticias: la primera es los líos y enredos en los que se ha visto envuelta La Sexta”. Y Dani Mateo se hace el tonto, literalmente: “Yo ni siquiera escribo los guiones de los sketches, así que soy más tonto de lo que creen”.

Esta reacción contrasta con la contundencia y dignidad que siempre han reaccionado los humoristas cuando se trataba de responder ante los jueces. Recordemos la denuncia por los comentarios, también de Dani Mateo, sobre la Cruz de los Caídos o ante las acusaciones por los sketches sobre el cadáver de Franco. En estos casos, el Gran Wyoming y Dani Mateo redoblaron su apuesta y continuaron con la broma, como corresponde a un humorista que no se deja amedrentar por críticas cavernarias.

La explicación al cambio de actitud de los humoristas hay que buscarla en que ahora quiénes se han molestado no han sido tanto las audiencias o algún juez, sino algunos anunciantes que anunciaron el fin de su publicidad y patrocinio. La primera empresa en desvincularse de El Intermedio fue Clínicas Baviera, que comunicó la retirada de sus anuncios de los espacios publicitarios del programa.

Se fueron sumando al boicot la empresa textil sevillana Álvaro Moreno, que anunció que dejaba de vestir a los presentadores, y la empresa de ropa New Denim, que también informaba su intención de eliminar indefinidamente y de forma urgente “toda alianza con los medios y personas implicadas”. Siguieron otras empresas como Pinceles Vendetta y Temptu España, firma de maquillaje y cosmética que cancelaba su relación comercial con Dani Mateo y el programa de El Intermedio. También Wahl, un distribuidor de accesorios de peluquería. Finalmente, la firma de muebles Andreu World comunica la retirada de su imagen y la finalización de su colaboración publicitaria en ese programa tras la polémica.

Todas ellas no tienen ningún reparo en explicar en sus comunicados públicos lo que está bien difundir o no. Clínicas Baviera, en un comunicado publicado en Twitter, aseguraba estar “a favor de la libertad de expresión pero siempre que se cumpla la legalidad vigente”, sin especificar qué ley se había violentado. Se arrogaba, por tanto, el poder de designar lo que era legal y lo que no.

Y, probablemente, otras empresas, sin llegar a materializar su baja como anunciantes, habrán hecho llegar sus quejas a la cadena. La Sexta termina retirando el vídeo de su web y eliminado el tuit del perfil oficial de El Intermedio donde se reproducía el mismo vídeo.

Alguien podría aducir que las empresas están en su derecho de anunciarse donde consideren y que es gracias a ellas que se puede financiar un programa televisivo. Pero eso supone asumir que son esas empresas las que deciden lo que emiten nuestras televisiones, los asuntos de los que se puede hacer humor y, por el mismo criterio, las noticias que se pueden difundir. Es decir, otorgarles el derecho a la censura. No importa que el programa tenga éxito y el aplauso de los espectadores, nunca se planteó que fuera a caer la audiencia de El Intermedio por ese sketch de Dani Mateo.

La conclusión es evidente. No son las críticas de las audiencias –ni siquiera la amenaza de una condena judicial– lo que suele amedrentar a nuestros humoristas (o periodistas, por extensión): son los anunciantes, el que paga, el dinero. No es un juez cavernícola, ni una ley retrógrada e injusta, ni una horda de fachosos encabronados los que hacen mella en la libertad de expresión: es el mercado. Son las empresas anunciantes las que pueden decir lo que vale y lo que no, ante quiénes piden perdón los humoristas más irreverentes y ante quiénes retiran sus contenidos las grandes empresas de televisión. Algo muy grave, porque en democracia la ley la podemos cambiar, el juez controlarlo para que se ajuste a la ley y a los grupúsculos intolerantes ignorarlos, pero contra el poder del dinero ni la democracia ni la libertad de expresión parece que se pueda imponer.

Perlas informativas del mes de diciembre 2018

7 enero, 2019

Fuente: http://www.eldiario.es

España

Premio Nacional de Comunicación

La Generalitat de Catalunya otorga el Premio Nacional de Comunicación a la televisión de… la Generalitat de Catalunya. Así es, porque “el canal 3/24, el canal de información continua de Televisión de Catalunya, ha sido distinguido con el Premio Nacional de Comunicación en la modalidad de televisión” que otorga la Generalitat de Catalunya, propietaria de la Televisión de Catalunya. Y nos lo cuenta el 4 de diciembre la web de la Radio de Catalunya, que también es… de la Generalitat de Catalunya. Todo queda en casa.

 PREMIO NACIONAL DE CATALUNYA

Espectáculo con una madre

Quizás yo soy raro. Pero a mí me parece que hay que ser miserable para montar un espectáculo televisivo en el programa El Hormiguero con la reacción de una madre al escuchar el corazón de su hijo muerto cuando late en el cuerpo de un paciente al que se lo han trasplantado ( ABC, 5 de diciembre).

CORAZÓN TRANSPLANTADO

Desbordar o llegar

Lo contaba en un tuit Joaquín el 7 de diciembre. Es curioso cómo 50 argelinos pueden “desbordar” Ibiza (Diario de Ibiza y  Diario de Mallorca, 7 de diciembre) pero la llegada de 7,9 millones de turistas no ( Diario de Ibiza, 12 de enero).

ARGELINOS DESBORDAN IBIA
TURISTAS IBIZA

Cuando la mejor puntuada no les gusta

El 9 de diciembre se supo que la periodista Alicia Gómez Montano obtenía la mayor puntuación del comité de expertos para la elección del consejo de administración de RTVE. Fue durante ocho años la directora de Informe Semanal, lo que le hizo merecedora del premio a la mejor directora de programas concedido por la Academia de las artes del cine y de la Televisión. Actualmente es editora de igualdad en el ente y fue muy crítica con la etapa del PP al frente del ente. Pues así titulaba la noticia El Mundo el 10 de diciembre:

EL MUNDO EXPERTOS RTVE

Y Bildu se hizo monárquico

Tanto luchar por la autoderminación para acabar reivindicando la monarquía. Eso sí, de una Casa Real autóctona ( Eldiario.es, 10 de diciembre).

MONARQUIA NAVARRA

Financiación iraní

Y Eduardo Inda empeñado en que los iraníes financiaron a Podemos. Alguien debería aclararle la confusión ( Infolibre, 11 de diciembre).

IRANIES FINANCIAN A VOX

Monotemáticos

Un poco monotemáticos veo yo a los del programa de actualidad Preguntes freqüents, de TV3, el 15 de diciembre.

TVE3 MONOTEMATICOS

Limitar los precios, no los alquileres

Así titulaba  La Vanguardia el 21 de diciembre la reunión entre la alcaldesa de Barcelona y el presidente del Gobierno. Pero, como bien claro se aprecia después en el texto, nadie acordó ni planteó limitar los alquileres, sino limitar “el precio de los alquileres”, que es algo muy distinto. En realidad lo que limita los alquileres son unos precios altos, mientras que limitar el precio lo que haría es facilitar los alquileres, justo lo contrario de lo que titulan.

ALQUILERES COLAU SANCHEZ

Nos ha tocado la lotería, pero es mentira

Quizás alguien debería decirle a las empresas, incluso a algunas supuestamente serias como las editoriales, que no todo vale para llamar la atención en su marketing publicitario.

EMAIL TOCADO LA LOTERIA

Fake news

Vaya panorama. Una  periodista del Consejo de RTVE tuitea su preocupación por el hecho de que la noticia falsa que difundan los medios el 28 diciembre (día de los inocentes) a modo de broma quedará en la red para siempre como fake news y cinco días después solo le he retuiteado yo. Parece que a nadie le preocupa.

FAKE NEWS INOCENTADAS

El ojo de la Guardia Civil

Total, que tenemos una Guardia Civil que dice que calcula a ojo la hora de las muertes mejor que los forenses con sus autopsias ( Público, 28 de diciembre).

 GUARDIA CIVIL FORENSES

Regalar a los pensionistas

Así titulan cuando el gobierno que no les gusta sube las pensiones un 1,7% a los que han estado toda un vida trabajando ( El Mundo, 29 de diciembre).

SANCHEZ REGALA A LOS PENSIONISTAS

Internacional

Muertos en Francia

Tres muertos y cientos de heridos por las manifestaciones en Francia ( Público, 1 de diciembre), pero nadie dice que debe irse Macron como cuando hay muertos y heridos en Venezuela o en Nicaragua.

MUERTOS CHALECOS AMARILLOS

Campeón de guerras

Como decía en un tuit Roboz, aquí  El Mundo el 1 de diciembre diciendo que Bush había ganado dos guerras como si hubiera ganado dos balones de oro. La primera fue una invasión a un país, Panamá, con apenas un ejército de 12.000 efectivos y sin apenas fuerza aérea, dejando un rastro de 3.000 muertos, y la segunda fue la primera guerra de Iraq, la situación del país no merece mayores comentarios.

MUERE BUSH GANADOR

Saga tranquila

Y no digamos el tuit del obituario también en El Mundo el 1 de diciembre. Los Bush que bombardearon Panamá, Somalia, Iraq y Afganistán son la saga “tranquila”.

 BUSH SAGA TRANQUILA

Interés por viajar

Cuando la moneda se devalúa un 85% en un año, la prensa argentina de derechas amiga del gobierno de Macri titula así: “Se desplomó el interés de los argentinos por viajar a Chile y a Miami” ( La Nación, 3 de diciembre). El cuento de la zorra y las uvas que estaban verdes.

