Archive for the ‘periodismo crítico’ Category

Cuando nadie paga a los periodistas

5 octubre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

El periodista freelance Hibai Arbide Aza, de origen español pero radicado en Atenas, desde donde colabora como corresponsal con el canal de televisión Telesur,  tuiteaba el pasado 24 de julio dos propuestas que le llegaron por mensaje directo a su cuenta de Twitter durante los graves incendios declarados en Grecia. Transcribo textualmente las conversaciones que difundió Hibai Arbide mediante capturas de pantalla:

– Hola Hibai, soy X de Telecinco, del programa de Ana Rosa. Nos gustaría contactar contigo para que nos contases cómo se está viviendo todo. Puedes pasarme tu teléfono personal?

– ¿Cuánto pagáis?

– No pagamos, lo siento, solo sería una conversación por skype.

– Eso que llamáis “solo una grabación” es mi trabajo de corresponsal y no trabajo gratis.

La otra conversación es la siguiente:

– Buenos días Hibai! Contacto contigo de parte de X, emisora de radio catalana, porqué estamos buscando a algún catalán/español (a poder ser periodista como tú) para que nos informe, en antena, sobre los incendios de Atenas. Nuestro programa es de 16h a 19h y entrarías al principio de todo, a las 16h. Espero tu respuesta, muchas gracias!

– No he entendido bien ¿pedís una crónica pagada a un periodista, o un testimonio sin pagar?

– Hola buenas! Era para tener un testimonio, pero ya hemos encontrado otro testimonio, muchas gracias igualmente.

– Para la próxima, si buscáis periodistas pagad.

Otro periodista freelance en Túnez,  Ricard González, cuenta que desde Telecinco, con motivo de un atentado en 2015, le llamaron, le grabaron la conversación sin su permiso y luego la emitieron en el noticiero como si fuera su enviado.

Resulta muy habitual que los medios llamen a algún periodista, más o menos cercano al lugar de los hechos, insinuando que solo quieren una opinión personal o un comentario cuando en realidad lo que están es ahorrándose en corresponsal o enviado especial. Muchos estamos acostumbrados a que, cada vez que sucede en España un acontecimiento de relevancia internacional, nos llamen de algunos medios latinoamericanos, según dicen, para recoger nuestros comentarios, no les importa que el hecho suceda en Madrid y uno se encuentre en Barcelona o Las Palmas. Las audiencias escuchan a alguien que está en el país (no necesariamente en el lugar de los acontecimientos) y lo asocian con una cobertura periodística de los hechos. Y no se trata de medios comunitarios o pequeños medios locales, sucede incluso con radios públicas estatales que, de esta forma, se ahorran el gasto de corresponsales o enviados.

Ya hoy va siendo muy extraño que un medio elija un periodista, le pague el viaje y los gastos y lo tenga cubriendo un determinado acontecimiento en un lugar lejano. Eso, que parecería lo lógico y siempre lo fue, hoy es casi ciencia ficción. La realidad suele ser diferente y con toda una diversa casuística en la que no suele entrar el caso del medio que paga dignamente al periodista y cubre sus gastos. Hay medios, e incluso profesionales a título personal, que organizan un crowdfunding en Internet para recaudar fondos con los que viajar y escribir sus reportajes. Por ejemplo, convocan un crowdfunding durante tres meses para conseguir entre 600 y 1.400 dólares que cuesta un reportaje de investigación. Lo paradójico es que se necesita más tiempo -y probablemente más esfuerzo- para conseguir el dinero que para hacer el reportaje. Eso sin contar todo el trabajo por conseguir fondos para reportajes que no lograron la ayuda necesaria.

En otras ocasiones, los gastos de los periodistas son cubiertos por asociaciones y colectivos que organizan algún evento. El mercantilismo imperante en el periodismo ha provocado que todo contenido informativo que no sea negocio o interés político quede fuera de objetivo. La Marcha Mundial de las Mujeres denunciaba en Mali que, además de pagar para que los medios fueran a cubrir determinada actividad, hay que ofrecer alimentación y transporte a los profesionales de la prensa. Yo mismo pude escribir varios reportajes y entrevistas desde Gaza porque viajé con parte de los gastos cubiertos por la Asociación Internacional de Juristas Demócratas o desde el Sáhara gracias a los organizadores del Festival Internacional de cine del Sahara. Se trata de reportajes que, en el caso de la prensa escrita, nunca se pagan por encima de los 150 euros, es imposible que cubran los gastos si no encuentras alguien que los asuma. Cada vez más encontramos en nuestros países reportajes que se hacen con el presupuesto de las ONG para el desarrollo que cubren los gastos de enviados especiales a un país. Si esas organizaciones no desviasen un dinero -que debería ser para el desarrollo- ningún medio aceptaría destinar gasto alguno a los periodistas para informar de esos acontecimientos. Estamos ante una grave irregularidad periodística porque el resultado es que un acontecimiento será noticia o no en función de que alguien -que no es el medio periodístico con un criterio profesional- haya pagado los gastos y honorarios del periodista.

La precariedad del periodismo y la naturalidad con la que se asume es tremenda. Son numerosos los medios que sistemáticamente no pagan a sus redactores ni a sus columnistas de opinión. Numerosos y de todo el espectro ideológico. Unos porque los explotan laboralmente, otros porque apelan a su simpatía ideológica y otros escudándose en que están comenzando a andar. Es habitual ese razonamiento de que se trata de una cooperativa de periodistas que, como acaba de nacer, por ahora no pagan a los colaboradores, quizás más adelante cuando se consoliden puedan permitirse pagarles. Ninguna cooperativa de fontaneros diría a un fontanero externo que a él no le pagan porque de momento los ingresos se los guardan para los cooperativistas accionistas, más bien al contrario, los primeros pagos son para los profesionales externos y los accionistas son los que asumen el trabajo gratuito a la espera del éxito del proyecto.

Sin duda las audiencias y los lectores tienen también responsabilidad en lo sucedido. La saturación informativa y el concepto de que tenemos derecho a estar informados hace olvidar que la buena información alguien la debe pagar. El desprecio de gran parte de la ciudadanía al valor del trabajo periodístico y, por tanto, a su pago, bien directo o indirecto, ha provocado que nos encontremos con un producto absolutamente depreciado en su valor de cambio. Los medios no pagan viaje, gastos y honorarios a un periodista para enviarlo a Gaza o Siria porque los ciudadanos no son conscientes del valor y el coste de un reportaje in situ desde esos lugares. O vamos reconociendo y apreciando el valor de esas informaciones y reportajes o solo seremos testigos de las noticias que tengan detrás un interés que nada tenga que ver con el periodismo.

Anuncios

Las falsedades de la supuesta recuperación económica promovida por el pensamiento neoliberal dominante

9 septiembre, 2018

Fuente: http://www.vnavarro.org

Vicenç Navarro, 16 de agosto de 2018.

Vicenç Navarro
Catedrático Emérito de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universitat Pomepu Fabra

Se está creando la percepción en los países del capitalismo desarrollado de que la Gran Recesión -que ha causado un deterioro muy acentuado del bienestar y calidad de vida de la mayoría de sus poblaciones- es un hecho del pasado, consecuencia del supuesto éxito de las políticas neoliberales que los gobiernos de estos países han ido aplicando durante este período. Estas políticas han consistido en reformas laborales (supuestamente encaminadas a favorecer la flexibilidad de los mercados laborales) y recortes del gasto público, incluyendo del gasto público social (en servicios públicos como la sanidad, la educación, la vivienda social, los servicios sociales, las escuelas de infancia, los servicios domiciliarios, y otros; y en transferencias públicas, como las pensiones) que se aplicaron para reducir el supuestamente excesivo déficit público que estaba “ahogando” a la economía, como consecuencia de una “excesiva generosidad de los derechos sociales” que tenía que corregirse y revertirse mediante la imposición de políticas de austeridad.

El “supuesto éxito” de las políticas públicas neoliberales

Según los establishments político-mediáticos que promueven la sabiduría convencional en cada país, estas medidas han tenido un gran éxito habiendo recuperado el rigor y la eficiencia de sus economías. Como prueba de ello, presentan indicadores que -según afirman- reflejan tal recuperación como, por ejemplo, el aumento del crecimiento económico y la disminución del paro. Esta promoción de las políticas neoliberales va acompañada, por lo general, de referencias al “supuesto gran éxito” de la economía estadounidense -máximo referente del pensamiento neoliberal-, que se atribuye a la gran flexibilidad de su mercado de trabajo y a su escaso gasto público (el más bajo, una vez descontado su gasto militar), muy acentuado en el caso del gasto público social (responsable de que EE.UU. sea el país capitalista desarrollado con menor protección social). Según explica la sabiduría convencional -de clara sensibilidad neoliberal- este país, después del colapso de su economía (de 2007 a 2009 su PIB bajó un 4%), recuperó, a partir del 2009, su tasa de crecimiento (un promedio de 2,1% anual), lo que provocó un gran descenso del paro, que de ser del 10% pasó a ser el más bajo del mundo capitalista desarrollado, con un 3,8%.

Lo que esconden los indicadores del “supuesto éxito”: el deterioro muy notable del bienestar y calidad de vida de las clases populares

Lo que tales argumentos ocultan o desconocen es que, en gran parte de los países capitalistas desarrollados, las cifras del paro tienen un valor muy relativo para medir el grado de eficiencia del mercado laboral, pues excluyen a grandes sectores de la población que sufren las consecuencias del gran deterioro del mercado laboral (causado por tales políticas neoliberales), y que no quedan reflejados en la tasa de paro. Este indicador de paro no incluye, por ejemplo, la población que trabaja en situación parcial y temporal que querrían hacerlo a tiempo completo (la población empleada subocupada), un problema grave creado por las reformas laborales. Este sector ha sufrido un notable aumento, alcanzando su máxima expresión en el trabajo precario, muy generalizado hoy en la gran mayoría de países capitalistas desarrollados. En España se habla mucho (con razón) del elevadísimo paro, pero no se habla tanto del elevadísimo nivel de precariedad entre la población empleada. Los contratos más frecuentes en España son los que duran 15 días y una cuarta parte del total tiene una duración de 7 días, siendo este el tipo de contrato que ha aumentado más desde el inicio de la crisis en 2007. Desde que se inició la crisis, casi el 60% del empleo creado ha sido -precisamente- de carácter temporal y parcial.