 DEVALUACION ARGENTINA LA NACION

Cuarto mandato de Merkel y de Evo

Aquí el diario El Mundo, de Uruguay, según inicie el cuarto mandato Ángela Merkel ( 15 de marzo) o Evo Morales ( 6 de diciembre).

CUARTO MANDATO MERKEL
CUARTO MANDATO EVO

Manifestantes ultraderechistas o izquierdistas

En el Reino Unido se manifiestan 3.000 ultraderechistas que exigir el Brexit con urgencia y  15.000 manifestantes de izquierda (cinco veces más) se contramanifiestan, pero  el titular de El País el 10 de diciembre es “Miles de ultraderechistas exigen que Reino Unido salga ya de la UE” ( con info de Mario Cuéllar).

ULTRAS REINO UNIDO

Prohibir los chalecos

¿Y cómo no se le ocurrió a Macron esta idea y ya hubiera resuelto el problema en Francia? ( El Mundo, 11 de diciembre).

EGIPTO CHALECOS AMARILLOS

Noticias negativas

El 12 de diciembre el gobierno venezolano difundía este gráfico para denunciar lo que llama “guerra mediática contra Venezuela”. Pero el debate (y la preocupación) no debería ser si cuatro mil noticias negativas son muchas o pocas, sino si son verdaderas o falsas.

 NOTICIAS NEGATIVAS SOBRE VENEZUELA

Cerrar por el chavismo

En todo el mundo cierran periódicos por la crisis de la prensa en papel menos en Venezuela, que cierran por el chavismo ( El Mundo, 14 de diciembre). ¿Cuando cierran en Estados Unidos es por el trumpismo y cuando cierran en España es por el sanchismo?

 PERIODICO CIERRA POR EL CHAVISMO

Papá Noel en Uruguay

El 23 de diciembre las Noticias de la noche de Cuatro repasan la figura de Papá Noel en diferentes países. Van a Uruguay y emiten la escena de un Papá Noel con… un niño venezolano que salió de su país por necesidades económicas. En cualquier momento emitirán un reportaje con los supervivientes de Hiroshima y entrevistarán a un venezolano que está ahora en Japón por la crisis en Venezuela.

Cómo hacer periodismo (feminista) y no morir en el intento

26 diciembre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Que el periodismo iba en serio es algo que parece que tenemos que repetirnos día a día desde las redacciones de grandes grupos editoriales, las -ya no tan- nuevas trincheras montadas con ordenadores recompuestos, en medio de calles ruidosas sosteniendo papel, bolígrafo y móvil entre barbilla y hombro, delante de las pantallas de plasma o en ruedas de prensa sin preguntas. No se confundan estos lamentos con algún quejido lastimero inquiriendo “hoy no hay nada en agenda”.

Nos vendieron que iba en serio en la universidad (quien se aventuró en ella para ejercer) por medio de sesudos debates sobre reporterismo e injerencias entre géneros periodísticos. Teorías y citas emitidas por catedráticos cuyo máximo exponente de la profesión fue, valga la redundancia, sentar cátedra. Ya con los pies en movimiento, nos señalaron una agenda mediática, elaborada por poderes fácticos y ciertos grupos de presión, de la que se permitía poco más que desviar la mirada para algún escarceo en cajones de sastre de secciones de “Sociedad”. Poco margen para hablar y, de lo que se dice, más parece que calla otras cuestiones.

La eclosión de internet y sus posibilidades, la crisis económica, la crisis de fe en la profesión, el copia-pega de noticias… Este combinado de factores llevó a una resaca que nos empujó a lanzar nuestras propias apuestas mediáticas.  Pikara Magazine nació hace ya casi ocho años de forma precaria en recursos pero con una gran riqueza de fuerzas, ganas, sensibilidad e inteligencia.

Algo que tampoco nos contaron es que podíamos convertirnos en periodistas emprendedoras. Que podíamos pasar de nada a una redacción con cuatro profesionales dedicadas a que cada día no sea uno más marcado por la agenda normativa. Que nuestra pluma sí podía cambiar realidades mediante no solo la denuncia, sino también la celebración. Que nuestra labor trasciende el reporterismo y que podemos impulsar herramientas para la comunidad (que de eso iba el periodismo): un  glosario en lengua de signos o guías para la lectura fácil que apoyasen a ese 30% de personas que sufre problemas de comprensión lectora. Que podíamos llegar a casi 1.000 socias y rozar la sostenibilidad con las yemas de los dedos (inserto publicitario : ayúdanos a que la toquemos haciéndote amiga del proyecto).

Con todo este bagaje tras cada letra, este fin de semana nos reunimos -por primera vez en cinco años de manera presencial- buena parte del colectivo editor de Pikara Magazine. De esta reunión salieron las prometidas cinco rutinas que adelantaba en el destacado, así que sigamos la lógica esperada del clickbait para relatarlo:

  1. Trasciende las 5W ( what, who, when, where, why): el periodismo es el ejercicio de acercar lo complejo con un sistema sencillo de sujeto + verbo + complementos. ¿Qué ocurre cuando el sujeto se formula una y otra vez, si es líquido, inestable, y también quiere cuestionarse? Preguntarse los porqués de cada “¿por qué?” es un must antes de redactar la primera frase.
  2. Lenguaje inclusivo. Lo que no se nombra no existe, y si la RAE no nos da salida, la buscamos nosotres, nosotrxs o cualquier fórmula que atienda a la diversidad y evite la normativización desde el lenguaje.
  3. Idearios. Después de casi diez años seguimos pensando que nadie es neutral en un tren en marcha, que diría el historiador Howard Zinn. Posicionarse como adalid de las que están fuera de la norma nos hace sumar más luchas transversales a la mochila. Ya nadie duda que el especismo se ha subido a nuestro tren. Ya nadie duda que defender lo mío no implica negar la lucha de mi compañera de vagón y de la que espera en el andén.
  4. La objetividad. El mandamiento sagrado de la objetividad se descubre como subjetividad masculina (esto en palabras de la poeta Adrienne Rich). Explicitar el feminismo está de más después de oleadas como el último 8M, pero se hace más necesario que nunca un espíritu analítico que redirija el debate: sea agresión o abuso, también hay que hablar de la necesidad perentoria de didáctica en la vivencia de la sexualidad. Por tener camisetas con el lema I’m feminist no está la igualdad sobre la mesa.
  5. Escribe sin apellido: Y si has llegado hasta aquí… un bonus track: en realidad todos estos consejos son aplicables al periodismo, sin más apellidos. Pongo lo de feminista porque, ya sabes, es el tema de tendencia.

El 60% de las noticias sobre el islam publicadas por los diarios españoles tienen contenido islamófobo, según un estudio

14 diciembre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Titulares sensacionalistas, imágenes e historias que abundan en los estereotipos racistas que pesan sobre las personas de confesión islámica o uso incorrecto del lenguaje. El 60% de los artículos sobre la comunidad y la religión musulmana publicados por seis medios de comunicación escritos españoles tiene connotaciones islamófobas. Es la conclusión que arroja el primer informe elaborado por el Observatorio de la Islamofobia en los Medios, dirigido por la Fundación Al Fanar para el Conocimiento Árabe y el Instituto Europeo del Mediterráneo.

En él, los autores analizan los contenidos que publicaron en su web, a lo largo del año pasado, seis diarios: El País, El Mundo, La Razón, La Vanguardia, eldiario.es y 20 Minutos. “La islamofobia es una realidad en la prensa escrita en España”, concluyen. Para ello, los autores recurren a un código de semáforo para clasificar los artículos con los colores rojo, amarillo y verde en función de la mayor o menor presencia de ideas discriminatorias y estereotipos negativos en su contenido.

Es decir, el rojo se asigna a noticias en cuyo titular, texto o imagen se reproduce la idea de que las personas musulmanas son “diferentes, inferiores, primitivas o sexistas” o las concibe como “enemigas o aliadas del terrorismo”, así como las que entienden el Islam como “ideología política o militar”. En el lado opuesto, se califica con el color verde las noticias que cubren el islam sin contenido islamófobo. En medio, con color ámbar, quedan los textos que “sin ser explícitamente islamófobos favorecen una interpretación islamófobo”, debido, por ejemplo, a la falta de contexto o la mala elección de las fotografías que lo acompañan.

Los mejores resultados del análisis han sido obtenidos por eldiario.es, según destaca el documento. Casi el 70% de las noticias de este medio relacionadas con el islam obtienen una valoración verde. Este porcentaje en el resto de periódicos analizados es menor del 40% del total.

En el lado contrario, la cifra de noticias en rojo publicadas por eldiario.es es del 10%. En los demás medios, los resultados rojos superan el 19%. El Observatorio puntualiza que su objetivo con este estudio “no es la crítica ni el ataque a los medios de comunicación analizados, sino proporcionar herramientas que faciliten la representación en ellos de una sociedad diversa”. La mayoría de las ideas discriminatorias se dan, por lo general, en las secciones de opinión de estos medios: el 72% del contenido de las columnas analizadas es islamófobo.