Otro sector de la población que no se incluye en la tasa final del paro es la gente que ha abandonado la búsqueda de puestos de trabajo por no encontrarlo. En EE. UU., en caso de incluirse este sector de la población, la tasa de paro ascendería a un 7,6%. En realidad, si se sumaran los desempleados, los empleados subocupados y los que se han desanimado en su búsqueda de puestos de trabajo, la cifra de paro ascendería a un 10,9% (17,6 millones de personas). Esta trágica (y no hay otra manera realista de definirla) situación, muestra las limitaciones de utilizar la tasa de paro como el indicador principal de eficiencia del mercado de trabajo. El “éxito” en la reducción de la tasa de paro, se ha conseguido a costa de un enorme crecimiento del paro oculto, de la precariedad y del desánimo en el que se encuentran grandes sectores de las clases trabajadores en estos países, que representan la mayoría de las clases populares.

En el país modelo neoliberal, EE.UU., a estos datos debe sumarse otro factor raramente mencionado cuando se analiza el tema del paro: el elevadísimo porcentaje de la población que está encarcelada. Los presos de aquel país son 2,2 millones de personas, tres veces superior al promedio de los países de semejante nivel de desarrollo económico. Sin lugar a dudas, si el porcentaje de la población encarcelada fuera semejante a la existente en la mayoría de países de la UE, el número de personas sin trabajo y que lo están buscando (así como las tasas del paro oficial) sería incluso mucho mayor que el enunciado en las cifras oficiales de paro. En realidad, la elevada encarcelación es una de las causas de que el paro aparente ser tan bajo en EE.UU.

Los elevados costes de las reformas laborales y otras medidas neoliberales

En España, la aplicación de las políticas neoliberales creó un enorme deterioro del mercado laboral español. Todavía hoy, cuando se asume que la economía se ha recuperado, solo la mitad de los puestos de trabajo perdidos (3,8 millones) durante el inicio de la crisis (2008-2013) se han recuperado. Pero como en el caso de EE.UU., si sumamos a las personas que están en paro (17%) las personas que están subocupadas (personas que trabajan a tiempo parcial involuntario) y las que han abandonado la búsqueda de trabajo, desanimados en encontrarlo, la cifra de paro real aumentaría a un 28%, es decir, casi el doble.

Repito pues, una observación que, a pesar de su gran importancia, apenas es visible en los fórums mediáticos y políticos del país: el descenso del paro oculta el gran crecimiento del paro oculto, de la precariedad y del desánimo. Esta es la realidad que se desconoce e ignora, y que ha causado grandes protestas populares en todos los países, canalizadas por los movimientos antiestablishment.

¿Por qué los salarios no suben -e incluso continúan bajando- cuando el desempleo supuestamente se está reduciendo?

Estas cifras reales de personas desocupadas -que no quedan reflejadas en los indicadores de paro- explican que haya una enorme reserva de personas en necesidad de trabajo. Es más, a las personas que constituyen esta gran reserva de gente buscando trabajo hay que añadir los millones de trabajadores que existen en reserva en países menos desarrollados, cuyos trabajadores aceptan salarios mucho más bajos y las condiciones de trabajo mucho peores que en los países capitalistas desarrollados. De ahí que la desregulación del mercado de trabajo (una de las mayores medidas neoliberales) haya ido acompañada de otra gran medida neoliberal: la desregulación de la movilidad de capitales (con la globalización de las llamadas multinacionales) que está empoderando al mundo empresarial frente al mundo del trabajo. La amenaza del desplazamiento de empresas a países con salarios bajos es una de las medidas disciplinarias más comunes hoy en los países capitalistas desarrollados, en contra de los trabajadores.

Como parte de esta desregulación del movimiento de capitales se ha promovido la otra cara de la moneda, es decir, la promoción de la movilidad de los trabajadores, favoreciendo la inmigración como medida para garantizar la disponibilidad de trabajadores que, por la vulnerabilidad asociada a la condición de inmigrantes aceptan salarios más bajos y peores condiciones de trabajo.

Estos datos explican que, a pesar del descenso del nivel de paro oficial, los salarios no suban. Si tal cifra de paro fuera real, la clase trabajadora estaría más empoderada en su negociación con el mundo empresarial, a fin de obtener salarios más altos. El hecho de que ello no ocurra se debe al enorme debilitamiento de la case trabajadora y del mundo del trabajo, incluyendo sus sindicatos, que se traduce en la enorme disponibilidad de trabajadores potenciales, estén estos dentro o fuera del país. 

La gran debilidad del mundo del trabajo: el objetivo de las políticas neoliberales

Hemos visto así que uno de los principios del pensamiento económico dominante -el subrayar que el descenso del paro crea un aumento de los salarios– no se ha realizado: los salarios no han estado subiendo durante la recuperación. Antes al contrario, han estado descendiendo. De nuevo, mirando el modelo estadounidense vemos que el trabajador (no supervisor) de EE.UU. recibe hoy un salario que es un 4% más bajo que en el año 1972 -hace 46 años- y ello a pesar de que la productividad de este tipo de trabajador se ha más que doblado durante este período. La riqueza creada por este aumento de la productividad no ha beneficiado, sin embargo, al trabajador, sino a todos los demás que están por encima de él, desde sus supervisores, empresarios y equipos de dirección, así como a los financieros que manipulan el crédito y especulan con los beneficios empresariales conseguidos por el descenso de los salarios.

Esta situación se ha dado también en las economías europeas, incluida la española. En la gran mayoría de países europeos, el crecimiento de la productividad ha sido mayor que el crecimiento de los salarios, realidad que ha estado ocurriendo desde el inicio de período neoliberal, a finales de la década de los años setenta del pasado siglo, hasta ahora. En otras palabras, esta situación ha contribuido a que el PIB de tales países haya subido más rápidamente que los salarios (que en muchos países, como EE.UU., han incluso bajado) (ver: P. Dolack, Flat Wages ZCommunications, 2018).

Lo mismo o peor está ocurriendo en España

En España los salarios han bajado también. Ha sido un descenso del 10% durante el período de aplicación máximo de las políticas neoliberales (2008-2014) (afectando primordialmente a las mujeres y a los jóvenes), permaneciendo estables (o bajando en el sector privado), perdiendo así capacidad adquisitiva al crecer en menor grado que la inflación. En realidad, los salarios para los mismos puestos de trabajo, desde 2008 a 2015 descendieron un 12%. Ello ha estado ocurriendo a la vez que la productividad del trabajador (productividad real por hora trabajada) ha ido aumentando mucho más rápidamente que los salarios. El excedente se ha destinado a incrementar los beneficios empresariales, a las rentas superiores, aumentando con ello las desigualdades, siendo estas últimas de las más acentuadas en la Unión Europea.

Como resultado de ello, las rentas del trabajo han ido descendiendo en todos los países a la vez que las rentas del capital han ido subiendo. En España, este cambio en la distribución de las rentas ha sido uno de los más marcados. Como bien dijo en su día el magnate empresarial Warren Buffet, hay “una lucha de clases y la hemos estado ganando”. Y esta victoria se extiende a todos los niveles, de tal manera que la ideología del gran mundo empresarial -el neoliberalismo- continúa siendo hegemónica en las instituciones políticas y mediáticas, a pesar del enorme fracaso de lo que han significado en el quehacer económico del país. Ahora bien, la expresión “desastre” es relativa, pues para el mundo del capital y de sus gestores, la economía ha ido muy bien. Y lo que deseaban, es decir, la disminución de los salarios, de las expectativas de los trabajadores y el descenso (y, en ocasiones, el desmantelamiento) de la protección social, ha sido su gran “éxito”.

¿Cómo se ha conseguido la victoria neoliberal?

Lo que hemos visto es cómo la aplicación de las políticas públicas neoliberales ha debilitado los instrumentos creados por el mundo del trabajo para defender sus intereses, como los sindicatos. Las reformas laborales, por ejemplo, estaban encaminadas a “flexibilizar” el mundo del trabajo. El término flexibilizar quiere decir eliminar los derechos laborales y sociales conseguidos por los trabajadores durante la época dorada del capitalismo (1945-1980), donde un pacto social se había conseguido entre el mundo del capital y el mundo del trabajo. De ahí que la solución exigiría un cambio político, observación especialmente importante, pues las causas políticas del deterioro del mercado de trabajo se ignoran constantemente, atribuyendo tal deterioro a la automatización, a la robotización o a cualquier otro elemento, sin tener en cuenta que, a su vez, tales variantes técnicas son determinadas por el contexto político.

Parte de este debilitamiento del mundo del trabajo han sido los cambios en los partidos políticos que habían sido creados por este y que se han ido distanciando de su base electoral, haciendo suyas muchas de las medidas neoliberales que han contribuido a tal distanciamiento. El creciente control de estos partidos políticos (la mayoría de tradición socialdemócrata) por la clase media ilustrada (profesionales de formación universitaria que desarrollan intereses de clase propios, distintos a los que había sido su base electoral) explica su renuncia a políticas redistributivas y su conversión al neoliberalismo, tal y como ha ocurrido con los gobiernos Clinton, Obama, Blair, Schröder, Hollande, Zapatero, entre otros.  El colapso de la socialdemocracia y otras izquierdas es un indicador de ello.

Es lógico y predecible que los movimientos antiestablishment de base obrera hayan ido apareciendo como respuesta

Esta situación explica el surgimiento de los movimientos antiestablishmentque protestan por la pérdida de la calidad de vida de las clases populares, causada por las reformas laborales, por las políticas de austeridad y por la globalizaciónEl abandono por parte de las fuerzas gobernantes de izquierdas de las políticas redistributivas que las caracterizaron en el pasado (aduciendo que eran “anticuadas” o “imposibles de realizar”), y su compromiso con el neoliberalismo, fue el responsable del surgimiento de tales movimientos. El establishment político-mediático neoliberal atribuye tales movimientos a un crecimiento del nacionalismo, racismo, chovinismo, o cualquier ismo que esté de moda en estos centros.

Y cada una de las características de estos movimientos es respuesta directa al ataque neoliberal. El nacionalismo, por ejemplo, es una protesta frente a la globalización. Su antiinmigración es un indicador de rechazo a la globalización del mundo del trabajo, en respuesta a su ansiedad y temor a la pérdida su empleo o a la dificultad en encontrarlo. Y su antiestablishment es consecuencia de verlo como responsable de las políticas que les perjudicaronEn EE.UU., por ejemplo, no hay evidencia de que el racismo se haya incrementado. En realidad, los votantes que hicieron posible la elección de Trump en el Colegio Electoral de EE.UU. procedían de barrios obreros en áreas desindustrializadas que habían votado a un negro, el candidato Obama, para la presidencia en las elecciones anteriores. Y en 2016, Trump ganó por que Clinton representaba al establishment, al ser Ministra de Asuntos Exteriores y máxima promotora de la globalización, responsable de las políticas públicas que habían estado dañando a la clase trabajadora.