Además, las mujeres de confesión musulmana se llevan la peor parte. Los temas sobre los que trataban el 40% de noticias con mayor grado de connotaciones islamófobas tienen que ver con las mujeres y cuestiones como el uso del velo o el burka. “Superan incluso a contenidos a priori más propicios a incurrir en generalizaciones y acusaciones islamófobas, como el terrorismo o la radicalización. Estos resultados ponen de relieve una tendencia: los prejuicios y estereotipos tienen un mayor peso cuando se habla de mujeres musulmanas”, subraya el texto.

Por el contrario, las noticias que tratan sobre refugiados son las que obtienen un mejor resultado en cuanto a sus contenidos islamófobos. “Deducimos una mayor pulcritud a la hora de abordar la cuestión de los refugiados y una actitud más positiva hacia este fenómeno que hacia la representación de la mujer musulmana”, sostienen.

Los medios analizados por el Observatorio de la Islamofobia en los Medios.
Los medios analizados por el Observatorio de la Islamofobia en los Medios.

Por otro lado, el informe destaca el “gran peso” de las noticias negativas. El 90% de los artículos relacionados con las personas musulmanas o el islam tratan sobre aspectos negativos. Del total de los 1.659 artículos analizados, 1.150 van sobre terrorismo. El número de noticias relacionadas con la religión musulmana en estos medios se dispararon tras los atentados de Barcelona y Cambrils del mes de agosto, lo que provoca que el tercer trimestre de 2017 registrara el mayor número de artículos sobre esta temática del año.

“Parece claro que buena parte de lo noticiable del islam en España y la UE tiene que ver con ese fenómeno”, apuntan los autores. “Debemos ser conscientes de que el impacto en la construcción del imaginario sobre el islam en la sociedad española a partir de la información publicada no puede ser más que negativo puesto que, como hemos comprobado, el lector rara vez tiene ante sí una noticia que no esté relacionada con la violencia. Esta representación nada tiene que ver con la realidad de la inmensa mayoría de los dos millones de musulmanes que viven en España”, prosigue el documento.

Buenas y malas prácticas

A lo largo de sus 141 páginas, la investigación recoge ejemplos concretos de malas prácticas de los medios españoles a la hora de informar sobre lo que rodea al islam y las personas musulmanas. El uso de titulares sensacionalistas -haciendo referencia, por ejemplo, al “terror islamista”-, la “tendencia a etiquetar como extranjeras” a las personas musulmanas que son españolas o el “habitual retrato sexista” de las mujeres musulmanas. También hacen referencia al “homonacionalismo que instrumentaliza a las comunidades LGBTIQ de ciertos países de mayoría musulmana basándose en legislaciones restrictivas y homófobas para arremeter contra las personas musulmanas y el islam en general”.

Asimismo, denuncian “el uso erróneo” del vocabulario propio de la doctrina islámica. “Se trata de un vocabulario usurpado a las personas musulmanas para convertirlo en un léxico extremista y violento”, explican, poniendo como ejemplo la palabra ‘yihad’. “Con el uso repetido del lenguaje islamófobo, primero en los medios para posteriormente pasar a la sociedad en general, se ha musulmanizado a terroristas y deshumanizado a las personas musulmanas”, sostienen.

A estas malas prácticas, los autores oponen algunos buenos ejemplos, como el uso de voces de personas musulmanas que “destacan por sus méritos y no por su fe” o de expertos sin discurso islamófobos, artículos que dan visibilidad al feminismo dentro de la comunidad islámica o se hacen eco de herramientas para prevenir y combatir el discurso de odio en la red.

Una de las soluciones pasa, insisten, por acabar con la falta de visibilidad y diversidad de personas musulmanas en los medios como fuentes. “Es imprescindible tender puentes de confianza entre periodistas y ciudadanos musulmanes, que pasen por un ejercicio periodístico respetuoso y fiel a las palabras de las personas que son inquiridas por los medios, que deberían ser diversos como lo son los ciudadanos de confesión musulmana en España”, indican.

“No obstante, a largo plazo, el objetivo último sería que los medios contactasen con personas musulmanas no sólo para entrevistarlas por su condición de musulmanas sino por sus perfiles personales o profesionales, de manera que se contribuiría a normalizar una realidad social que muy a menudo se desconoce, musulmanes que no sólo responden como musulmanes”, sentencian.

Perlas informativas del mes de noviembre de 2018

7 diciembre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

España

Justicia lenta

Han necesitado un año para pillar un chiste. Ahora entiendo eso de que la Justicia es lenta (eldiario.es, 6 de noviembre).

El fiscal pide archivar la causa contra El Jueves
El fiscal pide archivar la causa contra El Jueves

Gasto embarazadas

Esto es lo que se dice “comparar churras con merinas”. El 6 de noviembre,  ABC comparó el gasto en asistencia sanitaria al aborto con las subvenciones a las embarazadas. En los 3,6 millones de euros destinados a las embarazadas no incluye la asistencia médica, por eso le salen ocho euros de gasto por embarazada.

Gasto en asistencia sanitaria al aborto
Gasto en asistencia sanitaria al aborto

Impuesto de las hipotecas

El diario El País quería convencernos el 6 de noviembre de que si el impuesto de las hipotecas correspondía a los bancos se produciría una tragedia porque las comunidades perderían 5.000 millones. Pues no, ese dinero volvería al bolsillo de los ciudadanos que lo pagaron y las comunidades lo ingresarían de los bancos.

Impuesto de las hipotecas
Impuesto de las hipotecas

Te atiende una persona

Un anuncio publicitario de Movistar en televisión que esgrime como argumento de calidad que si les llamas te atenderá una persona en lugar de una máquina. A lo que hemos llegado.

Aniversario de La Razón

Toda la clase política en la fiesta de aniversario de La Razón ( El Periódico, 6 de noviembre). Se nota que son los dueños de Antena3, laSexta, Planeta y mucho más.

Aniversario La Razón
Aniversario La Razón

Vargas Llosa y Hacienda

6 de noviembre. Alguien debería haber informado al diario El País de la noticia de que a su colaborador Vargas Llosa la Hacienda española le reclama dos millones de euros. Lo cuentan todos los medios menos El País.

“Buena persona”

Cuando los que quieren matar al presidente de un tiro son buenas personas (El Confidencial, 8 de noviembre).

El Confidencial: "Buena persona"
El Confidencial: “Buena persona”

Pacto por la educación

El 10 de noviembre la portada a toda plana de ABC era “Celaá dinamita el pacto por la educación”, en referencia a los cambios en la ley Wert del PP. Pero para aprobar esa ley no hubo ningún pacto, la aprobó en solitario el PP con su mayoría absoluta. El pacto por la educación es, precisamente, el que la cambia porque tiene el apoyo de PSOE, Unidos Podemos y nacionalistas, que ABC llama “populistas e independentistas”.

ABC: "Populistas e independentistas"
ABC: “Populistas e independentistas”

Losantos y sus insultos

Jiménez Losantos se indigna con el intento de asesinato de Pedro Sánchez. Concretamente con la militante de Vox que dio la voz de alarma a la Policía ( El Plural, 9 de noviembre).

Jiménez Losantos
Jiménez Losantos

Partidos e impuesto de hipotecas

Dice la periodista desde la mesa de redacción en la entradilla de laSexta Noticias el 9 de noviembre que, hasta ahora, ningún partido político ni diputado se había preocupado por el impuesto de las hipotecas. Luego inician la noticia diciendo que en febrero Unidos Podemos propuso en el Congreso que lo pagaran los bancos.

Vea el vídeo de la violación

Viendo esta llamada en portada en la web de ABC el 20 de noviembre, además en la sección de Cultura, nos preguntamos quiénes son más depredadores sexuales si los violadores o algunos medios.

Vídeo violación ABC
Vídeo violación ABC

Noticia y espectáculo

Lo podemos apreciar en esta portada de El Periódico del 22 de noviembre. Comparemos la importancia que la prensa le da a montar el número en el Congreso frente a una noticia preocupante como la que aparece abajo a la izquierda.

Pollo en el Congreso
Pollo en el Congreso

No recicla

El 23 de noviembre para denunciar que no reciclamos los teléfonos móviles, tan contaminantes, en los Informativos de Telecinco recogen el testimonio de un hombre que dice llevar 10 años con el mismo móvil. Pues fue el que mejor recicló porque sigue con el mismo teléfono.

El resultado de las elecciones en Andalucía

“El resultado de las elecciones en Andalucía obliga a los partidos a buscar acuerdos”, subtitula un editorial El País. Lo curioso es que faltaba una semana para las elecciones, y ya el diario nos contaba el resultado electoral.

Pacto andaluz
Pacto andaluz

Médicos, bomberos y mossos

Viendo este  titular de ABC el 28 de noviembre casi concluimos que los médicos y los bomberos cargaron contra los mossos para disolverlos.

Médicos y bomberos se enfrentan a los Mossos
Médicos y bomberos se enfrentan a los Mossos

Internacional

Mujeres y elecciones estadounidenses

Información en laSexta el 7 de noviembre de las elecciones estadounidenses. Destacan que hay récord de mujeres, una musulmana, otras originarias… ¿Y el partido? ¡Qué más da!

Una mujer sin nombre

En la portada de El País el 8 de noviembre también podían haber titulado: “Tesla elige a Robyn Denholm para suceder a un hombre en la presidencia”.

Tesla elige a una mujer
Tesla elige a una mujer

Un venezolano en Lima

Felipe VI se reúne en Lima con jóvenes discapacitados con escasos recursos y la noticia del ABC del 13 de noviembre es lo que le dice un venezolano sobre Venezuela.

Felipe VI en Venezuela
Felipe VI en Venezuela


May, Sánchez y Gibraltar

Lo señalaba Ignacio Molina en un tuit el 24 de noviembre. Para el Daily Mail: Theresa “May se rinde”. Para El Español: Pedro “Sánchez capitula”.

May Daily Mail
May Daily Mail

Pedro Sánchez Gibraltar
Pedro Sánchez Gibraltar

Mercury y Venezuela

El País preocupado el 27 de noviembre porque la película sobre Freddie Mercury no llega a Venezuela. Qué desvelo lo de este periódico por los venezolanos.

Bohemian Rapsody no llega a Venezuela
Bohemian Rapsody no llega a Venezuela

Fake news que aparecen en el discurso unionista e independentista

24 noviembre, 2018

http://www.publico.es

Vicenç Navarro
Catedrático Emérito de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra.

A raíz del conflicto entre el estado borbónico español por un lado y el gobierno independentista catalán por el otro, han aparecido en los discursos de los nacionalistas de los dos polos – el españolista y el catalanista – toda una serie de aseveraciones que distorsionan claramente la realidad que nos rodea. Es necesario y urgente, por lo tanto, que se muestren tales aseveraciones como mera propaganda política que se promueven para defender sus intereses puramente partidistas (la movilización de sus bases) a costa del bien común, que sale perjudicado por el aumento de tales tensiones. En este artículo citaré varias de estas aseveraciones realizadas por cada bando (el unionista y el secesionista) que – tal como intentan las fake news – confunden y desfiguran lo que, en realidad, está ocurriendo en este país.

I. FAKE NEWS DEL ESTABLISHMENT UNIONISTA ESPAÑOL

  1. No hay presos políticos en España (?!)

Un argumento bastante extendido entre dirigentes del bando unionista (así como partes del aparato del Estado central y columnistas y articulistas afines a tal bando) es que no se puede hablar de presos políticos en España, ya que los dirigentes secesionistas que están en la cárcel o en el exilio no pueden considerarse como tal. Es más, incluso dirigentes de izquierdas que padecieron prisión en los calabozos de la dictadura franquista han señalado que tales personas “no son prisioneros políticos”, pues las condiciones a las que están sujetos en nada se parecen a las que ellos o ellas vivieron. De ahí su conclusión de que no sean presos políticos.

Pero no puede concluirse, ni por la desemejanza en las condiciones carcelarias (ahora y durante la dictadura) ni por el contexto político en el que se realizaron las detenciones ahora y las que ocurrieron durante la dictadura, que los secesionistas presos no sean presos políticos. Es cierto que llevan razón aquellos que critican los actos en la prisión Modelo de Barcelona – donde se encarceló a la mayoría de resistentes antifranquistas – que realizaron los gobernantes secesionistas de la Generalitat de Catalunya para intentar establecer un paralelismo entre las detenciones y los encarcelamientos de entonces y los de ahora. En realidad, cualquier persona que haya padecido la represión del régimen fascista puede distinguir claramente que hay una diferencia entre la situación de entonces y la de ahora. Pero ello no niega que tanto los detenidos como los exiliados independentistas estén donde están por razones políticas, como consecuencia de una falta de sensibilidad y cultura democrática del Estado español, que intenta resolver un tema político mediante medidas represivas y punitivas de carácter policial y judicial, medidas que han sido de una torpeza inmensa, a todas luces extremas, pues los secesionistas las han utilizado astutamente para movilizar a sus bases y desacreditar internacionalmente al Estado español, lo cual han conseguido con bastante éxito (ver mi artículo “El porqué de la pobre imagen que el Estado español proyecta al exterior”, Público, 22 de junio de 2018). Día tras día aparecen noticias del ridículo que está haciendo el Estado español y su judicatura, cuando tribunales europeos están señalando (y denunciando) el carácter político de la judicatura española. Solo esta semana hemos visto como en Bélgica un juez ha desestimado la sentencia de la Audiencia Nacional, ratificada por el Tribunal Supremo, contra el cantante Josep Miquel Arenas por “enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas”, concretamente a tres años y medio de cárcel en España, por las canciones insultantes hacia el Jefe del Estado español. Viví durante mi largo exilio en Suecia y Reino Unido (dos monarquías) y en Estados Unidos (una república), y no concibo que instituciones jurídicas homologables en aquellos países a las que han realizado tal sentencia se hubieran comportado como en España, de una forma tan represiva, claramente en contra de la libertad de expresión. Estuve trabajando en la Casa Blanca (en el grupo encargado de elaborar la reforma sanitaria de aquel país en la administración Clinton) durante el período del escándalo Lewinsky, que generó (con razón) una enorme avalancha de insultos hacia el presidente Clinton. Ni una persona en EEUU fue amonestada por tal comportamiento. Y en las monarquías sueca y británica los reyes recibían insultos sin que nadie fuera llevado a los tribunales. “Spain is different”, sin embargo. Aquí se los sanciona, y ello se debe a razones políticas, reproduciendo una cultura política heredera del régimen anterior de nula sensibilidad democrática.

Un tanto igual sucede con la acusación de rebelión a los dirigentes independentistas que hicieron los actos de desobediencia civil del 1 de octubre, acusándolos nada menos de rebelión violenta, acusación considerada sin mérito por tribunales alemanes homologables a los españoles. Tal acusación de rebelión responde a una cultura represiva de carácter político, imbuida del nacionalismo españolista, intolerante hacia una visión plurinacional de España. Es una sentencia claramente política, hecha por cuerpos e instituciones judiciales enormemente politizados. Está claro que la opinión más extendida en Europa es que estas decisiones judiciales en España tienen una motivación política y, por lo tanto, sus víctimas son presos políticos.

  1. La desobediencia a la ley es un indicador de un comportamiento antidemocrático (?!)

Una constante en portavoces del establishment español es la acusación de que la desobediencia a la ley es un indicativo de un comportamiento contrario a la democracia. Esta confusión, asimilando ley y democracia, deriva de una visión profundamente conservadora a favor del statu quo. Pero la ley no es intrínsecamente análoga a democracia. Una ley puede dificultar el desarrollo democrático de un país. Por ejemplo, la ley que regula los procedimientos del sistema electoral español permite que un partido, con una minoría de votos notable, controle el Senado. El carácter sesgado de la ley española (que queda también reflejado en la ley electoral catalana) permite que una minoría tenga poder sobre una mayoría, y ello ocurre constantemente en el sistema representativo español (y catalán).

De ahí que desobedecer la ley no sea equivalente a ser antidemocrático. En realidad, la desobediencia civil ha sido una constante en el mejoramiento del sistema democrático. El hecho, además, de que tal desobediencia se quiera castigar con medidas represivas de tipo policial y judicial es, como indiqué en el párrafo anterior, característico de sistemas con una escasa cultura democrática. Dicha desobediencia debe tener una respuesta política y, si se da el caso, incluso administrativa (como las inhabilitaciones), pero no debe recurrirse a una respuesta policial, judicial o militar.

II. FAKE NEWS DEL ESTABLISHMENT INDEPENDENTISTA

Habiendo mostrado las falsedades que se reproducen en el discurso unionista dominante, paso a mostrar las falsedades en el discurso secesionista.

  1. Hay un mandato popular para que Catalunya se separe de España (?!)

La proclamación de la independencia no puede basarse en la existencia de un mandato popular, como constantemente acentúan líderes independentistas. Ni las elecciones (que les dieron una mayoría en el Parlament – 70 de 135 escaños – que no se corresponde con una mayoría electoral – 47,51% de votos independentistas, frente al 52,05% de votos no independentistas –, debido a una falta de proporcionalidad en el sistema parlamentario catalán) ni las encuestas muestran que la mayoría de la población catalana desee la independencia. Todo lo contrario, la evidencia apunta que la mayoría de la población catalana no desea la secesión. Este es el punto débil de su legitimación y justificación: no hay un mandato popular para la secesión. La declaración de independencia aprobada en el Parlament, que considera establecida la República Catalana, es profundamente antidemocrática, pues no refleja la voluntad de la mayoría.

Según datos del barómetro del CEO de junio de 2017, en Catalunya, en general, las personas con un nivel de renta familiar superior a 1.800 euros quieren la independencia, mientras que no la quieren los que pertenecen a tramos de renta inferior. Por lo tanto, los datos muestran que son precisamente las clases populares en general y la clase trabajadora en particular las que están más en desacuerdo con la secesión. Los datos están ahí para todo el que quiera verlos. Es el punto más flaco del procés. Su proceso hacia la independencia es profundamente antidemocrático, y están utilizando todos los medios – incluyendo medidas antidemocráticas como el abusivo control de los medios de comunicación públicos de la Generalitat – para alcanzar sus objetivos.