La demonización de las protestas populares antiestablishment

Es característico del establishment político-mediático definir como “retrógrados” y “basura social” -como hizo la Sra. Clinton- estas protestas de los que se han opuesto a las medidas neoliberales que han dañado enormemente la calidad de vida de las clases populares. En realidad, era fácilmente predecible que Trump ganaría las elecciones (y así lo anunciamos algunos pocos cuando se iniciaron las primarias del Partido Republicano y más tarde cuando se eligió el Presidente). Las clases trabajadoras, dañadas por tales políticas, están mostrando su rechazo a los establishments político-mediáticos. La única alternativa que hubiera podido ganar a Trump era el candidato socialista Bernie Sanders, que pedía una revolución democrática, y así lo mostraban las encuestas. La destrucción de la candidatura Sanders por parte del partido demócrata, controlado por la candidata Clinton, fue un elemento clave en la victoria de Trump. Ni que decir tiene que las clases trabajadoras no son el único sector que presenta tal rechazo, aunque si que son las más movilizadas por ser también las más perjudicadas. Y lo mismo ha ocurrido en casi cada país europeo. Desde el Brexit en el Reino Unido, al surgimiento de la ultraderecha a lo largo del territorio europeo son síntomas de ello. El abandono del proyecto auténticamente transformador por parte de los partidos de izquierda explica la canalización del enfado popular por parte de partidos radicales de ultraderecha.

En España, la aplicación de las políticas neoliberales de los gobiernos Zapatero primero y Rajoy después, afectaron muy negativamente al bienestar de las clases populares, que generó el movimiento de protesta y rechazo llamado 15-M, un soplo de aire fresco en el clima neoliberal promovido por los establishments político-mediáticos del país, y que cristalizó más tarde en Podemos. Este partido en poco tiempo se convirtió en una de las mayores fuerzas políticas del país, con un enorme impacto canalizando el enorme enfado y rechazo hacia las políticas neoliberales. Ello previno la movilización de la ultraderecha como instrumento de protesta, debido en gran parte a que esta estaba ya en el partido gobernante -el Partido Popular-, mayor impulsor del neoliberalismo (junto con Ciudadanos). De ahí que, el compromiso de tal partido con el neoliberalismo sea uno de los mayores obstáculos para que capitalice el enfado de las clases populares, por muy nacionalista y antiinmigración que se presente, como intenta su nuevo dirigente, Pablo Casado. Un tanto parecido ocurrirá con Ciudadanos, que está hoy utilizando su nacionalismo para ocultar su neoliberalismo.

La única salida a esta situación es que exista una amplia alianza de movimientos sociales y fuerzas políticas que rechacen el neoliberalismo, la globalización y la desregulación de los mercados laborales, así como de la movilidad de capitales y trabajadores a nivel internacional, que ha estado creando un enorme dolor a las clases populares. A no ser que exista este rechazo a las políticas neoliberales actuales, no veo posibilidades de cambio. Así de claro.

Perlas informativas del mes de agosto de 2018

7 septiembre, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Internacional

EEUU se desangraba

En el informativo de TVE del 7 de agosto informan de la salida de un disco de música hace 50 años. Para contextualizarlo dicen que en ese año “EEUU se desangraba en la guerra de Vietnam”. Bueno, en realidad quien se desangraba con las bombas y el napalm era Vietnam, no EEUU.

Vida de excesos

“La joven empezó a sentir el desprecio del cineasta muy pronto, especialmente por su negativa a participar en orgías o consumir drogas”, dice el texto de la noticia. Pero había que poner un titular contundente ( ABC, 9 de agosto). Total, era guapa, famosa y está muerta, se puede decir todo de ella.

asesinato manson

Ahora Macri es peronista

Aquí el redactor jefe de Economía de Libertad Digital cuando apoyan al candidato neoliberal para un gobierno y luego cuando aparecen los resultados de sus políticas ( tuit de Nuevas Degeneraciones).

macri bueno
macri malo

Periodismo basura

El canal argentino TN (Todo Noticias) poniendo en práctica, literalmente, el periodismo basura el 27 de agosto.

Sus bebés

Es que los bebés no son “de las familias españolas”, un detalle que omiten en el titular ( El Mundo, 28 de agosto). Independientemente de lo que se opine sobre los vientres del alquiler, esos bebés son fruto del espermatozoide del hombre español que se desarrolló en el vientre de una mujer ucraniana que se quedó embarazada y dio luz al niño. Y eso, en mi pueblo y en la legislación española, siempre se ha llamado madre.

sus bebes de alquiler el mundo

España

¿Solo por unas gafas?

Bueno, por robar unas gafas de sol y por agredir a un empleado del comercio, y por intentar atropellar a los guardias de seguridad, y por conducir sin carné. Y es que hay que ir a la letra pequeña de los subtítulos para entender los asuntos ( El Español, 1 de agosto).

el espanol detenido manada gafas.jpg

Eliminar el calor… y la lengua

Mirad qué buena imagen han elegido en  El Diario de Ibiza el 3 de agosto para ilustrar esta noticia. Cómo hacer un aire acondicionado casero y, de paso, conseguir que el niño deje de hablar cortándose la lengua.

diario ibiza aire acondicionado.jpg

Ser de los nuestros o no

Lo contaba en un tuit el periodista deportivo Fonsi Loaiza. Arturo Vidal cuando no juega en el Barça: es “el borracho de Chile” (Sport, 13 de octubre de 2017) y cuando juega en el Barça es “el Messi de los centrocampistas” (Sport, 4 de agosto de 2018).

sport futbolista borracho.jpg
Sport futbolista Messi

Viaje en el tiempo

Aquí Canal 8 Murcia, del Grupo Intereconomía, el 4 de agosto. Pero de 2018. ¿A qué creíais que era un viaje en el tiempo?

canal 8

 Prohibido o no, qué más da

¿Sabes que no está prohibido pero que te vamos a multar? ( tuit Guardia Civil, 6 de agosto). Espero que no suceda con otros muchos temas.

tuit guardia civil

La muerte no importa, el vídeo

Murió una persona que iba en el coche, pero lo que mola es el vídeo de cómo cae el vehículo. Eso sí que es una noticia ( La Razón, 9 de agosto).

la razon coche pantano

Migrantes como munición

Portadas de ABC  el 17 de junio y el 14 de agosto. En el primer caso el gobierno acogió a los emigrantes del Aquarius y en el segundo se negaba a hacerlo. Como se aprecia por las portadas del diario, la cuestión no es que se tenga una línea editorial a favor o en contra de acoger los emigrantes, las vidas de los emigrantes solo son munición contra un gobierno.

migrantes del aquarius

 Otra que se muere el día que detienen a su marido

Parece que cuesta decir en el titular que un hombre es detenido acusado de asesinar a su esposa de dos tiros ( RTVE, 19 de agosto).

rtve muere y detienen

La seguridad del Estado (mafioso)

El problema no es que haya una mafia policial actuando desde 2005 sin que se tomen medidas, el problema resulta que es un comisario que lo saca a la luz y pone en peligro la seguridad del Estado ( El País, 21 de agosto).

villarejo seguridad del Estado

Titulares para pinchar

Hubo un tiempo en el que a los periodistas nos enseñaban a hacer titulares que ofrecieran la mayor información posible. Ahora se trata de no informar en el titular para que el lector pinche. Por eso titulan así en lugar de decir que “Lidl comenzará a vender por internet” ( Huffington Post, 21 de agosto).

lidl internet

Y seguimos con otro ejemplo de titular que evita premeditadamente informar. Un estudio clínico estadounidense ha mostrado que la cantidad de alcohol que se puede consumir sin perjuicio para la salud es cero. Parece sencillo deducir cuál debería ser el titular de la noticia. Pues el titular que preparó  El Español el 24 de agosto fue este, justo con el objetivo de que pinches en la noticia si quieres informarte.

el espanol alcohol beber

Los emigrantes heridos no se cuentan

En  El País del 23 de agosto saben contar los emigrantes que saltan la valla, los guardias civiles heridos y cuando llega el momento de contar los emigrantes heridos se les olvida sumar.

emigrantes heridos

Prioritario

“Casi el 62% de los españoles no ve prioritario exhumar los restos de Franco”, titulaba  ElEconomista el 26 de agosto haciéndose eco de una encuesta del diario La Razón. De ese modo se insinúa que ese porcentaje de población discrepa de la decisión del gobierno sobre la exhumación. Pero la encuesta tiene trampa porque no considerarlo prioritario no quiere decir que a esas personas les parezca mal la decisión. A muchos no nos parece prioritaria la construcción de una carretera de circunvalación en Móstoles, o no nos parece prioritaria la norma sobre la protección de la avutarda de Albacete y no tenemos nada en contra de que se realice.

prioritario exhumar

Una limosna para el perro

Algunos se han vuelto tan amantes de los animales que se enternecen y dan más limosna si ven un perro indigente que si solo es una persona sin techo ( El Periódico, 26 de agosto).

perros mendigo

Perlas informativas del mes de julio de 2018

30 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Internacional

Capitalismo bueno para algunos

Como se nota que a estos otros les cultivan lo que comen y les hacen las labores domésticas ( Instituto Cato, 5 de julio). Y es que, efectivamente, el capitalismo a algunos les ha librado del agotador trabajo agrícola y doméstico.

Capitalismo cato

Perro muere en EEUU

En España es noticia cuando un perro muere en Estados Unidos (vídeo incluido), pero no cuarenta niños de hambre en África ( El País, 6 de julio).

Muere perro en Estados Unidos

Pijamada feminista

En Chile, para el periódico La Tercera, si la diputada comunista Camila Vallejo tiene una reunión con seis diputadas en su casa es una “pijamada feminista”, pero si el ministro de Interior Andrés Chadwick convoca, también en su casa, a los jefes de la oposición, por supuesto, es una “reunión”.

Pijamada feminista

Putin y la jubilación

Pues si la popularidad de Putin cae porque sube la jubilación de las mujeres a 63 años y la de los hombres a 65 ( El País, 9 de julio), ¿cómo debería estar la de nuestros presidentes que suben ambas a los 67?

Jubilación Putin

Asfaltar para llevar pizzas

En Estados Unidos te arreglan la carretera a casa solo si es para que pueda llegar cómodo el repartidos de pizzas ( El País, 10 de julio).

Asfaltar pizzas

Quemar ropa

Antes quemar la ropa que darla a los pobres. La mayoría de los medios difundieron la noticia, pero a ninguno le pareció escandaloso ( Efe, 20 de julio). Curiosa esta sociedad y su sistema económico que pide que la ropa usada se la demos a los pobres mientras las empresas queman la nueva. Eso sí, para tranquilizar a los ecologistas, Burberry aclara que la quema se realiza sin contaminar.

Quemar ropa

Matrimonio homosexual

Lo señalaba Fonsi Eloaza en un tuit. La diferencia entre aprobar el matrimonio homosexual en Alemania ( El País, 30 de junio) o en Cuba ( El País, 23 de julio).

Matrimonio homosexual Alemania
Matrimonio homosexual Cuba

Base militar China

“EE.UU. teme que China pueda tener una base militar en El Salvador” (ABC, 25 de julio). Muchos también temían que EE.UU. tuviese una base militar en Honduras, en Ecuador, en Filipinas, en Japón, en Arabia Saudí, en Afganistán, en Alemania, en España… Así hasta 686 instalaciones militares fuera de su fronteras. Y nunca ese temor fue noticia en la prensa.

Base EEUU China

México sangriento

“México atraviesa la época más sangrienta de su historia”, titula El País el 31 de julio. Lo curioso es que, leyendo la noticia, aparece el nombre del presidente electo Andrés Manuel López Obrador (del partido de izquierdas Morena), que no tomará posesión hasta el 1 de diciembre, y no leemos el nombre del actual presidente Enrique Peña Nieto. Eso para que vayamos asociando la criminalidad mexicana al nombre del izquierdista.

España

Fallecer tras colisionar

“Fallece un ciclista tras colisionar con una furgoneta”  titulaba el 1 de julio el tuit de una noticia de Telemadrid. Pero el ciclista no colisiona con ninguna furgoneta. Si  vemos la noticia descubrimos que un conductor borracho arrolla con su furgoneta a un ciclista que acabó muerto en la cuneta. No es lo mismo que titulan.

Telemadrid ciclista

Mujeres y lesbianas

Como dice en un tuit Daniel Hernando, parece que para Antena3, en su informativo del 6 de julio, están las mujeres y luego están las lesbianas, que no son mujeres, sino otra cosa.

Mujeres lesbianas

Coqueta estrangulada

Por si el titular no es suficientemente miserable hacia la primera mujer asesinada por su pareja en Madrid en lo que va de año, aquí tienen el comienzo de la información: “Martha Arzamendia de Acuña, de 47 años, tenía una vida ajetreada, pero no perdonaba la peluquería. Acudía al salón de su ya amigo Ezequiel Ferreira una vez al mes, como mínimo, para que le retocara su cuidada cabellera rubia. Tampoco era de las que salía de casa sin maquillar” ( El Español, 7 de julio).

Asesinada coqueta

Tuit desde cuenta bloqueada

Eso de  tuitear desde tu cuenta que te han bloqueado la cuenta nunca lo entendí.

Cuenta bloqueada

Se venden camisetas

Cuando la diversidad es un negocio. Para los fabricantes de ropa, y para alguna prensa que intenta convencernos de qué es noticia ( El País, 10 de julio).

Camisetas reivindicativas

Subir gasto militar o no

No hay como leer la prensa para saber la realidad de lo que está pasando. ( El Espanol, 11 de julioEl Mundo, 12 de julio). Lo grave es que mucho quisiéramos valorar a nuestro presidente en función de lo que hace con el gasto militar tras reunirse con Trump. Y no podemos.

Español gasto militar
Mundo gasto militar

Digitales o en kiosco

Interesante este dato que aporta Pepo Jiménez en un tuit. Estos son los medios que, en su versión digital, no llevan el 12 de julio en portada el tema del rey emérito y Corinna: -ABC -La Razón -El País -El Mundo -La Vanguardia -El Independiente. Y los siguientes los que sí: -El Diario.es -El Español -Público -Vozpopuli -20 minutos -El Confidencial. A excepción de El Independiente (que sacó la noticia momentos después del tuit de Pepo Jiménez), todos los que omiten la noticia los encontramos en el quiosco porque tienen versión en papel. De los que recogen la noticia, ninguno está en el quiosco (20minutos tiene versión papel, pero es gratuito y no se vende en quioscos). Otra razón para comprender por qué la gente no compra periódicos de papel.

Cobraba de Irán

Años diciendo Eduardo Inda que Podemos cobraba dinero de Irán y ahora termina publicando en OKDiario que quien cobró de Irán fue el rey.

Irán okdiario

15 minutos

Claro que sí. Basta ya de tanto privilegio ( La Voz del Sur, 14 de julio).

Jornaleros

Los políticos

 Los políticos“, así, en general. Gran rigor periodístico por parte del presidente de la FAPE el 17 de julio. Perspicaz tuit de Aitor Riveiro.

fape

Sección Amazon

No hay como la información rigurosa sin influencia publicitaria (El País, 17 de julio), ¿verdad, Amazon?

publi amazon

Matar por el calor

Pues era el calor. Tanto pensar que los crímenes de género eran por el machismo dominante o por razones culturales y es por el calor ( Antena3, 23 de julio).

Machismo calor

Por los memes nos reconocerán

Noticia de LaSexta el 23 de julio: “La Biblioteca Nacional recopilará memes porque es lo que mejor nos identificará en el futuro”. Efectivamente, eso me temo, que nuestra cultura se identificará mediante memes.

Justicia celestial

Una sentencia del Tribunal Supremo reconoce la responsabilidad del Estado español en el asesinato de una niña por su padre pero, según ABC el 24 de julio, la justicia ha venido del cielo.

Justicia celestial

Sexo completo

Parece que, algunas veces, violar es solo “tener sexo completo” (ABC, 31 de julio).

Abuelo sexo

Cuando Franco dejó de ser dictador y otros 69 nuevos casos de manipulación de la dirección saliente en TVE

29 agosto, 2018

Fuente: http://www.vertele.eldiario.es

Cuando Franco dejó de ser dictador y otros 69 nuevos casos de manipulación de la dirección saliente en TVE

Cuando Franco dejó de ser dictador y otros 69 nuevos casos de manipulación de la dirección saliente en TVE

Un nuevo dossier del Consejo de Informativo detalla los casos de malas prácticas en los Telediarios en el último trimestre. Un contundente informe que sirve como epílogo a una etapa marcada por la pérdida de la pluralidad de los informativos de la cadena pública.

 

El Consejo de Informativos de TVE ha difundido entre la redacción un nuevo informe trimestral correspondiente a los meses de abril, mayo y junio en el que documentan hasta 70 ejemplos de malas prácticas. Un informe que sirve como negro epílogo de la dirección saliente nombrada por el PP y el broche a una etapa marcada por las denuncias de la pérdida del rumbo informativo de la cadena pública.

En este detallado informe de 236 páginas al que ha tenido acceso VERTELE, se ordenan cronológicamente los diferentes casos de manipulación y censura que desde el órgano de la redacción han ido recogiendo y sobre los que se han pedido explicaciones a los hasta ahora responsables.

Entre los casos de manipulación, se recoge el producido el pasado 18 de junio. El PSOE se había mostrado predispuesto a sacar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. La información se cubrió en todos los telediarios, pero en ninguno de ellos aparece la palabra “dictador”. El informe documenta este cambio con unos pantallazos del minutado del informativo.

Minutado del TD2 del 18 de junio

Minutado del TD2 del 18 de junio

Según revela el CDI, en el sumario del TD2 la presentadora de esa noche (Olga Lambea) escribe una primera versión de la entradilla de ese tema, “pero 10 minutos después, desaparece la palabra dictador”.

El CDI añade que “también se eliminan de la escaleta” de esa noche “unas colas en la que se hablaba de los “restos mortales del dictador Franco””.

El texto era el siguiente:

“El PSOE cree que es el momento de exhumar del Valle de los Caídos los restos mortales del dictador Franco. –COLAS– Dicen que no es urgente y que se tomarán esas decisiones sin precipitación ni estridencias. Según Óscar Puente es una prioridad del Gobierno socialista, aunque no tienen fecha. Se trata de reconciliar y reparar después de 40 años de democracia. El Ejecutivo tendrá en cuenta las iniciativas presentadas ya en el Congreso y que paralizó el gobierno del PP”.

 Como se puede ver en los titulares del informativo de ese día, la presentadora finalmente lee la versión con los cambios y no pronuncia la palabra dictador. [A partir del minuto 1.22]

Telediario 2 en 4′ – 18/06/18

Cifuentes sin fuentes y el duelo de reinas

 

Entre los otros casos de censura que destaca el informe, se recuerdan el de los abucheos en Alicante al por entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el vídeo en el que se podía oír a la secretaria de estado de comunicación, Carmen Martínez de Castro, dedicando un “os jodéis” a unos pensionistas. Esta censura causó la dimisión de la editora de los informativos de Valencia y posteriormente también la del jefe de informativos.

También se hace alusión a la escena que protagonizaron Letizia y la reina emérita Sofia, cuando a la salida de una misa en la Catedral de Palma, la reina se interpuso entre los fotógrafos, Sofía y Leonor para evitar que fotografiaran la escena. En esa ocasión, los telediarios “tardaron más de 48 horas en ofrecer a los espectadores de la televisión pública esta información relevante que fue noticia de apertura en los principales medios de comunicación de nuestro país”.

Otro de las coberturas ampliamente documentadas, es la del caso del máster de Cristina Cifuentes.  “El pasado miércoles 21 de marzo el periódico digital “eldiario.es” inició una serie de publicaciones en las que desvelaba una supuesta falsedad en el currículum de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. El Consejo de Informativos de TVE por propia iniciativa y alertado por diversas quejas recibidas a través de redes sociales decidió estudiar la cobertura realizada entre ese día y el 5 de abril”, explican en el informe.

El trabajo del órgano de los profesionales concluye que se contempla “un tratamiento editorial oficialista y parcial a la información”, con “algunas ocultaciones preocupantes” e “incluso ocultando el primer día en la primera edición el nombre de la fuente que destapa el escándalo”.