  1. El “referéndum” del 1 de octubre avala el mandato de secesión (?!)

Tal argumento parece desconocer lo que se requiere para que un referéndum sea considerado un referéndum. Una de las condiciones para que pueda hablarse de referéndum es que exista una pluralidad de opciones con plena capacidad de decisión y debate de alternativas, es decir, que se muestren todas las alternativas y que puedan ser debatidas. Debería estar claro que las condiciones en las que se realizó dicho referéndum – con control, utilización y masiva instrumentalización de los medios públicos por parte de la Generalitat – no garantizaron el debate y su credibilidad. Se confundió agitación con debate. Ahora bien, el hecho de que no pueda definirse como referéndum, no excluye que podría considerarse como un acto de protesta en contra en Estado central, como muchos participantes  hicieron, siendo en este sentido un acto efectivo de denuncia de su nula vocación democrática. Ello no justifica, sin embargo, que se considere como un mandato popular para declarar la independencia. Incluso considerando como válidas las cifras dadas por la Generalitat, nos encontramos que solo un 38% del censo electoral votó a favor de la independencia en el día 1 de octubre. No puede tomarse este bajo porcentaje como muestra de un mandato popular. Es más, un número elevado de votantes votó para mostrar su oposición y desacuerdo con el gobierno Rajoy, situación que fue incluso más acentuada por la tarde de aquel día, cuando hubo gente, como yo, que salimos a la calle para votar como protesta frente a la brutalidad policial, que se había mostrado en las noticias del mediodía.

  1. Los dirigentes independentistas representan a toda la población catalana (?!)

La posición de los independentistas, que estaban ganando la batalla ideológica a nivel internacional, fue debilitada cuando se supo de la ideología que alimentaba el secesionismo del Sr. Torra, elegido presidente, pasando a ser el dirigente del movimiento independentista. El hecho de que definiera a los catalanes no catalanoparlantes (la mayoría de la clase trabajadora) como ciudadanos de segunda categoría tuvo un impacto internacional muy denigrante para este país. Su etnicismo (casi racista) identificó al  independentismo como un movimiento de ultraderecha xenófobo. Haber acusado al presidente Montilla de no ser merecedor de tal cargo al ser inmigrante y no suficiente catalán, fue un indicador de un pensamiento xenófobo que ha alarmado a la opinión internacional. Hay que subrayar que tal etnicismo, que ya se presentó en su día en el pujolismo, está asustando a gran parte de la opinión internacional, creando a la vez unas enormes tensiones dentro de Catalunya. Sin embargo, debe subrayarse también que este etnicismo, aunque característico de sectores dirigentes de la derecha catalana nacionalista, no es representativo de grandes sectores del independentismo republicano.

  1. El procés estimulará las posibilidades de cambio en España (?!)

Esta aseveración, utilizada frecuentemente por secesionistas, tiene poca evidencia que la avale. En realidad, el procés ha dañado considerablemente las posibilidades de cambio en España, pues al presentarla como “incambiable” ha ayudado a facilitar el distanciamiento de los españoles en contra de ellos, dificultando enormemente la posibilidad de cambio en España. En realidad, no hay evidencia de que tal movimiento represente una amenaza al régimen de 1978. Todo lo contrario, lo está reforzando, pues al polarizar la situación, presentándola como un conflicto entre la España opresora (que roba a los catalanes) y la Catalunya victimizada, refuerza el apoyo popular de los españoles al Estado central, que se presenta como el defensor de la unidad de España, impidiendo que cristalice una resistencia popular frente al estado monárquico a lo largo del territorio español, canalizando el sentir popular hacia la monarquía, presentándola como garante de tal unidad.

 Está claro que la monarquía y el gobierno Rajoy, al perder su apoyo popular, consecuencia del impacto negativo de sus políticas neoliberales impuestas a la población y de la amplia percepción de su corrupción, estuvieron utilizando el conflicto con los independentistas para recuperar tal apoyo. Lo mismo está ocurriendo, por cierto, en el bando secesionista. La conversión de Convergència – la derecha catalana – al independentismo es un claro ejemplo de oportunismo político para esconder su profunda corrupción y su complicidad en la implementación de aquellas políticas neoliberales.

  1. Soberanismo e independentismo es lo mismo (?!)

En realidad, el gran error del independentismo es el de identificar el derecho a decidir única y exclusivamente con la independencia. Ello anula la posibilidad de conseguir la soberanía que representa el derecho a decidir, pues la mayoría de catalanes es soberanista pero no secesionista. El derecho a decidir es el derecho a escoger entre varias alternativas. Hoy el uso del soberanismo por parte de los independentistas está dañando el secesionismo pues la monopolización de su uso lleva a una excesiva identificación entre soberanismo e independentismo. Tal monopolización, dando siempre protagonismo al independentismo, dificulta la defensa del derecho a decidir y de la democracia. Esta monopolización aparece también en la defensa de los presos y exiliados que se utiliza para promover siempre el independentismo, bajo la fachada de defender la democracia.

Una persona puede ser soberanista y, sin embargo, no independentista. Soberanía quiere decir que la población decide. Y puede decidir compartir con España elementos importantes de tal soberanía, lo cual puede también ocurrir sin afectar negativamente al bienestar de las poblaciones que viven en el sistema político que reúna varias soberanías. La evidencia de que el Estado español está excesivamente centralizado es abrumadora (ver mi último artículo “Las consecuencias negativas de la excesiva centralización del Estado español”, Público, 30.08.18). De ahí que no solo deba descentralizarse, sino también redefinirse y cambiar su soberanía uninacional por una plurinacionalidad con distintas soberanías, que no quiere decir, como dicen los jacobinos, que se diluya la solidaridad entre las distintas poblaciones soberanas. El discurso y tensiones actuales están dificultando y obstaculizando el desarrollo de estas posibilidades. Y que ello ocurra se debe a intereses meramente partidistas de los dirigentes nacionalistas españoles y catalanes.

  1. Solo hay dos soluciones: la unión o la secesión (?!)

Esta ha sido hasta ahora la postura de los dirigentes de ambos bandos, lo cual favorece la movilización de sus bases. Su enorme dominio de los medios de comunicación favorece tal polarización, acusando de ambigüedad a los que se oponen a esta. No hay, sin embargo, ninguna ambigüedad. Hoy la postura más valiente, necesaria y más sensible a las necesidades de la gente normal y corriente es la de, en primer lugar, denunciar al Estado monárquico central, heredero del sistema dictatorial anterior, que aun siendo distinto a él, ha mantenido una cultura y unos comportamientos que exigen su denuncia. Oponerse al comportamiento antidemocrático del Estado español en su relación con los independentistas es una exigencia de cualquier persona o formación política democrática.

Pero por mera coherencia democrática debe también denunciarse el comportamiento antidemocrático del independentismo catalanista, pues no tiene un mandato de la población que vive y trabaja en Catalunya para establecer un Estado independiente. Tal denuncia debe ir acompañada con una clara denuncia de la complicidad del partido de derechas que ha gobernado Catalunya durante la mayor parte del periodo democrático (primero con el apoyo de Unió Democràtica y después con el de ERC y la CUP) con el Estado español en el desarrollo de políticas que han dañado la calidad de vida y el bienestar de la mayoría de las clases populares, partido que, por cierto, no es menos corrupto que el PP en España. Hacer esta denuncia no es, como los independentistas subrayan, “equivalencia” en cuanto al comportamiento de los dos bloques. Cualquier crítica es ocultada respondiendo que es injusto atacar a las víctimas a la vez que a los victimarios. Este argumento – fake news – sirve para ocultar cualquier crítica. Y no puede tolerarse, pues, en contra de de lo que supone tal acusación, su victimismo les favorece desde el punto de vista partidista, además de olvidar que su comportamiento está victimizando a las clases populares, pues su atención sobre el tema nacional es una ocultación de su responsabilidad por haber creado la enorme crisis social en Catalunya, donde la mayoría de jóvenes ya no vivirá mejor que sus padres. Así de claro.

Cuando nadie paga a los periodistas

5 octubre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

El periodista freelance Hibai Arbide Aza, de origen español pero radicado en Atenas, desde donde colabora como corresponsal con el canal de televisión Telesur,  tuiteaba el pasado 24 de julio dos propuestas que le llegaron por mensaje directo a su cuenta de Twitter durante los graves incendios declarados en Grecia. Transcribo textualmente las conversaciones que difundió Hibai Arbide mediante capturas de pantalla:

– Hola Hibai, soy X de Telecinco, del programa de Ana Rosa. Nos gustaría contactar contigo para que nos contases cómo se está viviendo todo. Puedes pasarme tu teléfono personal?

– ¿Cuánto pagáis?

– No pagamos, lo siento, solo sería una conversación por skype.

– Eso que llamáis “solo una grabación” es mi trabajo de corresponsal y no trabajo gratis.

La otra conversación es la siguiente:

– Buenos días Hibai! Contacto contigo de parte de X, emisora de radio catalana, porqué estamos buscando a algún catalán/español (a poder ser periodista como tú) para que nos informe, en antena, sobre los incendios de Atenas. Nuestro programa es de 16h a 19h y entrarías al principio de todo, a las 16h. Espero tu respuesta, muchas gracias!

– No he entendido bien ¿pedís una crónica pagada a un periodista, o un testimonio sin pagar?

– Hola buenas! Era para tener un testimonio, pero ya hemos encontrado otro testimonio, muchas gracias igualmente.

– Para la próxima, si buscáis periodistas pagad.

Otro periodista freelance en Túnez,  Ricard González, cuenta que desde Telecinco, con motivo de un atentado en 2015, le llamaron, le grabaron la conversación sin su permiso y luego la emitieron en el noticiero como si fuera su enviado.