Obligada a hacer un directo en la puerta de “El Prenda”

El CDI también señala otros casos de malas prácticas, “como la vulneración por parte de los programas La Mañana y Amigas y conocidas de las normas deontológicas básicas en el tratamiento de la violencia de género”.

El Consejo recibió una queja de una redactora de la Mañana, que denunció que “fue obligada a hacer un directo el pasado 22 de junio para el programa Amigas y Conocidas en la puerta de la casa del miembro de “La Manada” José Ángel Prenda Martínez, conocido como “El Prenda””.

Según su denuncia, “la editora del programa la presionó diciéndole que iban a llamar al departamento de Recursos Humanos para informar de su negativa a hacer el directo, al cabo de un rato una productora volvió a telefonearla para decirle que tenía que hacer la conexión”.

De esta forma lamenta, que “desde la televisión pública se alimente una “información” que convierte en espectáculo una violación”.

El Consejo de Informativos concluye que “los responsables de Amigas y Conocidas vulneraron el derecho de la informadora a negarse a participar en la elaboración de un directo contrario a los principios éticos y deontológicos de la comunicación y, especialmente, a los que obliga el Estatuto y el Manual de RTVE”. Los responsables del programa no respondieron con su versión al CDI.

Para elaborar este informe, los trabajadores contaron con la valoración de Pilar López Díez, especialista en el tratamiento informativo de la violencia machista, que concluye que la conexión “otorga tiempo y espacio en una televisión pública a un condenado a 9 años de prisión por abusar sexualmente de una joven.”

Señala que “el único objetivo de estos directos es subir la audiencia” y el tiempo dedicado a ello se resta de “realizar un buen tratamiento profesional del tema”. “Esa conexión no es de servicio público”, zanja.

Rosa María Mateo ha empezado los cambios por este área tras numerosos informes como este. El próximo lunes concluirá el referéndum que se está llevando a cabo entre los profesionales para refrendar a Begoña Alegría como nueva directora de los Servicios Informativos.

Si logra el aprobado de la redacción -ya ha anunciado que se tomará su decisión como vinculante- se abrirá una nueva etapa en los Telediarios de TVE que quizá haga que el próximo informe de casos de malas prácticas tenga alguna menos de 236 páginas.

Los bulos de Pablo Casado sobre inmigrantes y refugiados

24 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Pablo Casado: “No es posible que haya papeles para todos y que España pueda absorber millones de africanos”

Falso. Nadie ha hablado de dar “papeles para todos” ni mucho menos estamos ante un problema de “millones de africanos” entrando en España. En lo que va de año, han llegado en España por el mar o por las fronteras de Ceuta y Melilla unos 24.000 inmigrantes. Si todas estas personas se quedaran en España –cosa improbable, muchos se van a otros países de Europa–, estaríamos hablando de un inmigrante por cada 2.000 españoles. Esto significa que en una ciudad como Teruel (35.000 habitantes) la “invasión” sería de 17 personas.

A este ritmo, para que entre en España el primer “millón de africanos”, harían falta 25 años.

Ni siquiera si contamos el flujo total de inmigrantes desde África y Oriente Medio hacia Europa se alcanzan a sumar los “millones” de Casado. En lo que va de año han entrado en toda Europa unos 50.000 inmigrantes por su frontera sur, gran parte de ellos huyendo de la guerra. Muchos menos de los que llegaban otros años. Y para la población de la Unión Europea, todo un continente con 508 millones de personas, es una cifra ridícula: solo un inmigrante por cada 10.000 europeos.

Pablo Casado: “Hubo un efecto llamada con la visita del presidente del Gobierno para recibir a los inmigrantes del barco Aquarius”

Falso. El presidente Pedro Sánchez no fue de visita para recibir a los inmigrantes del Aquarius. Y el repunte en la inmigración desde la costa africana hacia España empezó mucho antes siquiera de que el PSOE llegará a La Moncloa. Arranca en 2016, con el PP en el Gobierno, y lleva subiendo desde 2013. Los datos son bastante claros (gráficos sobre la llegada de inmigrantes a España).

Pablo Casado: “Hay estudios policiales que dicen que hay un millón de inmigrantes en las costas libias que están planteándose una nueva ruta a través de España” (…) “Hay ONGs que calculan que hay 50 millones de africanos que están recabando dinero para poder hacer esas rutas”

Falso. Los “estudios policiales” de los que habla Casado simple y llanamente no existen. Desde eldiario.es hemos preguntado al PP por ellos, sin obtener una respuesta concreta. Lo más parecido a las afirmaciones de Casado es este tuit de un sindicato policial, la UFP; un falso dato que sus portavoces también han hecho circular por algunas tertulias. La UFP también parece ser la “ONG” de la que habla Casado, citando cifras sin fundamento con la misma ligereza con la que plagió la web del Congreso para un libro sobre la marca España.

UFP@ufpol

Un millón de personas en y 50 millones en esperando una oportunidad para entrar en ⚠️Urge una política comunitaria que de respuesta a esta http://tragedia.No  puede haber inmigrantes de primera y segunda clase

Aparte de los supuestos “estudios” de este sindicato policial, el dato real más parecido al que difunde Casado es un informe de 2016 de la Organización Internacional de Migraciones, que cifró en “alrededor de un millón” de personas el número de inmigrantes que acogía Libia, una cifra tan redonda como probablemente poco científica. Pero ni son datos actualizados, ni el informe dice que todos ellos estén planeando entrar en España, ni tampoco que se encuentren en la costa. Muchos de ellos llevan años viviendo en Libia, desde la época de Gadafi.

Por comparar, en España viven alrededor de 5 millones de extranjeros, la inmensa mayoría legales –son casi un millón menos de los que había hace ocho años–. Deducir de este dato que 5 millones de inmigrantes están esperando en Los Pirineos para entrar en Francia sería tan manipulador como los bulos que difunde Casado.

Pablo Casado: “Nosotros somos solidarios con quien lo necesita”

En lo que va de año han muerto en el Mediterráneo unas 1.500 personas. Y el único cambio relevante en la política de inmigración que ha tomado el nuevo Gobierno, y que el PP cuestiona, ha sido abrir los puertos españoles a los barcos de las ONG que los rescatan desde alta mar, en cumplimiento de los tratados internacionales suscritos por España, frente a la política xenófoba italiana de Matteo Salvini. ¿Cuál habría sido la “solidaridad” de Casado ante las personas del Aquarius? ¿Dejar que se ahogaran? ¿Cerrar los puertos, como hace la ultraderecha italiana?

Pablo Casado: “Voy a visitar Ceuta y Algeciras para abrazar a la Guardia Civil y a la Policía Nacional”

Sin desmerecer el trabajo de las fuerzas policiales, que es cierto que están desbordadas, son muchos más quienes merecen un abrazo. Ya que viaja Casado hasta allí para hacerse la foto, que abrace también a los voluntarios de las ONG que, de forma altruista, también trabajan en la frontera ante esta crisis humanitaria.

Pablo Casado: “No es sostenible un Estado de bienestar que pueda absorber a los millones de africanos que quieren venir a Europa”

Falso. Es justo al contrario. El impacto económico de la inmigración sobre los países europeos es positivo. Los inmigrantes reciben por prestaciones sociales menos de lo que aportan en impuestos a las arcas públicas, según demuestran varios estudios. En el caso de España, con su envejecida pirámide de población, la inmigración no solo es positiva sino también imprescindible. Según el FMI, España necesitará 5,5 millones de inmigrantes durante los próximos 30 años para poder mantener las pensiones.

Pablo Casado Blanco

@pablocasado_

No es posible que haya papeles para todos, ni es sostenible un estado de bienestar que pueda absorber a los millones de africanos que quieren venir a Europa y tenemos que decirlo, aunque sea políticamente incorrecto. Seamos sinceros y responsables con esta cuestión.

Partido Popular 🇪🇸

@PPopular

📄 @PabloCasado_ : “Vamos a ser sinceros y responsables con relación a la inmigración. Es compatible plantear soluciones desde la seguridad y, al mismo tiempo, con la solidaridad de la que España siempre ha hecho gala”. 👇 http://www.pp.es/actualidad-noticia/casado-materia-inmigracion-no-cabe-demagogia-hay-que-ser-responsables-no 

Pablo Casado: “Como no es posible tenemos que empezar a decirlo, aunque sea políticamente incorrecto”

Cada vez que alguien dice ser “políticamente incorrecto” hay altas posibilidades de que vaya a lanzar un discurso xenófobo, fascista, machista o reaccionario. En el caso de Casado, sus mentiras sobre la inmigración son las mismas que también utilizan Donald Trump, Matteo Salvini o Marine Le Pen. O Santiago Abascal, el líder de Vox, un partido al que el PP cada día se parece más.

Pablo Casado está utilizando la inmigración por puro interés electoral, porque en toda Europa, lamentablemente, ha quedado acreditado que tocar este resorte funciona. Porque la realidad de los inmigrantes es más difícil de explicar que la demagogia irresponsable de los “millones de africanos”.

Es cierto que las rutas de inmigración hacia Europa desde el norte de África y Oriente Medio se están desplazando a España, pero como consecuencia de factores muy distintos al cambio de Gobierno o la decisión de acoger al barco Aquarius: por la situación política de Marruecos, el acuerdo de la UE con Turquía y el de Italia con Libia.

Este cambio de rutas sin duda provocará la llegada de más pateras y también espectaculares saltos de las vallas de Ceuta y Melilla, unas imágenes impactantes que llenarán los telediarios y que suponen un problema específico en esa frontera y en esas ciudades. Pero la llegada de inmigrantes sigue aún por debajo de las del año 2006 –con la crisis de los cayucos–, e incluso si llegamos a esas cifras, el problema real no será una crisis migratoria que ponga en peligro el Estado del bienestar, como plantea el líder del PP, sino una posible crisis humanitaria por la gestión de esas personas en los colapsados centros de recepción de migrantes en Andalucía, Ceuta y Melilla.

Hay un problema y se va agudizar en los próximos meses. A esa ola se quiere subir Casado. No es un problema nuevo ni imposible de gestionar; ya pasó antes con la llegada de los cayucos a Canarias. Pero es un problema diferente y de una magnitud muy distinta a la que señala el nuevo líder del PP.

Pablo Casado: “Tenemos que ser responsables y no populistas”

Y eso es justo lo contrario a lo que está haciendo Pablo Casado.

DATOS | Las cifras oficiales sobre inmigración demuestran la desproporción del discurso alarmista de Casado

23 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Las cifras de inmigración de 2018, en contexto

Comparación de las 24.000 personas que han llegado a España de forma irregular en 2018 con otras variables

Inmigrantes Madrid Nacidos fuera de la UE Turistas Islas CanariasWanda Metropolitano Emigrantes

“No es posible que España pueda absorber millones de africanos que quieren venir a Europa buscando un futuro mejor”,  ha afirmado este fin de semana Pablo Casado. El líder del Partido Popular cita dos cifras concretas. Según ha indicado, “un millón de inmigrantes esperan en las costas libias” para viajar a Europa y “50 millones de africanos están recabando dinero para poder hacer esas rutas” migratorias. Su discurso, además de indignación entre ONG y expertos, ha dejado una gran incógnita: ¿de dónde ha obtenido estas cifras?

Ni siquiera su partido conoce el origen de los datos en los que se basa un discurso que ha valorado como “muy acertado”. “Es la típica cifra que no permite contrastación, por lo que es una declaración ideal para quien quiere impulsar el miedo a la inmigración”, señala Amparo González, socióloga del CSIC experta en Migraciones.

La única manera de poner en contexto las declaraciones de Casado consiste en acudir a los datos de los que sí conocemos el origen. Las cifras que están demostradas y de las que sabemos su fuente. Las que arrojan conclusiones muy diferentes a la situación de alarma descrita por el Partido Popular.

La cifra más baja lanzada por Pablo Casado se encuentra muy alejada de la realidad migratoria experimentada en los últimos años en la Unión Europea. Desde 2016, 597.772 personas han llegado a través de todo el Mediterráneo. Si se cuenta desde 2005, han alcanzado España de forma irregular 221.190 personas.

Los 50 millones de africanos que, según Casado, están “recabando dinero para tomar” las rutas hacia Europa no se encuentran en ningún estudio reciente. El líder del Partido Popular defendía haber obtenido la cifra de “alguna ONG”, aunque este lunes ha modificado su fuente. Tras ser cuestionado de forma insistente por los periodistas, ha indicado que sus datos provienen de unas declaraciones realizadas por el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. “Tajani decía que podía haber decenas de millones de subsaharianos” que podrían llegar a Europa, ha insistido Casado este lunes.

En las citadas declaraciones, publicadas por el medio alemán Die Welt, Tajani aseguraba, sin detallar tampoco fuente alguna, que “hasta 30 millones de africanos podrían llegar a la Unión Europea”.

Según el análisis realizado por Amparo González de los datos arrojados por la Estadística sobre Migraciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), se estima que en los últimos diez años han llegado a España alrededor de 500.000 personas de nacionalidad africana. Se trata de los extranjeros registrados en el padrón municipal entre 2008 y 2017, entre las que se encuentran vecinos con papeles y sin papeles.

“Esta estadística incluye a aquellas personas de nacionalidad africana que entran de forma legal o irregular en España, y llevan el suficiente tiempo para decidir quedarse y empadronarse. Esto supone medio millón de los 1.216 millones de población de toda África”, detalla la socióloga. “Estos datos evidencian que hay algo que no se sostiene. O tenemos un control fronterizo tremendamente eficaz o no hay tantas personas africanas que intentan venir a Europa”.

El foco de Casado, en África: ¿por qué?

El discurso antiinmigración del Partido Popular está centrado en un origen específico: África. Es la población del continente para la que, dice, “no hay papeles para todos”. Los datos del INE demuestran que la población migrante africana en España supone tan solo un 12% del total de inmigrantes en el país entre 2008 y 2017, ambos años incluidos.

Los datos más recientes apuntan que ningún país del África subsahariana se encuentra entre las principales nacionalidades de origen de los migrantes que se han empadronado en España en 2017. La principal nacionalidad es la venezolana, seguida de la marroquí, la colombiana, la rumana y la británica. El primer país subsahariano se encuentra en el puesto número 30 de las principales nacionalidades de inmigrantes asentados en España durante el año pasado, según los datos del INE.

Las cifras de personas llegadas de forma irregular a España en 2018 por la ruta marítima y a través de Ceuta y Melilla, 23.993, aún no han alcanzado las registradas en el año 2006, cuando se produjo el mayor número de entradas irregulares en la historia de España, en la que se denominó “la crisis de los cayucos”. En aquel momento, 39.180 personas alcanzaron las costas españolas y 2.000 migrantes lo hicieron a través de las fronteras de Ceuta y Melilla.

¿Es una “emergencia”?

La llegada de migrantes a España durante los últimos meses se está tratando de “emergencia” por parte del Partido Popular, Albert Rivera y un documento oficial adelantado por El Mundo. Sin embargo, el número de entradas irregulares registrado en 2018 se aleja de la cifra de personas que han alcanzado los otros dos países europeos con fronteras exteriores, Italia y Grecia, cuando el flujo migratorio recibido por estos también fue calificado de “crisis”.

En 2015, alrededor de un millón de personas, la mayoría refugiados sirios, alcanzaron las costas griegas en un éxodo humano solo comparable con la crisis humanitaria derivada de la Segunda Guerra Mundial. En octubre de aquel año, 211.663 personas atravesaron el Egeo en embarcaciones precarias. A España han llegado 23.993 en 2018.

La “crisis” de asistencia en la recepción de pateras en Andalucía se ha producido con la llegada de alrededor de 13.366 personas en junio y julio. Desde Andalucía Acoge insisten en que el “colapso” en la atención del Gobierno a los recién llegados se debe a la “falta de previsión”, pues recuerdan que se tratan de cifras “asumibles” en un país que lleva recibiendo pateras desde hace 30 años.

Italia lleva desde 2013 recibiendo un flujo formado por un mínimo de dos mil migrantes al mes, registrando picos de alrededor de 20.000 entradas mensuales. Esta tendencia se ha mantenido hasta este año, cuyas entradas marítimas han descendido notablemente, coincidiendo con el aumento registrado en la ruta Marruecos-España.

La única cifra similar a las arrojadas por Casado se encuentra en varios informes de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), el más reciente datado de 2016, que estima la cifra de “inmigrantes residentes en Libia” entre las 700.000 y el millón de personas. En los estudios donde la OIM incluye esta cifra no realiza ninguna mención a la supuesta intención de estas personas de llegar a Europa.

Encuestas sobre el “deseo” de migrar

La experta del CSIC también recuerda la trampa que puede esconderse en las encuestas que reflejan “el deseo” de migrar de una población específica de África. “Para realizar encuestas que miden las posibilidades reales de una población de migrar, se empieza midiendo el deseo a través de la pregunta “¿Estarías dispuesto a migrar a un país europeo?”, explica la socióloga. Según sostiene, en un primer momento el porcentaje de respuestas afirmativas es muy elevado.

“Por ejemplo, en un país de África con tendencia a migrar, puede que el 50% responda que sí. La inmigración tiene muy buena fama, el que migra es un héroe. Por eso, después, es necesario lanzar una batería de preguntas más concretas”, añade. Algunas de ellas hacen referencia a si las personas encuestadas “tienen intención de irse en los próximos dos años o seis meses y si han realizado alguna gestión para cumplir su objetivo”, añade González. Una vez superada esta fase del estudio, apunta, las respuestas afirmativas suelen caer.

Lo que se ha ocultado detrás del conflicto de banderas: la borbónica y la independentista

15 agosto, 2018

Fuente: http://www.publico.es

Vicenç Navarro
Catedrático Emérito de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universitat Pompeu Fabra

En España y en Catalunya el gran tema de sus establishments político-mediáticos es el tema interterritorial (también llamado nacional), que lo absorbe prácticamente todo. Tal tema centra la vida parlamentaria tanto en las Cortes Generales españolas como en el Parlament de Catalunya, así como en los mayores medios de información del país. Si se analiza, sin embargo, cuáles son los problemas reales de la gente normal y corriente, se ve fácilmente que los temas que les preocupan son otros. Y uno de los más importantes es el deterioro de la calidad de vida y bienestar de la mayoría de la población, que se ha ido produciendo en los últimos diez años como parte de lo que se conoce como la Gran Recesión, y que lejos de haber desaparecido continúa golpeando a las clases populares de una manera muy marcada. Pero no toda la población está sufriendo igual. En realidad, a algunos sectores les ha ido pero que muy bien durante tal período. Veamos los datos.

¿Cómo ha evolucionado la distribución de las rentas en España, incluyendo Catalunya?

Un indicador valioso para definir a quién le va bien y a quién no le va bien es la distribución de las rentas en el país. Y mirando esa distribución se puede ver que las rentas del trabajo (el dinero que la gente recibe del trabajo que realiza, predominantemente a través de los salarios) en España, incluyendo Catalunya, han ido bajando y bajando durante los años de la Gran Recesión, mientras que las rentas del capital (es decir, el dinero que los ricos y superricos obtienen de la propiedad de los bienes que generan renta, como por ejemplo acciones en el banco) han ido subiendo y subiendo durante el mismo periodo. Las primeras rentas –las del trabajo- han pasado de representar el 50,1% de todas las rentas en 2008 (primer año de la crisis) a un 47,3% en 2017, y en Catalunya han descendido incluso más, pasando de un 50,1% a un 45,9% durante el mismo periodo. Este descenso contrasta con lo que ha ocurrido en el promedio de la Unión Europea de los Quince (UE-15), que es el grupo de la UE que tiene mayor nivel de desarrollo económico. En esta comunidad -de la que formamos parte- las rentas del trabajo han subido ligeramente en vez de bajar, pasando de representar un 47,9% a un 48% durante el mismo período 2008-2017.

Este descenso de las rentas del trabajo ha ocurrido en España a la vez que hemos visto un incremento de las rentas del capital (de los superricos y ricos), que han pasado de representar un 41,7% de todas las rentas en 2008 a un 42,4% en 2017, incremento que en Catalunya ha sido incluso mayor, pasando de un 42,1% a un 44,5% durante el mismo período. En el promedio de la UE-15, por el contrario, las rentas del capital descendieron, en lugar de subir como en España, pasando de un 40,9% a un 40,1% en el período 2008-2017.

¿Qué ha causado esta redistribución de las rentas de abajo hacia arriba?