Resulta muy habitual que los medios llamen a algún periodista, más o menos cercano al lugar de los hechos, insinuando que solo quieren una opinión personal o un comentario cuando en realidad lo que están es ahorrándose en corresponsal o enviado especial. Muchos estamos acostumbrados a que, cada vez que sucede en España un acontecimiento de relevancia internacional, nos llamen de algunos medios latinoamericanos, según dicen, para recoger nuestros comentarios, no les importa que el hecho suceda en Madrid y uno se encuentre en Barcelona o Las Palmas. Las audiencias escuchan a alguien que está en el país (no necesariamente en el lugar de los acontecimientos) y lo asocian con una cobertura periodística de los hechos. Y no se trata de medios comunitarios o pequeños medios locales, sucede incluso con radios públicas estatales que, de esta forma, se ahorran el gasto de corresponsales o enviados.

Ya hoy va siendo muy extraño que un medio elija un periodista, le pague el viaje y los gastos y lo tenga cubriendo un determinado acontecimiento en un lugar lejano. Eso, que parecería lo lógico y siempre lo fue, hoy es casi ciencia ficción. La realidad suele ser diferente y con toda una diversa casuística en la que no suele entrar el caso del medio que paga dignamente al periodista y cubre sus gastos. Hay medios, e incluso profesionales a título personal, que organizan un crowdfunding en Internet para recaudar fondos con los que viajar y escribir sus reportajes. Por ejemplo, convocan un crowdfunding durante tres meses para conseguir entre 600 y 1.400 dólares que cuesta un reportaje de investigación. Lo paradójico es que se necesita más tiempo -y probablemente más esfuerzo- para conseguir el dinero que para hacer el reportaje. Eso sin contar todo el trabajo por conseguir fondos para reportajes que no lograron la ayuda necesaria.

En otras ocasiones, los gastos de los periodistas son cubiertos por asociaciones y colectivos que organizan algún evento. El mercantilismo imperante en el periodismo ha provocado que todo contenido informativo que no sea negocio o interés político quede fuera de objetivo. La Marcha Mundial de las Mujeres denunciaba en Mali que, además de pagar para que los medios fueran a cubrir determinada actividad, hay que ofrecer alimentación y transporte a los profesionales de la prensa. Yo mismo pude escribir varios reportajes y entrevistas desde Gaza porque viajé con parte de los gastos cubiertos por la Asociación Internacional de Juristas Demócratas o desde el Sáhara gracias a los organizadores del Festival Internacional de cine del Sahara. Se trata de reportajes que, en el caso de la prensa escrita, nunca se pagan por encima de los 150 euros, es imposible que cubran los gastos si no encuentras alguien que los asuma. Cada vez más encontramos en nuestros países reportajes que se hacen con el presupuesto de las ONG para el desarrollo que cubren los gastos de enviados especiales a un país. Si esas organizaciones no desviasen un dinero -que debería ser para el desarrollo- ningún medio aceptaría destinar gasto alguno a los periodistas para informar de esos acontecimientos. Estamos ante una grave irregularidad periodística porque el resultado es que un acontecimiento será noticia o no en función de que alguien -que no es el medio periodístico con un criterio profesional- haya pagado los gastos y honorarios del periodista.

La precariedad del periodismo y la naturalidad con la que se asume es tremenda. Son numerosos los medios que sistemáticamente no pagan a sus redactores ni a sus columnistas de opinión. Numerosos y de todo el espectro ideológico. Unos porque los explotan laboralmente, otros porque apelan a su simpatía ideológica y otros escudándose en que están comenzando a andar. Es habitual ese razonamiento de que se trata de una cooperativa de periodistas que, como acaba de nacer, por ahora no pagan a los colaboradores, quizás más adelante cuando se consoliden puedan permitirse pagarles. Ninguna cooperativa de fontaneros diría a un fontanero externo que a él no le pagan porque de momento los ingresos se los guardan para los cooperativistas accionistas, más bien al contrario, los primeros pagos son para los profesionales externos y los accionistas son los que asumen el trabajo gratuito a la espera del éxito del proyecto.

Sin duda las audiencias y los lectores tienen también responsabilidad en lo sucedido. La saturación informativa y el concepto de que tenemos derecho a estar informados hace olvidar que la buena información alguien la debe pagar. El desprecio de gran parte de la ciudadanía al valor del trabajo periodístico y, por tanto, a su pago, bien directo o indirecto, ha provocado que nos encontremos con un producto absolutamente depreciado en su valor de cambio. Los medios no pagan viaje, gastos y honorarios a un periodista para enviarlo a Gaza o Siria porque los ciudadanos no son conscientes del valor y el coste de un reportaje in situ desde esos lugares. O vamos reconociendo y apreciando el valor de esas informaciones y reportajes o solo seremos testigos de las noticias que tengan detrás un interés que nada tenga que ver con el periodismo.

Las falsedades de la supuesta recuperación económica promovida por el pensamiento neoliberal dominante

9 septiembre, 2018

Fuente: http://www.vnavarro.org

Vicenç Navarro, 16 de agosto de 2018.

Vicenç Navarro
Catedrático Emérito de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universitat Pomepu Fabra

Se está creando la percepción en los países del capitalismo desarrollado de que la Gran Recesión -que ha causado un deterioro muy acentuado del bienestar y calidad de vida de la mayoría de sus poblaciones- es un hecho del pasado, consecuencia del supuesto éxito de las políticas neoliberales que los gobiernos de estos países han ido aplicando durante este período. Estas políticas han consistido en reformas laborales (supuestamente encaminadas a favorecer la flexibilidad de los mercados laborales) y recortes del gasto público, incluyendo del gasto público social (en servicios públicos como la sanidad, la educación, la vivienda social, los servicios sociales, las escuelas de infancia, los servicios domiciliarios, y otros; y en transferencias públicas, como las pensiones) que se aplicaron para reducir el supuestamente excesivo déficit público que estaba “ahogando” a la economía, como consecuencia de una “excesiva generosidad de los derechos sociales” que tenía que corregirse y revertirse mediante la imposición de políticas de austeridad.

El “supuesto éxito” de las políticas públicas neoliberales

Según los establishments político-mediáticos que promueven la sabiduría convencional en cada país, estas medidas han tenido un gran éxito habiendo recuperado el rigor y la eficiencia de sus economías. Como prueba de ello, presentan indicadores que -según afirman- reflejan tal recuperación como, por ejemplo, el aumento del crecimiento económico y la disminución del paro. Esta promoción de las políticas neoliberales va acompañada, por lo general, de referencias al “supuesto gran éxito” de la economía estadounidense -máximo referente del pensamiento neoliberal-, que se atribuye a la gran flexibilidad de su mercado de trabajo y a su escaso gasto público (el más bajo, una vez descontado su gasto militar), muy acentuado en el caso del gasto público social (responsable de que EE.UU. sea el país capitalista desarrollado con menor protección social). Según explica la sabiduría convencional -de clara sensibilidad neoliberal- este país, después del colapso de su economía (de 2007 a 2009 su PIB bajó un 4%), recuperó, a partir del 2009, su tasa de crecimiento (un promedio de 2,1% anual), lo que provocó un gran descenso del paro, que de ser del 10% pasó a ser el más bajo del mundo capitalista desarrollado, con un 3,8%.

Lo que esconden los indicadores del “supuesto éxito”: el deterioro muy notable del bienestar y calidad de vida de las clases populares

Lo que tales argumentos ocultan o desconocen es que, en gran parte de los países capitalistas desarrollados, las cifras del paro tienen un valor muy relativo para medir el grado de eficiencia del mercado laboral, pues excluyen a grandes sectores de la población que sufren las consecuencias del gran deterioro del mercado laboral (causado por tales políticas neoliberales), y que no quedan reflejados en la tasa de paro. Este indicador de paro no incluye, por ejemplo, la población que trabaja en situación parcial y temporal que querrían hacerlo a tiempo completo (la población empleada subocupada), un problema grave creado por las reformas laborales. Este sector ha sufrido un notable aumento, alcanzando su máxima expresión en el trabajo precario, muy generalizado hoy en la gran mayoría de países capitalistas desarrollados. En España se habla mucho (con razón) del elevadísimo paro, pero no se habla tanto del elevadísimo nivel de precariedad entre la población empleada. Los contratos más frecuentes en España son los que duran 15 días y una cuarta parte del total tiene una duración de 7 días, siendo este el tipo de contrato que ha aumentado más desde el inicio de la crisis en 2007. Desde que se inició la crisis, casi el 60% del empleo creado ha sido -precisamente- de carácter temporal y parcial.

Otro sector de la población que no se incluye en la tasa final del paro es la gente que ha abandonado la búsqueda de puestos de trabajo por no encontrarlo. En EE. UU., en caso de incluirse este sector de la población, la tasa de paro ascendería a un 7,6%. En realidad, si se sumaran los desempleados, los empleados subocupados y los que se han desanimado en su búsqueda de puestos de trabajo, la cifra de paro ascendería a un 10,9% (17,6 millones de personas). Esta trágica (y no hay otra manera realista de definirla) situación, muestra las limitaciones de utilizar la tasa de paro como el indicador principal de eficiencia del mercado de trabajo. El “éxito” en la reducción de la tasa de paro, se ha conseguido a costa de un enorme crecimiento del paro oculto, de la precariedad y del desánimo en el que se encuentran grandes sectores de las clases trabajadores en estos países, que representan la mayoría de las clases populares.

En el país modelo neoliberal, EE.UU., a estos datos debe sumarse otro factor raramente mencionado cuando se analiza el tema del paro: el elevadísimo porcentaje de la población que está encarcelada. Los presos de aquel país son 2,2 millones de personas, tres veces superior al promedio de los países de semejante nivel de desarrollo económico. Sin lugar a dudas, si el porcentaje de la población encarcelada fuera semejante a la existente en la mayoría de países de la UE, el número de personas sin trabajo y que lo están buscando (así como las tasas del paro oficial) sería incluso mucho mayor que el enunciado en las cifras oficiales de paro. En realidad, la elevada encarcelación es una de las causas de que el paro aparente ser tan bajo en EE.UU.

Los elevados costes de las reformas laborales y otras medidas neoliberales

En España, la aplicación de las políticas neoliberales creó un enorme deterioro del mercado laboral español. Todavía hoy, cuando se asume que la economía se ha recuperado, solo la mitad de los puestos de trabajo perdidos (3,8 millones) durante el inicio de la crisis (2008-2013) se han recuperado. Pero como en el caso de EE.UU., si sumamos a las personas que están en paro (17%) las personas que están subocupadas (personas que trabajan a tiempo parcial involuntario) y las que han abandonado la búsqueda de trabajo, desanimados en encontrarlo, la cifra de paro real aumentaría a un 28%, es decir, casi el doble.

Repito pues, una observación que, a pesar de su gran importancia, apenas es visible en los fórums mediáticos y políticos del país: el descenso del paro oculta el gran crecimiento del paro oculto, de la precariedad y del desánimo. Esta es la realidad que se desconoce e ignora, y que ha causado grandes protestas populares en todos los países, canalizadas por los movimientos antiestablishment.

¿Por qué los salarios no suben -e incluso continúan bajando- cuando el desempleo supuestamente se está reduciendo?

Estas cifras reales de personas desocupadas -que no quedan reflejadas en los indicadores de paro- explican que haya una enorme reserva de personas en necesidad de trabajo. Es más, a las personas que constituyen esta gran reserva de gente buscando trabajo hay que añadir los millones de trabajadores que existen en reserva en países menos desarrollados, cuyos trabajadores aceptan salarios mucho más bajos y las condiciones de trabajo mucho peores que en los países capitalistas desarrollados. De ahí que la desregulación del mercado de trabajo (una de las mayores medidas neoliberales) haya ido acompañada de otra gran medida neoliberal: la desregulación de la movilidad de capitales (con la globalización de las llamadas multinacionales) que está empoderando al mundo empresarial frente al mundo del trabajo. La amenaza del desplazamiento de empresas a países con salarios bajos es una de las medidas disciplinarias más comunes hoy en los países capitalistas desarrollados, en contra de los trabajadores.

Como parte de esta desregulación del movimiento de capitales se ha promovido la otra cara de la moneda, es decir, la promoción de la movilidad de los trabajadores, favoreciendo la inmigración como medida para garantizar la disponibilidad de trabajadores que, por la vulnerabilidad asociada a la condición de inmigrantes aceptan salarios más bajos y peores condiciones de trabajo.

Estos datos explican que, a pesar del descenso del nivel de paro oficial, los salarios no suban. Si tal cifra de paro fuera real, la clase trabajadora estaría más empoderada en su negociación con el mundo empresarial, a fin de obtener salarios más altos. El hecho de que ello no ocurra se debe al enorme debilitamiento de la case trabajadora y del mundo del trabajo, incluyendo sus sindicatos, que se traduce en la enorme disponibilidad de trabajadores potenciales, estén estos dentro o fuera del país. 

La gran debilidad del mundo del trabajo: el objetivo de las políticas neoliberales

Hemos visto así que uno de los principios del pensamiento económico dominante -el subrayar que el descenso del paro crea un aumento de los salarios– no se ha realizado: los salarios no han estado subiendo durante la recuperación. Antes al contrario, han estado descendiendo. De nuevo, mirando el modelo estadounidense vemos que el trabajador (no supervisor) de EE.UU. recibe hoy un salario que es un 4% más bajo que en el año 1972 -hace 46 años- y ello a pesar de que la productividad de este tipo de trabajador se ha más que doblado durante este período. La riqueza creada por este aumento de la productividad no ha beneficiado, sin embargo, al trabajador, sino a todos los demás que están por encima de él, desde sus supervisores, empresarios y equipos de dirección, así como a los financieros que manipulan el crédito y especulan con los beneficios empresariales conseguidos por el descenso de los salarios.

Esta situación se ha dado también en las economías europeas, incluida la española. En la gran mayoría de países europeos, el crecimiento de la productividad ha sido mayor que el crecimiento de los salarios, realidad que ha estado ocurriendo desde el inicio de período neoliberal, a finales de la década de los años setenta del pasado siglo, hasta ahora. En otras palabras, esta situación ha contribuido a que el PIB de tales países haya subido más rápidamente que los salarios (que en muchos países, como EE.UU., han incluso bajado) (ver: P. Dolack, Flat Wages ZCommunications, 2018).

Lo mismo o peor está ocurriendo en España

En España los salarios han bajado también. Ha sido un descenso del 10% durante el período de aplicación máximo de las políticas neoliberales (2008-2014) (afectando primordialmente a las mujeres y a los jóvenes), permaneciendo estables (o bajando en el sector privado), perdiendo así capacidad adquisitiva al crecer en menor grado que la inflación. En realidad, los salarios para los mismos puestos de trabajo, desde 2008 a 2015 descendieron un 12%. Ello ha estado ocurriendo a la vez que la productividad del trabajador (productividad real por hora trabajada) ha ido aumentando mucho más rápidamente que los salarios. El excedente se ha destinado a incrementar los beneficios empresariales, a las rentas superiores, aumentando con ello las desigualdades, siendo estas últimas de las más acentuadas en la Unión Europea.

Como resultado de ello, las rentas del trabajo han ido descendiendo en todos los países a la vez que las rentas del capital han ido subiendo. En España, este cambio en la distribución de las rentas ha sido uno de los más marcados. Como bien dijo en su día el magnate empresarial Warren Buffet, hay “una lucha de clases y la hemos estado ganando”. Y esta victoria se extiende a todos los niveles, de tal manera que la ideología del gran mundo empresarial -el neoliberalismo- continúa siendo hegemónica en las instituciones políticas y mediáticas, a pesar del enorme fracaso de lo que han significado en el quehacer económico del país. Ahora bien, la expresión “desastre” es relativa, pues para el mundo del capital y de sus gestores, la economía ha ido muy bien. Y lo que deseaban, es decir, la disminución de los salarios, de las expectativas de los trabajadores y el descenso (y, en ocasiones, el desmantelamiento) de la protección social, ha sido su gran “éxito”.

¿Cómo se ha conseguido la victoria neoliberal?

Lo que hemos visto es cómo la aplicación de las políticas públicas neoliberales ha debilitado los instrumentos creados por el mundo del trabajo para defender sus intereses, como los sindicatos. Las reformas laborales, por ejemplo, estaban encaminadas a “flexibilizar” el mundo del trabajo. El término flexibilizar quiere decir eliminar los derechos laborales y sociales conseguidos por los trabajadores durante la época dorada del capitalismo (1945-1980), donde un pacto social se había conseguido entre el mundo del capital y el mundo del trabajo. De ahí que la solución exigiría un cambio político, observación especialmente importante, pues las causas políticas del deterioro del mercado de trabajo se ignoran constantemente, atribuyendo tal deterioro a la automatización, a la robotización o a cualquier otro elemento, sin tener en cuenta que, a su vez, tales variantes técnicas son determinadas por el contexto político.

Parte de este debilitamiento del mundo del trabajo han sido los cambios en los partidos políticos que habían sido creados por este y que se han ido distanciando de su base electoral, haciendo suyas muchas de las medidas neoliberales que han contribuido a tal distanciamiento. El creciente control de estos partidos políticos (la mayoría de tradición socialdemócrata) por la clase media ilustrada (profesionales de formación universitaria que desarrollan intereses de clase propios, distintos a los que había sido su base electoral) explica su renuncia a políticas redistributivas y su conversión al neoliberalismo, tal y como ha ocurrido con los gobiernos Clinton, Obama, Blair, Schröder, Hollande, Zapatero, entre otros.  El colapso de la socialdemocracia y otras izquierdas es un indicador de ello.

Es lógico y predecible que los movimientos antiestablishment de base obrera hayan ido apareciendo como respuesta

Esta situación explica el surgimiento de los movimientos antiestablishmentque protestan por la pérdida de la calidad de vida de las clases populares, causada por las reformas laborales, por las políticas de austeridad y por la globalizaciónEl abandono por parte de las fuerzas gobernantes de izquierdas de las políticas redistributivas que las caracterizaron en el pasado (aduciendo que eran “anticuadas” o “imposibles de realizar”), y su compromiso con el neoliberalismo, fue el responsable del surgimiento de tales movimientos. El establishment político-mediático neoliberal atribuye tales movimientos a un crecimiento del nacionalismo, racismo, chovinismo, o cualquier ismo que esté de moda en estos centros.

Y cada una de las características de estos movimientos es respuesta directa al ataque neoliberal. El nacionalismo, por ejemplo, es una protesta frente a la globalización. Su antiinmigración es un indicador de rechazo a la globalización del mundo del trabajo, en respuesta a su ansiedad y temor a la pérdida su empleo o a la dificultad en encontrarlo. Y su antiestablishment es consecuencia de verlo como responsable de las políticas que les perjudicaronEn EE.UU., por ejemplo, no hay evidencia de que el racismo se haya incrementado. En realidad, los votantes que hicieron posible la elección de Trump en el Colegio Electoral de EE.UU. procedían de barrios obreros en áreas desindustrializadas que habían votado a un negro, el candidato Obama, para la presidencia en las elecciones anteriores. Y en 2016, Trump ganó por que Clinton representaba al establishment, al ser Ministra de Asuntos Exteriores y máxima promotora de la globalización, responsable de las políticas públicas que habían estado dañando a la clase trabajadora.