Varias son las causas de lo que acabo de describir. Pero una de las más importantes fue la aplicación de las políticas públicas neoliberales llevadas a cabo por los gobiernos españoles y catalanes durante el período 2009-2017, tales como las reformas laborales (que han empoderado al mundo empresarial a costa del mundo del trabajo), las reformas fiscales (que han favorecido a las rentas del capital a costa de las rentas del trabajo) y las políticas de austeridad (que han dañado especialmente a las clases populares al reducirse los servicios públicos como la sanidad, la educación y otros a costa de favorecer a los servicios privados utilizados por la gente con más dinero). Tales políticas fueron impuestas a la población (y digo impuestas pues no estaban en sus programas electorales) por los gobiernos españoles (el gobierno Zapatero del PSOE primero -2004/2010- y el gobierno Rajoy del Partido Popular después -2010/2018, y desde el 2015 con el apoyo de Ciudadanos-) y por los gobiernos catalanes (el gobierno Mas de Convergència i Unió desde 2010 a 2012, y con el apoyo de ERC de 2012 a 2015, seguido del gobierno Puigdemont –también de Convergència, que gobernó en alianza con ERC y con el apoyo de la CUP– durante el periodo 2015-2017).

Los equipos económicos del gobierno Zapatero eran de orientación neoliberal, siendo Jordi Sevilla el mayor ideólogo de aquel gobierno en áreas económicas (en el libro De nuevo socialismo, del mismo Jordi Sevilla, este se preguntaba si “alguien puede defender a estas alturas del siglo que un programa socialdemócrata debe ir a favor de más impuestos y más gasto público”), dicho en uno de los países que tiene uno de los gastos públicos y los ingresos más bajos de la UE-15. La sensibilidad neoliberal del gobierno español fue incluso más acentuada en el gobierno Rajoy. Y en Catalunya los equipos económicos del gobierno Mas primero, y de Puigdemont después, fueron claramente de orientación neoliberal, muy inspirados por uno de los economistas más ultraliberales de Catalunya, el Sr. Sala i Martín, uno de los principales consejeros de Davos, el Vaticano del pensamiento ultraliberal hoy en el mundo, y el gurú de TV3, la televisión pública controlada abusivamente por el gobierno independentista convergente. Tal ideología neoliberal ha estado presente en todas las consejerías del gobierno catalán, incluyendo en sanidad, cuyo consejero, Boi Ruíz (que había sido el jefe de la patronal sanitaria privada), privatizó masivamente la sanidad catalana (entre 2010 y 2016, cuando fue conceller de Salud). En coherencia con su ultraliberalismo, el gobierno catalán de Convergència fue uno de los gobiernos autonómicos en España (y en la UE-15) que hizo mayores recortes en los servicios públicos del Estado del BienestarDurante el período del gobierno convergente de Mas (2010-2015), y después, durante el gobierno independentista presidido por Puigdemont 2015-2017 (liderado por Convergència, con el apoyo de ERC dentro, y de la CUP fuera), el gasto público social de la Generalitat de Catalunya descendió un 11% (entre 2010 y 2017). En sanidad, el gasto sanitario pasó de representar un 5,8% del PIB en 2009 a un 5,2% en 2014. En España pasó del 6,8% al 6,4% en el mismo período. En educación pasó del 3,64% a un 3,60% (en España, de un 4,34% a un 4,15%). Y así un largo etcétera.

Si analizamos estos recortes desde el punto de vista del presupuesto de la Generalitat dentro de ese periodo 2010-2017 (gobernada primero por Mas y después por Puigdemont), el gasto público sanitario cayó un 10,4%, el educativo un 9,9%, el de vivienda un 50,6%, el de protección social un 7,1%, el de promoción social un 31% y así otro largo etcétera. Como ya hemos indicado, los recortes en España fueron de los más acentuados de la UE-15, y dentro de España, Catalunya fue la comunidad autónoma que tuvo mayores recortes.

Y, ¿cómo puede ser que tales gobiernos neoliberales continuaran gobernando durante tanto tiempo (y en Catalunya continúen gobernando)?

Una respuesta a esta pregunta es que el gobierno del PP en España y el gobierno independentista liderado por Convergència (que tienen a su disposición enormes aparatos de información y persuasión) han promovido la percepción de que la economía se ha recuperado y hemos salido ya de tal recesión. Los testarudos datos, sin embargo, cuestionan esta percepción. En realidad la tasa de paro en 2017 era un 110% mayor que en 2007; el porcentaje de personas en paro de larga duración era un 353% más grande; el porcentaje de trabajadores con salarios bajos (que cobran un 33% del salario medio por trabajador) era 24% más elevado en el caso de personas solteras sin hijos. Y así un largo etcétera. En realidad la tasa de riesgo de pobreza es hoy tanto en España (22%) como en Catalunya (19%) uno de los más altos de la UE-15 (16%). Y un tanto igual ocurre en cuanto a la pobreza infantil (25% en Catalunya y 31% en España).

Otros indicadores detrás de los cuales hay también un enorme sacrificio, dolor y malestar son las tasas de ocupación (gente que se encuentra trabajo) entre los jóvenes, de nuevo de las más bajas de la UE-15 (24% en Catalunya y 18% en España, mientras que en la UE-15 es de un 35%). Un tanto igual para las tasas de ocupación de las mujeres y de los hombres en general, siendo entre las primeras más bajo que entre los hombres. Todos estos datos atestiguan la falsedad de que España y Catalunya hayan recuperado los niveles de bienestar económico que existían antes de la crisis.

El enorme poder de los establishments político-mediáticos de España y Catalunya

Una de las causas de la continuidad de tales fuerzas políticas en el gobierno es su capacidad de desviar la atención política y mediática de la crisis social a la crisis interterritorial. La crisis social mostrada en este artículo está ocultada detrás del GRAN TEMA: EL INTERTERRITORIAL, que lo esconde todo. Un ejemplo de ello es lo ocurrido en los pasados días. La gran noticia de la semana es que el candidato vencedor en las primarias para escoger la presidencia del PP (el partido más de derechas en España, que en el espectro político europeo es la ultraderecha) ha sido el Sr. Pablo Casado. Pero lo que no se ha dicho es que su principal asesor económico es Daniel Lacalle, que en política fiscal está incluso más a la derecha que el presidente Trump de EEUU. Su intención es reducir todavía más el sector público (uno de los más subdesarrollados en infrafinanciados de la UE-15), incluyendo los servicios públicos como, entre otros, la sanidad, la educación y la vivienda social, y las transferencias públicas -como las pensiones-, privatizándolas lo máximo posible, junto con enormes bajadas de impuestos que beneficiarían en su mayoría a las rentas superiores. El pensamiento de tal economista es casi idéntico al sostenido por Sala i Martín, citado ya antes en el artículo, que ha sido el gurú de Convergència, y cuya portavoz es la economista Elsa Artadi, que ha sido traductora de sus libros. Es el gran triunfo del ultraneoliberalismo, ambos, insisto, más a la derecha que el equipo económico del presidente Trump. Mientras, en el último congreso de Convergència (ahora llamado PDeCAT) dos de las personas más aclamadas fueron el expresidente Mas y también el Sr. Puigdemont, ambos responsables de la aplicación de las políticas que han hecho tanto daño a las clases populares catalanas. Naturalmente que el aplauso no era por la aplicación de tales políticas. Tal como también ocurrió en el último congreso del PP, el aplauso a Casado y, en Convergència, a Mas y Puigdemont era por su nacionalismo extremo, que está dominando la vida política de este país, y cuyo conflicto de banderas está creando gran número de tensiones, con las cuales se ocultan otras realidades, y muy en especial, la gran crisis social creada precisamente por aquellos “superpatriotas” que hoy enarbolan con mayor frecuencia las banderas de los dos bandos nacionalistas del país: el borbónico y el independentista. Un caso claro de cómo el conflicto de banderas está ocultando y sustituyendo el conflicto entre las clases populares por un lado, y los de arriba de siempre por el otro, una lucha que continúa vigente en este país. Así de claro.

La mano que mece la publicidad institucional

8 agosto, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

Producen auténtica estupefacción las evoluciones del Partido Popular para sustituir la figura de su presidencia, sin cambiar nada. El PP ha apostado por la continuidad, intensificando su derechización. Las mismas o mayores mentiras, la cara de aquí no pasa nada con la corrupción que les echó de La Moncloa o el descomunal inflado de militantes.  Los candidatos han tenido el descaro de presentar como avales de triunfo hasta a exministros reprobados o tocados al máximo como José Manuel Soria, en el caso de Pablo Casado.

Más aún, los discursos al inicio de su Congreso han mostrado un PP profundamente airado y soberbio. El ideario común ofrece un Partido Popular que considera ilegitimo el voto de millones de personas a partidos democráticos cuyo ideario no comparte. El poder les pertenece por derecho y se lo han robado.  Cospedal, la secretaria general saliente, ha llegado a calificar de “felonía”, traición, la moción de censura de Pedro Sánchez “destructiva”. Todo es ETA ya. Hasta Sáenz de Santamaría para Pablo Casado.

Les han echado de La Moncloa pero no de todo el poder. Cualquier ciudadano que use su cabeza deducirá que los grados de corrupción de las instituciones a los que ha llegado España hubieran sido imposibles sin complicidades de peso. Desde luego un periodismo vigilante  -que masivamente cumpliera su función-  lo hubiera denunciado con contudencia.

Bien caro nos costó. El PP usó profusamente el dinero de nuestros impuestos para beneficiar, de forma desproporcionada y arbitraria, a medios que defienden su modelo. Corrupción incluida, se diría. La publicidad institucional repartida por la actual presidenta del Congreso Ana Pastor cuando era titular de Fomento, da buena prueba de ello. Benefició en particular a Losantos, La Razón, ABC y El Mundo. Y de la actitud: han tenido que revelar los datos a petición de eldiario.es y forzados por sentencia judicial.

Y ahí andamos porque para buena parte de los medios convencionales los auténticos enemigos son quienes quieren limpiar la putrefacción que nos anega. No hay parangón entre la virulencia que despliegan contra todo lo que no sea derecha o bipartidismo clásico que contra los corruptos incluso.

No es solo cuestión de ayudar a la subsistencia de los amigos, las contrapartidas a estas subvenciones tienen una decisiva influencia sobre la sociedad.  Hurtar  o manipular noticias priva a los ciudadanos del derecho a la información y fomenta creencias erróneas.

El trabajo de muchos periodistas ha ido descubriendo datos de esta prebenda en forma de la llamada eufemísticamente “publicidad institucional”. Es una larga cadena que incluye la administración central con todos sus ministerios, organismos y ramificaciones, se expande por autonomías, ayuntamientos y todo tipo de corporaciones locales y también internacionales. Por supuesto, no ha sido solo el PP quien ha incurrido en esta práctica. Es un capítulo a revisar profundamente.