La demonización de las protestas populares antiestablishment

Es característico del establishment político-mediático definir como “retrógrados” y “basura social” -como hizo la Sra. Clinton- estas protestas de los que se han opuesto a las medidas neoliberales que han dañado enormemente la calidad de vida de las clases populares. En realidad, era fácilmente predecible que Trump ganaría las elecciones (y así lo anunciamos algunos pocos cuando se iniciaron las primarias del Partido Republicano y más tarde cuando se eligió el Presidente). Las clases trabajadoras, dañadas por tales políticas, están mostrando su rechazo a los establishments político-mediáticos. La única alternativa que hubiera podido ganar a Trump era el candidato socialista Bernie Sanders, que pedía una revolución democrática, y así lo mostraban las encuestas. La destrucción de la candidatura Sanders por parte del partido demócrata, controlado por la candidata Clinton, fue un elemento clave en la victoria de Trump. Ni que decir tiene que las clases trabajadoras no son el único sector que presenta tal rechazo, aunque si que son las más movilizadas por ser también las más perjudicadas. Y lo mismo ha ocurrido en casi cada país europeo. Desde el Brexit en el Reino Unido, al surgimiento de la ultraderecha a lo largo del territorio europeo son síntomas de ello. El abandono del proyecto auténticamente transformador por parte de los partidos de izquierda explica la canalización del enfado popular por parte de partidos radicales de ultraderecha.

En España, la aplicación de las políticas neoliberales de los gobiernos Zapatero primero y Rajoy después, afectaron muy negativamente al bienestar de las clases populares, que generó el movimiento de protesta y rechazo llamado 15-M, un soplo de aire fresco en el clima neoliberal promovido por los establishments político-mediáticos del país, y que cristalizó más tarde en Podemos. Este partido en poco tiempo se convirtió en una de las mayores fuerzas políticas del país, con un enorme impacto canalizando el enorme enfado y rechazo hacia las políticas neoliberales. Ello previno la movilización de la ultraderecha como instrumento de protesta, debido en gran parte a que esta estaba ya en el partido gobernante -el Partido Popular-, mayor impulsor del neoliberalismo (junto con Ciudadanos). De ahí que, el compromiso de tal partido con el neoliberalismo sea uno de los mayores obstáculos para que capitalice el enfado de las clases populares, por muy nacionalista y antiinmigración que se presente, como intenta su nuevo dirigente, Pablo Casado. Un tanto parecido ocurrirá con Ciudadanos, que está hoy utilizando su nacionalismo para ocultar su neoliberalismo.

La única salida a esta situación es que exista una amplia alianza de movimientos sociales y fuerzas políticas que rechacen el neoliberalismo, la globalización y la desregulación de los mercados laborales, así como de la movilidad de capitales y trabajadores a nivel internacional, que ha estado creando un enorme dolor a las clases populares. A no ser que exista este rechazo a las políticas neoliberales actuales, no veo posibilidades de cambio. Así de claro.

Perlas informativas del mes de agosto de 2018

7 septiembre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Internacional

EEUU se desangraba

En el informativo de TVE del 7 de agosto informan de la salida de un disco de música hace 50 años. Para contextualizarlo dicen que en ese año “EEUU se desangraba en la guerra de Vietnam”. Bueno, en realidad quien se desangraba con las bombas y el napalm era Vietnam, no EEUU.

Vida de excesos

“La joven empezó a sentir el desprecio del cineasta muy pronto, especialmente por su negativa a participar en orgías o consumir drogas”, dice el texto de la noticia. Pero había que poner un titular contundente ( ABC, 9 de agosto). Total, era guapa, famosa y está muerta, se puede decir todo de ella.

asesinato manson

Ahora Macri es peronista

Aquí el redactor jefe de Economía de Libertad Digital cuando apoyan al candidato neoliberal para un gobierno y luego cuando aparecen los resultados de sus políticas ( tuit de Nuevas Degeneraciones).

macri bueno
macri malo

Periodismo basura

El canal argentino TN (Todo Noticias) poniendo en práctica, literalmente, el periodismo basura el 27 de agosto.

Sus bebés

Es que los bebés no son “de las familias españolas”, un detalle que omiten en el titular ( El Mundo, 28 de agosto). Independientemente de lo que se opine sobre los vientres del alquiler, esos bebés son fruto del espermatozoide del hombre español que se desarrolló en el vientre de una mujer ucraniana que se quedó embarazada y dio luz al niño. Y eso, en mi pueblo y en la legislación española, siempre se ha llamado madre.

sus bebes de alquiler el mundo

España

¿Solo por unas gafas?

Bueno, por robar unas gafas de sol y por agredir a un empleado del comercio, y por intentar atropellar a los guardias de seguridad, y por conducir sin carné. Y es que hay que ir a la letra pequeña de los subtítulos para entender los asuntos ( El Español, 1 de agosto).

el espanol detenido manada gafas.jpg

Eliminar el calor… y la lengua

Mirad qué buena imagen han elegido en  El Diario de Ibiza el 3 de agosto para ilustrar esta noticia. Cómo hacer un aire acondicionado casero y, de paso, conseguir que el niño deje de hablar cortándose la lengua.

diario ibiza aire acondicionado.jpg

Ser de los nuestros o no

Lo contaba en un tuit el periodista deportivo Fonsi Loaiza. Arturo Vidal cuando no juega en el Barça: es “el borracho de Chile” (Sport, 13 de octubre de 2017) y cuando juega en el Barça es “el Messi de los centrocampistas” (Sport, 4 de agosto de 2018).

sport futbolista borracho.jpg
Sport futbolista Messi

Viaje en el tiempo

Aquí Canal 8 Murcia, del Grupo Intereconomía, el 4 de agosto. Pero de 2018. ¿A qué creíais que era un viaje en el tiempo?

canal 8

 Prohibido o no, qué más da

¿Sabes que no está prohibido pero que te vamos a multar? ( tuit Guardia Civil, 6 de agosto). Espero que no suceda con otros muchos temas.

tuit guardia civil

La muerte no importa, el vídeo

Murió una persona que iba en el coche, pero lo que mola es el vídeo de cómo cae el vehículo. Eso sí que es una noticia ( La Razón, 9 de agosto).

la razon coche pantano

Migrantes como munición

Portadas de ABC  el 17 de junio y el 14 de agosto. En el primer caso el gobierno acogió a los emigrantes del Aquarius y en el segundo se negaba a hacerlo. Como se aprecia por las portadas del diario, la cuestión no es que se tenga una línea editorial a favor o en contra de acoger los emigrantes, las vidas de los emigrantes solo son munición contra un gobierno.

migrantes del aquarius

 Otra que se muere el día que detienen a su marido

Parece que cuesta decir en el titular que un hombre es detenido acusado de asesinar a su esposa de dos tiros ( RTVE, 19 de agosto).

rtve muere y detienen

La seguridad del Estado (mafioso)

El problema no es que haya una mafia policial actuando desde 2005 sin que se tomen medidas, el problema resulta que es un comisario que lo saca a la luz y pone en peligro la seguridad del Estado ( El País, 21 de agosto).

villarejo seguridad del Estado

Titulares para pinchar

Hubo un tiempo en el que a los periodistas nos enseñaban a hacer titulares que ofrecieran la mayor información posible. Ahora se trata de no informar en el titular para que el lector pinche. Por eso titulan así en lugar de decir que “Lidl comenzará a vender por internet” ( Huffington Post, 21 de agosto).

lidl internet

Y seguimos con otro ejemplo de titular que evita premeditadamente informar. Un estudio clínico estadounidense ha mostrado que la cantidad de alcohol que se puede consumir sin perjuicio para la salud es cero. Parece sencillo deducir cuál debería ser el titular de la noticia. Pues el titular que preparó  El Español el 24 de agosto fue este, justo con el objetivo de que pinches en la noticia si quieres informarte.

el espanol alcohol beber

Los emigrantes heridos no se cuentan

En  El País del 23 de agosto saben contar los emigrantes que saltan la valla, los guardias civiles heridos y cuando llega el momento de contar los emigrantes heridos se les olvida sumar.

emigrantes heridos

Prioritario

“Casi el 62% de los españoles no ve prioritario exhumar los restos de Franco”, titulaba  ElEconomista el 26 de agosto haciéndose eco de una encuesta del diario La Razón. De ese modo se insinúa que ese porcentaje de población discrepa de la decisión del gobierno sobre la exhumación. Pero la encuesta tiene trampa porque no considerarlo prioritario no quiere decir que a esas personas les parezca mal la decisión. A muchos no nos parece prioritaria la construcción de una carretera de circunvalación en Móstoles, o no nos parece prioritaria la norma sobre la protección de la avutarda de Albacete y no tenemos nada en contra de que se realice.

prioritario exhumar

Una limosna para el perro

Algunos se han vuelto tan amantes de los animales que se enternecen y dan más limosna si ven un perro indigente que si solo es una persona sin techo ( El Periódico, 26 de agosto).

perros mendigo