En un trabajo anterior, hace dos años, vimos las distintas regalías de Ana Botella o Esperanza Aguirre en Madrid –comprueben el tratamiento recibido por ellas y el dispensando a Manuela Carmena-. Y de otras autonomías y ministerios. Ana Mato, condenada expresamente en Gürtel, favoreció a medios afines de forma desorbitada  al frente de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales. La Gaceta de Intereconomía (que llegó a cerrar por falta de ventas) y La Razón, el periódico menos leído de los nacionales, obtuvieron hasta 27 veces más publicidad que 20 Minutos y El País, que eran entonces los de mayor tirada.

Portada de La Razón

ABC y La Razón han venido presentado a Rajoy como un aguerrido líder, mientras atacaban ponzoñosamente a sus rivales políticos. La prensa no debería tener rivales políticos, pero en España los tiene dada su implicación.

2013, apoyando a Ignacio González
2013, apoyando a Ignacio González

La hemeroteca guarda portadas especialmente hirientes. Como la de ABC en la que nos vendían las excelencias del equipo ejemplar del PP de Madrid. Si habrán cambiado poco las cosas que Casado nos ofertó otro Team bien similar.

Las televisiones y radios de los grandes consorcios se han comportado de forma similar. Marcando a quién odiar, y a quién salvar. A menudo, en contra de los intereses de los ciudadanos que, sin embargo, “compran” dolorosamente los mensajes como vienen y los difunden.

La pública, RTVE, ha sido en manos del PP de Rajoy, sigue siendo hoy aún, una fábrica de esconder información y manipularla. Cientos de denuncias de los consejos de informativos lo certifican. “El Telediario de TVE ha contado, transcurridos 10 minutos desde su inicio, que el PP ha sido encausado por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas, aunque no contenían información relevante”. 1 de Diciembre de 2017, escribí, una vez más. De esta forma, más de dos millones de televidentes de cada edición se hacían una idea completamente distinta a la real.

El PP está roto, derechizado, furioso, infectado… vivo. Como demuestra el camino mediático surcado estos días. Está vigoroso todo el engranaje. La Audiencia Nacional va a investigar, nos dicen, las grabaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein al Rey Juan Carlos I, anterior Jefe del Estado.  Algo que produce –a mí al menos- una sensación ambivalente. De un lado la necesidad de indagar si existen responsabilidades por un uso fraudulento de nuestro dinero, si lo hubiere. Por este sistema que termina creando redes de impunidad en la que todos actúan de testaferros. Del otro (por así decirlo), el origen mediático de la filtración que la tizna gravemente. La cautela ante lo que no termina de cambiar.

La cuerda floja, entre aciertos y errores, puede romperse en cualquier dirección. O no, si se sustituye por un soporte sólido.

No es proteccionismo contra libre cambio: es guerra comercial

20 julio, 2018

Fuente: http://www.eldiario.es

El establecimiento de aranceles y otras medidas de proteccionismo comercial en los Estados Unidos se están interpretando como una agresión liderada por su presidente con el fin de defender los intereses nacionales de su país a costa del libre comercio que hasta su llegada prevalecía en el planeta.

Es verdad que Trump emprende esta batalla afirmando a todo el mundo que “América es lo primero y sólo América la primera” pero yo creo que ésa es una interpretación simplista e incluso interesada que no refleja la realidad de lo que está sucediendo, ni de lo que ha sucedido antes, ni permite anticipar lo que muy posiblemente vaya a ocurrir en el futuro.

No es verdad que Trump esté combatiendo el libre comercio por la sencilla razón de que el libre comercio no ha existido nunca en nuestro planeta como régimen comercial mínimamente extendido. Lo reconocía hace unos meses alguien tan poco sospechoso como Pascal Lamy, ex director general de la Organización Mundial del Comercio: “El libre comercio no existe (…) Es un falso tema de controversia. Estas discusiones sobre el libre comercio son en gran medida fantasía. Lo que existe en la realidad es un movimiento de apertura comercial, que ha experimentado aceleraciones y desaceleraciones a lo largo de la historia” (Pascal Lamy: Libre-échange et discours protectionnistes).

Es verdad que en los últimos decenios se ha producido un incremento continuado del comercio internacional pero eso se ha producido en un doble contexto de protección comercial.

Por un lado, las grandes potencias (Estados Unidos, Unión Europea, Japón, China…) han protegido sus intereses, la mayoría de las veces sin disimulo, mediante todo tipo de medidas: subsidios a su producción, aranceles cuando han podido, cuotas de importación, devaluaciones competitivas de sus monedas… Según el Global TradeAlert elaborado por CreditSuisse, a la llegada de Trump en Estados Unidos se mantenían 1.280 medidas proteccionistas en vigor y según un estudio reciente en los últimos cuatro años se han tomado 3.439  nuevas medidas de este tipo en todo el mundo ( Protectionism. Trade war reloaded).

También es cierto, por otro lado, que se han firmado un buen número de acuerdos presentados como “de libre comercio” pero, en realidad, no lo son. Unas veces, porque se basan en tratar igual a los desiguales y eso simplemente protege el interés de los más fuertes. Y otras, porque lo que buscan y consiguen no es promover abiertamente el comercio en general y en igualdad de condiciones sino proteger a las grandes compañías transnacionales (proporcionándoles mejores condiciones de actuación, jurisdicciones privilegiadas, menos controles o menos sujeción a obligaciones sociales o medioambientales…).

El país más proteccionista del mundo

Es imposible poner un solo ejemplo de una gran potencia que haya llegado a serlo renunciando al proteccionismo e impulsando sincera y efectivamente el libre comercio. Lo que siempre han hecho ha sido protegerse a sí mismas y a sus grandes empresas y utilizar su poder para obligar a que las economías más débiles abran sus fronteras. Y Estados Unidos en concreto ha sido, con mucha diferencia, el país más proteccionista del mundo de 1990 a 2013, según el mencionado informe de CreditSuisse.

El planeta ha vivido en los últimos decenios bajo un régimen comercial de proteccionismo de las grandes potencias mutuamente consentido (y que, precisamente por ello, ha podido desarrollarse en condiciones de suficiente equilibrio), en un contexto, eso sí, de progresiva apertura comercial.

La novedad de las medidas de Trump no es, por tanto, que sean proteccionistas o contrarias al libre comercio sino que se están llevando a cabo de modo explícito, sin disimulos, unilateral y agresivo, pudiendo llevar consigo una auténtica guerra comercial.

La diferencia puede parecer demasiado sutil o incluso un simple juego de palabras, pero creo que no lo es.

Es cierto que el proteccionismo de las grandes potencias, que nunca ha desaparecido, como acabo de señalar, representa siempre una cierta agresión hacia las demás: el resto de los países no han dejado de reclamar a China, por ejemplo, que deje de manipular su moneda para no darle ventajas artificiales a sus exportaciones, y Europa y Estados Unidos no han dejado nunca de tener controversias y conflictos comerciales por sus diferentes formas de regular o incluso por sus subvenciones o aranceles. Pero lo que está empezando a ocurrir ahora es que las medidas de Estados Unidos no se dan en el anterior clima de concesión mutua y de respeto al status quo, que es lo que diferencia un clima de competencia económica, más o menos agresiva pero aceptada, de una guerra comercial .

Cuando se produce una escalada de respuestas más o menos generalizadas a la agresión inicial (como ocurrió en 1930 cuando Estados Unidos elevó unilateral y rápidamente sus aranceles), cuando se desata la guerra, lo  que viene inmediatamente después es una caída en cadena del comercio internacional con efectos depresivos ya ampliamente analizados en la historia económica.

Hoy día sabemos que las guerras comerciales casi nunca resuelven los problemas que supuestamente trata de solventar el país que las desata con sus medidas proteccionistas. En este caso, Trump no va a defender los intereses de América y de los americanos en su conjunto ni va a salvar a los sectores económicos que pretende proteger. Actualmente, las empresas estadounidenses y en realidad todo su comercio internacional forman parte de cadenas internacionales de valor, de modo que las medidas proteccionistas de Trump sólo van a producir subidas de precios que proporcionarán beneficios extraordinarios a unas pocas empresas pero menos renta efectiva y menos ventas al conjunto de la economía (los aranceles sobre las importaciones de acero o aluminio, por ejemplo, van a perjudicar a las industrias del automóvil y la construcción). Tampoco van a hacer más competitivos a los sectores a quienes se trata de proteger porque éstos tienen problemas estructurales que no se curan eliminando la competencia exterior.

Cuando la protección no es mutuamente consentida, como ahora, se busca hacer daño con ella. Y eso es lo que harán China o Europa apuntando a los intereses y sectores que más empleo generan en Estados Unidos o incluso a los que en mayor medida apoyan electoralmente a su presidente. Trump ni siquiera conseguirá mejorar el balance exterior estadounidense porque está estableciendo aranceles a productos que se utilizan como inputs intermedios en su industria nacional: lo comido por lo servido. Estados Unidos se va a pegar un tiro en el pie.

La historia económica también nos ha enseñado que las guerras comerciales suelen traer consigo problemas monetarios de toda índole y crisis financieras, que las medidas agresivas que llevan consigo se imponen rápidamente pero luego son más difíciles de eliminar y que no suelen tener vencedores sino que pierden casi todos los que se ven involucrados en ellas.

Pero si hay algo especialmente preocupante de entre lo que nos enseña la historia económica de las guerras comerciales es que, con mucha frecuencia, terminan en conflictos armados y a veces generalizados. No lo olvidemos, porque quién sabe si detrás de una estrategia comercial de apariencia nacionalista y de factura económica tan torpe lo que hay en realidad es una ofensiva de la poderosa industria armamentística.

Aspirar a que exista un comercio completamente libre es una excusa para proteger a los más fuertes y creerse el discurso de quienes dicen que lo defienden es una ingenuidad que se paga caro. Pero pensar que el proteccionismo a ultranza puede resolver los problemas de las sociedades modernas es una simpleza quizá peor. Se necesita un sistema mundial de acuerdos multilaterales basados en la equidad y el equilibrio, en la protección de los más débiles, en el uso sostenible de los recursos naturales y en la salvaguarda de los intereses futuros de la humanidad. Todo lo contrario de lo que lleva a la guerra que se avecina.